España es cada vez más activa en la guerra de Irak

Imagen de Denis Bocquet

Imagen de Denis Bocquet

Fuente:  La Vanguardia.

Múltiples son las colaboraciones militares de España en la guerra de Irak.  No se conocen, en cambio, las ayudas civiles y solidarias con dicha nación y pueblo.  Quizá no existan o sean irrisorias, de existir.  De hecho, en la página de la AECID hemos buscado los países donde cooperamos actualmente y en ellos no sale Irak.  La conclusión es muy clara:  Irak nos interesa, pero sólo desde el punto de vista militar.

Las aportaciones militares de España a la guerra irakí son las siguientes:

  • España contribuye a la coalición con 374 efectivos, cuyo grueso principal del contingente se encuentra desplegado en el centro de adiestramiento de Besmayah, liderado por España, encargado de formar a las unidades de las Fuerzas Armadas iraquíes.
  • Dentro de la iniciativa de la OTAN sobre el desarrollo de capacidades para Irak, España contribuye a la formación en Jordania de soldados iraquíes en la lucha contra artefactos explosivos improvisados, con participación del personal del Centro de Excelencia aliado C-IED, con sede en Hoyo de Manzanares.
  • Asimismo, las Fuerzas Armadas españolas también instruyen a las fuerzas de operaciones especiales iraquíes en las localidades de Bagdad y Taji.

En total, parece que nuestras fuerzas han instruido a 6.000 militares irakíes que ya han participado en batallas importantísimas como la de Mosul.

Ahora la ministra de Defensa anuncia que los soldados desplegados en Jordania van a acabar yendo a Irak para hacer allí su cometido formador.

¿No convendría más formar a los irakíes en técnicas noviolentas de resolución de conflictos, en técnicas de negociación, en lucha noviolenta para recuperar derechos humanos, civiles y sociales?

Seguro que a los irakíes les convendría más, pero no a nosotros l@s español@s, porque con la venta de armas obtenemos pingües beneficios.  No tod@s, claro, sólo las élites que tienen acciones o trabajo en las fábricas de armas.  Pero ell@s son los que cuentan.

Las industrias militares de EEUU y la UE acaparan el 82,4 % de las ventas de armas mundiales

US+military+expenditures+1950-2015

Martin Broek

Fuente: El Diario

El negocio de la venta de armas sigue, al parecer, viento en popa.

Lo dice el informe del SIPRI, referido al año 2015, que señala una facturación mundial de más de 349.000 millones de euros, cifra similar a la de 2014 y que, según las estimaciones del SIPRI tiene una tendencia al aumento.

Tan curioso como la cifra es el conocer los principales causantes de tal venta de armas:

El “top 100”, que no incluye empresas chinas por falta de datos fiables, refleja el dominio abrumador de las firmas estadounidenses y de Europa Occidental, que controlan el 82,4 % de las transacciones y acaparan la lista de las diez primeras.

El desaguisado es abrumador, EE.UU. mantiene la mayor cuota del mercado, pero con ligeras bajadas respecto de años anteriores

Las compañías estadounidenses -39 de las 100 primeras- tuvieron unas ventas totales de 209.700 millones de dólares (198.000 millones de euros), casi el 57 % del total, consecuencia de que el departamento de Defensa de ese país es el principal comprador mundial y de que la mayoría de sus adquisiciones son a firmas nacionales.

Por contra, las empresas de armas europeas aumentan su exportación y

Las empresas europeas occidentales aumentaron su facturación un 6,6 %, hasta 95.700 millones de dólares (90.203 millones de euros), revirtiendo la tendencia negativa del año anterior, gracias en especial a una subida del 13 % de las firmas francesas por sus grandes contratos con Egipto y Qatar.

Con este panorama es obscena la justificación que suelen ofrecer para este aumento de lo militar los partidarios del militarismo. No se fabrican armas porque hay inseguridad mundial, sino que las armas que vendemos crean los conflictos y generan la inseguridad mundial que luego nuestra propaganda intenta usar para justificar su inmoral negocio de muerte.

¿Cómo pueden mantener en serio los dirigentes políticos, tan embadurnados en el expresionismo militarista que padecemos, que debemos fabricar armas  e incrementar los presupuestos militares porque nos amenazan de fuera, cuando somos los que proporcionamos el 85% de las armas del mercado mundial?

Se nos ocurre una explicación bien evidente que tiene que ver con las complicidades de la élite en este negocio que nos amenaza y empobrece a la mayoría de gente decente: la venta de armas es su negocio, la guerra es su negocio, la destrucción es su negocio y dominar con todo ello a los demás es su negocio y su objetivo.

Los repartos de los congozantes del campo de tiro de Bardenas Reales

David+and+Noa+at+a+rock

Por Manuel Fernández

Fuente: Diario de Navarra

Ya se sabe que el que parte y reparte se lleva la mejor parte.

Y el dicho se hace efectivo y sólido en los mejunjes del Ministerio de Defensa y la Junta de Bardenas, ese ente que aprovechó el militarismo para legitimar el campo de tiro con el que someten a los ribereños del Ebro circundante en Navarra y Aragón.

El gran argumento con el que los partidarios de mantener un campo de entrenamiento militar en su territorio cercano y en un paraje con especiales figuras de protección medioambiental como es la Reserva de la Biosfera de Bardenas Reales, es que a cambio de este pequeño sacrificio los pueblos “congozantes” (es decir, los que históricamente recibieron la dádiva de hacer uso de un terreno de los reyes de edades bien periclitadas) gozarán de un dinero que Defensa ofrece en concepto de canon de uso.

Y a los vecinos de la ribera les han venido contando el cuento de que el dinerillo les salvaba los presupuestos municipales y les hacía tener servicios impensables sin este apoyo del militarismo.

Al margen de lo indecente del argumento, al margen también de que la gran contribución de los militares a la región se traduce en contaminación por el armamento usado y el impacto ambiental de las actividades militares,  al margen también de las molestias que sufren cada vez (más de 250 días al año) que a los militares les da por sobrevolar los pueblos, al margen de que lo que se entrena allí es cómo hacer las guerras que luego replican los ejércitos español y sus socios por doquier, al margen, decimos, de todos estos pequeños detalles, resulta que la cuenta del canon es un cuento.

Porque, nos dice la noticia, la Junta de Bardenas, un ente privado y bien oscuro en su gestión, en realidad no entrega a los pueblos congozantes sino el 58% de lo que recibe en concepto de canon y se chupa el resto en cosas que, por la peculiar oscuridad de dicha Junta, ni siquiera conocemos, si bien algunas noticias de la prensa nos han explicado gastos injustificados (e injustificables) para viajes y solaz de los junteros, todo un descaro.

Llama la atención la farsa del canon que convierte en dependientes irremisibles del militarismo y sus actividades a los sufridos y sufrientes ciudadanos, mientras sus políticos más avezados se aprovechan a todo trapo de esta sumisión resignada y aplauden con las orejas la continuidad del campo militar que alimenta su codicia.

Razón a añadir a las muchísimas por las que hay que lograr desmilitarizar por completo Bardenas Reales y cuanto antes, impidiendo la renovación automática que pretende el Ministerio de Defensa y la Junta de Bardenas del convenio para el uso del campo de tiro.

Que se pronuncie el pueblo y diga si quiere tener un campo de tiro en Bardenas o si prefiere destinar este paraje a un uso más sensato y solidario.

INDRA cabrea a Cospedal

Bienvenidos%21%21

Por Baldiri

Fuente: Hispanidad.com

En el interminable sainete de nuestros políticos de pro y su idea de crear un “polo militar industrial” de relumbrón, ya tenemos, y no ha hecho más que empezar, a otra ministra de defensa cabreada.

Y es que una de las patas del proyecto, que no acaba de fraguar, de construir este engendro lo constituye INDRA, una empresa participada por la SEPI y que Defensa considera imprenscindible en su estrategia de promocionar la industria militar española y la venta de armas. ¿Será porque, a diferencia de las otras de las que cuenta ese “polo” INDRA parece saneada? ¿Será porque, después del fiasco de los submarinos que no flotan, los “productos” de INDRA van a pasar a ser los más demandados de nuestra industria militar?

El caso es que INDRA es un gallinero, como la propia SEPI y la idea de poner la industria pública al servicio de la venta de armas.

Aprovechando que la SEPI, socia mayoritaria de INDRA, no cuenta actualmente con presidente y camina como pollo sin cabeza, el actual presidente de INDRA (recordemos que el anterior Ministro de Defensa ya maniobró, aunque fracasó en su empeño, para que nombraran presidente de INDRA a alguien más afín a sus intereses de volcar a esta empresa al militarismo de forma total) ha hecho oídos sordos a los cantos de sirenas militares y se ha dedicado a formalizar compromisos para diversificar su actividad hacia campos ajenos a lo militar, adquiriendo acciones de Telecom y cabreando con ello a Cospedal, que ve disolverse cual azucarillo la megalomanía del polo militar industrial español.

Y en estas nos encontramos ahora con que ya son tres los ministros, cual trío calaveras, cabreados por el asunto de la SEPI y su orientación futura: el de Hacienda, con Montoro al frente, que se las ingenió la pasada legislatura para hacer depender la SEPI de su ministerio y no del de Industria donde antes estaba; el de Economía, con De Guindos que a su vez es ministro de Industria y que reclama que le devuelvan a Industria (y en este caso le entreguen a él) el dominio de la SEPI, y el de Defensa, con Cospedal furibunda, porque al anterior ministro de Defensa le prometieron que la orientación hacia la Defensa de las principales y más estratégicas sociedades dependientes de SEPI la ostentaría Defensa, y ve ahora cómo va a ser que no.

Parece, con todo, que todos tienen demasiados intereses en mangonear la SEPI. ¿Por qué será?

La infancia y la guerra en Siria

Imagen de Egisto Sani

Imagen de Egisto Sani

Fuente:  Es Global.

La guerra en Siria ya se ha cobrado más de 470.000 vidas.  De ellos, al menos, 50.000 son niños y niñas.

Según Unicef, 1 de cada 3 menores sirios no conoce otra cosa que la guerra, incluyendo 151.000 que han nacido como refugiados.

¿Es necesario algún argumento más para saber que es imprescindible parar esta guerra?

Imagen de Rosa Soto

Imagen de Rosa Soto

 

¿Cuántos años de futuro ha roto esta guerra siria?  ¿Cuántas decenas de años tardarán en recuperarse?

Los niños sirios sufren la misma situación que los adultos, pero las consecuencias son aún más graves. De 13,5 millones de personas afectadas por el conflicto dentro del país, 6 millones son menores. A ellos se suman más de 2,5 millones de niños registrados como refugiados, tanto en los países vecinos como en Europa.

La situación es escalofriante para millones de personas, sobre todo aquellas que están asediadas o casi, sus posibilidades de sobrevivir y de huir son bajísimas:

Actualmente, según cifras de ONU, hay en torno a medio millón de personas viviendo en 18 áreas bajo asedio y 4,1 millones más que viven en 135 designadas como de difícil acceso.

No estamos de acuerdo con la idea de Es Global cuando dice que la situación de los refugiados no es mucho mejor pero, al menos, están lejos de la violencia.

Los refugiados sufren violencia directa, estructural y cultural contra ellos en los países que los reciben y desde Occidente, que no nos preocupamos lo suficiente de acogerlos y de recibirlos como es debido.

¿Cómo puede ser que no seamos sensibles a la cruda realidad que, en números, nos dice que 300.000 personas intentaron cruzar el Mediterráneo en 2016?  ¿Pensamos que lo hacen por gusto?  ¿No nos influye que 4.600 hayan muerto en las aguas del Mare Nostrum?  Huyen de la violencia directa, estructural y/o cultural de sus respectivos países.

90.000 menores de 16 años no acompañados pidieron refugio en 2015. ¡90.000 menores no acompañados!  Y Europa, ¿no les acoge directamente?  Menuda política internacional más poco humanitaria.

En la educación los estragos también son temibles:

Según Unicef, 2,8 millones de niños sirios dentro y fuera del país no tienen acceso a la educación. En un Estado donde antes del conflicto casi el 100% de los menores estaban enrolados en la educación primaria, ahora apenas alcanza el 70%. La situación es peor para los adolescentes, que han perdido cursos y ahora resulta difícil volver a recuperarlos, especialmente cuando muchos de ellos tienen que trabajar para ayudar a sus familias a seguir adelante.

Imagen de Rosa Soto

Imagen de Rosa Soto

 

El reclutamiento de menores para la guerra y su utilización en los combates es cada vez más preocupante:

Otro problema que está pasando desapercibido es el uso de niños como combatientes. Según el citado informe, un total de 362 casos de reclutamiento de menores habían sido verificados en abril de este año. A la cabeza se encontraba Daesh con 274, seguido del Ejército Libre Sirio y grupos afiliados con 62, Liwa’ al Tawhid con 11, los comités populares con 5, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo con 4, Ahrar al Sham con 3, el Frente al Nusra con 2 y el Ejército del Islam con 1. De todos los casos verificados, 56% correspondían a menores de 15 años.

Polémica por el convenio de Ferrol y Defensa

Imagen de José Manuel García

Imagen de José Manuel García

Fuente:  La Voz de Galicia.

En julio de 2013 nos hacíamos eco de que El Ferrol:

En el mes de agosto se firmará el convenio por el cual el Ministerio de Defensa cederá al Ayuntamiento de Ferrol más de un millón de metros cuadrados que actualmente posee allí a cambio de una contraprestación de 500.000 euros, que irán a parar, como ya anunció el INVIED, a pagos de los programas de armamento que nos han endeudado por 30.000 millones de €.

(…)  Pero, al parecer, el acuerdo tiene una letra pequeña (ya nos extrañaba a nosotros) que no viene en el mismo: Según parece, a cambio de esta cesión, el ayuntamiento se había comprometido (y ahora ratifica su compromiso) a recalificar los terrenos del antiguo cuartel Sánchez Aguilera (más de 100.000 metros cuadrados) para permitir que Defensa pueda construir viviendas allí.

Al menos, durante dos décadas los ediles de Ferrol se ven obligados a negociar con Defensa la devolución de instalaciones militares al municipio para que puedan realizar planes civiles.

También La Voz de Galicia nos informa de

El Concello de Ferrol firmó en 2015, aún con el anterior gobierno municipal, la última versión del acuerdo. En ella, a diferencia de en los textos anteriores firmados por los dos ejecutivos precedentes, se incluía una contrapartida económica que la administración local debía pagar al ministerio. Lo hacía a cambio de la inclusión de dos parcelas: la del observatorio de Monteventoso -incluida en convenios anteriores pero que posteriormente se retiró del listado de propiedades a ceder- y, especialmente, la antigua estación de radio de Mandiá. Por ello, se debían pagar 560.000 euros, una parte en el momento de la firma y la restante, cuando se sucribieran oficialmente las escrituras de compraventa.

Así, el Ayuntamiento ha pagado ya a Defensa 140.000 euros. ¿Qué pasará con ese dinero si finalmente se desiste y no se lleva adelante el convenio? Responde el alcalde: «Se consideramos que os informes de Intervención son os correctos e as valoracións son tamén correctas, pagarase o segundo prazo», aseguró. En caso contrario, «se consideramos que non é beneficioso para os intereses da cidade de Ferrol, terá que ser demandado o reembolso desas cantidades», advierte. «Estamos a falar de case 500.000 -concretamente 420.000- e queremos saber se corresponde pagalos ou non», apunta.

Parece que los desacuerdos abarcan a ambas partes:

Después de que trascendiese un escrito del ministerio en el que advierte de que podría denunciar el acuerdo por el retraso en la aprobación de la reparcelación del Sánchez Aguilera, el alcalde, Jorge Suárez, dejó la puerta abierta a desistir de ese convenio si se considera que no es beneficioso para la ciudad.

El regidor expresó varias dudas sobre el convenio «que hai que clarificar e ter ben claro o que se acorda antes de dar ese paso». En concreto, mostró la disconformidad municipal que ya había avanzado hace meses respecto a las tasaciones realizadas por Defensa de las propiedades y los informes de fiscalización.

Apuntó que la valoración realizada por el ministerio es «unilateral» y sin justificar «en base a que criterios se fai». Incide en que se trata de una decisión que compromete una cantidad importante del erario público y también «parcelas para edificar no centro da cidade». Por ello, reclama que se clarifiquen esos extremos y que una vez aclarados «ver se ese convenio é bo para os intereses da cidadanía de Ferrol».

En todo caso, Suárez mantiene que hacerse con la propiedad del antiguo acuartelamiento Sánchez Aguilera es «fundamental» para la recuperación de la ciudad, pero «resúltanos difícil de entender esas taxacións unilaterais». El Concello ha encargado una asistencia técnica a la empresa Entyl para que realice una valoración propia de los bienes «para determinar se é adecuada ou non conforme aos intereses de Ferrol».

El cuartel de Loiola en San Sebastián

 

Imagen de Pablo BD

Imagen de Pablo BD

Fuente:  El Diario.

Las primeras declaraciones de la nueva ministra de Defensa, Cospedal, señalan, bien a las claras, su cinismo.

Ante la polémica en Donostia sobre el Cuartel de Loiola, que en múltiples ocasiones ha visto como pedían su cierre en San Sebastián, tanto por Bildu como por el ex alcalde socialista, Odón Elorza, la ministra ha declarado:

su intención de abrir un diálogo con el Ayuntamiento de San Sebastián sobre el cuartel de Loiola, pero ha advertido de que esta instalación es “indispensable” y necesaria” para la defensa nacional

Es decir, van a dialogar a troche y moche pero sin negociar nada y sin mover su posición ni un ápice, lo que se dice estilo PP.  Dialogar para marear la perdiz, no para llegar a acuerdos.  ¿Eso es cinismo?.

Ahora ha sido un diputado del PNV quien ha preguntado a Cospedal sobre el cuartel porque:

Por su parte, el diputado del PNV ha subrayado que la gestión de la zona en la que se ubican los cuarteles es una de la cuestiones más importantes para el Ayuntamiento, ya que se trata de su principal recurso para su extensión y desarrollo urbanístico.

Tras aclarar que se trata de 17 hectáreas para crear un nuevo barrio con más de 1.600 viviendas, Legarda ha criticado que pese a que el Ayuntamiento de San Sebastián intenta negociar con Defensa desde 2003, las conversaciones no se han iniciado.

El PNV lleva años proponiendo el cambio de la actual ubicación de los cuarteles de Loiola de la capital donostiarra y edificar viviendas en el terreno.

Fíjense en las cifras:  17 hectáreas, un nuevo barrio con todas su edificaciones sociales y comunitarias, 1.600 viviendas.  Todo ello es, mejor diríamos no es, un cuartel.

El militarismo afecta de maneras muy diversas a las personas, también lo hace en el ámbito municipal como hemos intentado comentar en estas entradas del blog.  Sobre todo, nos parece importante repasar los datos y denuncias que hacíamos en nuestro estudio:  “Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas“.

Por otro lado, El Confidencial Digital nos recuerda que son muy distintas las verdaderas razones que hacen que Defensa considere esencial el acuartelamiento de Loiola:

una de las razones clave de esta negativa está relacionada con la lucha antiterrorista, concretamente con las labores de control del terrorismo etarra que dirige el Centro Nacional de Inteligencia en San Sebastián y en la provincia de Guipúzcoa.

Las fuentes consultadas aseguran que el cuartel de Loyola “es clave, indispensable” para la obtención de información sobre ETA en el País Vasco. Estas voces explican, discretamente, que las instalaciones son necesarias para la infraestructura comunicativa del Centro, y llevarlas a otro lugar complicaría las tareas de información.

Además, Defensa alude al importante coste económico que supondría el traslado de las dependencias militares a la zona de Antondegi, en el barrio de Martutenecerca del centro penitenciario-. Serían, en total, cerca de 88 millones de euros más el coste del arrendamiento del terreno –o en su defecto, la adquisición de él-.

Y ahora entendemos la noticia en su verdadero contexto.

Es decir, el interés es la lucha contra ETA.  Algo que hace 5 años largos ya no es una realidad.  El ejército sigue en aquella época como si nada hubiera cambiado.  El interés es el espionaje y el control de la población propia.

Por cierto, nos gustaría más que aquellos que piden el cierre del cuartel de Loiola lo hicieran por el interés popular y por la desmilitarización de Guipúzcoa, no para conseguir dar nuevos pelotazos inmobiliarios.

Moción contra el gasto militar en la Comisión de Defensa

17.10.2013+Acto+de+apoyo+a+ecograf%C3%ADas+antes+de+abortar

PROFotero

Fuente: Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados

En las acartonadas sesiones de la Comisión de Defensa se ha producido un hecho insólito, o casi, aunque debería formar parte de la normalidad más absoluta: un grupo parlamentario se ha atrevido a denunciar el gasto militar español y a preguntar y exigir su reducción drástica.

1) La intervención de ERC

La intervención de la Diputada Surra Spadea, en la Comisión de Defensa explicaba, entre otras cosas, que

El gasto militar español es el triple de lo que se presupuesta en el Ministerio de Defensa, porque el Ministerio de Defensa no contempla todo el gasto militar que está repartido en otros ministerios, como los de Educación, Interior, Sanidad e Industria. Según los cálculos del Centro Delàs de Estudios por la Paz, asciende a más de 17.465 millones de euros, lo que significa un gasto de casi 50 millones de euros al día. Según el colectivo Utopía Contagiosa, que hace unas proyecciones ante la opacidad en el gasto militar, el gasto militar total asciende a unos 24.500 millones o, en otras palabras, el gasto militar le cuesta a cada contribuyente más de 60 euros al día. Pero, al parecer, estos 50 millones de euros al día no son suficientes para pagar las ambiciones armamentísticas del Ejército español, ya que arrastramos una deuda de más de 30.000 millones de euros o, dicho en otras palabras, cada contribuyente debe 15.000 euros en gasto militar. En definitiva, el Ejército español ha vivido por encima de sus posibilidades, en concreto, 30.000 millones por encima, que son los que nos hemos gastado gracias a las puertas giratorias del ministro Morenés. Y luego, esta vergüenza de Gobierno pretende hacernos creer que somos nosotros, los ciudadanos, quienes hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que, en consecuencia, estábamos obligados a recortar nuestro nivel de vida y nuestros salarios.

para afirmar que

Más allá de la inmoralidad de este gasto militar, especialmente en una época de crisis y de recortes sociales, existe la gran inmoralidad de financiar la ambición militarista con cargo a deuda pública

y que

los recortes que se están exigiendo a la ciudadanía y a la inversión social que hacen las comunidades autónomas y las entidades locales para reducir la deuda está sirviendo para que ustedes generen nueva deuda con gasto militar. Para defensa, sí; para dependencia, no, pese a que con estos 800 millones de euros las personas dependientes tendrían garantizado su derecho, insisto, derecho. Mientras recortan en derechos, sueldos, educación, sanidad e inversión social, aprueban aumentar el gasto militar. Estamos cerrando hospitales para comprar tanques, aviones, helicópteros y buque militares o misiles. Nos causa indignación su escala de valores morales… la realidad es diáfana: están robando derechos para mantener el gasto militar

Y acabar presentando una moción no de ley para instar al gobierno a que reduzca un 40% el gasto militar para destinarlo a fines sociales.

2) La unánime negativa: el gasto militar ni se toca. 

A esta intervención le contestó la furibundia, primero del diputado Luis Rodríguez, del PP, para, sin querer valorar el meollo del asunto, decir que acusar a Morenés de ladrón es delito.

La opinión negativa de UPN, el aliado natural del PP

y luego el señor Arméndariz, de UPN, aliado del PP, que, entrando en materia,  explicó

Yo haría una reflexión. Si queremos que el ejército no cumpla su misión, aprobémosla. Si queremos estar indefensos ante las múltiples amenazas crecientes, aprobémosla. Señoría, el presupuesto de defensa lleva siendo recortado desde hace muchísimos años. Más allá de todas estas acusaciones dejadas en el viento con una cierta insidia -no sé como decirlo finamente-, hubiera deseado una propuesta un poco más técnica….  ¿Se ha hablado con los profesionales? ¿Quien la propone ha hablado con ellos? ¿Los profesionales dicen -si ha hablado con ellos cuando ha preparado esta intervención- que les sobra el presupuesto? ¿O es precisamente todo lo contrario y lo que nos están diciendo es que no pueden cumplir con su función constitucional?

Podríamos hacer también una proposición no de ley pidiendo eso, que nos vayamos todos y todo el dinero que nosotros costamos a los ciudadanos vaya a pensiones o a sanidad. Yo no comparto esa argumentación tan poco técnica, pero podrían haberla fundado en si existe o no una incertidumbre global en relación con el terrorismo, con las guerras o las amenazas asimétricas, con las guerras híbridas, con las guerras convencionales. Eso hubiera sido más oportuno para saber qué es lo que tenemos que hacer.

Ya ven la gran profundidad argumental de esta otra cara del PP: para pedir más técnica en la propuesta, resulta un argumentario que se derrumba por el cinismo y la falta de técnica argumental y soporte, cosa por otra parte más que evidente cuando no se tiene nada mejor que decir.

Ciudadanos, la muleta nacionalista y patriótica del PP

Ciudadanos no estuvo a la zaga en eso de mostrar su cerrazón militarista. Su diputado Díaz Gómez argumentó, en primer lugar, su mantra más patético y obcecado: los de ER lo que quieren es romper España por su espina dorsal, el ejército. Lo dice así

destaco la poca sutileza de la proposición no de ley que presentan para reducir un 40% el presupuesto de defensa y el poco disimulo que ponen en intentar desmantelar un ejército de un Estado que quieren romper. No son ustedes herederos de la habilidad política ni del disimulo de Wifredo el Velloso, sino que más bien se parecen ustedes a Rufus T. Firefly, el presidente de Freedonia en Sopa de Ganso

Muy gracioso, pero no ha dado ningún argumento para oponerse al fondo de la propuesta de ER.

Luego invoca la geopolítica para alegar a favor del gasto militar e, incluso, de su aumento próximo.

Las circunstancias geopolíticas que vive ahora mismo el mundo en general con el vuelco que se produce en Estados Unidos, que posiblemente retire el paraguas de la OTAN, nos van a obligar a conformar un ejército no ya español -que a lo mejor es lo que a usted no le gusta-, sino europeo. Ese ejército va a necesitar un presupuesto. Además, venimos sufriendo una serie de atentados y una ofensiva global del Estado Islámico en la que estamos participando en su defensa y vamos a tener que seguir haciéndolo.

Resulta patético que cada vez que los militaristas quieren fortalecer el militarismo invocan este tipo de razones vaporosas. Trump amenaza (pero olvida que los acuerdos de aumentar el gasto militar europeo se adoptaron antes de que conociéramos ni siquiera la existencia de Trump), y hay amenazas graves.  Cuando no hay amenazas, como es el caso, hay que estar preparado por si acaso, cuando hay amenazas (entre otras cosas por la ineficacia del medio militar para evitarlas) hay que estar preparados por si acaso. Si hay paz hay que gastar en defensa por si acaso, si hay guerra (porque el por si acaso ha fracasado, como ocurre con toda la parafernalia militar desde hace siglos) hay que incrementar el gasto militar para responder a la amenaza. Que el argumento sea cierto o mentira importa poco, se trata de meter miedo.

El resto del argumentario de ciudadanos se dedicó a reprochar la falta de patriotismo catalán respecto a los valores con los que el ardoroso diputado se identifica, eso si, sin abordar para nada los grandes retos de la propuesta catalana: la impagable deuda militar que nos empobrece, el presupuesto militar escandaloso y oculto que se ha decidido por intereses que no son compartidos ni decididos por todos, el agravio de una prioridad en gasto militar mientras recortan derechos, servicios públicos y libertades y la existencia de un ejército desmedido y desmesurado que no tiene lógica.

Podemos, sí pero no.

El Diputado Guijarro de Podemos comenzó por expresar que compartían gran parte de la crítica al gasto militar y al impulso de la industria militar y los megaplanes de armas de Defensa, para criticar que el impulso a la industria militar de los últimos gobiernos no haya contribuido a fortalecer nuestro tejido industrial de forma prioritaria. Lo dice así

Por nuestra parte, hacemos hincapié no tanto en el objetivo de esas empresas por cuanto entendemos que queremos y deseamos una industria militar española de carácter público que no solo atienda las necesidades estratégicas de nuestras Fuerzas Armadas sino que refuerce un tejido productivo, tecnológico y laboral francamente debilitado en estos últimos años. Ahora bien, nosotros sí ponemos en duda la eficacia con la que estos megaplanes han contribuido a este fin. Después de las reconversiones industriales de los años ochenta, aquellos altos hornos que cayeron como piezas de dominó sobre las armerías del norte y otras muchas industrias derivadas; después de haber visto el desmantelamiento de empresas públicas como Santa Bárbara y la severa mutilación de los astilleros militares, es justo concluir que ninguno de los últimos Gobiernos ha sido capaz de aprovechar el gasto militar español para el fortalecimiento de nuestras capacidades nacionales y se ha malgastado, señorías.

Acaba con una larga cambiada en la que dice que no puede apoyar la propuesta porque la falta de seriedad de nuestros presupuestos militares y la ausencia de datos fiables y de transparencia, impide saber qué gasto militar hay y, por tanto, qué gasto militar hay que reducir. Osea, una postura, para entendernos, como mear y no echar gota. Lo afirman así

En todo caso, no podemos apoyar esta iniciativa, compañeras y compañeros de Esquerra, porque sencillamente desconocemos en primer lugar el gasto público real que este país hace en defensa. Básicamente, porque el hiato, el abismo más bien, que hay entre lo presupuestado y lo realmente gastado hace del todo imponderable el gasto militar a priori. En concreto en 2015, los créditos asignados se ampliaron en 2.300 millones, por lo que el presupuesto pasó de los 5.700 iniciales a 8.100. Esto significa que aunque los presupuestos aprobados para defensa -que coparon titulares- fueron muy similares en 2015 a los de 2014 y menores que en 2013, en realidad el coste total del ministerio en 2015 fue superior al de los dos años anteriores. Qué nueva sorpresa nos tendrán preparada este año en lo que al manejo de créditos para la defensa se refiere. Esta opacidad nos lleva a no poder pronunciarnos sobre la idoneidad de recortar un 40% de los presupuestos. Antes de establecer cifras de si debemos recortar o aumentar gastos, nos gustaría poder tener un mayor acceso y control de lo que pasa en las Fuerzas Armadas a nivel presupuestario. No solo para saber qué gastos son realmente necesarios para mantener un nivel de operatividad y eficacia de las Fuerzas Armadas suficiente sino para garantizar que se gasta con sentido de Estado, con voluntad de servicio público y no con la voluntad de beneficiar a unos cuantos amigotes.

El PSOE, al rebufo del consenso militarista del PPSOE

Por el Partido abstencionista obrero español intervino una tal Botella (no confundirla con la otra Botella, esta del PP) , y a tono con su nueva doctrina (en realidad no tan nueva) de complicidad con los sacrosantos valores del régimen, aseveró que aceptar la propuesta era algo así como reducir la seguridad de los españoles un 40%, una barbaridad digna de la estulticia cada vez más labrada que se trabaja el PSOE. Lo dijo así

significaría recortar el presupuesto para garantizar la seguridad nacional, la seguridad de todos los españoles en un 40% o, lo que es lo mismo, aumentar el porcentaje de riesgos y amenazas que sufrimos hoy en día.

Y desarrollando su argumento, tal vez el más demagógico y desinformado de los explicados en esta moción, llegó a decir, contra toda evidencia, siguiendo a pies juntillas el argumentario mediático del Ministerio de Defensa, que nadie toma en serio, que

el presupuesto de defensa de nuestro país se ha reducido ya desde 2008 en un 30% y que España está a la cola de los países de la OTAN en gasto de defensa en relación con su PIB. Ignoran también en su propuesta que España es un país objetivo del terrorismo yihadista -como señala la estrategia de seguridad nacional española-, soslayan también nuestra posición geoestratégica y nuestra condición marítima, que exigen una específica estrategia de seguridad y defensa, y olvidan el derecho a la paz y a la seguridad de los españoles en todo el territorio del Estado, es decir, la Península, los archipiélagos balear y canario y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla; el mismo derecho que a disfrutar de un Estado de bienestar, porque no hay bienestar ni libertad posibles sin seguridad, y se ha dicho ya aquí en esta Comisión.

La señora Botella ha sido en este caso una de las mejores portavoces del oficialismo militarista al uso.

En esta ocasión el PSOE anunció que votaría en contra de la proposición. No se abstendrían como suelen últimamente en los temas esenciales, sino que saldrían, a pecho descubierto, a decir “no es no”. .

El PP en su papel.

Y para remate, el diputado señor Tarno, del PP, volvió a defender la honorabilidad de Morenés, por si no había quedado clara la idea, para afirmar acto seguido que los programas que han desorbitado el gasto militar español son culpa del PSOE, y que el presupusto militar es el que más sufre en España, porque se ha recortado desde 2008 un montón, por lo que no toman en serio la propuesta de ERC, esos malos patriotas que quieren que España se deshaga;

Lo dijo así

Desde el año 2008 hasta ahora el presupuesto de la defensa nacional se ha reducido un 35%. No hay ninguna otra partida presupuestaria que haya sufrido un recorte más importante en los últimos años en España. Ahora, si lo que ustedes quieren es que desaparezca el Ejército español, dígalo con claridad,

3) El resultado final: cerrazón y consenso militarista al canto.

Al final, la votación retrata a cada cual y el hecho cierto es que el debate lo hanb apagado con agua fría entre todos los partidos, con mejores o peores artes, para no abordar la enjundia del mismo y para, sobre todo, no tocar la desmesura del gasto militar español.

Todos, en este caso, menos ERC, en contra de reducir y meter mano al gasto militar español.

De nuevo, un triunfo (esta vez con algo de crítica) del partido transversal militarista español, que ese sí que parece que no conoce la crisis, sino para sangrarnos más.

Cospedal confunde Defensa con Seguridad

Imagen de Gobierno de Castilla La Mancha

Imagen de Gobierno de Castilla La Mancha

Fuente:  Infodefensa.

Inventir en defensa es invertir en seguridad” dijo Cospedal.  Y de ello concluyó que hay que invertir más en defensa.

Así, sin ningún razonamiento previo o posterior, sin justificaciones.  Simplemente por que ella lo vale, porque sí.

Lo podría haber dicho Morenés.  O cualquiera de los ministros de Defensa previos, tanto del PP, como del PSOE, como de UCD.

Tras un mes de estudiar los temas más importantes de su nuevo cargo, Cospedal no ha innovado ni un milímetro.

Pero se equivocan.  Defensa se refiere a militar, a violencia, a relaciones internacionales de dominación.  Defensa se refiere a estados naciones, a exportación de armas, a guerras en todo el mundo. Defensa se refiere a militarizar la investigación y el desarrollo, a que exista un Estado militar dentro del Estado civil.  Defensa se refiere a gastar en cañones en detrimento al gasto en mantequilla.

Seguridad es poder tener acceso a cubrir tus necesidades básicas:  alimentación, vivienda, sanidad, escolarización, …  Seguridad es promover y ejercitar el desarrollo de los derechos económicos, humanos, civiles de cada persona.  La seguridad tiene que ver con los intereses de las personas, no de las naciones, la seguridad es inclusiva porque no depende de los intereses nacionales, sino de los intereses humanos que nos son comunes a todos.

Confundir la cultura de defensa con la cultura de paz es un grave error.  También lo es confundir Seguridad Nacional con Seguridad Humana.  O una opción política violenta e intervencionista elegida a conciencia.

¿Invertir en defensa es invertir en seguridad?

Es justo lo contrario, invertir en militares, en armas y guerras es ir contra los derechos humanos, civiles y ecológicos.  Invertir en defensa es invertir en violencia directa, estructural y cultural.  Miles de guerras nos lo confirman, pasadas, presentes y futuras.  Millones de muertos, de refugiados, de mutilados, de violadas, de niños que no han podido estudiar ni tener un futuro digno.

Cada euro invertido en Defensa es un euro invertido en un mundo peor.  Por ello aboga, no nos engañemos, Cospedal.

Absueltos los antimilitaristas que se encadenaron a los tanques en protesta por la Trident Juncture

 

foto-valencia

Por MOC Valencia

Fuente: MOC-Valencia

Acompañamos la noticia que nos hacen llegar los antimilitaristas del MOC de Valencia.

“¡Maravillosa noticia! Esta mañana el Juzgado nº1 de Sagunto ha absuelto a las cuatro antimilitaristas que se encadenaron a los tanques de las maniobras de la OTAN #TJ15 del delito leve de “Daños”, como era de esperar, al no poder probarse que rompieron la tapia para entrar en el área del puerto de Sagunto donde estaba estacionado el armamento de guerra. Anteriormente, el mismo juzgado ya les había librado de las acusaciones de “Desordenes públicos” y de “Desobediencia” (delitos que en el Código Penal Mordaza, son ahora más graves y están redactados con la vista puesta en criminalizar la protesta) formuladas por la Guardia Civil. Es un pequeño ejemplo del potencial de la desobediencia civil para desbordar leyes injustas, creando el dilema de tener que elegir entre aplicar una norma represiva a una acción pacifica, justa y consciente, o garantizar el derecho a la libertad de expresión política. El juez encargado de este caso ha hecho la elección correcta. 

Y ahora vamos a por la segunda pata de la pinza represiva contra nuestra acción: recurriremos las cuatro multas de 601€ por la propia “Ley de Seguridad Ciudadana” procedentes de la Delegacion de Gobierno que estaban en suspenso a la espera del resultado del procedimiento penal que ha terminado hoy, y que se activaran probablemente en los próximos días.

¡Gracias por vuestro apoyo! ¡Seguimos desobedeciendo!”

Nos alegramos de la lucha coherente de los amigos de Valencia y de la decisión judicial. La desobediencia al militarismo sigue ganando argumentos y legitimación social.

A %d blogueros les gusta esto: