Tag Archive for seguridad ecológica

Los peligros del arsenal nuclear de los EE.UU.

James Vaugham

Fuente:  One Magazine.

El arsenal e infraestructuras nucleares de Estados Unidos no han parado de deteriorarse desde el final de la Guerra Fría. Al menos, esa es la conclusión de dos estudios que el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, va a anunciar, después de haber entrevistado a 1.500 miembros de las Fuerzas Armadas para su realización.

El diario ‘The New York Times’ se ha adelantado y ha revelado los «problemas sistémicos en las reservas nucleares» sobre los que se advierte en los informes. «Estas reparaciones de emergencia costarán miles de millones en los próximos cinco años»

Entre los problemas detectados, se encuentra el mal sellado de las puertas de los silos donde se almacenan las armas nucleares. No hay que olvidar que estas instalaciones tienen en muchos casos hasta 60 años de antigüedad a sus espaldas. Tampoco es tranquilizador saber que los responsables de los 450 misiles balísticos intercontinentales disponen de una sola llave inglesa para fijar las cabezas. Cuando en alguna base se necesita llevar a cabo esta operación, tienen que enviar por mensajería la única herramienta con la que cuentan.

La administración Obama ya ha invertido miles de millones de dólares en la actualización de los laboratorios nucleares y la prolongación de la vida de las armas de más antigüedad de este tipo. Un oficial ha facilitado un cálculo a ‘The New York Times’ sobre lo que costarán las reparaciones: “Supondrán miles de millones de dólares, pero no tanto como 20.000 o 30.000 millones”.

Pero otra fuente, más oficial (aunque tal vez le interese hacer estimaciones a la baja), el Pentágono, estima que:

La implementación de las recomendaciones costará alrededor de 7.500 millones de dólares (unos 6.000 millones de euros) en los próximos cinco años, según los cálculos del Pentágono.

Es decir, la mayor potencia nuclear del mundo no ha cuidado sus arsenales porque se ha dedicado a atacar a muchas otros países del planeta con armamento convencional.

Siguiendo el conocido argumento militar de que lo suyo va lo primero y es indiscutible, nos anuncian que el gasto militar en la cuestión nuclear se va a disparar en decenas de miles de millones.  Nos resulta asombroso que no opten por una disminución drástica de un arsenal nuclear que es, a todas luces, excesivo e inútil en el mundo actual.

EE UU cuenta, según los últimos datos, de septiembre de 2013, con un arsenal de alrededor de 4.800 armas nucleares de las Fuerzas Aéreas y la Marina. Más de la mitad están listas para ser empleadas en cualquier momento desde varias bases en el país y submarinos. La cifra queda muy lejos de las 31.200 que había en su pico en 1967, en plena tensión con la URSS.

Y eso que Obama es Premio Nobel de la Paz gracias, sobre todo, a la apuesta por un mundo libre de armas nucleares.  Parece que esta promesa, como la de cerrar Guantánamo y fomentar un mundo multipolar se le ha olvidado al injustísimo Nobel.

Share

Repsol y la geoestrategia interesada

Imagen de Gerard Arcos

Fuente:  El Confidencial.

Resultan muy clarificadoras las declaraciones:

El presidente de Repsol, Antonio Brufau ha enmarcado las prospecciones petroleras en Canarias como una cuestión de fortaleza geoestratégica europea, durante su participación en el XXX Encuentro del Círculo de Economía que se celebra en Sitges.

Lo que realmente interesa a Brufau es el negocio y los beneficios que va a obtener.  Y ante las protestas ciudadanas se esconde detrás de la geoestrategia, europea, además.  Es decir, su negocio y sus beneficios los hemos de respaldar todos con nuestros impuestos y nuestra política exterior y de defensa.  Hemos llegado ya a una especie de esclavitud indirecta hacia los empresarios.

El hecho es gravísimo porque ahora los empresarios intentan convencer a la ciudadanía de que es nuestro deber defender sus empresas.  La razón que alegan es que sus empresas son las nuestras a pesar de que sus beneficios nunca nos llegarán.

¿Debe la política de exteriores y, sobre todo, la de defensa, estar al servicio de los intereses empresariales?  ¿No es bastante con la defensa de los atuneros que hacen nuestras tropas en las costas de Somalia?  ¿Vamos a expandir esta política a todos los continentes y a todas la exigencias de cualquier empresa española?

También es de reseñar la intervención de Brufau en lo que concierne a la energía que necesitamos.  Lo primero que hay que analizar es si necesitamos más energía para crecer industrialmente.  Quizá la huella ecológica española ya sea más que suficiente y lo que habría que hacer es consumir menos.  Lo segundo a analizar es qué fuente de energía necesitamos, si el petróleo canario o la solar o cualquier renovable de todo el territorio. Parece que las renovables se desprecian porque se habían democratizado y muchos ciudadanos podían hacer negocio con la energía además de fomentar su propio autoabastecimiento.  El egoísmo de las empresas les lleva a preferir la opción que supone un posible conflicto fronterizo con Marruecos (como informábamos en el artículo «el coste militar del petróleo canario«) y la militarización de nuestras relaciones internacionales.

Pero Brufau ha querido completar sus elevadísimos razonamientos geoestratégicos y redondear la actuación con la siguiente brillantez:

Brufau también ha defendido que Europa debe reducir su dependencia energética del exterior. En este sentido, ha lamentado esta tarde la ventaja estratégica que le llevan Estados Unidos y China aplicando tecnologías como el frackingAntoni Brufau ha abogado por estas fuentes de energías no convencionales y ha defendido que en el caso del fracking, estas políticas no se dejen en manos de cada estado, sino que se encuadren en una normativa europea común.

Aquí sólo hacemos un razonamiento:  ¿Tiene REPSOL algún interés económico en el fracking?

En nuestra opinión, habría que establecer un código ético para hacer política exterior y de defensa.  Sin él nos vemos gobernados por élites egoístas que sólo buscan su beneficio.

Brufau fomenta la guerra y el militarismo.  Y lo hace tan alegremente.

Imaginemos la alternativa:  que se diese más peso a la cooperación al desarrollo, a las energía limpias y alternativas, al codesarrollo con nuestros vecinos, a una vida menos consumista, …  En este mundo alternativo Brufau y sus ideas no tendrían sitio y sí otras empresas (ECOOO, por ejemplo) que nos hacen posible una soberanía energética y limplia aquí y ahora.

Share

He sufrido mucho

Se dice que una imagen vale más que mil palabras.  Nos parece que este es el caso.  Impresionante documento gráfico sobre la emigración.

En el minuto 7’37 el joven que llama a su madre le dice que ha sufrido mucho.


Y es que la política, los políticos y las decisiones políticas deberían ser más conscientes del sufrimiento humano, y más solidarios.

Y no tanta verja y no tanta policía, y no tanto ejército para todo.  Ellos no son el enemigo.  Y nosotros no deberíamos ser su enemigo.

Share

La geopolítica del agua

Imagen de I. Valdés y A. Galocha en El País

Fuente:  Informe sobre el Desarrollo Humano del PNUD 2006:  Más allá de la escasez:  poder, pobreza y la crisis mundial del agua.

¿Qué queremos defender?  La defensa militar pretende defender las fronteras, la patria, las instituciones.  Sin embargo, acaba defendiendo las élites económicas y políticas.  El concepto alternativo, la seguridad humana pretende defender todo aquello que realmente es importante para el desarrollo vital, entre otras cosas, el agua, y tiene poco o nada que ver con la defensa militar.

Recomendamos encarecidamente la lectura atenta del informe del PNUD sobre el agua.  Es muy impresionante y aleccionador.  Nos recuerdan, por ejemplo, cómo la inseguridad en el agua provocó la separación del crecimiento económico del desarrollo humano.  ¿Por qué la industrialización no aumentó la esperanza de vida ni la supervivencia infantil?  En parte porque las ciudades se convirtieron en verdaderos estercoleros en los que el agua era un foco permanente de infección.

Las estadísticas son tremendas:

A comienzos del siglo XXI uno de cada cinco habitantes de los países en desarrollo, 1.100 millones de personas, no disponen de acceso a agua limpia. Por otro lado, el uso promedio de agua por persona y día entre 1998 y 2002 fue de 575 litros de agua en Estados Unidos (líder mundial en este aspecto), 495 en Australia, 320 litros en España.  En el lado opuesto de la estadística y por debajo del umbral de la pobreza del agua:  Mozambique:  5 litros, Haití, Ruanda y Uganda:  15 litros.

Por lo tanto, hay muchos países que son vulnerables en el tema del agua.  La inexistencia del agua limpia es un verdadero enemigo contra el que luchar.

El acceso a agua limpia tiene mucho que ver con:

  • reducir la pobreza de ingresos,
  • reducir la mortalidad infantil (la diarrea es la segunda causa de muerte infantil)
  • poner fin a las desventajas en el ciclo de vida,
  • mantener bajos los amplios costes en salud,
  • mejorar la educación de las niñas,
  • liberar a las mujeres y niñas del tiempo que pasan buscando agua,
  • garantizar el sentido de la dignidad humana.

También es importante que el agua sea de titularidad pública, es decir, de todos y que su precio sea social, pagando las posibles diferencias con los precios del mercado con la inversión vía presupuestos del Estado.  El negocio se debe alejar de algo tan básico.

Excelente el seguimiento que hace EsGlobal de la geopolítica del agua:  en primer lugar nos queremos referir a La lista:  aguas turbulentas, donde se exponen sucintamente los casos de Brasil, Turquía, Birmania, Etiopía, Cachemira, donde el agua es el principal foco de tensión en un país o entre varios países vecinos.  Por otro lado, nos muestra una recopilación de fotografías Ciudades con sed.  Es una recopilación que nos enseña los problemas que provoca el agua y su escasez.  Casos como el de Nueva Dehli, Nairobi, Manila, Islamabad, Puerto Príncipe, Yakarta, ciudad de Guatemala, Yaundé y Dacca.  Además, con carácter general, nos parece muy ilustrativa y esclarecedora la infografía publicada en EL PAÍS:  Radiografía del Agua en el mundo, que ilustra el inicio de este artículo-recopilación.

En el artículo El acceso al agua, una cuestión de poder, la relatora especial de las Naciones Unidas para el derecho humano al agua cuenta lo que ha costado que este derecho humano sea considerado como tal y que

¿Puede una empresa privada garantizar el derecho humano al agua?

Desde el punto de vista de la empresa, la tentación es obtener ganancias. Pero quien tiene la obligación de la implementación del derecho es el Estado, que debe ser el garante y adoptar un marco regulador que determine cuáles son las reglas que se imponen a las empresas privadas: tarifas, mecanismos para garantizar que sea asequible para los más pobres, etcétera. Hay precondiciones que tienen que existir antes de abrir la puerta al sector privado, entre ellas, el derecho de participación y de información en todo el proceso de privatización.

El marco es una entrevista que realiza Esglobal y que plantea otras cuestiones muy interesantes como:

Es global.  En sus informes critica la cooperación para el desarrollo Norte- Sur por su cortoplacismo. ¿Cómo es el modelo de gestión de agua que se exporta desde el Norte?

C.A. Muchas veces sirve para abrir mercados a productos de un determinado país en otro. Me parece legítimo que un organismo del Estado abra mercados para sus empresas, pero que no le llamen cooperación internacional, como hacen los estadounidenses de la USAID con los jabones de Procter & Gamble en África o en India. Eso no es promover derechos humanos. Estuve en las islas Kiribati y vi una desalinizadora que no funcionaba desde hacía años porque necesitaba demasiada energía y no tenían recursos humanos capaces de repararla; hablé con el Gobierno sobre los problemas de acceso al agua y su estrategia para el futuro pasaba por ¡plantas desalinizadoras! “Son nuestros amigos quienes nos las dan, los australianos y los japoneses”, me dijeron. Es decir, la comunidad donante les da algo sabiendo que no tienen capacidad. La gente no había participado en la toma de decisiones y tengo mis dudas sobre si el Gobierno nacional había participado y de qué forma. Los procesos no son transparentes ni abiertos. Cuando comprendes la corrupción que existe detrás entiendes el tipo de selección que se hace.

Algunos casos concretos sobre la importancia de defender el agua, dentro del concepto de Seguridad Humana, serían los siguientes:

  • Gigante sin agua.Donde nos cuentan que «El apabullante ascenso de China está construyéndose a costa de la degradación ecológica, sobre todo de sus ríos y lagos. Mientras las industrias contaminan con total impunidad, cientos de millones de chinos beben agua insalubre. La polución empieza a pasar factura a Pekín.  (…) La demografía juega en contra del país asiático, que aunque posee las sextas reservas hídricas del mundo, tiene que repartirlas entre más de 1.300 millones de habitantes. Esto significa que cada persona recibe 2.000 metros cúbicos al año, es decir, una cuarta parte del consumo medio per cápita mundial. En otras palabras, China, con el 20% de la población del planeta, posee sólo el 7% de sus recursos hídricos. «.   Y nos ofrecen un argumento de gran calado:  «El agua, y no el petróleo, es el recurso más estratégico en la República Popular. A fin de cuentas, el oro negro es sustituible, mientras que el agua no«.  Además, la buena gestión es clave en lo que concierne al agua y  a sus productos derivados, como los alimentos:  «El norte del país, el granero chino, genera más de la mitad de la producción nacional de trigo y una gran parte del maíz, a pesar de que es allí donde el agua escasea más. Desde el punto de vista económico, el cultivo de cereales en esa zona es un despilfarro y, además, resulta insostenible, incluso mejorando las técnicas de riego. Las autoridades, no obstante, temen poner en peligro el medio de vida de millones de agricultores. Tampoco se fían de los mercados mundiales donde se negocian los cereales básicos de la dieta china. Pero si se agotan los acuíferos de los que dependen 200 millones de personas, será imposible cultivar el campo ni suministrar a las fábricas ni dar de beber a la población. Por tanto, la cuestión no es si China reducirá el área de cultivo de cereales, sino a qué ritmo. Si decidiera hacerlo de forma brusca, se vería obligada a importar –como ya hace en el caso de la soja, que compra sobre todo a Brasil y a EE UU–, lo que provocaría un alza en los precios globales de los cereales en beneficio de los grandes productores, pero quizás en perjuicio de los países más pobres.»   Además, por otro lado:  «La contaminación industrial añade una dimensión ecológica alarmante al problema de escasez, cuyo impacto socioeconómico es uno de los principales quebraderos de cabeza para los dirigentes comunistas. Un 90% del agua subterránea no cumple la normativa sanitaria, según el viceministro de la Agencia China de Medio Ambiente, Pan Yue. Unos 700 millones de chinos la beben contaminada por desechos animales y humanos. Desde 2006, la calidad del agua potable ha descendido cinco puntos en las ciudades más importantes del país, y sólo 66 urbes cumplen la legislación nacional. En el campo, la situación es aún peor. En realidad, el 30% de los recursos hídricos es demasiado tóxico incluso para la agricultura, lo que pone en peligro la sostenibilidad de la cadena alimentaria y el modo de vida de millones de campesinos
  • Guerras del agua en el Sur de Asia.  En esta región geopolítica también el agua está presente en muchos conflictos, no en vano, no hay que olvidar que «El Sur de Asia ha sufrido 17 episodios de disputas relacionadas con el agua desde 1947″.  Por ejemplo, habría que destacar de manera positiva la gestión de las aguas del Indus: «uno de los éxitos diplomáticos en las relaciones indio-paquistaníes –más bien escasos– se encuentra el Tratado del río Indus. A pesar de las tensiones políticas, relacionadas con proyectos concretos y por la angustia pakistaní a que Nueva Delhi utilice el agua del Indus  –que nace en territorio indio– como arma política, el acuerdo ha sobrevivido durante más de 50 años, con guerras por Cachemira y una enfermiza desconfianza entre ambos países de por medio. ¿Podrían cambiar las cosas en el futuro, cuando la falta de agua ahogue a unas poblaciones tan dependientes de la agricultura? Las tensiones parecen casi aseguradas, la incógnita está en si podrán ser resueltas en el marco legal actual y de manera pacífica. Los riesgos son innegables, sobre todo en la inestable Cachemira, que alberga el nacimiento de los afluentes occidentales del Indus. Aunque no parece probable que el agua sea la única causa que desencadene por sí sola una guerra, podría unirse a otros factores –que no faltan–, añadiendo estrés al volátil territorio. »  Muy polémico y paradigmático es el caso de Afganistán.  Este país ha estado sometido a décadas de guerra y de ocupación por ejércitos extranjeros que no han contribuido en nada para mitigar la sed en el país:  «Afganistán tiene el dudoso honor de ser el país con peor capacidad de almacenaje de agua de la región y de estar entre los peores del mundo. Pero no todos salen perdiendo de este desastre: Pakistán, Irán y Turkmenistán, principalmente, se benefician de que su vecino pierda dos de las terceras partes del agua de sus ríos. Mientras Kabul no ha construido presas ni infraestructuras debido a décadas de guerra, Pakistán e Irán no han perdido el tiempo, llevando a cabo proyectos que dependen en su totalidad del flujo de agua que atraviesa el territorio afgano. Algunos expertosapuntan que una futura política del agua en Afganistán, basada en el desarrollo de presas y proyectos hidroeléctricos, podría activar las tensiones con Islamabad y Teherán. La escasez de este recurso supone para el Estado afgano un gran desafío en términos de seguridad alimentaria, enfermedades y desplazados. Una adecuada política en este campo sería esencial para el porvenir y la estabilidad a largo plazo del país. Eso sí, una gran inversión económica y negociaciones a escala regional serían dos requisitos indispensables.»  Aquí, la apuesta de abordaje positivo del conflicto es la siguiente:  «La cooperación regional se presenta como la mejor medicina, pero no está exenta de numerosos obstáculos a día de hoy: una gran desconfianza, miedo al uso de este recurso como arma política y discursos oficiales centrados en intereses nacionales más que en preocupaciones regionales comunes, entre otros
  • El poder del agua en Oriente Medio y Paradojas de la gestión del agua en Oriente Medio«La celebración de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Rio+20 ha constituido el marco perfecto para apreciar las paradojas de la gestión del agua en Oriente Medio. Por un lado, la delegación israelí ha presentado todo tipo de tecnologías de última generación para la optimización en el uso de este bien tan altamente preciado en la región; y por otro, la palestina, que ha intentado utilizarla como plataforma para seguir reivindicando sus hasta ahora denegados derechos, no sólo al agua, sino también al otro elemento que le es intrínseco: el territorio.  Al igual que todos los países de Oriente Medio, Israel padece una crisis crónica de falta de recursos hídricos, que sin embargo ha paliado invirtiendo en el desarrollo de tecnologías que le permiten maximizar su conservación, utilización, reciclaje y reutilización, hasta el punto de convertirse en un referente global en este ámbito. »   Esta primacía mundial israelí en la investigación y el buen uso del agua contrastan con otras facetas de su política: « Al igual que para los israelíes el agua es una cuestión de seguridad, para los palestinos es una cuestión de supervivencia. Según el derecho internacional público –que prohíbe la discriminación en el uso del agua entre el poder ocupante y el territorio ocupado– Israel no sólo debería proporcionar agua a sus ciudadanos, sino también a los palestinos, de los cuales controla más del 80% de sus recursos hídricos, especialmente los acuíferos de Cisjordania y el río Jordán. Esto es así porque la división territorial diseñada en Oslo coadyuvó a que la ANP se hiciera cargo únicamente de las áreas metropolitanas (zonas A) y pueblos adyacentes (zonas B), mientras que las áreas rurales o zonas C, donde se concentran las fuentes de agua, hayan permanecido bajo control efectivo israelí.»  Pero parece que también hay iniciativas positivas:  «En febrero de 2011, tras una reunión en Mumbai (India) en la que participaron un centenar de dirigentes y expertos de Israel, Palestina, Jordania, Líbano, Irak y Turquía, el Strategic Foresight Group presentó un exhaustivo informe de 180 páginas en el que demuestra cómo los cauces de los ríos de la zona van disminuyendo progresivamente, y cómo otras reservas como el Lago Tiberiades o el Mar Muerto van reduciéndose (el primero hasta niveles críticos, el segundo hasta comenzar incluso a desaparecer al ritmo de evaporación actual y falta de reposición). Por ello, han propuesto la creación de un “Consejo de Cooperación para la Gestión Sostenible del Agua”, que incluiría a Turquía, Siria, Líbano, Jordania e Irak, permitiendo canalizar los excedentes de unos a aquellos que presenten déficits. Y también un paquete de medidas de confianza entre Israel y Palestina, que permitiera la reactivación de la Comisión Conjunta del Agua bajo la supervisión y arbitrio del Cuarteto (formado por EE UU, la UE, Rusia y la ONU) o bien de algún donante internacional como el Banco Mundial.  De esta forma el informe “Paz Azul” propone transformar la crisis del agua en Oriente Medio en una oportunidad para promover una nueva paz regional basada en el axioma de que dos países fronterizos con acceso a suficientes, limpios y adecuados recursos hídricos ya no se sentirán motivados para entrar en conflicto bélico, pues éste resultaría altamente perjudicial para ambos. Quizás el mejor ejemplo de “paz azul” en la  zona lo presenten Jordania e Israel tras su Acuerdo de Paz de 1994, que establece la cogestión de los ríos Yarmouk y Jordán, así como la puesta en común de nuevas tecnologías. Acuerdos similares con Palestina, Líbano y Siria posibilitarían un cambio de paradigma en la gestión del agua en esta región tan seca y convulsa del planeta.
  •  El imperio turco del agua.  «En una zona donde el agua es un bien cada vez más escaso, Turquía ha puesto en marcha su pequeño gran juego geoestratégico con vastos planes de irrigación y una amplia red de embalses en el sureste de Anatolia, lo que ha despertado los recelos de sus sedientos vecinos, Irak y Siria. Con este ambicioso plan, Ankara pretende, al mismo tiempo, desarrollar la región, obtener una ventaja frente a sus tradicionales enemigos y servir de barrera al independentismo kurdo.  Agua. Ésa fue la insólita petición el pasado 12 de mayo del Parlamento iraquí al Gobierno de Bagdad para que éste exigiera a la vecina Turquía mayor cantidad de oro líquido. Los parlamentarios sostenían que, a consecuencia de las infraestructuras construidas en las cuencas de los ríos Éufrates y Tigris, el caudal de agua de deshielo que llega a Irak se había reducido a 11.000 millones de metros cúbicos, frente a los 40.000 millones disponibles hace apenas tres años. Los expertos iraquíes afirman que las precipitaciones no han descendido por debajo de los niveles normales, y que la escasez ha sido provocada por Turquía, que interrumpe el flujo del líquido elemento hacía Irak para así llenar sus embalses en el Éufrates. El descenso de caudal no sólo supone un desastre medioambiental (por la desecación y salinización de los humedales del sur del país, entre otras cosas), sino que hace que la población rural iraquí se vea forzada a desplazarse. Los parlamentarios aprobaron una resolución que bloquea cualquier acuerdo con el país vecino mientras Irak no reciba una cantidad más justa. Karim al Yaqubi, miembro del comité parlamentario sobre el agua, declaró: “Hoy el Parlamento iraquí ha aprobado que el Gobierno esté obligado a incluir en cualquier acuerdo que se firme con un país limítrofe un artículo que garantice que Irak recibe la proporción de agua que le corresponde. Si no es así, no se ratificará”. La decisión de la Cámara baja iraquí es el último episodio de un largo enfrentamiento. Irak acusa a Turquía de estrangular el Tigris y el Éufrates mediante la construcción de presas y de cientos de kilómetros de canales de irrigación, englobados en un gigantesco plan hidrológico conocido como GAP (Güneydogu Anadolu Projesi o Proyecto para el Sureste de Anatolia)»  
  • Comprar tierras para tener agua.  Este artículo nos habla de América Latina y de los esfuerzos de las multinacionales por comparar tierra para acaparar su agua.  En 2008 explotó la tendencia internacional para apropiarse de tierras extranjeras con el objetivo de controlar sus aguas.  «En un primer momento fueron fundamentalmente países de Oriente Medio los que se hicieron con vastas extensiones de terreno fuera de sus fronteras para producir alimentos, provocando de forma paralela una creciente especulación financiera con los cultivos. Desde entonces, nuevos Estados y nuevos actores han profundizado la moda, que justifica en muchos casos la necesidad de inversiones para lograr un aumento de la productividad.  (…)  Estados Unidos, Emiratos Árabes, India, Reino Unido, Egipto, China e Israel están detrás de aproximadamente el 60% del agua incautada a través de la tierra. »  En este sentido, nos parece interesantísima la Guía Básica:  El acaparamiento global de tierras de FUHEM ECOSOCIAL.    En la misma referencia de FUHEM se dice que:  «La Unión Europea está muy involucrada en el acaparamiento de tierras, tanto de forma directa, a través de la inversión de capital y de corporaciones de la UE en la apropiación de tierras, como indirecta, a través del conjunto de políticas de la UE que está transformando la tierra en una mercancía global.  Un rasgo destacable ha sido la entrada de nuevos actores financieros e inversores institucionales, como los fondos europeos de pensiones, en la adquisición de tierras de cultivo. (…) En 2001 la UE aprobó el acuerdo Everything But Arms (EBA) [Todo Menos Armas], por el cual las importaciones a la UE desde los países menos desarrollados estarían libre de cualquier obligación o restricción, excepto para armas y municiones. Aunque que un acuerdo de ese tipo puede parecer benigno, sin embargo, ha alimentado el acaparamiento global de tierras en Cambodia y en otros lugares.  Europa misma es también objeto del acaparamiento de tierras. En los últimos años empresas de Europa occidental procedentes del Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Suiza y Francia han estado acumulando tierras en Europa del este, concentrándose especialmente en la región de Chernozem (o Tierra Negra) de Rusia y en Ucrania.  Hay estudios en marcha sobre el acaparamiento de tierras en Rumanía, Bulgaria, Serbia y Hungría, al igual que en España, Francia e Italia«.

Quizá la política europea en Ucrania y Rusia no sea tan angelical y desprovista de intereses como nos quieren hacer creer.

Share

Las armas químicas y su destrucción

Imagen de Cedward Brice

El de las armas químicas es un asunto muy poco tratado en los medios de comunicación de masas, salvo cuando ocurren hechos puntuales de uso o amenaza.  Glosamos aquí dos entradas de sendos blogs porque hacen un tratamiento del tema muy interesante a la par que general, lo cual nos ayuda a comprender mejor este apartado del armamentismo mundial.

Fuente:  Posos de Anarquía.

Existe una Convención de armas químicas (1993) y una Organización Para la Prohibición de las Armas Químicas (1997).  Parece que su trabajo es constante en la destrucción de arsenales de armas químicas:

“la organización ha supervisado ya la destrucción de las tres cuartas partes de todas las armas químicas declaradas e inspecciona a diario la industria química”. De las casi 72.000 toneladas de agentes químicos declarados, ya han sido destruidos más de 53.600 toneladas (75,37%).

Además,

La Convención establece, no sólo la obligación de destruir todas las armas químicas, sino también las instalaciones en las que se producen esas armas, por lo que casi todas las instalaciones han sido destruidas o reconvertidas para propósitos pacíficos”.  Nieves García, actual secretaria de ANPAQ, explica que cuando arrancó la OPAQ hubo que abordar tanto a los países poseedores de armas químicas (EEUU, Albania, Corea del Sur, India, Iraq, Libia y Rusia), como a los productores (Bosnia Herzegovina, China, Corea del Sur, EEUU, Francia, India, Irán, Irak, Japón, Libia, Reino Unido, Rusia y Serbia), sin olvidar a aquellos países en los que otros había dejado abandonado armamento de este tipo, como es el caso de China con armas de Japón, Panamá con las de EEUU o Libia con armas químicas italianas.

Hasta la fecha, la OPAQ ya ha realizado un total de 4.779 inspecciones en más de 80 Estados Partes, con más de 2.500 inspecciones en 211 polígonos con armas químicas, de un total de 227 declarados. El balance es muy positivo y, como asegura Alejandre, “a diferencia de otros tratados de desarme y no proliferación, aquí a todos los países se les trata por igual, no se mide con diferente rasero a Occidente y Oriente, entre otras cosas, porque tanto el cuadro directivo como el cuerpo de inspectores de la OPAQ es multinacional”.

Aunque siempre hay estados que se demoran en el cumplimiento de las convenciones internacionales, aunque sean ellos mismos quienes más reclaman a los demás la destrucción de sus arsenales, como por ejemplo …

Según el tratado, en abril de este año todas las armas químicas debían estar destruidas. Sin embargo, no todos los países han llegado a tiempo. Es el caso de EEUU y su último arsenal de armas químicas, el Blue Grass Army Depot, perdido en los bosques de Kentucky. Se trata de un complejo militar de 3.000 millones de dólares que alberga en su interior 523 toneladas de VX y sarin –agentes nerviosos letales utilizados durante la Guerra Fría- y gas mostaza, empleado durante la I Guerra Mundial.

44 bunkers de hormigón, rodeados de dobles vallas metálicas, alambre de espino, un potente despliegue de videocámaras y la advertencia que reza “Uso de fuerza mortal autorizado”, guardan en su interior más de 100.000 municiones llenas de veneno que, según denunciaba Los Ángeles Times hace tres años, algunas de ellas están tan deterioradas que se han detectado trazas de escapes de gas mostaza y sarin en alguno de estos búnkeres.

España también se ve sometida a las inspecciones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas:

Aunque Nieves García asegura que, cuando se ratificó la Convención, España no era poseedor de armas químicas, las inspecciones sí le afectan en su actividad comercial e industrial, puesto que muchos de los 3.400 compuestos químicos contemplados por la OPAQ se utilizan en procesos productivos con destino a uso civil. Se trata de las denominadas “sustancias de doble uso”, que siendo empleados por la industria y los centros de investigación para actividades lícitas también pueden desviarse de estos usos para la fabricación ilegal de armas químicas. Es el caso de las sustancias ignífugas con que impregnan los rellenos de tapizados de sillas y butacas o el aislante de los tubos de aire acondicionado. Jaime Alejandre, experto en armas químicas, explica que “simplificándolo mucho, el fosgeno que se usa para el relleno de las butacas, basta mezclarlo con cloro para obtener gas mostaza”.  

 En el caso español, García indica que nuestro país ya ha pasado más de medio centenar de inspecciones sin ninguna incidencia destacable. Sólo en España, el número de instalaciones bajo control alcanza potencialmente las 8.000.

Las inspecciones, llevadas a cabo por entre 3 y 5 inspectores de diferentes nacionalidades, son anunciadas por la OPAQ con 48 horas de antelación y, tal y como explica García, son extraordinariamente intrusivas para así descartar que no se hayan producido desvíos de sustancias químicas para otros fines que los declarados por esa instalación: “se meten hasta la cocina revisando facturas de compra y venta, partes de producción, visitando plantas piloto, almacenes”, explica, llegando incluso a plantear ciertas tensiones por cuestiones de propiedad industrial en las que ANPAQ ha de arbitrar.

Los 3.400 compuestos vinculados a las armas químicas que conforman la base de datos de la OPAQ han sido divididos en tres grupos que van desde los agresivos químicos totalmente prohibidos -salvo en los casos de sustancias necesarias para la protección de la propia sociedad, investigación médica o farmacéutica-, los de uso legítimo que afecta a pocos sectores como el farmacéutico, tinturas y textil (materiales ignífugos) y un tercero, mucho más amplio que va desde los detergentes, a productos de belleza e higiene, cementos o pilas.

En el caso del primer grupo (sustancias prohibidas) y siempre y cuando sea para fines de investigación, médicos o farmacéuticos, la Convención permite su producción en cantidades superiores a 100 gramos y hasta 10 kilogramos al año en laboratorios previamente aprobados por la Autoridad Nacional. Si las cantidades son inferiores a 100 gramos al año, no es necesaria la autorización previa ni hay obligación dedeclaración.

La destrucción de las armas químicas sirias:

Fuente:  Kaostica.

El pasado domingo expiró el plazo que tenía Siria para entregar su arsenal de armas químicas, del que se calcula que aún resta un 8%. Las estimaciones realizadas por parte de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) se mueven en torno a las 1.300 toneladas de agentes químicos que, tras el ataque que se produjo el año pasado, deben ser destruidas antes del próximo 30 de junio.

En el blog de kaostica se cuenta todo el proceso de neutralización de los agentes químicos de estas armas.

Y además, nos aleccionan sobre la doble moral de EE.UU.:

El Gobierno de Obama es uno de los que mas ha presionado a Siria con la destrucción de su arsenal de armas químicas y, sin embargo, EEUU es probablemente el mayor incumplidor con la Convención de Armas Químicas. Se calcula que sólo desde la I Guerra Mundial hasta 1960, EEUU almacenó unas 31.500 toneladas de armas químicas en nueve instalaciones diferentes (comparativamente, el arsenal de Siria sería un 4% de eso).

En 1985 el propio Gobierno de EEUU dió la orden a su ejército de destruir todos los arsenales químicos, fijando 1994 como la fecha tope para cumplir con su destrucción. Incumplió, como años después también incumpliría la fecha de 2007 tras suscribir la Convención de Armas Químicas, así como sus sucesivas prórrogas.¿Por qué incumple con los plazos si la propia tecnología con la que se están destruyendo las armas sirias es norteamericana?

Mientras, alrededor del 10% del arsenal químico de EEUU (8% e Pueblo (Colorado) y un 2% en Blue Grass (Kentucky), están almacenados y, según algunas fuentes,no en las mejores condiciones precisamente. En cuanto a los plazos manejados por Washington, digamos que pueden ser calificados de generosos: el 8% de Pueblo será destruido mediante procesos biotecnológicos para 2019 y el restante 2% de Blue Grass mediante un proceso denominado ‘oxidación con agua super-crítica’ para 2023.

 

 

 

 

 

 

Share

La especulación financiera sobre los alimentos causa violencia estructural

Imagen de Alexis Martín

Fuente:  Público.

Todo en aras del libre mercado. Todo en aras de la economía vaporosa que no produce nada y que sólo especula (apuesta) para que los que ya tienen mucho dinero tengan muchísimo más. Todo con la argumentación de que si ellos no se forran, a los demás no nos llegarán ni las migajas.

Hay que darles facilidades aunque éstas supongan crear nuevas situaciones de violencia estructural en cuestiones tan básicas como los alimentos.

pocos saben que uno de los principales motivos de ese sufrimiento mundial –y de que cinco millones de niños mueran por malnutrición cada año en el Tercer Mundo– es la ingeniería financiera con la que los tiburones de Wall Street transformaron los mercados de futuros de las materias primas en una ruleta bursátil, con la que seguir enriqueciéndose, tras el pinchazo de la burbuja de las puntocom en 2000-2001.

En realidad, a los primeros que se les ocurrió tan estupenda idea fue a los banqueros neoyorquinos de Goldman Sachs, quienes ya en 1991 crearon un nuevo instrumento especulativo, un índice de 18 productos básicos –del trigo, el cacao, el cerdo, el arroz o el café, al cobre y al petróleo– para que los brokers pudieran también jugar en lo que hasta entonces era un mercado especializado. A ese Goldman Sachs Commodity Index se sumaron después muchas otras grandes entidades financieras deseosas de aprovecharse de la llamada “apuesta de China”: la lógica creencia de que a medida que crezcan los ingresos de chinos, indios y otros integrantes de las nuevas clases medias de las potencias emergentes, consumirán alimentos de mejor calidad y en más cantidad. Una jugada segura.

Una jugada segura para los especuladores y segura para los pobres.  Cuando los primeros la disfrutaban, los segundos la padecían:

Es lo que la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (Unctad) denomina “financialización” de los mercados de productos de primera necesidad. Un fenómeno que se desbocó cuando los lobbies financieros norteamericanos consiguieron que el Congreso de EEUU aprobase por la vía de urgencia –para compensar a los mercados del colapso de la burbuja digital– una legislación que permitió a los grandes fondos de pensiones y hedge funds que empezasen a especular con derivados de esos índices de materias primas. Acababa de empezar el siglo XXI y tanto republicanos como demócratas abrazaban el credo de la desregulación financiera.

El resultado fue tan espectacular como ignorado por políticos y ciudadanos: en sólo cinco años, las posiciones de los fondos en el mercado de materias primas pasó de 13.000 a 317.000 millones de dólares. Esa tremenda multiplicación especulativa buscaba, por supuesto, que los precios de esos productos básicos se disparasen, para obtener pingües beneficios con los astronómicos márgenes entre lo que se paga a los agricultores (fijado de antemano e invariable) y lo que se acaba cobrando a los consumidores.

Y así fue. Según los cálculos de la Unctad, en la primera década del siglo los precios medios del trigo, el maíz y el arroz prácticamente se triplicaron… produciendo decenas de miles de millones de beneficios a los especuladores bursátiles, con los que compensaron sus pérdidas en las temerarias operaciones de las hipotecassubprime, los activos basura y los CDS. Entretanto, en 2008 estallaban revueltas del hambre en una treintena de países del Tercer Mundo, donde la mayoría de la población tiene que gastar en alimentos el 70% de sus ingresos y no puede costear ni la menor subida de precios; simplemente ha de pasar hambre.

Ni siquiera la actual crisis económica global ha frenado ese encarecimiento de los productos de primera necesidad, pues el año pasado los precios de los cereales aumentaron en más del 60%.

“El mercado de los alimentos se ha convertido en un casino”, declaró Joerg Mayer, de la Unctad, a The Guardian. “Y por una única razón: hacer que Wall Street gane todavía más dinero”.

El círculo vicioso de la especulación financiera, el hambre, la violencia.

Y es que el hambre es un arma moderna, sibilina, pero muy potente y administrada sólo por unos pocos, los más poderosos.

Estas prácticas deberían ser consideradas como un tipo de terrorismo. Terrorismo económico. Lo razonamos.  La subida de precios de los alimentos básicos va a provocar hambrunas en muchos lugares del planeta, normalmente ya depauperados de por sí.  Esto va a provocar tensiones, levantamientos, revueltas, violencia en definitiva.  Dicha violencia va a ser contestada por medio de la violencia de los gobiernos.  Todo ello producirá más violencia (y esto no es especulación, ¿cuántas veces ha ocurrido en la historia?).  Ante esta situación de violencia los países implicados, normalmente el Tercer Mundo, se verán obligados a recurrir a la financiación de los países ricos. Y no para comprar alimentos o para mejorar sus regadíos, etc. Sino para comprar armas con que garantizarse . Y con ello el primer mundo, que es quien vende las armas, vuelve a lucrarse de la situación que ha provocado.

Y, entre tanto, nuestros estados y sus gobiernos del primer mundo mirando para otro lado. La diferencia, fundamental, es que los gobiernos son elegidos por nosotros y los brokers y millonarios no. A los gobiernos y a nuestros políticos les podemos y les debemos exigir normas reguladoras de estos mercados especulativos, o quizá mejor, les debemos exigir que ilegalicen estas prácticas especulativas que no producen ningún rédito en la economía social y que impongan a los culpables que se lucraron de ellas reparaciones.

Lo público, debe garantizar los derechos básicos del común.  La alimentación es uno de ellos.  Además, los debe garantizar en España y a cualquier persona de cualquier país, si no es así, no son derechos humanos.

Share

El coste militar del petróleo canario

Fuente:  El Confidencia Digital.

La protección del archipiélago canario siempre había sido importante para los jerarcas militares, ahora lo es más desde que se piensa que va a ser posible extraer petróleo.  La excusa, como tantas veces, es el posible peligro terrorista del Sahel.

De hecho, Canarias no sufrirá recorte alguno de efectivos militares según los planes del Ministerio de Defensa para reorganizar el Ejército de Tierra siguiendo el modelo de las brigadas polivalentes.

La nueva reorganización no sólo no contempla una reducción de efectivos en el archipiélago, sino todo lo contrario: Canarias sale reforzada militarmente, dotándola de mayor seguridad ante cualquier eventual conflicto o amenaza exterior. Especialmente a Fuerteventura.

La isla acoge actualmente al Regimiento de Infantería ‘Soria 9’. En el futuro se le unirá –según los planes filtrados- Regimiento Ligero Acorazado de Caballería Lusitania Número 8, actualmente con sede en Valencia.

Esto supondrá el traslado a Fuerteventura de los blindados que dispone la unidad, como los VCR Centauro, obuses autopropulsados, y vehículos de transporte y exploración como los VEC o los BMR.

Pero el blindaje no es sólo terrestre, sino también marítimo y aéreo.

La Armada dispone en Canarias de los cuatro Buques de Acción Marítima (BAM). El ‘Meteoro’, ‘Rayo’, ‘Relámpago’ y ‘Tornado’ han sido puestos a las órdenes del Mando Naval de Canarias. Eso no significa que se encuentren allí permanentemente, ya que son buques que España suele poner a disposición de los diversos compromisos internacionales, como la Operación Atalanta en Somalia.

Cuando la Armada decidió confirmar Canarias como base fija de los BAM, otros buques desplegados en el archipiélago fueron destinados a Ferrol y Cartagena, como los patrulleros P-72 Centinela y P-63 Arnomendi.

Para este traslado de unidades navales, el Arsenal de Las Palmas ha tenido que pasar por un proceso de modernización y ampliación de sus instalaciones. “Canarias gana mucha fuerza naval con los BAM” aseguran las fuentes consultadas.

Estos buques están diseñados para ser utilizados en operaciones de recogida y análisis de datos de inteligencia. Un asunto fundamental de cara a cualquier operación militar contra una agresión en la zona. Pueden llevar un helicóptero embarcado para aumentar sus capacidades de vigilancia.

La Armada también tiene a su disposición efectivos de infantería de Marina, e incluso una unidad especial, denominada USCAN –Unidad de Seguridad de Canarias- formada por 200 militares.

Esta unidad, además de estar diseñada para dar protección a las instalaciones de la Armada en Canarias, está preparada para  Operaciones de Interdicción Marítima (OIM). Es decir, realizar incursiones marítimas y abordajes a buques sospechosos o hostiles.

F-18 a menos de 200 kilómetros

El tercer componente de defensa del archipiélago canario, y de la zona donde Repsol pretende iniciar la extracción de crudo, es la fuerza aérea. El Ala 46 del Ejército del Aire tiene su cuartel general en la base aérea de Gando (Las Palmas de Gran Canaria).

El Ala 46 tiene a su disposición cazabombarderos F-18 C.15, helicópteros AS532 Cougar, AS332Super Puma y aviones de transporte Casa CN-235.

La base de Gando está a unos 170-180 kilómetros de la zona de prospecciones petrolíferas. Eso sitúa a los cazas F-18, capaces de volar a velocidades aproximadas al match 1.8 (1.915 km/h). Es decir, serían capaces de llegar hasta esa zona en menos de 10 minutos.

Otra fuente que da datos en la misma dirección es El Diario Militar que comenta que

podría suponer una producción de 100.000 barriles diarios.  La petrolera ha anunciado inversiones de 7.500 millones de € en la zona, con la intención de comenzar a perforar en 2014.  (…)  «En caso de que se confirme la existencia de petróleo en la costa canaria, la zona y las instalaciones petrolíferas que allí se ubiquen para extraerlo se convertirán en un objetivo prioritario de la Defensa Nacional» aseguran a el Confidencial Digital fuentes del Gobierno.  Máxime cuando el crudo se encuentra a 60 kilómetros de la costa, en una zona limítrofe cuya territorialidad ha sido históricamente discutida por Marruecos.

Nos encanta el cinismo con el que nos presentan las nuevas necesidades militares de Canarias y, sobre todo, de Fuerteventura:

Fuerteventura, «un foco de inestabilidad»

«Hay que ser conscientes de que vivimos en las islas a 100 kilómetros del continente africano, y por aquí pasan todos los barcos;  y cerca está Al Qaeda del Magreb islámico, el grupo más violento de los terroristas» aseguró el teniente general Muro, que añadió explícitamente:  «El tema del petróleo va a saltar, va a ser un foco de inestabilidad y aumentará la tensión»

Estamos en una época en el que el precio de la energía es un debate popular.  Queremos contribuir a este debate con el siguiente razonamiento:  es necesario computar en el precio del petróleo canario el coste de la militarización de las islas.  Es un coste elevado, que de no tenerse en cuenta sería algo así como una subvención encubierta al petróleo canario.  Es decir, es necesario que se internalice el coste de la defensa militar del petróleo canario y que cuando se compare con las energía renovables, que no necesitan ejércitos que las defiendan, ni molestan a los vecinos o sus fronteras, se añada a los costes de extracción.

Lo contrario sería hacer trampa a favor de las energías fósiles y en contra de las energía renovables.

Además de que son más baratas, más ecológicas y más participativas, las energía renovables no necesitan ejércitos, armas y violencia que las defiendan, no violan los derechos humanos ni generan conflictos internacionales.  Tampoco generan problemas sociales como los que van a tener que asumir los canarios y, principalmente, los majoreros por la militarización de la zona.

Ellos no eran un foco de tensión antes y no lo son ahora.  La tensión, el negocio petrolero, se les ha impuesto y lo van a sufrir ellos.  Nadie del ejército, la marina o las fuerzas aéreas van a Fuerteventura a defenderles, van a defender el negocio del petróleo siempre aliado con el negocio de las armas.

La alternativa está a unos kilómetros de distancia:  «Hierro se convierte en la primera isla energéticamente autosuficiente del mundo«, fomentando las energía renovables.

Share

El bombardeo con fuego real en las Bardenas computa, según Morenés, como gasto social

Fuente:  Diario de Navarra.

El polígono de tiro de Bardenas Reales fue el lunes escenario de la primera de las cuatro jornadas del ejercicio de defensa aérea Sirio, el más importante de los que desarrollará el Ejército del Aire a lo largo de este año y en el que los aviones utilizan munición real.

En concreto, los ejercicios que se llevan a cabo en el campo de tiro bardenero corresponden a la fase ‘Tormenta’ , la tercera de la operación Sirio. En la primera se llevó a cabo el planteamiento operativo y la conducción de operaciones aéreas simuladas, y en la segunda y tercera se ejecutan las mencionadas operaciones «ya con medios reales», según informaron desde el ministerio de Defensa. En el ejercicio Sirio, de periodicidad anual, intervienen la práctica totalidad de las unidades del Ejército del Aire, además de contar con el apoyo de otras de las Fuerzas Armadas. Su objetivo es adiestrar al Mando Aéreo de Combate y a sus unidades.

Según informa ABC, el ejercicio Sirio será:

el único con fuego real que va a tener lugar este año.  En el ejercicio intervienen la práctica totalidad de las unidades de combate del Ejército del Aire, además de otros medios de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de adiestrar y evaluar a estas unidades en el espacio aéreo de responsabilidad nacional peninsular.

En esta fase del ejercicio, aviones procedentes de la base aérea de Zaragoza emplean armamento real aire-suelo en objetivos ubicados en el polígono de Bardenas.

Participan en concreto aviones de combate F-18, Eurofighter, Harrier de la Armada, aviones de transporte Hércules, Falcon 20 y Aviocar, helicópteros Súper Puma, unidades del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas, efectivos del Sistema de Mando y Control del Ejército del Aire, y medios del primer y segundo Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo.

Estas maniobras le vienen muy bien al Ministro de Defensa y a su plana mayor para hacer turismo militar:

Precisamente el ministro de Defensa, Pedro Morenés, asistirá el jueves a contemplar los ejercicios militares de la fase Tormenta en el polígono de tiro. Estará acompañado del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez; y por el General Jefe del Mando de Combate, teniente general Eugenio Ferrer Pérez.

Las gentes de la zona se quejan de que:

 La Comunidad de Bardenas ha informado de que estas maniobras militares afectarán, «por motivos de seguridad», al normal uso de los caminos en los alrededores del polígono.

Además,

las críticas de la Asamblea Antipolígono, que han censurado que se invierta dinero en este tipo de ejercicios cuando hay muchas familias con necesidades

Más alucinante aún es la contestación de Morenés

Al ser preguntado sobre las críticas a estas maniobras militares por parte de diversos colectivos y partidos políticos navarros, el ministro ha subrayado que «la seguridad es una necesidad de la sociedad», ya que «no hay sociedad estable, próspera, libre ni segura si no tiene unas fuerzas armadas entrenadas».

El gasto en defensa es un «gasto social» tan importante como los demás, ha dicho el ministro, que ha considerado que «eso la sociedad lo tiene que entender».

Así, por decreto.  Debemos entender que aunque a todos nos parece que el Gasto Militar se carga los gastos sociales, si lo dice Morenés el Gasto Militar es sinónimo de Gasto Social.  Este es pues, otro ejemplo más de la acción social del ejército:  lo bueno para ellos y lo malo para los civiles.

Una de dos, o todos somos tontos o este ministro es el colmo de la hipocresía y el cinismo.  Demuestra que con él no se puede razonar.

Muy posiblemente haya quedado claro en la comarca de las Bardenas quién es el enemigo, tanto a nivel social, como político, ecológico y económico.

Share

Debates electorales (II): qué defender

Tras la introducción que suponía plantear la necesidad de debate sobre temas de defensa cuando se elaboran los programas electorales, ahora queremos abordar el tema que nos parece la piedra angular de todos los debates sobre defensa:  ¿qué queremos defender?

Resulta asombroso y turbador comprobar cómo en la Directiva de Defensa Nacional de 2012 (gobierno de Rajoy) se decía que España no tiene enemigos.  Entonces, ¿para qué está todo el entramado militar de cientos de miles de soldados montado, por qué en 2014 vamos a gastar 27.659 millones de € en Gasto Militar?  Parece demasiado incongruente.

Una estudio sobre las diversas Directivas de Defensa Nacional se puede encontrar en forma de presentación en prezi.

1.-  Defensa militar versus seguridad humana.

Pensamos que el principal debate dentro de este epígrafe es si nuestro modelo de defensa quiere defender los postulados de la defensa militar o los postulados de la seguridad humana.

La defensa militar busca defender las fronteras y el territorio contra las supuestas agresiones externas y la protección de los intereses nacionales en la política exterior (sería más adecuado decir que busca la protección de los grandes empresario y los grandes grupos de poder, no de los intereses de las personas comunes). También busca defender conceptos como la nación, los valores patrios, la patria, etc;  además, pretende defender la bandera, las instituciones y su permanencia inamovible.  La defensa militar se ha convertido en una manera, más o menos solapada, de crear conflictos fuera de nuestras fronteras para venderles armas y luego «ayudarles» con intervenciones humanitarias militares y/o civiles.

En definitiva, la defensa militar busca defender el status quo nacional e internacional.  Se convierte, por tanto, en un concepto diseñado más para el estado-nación que para la gente, más para las élites políticas y/o económicas que para las ciudadanos de a pié.

En cambio, la seguridad humana, es un concepto que tiene otras expectativas verdaderamente alternativas.  La seguridad humana es un concepto universal, pertinente a la gente de todo el mundo, no exclusivo de las naciones-estado;  además, los componentes de la seguridad humana son interdependientes, no buscan la victoria, la desaparición del enemigo, y ni siquiera se plantean la existencia de enemigos;  la seguridad humana se preocupa por la forma en que vive la gente, la libertad con la que pueden ejercer diversas opciones, participar de la democracia, ejercer sus derechos económicos, políticos y sociales;  la seguridad humana busca defender la vivienda, la sanidad, la educación, el medioambiente.

También, como tantas veces, existe una opción intermedia, patrocinada por los intereses militares que es hablar de seguridad militar.  Es, simplemente, un intento de confundir a la gente dejando de hablar de defensa (que se entiende ligada estrictamente a lo militar) para hablar de seguridad, concepto que explican que es más amplio y abarca las relaciones sociales, económicas, etc.  Lo malo es que como se hace desde la óptica militar es un concepto de defensa que acaba buscando defender lo mismo que la defensa militar, eso sí con otra jerga.

2.-  ¿Quiénes son los enemigos?

En la jerga militarista se pasó de unos enemigos nítidamente caracterizados:  la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia, a hablar de riesgos y amenazas.  En España el viaje fue más largo, se pasó de hablar de un enemigo exterior (el anterior) y otro interior (el propio pueblo con ideas democráticas) a sólo un enemigo exterior que nos hizo ingresar en la OTAN.

Los enemigos en la defensa nacional son los demás estados, todos aquellos que tengan armas, o las puedan tener, todos aquellos que tengan fronteras comunes, o aquellos que tengan unas fuerzas armadas capaces de invadir, aunque sea salvando grandes distancias

La Directiva de Defensa Nacional (DDN) redactada por el gobierno de Rajoy dice que España no tiene enemigos, pero existen riesgos y amenazas.  Se ha llegado, incluso, a hablar de incertidumbres. Estos conceptos tan etéreos y a la vez ubicuos son los que hacen, sin ningún tipo de razonamiento asociado, indispensable la existencia de una defensa militar.  Se ven dos grandes tipos de amenazas:

  • Las amenazas compartidas:  ataques cibernéticos, armas de destrucción masiva, tráfico de personas, piratería, grupos fanatizados, quiebra del espacio aéreo y espacial.
  • Las amenazas no compartidas:  inestabilidad en la frontera y orilla Sur, Oriente Medio y el Sahel, el tráfico ilícito en Guinea (piratería), el tráfico ilícito en latinoamérica (narcotráfico, terrorismo, y amenazas a los intereses de las empresas españolas en la zona).

Como se puede ver, todo en consonancia con lo que decíamos anteriormente.  Llama la atención, en la línea de expandir el concepto de defensa hacia el de seguridad, que se consideren desde esta perspectiva los intereses de las empresas españolas en la zona, aquí ya concretamos pero en una dirección que no nos parece adecuada:  se busca defender nuestro bienestar aunque sea a pesar del de otros países y sociedades.

Otro texto revelador de las intenciones de la defensa militar actual en la DDN es:

asegurar una España fuerte, que permita mantener la influencia necesaria en el contexto internacional, para contribuir a la estabilidad de éste, principalmente en nuestra zona de interés directo, así como a preservar nuestros intereses nacionales en el resto del mundo.

Lo cual parece indicar claramente las ansias de ser una potencia que defienda sus intereses en todo el mundo, cual si fuésemos una potencia hegemónica.  Pero, hay que constatar que los intereses que quiere defender España no están explicitados, por lo cual pueden ser, y son, sometidos a manipulación fácilmente para adecuarse a los de los grupos financieros imperantes.

En cuanto a la seguridad humana, los enemigos están más claramente marcados:  todo lo que afecte al medioambiente, a la calidad de vida de la gente (sanidad, educación, empleo, …), lo que socave la libertad de ejercer los derechos sociales, políticos y económicos, etc.

La crítica que se suele hacer a esta opción, desde el punto de vista militarista, es que no habla de lo que ellos piensan que es vital defender, que se mea fuera del tiesto y que, por ello, nos vamos a quedar indefensos ante cualquier ataque extranjero.

Quizá les tendríamos que recordar que multitud de países con potentísimos ejércitos han sido atacados por fuerzas militares del extranjero y/o por terroristas.  Es decir, que la posesión de un ejército no es garantía de que no se vaya a sufrir una invasión o ataque.  Por otro lado, lo que sí garantiza un ejército es que nos vean como posibles enemigos y que se tenga un gasto económico muy considerable que se desvía de los gastos sociales que son lo que realmente se quiere defender.

Y he aquí la clave del debate:  qué queremos defender.  Nunca en la historia hemos sido consultados sobre este punto.  Ningún partido político, en sus programas electorales aborda el tema.  No hay un verdadero debate social sobre el punto clave de los modelos de defensa.  Así, vamos aplicando, con dejadez a la hora de plantear alternativas, lo que siempre se ha aplicado.  Es decir, optamos por el continuismo.  Lo que ocurre es que si miramos las raíces de este continuismo, nos daremos cuenta de que se instalan en el modelo de defensa de la dictadura y que estamos aplicando diariamente muchos de sus tics, sin ni siquiera cuestionarlos.

3.-  Violencia directa versus violencia estructural y cultural.

Pensar y debatir sobre estos tres conceptos también es clave a la hora de definir nuestro sistema de defensa.  La defensa militar está basada en defendernos de la violencia directa.  Lo que se suele ocultar es que, además de potenciar la violencia directa, esta visión fomenta la violencia estructural y cultural.

El concepto más “sencillo” de violencia es el de violencia física o directa:-toda aquella acción agresiva o destructiva contra la naturaleza (daños contrala biodiversidad, contaminación de espacios naturales, etc.),- contra las personas (violaciones, asesinatos, robos, violencia de género,violencia en la familia, violencia verbal y/o psicológica, …)- o contra la colectividad (daños materiales contra edificios, infraestructuras,guerras, etc.).

El uso (mejor sería decir, el abuso de la fuerza) tiene objetivos diferentes: lucro personal, intereses políticos, compensación de problemas psíquicos, etc.

La violencia directa tiene como principal característica diferenciadora que es una violencia visible en lo que se refiere a muchos de sus efectos; básicamente los efectos materiales (por ejemplo, los antes citados). Sin embargo, también es cierto que algunos efectos aparecen más o menos invisibles (odios, traumas psicológicos, sufrimientos, relaciones internacionales injustas, adicción a una cultura violenta, concep -ciones culturales como la de ‘enemigo’, etc.) o no se suelen considerar de tanta importancia como los efectos materiales.

Nos deberíamos preguntar cuáles son los efectos sociales, ecológicos, económicos, culturales y políticos de estar considerando siempre a los demás como enemigos.  El primero de ellos es la reciprocidad.  Las demás naciones también nos consideran a nosotros como sus enemigos, aunque nosotros nos sintamos muy lejos de serlo.

Los ejércitos necesitan armas y generan una industria armamentística que se convierte en un verdadero lobby económico-político.  Dichas armas necesitan ser exportadas porque no son socialmente útiles y el único rendimiento que se les puede sacar es venderlos a otros países para poder ingresar algo por un bien que es altamente perjudicial.  Para ello, la política internacional ha de crear la necesidad de esas armas fomentando tensiones, conflictos, guerras.  Estas exportaciones de armas, estamos acostumbrados a ver, que son una de las principales características de los tratados comerciales, incluso de la ayuda al desarrollo, hacia los países no desarrollados.  Ello implica su empobrecimiento creando violencia estructural.

Una pequeña definición de violencia estructural sería la que citamos a continuación:

a inicios de la década de los años ’70 del sigloXX, Galtung y otros desarrollaron el concepto de violencia estructural, concepto queavanza a una visión de violencia más dinámica y más invisible: se define la violenciaestructural como “aquello que provoca que las realizaciones efectivas, somáticas y mentales, de los seres humanos estén por debajo de sus realizaciones potenciales”.
Siguiendo y concretando esta línea de razonamiento, posteriormente Galtung definiría cuatro tipos de violencia:
·la clásica o directa que se ejecuta contra el cuerpo y la mente humana,
·la pobreza que provoca la privación de las necesidades humanas básicas, por ejemplo, ¿cómo es posible que hoy en día mueran 9 millones de niños y niñasmenores de cinco años por falta de antibióticos o vacunas?
·la represión que provoca la privación de los derechos humanos y
·la alienación, que provoca la privación de los derechos humanos y políticos.
Los tres últimos 3 tipos de violencia serían los que conforman la violencia estructural.  La violencia estructural sería un tipo de violencia indirecta, es decir, las acciones que provocan el hambre en el mundo, por ejemplo, no están diseñadas y realizadas directamente con ese fin, sino que son derivaciones indirectas de la política económica capitalista y del injusto reparto de la riqueza. Esto provocaría que las causas que producen la violencia estructural no sean visibles con evidencia, en algunos casos o en un análisis poco profundo, con lo cual se entiende el por qué de su denominación posterior.

Otra característica importantísima de la violencia estructural, además de su invisibilidad, es que se encuentra, junto a la violencia cultural, como causa profunda de muchísimos conflictos.

Muchas partidos políticos y personas, se sorprenden cuando estalla un conflicto o guerra.  Entonces, la violencia directa, les impulsa a hacer algo rápidamente, por ejemplo, una intervención más o menos humanitaria.  ¿Por qué no les urgía antes, cuando el conflicto, con hondas bases estructurales se iba fraguando y agrandando?  Simplemente porque no veían la importancia de la violencia estructural en la génesis de los conflictos.  Así, la mayor parte de los partidos políticos se ver urgidos a intervenir, de alguna manera, ante los muertos y las situaciones graves de violencia directa.  Y ello les hace altamente vulnerables a la manipulación militarista.  Dado que sólo existe la posibilidad de una intervención militar, aunque sea para ayudar en un tifón o en una hambruna, el militarismo se garantiza su exclusividad en la política internacional.

Pero, ¿qué ocurriría si, sobre todo nos fijásemos en la violencia estructural que ejerce el primer mundo, entre ellos España, sobre la génesis de la mayoría de los conflictos que acaban en guerra actualmente?  Parece que ni los ciudadanos ni los partidos políticos somos conscientes de que la situación de explotación económica, la venta de armas ligada a los fondos de ayuda al desarrollo, el mantenimiento de muchos dictadores en sus puestos por décadas (Gadafi, El Assad, …), nos harían ser conscientes de que estos son los momentos en que más y mejor se puede invertir en políticas noviolentas que ayuden a evitar conflictos armados.  Muy seguramente, si las sociedades del Tercer Mundo, que es donde se dan la mayor parte de las guerras actualmente, pudiesen desarrollarse económica, social y políticamente de manera mejor, las guerras tendrían mucha menor oportunidad de ocurrir.

Además, potenciar la visión estructural de los conflictos nos haría darnos cuenta de que otro escenario en el que hay que intervenir para evitar las guerras es nuestra propia sociedad.  Efectivamente, somos los séptimos exportadores de armas del mundo y nuestras multinacionales y nuestra política exterior son causantes de violencia estructural.  En consecuencia, la conclusión sería que acabar con las guerras en el extranjero sería más posible si acabásemos con nuestro propio militarismo, con nuestra política exterior intervencionista y con nuestras fábricas de armas.  Además, todo ello significaría que los demás países dejarían de vernos como enemigos.

Para acabar, es necesario analizar también el concepto de violencia cultural:

una violencia que “se expresa también desde infinidad de medios (simbolismos, religión, ideología, lenguaje, arte, ciencia, leyes, medios de comunicación, educación, etc.), y que cumple la función de legitimar la violencia directa y estructural, así como de inhibir o reprimir la respuesta de quienes la sufren, y ofrece justificaciones para que los seres humanos, a diferencia del resto de especies, se destruyan mutuamente y sean recompensados incluso por hacerlo”

El papel de la violencia cultural es por lo tanto ser una especie de argamasa que dota de coherencia al sistema de dominación y violencia en el que nos movemos actualmente.  No hay que olvidar que la alternativa, el paradigma de cooperación-noviolencia también coexiste ahora y ha existido siempre.  Hay muchísimos ejemplos de sociedades, etnias, países, gentes, que colaboran y colaboraron para mejorar sus respectivas situaciones y que regularon sus conflictos de manera cooperativa y rechazando la violencia.

¿En qué curso de nuestras escuelas, en qué asignatura se enseñan los casos históricos de desobediencia civil a las guerras, de cooperación internacional para resolver conflictos, de sociedades que promovieron y promueven otras formas, noviolentas, de hacer política?  En ninguno.  Quizá, mejor dicho, seguramente, fijarnos en estos ejemplos y difundirlos haría que surgiesen más iniciativas noviolentas a nivel social y político para colaborar con los países vecinos y para ayudar a la resolución noviolenta de conflictos lejanos.  También tendrían nuestros políticos muchos menos argumentos y muchas menos excusas para aplicar la violencia.  Hay que promover la creación de una cultura de paz coherente, ética y aplicable en la sociedad y las relaciones internacionales actuales.

4.-  Conclusiones.

  • Es imprescindible que la sociedad reclame a los partidos políticos que concreten sus ofertas en los programas electorales en lo que concierne a los gemas de Defensa.
  • Es necesario que los partidos políticos expongan con claridad qué quieren defender, cuáles son los enemigos que ven, cuál es el origen de la violencia directa, estructural y cultural que quieren combatir, si optan por defender los postulados de la defensa militar o de la seguridad humana.
  • Es imprescindible que la sociedad se haga soberana, también en temas de defensa.  Y que debata profundamente qué quiere defender.
  • Es imprescindible que la sociedad investigue y audite el actual militarismo para conocer sus defectos y poder confeccionar alternativas desde la actual realidad.
  • Todo lo anterior no es sólo una cuestión que hay que debatir y trabajar cuando llegan las épocas electorales, sino durante los cuatro o cinco años que duran las legislaturas, permanentemente, controlando a nuestros representantes políticos promoviendo la participación social permanente.
Share

Porque las armas químicas son una realidad, reivindiquemos la desaparición de la división NBQR del Instituto Tecnológico de la Marañosa en Getafe

 

Existe una organización para la prohibición de las armas químicas (OPAQ) cuya web informa sobre la relación de los estados miembros que han firmado la Convención contra las Armas Químicas y cuándo entró la Convención en vigor para cada uno de dichos países.  España la firmó en 13 de enero de 1996 y la Convención entró en vigor el 29 de abril del 97.

La lista del oprobio tiene dos versiones:

  • Los países que han firmado el acuerdo pero aún no lo han ratificado:  Israel y Nyanmar.
  • Los países que ni han firmado ni se han adherido:  Sudán del Sur, Angola, Egipto y República Popular Democrática de Corea.

Al unirse al acuerdo, Albania, India, Corea del Sur, Irak, Estados Unidos, Rusia y Libia declararon poseer armas químicas. En 2009 los cuatro primeros ya habían destruido sus reservas.

Pero hay más datos de interés:

El tratado, que complementa el Protocolo de Ginebra de 1925 y la Convención de 1972 sobre armas bacteriológicas, da un plazo de 10 años desde su entrada en vigor para eliminar los arsenales, aunque a Rusia y EE UU se les ha prorrogado dado el enorme tamaño de sus reservas y la dificultad para destruirlas. La revuelta de 2011 en Libia paralizó las tareas de destrucción de su arsenal, por lo que el país también se acogió a una prórroga.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que vela por el cumplimiento de la Convención, asegura que para febrero de este año se habían destruido 55.939 toneladas de las 71.196 declaradas (78,57%), distribuidas en 8,7 millones de contenedores y municiones.

En cuanto a las instalaciones necesarias para su elaboración, los 13 Estados que reconocieron tenerlas (entre ellos, Bosnia-Herzegovina, China, Francia, India, Libia, Japón, Reino Unido, Irán y Serbia, además de EE UU y Rusia) las han desactivado, según la OPAQ, por lo que, en teoría, ningún país miembro de la Convención produce armas químicas.

Y aquí está uno de los quid de la cuestión:  si España ha firmado y ratificado el Convenio contra las Armas Químicas, ¿para qué existe la división NBQR del Instituto Tecnológico La Marañosa, en Getafe?, ¿Si España no puede tener armas Químicas y el resto de las naciones (salvo excepciones) tampoco, cómo se come una división NBQR?.

Parece como si una vez firmado el Convenio contra las armas químicas todos los países lo diesen por papel mojado y se dedicasen, con más o menos ahínco, a investigar sobre ellas.  Suelen argüir que es para concociéndolas saber defendernos de ellas.  Nos parece una mera excusa.  ¿Qué harán los demás países, decir, como nosotros, que no tienen armas químicas para luego estar investigando en ellas y tener preparados los procesos de producción para el momento adecuado?  Si es así, el Convenio sería, realmente, papel mojado.

Habría que exigir desde las ongs que en España se dejase de investigar sobre estas armas y desapareciese esta división del Instituto Tecnológico de La Marañosa en Getafe.

También nos preocupan más otras situaciones reales que nos hablan de que las armas químicas son una realidad palpable en la política nacional e internacional de nuestros días.

  • Por un lado, la noticia de mediados de diciembre que dice que Estados Unidos pide un puerto a España para descargar residuos del arsenal químico sirio.  La solicitud también se realizó a Italia y Francia.  Parece que faltan por tratar unas 15 toneladas de agentes químicos como el gas mostaza y el gas sarín, que quemarían los americanos en alta mar.  Parece que Rota tiene posibilidades de ser agraciado en esta destrucción de arsenal químico ajeno.
  • Por otro lado, también nos preocupa la noticia «arsenal letal de alcance desconocido» de mediados de agosto de este año, en la que se cuenta que existen  tipos de agentes químicos que se pueden usar como armas:
    • » Nerviosos. Bloquean una enzima esencial para el funcionamiento nervioso. La muerte se produce por asfixia, al contraerse los músculos que controlan la respiración de forma permanente. Los gases sarín, tabún y VX forman parte de esta categoría.» Vesicantes. Forman dolorosas quemaduras y ampollas al entrar en contacto con las superficies del cuerpo, también en el interior de las vías respiratorias en caso de ser inhalado. El gas mostaza, usado durante la I Guerra Mundial, es el más conocido.» Pulmonares. Dañan el sistema respiratorio. El fosgeno y cloro entran en esta categoría.» Sanguíneos. Impiden la respiración celular, ya que evitan que el oxígeno que llevan los glóbulos rojos pueda ser utilizado. Este grupo está formado por el cianuro y sus derivados.

No hay pues, en nuestra opinión, ninguna duda de que por un lado van las declaraciones públicas de las naciones y por otro la realidad.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed