El gasto militar de 2016 explicado por Utopía Contagiosa

El pasado 8 de junio participamos en una entrevista del programa Acción Directa, de Radio Klara (de Valencia), sobre gasto militar.

Acompañamos el podcast del programa, donde puede escucharse nuestra intervención.

 

Marcador

Resumiendo: ¿ qué dicen los partidos sobre Defensa?

 

Acampada+Girona%2C+Spain+19%2F05%2F11

Sin amigos

Acompañamos la intervención que recientemente hicimos en el programa Pan y rosas, de Radio Guiniguada sobre los programas de los partidos políticos de cara a las elecciones.

Programas electorales 2016 en materia de defensa: IU y Equo no presentan nuevo programa

Comala

Por Jarbas Ribeiro

Fuentes: Unidos podemos-Izquierda Unida y Equo

Por sorprendente que parezca, ni IU ni Equo han presentado un programa nuevo para las elecciones 2016. Mantienen, al parecer, el programa de 2015, la anterior convocatoria, en ambos casos unos programas elaborados a partir de procesos participativos que requieren tiempo para su elaboración.

Respecto del de IU, ya nos referimos en diciembre de 2015 , al analizar los programas electorales de las distintas fuerzas políticas, de los avances que este programa suponía respecto de su anterior concepción más encorsetada, y de la posibilidad de agilizar algún cambio sustancial en la política de defensa. A ese análisis nos remitimos para los curiosos.

En cuanto a Equo, igual que Izquierda Unida-Unidad Popular, tampoco ha elaborado ningún programa para los actuales comicios, tal vez dando por válido el de 2015, al que en su págian web llaman “elecciones generales 2015-2016″, dando a entender que aquel les sigue siendo válido en las actuales circunstancias o, tal vez, que se dan por satisfechos con el acuerdo de unidad “Cambiar España: 50 pasos para gobernar juntos“.

En el anterior programa, como ya analizamos en diciembre de 2015, equo se declaraba partido pacifistaa, según analizamos en el comentario que hicimos en su día, abogaba por una resolución alternativa de los conflictos, y aunque de forma algo difusa y confusa, por un nuevo concepto de seguridad basado en la seguridad humana y por asumir algunas lineas del transarme hacia la superación del modelo militar de defensa.

IU y Equo suscribieron, junto con otras fuerzas, el documento “Cambiar España: 50 pasos para gobernar juntos”, que analizamos en un reciente artículo, y que “rebajaba” a la absoluta insignificancia (tanto por lo que contenía -casi nada- como por lo que silenciaba -casi todo-) las políticas de defensa.

Y eso nos hace preguntarnos: ¿siguen vigentes los programas de IU y Podemos de diciembre de 2015?¿Son reemplazados por el “acuerdo programático llamado Cambiar España: 50 pasos para caminar juntos“? ¿Dicho acuerdo permite a estas formaciones, llegado el caso, apostar por sus políticas de defensa o vetar las (más militaristas) que plantea Podemos en su propuesta propia?¿SI llega el JEMAD a capitanear la política de defensa en un hipotético gobierno de izquierdas, asumirán IU y Equo las propuestas rebajadas y continuistas que éste señor enseñorea y representa?

Preguntas sin respuesta, o al menos de muy imprevisible respuesta, pues en el cálculo electoral las políticas de defensa se han rebajado para que no hagan ruido.

Y es una pena. ¿De nevo, a la primera de cambio, la renuncia a una alternativa de defensa que entronque con las luchas por la paz?¿de nuevo el pacifismo la idea sacrificada?

Todo interrogantes. Interrogantes que, de memento, la campaña no ayuda a resolver porque el silencio de esta alternativa en lo programático también viene acompañado de un cierto apagón argumental en los actos de campaña que hemos conocido hasta ahora respecto a la política de defensa.

Y es que hay silencios que apabullan.

 

 

 

 

 

Proyecto CEUS (drones militares)

DJI_0068.jpg

Clement SAUNIER

Fuente:  Huelva Ya.

El proyecto CEUS es el proyecto estrella del Ministerio de Defensa español en materia de drones militares.

El Ministro de Defensa ha visitado las instalaciones del Instituto de Técnicas Aeroespacial Esteban Terradas (INTA) de “El Arenosillo” (Huelva), donde se pretende llevar adelante el proyecto, para reafirmar el compromiso estatal con dicho proyecto, al que piensan dotar con más de 40 millones de euros, que de momento no se sabe muy bien de dónde saldrán porque

“ha sufrido retrasos por motivos financieros y no tanto de índole tecnológica o del conocimiento

Efectivamente, el proyecto de momento es de papel (lo que llaman sufrir retrasos) porque no han encontrado el modo de financiarlo, ya que todo el dinero de I+D+i militar (que es el caldo gordo del dinero de I+D+i en España) se destina a comprar armas y no hay suficiente para destinarlo, también, a drones militares. Por eso, dice el Secretario de Estado de Defensa, otro de los puertagiratorias del sector, que

 la línea a seguir va a ser recuperar esos fondos europeos ahora que la Comisión Europea (CE) va a abrir nuevas líneas de financiación para todas las actividades que, “dentro del ámbito militar, también sirvan para el ámbito civil”.

Es decir, piensan sacar la pasta de las ayudas de la UE para I+D+i (en detrimento por tanto de la i+d civil, pues como se sabe, el complejo militar industrial europeo maniobró para que les tuvieran en cuenta dentro de las ayudas de I+D+i europeas).

Este nuevo empeño militarista tiene apoyos de toda la casta. El senador onubense socialista que acaba de cesar por nuevas elecciones, Amaro Huelva, critica al gobierno por dejar perder los fondos europeos para este proyecto militar, mientras  que el Vicesecretario del PP de Huelva enfatiza la importancia del proyecto y critica que el socialista se queja pero no dice que la Junta de Andalucía no ha puesto ni un chavo… Ya ven, sus debates estériles sobre el “y tú más” de siempre.

El popular remarca que este proyecto militar dará empleo, que es como El Dorado ante el que hay que rendir pleitesía aunque sea  para hacer armas.

hablamos de un proyecto que es vital para la provincia, ya que, además del avance tecnológico y la diversificación industrial que implica, supondría aproximadamente la creación de mil empleos directos e indirectos”

y exige a la Junta sufragar el 20% del proyecto, a lo que esta, al parecer, hace oídos sordos (aunque no parece que por una razón de evitar la producción poco ética de armas).

Programas electorales 2016. Podemos y la sonrisa de un país

Por www.huffingtonpost.es

Fuente: Podemos.

Podemos forma, junto con otros partidos menores, una gran coalición electoral alineada, más o menos, a la izquierda política. Dicha coalición presentó un documento de medidas en su puesta en escena, del cual ya comentamos la escasa (por ser optimistas) relevancia que entre sus compromisos comunes daba al tema de la defensa. Es por eso que, como ya anunciábamos, habría que esperar a los programas de cada coaligado para atisbar qué pretendía hacerse al respecto.

La apuesta de Podemos por confrontar con el PP, como modelo alternativo de hacer política, ha desarrollado su programa electoral en un formato novedoso que aúna los contenidos en forma de propuestas con lo iconográfico, como muestra de la novedad.

El documento se titula “la sonrisa de un país” y pretende, también en el título, animar a la apuesta por un cambio alegre que se promete para acabar con la molicie del vigente orden y estrenar un nuevo futuro.

Comencemos por decir que este aspecto gráfico-iconografico tiene, en materia de defensa, su importancia, pues Podemos nos muestra en su catálogo al antiguo JEMAD, el General Julio Rodríguez, hasta en la sopa  (acompañado en alguna ocasión por el exdiputado gaditano Juan Antonio Delgado, hasta hace poco principal dirigente del sindicato de guardia civiles y uno de los portavoces más conocidos de las principales reivindicaciones sindicales de los militares), dándonos idea de una gestión de la política de defensa cercana  los parámetros que han constituido el consenso “de Estado” hasta la fecha y, de paso, nos hace precavernos ante la impresión inicial de lo, y por desgracia, poco novedoso que puede esperarse que sea el planteamiento acerca de la política de defensa y del tradicional militarismo alineado a la OTAN de los ejércitos españoles.

Pero vayamos al texto, que es donde, obviando al ministrable general, se supone que se encuentra más la política concreta que Podemos promete desarrollar.

Podemos aborda en dos grandes capítulos la política de defensa que quiere hacer. La primera la denomina “seguridad” y en ella parece referirse al capítulo de derechos y organización interna de los ejércitos. La segunda se refiere a la política exterior, donde el ejército cuenta con su papel propio como instrumento de dicha política.

Política de seguridad.

Podemos ofrece un listado de medidas que pretenden orientar la política de seguridad. Concretamente son las medidas 269 a 276.

Los elementos más destacados de la política de seguridad que Podemos ofrece aparecen en su catálogo foto-programático de forma destacada, son las medidas 271 y 272, por las que comenzaremos este repaso.

La medida 271 aparece como referencia de lo que, como veremos más adelante, es el catálogo de derechos sindicales tradicionales del lobby sindical tanto militar y de la guardia civil, perfectamente bien situado en Podemos con algunos de sus representantes más significativos. El catálogo foto-ikea se refiere a la reforma estrella que se propone al respecto: la reforma de la Ley Orgánica de derechos y deberes de las fuerzas armadas para incorporar los derechos sindicales ninguneados hasta la fecha.

La medida siguiente, la 272 pretende mostrar la otra cara de la política ministerial y afirma la lucha contra el puertagiratorismo del sector, así como un alambicado anuncio de revisión de los programas de armas (no se atreven a llamarlo así y afirman con más retórica “auditar, revisar y renegociar las adquisiciones con los contratistas“), así como crear un “grupo de expertos” (incluyendo sociedad civil) para “estudiar un diseño de las fuerzas armadas acorde con las necesidades de España”.

Si la primera linea marca la apuesta por dignificar la profesión militar, la segunda permite atisbar el inicio de algunas revisiones necesarias en la política: puertagiratorismo, programas de armas y comenzar a pensar el diseño que se necesita de fuerzas armadas. Algo es algo.

Las restantes medidas que no aparecen en el catálogo fotográfico hacen, igualmente, referencia a los derechos de los militares y prometen homologar la jornada laboral de los militares a la de otros funcionarios (medidas 269), reformar la ley de la carrera militar (270), garantizar la libertad sindical en los cuerpos armados (274), un nuevo sistema de ascensos militares (276), así como adscribir al personal civil de la defensa a tareas administrativas y suprimir empleos no estrictamente militares como carpinteros, mecánicos o jardineros (273) o unificar las bases de datos de guardia civil y ejércitos (275).

En resumen, poca definición de la política de defensa, fuera de la regulación de los derechos de los militares, pero sin explicitar ninguno de los grandes debates de la política de defensa, que no puede conformarse con ser una política de personal.

Política exterior

El segundo gran capítulo que aborda la política de defensa es el llamado “política exterior” que de forma más o menos precisa viene a decir para qué se quiere el ejército.

Comencemos por decir que el catálogo foto-programático no enfatiza ninguna de las medidas que Podemos propone en política exterior y que tiene que ver con la defensa. ¿Cálculo?, ¿falta de espacio?, ¿olvido?…

Tenemos que ir al texto puro y  duro para comprobar que, sin embargo, Podemos sí tiene un planteamiento (aunque de letra pequeña) al respecto.

La política exterior de Podemos cuenta con 19  medidas, concretamente desde la 317 a la 335. De ellas, directamente tienen que ver con lo militar 3 medidas, las 325, que promete que las operaciones en el exterior se someterán a consulta popular, la 326 que promete la auditoria y revisión del convenio de USA y España sobre la base permanente de Morón, y la 327, que clama por una mayor autonomía de España y Europa en la OTAN.

A ellas se unen otras que siguen mostrando la confusión de cierta izquierda de las políticas de seguridad con las viejas reivindicaciones de un Sahara libre y la causa palestina, que siendo razonables y justas, acaban desplazando los debates sobre seguridad y defensa y minusvalorándolos (o sobrevalorando estas causas a costa de aquellos). Sahara libre y causa palestina son de justicia, pero la paz y la contribución de España a esta se nos antoja algo mucho más global y amplio y, desde luego, necesitariamos un planteamiento global con una descripción de objetivos y medios mucho más completa, incluyendo el papel de la seguridad y los ejércitos que se quiere tener en todo ello.

De forma más transversal, podríamos afirmar que las apuestas por cambiar la ONU, poner al frente de la misma a una mujer, no aprobar el TTIP o modificar la idea de solidaridad y cooperación vigente que componen el resto del capítulo muestran al menos veladamente el ideal de seguridad que pretende Podemos, más basado en la seguridad humana que en la idea militar de la seguridad. Seguimos echando de menos un argumentrio más complejo y completo, pero algo es algo.

Otros temas:

Vuelve a aparecer en el programa de Podemos la política de defensa de forma tangencial al abordar otras políticas, como ocurre cuando se habla, medida 163, de politica relativa al deporte (reservar el 3% de la oferta de empleo de defensa y el 2% de la de interior para deportistas de élite) o cuando se habla, medida 187, de planes de igualdad de la mujer en el ejército y lucha contra el acoso.

Y vuelve a aparecer, esta vez con más concreción y dentro de la política territorial relativa a Navarra (medida 379), la apuesta por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas Reales y su reconversión en un entorno natural para el disfrute de los navarros, con la inclusión de una propuesta de consulta popular sobre la renovación del convenio con las fuerzas armadas, la desafección como zona de interés para la defensa y el uso alternativo del paraje.

De lo que Podemos no habla

Podemos no aborda los principales retos que hablan de una alternativa en la política de defensa, y que tienen que ver tanto con acabar con las malas políticas actuales: sobredimiensionamiento del ejército con un mando por cada 1,2 efectivos, existencia de un ejército excesivo, deuda militar impagable, programas de armamento y segundo ciclo de rearme iniciado, la dimensión inabordable, insolidaria y oculta del presupuesto de defensa, orientación intervencionista de los ejércitos, problemas de despilfarro, corrupción y de especulación, duplicidades y organismos autónomos innecesarios, construcción de un complejo militar industrial enfocado a la exportación de armas y conflictos (séptima potencia mundial  en venta de armas), obsolescencia y falta de lógica de grandes industrias militares estatales como Navantia y otras, pertenencia a la OTAN, apoyo de los proyectos de militarización europea, uso del enfoque militar para los problemas mundiales y de movilidad humana, doctrina de fronteras avanzadas que justifica el intervencionismo en centro-africa, banca armada que financia a las industrias militares, falta de democracia en las políticas de defensa, propuestas para abordar un proceso de cambio alternativo de la política de defensa hacia una política de seguridad humana basada en la idea de transarme, etc.

En un extenso artículo que publicamos en 2014, llamado ¿Puede renunciar al debate antimilitarista Podemos? ya apuntábamos los temas que formarían parte de una agenda a resolver desde la política de defensa, y que Podemos, parecía entonces, no  quería abordar.

Podemos no habla en su programa de toda esta serie de problemas porque se trata de temas espinosos que incomodan y porque ante este escenario no tiene alternativa propia. No sabe qué alternativa puede generar para hacer real, también en defensa, la sonrisa de un país.

¿Qué decía Podemos en el anterior programa?

En otras ocasiones nos hemos ocupado de la frágil relación entre Podemos o  su General Julio Rodríguez y el pacifismo antimilitarista, como es el caso de un extenso argumentario que presentamos en 2014, o la reciente réplica al sedicente pacifismo del JEMAD, o la triste constatación del desprecio oficial hacia el círculo pacifista de Podemos.

También en las pasadas elecciones tuvimos tiempo de ocuparnos y analizar este programa, y más adelante, cuando el “equipo negociador” intentó el acuerdo con el PSOE de Pedro Sánchez, de nuevo.

En general, la actual apuesta de Podemos es muy similar a la ofrecida en las elecciones anteriores: Idénticas medidas en cuanto a ese empeño semisindical de abordar la política de personal, muy similares apuestas de política internacional en general y las tres promesas de política exterior que tienen que ver con lo militar ya reapsadas.

Podemos mantiene, como decíamos entonces, el mismo enfoque insuficiente de la defensa, sin querer abordar los temas más espinosos y sin plantear una verdadera y sustancial alternativa a la actual política de defensa.

El pastiche de la marca España: abrazo futbolero-militar

Fuente: twitter del Estado Mayor de la Defensa

Hemos visto con asombro e incredulidad el nuevo video del estado Mayor de la Defensa, esta vez de “apoyo” a la selección de fútbol y, como no podía ser menos, autobombo de las operaciones militares de injerencia que realizan los ejércitos.

No solo es patético en cualquier sentido desde el que se quiera ver el asunto. Es además un derroche, hecho con dinero público para alimentar el forofismo. ¿No tienen los pueblos de esta vieja piel de toro mejores cosas que mostrar, logros más importantes por los que apostar?

En fin, sobran los comentarios. Un vídeo de autobombo que utiliza el exacerbado ardor futbolero para dar una imagen ajena a la realidad de los ejércitos y su papel. Lamentable.

Y es que los ejércitos piensan que todo lo que sea España son ellos y les refuerza a ellos.  También el deporte, porque en el formato de selecciones les suena a nacionalismo.  Y ellos son los garantes de la nación, de sus esencias.  Así se acaba nacionalizando la cultura y el deporte.  Así, de manera indirecta, quien apoya al equipo de fútbol acabará apoyando a lo militar (piensan).

 

Programas electorales 2016: El programa del PSOE en Defensa

Pedro+S%C3%A1nchez+a+Burjassot.+Foto%3A+Jos%C3%A9+Soler+%28ACN%29.

La Veu del País Valencià

Fuente:  PSOE

El programa electoral del PSOE para estas nuevas elecciones de 2016 cuenta con 387 páginas de densa lectura, en las que aborda el tema de la defensa de una manera inespecífica (seguridad ciudadana vinculada al terrorismo yihadista, apoyo al sector militar-industrial) y específica (relativa tanto a los ejércitos como a la política exterior).

1) Medidas inespecíficas relacionadas con la seguridad y defensa

a) Terrorismo yihadista.

Aborda esta materia dentro del capítulo de “seguridad” y propone (pág 114) diversas medidas:

  • Incrementar los efectivos dedicados a la lucha contra el terrorismo yihadista.
  • Reorientar la estrategia contra el terrorismo para hacer frente al terrorismo internacional y a las formas más violentas.
  • Restablecer el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), unificándolo con el Plan de Protección y Prevención antiterrorista.
  • Restablecer instrumentos jurídicos, policiales, educativos y sociales capaces de prevenir la actuación delictiva y combatirla con eficacia para proteger a la ciudadanía y preservar la tranquilidad social.
Aunque el abordaje no es, como se ve, específicamente militar, lo cierto es que el enfoque general forma parte de la estrategia de seguridad nacional y cuenta con aparataje de la política de defensa.
b) Política de apoyo al sector militar-industrial
Posteriormente, dentro del bloque económico del programa del PSOE, titulado”UNA ECONOMÍA AL SERVICIO DEL BIENESTAR DE LA CIUDADANIA” aborda de nuevo y de forma inespecífica otro de los componentes de la política de defensa. La consolidación de un sector militar-industrial potente y altamente exportador.
Para ello, con el fin de conseguir “una economía 4.0 más productiva” plantea la necesidad de impulsar muy decididamente las políticas de I+D+i y un potente sector económico e industrial basado en la I+D+i (pág 157). Este sector se pretende que cuente con un importante impulso público en materia de estímulos, subvenciones, normativa y apoyos fiscales.
Después de esta especie de gran frontispicio de intenciones, aborda directamente las medidas encaminadas a la potenciación de un complejo militar-industiral potente. Concretamente lo desarrolla en el apartado dedicado a los “sectores” vertebradores de la nueva economía “4.0” y lo designa con el título “4.6 Industria aeroespacial, Naval y de Defensa” que desarrolla en las páginas  224 a 226.
El PSOE parte de la idea de que la industria militar puede ser uno de los nuevos escenarios industriualizadores de España y un tirón para la economía. Lo afirman con rotundidad:
La industria de defensa y seguridad es un sector de alta tecnologíacon incorporación masiva de  componentes digitales que puede servir de referencia en el proceso de reindustrialización.
El apoyo a ese sector y a su adaptación a la nueva situación es una cuestión relevante tanto por lo que se refiere a  la  Política de Seguridad y la Defensa como al desarrollo general del país
y
En el contexto de los procesos de integración de la industria europea de la defensa España debe proteger sus activos industriales y tecnológicos en ambos sectores dado el impacto que estos tienen en las capacidades militares necesarias para nuestra seguridad, en la generación de empleo directo e indirecto de alta cualificación en amplias zonas  de Andalucía, Galicia, Murcia, Castilla la Mancha o Madrid, así como en la actividad  económica de numerosas PYMEs con alto valor tecnológico.
Y para conseguir este fortalecimiento de la idea de un polo militar-industrial “motor” de la economía, desarrollan tres ejes de medidas:
  • Racionalizar los recursos públicos destinados a defensa para optimizar las inversiones y los recursos ya dispuestos.
  • Desarrollar el polo militar industrial ansiado por el PP y el PSOE (en realidad lo dicen con más verborrea: ” desarrollar una base industrial capaz de satisfacer de
    modo autónomo las necesidades esenciales de la defensa y la seguridad”).
  • Elaborar un plan industrial que fortaleza al sector e incluya diversas medidas destinadas a privilegiar esta industria y enfocarla a la “competitividad internacional” (venta de armas) que se detallan en el programa (pags. 225 y 226).

2) Medidas específicas: El papel de los ejércitos y la visión del mundo.

Son  dos los aspectos que abordan la política de defensa y seguridad de forma específica. El primero relativo a la política de “paz” y el papel de España en el mundo, y el segundo relativo a la política de defensa y los ejércitos que se desea tener.

a) La visión de España en el Mundo.

El PSOE propone, en primer lugar, que España adquiera un compromiso en la paz y estabilidad internacional y la gobernanza de un mundo conflictuado, promoviendo un impulso a la política exterior tanto en defensa de los intereses de los españoles (específicamente habla de sus empresas y del conjunto de la sociedad civil) como de la sostenibilidad y los derechos humanos.

Se fijan como meta conseguir una política exterior guiada por seis grandes objetivos:

• la construcción de la paz y la seguridad;
• la defensa de los derechos humanos;
• la lucha contra la pobreza y la desigualdad;
• la creación de un sistema económico justo y sostenible, enfatizando la lucha internacional contra la corrupción, el blanqueo,
la evasión y los paraísos fiscales;
• la preservación del medio ambiente;
• el avance de los intereses de España como Estado plural y de su ciudadanía.
Se plantean una serie de desafíos que coinciden con los que ya se planteaban en el anterior programa electoral, como gran parte de esta primera visión general.
Para llevar adelante esta política proponen (pgs. 350 y 351) las tradicionales apuestas por reformar el Consejo de seguridad de la ONU, apoyar las labores de desarme (convencional y nuclear) y las iniciativas contra la proliferación de armas y contra la guerra de Naciones Unidas, así como impulsar la progresiva sustitución del concepto de seguridad militar por el de seguridad humana, el diálogo con Rusia y el diálogo multicultural, la lucha contra la pobreza, etc.
Detrás de esta gran panoplia de buenos deseos, se sitúa la idea de paz y seguridad que quiere promover el PSOE: una idea más cercana a la seguridad humana y al acuerdo entre los estados
Más tarde, a partir de la página 348 del programa, será donde nos vamos a olvidar de los grandes ideales que plagan el texto para centrarnos en las medidas concretas que lo aterrizan y que tienen que ver con dar a Europa un “liderazgo” (incluso militar) en la gobernanza mundial y crar un ejército europeo que consagre la cara militar de la Unión:
b) Promover un ejército europeo
Dice en concreto
La Unión Europea debe dar pasos efectivos para ser, también, una Alianza defensiva, para poder dar una respuesta inmediata en caso de amenazas o agresiones a la integridad territorial de los Estados Miembros. El objetivo es, a medio plazo, caminar  hacia unas Fuerzas Armadas Europeas, capaces de garantizar, por sí mismas, la seguridad colectiva de la Unión Europea y de sus Estados Miembros.
y
Una defensa común eficaz refuerza el pilar europeo de la OTAN  al tiempo que mejora la capacidad de la Unión Europea de actuar de forma autónoma
Este objetivo comprende varias medidas (paginas 351 y 352) que se encaminan a una verdadera remilitarización de la política de la UE:
    • Desarrollar una Politica Común de Seguridad y Defensa europea que vaya caminando hacia un ejército europeo.
    • Activar la cooperación estructurada permanente del Tratado de la Unión (un mecanismo de refuerzo de la cooperación militar de los países de la UE que lo deseen)
    • Que la UE se convierta en proveedor principal de seguridad de su vecindad
    • Que la UE forme parte como tal de la estructura de  mando de la OTAN
    • Actualizar la estrategia de seguridad de la UE
    • Constituir un Cuartel General de Operaciones europeo con capacidad de planear y dirigir  operaciones civiles y militares.
    • Impulsar el uso compartido de recursos militares de los países de la UE
    • Crear un “centro de excelencia de seguridad
    • Fortalecer la Agencia Europea de Defensa  y ampliar sus medios y objetivos
    • Revisar el reparto de costes que recargan a los países de la UE más comprometidos con las operaciones militares (que paguen menos).

c) El ejército español.

Los socialistas quieren unas fuerzas armadas bien dotadas y que jueguen en la primera división militar. Lo dicen a su modo (pág 349):

Los y las socialistas queremos unas Fuerzas Armadas con  los recursos humanos y materiales suficientes para desarrollar sus operaciones y cooperar con nuestros socios y aliados
Pretenden además que sean proporcionadas a las capacidades económicas del país, transparentes en su gestión y actuación, cercanas a la sociedad y profesionales cien por cien.
En lineas generales no se desvían de lo que tradicionalmente han venido diciendo respecto al modelo de ejército que conocemos y han contribuido a consolidar, aunque se han olvidado en este catálogo de parabienes de añadir el tremendo intervencionismo que forma parte del enfoque de dichas fuerzas armadas y de toda la problemática referida a las puertas giratorias de la política de defensa y de la endémica corrupción y despilfarro de la que con cierta asiduidad se hace eco la prensa.
Para conseguir este ejército profesional y bien dotado proponen (pág 352 y 353) varias medidas de refuerzo del militarismo:
  • Un plan de reestructuración de la defensa para fijar las capacidades que se requieren hasta 2025 (cuadros de mando, efectivos, personal civil, reservistas).
  • Desarrollar la promoción interna de los militares de carrera.
  • Dotar a los soldados de tropa y marinería de una carrera militar completa
  • Modificar el régimen disciplinario para someterlo al garantismo legal.
  • Aprobar una ley de Programación presupuestaria plurianual de la defensa que consagre la exagerada compra de armas que ahora se hace de tapadillo
  • Un sistema de reinserción laboral para los soldados que terminan el contrato con las fuerzas armadas.
  • Desarrollar la industria militar española
  • Fomentar la cultura de la defensa, haciendo acuerdos de colaboración con el mundo de la cultura, la educación y la sociedad civil.
  • Potenciar el papel de la mujer en las FAS
  • Facilitar la conciliación de la vida familiar y personal de los militares
  • Reformar la jurisdicción militar
  • Velar por el cumplimiento de los acuerdos internacionales de venta de armas.

3 Lo que no dice el programa:

Asombrosamente el programa del PSOE no aborda grandes problemas de la política de defensa, como por ejemplo si pretenden aumentar o no el gasto militar,  las puertas giratorias, el gasto militar oculto, la enorme deuda militar o el despilfarro. Nada de las bases o del escudo antimisiles de EEUU.

 

4) Lo que decía el PSOE en las primeras elecciones de 2016.

En lineas generales la propuesta del PSOE es muy similar a la que presentaron hace unos meses.

SI en algo podemos observar cambios es en el mayor y más especificado impulso al polo militar industrial español y al ejército europeo como objetivo a conseguir a medio plazo.

En resumen, parece que los atisbos dubitativos del PSOE que parecía irse desprendiendo, al menos en parte, de su sector más promilitarista, y apuntando por control público, transparencia y moderación de lo militar, después del actual programa y de las recientes afirmaciones en pro del aumento del gasto militar por parte del ministrable Borell, quedan despejados: Parece que los halcones y los partidarios de las puertas giratorias han ganado de nuevo la partida.

Entrega de material militar español a Somalia. ¿Es esto cooperar?

Renzi+riceve+il+Primo+ministro+della+Somalia

HarryKidd

Fuente: Infodefensa.

¡Que no se diga que no somos generosos! Regalamos material militar para Somalia.

En concreto 5.000 prendas entre uniformes, botas, boinas, correajes y otros utensilios.

¿Y quién fue el destinatario? Pues nada más y nada menos que la Alianza Nacional Somalí, una especie de alianza política de cuatro partidos políticos somalíes que reciben entrenamiento militar español por acuerdos con Europa.

¿Se trata al menos de un ejército regular de un estado? No exactamente, porque en Somalia el tema es que el estado como tal no existe y hay facciones políticas en guerra, con sus propias estructuras militares contendiendo.

Somalia no cuenta con gobierno estable, sino “un gobierno transitorio” sometido a “fideicomiso” de EE.UU., Naciones Unidas y la Unión Africana.

Tal vez la situación de Somalia permitiría ideas mucho más creativas para cooperar con su población que la de entregar armas y formación militar a una facción que pretende crear un ejército. Pero estas minucias no forman parte de la alta política que entienden nuestros preclaros líderes.

Es decir, que nosotros a lo nuestro: a ayudar a una facción en disputa a formar un ejército que vele por los intereses de occidente, mientras la gente necesita otro tipo de cosas más enfocadas a la seguridad humana que a la militar. Y tan frescos.

Programa electoral 2016 del PP sobre Defensa

Imagen de European People´s Party

Fuente:  Programa Electoral del Partido Popular.

Esta vez el Partido Popular si se ha trabajado su programa electoral.  Son 223 páginas.

El PP concreta y desarrolla bastante las líneas generales de Defensa para el periodo 2016-2020.

Pero el Partido Popular es el Partido Popular y lo hace todo a su manera.  Se olvida de caracterizar cuáles han sido las dificultades que hemos atravesado en materia de Defensa:

  • Puertas giratorias,
  • Nula participación parlamentaria y social en la definición de la política de Defensa,
  • Descontrol en el gasto militar
  • Descontrol de la deuda militar
  • Despilfarro
  • Ocultamiento de la mayor parte del gasto militar, más de 25.000 millones de €
  • Necesidad de una auditoría independiente,
  • Intervencionismo,
  • Seguidismo de la política militarista de EE.UU. y la OTAN.
  • Etc.

Tiene unas 39  medidas sobre el tema de Defensa:

Un primer grupo de medidas viene encabezada por la siguiente sentencia optimista y triunfadora:

España es hoy uno de los países más seguros del mundo.  Queremos consolidad esta posición que garantiza la libertad y el bienestar de los ciudadanos.

Aquí se aúnan propuestas que tienen que ver con lo militar, pero también con la función específica de la policía y con la de la Guardia Civil, que entremezcla lo militar y lo civil.  Ponemos (respetando el numeral de las propuestas del PP, las medidas que tienen que ver más con la política de Defensa):

1.-  El compromiso del Partido Popular es firme para que el terrorismo y quienes lo apoyan no consigan nunca la impunidad.

2.-  Impulsaremos un programa específico para potenciar el personal y los medios tecnológicos de los Servicios de Información de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, priorizando el desarrollo del I+D en nuevas tecnologías al servicio de la lucha contra el terrorismo.

3.-  Impulsaremos el pleno desarrollo de la estrategia de prevención de la radicalización, trabajando tanto a nivel nacional como internacional, en los diferentes ámbitos priorizando el área formativa-educativa y la sensibilización social, así como en el sistema penitenciario.

4.-  Incrementaremos los recursos policiales destinados a seguir mejorando los niveles de seguridad en nuestras calles, mediante la reorganización de las plantillas de la Policía Nacional y la Guardia Civil y el aumento de sus efectivos. Destinaremos a este fin al menos en 3.000 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil, actualmente ocupados en labores burocráticas y de custodia estática de edificios institucionales

5.-  Desarrollaremos un plan de modernización y adecuación de la red de infraestructuras de seguridad del Estado en los próximos cuatro años, para elevar la calidad de las instalaciones en donde Policías Nacionales y Guardias Civiles trabajan, cada día, al servicio de todos los españoles. En todas las actuaciones se pondrá especial atención a los criterios de eficiencia energética y de accesibilidad.

6.-  Intensificaremos las campañas de información al ciudadano en materia de seguridad, al tiempo que incrementaremos la prevención y optimizaremos los tiempos de respuesta policial.

7.-  Continuaremos la tarea emprendida durante esta legislatura para mejorar la seguridad en el ámbito rural y en las explotaciones agrícolas y ganaderas.

8.-  Acercaremos aún más la figura de los Policías y Guardias Civiles a las personas mayores, con el propósito de detectar situaciones de vulnerabilidad y actuar, en su caso, en auxilio de las personas que pudiesen encontrarse en esa situación. Para ello, intensificaremos la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los agentes sociales y sanitarios que se hallen el entorno más próximo de cada persona mayor.

9.-  Promoveremos una cultura integral de ciberseguridad, orientada especialmente a proteger a los colectivos más vulnerables en el ámbito digital, frente a prácticas como el ciberacoso y el “grooming” – en el caso de los menores–. Para este fin, reforzaremos los planes de prevención, tanto en los entornos físicos como en el ámbito digital. Asimismo, reforzaremos las unidades operativas especializadas de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

11.-  En la lucha contra la delincuencia organizada, potenciaremos las Unidades dedicadas a su combate y, de manera especial, seguiremos fomentando la investigación de los delitos de corrupción para exterminar esta práctica de nuestra democracia.

 

Luego hay otro apartado que se llama:  Seguridad Nacional:  un proyecto compartido por todos y para todos.

En este apartado tienen cabida 10 medidas, las clásicas de Defensa Nacional, eso sí, sin definir concretamente cuáles son los riesgos y las amenazas a las que nos tenemos que enfrentar, con lo cual consiguen poder decir cualquier cosa que les apetezca sin poder ser juzgada su coherencia.

Comienzan a hablar de Seguridad Marítima y siguen potenciando el tema de la ciberseguridad.  Proponen seguir avanzado por la vía del recién creado Consejo de Seguridad Nacional y en el desarrollo de la Ley de Seguridad Nacional, a la que consideran hito histórico.

Proponen constituir una Comisión mixta Congreso-Senado de Seguridad Nacional y, más novedoso, proponen crear una Conferencia Sectorial de Seguridad Nacional para que las Autonomías contribuyan a la Defensa.

Como siempre, acaban hablando de cultura de Seguridad Nacional cercana al ciudadano, para lograr su implicación activa como requisito indispensable para el disfrute de la libertad, los derechos, la Justicia, el bienestar y el progreso.  Fina manera de decirnos que la Defensa es previa a la justicia, la libertad y los derechos, es decir, que lo militar es prioritario.

21.-  Continuaremos trabajando en una respuesta eficaz a los diferentes riesgos y amenazas de carácter transversal, y muchas veces de naturaleza transnacional, que pueden poner en riesgo los derechos y libertades de los ciudadanos o socavar las bases de nuestro Estado.

22.-  En esta legislatura se han dado pasos decisivos al dotar a España de un Consejo de Seguridad Nacional que asegura una aproximación integral a los retos globales. Avanzaremos en esta línea con el Consejero de Seguridad Nacional, una autoridad dependiente directamente del Presidente del Gobierno y encargada de reforzar la coordinación para ofrecer mejores respuestas a estos desafíos.

23.-  En el terreno de la Seguridad Marítima, seguiremos desarrollando estructuras que faciliten la integración, coordinación y cooperación de todos los actores implicados y lleven a un uso eficaz y eficiente de los recursos.

24.-  El ciberespacio es un nuevo ámbito de relación fácilmente accesible y escasamente regulado. Los ciberataques son cada vez más numerosos y afectan al ciudadano y a las instituciones públicas y privadas. Implantaremos un modelo de gobernanza de la ciberseguridad para todos, que se adecúe a las características de este medio. Seguiremos ampliando nuestra legislación con la tipificación de nuevos delitos que empiezan a aparecer en el ciberespacio.

25.-  Es preciso reforzar las actuales estructuras compartimentadas en diversos ámbitos ministeriales y organismos especializados, tanto desde un plano político-estratégico como operativo, para ofrecer mejores soluciones.

26.-  La Autoridad Nacional de Ciberseguridad, que dependerá del Consejero de Seguridad Nacional, será responsable de aunar eficacia y eficiencia en la actuación del Gobierno. Esta Autoridad Nacional de Ciberseguridad contará con una potente estructura de apoyo, el Centro Nacional de Ciberseguridad.

27.-  Desarrollaremos la Ley de Seguridad Nacional. Su aprobación ha sido un hito normativo en la historia democrática de España y su desarrollo será una de nuestras prioridades.

28.-  Constituiremos una Comisión Mixta Congreso-Senado de la Seguridad Nacional, como fruto de la convicción del Gobierno de obtener el máximo respaldo y debate parlamentario sobre sus actuaciones en el marco de la política de Seguridad Nacional.

29.-  Crearemos la Conferencia Sectorial para asuntos de la Seguridad Nacional que, materializando el principio de cooperación, contribuirá a transmitir a todas y cada una de las Comunidades Autónomas que la Seguridad Nacional es un proyecto compartido por el conjunto del Estado y, especialmente, por las Administraciones Autonómicas.

30.-  Contribuiremos a consolidar una cultura de Seguridad Nacional cercana al ciudadano, que favorezca la implicación activa de la sociedad en general en la preservación de la Seguridad Nacional como requisito indispensable para el disfrute de la libertad, los derechos, la Justicia, el bienestar y el progreso.

A continuación hay otro epígrafe general que se llama:  Defensa:  más seguridad, mayor libertad.

Aquí se suman 18 medidas que concretan las políticas que desarrollaría el Ministerio de Defensa: aumentar más el gasto militar para llegar al 2 % que propone la OTAN para sus estados miembros (aunque esta situación es mentira porque España gasta el 2’7 % de su PIB en Defensa) y en la política intervencionista.

Luego vienen unas propuestas dedicadas a favorecer la vida de los militares:  política de movilidad, protección a familias de militares, formación, ascenso, sanidad militar, apoyo a la discapacidad, fomento del reservista voluntario, fomento de la igualdad entre hombres y mujeres.  Se desarrollará el régimen de disciplina y un nuevo Código Penal Militar.

Por otro lado, como en todas las campañas electorales, proponen reformar y racionalizar las estructuras del Ministerio de Defensa para ser más eficaces.

Como siempre, las dos muletillas finales tienen su sitio:  se habla de la ciberdefensa y de la cultura de Defensa.  Ambas se potenciarán.

Al final, hay tres propuestas para la política de industria de Defensa:  fomentar la planificación, realizar la primera Estrategia Tecnológica de Defensa y también realizar la primera Estrategia Industrial de Defensa.

31.-  Continuaremos en la senda de convergencia con los objetivos presupuestarios definidos para todos los miembros de la Alianza Atlántica en la Cumbre de Newport (Gales) de 2014. Para ello, trabajaremos en el diseño, implantación y ejecución de un marco financiero estable para la Defensa a medio y largo plazo, con los acuerdos políticos imprescindibles que permitan el incremento progresivo de la inversión en Defensa en un entorno presupuestario realista.

32.-  Mantendremos el firme compromiso de España con socios y aliados, mediante nuestra participación activa y decisoria en las organizaciones internacionales de seguridad y defensa de las que somos miembros, y la aportación a las misiones internacionales que se acuerden, según lo dispuesto en la Ley de Defensa Nacional.

33.-  La política de Personal volverá a ocupar un lugar central en nuestra política de Defensa, ya que el mejor activo con el que contamos son los casi 120000 hombres y mujeres que forman las Fuerzas Armadas. Así, en primer lugar aprobaremos una nueva Ley de Movilidad, para atender las especiales circunstancias y necesidades que se generan en el entorno del militar y de su familia a consecuencia de la permanente disponibilidad y los cambios de destino inherentes a la profesión.

34.-  Continuaremos con la aplicación de las medidas de apoyo y protección a las familias, especialmente para permitir la conciliación, y reforzaremos los acuerdos y convenios con Comunidades Autónomas para simplificar la obtención de plazas en colegios, así como con los centros infantiles cuando no estén disponibles los propios de la Defensa.

35.-  Garantizaremos las posibilidades de acceso y formación que refuercen la calidad profesional de los miembros de las Fuerzas Armadas, así como el progreso en una carrera plena y fructífera. Lo haremos asegurando la reposición necesaria de efectivos para dar cumplimiento a la planificación operativa del JEMAD con vistas al año 2025, mientras potenciamos el aprovechamiento de las capacidades militares en el sector público y privado mediante la implementación del plan SAPROMIL creado durante esta Legislatura.

36.-  Analizaremos los planes de estudio, y su adecuación, permitiendo la convalidación de créditos en los procesos de promoción, desarrollaremos las segundas especialidades de carrera profesional, lo que permitirá el mejor diseño de trayectorias profesionales, perfeccionaremos los procesos de evaluación para el ascenso y fortaleceremos los mecanismos que faciliten la promoción interna entre cuerpos y escalas.

37.-  Consolidaremos y ejecutaremos el plan de acción de la Sanidad Militar, para garantizar el mantenimiento de esas capacidades.

38.-  Aplicaremos con la mayor diligencia el Plan Integral de apoyo a la Discapacidad, completando así las posibilidades de inserción y recuperación de nuestro personal.

39.-  Haremos del reservista voluntario un recurso altamente útil para las Fuerzas Armadas; para ello mejoraremos los perfiles profesionales y los destinos, así como su gestión y los procedimientos de activación.

40.-  En materia de igualdad entre hombres y mujeres en las Fuerzas Armadas, seguiremos potenciando el acceso y las condiciones de trabajo de la mujer en las FAS e implementaremos el Protocolo contra el acoso sexual y por razón de sexo. De esta forma, seguiremos exportando, mediante la cooperación y el intercambio de “buenas prácticas”, el modelo español de incorporación e integración de la mujer en las Fuerzas Armadas Españolas, pionero y ejemplo en las organizaciones internacionales, así como la cultura de tolerancia cero con respecto al acoso sexual y por razón de sexo.

41.-  Se desarrollará la Ley de Régimen Disciplinario de las FAS, así como se completará el de la Ley de carrera militar, modificando los Reglamentos de Especialidades Fundamentales; de Evaluaciones y sus normas subsiguientes; así como el de Destinos y de Ingreso y promoción para dar cumplimiento a las medidas para facilitar la promoción profesional.

42.-  Desarrollaremos también el nuevo Código Penal Militar, entre otras medidas mediante las subsiguientes reformas de la Ley Orgánica Procesal Militar y de la LO de Competencia y Organización de la Jurisdicción Militar, aplicando así las decisiones adoptadas de refuerzo de la independencia de los jueces y para el óptimo funcionamiento de la jurisdicción.

43.-  Consolidaremos las reformas en las estructuras del Ministerio y de las Fuerzas Armadas, para lo que facilitaremos la consecución de la capacidad operativa final de los mandos del Estado Mayor de la Defensa y del resto de los sistemas. Completaremos las dotaciones que permitan la mayor capacidad de gestión de la Secretaría de Estado de Defensa, y continuaremos con el impulso en la racionalización, mantenimiento y modernización de las infraestructuras y equipos de la Defensa.

44.-  Reforzaremos las nuevas estructuras de Ciberdefensa, dotando tan importante campo de suficientes medios y capital humano. Al mismo tiempo, estableceremos convenios con administraciones y centros educativos que puedan aportar talento y valor añadido.

45.-  Potenciaremos la Cultura de Defensa con objeto de que los ciudadanos estén informados de los asuntos relacionados con la Defensa Nacional, así como para dar a conocer las actividades de las Fuerzas Armadas.

46.-  En cuanto a la política Industrial, continuaremos fortaleciendo el modelo de planificación, desarrollo, supervisión y ejecución de la política del Departamento, siguiendo el camino para que España tenga una Agencia de adquisición, gestión y control equiparable a otros países de nuestro entorno.

47.-  Desarrollaremos la Estrategia Tecnológica de la Defensa (ETID), que tiene como objetivo establecer las prioridades tecnológicas para los próximos años, alineadas con las capacidades esenciales identificadas y con las necesidades planteadas por el JEMAD en el Objetivo de capacidad militar.

48.-  Realizaremos la primera Estrategia Industrial de la Defensa en nuestro país, para que el sector industrial esté perfectamente coordinado con los intereses de la Defensa nacional en una época en la que afrontará múltiples desafíos, así como procesos de consolidación en torno a la Industria de Defensa Europea.

Por último, hemos de decir que hay otra propuesta “descolocada” en lo que concierne a política de Defensa, en concreto diciendo que se potenciará, entre otras (lo que en el PP equivale a decir, sobre todo) la innovación en Defensa y:

Seremos especialmente activos en los sectores con mayor potencial innovador, donde España cuenta con grandes oportunidades. Prestaremos especial atención a la automoción, la biotecnología, la agroalimentación, las tecnologías de la salud, las TIC y los contenidos digitales, la química, los sectores relacionados con la energía y la protección medioambiental, las industrias culturales, el sector naval, aeroespacial y de defensa, y la máquina-herramienta.

Como se ve, el PP ha concretado sus propuestas, con este programa queda claramente definido el grueso de su política de Defensa, que, por otra parte, será similar a la que actualmente sufrimos.

Solidaridad con la Minga Nacional Campesina, Agraria, Étnica y Popular de Colombia

Perlita+campesina

Ana Carolina Rodríguez

Conocimos a varios luchadores por los derechos humanos de Colombia que han tenido que acogerse al refugio político en España por las amenazas contra su integridad personal que sufren en Colombia. Su testimonio acerca de las luchas campesinas y de la militarización social existente en Colombia es impactante.

Ahora nos hacemos eco de la carta que la Asamblea por la Paz de Siero nos hace llegar, dirigida al Presidente de la República de Colombia, en la que denuncia la situación colombiana y exige una resolución pacífica del conflicto.

” Juan Manuel Santos Calderón

Presidente de la República de Colombia.

Ref.: preocupación por violaciones de Derechos Humanos a personas movilizadas en la Minga Nacional Campesina, Agraria, Étnica y Popular.

Sr. Presidente,

Expresamos ante UD. nuestra preocupación por la situación de riesgo en que se encuentran los-as campesinos-as, indígenas, afrocolombianos-as, defensores-as de Derechos Humanos y  ambientalistas  movilizados desde el 30 de mayo en la Minga Nacional Campesina, Agraria, Étnica y Popular .

Colombia se precia de tener una legislación que reconoce derechos básicos como la libertad de asociación, expresión y movilización, sin embargo su gobierno viola esos derechos al dar tratamiento militar a una  protesta civil, al usar de manera desproporcionada, brutal, y abusiva fuerza del estado con un saldo parcial de 3 indígenas  asesinados, medio millar de heridos, centenares de detenidos y muchas personas y organizaciones legales señaladas y amenazadas de muerte, hechos que son responsabilidad directa de su gobierno.

Sr. Presidente: le instamos a usar el diálogo y a buscar soluciones efectivas antes que a seguir usando la dilación, el incumplimiento de acuerdos y la fuerza bruta para manejar el reclamo legítimo de quienes se oponen a las políticas de su gobierno relacionadas con los impactos de los Tratados de Libre Comercio que quiebran la economía campesina y la producción nacional de alimentos, la entrega de los recursos naturales y energéticos del país, las empresas públicas y los bienes comunes a intereses privados y extranjeros.

Si dialoga con las guerrillas es inadmisible que su gobierno no lo haga con las organizaciones sociales. Nos preocupa el que la criminalización de la protesta social y el uso abusivo de la fuerza socaven aún más el Estado de Derecho que Colombia necesita fortalecer en esta etapa.

Desde Europa estamos atentos-as al manejo que su gobierno da a la Minga Campesina, étnica y Popular.

Atentamente,

Asamblea por la Paz.

Siero.

Asturias.”

A %d blogueros les gusta esto: