Posible estafa en los Eurofighter austriacos

Imagen de Euro Military Power Jet

Fuente:  Infodefensa.

El supuesto fraude viene de 2003. Los austriacos se sienten engañados en el precio de la compra de los cazas, en la entrega y en el equipamiento de los aviones.

Las averiguaciones incluyen a Tom Enders, máximo responsable de Airbus (que fabrica los Eurofighters), al que han llamado a declarar en calidad de investigado.

Austria encargó un total de 18 cazas por un precio de 2.000 millones de €.  Tras renegociar el contrato el total quedó en 15 aviones por 1.700 millones de €.

El proceso ha sido largo.  El primer pedido fue realizado por el gobierno de los conservadores, 3 años después se inició la primera comisión de investigación que se cerró sin llegar a ningún acuerdo.   El segundo acuerdo, el de los 15 aviones, fue firmado por el gobierno de los socialdemócratas.   Luego, tras nueve años desde la firma del primer contrato, se hizo otra comisión de investigación en 2012.  Aquí se llegó a decir que si se descubrían prácticas corruptas se podría rescindir el contrato y se devolverían los aviones.  Esta comisión ministerial cifró el perjuicio en 1.100 millones de €.

¿En España no han ocurrido estas malas prácticas?  ¿Estamos seguros?  ¿Ningún parlamentario está dispuesto a investigar o a preguntar por estos casos para comprobar si hay alguna conexión?

Share

jornadas antimilitaristas en Guadalajara

Mañana viernes, dentro de las jornadas antimilitaristas que se celebran en Guadalajara en respuesta al desfile militar que el sábado tendrá lugar en dicha capital, participaremos en una charla, con el título “Propuestas antimilitaristas de lucha social y alternativas a la defensa militar”

La charla será en la C/ Marqués de Santillana 18, de Guadalajara, en el local de El Rincón Lento.

Hora: 18.00

Convoca: Sindicato de Oficios Varios – CNT Guadalajara

Invitamos a quienes tengáis la oportunidad de acudir, a participar en esta charla.

 

Share

Exhibición militarista en Barcelona a finales de mayo

BRUC

Por Fredrik Nyberg

Fuente: El Confidencial Digital 

Dentro de esa peculiar idea de la “cultura de defensa” que mantiene el Ministerio de Defensa y todo el aparato estatal, algo así como “si no quieres sopa, te atizo dos platos”, este año se han empeñado, junto a la retahíla de actos mas o menos casposos (juras de bandera de señoras con peineta y señores con traje de comunión, apertura de cuarteles para que los niños vean el material de videojuego que tienen, ensayos y tertulianos carpetovetónicos contando gestas y vomitando tópicos infumables, desfiles variopintos con sus aquiescentes alcaldes decorativos y todo, etc.)  con demostrar el despliegue de artefactos militares en Barcelona.

No sabemos quién habrá sido el lumbrera de turno al que se le ha ocurrido la brillante idea de exhibir en el Cuartel del Bruch (por cierto ninguneando la reivindicación catalana de transferirlo de una vez para usos civiles) toda la parafernalia posible de carros Leopard, helicópteros Tigre y drones militares.

Será en la “jornada de puertas abiertas” que tendrá lugar entre el viernes 26 de mayo (de 17:00 a 20:00) y todo el sábado 27 y domingo 28 (de 10:00 a 20:00).

Y es que los ciudadanos que se acerquen al cuartel de El Bruch tendrán la oportunidad de ver de cerca tanques y otros vehículos que están entre el armamento más moderno de las Fuerzas Armadas.

Lo inoportuno de esta exhibición salta a la vista por múltiples razones. ¿Se exhibe para que se fascinen los catalanes con la idea de España?, ¿para que desechen la idea del referéndum por el que, salvo la minoría más recalcitrante, vienen clamando desde hace tanto tiempo?, ¿para fastidiar a Ada Colau que, en plena coherencia con sus ideas (coherencia que a otros les desfallece al primer toque de corneta) no quiere militares en las calles de Barcelona?

Vean, vean el descabellado dispositivo pensado por esa cabeza granítica al servicio de el adoctrinamiento militar al que llaman “cultura de la defensa”

Por ejemplo, en el patio de El Bruch estará estacionado un Tigre: un helicóptero de ataque que incorporó hace años el Ejército de Tierra -concretamente al Batallón de Helicópteros de Ataque-, y que está considerado una de las armas más modernas de la fuerza militar española. De cuatro toneladas de peso, viene artillado con cuatro misiles Mistral, un cañón de 30 mm y 68 cohetes de 68 mm.

En Barcelona esos días también exhibirá Defensa uno de sus UAV o aviones no tripulados: uno de los conocidos drones RPAS, fabricado por Israel, que cuenta con cámaras y sensores para transmitir imágenes a la estanción de control en tierra desde la que es pilotado.

Además, en estas jornadas de puertas abiertas por el Día de las Fuerzas Armadas los barceloneses podrán ver de cerca un buen número de vehículos terrestres, entre los que destaca el carro de combate Leopard 2-E (62 toneladas) como los que España ha enviado a Letonia como parte del despliegue de la OTAN frente a Rusia.

En El Bruch también estarán estacionados un vehículo de combate Pizarro, un vehículo de caballería Centauro, un Vamtac de alta movilidad táctica, o un vehículo de transporte RG-31, que sustituyeron a los viejos BMR en las patrullas en misiones en el extranjero como Afganistán. También habrá un cañón de artillería autopropulsado ATP-M 109.

Menuda retahíla. Menudo despliegue de militarismo aterrador y zafio.

Y menuda oportunidad para incluir de forma tajante la desmilitarización social, cultural y del espacio urbano en la política de paz de Barcelona.

Share

Otro paso en la militarización de Canarias

CABALLERIA+CRISTO

Angel Rodriguez-Rey

Fuente: EP Canarias

Y aquí otra noticia preocupante. Canarias va a tener, a partir de ahora, una nueva unidad militar afincada en Lanzarote.

Se trata de la Unidad de Caballería que se afincará en el acuartelamiento “Marqués de Herrera” de Lanzarote, una vez se desplace allí la Unidad de caballería “Milán XVI” actualmente en la base de Bétera, en Valencia.

El traslado de esta unidad de caballería a Canarias responde a una nueva redefinición del despliegue militar, que prima Canarias como espacio de intervención y presencia militar y que se enfoca a la idea de la OTAN y la UE de ejercer su política de control militar sobre centroáfrica, haciendo de Canarias y del ejército español dos de los principales bastiones de esta nefasta idea.

Según la noticia que comentamos

Así, una vez finalizado el traslado, la Brigada ‘Canarias’ XVI contará con la misma organización que el resto de BOP del Ejercito de Tierra, logrando tener reunidas todas sus unidades en el archipiélago canario

Pero como las malas noticias suelen viajar por parejas, al desplazamiento de la unidad militar acompañarán nuevas inversiones militares en Lanzarote y un mayor gasto militar.

Nos lo venden como una oportunidad, cuando es una verdadera desgracia acompañada de mayor dependencia del militarismo:

Finalmente, resaltan que tanto la inversión en infraestructura durante los dos próximos años como la posterior llegada de todo el personal y material “conllevarán una dinamización económica y comercial de la ciudad”. Además, destacan que la situación del acuartelamiento colindante con la carretera de circunvalación (LZ-3) de Arrecife y su acceso al puerto u otras zonas de la isla, exclusivamente por carretera, evita el paso de vehículos por zonas urbanas y turísticas.

Ya lo ven. Los canarios tienen suerte, pero de la mala: A su situación estructural de injusticia y paro se acompaña ahora con la dependencia militar y el dudoso privilegio de ser cabeza de puente para las políticas agresivas hacia África.

Menuda desgracia.

Share

Deserción en el ejército israelí

Imagen de Israel Defense Forces

Fuente:  Resumen Medio Oriente.

7.000 soldados israelíes huyen del Ejército israelí al año.  La cifra es enorme, asombrosa.

Argumentan pretextos médicos y psicológicos.  No nos extraña después de ver, día sí y día no, las múltiples imágenes de soldados israelíes abusando de la población palestina, incluidas mujeres y niños.

Los datos indican que el 22% de los soldados reclutados decide abandonar el ejército durante el servicio, desglosado en un 14,6% o hombres y un 7,4% de  mujeres.

Quizá sus argumentaciones no sean pacifistas, pero sí que queda claro que las actividades que realiza el Ejército israelí no son compartidas por una buena parte de sus integrantes, tal vez por los de mayor sensibilidad moral.  Parece que, incluso, el Ejército israelí se convierte en el principal enemigo para sus propios soldados, que han de abandonarlo para poder sobrevivir psicológicamente.

Es una de las características de la violencia institucional:  provocar el hastío hasta en las personas que la tienen que ejercer.  Estas personas se ven obligadas por múltiples campañas culturales en las escuelas, en los medios de comunicación, y sufren presión de grupo por sus allegados.  Sin embargo, es normal que un ejército obligado a realizar acciones inhumanas acabe generando espacios privados y sociales de autocrítica que creen mala conciencia e, incluso, desafección.

Hace tiempo publicábamos una entrada en la que informábamos que los estudiantes israelíes también se declaraban objetores al servicio militar y al ejército israelí.

Ellos sí publicaban sus razones, que muy posiblemente, coincidan con muchos de los desertores:

  • están ocupando otro pueblo, el palestino,
  • chicos palestinos no pueden ir al colegio por culpa de los puestos de control israelíes,
  • ni tener servicios sanitarios,
  • y van a la cárcel sin ningún motivo,
  • o han sido asesinados,
  • o sus hogares demolidos,
  • Porque no se creen que estas políticas, como dice su gobierno, les mantengan a salvo,
  • porque piensan que negar los derechos humanos a los palestinos les pone en peligro a todos,
Share

Otro incendio militar

%C2%A1A+m%C3%AD+la+Legi%C3%B3n%21

Julio César Cerletti García

Fuente: EP Andalucía

Hay titulares de noticias que dejan en muy mal lugar a su redactor, como es el caso del que refiere EP Andalucía, que de aséptico y equidistante, acaba siendo cómico y deja la simpleza acrítica de quien lo publica a la altura del barro.

Controlado el incendio forestal en Sierra Alhamilla, que solo ha afectado a suelo militar“. Pásmense.

¿Podría haberse titulado “Nuevo incendio de un campo militar“, por ejemplo, o “otra vez los militares achicharran el campo”?

Sí, pero sería cargar las tintas sobre los militares, poner el foco de atención sobre la actividad militar, decir que de nuevo otro incendio de las instalaciones militares, otra muestra del peligro de la actividad militar, etcétera.

Y eso es lo que pretende, parece ser, ocultar el informante en su sesgada información.

Al parecer, el incendio “forestal” se produjo el martes en los terrenos militares de la sierra Alhamilla, anexa a la base “Álvarez de Sotomayor”, en Almería, uno de los principales campos militares de Andalucía y al servicio, en este caso, de la Legión.

Inicialmente, ante el incendio en el campo de maniobras anexo a la base (zona donde hay que recordar que está vetado el paso de civiles, lo cual es muy indiciario de cómo se produce el incendio) acudieron 47 bomberos forestales, probablemente del pueblo de Viator o de cualquier otro de los circundantes, no lo dice la noticia, que se limita a decir que eran miembros del INFOCA (el Plan de Actuación en incendios forestales de la Junta de Andalucía).

La UME, que inicialmente no acudió al desaguisado (porque la UME, como hemos denunciado alguna que otra vez, solo acude a los sitios cuando hay que hacerse una foto o cuando las cosas ya están solventadas o casi) fue la encargada de certificar la “extinción” del incendio, dice la noticia.

Resta decir que el campo de tiro, donde el incendio al parecer ha ocurrido, es utilizado para lanzar bombas, lo cual incrementa el peligro del incendio.

Una vez más, asistimos a un ejemplo (uno entre muchos) del peligro de lo militar para nuestras vidas. Eso sí, nos informan de ello de forma tal que parece que les debemos agradecimiento por ponernos en tan severo riesgo.

Share

Nueva misión del Ejército: ahora el Polo Sur

imanes

Por Sebastián Rebolledo

Fuente: Confidencial

Se pensarán ustedes que nuestra política exterior consiste, como decimos a menudo desde estas páginas, en mandar soldaditos a troche y moche a pelear en cuanta guerra haya por doquier, como si no tuviéramos otra cosa mejor que hacer.

¡Demagogos! como si nuestros soldados no hicieran otras cosas.

Y en efecto. hacen otras cosas, principalmente porque la obsesión por militarizar todos los aspectos de la seguridad hace que ahora también emprendan “ellos” misiones que no tienen el más mínimo sentido desde el punto de vista militar, como las que realiza, por ejemplo, la UME, o las que tienen lugar en el Polo Sur, donde, que se sepa, no existe ningún conflicto militar que requiera de una intervención de militares.

Pero, entonces, ¿qué hacen nuestros militares en el Polo Sur?

¿Pero es que están en el Polo Sur?

Así lo dice El Confidencial, que titula uno de sus artículos ” El Ejército se prepara para su nueva misión en el Polo Sur”.

Ya lo ven, no sólo están, sino que preparan una misión, lo cual es algo más y diferente que el mero estar.

La nueva misión comenzará el próximo mes de diciembre, cuando se desplacen a bordo del buque Hespérides hasta la base española, situada en la Isla Decepción –a 14.000 kilómetros de España-.

Vayamos reteniendo ideas:

  • El buque Hespérides, que fue pagado por la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (CICYT), aparentemente pertenece al CSIC, pero que está dado de alta en la lista de buques de la Armada española.
  • La campaña en la Antártida, que es financiada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.
  • El ejército, que la considera una misión propia ¿por qué?, ¿qué tipo de misión militar es esta?

Para este año, el ejército ha seleccionado su personal, 13 militares, preparando para ello unas jornadas de ejercicios en el Parque Natural de Posets-Maladeta, en el Pirineo oscense.

Dice El Confidencial que

El componente militar estará bajo el mando del comandante Valentín Benitez. Está integrado por un Comandante Médico, un Comandante Intendente, una Capitán Veterinaria, dos oficiales de comunicaciones, dos suboficiales de Motores, dos suboficiales de Instalaciones y dos militares de tropa que se ocuparán de cocina y alimentación.

Recapitulemos:

  • Nos encontramos ante una operación aparentemente científica pero que encubre una operación militar
  • Operación militar que no tiene sentido militar aparentemente
  • Que es sufragada por el Ministerio de Economía, otra de las contribuciones al gasto militar español,
  • Con un barco oceanográfico pagado desde una comisión interministerial ajena a Defensa pero para que el barco quede adscrito al inventario de barcos de la Armada (una manera algo curiosa de adquirir barcos para Defensa):

¿Estamos  o no ante una prueba más de la expansión del militarismo hacia todas las direcciones y comiéndole el terreno a la investigación civil?

Por si faltaba algo, hemos acudido a la página web del Ejército de Tierra para describir para qué quieren los militares ir al Polo Sur. Escalofriante:

  • Mantener la presencia de España en el territorio antártico.
  • Proporcionar apoyo logístico a la investigación científica.
  • Realizar proyectos de interés para el Ejército.
Share

La delegación de Gobierno de Madrid reprime a Desarma Madrid

Madrid se está convirtiendo en una especie de porquizal de la majadería, la arrogancia de los políticos y la infamia, y como punta de lanza de esta vanguardia del autoritarismo ultramontano, la represión de toda lucha social pacífica por medio de leyes sacadas de la noche de los tiempos por el PP y sus cómplices .

Y como no puede ser de otro modo, nos tenía que tocar la china.

O le tenía que tocar la china a un compañero cualquiera. En este caso escogieron a uno de Yayoflautas, de los muchos manifestantes que el pasado 14 de marzo nos manifestamos bajo la convocatoria de Desarma Madrid en la Puerta del Sol para protestar por la celebración en IFEMA de una feria de armas, HOMSEC, algo insólito en una ciudad digna y pacífica, si es que la hubiera.

A la manifestación acudieron diputados, concejales y otras hierbas solemnes, pero por lo que se ve, la Delegación de Gobierno decidió emprenderla contra los viandantes del común, que a lo mejor son más asustadizos.

De modo que nos han iniciado, en los lomos de un compañero al que quieren hacer promotor de todo, expediente sancionador, cuya rocambolesca y burocrática narratio facti dice así:

El día 12 de marzo de 2017, sobre las 19 horas, un grupo formado por unas cien personas se concentró en la Plaza de Sol de Madrid para expresar su protesta por la feria de armas que tenía lugar en IFEMA, entre los manifestantes destacaba usted al frente de la marcha protestando con una pancarta y haciendo uso del micrófono para emitir frases que luego eran coreadas por el resto de los manifestantes. En todo momento se le identifica como el dirigente, pues también indica a los demás cuando deben cantar o depositar en el suelo las pancartas. Asimismo usted se presentó como interlocutor con la policía y procedió a utilizar la megafonía para dar por finalizada la concentración, haciendo caso los demás manifestantes a su petición.

Dado que dicha manifestación no se había sido debidamente comunicada a la Delegación del Gobierno de Madrid, los responsables del dispositivo policial comisionados al lugar, titulares del carné número tal y cual (no los ponemos por razones obvias) procedieron a la identificación de las personas que pudieran ser responsables del acto, constatando que era usted el promotor de la convocatoria.

Mucho nos lamentamos de que tal regalo literario no lo haya echo un Umbral, más florido en su narrativa, o un Saramago, que nos hubiera divertido con más oficio, o incluso un Pemán o un de Prada, puestos a buscar un facha que al menos escriba con holgura, pero es lo que hay, un chupatintas de mala estopa y peor lírica al servicio de las intenciones de una delegada de gobierno desangelada, lo cual no habla nada bien de la reforma moral que la derecha nos pretende aplicar disciplinadamente y a golpe de corneta.

No vamos a entrar en razones leguleyas, que ya se encargarán los  compañeros de Legal Sol de recurrir la desfachatez esta y de invocar derechos humanos y positivos, razones de forma y fondo, fueros y desafueros y otras lindezas por el estilo, que parece que es el lenguaje que entiende bien esta fase decadente del rajoinato.

Pero, hombre, que uno sea promotor de un acto por el hecho de emitir frases “que luego eran coreadas por el resto” o porque indica a los demás “cuando deben cantar” o dejar de hacerlo, es mezclar el culo con las témporas. Vale que nos sirve para reírnos un rato de la aplastante “hinteligencia” burocrática, pero … una cosa es iniciar un canto y otra promover una protesta.

¿No ven que tan inconsistente razonamiento se desdice con el ejemplo (poco ejemplar) de los promotores de cosas en general y contra la propia lógica que aplican día a día los dirigentes todos, desde el plasmático presidente de gobierno en adelante, e incluso alcanzando a la Delegada de Gobierno de Madrid; ejemplo que consiste más bien en ponerse a la retaguardia (a veces incluso ocultándose de los hechos por si les pillan) y tirar la piedra y esconder la mano?.

¡Pero hombre, buenas gentes del cuerpo policial, compañeros de fatigas (cierto que en el otro lado de la lucha) en esto de protestar por la desfachatez de vuestros amos, trabajadores en funciones y ciegamente mandados por doña Concepción Dancausa (firmante del paquete a nuestro compañero) para menesteres tan poco agradables como este de amedrentar los derechos de protesta de los ciudadanos con denuncias y brabuconadas ante tropelías tales como la venta de armas de los sanguinarios señores de la guerra,..!. Vale que hacéis lo que os manda quien no sabe mandar, sino ser mandona, pero… pero eso de determinar un jefe, un promotor, un caudillo en una protesta de antimilitaristas, caracterizada por un asamblearismo incompatible con la idea de democracia que cabe en esas cabezas pétreas del PP, …¿no es pasarse?, ¿no viene en vuestro manual de diligencias anti-ciudadanas que los asamblearios no tienen jefes ni promotores?, ¿que responden todos por igual?, ¿que todos o ninguno?

Habría sido mejor “empurar” a todo el grupo, a cien euros por cabeza, en vez de a uno solo por director de cánticos y llevar una pancarta cuando pancarta llevábamos todos y la iniciativa del canturreo era más bien anárquica o si se quiere autogestionada por cada cual según le venía en gana.

¿No veis que la señora delegada de gobierno, hoy tristemente implicada en una causa por corrupción que al parecer no merece aplicación de ley de seguridad alguna, busca un chivo expiatorio no para sancionar conductas incívicas, sino para asustar a algún que otro desipstadillo por si cuela?

¿No veis que hacéis el juego a la pretensión de usar las leyes contra la ciudadanía y que eso no tiene nada que ver con proteger el orden público o la seguridad humana, sino con vapulearla?

¿No os han dicho en algún cursillo al efecto que a estos insumisos la obediencia de las leyes injustas y el miedo al castigo no les amedrenta y más bien las usan como arma noviolenta para deslegitimar la injusticia y combatirla?

En fin, que no lo ven, porque quien se empecina en obedecer a ciegas no necesita los ojos para gran cosa.

Pretende la Delegación de Gobierno de Madrid imponer una multa de cien euros, que es como matar moscas a cañonazos, porque no se les comunicó a las altas instancias gubernamentales una manifestación que, sin embargo, no está prohibida por la ley, dado que el derecho de manifestación se considera fundamental en nuestro orden de leyes.

Y el caso es que lo que va a conseguir, al margen de dejar clara la perversión de la norma sancionadora y de la actuación de la Delegada de Gobierno, es permitirnos difundir aún más la denuncia del militarismo y sus complicidades institucionales.

La Delegada de Gobierno actúa no con imparcialidad, como si dijéramos con una cierta equidistancia ante los echos, sino apostando por los señores de la guerra y su negocio. Y eso huele fatal para un olfato fino y sensible.

Y, paradoja, su denuncia a los que actúan con decencia, en este caso el compañero amenazado y los antimilitaristas concentrados, viene a convertirse en la denuncia de las fobias de la furibunda derecha y la injusticia de la sanción que se pretende imponer.

Osea, un despropósito a sumar a la cadena de despropósitos por los que una élite extractiva nos quiere hacer descender hasta el fondo de la olorosa mierda en la que navega el final decadentoso y lento del régimen.

Ladran, luego cabalgamos.

Share

Convenios del Ministerio de Defensa y la Junta de Andalucía para el cuidado de especies protegidas

Ibis+chauve+-+Geronticus+eremita+-+Malalodja+-+SWAZILAND

Agustín Povedano

Fuente: BOE

El BOE no para de darnos sorpresas inquietantes. Nos disponemos, como Proust con su famosa magdalena, a deleitar su árida lectura cuando nos sobresaltan algunas de sus farragosas explicaciones más desagradables.

¿Adivinan cómo pretende la Junta de Andalucía cuidar el Águila Imperial Ibérica (para los finolis “Águila adalberti”), maltrecha ella y necesitada de protección especial a pesar de su porte magnífico y de su historia milenaria?

Pues muy fácil, conveniando con el ejército para que la cuide en su gran territorio de uso exclusivo en Jerez de la Frontera (Cádiz); según refiere el BOE de 2 de mayo de 2017.

Se nos antoja que más bien debiera cuidarse el águila imperial de ejércitos y políticos que dejarse cuidar por ellos y sus intrigas, pero eso es harina de otro costal.

Dice el acuerdo del susanismo castizo y la castiza Dolores, que el ejército, dueño de los parajes de  Cortijo de Vicos, Garrapilos y las Marismillas, todos ellos en Jerez (entre paréntesis, los usa para que pasten sus potrencos de la cría caballar) y que los cuida con un esmero medioambiental que pasma.

Y dice además que dichos terrenos (que por cierto no pueden disfrutar los restantes mortales porque su declaración de zona  de interés para la defensa se lo impide) “ reúnen por su ubicación, características ecológicas y protección, excelentes condiciones para la conservación del águila Imperial

El convenio pone de cuenta de la Junta el compromiso de

desarrollar en los terrenos del Ministerio de Defensa relacionados en la cláusula primera actuaciones para el seguimiento, conservación y recuperación del águila imperial.

Igualmente se compromete a que todas las publicaciones, material de difusión, comunicados e información que elabore y divulgue al amparo del presente Convenio se hará siempre constar la colaboración del Ministerio de Defensa y en caso de que se trate de material o comunicaciones impresas se hará constar el anagrama identificativo del citado Departamento Ministerial.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía permitirá que el Ministerio de Defensa en sus publicaciones y comunicaciones de carácter divulgativo pueda difundir libremente las actividades que se están realizando así como hacer referencia a su participación como entidad colaboradora.

A cambio de tal colaboración, el Ministerio de Defensa recibe una gratuita propaganda de su enorme labor social y además se compromete a

a) Permitir el acceso del personal designado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía a los terrenos mencionados en la cláusula primera.

b) Dar, siempre que le sea posible, el apoyo logístico acordado por las partes para el desarrollo del Proyecto de Conservación del Águila Imperial

En fin, recibe mucho a cambio de nada. Pero no es lo más grave.

Lo más grave es que para defender al águila imperial, como se ve, no necesitamos entidades civiles, ornitológicas, ecologistas, o incluso dando a los terrenos que acapara defensa porque sí un uso alternativo y social, sino llegar a acuerdo con los militares, que en definitiva van, pasito a pasito, inundando de su enfoque militar todos los escenarios sociales

¿Que lo que queremos cuidar es otra especie en peligro, pongamos por caso, el ibis eremita (Geronticus eremita),  que encima es feo a rabiar?  Pues tampoco hay problema, porque otro convenio de la Junta de Andalucía también publicado en el BOE , prescribe el cuidado del susodicho pájaro en terrenos del mismo ejército, que de patrimonio anda sobrado.

Esta vez en la Sierra del Retín, también de propiedad militar y uso exclusivo como campo de adiestramiento de la Armada, en Barbate, con idénticos compromisos.

También parece que la mejor opción de la Junta de Andalucía para proteger el ibis eremita, que es caprichoso y le ha dado por anidar al fragor de los cañonazos, es conveniar con el ejército, no tanto reivindicar el uso civil y civilizado de la sierra del Retín, o apoyar a los grupos ecologistas, que vaya usted a saber si no son suficientemente cualificados.

Y como no hay dos sin tres, ahora vamos a por una especie diferente: el camaleón (Chamaleo chamaleon), cuyo parecido con los políticos es tan obvio que nos vamos a ahorrar el chiste.

El pobre bicho también está maltrecho y, como no, hay que conveniar con el ejército para protegerlo, según un tercer convenio aparecido en el BOE.

Esta vez los agraciados son el Acuartelamiento de Camposoto y la Base Naval de Rota, donde el caprichoso tiene a bien pernoctar.

También el camaleón goza, como se ve, de la protección del ejército y del inquebrantable amor por España de Doña Susana.

Y es que la ecología, a pesar de pequeños detalles por los que pasaremos por alto, no se defiende mejor que con el ejército y sus ingentes y prohibidos terrenos.

No en balde, es lo que tiene ser el segundo terrateniente del Estado.

Share

Se multiplica por 2’57 el despilfarro del día de las Fuerzas Armadas

Infografía de La Razón

Fuentes:  Infodefensa y La Razón.

Nuevamente el Ministerio de Defensa se lanza al despilfarro.  Su presupuesto para las actividades (inútiles para la defensa nacional, salvo para la propaganda militarista) pasarán de un gasto en 2016 de 136.000 € a los 350.000 € de 2017.  Un subida que multiplica el dispendio por 2’57.

Los militares han sido los últimos en sufrir la crisis y los parece ser que quieren recuperar terreno siendo los primeros en aumentar el gasto.

Serán los habitantes de Guadalajara los que tengan que aguantar en sus cielos y calles la ostentación militar.  Por cierto, ¿cuánto le costará al ayuntamiento de Guadalajara la colaboración, no sabemos si forzosa, con el militarismo?  Será un no parar:

La parte aérea durará 6 minutos y constará de:

  • Volverá la exhibición aérea.  Con el A400M incluido.
  • Participarán 29 cazas de combate de la Armada y el Ejército del Aire.
  • 14 aviones de transporte:  13 de la Fuerza Aérea y otro de la Guardia Civil
  • 20 helicópteros de los tres ejércitos y de la benemérita.
  • La Patrulla Águila se encargará de hacer piruetas aéreas para poner la guinda del despilfarro.
  • En total, 63 aeronaves.

La parte terrestre durará unos 30 minutos y constará de:

  • Volverán los carros de combate Leopard.
  • Carros de combate Pizarro.
  • Vehículos Vamtac y Piraña
  • Obuses ATP 155
  • Participarán 2.500 militares
  • 160 vehículos

Es decir, cada minuto de locura derrochadora militarista nos va a salir por 11.666’66 €.

Además, habrá, por toda la geografía nacional, 362 actos con el lema “Nuestra misión, tu libertad”

Una pena que la libertad de la sociedad civil no sea realmente su misión y se dediquen a despilfarrar lo que serían muy bien utilizado en gasto social.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed