Tag Archive for Unión Europea

Despilfarro y militarización: cada soldado en el extranjero nos costó en 2014 149.525’5 €

Imagen de isafmedia

Fuente:  Documento de apoyo de la comparecencia del Ministro de Defensa ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.

2014 ha sido un año en el que España ha vuelto a demostrar que su concepto de política exterior es extremadamente militarista.  Lo demuestran las 11 operaciones militares que desarrolló en este año.

OperacionesPersonal
Actual (Diciembre 2014)
Personal
Total (2014)
Personal
Total desde inicio de misión
Coste (en €)Coste por soldado (en €)
TOTAL1.5374.13380.010616.860.681'23149.252,5
ISAF - Afganistán4641.28530.362237.741.651'94185.012,9
FINUL- Líbano5801.29519.953155.548.604'83120.114,7
Atalanta-EUNAVFOR1287535.708104.395.772'76138.639,8
Alfa-Mike - Senegal y Malí55148289
EUFOR República Centroafricana11421821835.471.896'23162.715,1
Alfa Charlie - Gabón y República Centroafricana49150150
EUTM - Somalia (adiestramiento)14281761.883.251'6267.258,9
Kosovo (Adiestramiento)92022.743
EUTM - Mali (adiestramiento)12223240239.081.294'13168.453,8
EUCAP-Néstor - Yibuti (Observadores-asesores)249
EUFOR ALTHEA - Bosnia-Herzegovina (asesoramiento y adiestramiento)9

Como se puede ver en la anterior tabla, las operaciones militares más caras en 2014 resultaron ser las de Afganistán, Líbano y Atalanta, también son las que cuentan con un número mayor de efectivos españoles. Pero ¿qué defendemos en concreto en estos tres escenarios? Mejor no responder.

Pero además, cada soldado en el extranjero nos costó, de media, 149.525’5 € (24.821.233  pesetas).   ¿Se imaginan lo que podrían hacer 4.133 cooperantes civiles españoles desplegados por el mundo con más de 100.000 € cada uno para invertir en conseguir los Objetivos del Milenio?  ¿Cuánta sanidad, educación, agua potable, lucha contra enfermedades, etc., se podrían conseguir?  El mundo cambiaría para bien y nos sentiríamos orgullosos de nuestra política exterior y de defensa.

Llama la atención el hecho de que no se desglosen, en la información proporcionada por el Gobierno, los gastos de algunas misiones:  Alfa-Mike de Senegal-Mali, Alfa-Charlie de Gabón-República Centroafricana, la de adiestramiento de Kosovo, la de observadores-asesores de Yibuti y la de asesoramiento-entrenamiento en Bosnia-Herzegovina.

Parece que el global, único dato que ofrece el Ministerio, gasta 41’378 millones de €, para 322 militares.  Esto significaría que nuestras recientes intervenciones en el Golfo de Guinea nos salen por poco menos de 128.504,7 € por soldado (habría que descontar, no sabemos el coste porque Defensa no lo desglosa, lo que costase el adiestramiento en Kosovo y el asesoramiento en Bosnia).

Share

El militarismo en el Norte de África

Imagen de Antonio García

Fuente:  Centre Delás.

Recomendamos y nos hacemos eco del buen informe que ha presentado hace unos meses el Centre Delás sobre el militarismo en África.  En sus 45 páginas, trufadas por tablas, que nos hablan del número de efectivos militares en cada país, de los conflictos armados que tiene cada país y una aproximación a su número de muertos, de lo que decidan a armamentos, de las importaciones y exportaciones de armas, etc, se hace un repaso muy necesario para entender las dinámicas de estos países ribereños del Mediterráneo.

A modo de conclusiones, podríamos citar su resumen ejecutivo, que el papel de los ejércitos en todos estos países:

En Marruecos, el ejército no interviene en las revueltas populares, aunque estas nunca se convierten en amenazas serias para el régimen alauí. En Argelia, su rol es represivo al lado de la policía y los servicios secretos, al igual que en Mauritania. En Túnez, el ejército se posiciona a favor de las revueltas asumiendo el poder interino y garantizando la transición. En Egipto, las fuerzas armadas se posicionan rápidamente en favor de la revuelta, lideran una transición ambigua y, después de un año de gobierno civil retoman el poder e inician una nueva ola de represión manteniendo las redes de poder de la era Mubarak.

Como se ve, los ejércitos o reprimen al pueblo o se ocupan de asegurar el dominio de aquellos que reprimen al pueblo.

El número de militares en la región es muy elevado y

destaca Egipto en cuanto al número de soldados, con 439.000 efectivos y 397.000 paramilitares. En segundo lugar está Marruecos, con 196.000 soldados y 50.000 paramilitares, seguido de Argelia, con 130.000 efectivos y 187.000 paramilitares. Los datos de Libia son menores: 76.000 militares, aunque su grado de militarización por cada 1.000 habitantes es el mayor de la zona, duplicando a los demás 12’1 militares por cada 1.000 habitantes.

En cuanto al gasto militar, Argelia ha pasado (2003) de un gasto de 3.152 millones de dólares a 9.104 (2012), es decir, ha multiplicado su gasto militar casi por 3.  Egipto ha sido el país que más ha gastado en lo militar hasta 2007 (fue superado por Argelia) y en 2003 gastó 5.227 millones de dólares y en 2012 gastó 4.175, con una rebaja del 20 %.  El caso de Libia también refleja una militarización importantísima:  2003:  831, 2012:  2.800 millones de dólares, es decir, lo ha multiplicado por 3’3.  Marruecos, en el mismo periodo, también ha seguido una línea ascendente de gasto militar desde 2.483 hasta 3.582 millones de dólares.  El total de la región ha pasado (2003):  12.295 millones de dólares a (2012):  20.407, un aumento del 66 %.

En el apartado de compra de armas, los países que abastecen a esta región son:

Rusia:  4.631 millones de € (con preferencia por Argelia y Egipto).

Estados Unidos:  1.677 millones de € (con preferencia por Egipto y Marruecos)

Francia:  696 millones de € (con preferencia por Marruecos y Argelia)

Luego les siguen Holanda, China, España (6º lugar con 217 millones de € y preferencia por Marruecos y Egipto), Ucrania, Italia y Reino Unido

En cuanto a la Unión Europea, el informa remarca que:

Desde una lectura objetiva de cada uno de los criterios de denegación de las exportaciones del marco legal mencionado, hay que observar que todos los países del Norte de África vulneran claramente la Posición Común Europea sobre exportación de armas, tecnologías y equipos militares y no deberían ser receptores de armas de los países que integran la UE.

Sin embargo, de 2006 a 2011 se han exportado al Norte de África 2.255 millones de €, y eso sin contar con las exportaciones de Reino Unido (Tercer exportador de armas mundial) y de Alemania (octavo exportador de armas mundial), que no informan de sus exportaciones de armas.  De 2006 a 2011 las exportaciones de armas de la UE al Norte de África se han duplicado.

Share

Europa promueve el militarismo por medio de las actividades de la Agencia Europea de Defensa

Mi hija + + + en + Eda a + skateboard ... Eda + kaykayc% C4% B1 ... 18 + meses + viejos ...

José Luis Celada Euba

Fuente: Europa Press

En la pasada campaña electoral para el parlamento europeo ya alertamos de la creciente militarización «soterrada» de la política europea y del papel que en la misma jugaban varias instituciones europeas a las que nadie hacía caso, como la Agencia Europea de Defensa.

A la Agencia Europea de Defensa le tiene Europa encomendado un papel proactivo en la militarización regional, pero que sepamos, nadie se dedica en el Parlamento Europeo o en cualquier otra instancia a controlar esta agencia y, menos aún, a cuestionar sus actividades.

Hasta ahora se nos decía que era más bien un instrumento retórico y sin contenido, pero en 2012 ya dedicamos una entrada de este blog a alertar de los peligros de la Agencia Europea de Defensa, y en este mes es la segunda vez que hablamos de esta agencia: la primera, hace unos días, para contar que había adquirido municiones para pertrechar a los ejércitos de algunos países y que en una segunda remesa adquiriría más material para el resto de países.

Ahora volvemos a la Agencia Europea de Defensa, esta vez para informar de la aplicación «Equip» que la Agencia Europea de Defensa acaba de lanzar a la red para «facilitar a los estados miembros la venta o transferencia de armamentos o equipos militares

la idea está pensada, sobre todo, para revender el material que dejará de usarse en Afganistán e Irak, después de las desastrosas campañas intervencionistas, pero el equipo servirá para otro tipo de negocios a largo plazo.

Como se ve, un nuevo intento de remilitarización europeo.

Share

Elecciones Europeas 2014: las posiciones críticas en el tema de la Defensa (IV)

Imagen de Rafel Edwards

En el sector crítico de la sociedad con la actual política militarista de defensa habría que englobar a tres partidos políticos:  IU, Equo y Podemos.  Sus críticas, muy loables y necesarias, tienen que ver con el militarismo y la resolución violenta de los conflictos internacionales, también con el comercio de armas y su producción, además, de con la OTAN.  Sus propuestas hablan de reducir el gasto militar.

En nuestra opinión, además de la crítica hay que valorar si estos programas presentan propuestas alternativas a la política de defensa actual.  Para ello habría que basarse en, al menos, cuatro grandes ejes:

  • ¿Qué queremos defender?  Aquí sería importante abogar por el concepto de Seguridad Humana como alternativa total al concepto de defensa militar.
  • ¿Cómo defendernos?  Habría que optar por las defensas noviolentas y basadas en la participación ciudadana en los movimientos de base yhorizontales como alternativa a las políticas violentas y militaristas actuales.
  • ¿Quién toma las decisiones en materia de defensa?  La opción alternativa fomentaría la participación ciudadana y la divulgación de esta política en la sociedad como única manera de conseguir una política de defensa no elitista como en la actualidad.
  • ¿Cómo se pasa de la sociedad actual dominada por la política militarista y violenta a otra que se base en la cooperación y la noviolencia?  En nuestra opinión sería muy valorable la presencia de un plan detallado, pormenorizado con actuaciones concretas y con una temporalización clara.  Es lo que nosotros en muchos otros artículos hemos llamado transarme y que, penosamente, ningún partido político recoge en sus propuestas.

Imagen de tietarteve.com

IZQUIERDA UNIDA.

El programa de IU le da relevancia al tema de la Defensa.  IU parte de un análisis de la realidad actual que se basa en explicar que tanto el capitalismo como el imperialismo provocan la actual crisis global, y que ésta se manifiesta en crisis de la democracia, en no consecución de los Objetivos del Milenio, en aumento del gasto en armamento y en aumento de las guerras.

Ante esta situación propone dos grandes líneas de acción: el fomento de foros democráticos internacionales para resolver los problemas mundiales y la construcción de agendas comunes de actuación alternativa.

El enfoque de IU supera el estrictamente militar y lo amplia hacia el concepto de Seguridad Humana, que no explican, pero que tiñe sus propuestas y análisis de los problemas y soluciones.  Por ejemplo, priorizan el cumplimiento de los Objetivos del Milenio como uno de los aspectos a trabajar y para ello proponen dos vías de financiación: el ahorro en gasto armamentístico y el impuesto de transferencias a la banca.  También proponen la consecución a nivel europeo del 0’7 % para cooperación y que la política de cooperación al desarrollo sea una política pública.

Otra característica del programa electoral de IU es que buscan dar alternativas y, además, intentan concretarlas.

La paz, el desarme y la cooperación son las grandes líneas en la parte de exteriores que tiene que ver con la PESC.

En la parte más estrictamente militar, denuncian que el concepto estratégico de la OTAN es intervencionista y sitúa a la propia OTAN como una amenaza, para acabar proponiendo su disolución.

Por otro lado, también son claros en el no a las bases militares de Estados Unidos en España, principalmente críticos con la de Morón por albergar el Escudo Antimisiles.

Otras propuestas suyas son:

  •         Desnuclearización.
  •         Convención internacional de Desarme.
  •         Desaparición de las armas de destrucción masiva.
  •         Disminución de la industria militar hasta un punto 0.
  •         Mayor rigor en el código de exportación de armas.
  •         Prevención diplomática de conflictos.
  •         Renuncia a la guerra.
  •         Disminución de los presupuestos militares.
  •         Reconversión de la industria militar a uso civil.
  •         Destinar infraestructuras militares a usos civiles.

En general IU se acerca a uno de los dos aspectos de las politicas que buscan un cambio de modelo de defensa: quitar poder a lo militar, y anuncian algunas de las medidas que inician un planteamiento de transarme.

No llegan a enunciar la idea de un cambio gradual de transarme hacia un modelo alternativo de seguridad basada en la seguridad humana, pero sus medidas pueden predisponer a ese cambio.

 

Imagen de gaiaespana.com

EQUO.

Al igual que los restantes grupos críticos con el modelo militar vigente, Equo sitúa sus propuestas sobre el militarismo en el desarrollo de la política exterior de la UE. Dos son los apartados de su programa que tienen que ver con la materia de la seguridad:

  • El primero, que propone la actoría de la UE como un actor multilateral que apoye una gobernanza mundial desde la defensa de los derechos humanos, las libertades, los derechos básicos y la “seguridad humana”, en lugar de la defensa militar tradicional.

Se define en este primer bloque la idea de seguridad humana como idea rectora de las políticas internacionales y de seguridad. No sólo se define, sino que se añade que esta seguridad humana lo es “en lugar de la defensa militar tradicional vinculada a la defensa del territorio”.

Tal vez la frase es equívoca porque no se alcanza a ver si la seguridad humana definida es compatible  con una defensa militar “no tradicional” o busca su gradual pero firme desaparición.

Afirman que para lograr todo esto pretenden que el Parlamento Europeo sea supervisor de la política de seguridad y defensa y que el Alto Representante amplíe las competencias de esta política común.

Añade que esta política exterior de la UE se oriente a la defensa la justicia universal, la solidaridad, la paz y la defensa de los bienes comunes globales, lo cual es reiterativo con lo propuesto más arriba.

Aspiran a que la UE lidere la reforma democrática de la ONU.  Y proponen la creación de sistemas de alerta rápida para la violación de derechos humanos y la potenciación de los mecanismos internacionales de lucha  contra las violaciones de éstos.

  • El segundo de los bloques de propuestas se encuadran en la actuación del a UE ante los conflictos armados y las crisis internacionales.

Su cuadro de medidas es diverso:

– Propone en primer lugar que la política ante estas materias se base en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución noviolenta, bajo la premisa de la seguridad humana (la segunda vez que el programa de Equo menciona este término) y en el horizonte de construir unas relaciones internacionales pacíficas.

– A su vez afirman la necesidad de favorecer la transición colectiva hacia la desmilitarización a nivel mundial y la eliminación progresiva de las armas (fabricación y venta).  Imaginamos que bajo la idea de desmilitarización colectiva se quiere decir la desmilitarización conjunta de la comunidad internacional, en la opinión de que ésta se tiene que dar en todos los países simultaneamente, lo cual es discutible cuando se pretende provocar una dinámica que fuerce una efectiva desmilitarización de la defensa, que ha de empezar por algún lugar.

– Propone crear un Centro para la resolución de conflictos vinculado a la OSCE.

– Propone que la UE ponga en marcha planes específicos para que el abordaje de los conflictos se haga preferentemente desde las entidades y ONGD locales, remarcando una vez más la más que cuestionable solución a los conflictos que aporta la alternativa militar e intervencionista.

De forma incoherente con la idea de cooperación entre los pueblos y de solidaridad que incorpora la idea de tránsito hacia una alternativa noviolenta de defensa, apoyan la creación de cuerpos civiles de paz, lo que abunda en la idea intervencionista, incompatible con el modelo de defensa noviolento y nos devuelve a la óptica militarista que en otros lugares del programa se ve que se quiere abandonar.

Propone reducir el gasto militar de cada estado y la creación de un único ejército europeo mucho más reducido e independiente de la OTAN. Igualmente, sin explicación de un proceso gradual, ésta línea es incoherente con la propuesta de un proceso gradual de desmilitarización anunciado (no definido) antes.

Propone también la reconversión del sector armamentístico europeo hacia sectores que creen riqueza social y ecólogica y por una transición a medio plazo que conlleve la desaparición de cualquier ejército del seno de Europa.

– Proponen sanciones a las empresas que se lucran con recursos naturales de zonas en conflicto.

– Mientras se llega a estos objetivos, demanda el cumplimiento de la Directiva 944/2008 del Consejo, así como del Tratado de Comercio de Armas, aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas, que recogen, entre otros, el seguimiento y control del material al país destino y la transparencia de la información sobre las transacciones realizadas.

En resumen, la propuesta de Equo vive en la tensión entre la idea, que empieza a esbozarse, de una transición hacia un modelo de seguridad alternativo basado en la idea de seguridad humana y de marcado carácter noviolento, por medio de un proceso de tránsito gradual, y la apuesta, aún, por algunos de los tics del modelo militarista, basados en el intervencionismo, la legitimación del uso de una fuerza militar más reducida, la idea de desarme compartido que ha conllevado las políticas de desarme oficiales (que nunca han conseguido hacer del desarme una realidad material, sino una mera táctica de ventajismo de los respectivos militarismos)

Imagen de elfaradio.com

PODEMOS.

Podemos construye su programa electoral alrededor de seis conceptos:

  •         Recuperar la economía,
  •         Conquistar la libertad,
  •         Conquistar la igualdad,
  •         Recuperar la fraternidad,
  •         Conquistar la soberanía,
  •         Recuperar la tierra.

Todos ellos seguidos de la idea clave para este partido:  construir la democracia.

En lo que se refiere a lo militar, le da una relevancia escasa y muestra una apuesta por un ejército menos ofensivo y más favorable a la paz, si bien apuesta por una linea de intervencionismo por medio de cuerpos civiles.

La imprecisión de su programa en cuanto a la fundamentación de sus propuestas en materia de política militar no nos permite saber si aspiran a una supresión alternativa del modelo de defensa militar, o a la construcción de un ejército neutral, respetuoso y democrático, pero imbuido del paradigma militar de la defensa.

Propone una serie de medidas críticas con el modelo de defensa vigente:

1.- La reducción del presupuesto destinado a gasto  militar y el trasvase de lo reducido a investigación básica

2. La reconducción de la política internacional europea en favor de la paz y contra la guerra.

3.- Promoción de sanciones activas a entidades e instituciones con gobiernos o parlamentos que no defienden los derechos humanos.

4.- Impulsar una comisión de desarme en el seno de la UE

Además, bajo el epígrafe “defender la paz” sitúan otra serie de medidas, algunas redundantes con las planteadas anteriormente:

Referéndum vinculante sobre la salida de España de la OTAN.

Rechazo de las intervenciones militares en la resolución de conflictos internacionales.

Desmantelamiento de las bases militares extranjeras en terceros países.

– Impulso de las relaciones solidarias entre los pueblos.

– Papel comprometido de la UE en la paz mundial y creación de un Servicio Civil de Paz cuya  actuación quede circunscrita al ámbito de la interposición y que sustituya a las intervenciones armadas.

–  Promoción de nuevos tratados de desarme.

En resumen, Podemos se muestra crítico con el actual modelo de defensa, pero sus propuestas no dejan leer qué alternativa, si la hay, proponen en lo global y en las políticas a desarrollar. No sabemos si apuestan por un ejército no ofensivo y más asumible o si buscan la superación del modelo militar de seguridad, basado en la idea de ejércitos. Por otra parte, apuestan por un intervencionismo de rostro humano, por medio de cuerpos civiles de paz, que vuelve a participar de la idea intervencionista del modelo militar de defensa.

 

 

 

 

Share

Programas electorales (I): por qué debatir seriamente las cuestiones de Defensa

Ahora que varios partidos políticos se están planteando hacer primarias abiertas para elegir sus candidatos a las elecciones europeas de mayo y, también, abrir sus oídos a las propuestas de la sociedad y los movimientos sociales para elaborar sus programas electorales, consideramos que es buen momento para proponer desde nuestra perspectiva algunas ideas que nos parece que sería necesario debatir para elaborar un programa en materia de defensa alternativo.

En septiembre de 2011 ya advertíamos que

Hasta ahora, con muy pocas variaciones, todos los partidos políticos proponen en sus programas electorales los mismos planteamientos y similares medidas en materia de seguridad y defensa.  No hay críticas, no hay debates, no hay ideas.  ¿No es extraño?

Aferrados a un mismo paradigma los partidos justifican, sin ningún tipo de crítica, el mantenimiento de los ejércitos y del paradigma militarista como única respuesta a los problemas de seguridad, sin atreverse a cambiar la concepción de la defensa nacional ni a transformarla hacia la idea de la seguridad humana o del desarrollo humano.

Es por eso que confunden meros retoques del mismo modelo de defensa: ejércitos y armamentismo, con propuestas alternativas.

Poco se ha avanzado desde entonces y, por ello, queremos lanzar al debate público algunos temas que nos parecen cruciales a la hora de establecer un programa electoral en materia de defensa que sea algo más que unas cuantas medidas desconexas y la asunción tácita de la política actual protagonizada por el PP-PSOE.

Parece que no es importante para la sociedad y para los partidos políticos hablar de un tema que cuenta, entre otras, con las siguientes características:

  • La sociedad española nunca ha sido preguntada ni ha debatido qué es lo que queremos defender, cuáles son nuestro enemigos, riesgos, amenazas.
  • La toma de decisiones en materia de defensa sigue siendo opaca.  Se realiza por especialistas militaristas sin consultar a la sociedad ni al Parlamento (al cual sólo informan).
  • La política de defensa española está siendo, desde 1989, claramente ofensiva.  Nuestras tropas han participado en 68 intervenciones militares en el extranjero.
  • Somos el séptimo exportador mundial de armas y se pretende que la industria armamentística sea la que nos saque de la crisis.
  • Pertenecemos a la OTAN, una alianza militar que potencia la violencia estructural en las relaciones económicas e internacionales.  Varios puntos del referéndum sobre la OTAN siguen incumpliéndose.
  • Aunque el Gobierno dice que va a gastar durante 2014 5.745 millones de €, la realidad es que el Gasto Militar, al menos, será de 27.659 millones de €.
  • El gasto masivo de presupuesto en Programas Especiales de Armamento (PEAS) nos ha generado una deuda de más de 29.000 millones de €.  El Gasto Militar va a generar en 2014 una deuda de 12.694 millones de €.
  • 12 de los 13 actuales ministerios participan, en mayor o menor medida, del Gasto Militar.
  • El Gasto en Control Social (Gasto Militar más Gasto de Interior fuera de GM): 32.342’8 millones de €,es decir el 9’12 del gasto todos los PGE.  Es decir, 88’6 millones de € al día y 692’5 € por persona.
Y, en nuestra opinión, todos los datos anteriores nos hacen pensar que el tema de la Defensa es relevante y trascendente y debería ser considerado en serio por la sociedad y los partidos políticos.
Por ello, proponemos una serie de debates que, sin ánimo de ser exhaustivos, son los siguientes:
  1. Qué hay que defender.
  2. Cómo hay que defenderlo.
  3. Gasto Militar.
  4. Transarme.
  5. Intervenciones militares.
  6. El trabajo continuado durante los 4 años de legislatura entre el partido, el parlamentario y la sociedad.

Somos conscientes de que habría más temas a tratar, pero nos parece que con lo anterior se tendrían las líneas básicas de un programa electoral consistente y alternativo.

Share

Una manera civil y pacífica de hacer cooperación en zonas en conflicto

Fuente:  Público.

España acaba de aportar 4 millones de € para pagar el salario de 84.000 funcionarios y pensionistas palestinos.  A su vez, la U.E. ha aportado este año 145 millones de € para funcionarios y pensionistas.  84.000 personas que han podido cobrar por su trabajo y, suponemos, con su sueldo han podido comprar sus alimentos, mandar a sus hijos a la escuela, pagar el alquiler, acudir al médico, vestirse, etc.  Todo ello ha supuesto un poco de normalidad en la gravísima vida cotidiana de los palestinos.  Suponemos que, a su vez, otros palestinos se habrán beneficiado de los gastos que hayan hecho funcionarios y pensionistas, por lo cual serán mucho más que esas 84.000 personas los beneficiarios.

Al menos por una vez nos parece que la cooperación en zonas de conflicto no conlleva militarización y violencia.

Al contrario, nos parece que esta es una forma correcta de combatir la violencia estructural que supone la actuación de Israel bloqueando las tasas y aranceles que recauda en su nombre y estaría obligada a transferirla en virtud de los Acuerdos de Oslo (1993).  Israel tomó esta decisión por los sucesivos intentos palestinos de ser admitido como miembro de la ONU.  Aunque ellos alegan que la retención durará unos tres meses hasta que cubra una deuda de la ANP con la compañía eléctrica israelí por valor de unos 700 millones de shékels (unos 141 millones de euros).

Pensamos que esta es una forma más correcta, efectiva y ética de cooperación internacional, sobre todo si lo comparamos con el despilfarro de nuestra misión de paz en zona de guerra (sic del ministro Morenés) en la que en 2011 nos gastamos 450’2 millones de € y en el primer cuatrimestre de 2012 167’9 millones de € para no conseguir apenas resultados que puedan mejorar la calidad de vida del pueblo afgano.

Share

Eurolat y la seguridad birregional Europa-América Latina

Bases+fueraFuente: gaceta.mx

Los días 17 y 18 de mayo se reunirá en Montevideo la V Cumbre Plenaria del parlamento Euro-Latinoamericano EuroLat.

Europa y América Latina comparten una iniciativa de relación «birregional» estratégica, la cual entre otros instrumentos cuenta con una cámara de parlamentarios (75 europarlamentarios y 75 parlamentarios de los diversos parlamentos latinoamericanos de integración que son PARLACEN, de Amércia Central, Parlandino, del área Andina y Parlatino, del cono Sur).

Normalmente estar reuniones derivan en la suscripción de resoluciones y declaraciones de diverso tipo y calado, pero con poca eficacia operativa.

En esta ocasión uno de los documentos a debatir versa sobre seguridad y defensa (no es la primera vez) y en el mismo, un bloque importante de parlamentarios latinoamericanos van a introducir enmiendas para desvincular los términos de seguridad y defensa del tema militar y hablar más en términos de seguridad humana y desarme.

Entre las propuestas más polémicas se encuentra la que propone la no proliferación y el desmantelamiento de los arsenales nucleares, la que propone además la revisión de la relación entre américa latina y la OTAN (y pide que ésta última deje de tener injerencia en la región) y el desmantelamiento de las bases militares en América latina, junto con una solución justa para la ocupación británica de las Malvinas.

Nos parece una iniciativa digna de ser seguida y que probablemente hará ver al bloque monolítico europeo que América Latina no quiere hablar en términos de militarismo sino de justicia social en su relación con Europa.

Share

La ética de la presidencia española en la U.E.: estudiar el levantamiento de ventas de armas a China.

Fuente:  Infodefensa.

La U.E. decidió en 1989 bloquear la venta de armas a China.  La gota que colmó el vaso fue la sangrienta represión de las protestas populares en Tianamenn.  Además, son conocidas algunas políticas chinas como la existencia y ardua aplicación de la pena de muerte, la represión política interna, las denuncias de Amnistía Internacional sobre múltiples violaciones de derechos humanos, la represión de las protestas de los tibetanos y los ugiures durante los Juegos Olímpicos, la represión de la libertad de expresión en internet, la persecución de activistas políticos opositores, algunos casos de torturas, etc.

Si todas estas situaciones desagradan profundamente a la U.E. y al gobierno de Zapatero, ¿por qué nos planteamos levantar el embargo de armas a China?

  • Según Moratinos porque «la U.E. desea una ‘mayor interlocución’ con China y ésta pasa por abordar todos los temas que están pendientes en la relación bilatera, incluida la posibilidad de levantar el embargo.
  • Porque según Ye Jiang, director de Asuntos Europeos del Instituto de Estudios Internacionales de Shangai: «China y la U.E. son dos socios estratégicos, así que este embargo con 20 años de antigüedad no tiene sentido ahora mismo y además, hiere los sentimientos chinos.  (Aquí suponemos que serán los sentimientos de algunos chinos porque otros estarán contentísimos con la política de embargo de armas, por ejemplo los luchadores por más transparencia y democracia en China).
  • Porque el régimen chino no se conforma con que las relaciones sean sólo comerciales y parciales.
  • Y por último, y quizá más importante, porque China es un auténtico filón para la venta de armas dado que «en los últimos años ha modernizado su industria armamentística y ha aumentado su gasto en defensa a un ritmo de al menos el 15 % anual.

¿Qué, lo entendéis ahora?  El gobierno de Zapatero, por un lado habla de economía sostenible y de paz y de alianza de civilizaciones, pero por otra parte promueve vender armas a diestro y siniestro, guardándose la ética en un cajón.

Un buen ejemplo de «a Dios rogando y con el mazo dando» de nuestro agnóstico jefe de estado y jefe de la U.E.

Share

Objetivos guerreros y dictatoriales de Zapatero y Chacón en materia de Defensa en la presidencia de turno de la U.E.

Fuente:  Foreign Policy.

Rafael Moreno Izquierdo (entre otras cosas periodista, Diplomado de Altos Estudios Militares del CESEDEN y miembro del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres) medita sobre las prioridades en seguridad y defensa de la U.E. durante la presidencia española.

En el primer artículo nos recuerda que coinciden dos hechos:  la presidencia de turno española y el inicio del Tratado de Lisboa.  Ambos dan la oportunidad de realizar actuaciones concretas en temas de defensa.  Sin embargo, también recuerda que el paso de Félix Sanz Roldán a la jefatura del CNI descabezó el puesto de alto representante para la política de defensa en el  UE.  Así transcurrieron los cuatro últimos meses de 2009 sin alto representante porque ya todo estaba planificado y encauzado.

Pero, …, ¿qué es lo que estaba definido y encauzado?  ¿Cuál ha sido la información que se ha dado a la sociedad sobre los objetivos de la presidencia española en materia de defensa?  ¿Cuáles han sido las oportunidades de debate social que ha propiciado el gobierno durante estos cuatro meses?  Nada y ninguna.  Seremos los presidentes de turno de la U.E., pero haremos una presidencia secretista y elitista en temas de defensa.

Parece ser que son cuatro los pilares de las propuestas de la ministra Chacón:

1.-  Arquitectura institucional en temas de defensa:

  • En la convocatoria de cumbre de ministros de defensa de Febrero en Palma de Mallorca se va a intentar decidir el establecimiento de un Consejo de Ministros de Defensa independiente de los ministros de Exteriores y autónomo.
  • Se pretende, también, activar la Cooperación Estructurada Permanente.  Esto consiste en potenciar la labor de los llamados «países pioneros» que quieren avanzar más rápido en temas de defensa armonizando y desarrollando a mayor velocidad sus políticas y capacidades de defensa comunes.  Esta política está auspiciada por París y Berlín.

2.-  Grupos de Combate.

  • Esta es una idea que partió de Madrid en 2002  y que ha ido tomando cuerpo durante estos años.  Actualmente hay 13 grupos de combate.  La idea de Chacón es que deben ser verdaderamente operativos, lo que esconde su intención de utilizarlos, a menudo, en el futuro.  Además, en otro gesto dictatorial y guerrerista, Chacón pretende conseguir que se cree una fuerza conjunta de acción rápida que salga de los 13 grupos de combate y cuya activación no necesite todo el proceso implicado de la U.E.  Es decir, Chacón pretende convertir a la U.E. en una potencia intervencionista militarmente y sin las garantías necesarias en las decisiones por medio del control político (Franco estaría orgulloso de esta nueva discípula)
  • Como actualmente lo que está previsto es que la nación que lidera la U.E. sea la que sufrague los cuantiosos costes de la intervención en el extranjero, que se cree una dotación financiera común en la que cada estado aporte según su PIB.

Y en el segundo artículo se nos desarrollan el resto de las ideas:

3.-  Mejora de las capacidades operativas.

  • Sobre todo en lo que concierne al transporte aéreo de las tropas fuera de la U.E.  Para ello se va a intentar crear un Mando de Transporte Aéreo que marque las pautas para compartir capacidades de transporte de todos los estados miembros de la U.E.
  • También se va a apoyar, como siempre, a la Agencia Europea de la Defensa, organismo encargado de la fabricación de material bélico.

4.-  Cooperación internacional:

  • Entendida como cooperación militar internacional, implantando una cláusula de ayuda mutua obligatoria entre todos los países de la U.E. en caso de agresión a uno de sus miembros.
  • Mejorar la coordinación U.E. – O.T.A.N. para el uso de los recursos.
  • Intentar la convocatoria de una macrocumbre de seguridad convocada por U.S.A. y U.E.

5.-  Operaciones de la Política Europea de Seguridad y Defensa.

Aquí se trata de racionalizar sus uso ante la previsión de su mayor empleo en el futuro.  Recordamos que las operaciones PESD son exclusivas de la U.E. y, actualmente, dos son militares:  Althea  (en Bosnia) y Atalanta (atuneros).

6.-  Se iniciarán los trabajos de elaboración del Libro Blanco sobre la Seguridad y Defensa Europeas, que se deberá concluir en 2011 y se convertirá en el orientador de la línea a seguir en el futuro.

7.-  Evaluación del Objetivo de Capacidades Europeas 2010.

Share

Análisis de la seguridad y la defensa en el Tratado de Lisboa (I).

FuenteTratado de la Unión Europea y Tratado de funcionamiento de la Unión Europea.  Versión consolidada.  Firmado en Lisboa el 13 de diciembre de 2007 y publicado el 9 de mayo de 2008.

Introducción

El tratado está en pdf en la fuente antedicha y la nada desdeñable cantidad de 293 páginas.  ¿Consentirían los ciudadanos y los gobernantes de cualquier nación que su constitución tuviese esta extensión?  Sólo este dato nos indica claramente que el fárrago al que vamos a tener que enfrentarnos exigirá de cualquier ciudadano europeo la ayuda de un nutrido número de abogados y exp ertos para poder entender aquello que nos va a regir.  Este galimatías deja al ciudadano en posición de indefensión por no entender  la norma máxima que va a regir sus relaciones sociales.  Es casi imposible que más de 95 % de los ciudadanos de la Unión Europea entiendan este tratado, por lo tanto el tratado les va a ser ajeno a pesar de gobernar sus vidas.

Primera conclusión:  el Tratado de Lisboa es críptico, enmarañado y oscuro.  No es por lo tanto un texto al que la ciudadanía pueda acudir, salvo con muchas dificultades y un elevado costo,  para conocer y defender sus derechos.

Por ello nos resulta asombrosa y turbadora la loa permanente de los medios de comunicación oficiales a la UE y a su famoso Tratado de Lisboa, ese que tanto está tardando en aprobarse por la resistencia de algunos de los estados en los que se sometió a votación popular la adhesión, y que sólo se está consiguiendo la anuencia tras negociar prebendas y exenciones que compran la voluntad de los dirigentes. Por eso, e intrigados por tanta bendición, hemos querido indagar sobre la postura de dicho tratado y, por ello, también de la UE, en materia de seguridad y defensa.

Este análisis es importante porque, de paso, los grupos de corifeos también anhelan, izquierdas incluidas, una política común de seguridad y defensa que, por más que hemos buscado en qué se concreta, parece que es un mero brindis al sol, tras del que se esconde lo de siempre: ingerencia, humanitaria o a lo basto, uso del ejército y de la capacidad de éste como un instrumento de la geopolítica y de la defensa de intereses económicos desmedi dos, aspiración a mantener un status quo que privilegia a esa Europa cuna de la cultura, convertida en una fortaleza de riqueza frente a grandes regiones del planeta explotadas por nosotros y las otras grandes potencias.

El núcleo del Tratado en Seguridad y Defensa.

Y, en fin, para no defraudar al respetable, comencemos por decir que desde el propio preámbulo del susodicho Tratado de Lisboa, la postura de la UE sobre defensa es un verdadero galimatías, una acumulación de palabrería de charlatanes que encubre (ya iremos desvelándolo) el interés en militarizar la idea de la seguridad, convertirla en el instrumento fundamental de la política de relaciones con otros pueblos de Europa (lo que llaman relaciones internacionales) y supeditarla al poder de la OTAN y los “aliados” (en este caso EEUU, dado que los demás aliados son miembros a la vez de la OTAN y de la UE, a excepción de Turquía que no parece que sea quien vaya a determinar las políticas de la OTAN).  Vemámoslo:

«RESUELTOS a desarrollar una política exterior y de seguridad común que incluya la definición progresiva de una política de defensa común que podría conducir a una defensa común de acuerdo con las disposiciones del artículo 42, reforzando así la identidad y la independencia europeas con el fin de fomentar la paz, la seguridad y el progreso en Europa y en el mundo«.

El artículo 42 es largo y, en resumen, dicta lo siguiente:

  1. La política común de seguridad y defensa forma parte integrante de la política exterior y de seguridad común.
  2. Ofrecerá a la Unión una capacidad operativa basada en medios civiles y militares.
  3. La Unión podrá recurrir a dichos medios en misiones fuera de la Unión que tengan por objetivo garantizar el mantenimiento de la paz, la prevención de conflictos y el fortalecimiento de la seguridad internacional, conforme a los principios de la Carta de las Naciones Unidas.
  4. La ejecución de estas tareas se apoyará en las capacidades proporcionadas por los Estados miembros.
  5. La política común de seguridad y defensa incluirá la definición progresiva de una política común de defensa de la Unión.
  6. Ésta conducirá a una defensa común una vez que el Consejo Europeo lo haya decidido por unanimidad.
  7. En este caso, el Consejo Europeo recomendará a los Estados miembros que adopten una decisión en este sentido de conformidad con sus respectivas normas constitucionales.
  8. La política de la Unión con arreglo a la presente sección no afectará al carácter específico de la política de seguridad y de defensa de determinados Estados miembros, respetará las obligaciones derivadas del Tratado del Atlántico Norte para determinados Estados miembros que consideran que su defensa común se realiza dentro de la Organización d el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y será compatiblecon la política común de seguridad y de defensa establecida en dicho marco.
  9. Los Estados miembros pondrán a disposición de la Unión, a efectos de la aplicación de la política común de seguridad y defensa, capacidades civiles y militares para contribuir a los objetivos definidos por el Consejo.
  10. Los Estados miembros que constituyan entre ellos fuerzas multinacionales podrán asimismo ponerlas a disposición de la política común de seguridad y defensa.
  11. Los Estados miembros se comprometen a mejorar progresivamente sus capacidades militares.
  12. La Agencia en el ámbito del desarrollo de las capacidades de defensa, la investigación, la adquisición y el armamento (en lo sucesivo denominada «Agencia Europea de Defensa») determinará las necesidades operativas, fomentará medidas para satisfacerlas, contribuirá a definir y, en su caso, a aplicar cualquier medida oportuna para reforzar la base industrial y tecnológica del sector de la defensa, participará en la definición de una política europea de capacidades y de armamento y asistirá al Consejo en la evaluación de la mejora de las capacidades militares.
  13. El Consejo adoptará por unanimidad, a propuesta del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad o a iniciativa de un Estado miembro, las decisiones relativas a la política común de seguridad y defensa, incluidas las relativas al inicio de una misión contemplada en el presente artículo. El Alto Representante podrá proponer que se recurra a medios nacionales y a los instrumentos de la Unión, en su caso conjuntamente con la Comisión.
  14. El Consejo podrá encomendar la realización de una misión, en el marco de la Unión, a un grupo de Estados miembros a fin de defender los valores y favorecer los intereses de la Unión. La realización de esta misión se regirá por el artí culo 44.
  15. Los Estados miembros que cumplan criterios más elevados de capacidades militares y que hayan suscrito compromisos más vinculantes en la materia para realizar las misiones más exigentes establecerán una cooperación estructurada permanente en el marco de la Unión. Esta cooperación se regirá por el artículo 46 y no afectará a lo dispuesto en el artículo 43.
  16. Si un Estado miembro es objeto de una agresión armada en su territorio, los demás Estados miembros le deberán ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance, de conformidad con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. Ello se entiende sin perjuicio del carácter específico de la política de seguridad y defensa de determinados Estados miembros.
  17. Los compromisos y la cooperación en este ámbito seguirán ajustándose a los compromisos adquiridos en el marco de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que seguirá siendo, para los Estados miembros que forman parte de la misma, el fundamento de su defensa colectiva y el organismo de ejecución de ésta.


Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed