Tag Archive for puertas giratorias

El desbarajuste de los Programas Especiales de Armamento (PEAS)

131210-F-VY627-984

POr US Air Force

Fuente: Bez

Hay muchas maneras de explicar el desbarajuste y la ruina económica que los Programas Especiales de Armamento (PEAS) están suponiendo para las arcas públicas y con ello para la sociedad.

Nosotros lo hemos contado en términos de deuda inmoral e ilegitima en un texto de 2013 en el que explicamos el origen, el crecimiento y el despilfarro que son estos programas armamentistas.

Del artículo que realiza Beatriz Yubero en el portal colaborativo BEZ, podemos sacar algunas notas que, sin ser novedosas,vuelven a poner sobre la mesa el despropósito de estos programas de armas.

1.- Dice la comentarista que los programas especiales de armamentos, cuyo origen hay que situar en el primer gobierno de Aznar, son fruto de los compromisos adquiridos por el PP y el PSOE como consecuencia de nuestra entrada en el club militar OTAN. Ello señala dos extremos que habitualmente pasan desapercibidos:

  • Que sin la OTAN nos los podríamos haber ahorrado
  • Que son una imposición ilegítima. No podemos decir si fruto del interés de la industria militar europea y estadounidense de ganar siempre y a cualquier precio, o si por la imposición de la élite política (nuestra y ajena) de meternos en la senda de una cada vez más militarizada y unidimensional política económica, abocada a llevarnos a esta especie de bola de nieve imparable de gasto militar y militarismo sin retorno, pero al fin y al cabo, fruto de un interés que no era el nuestro.

2.- Señala el artículo, casi sin quererlo decir (al menos así) que si hay dos grandes culpables políticos de estos programas son los pactos bajo cuerda de los años 90 entre PP y PSOE, pactos que se han demostrado inamovibles y no cuestionados y que nos indican uno de los puntos esenciales de la ilegitimidad de estos programas: no responden al interés general, sino al interés de esa oligarquía extractiva de políticos de la casta en generar gasto militar inútil

3.- Cuenta el magnífico compromiso de deuda que nos sepulta. 23 programas comprometidos solemnemente en nombre del estado con previsión de pago total a 2030, que nos supusieron una deuda de 37.000 millones de euros, de los uqe se han pagado 8.000 aproximadamente y por lo que el MInisterio de Industria ha pagado unos siniestros créditos (a interés cero, algo que obvia el artículo) de más de 10.000 millones de euros previos a la fabricación de estos programas de armas y que la industria militar debe devolver una vez fabrique estos ingenios (se le ha olvidado a la articulista señalar con suficiente claridad que cuando esto ocurra, los programas habrán adquirido un espectacular precio porque habrán sufrido sobrecostes como consecuencia de encargos suplementarios de mejoras, o de que los encargos, quien sabe si por descuido o malicia, se hicieron a medias, sin contratar por ejemplo, los sistemas electrónicos de los aviones que se solicitaban, etcétera).

4.- Los programas de armamentos no sólo eran ilegítimos en el origen, sino que además, durante su ejecución la ilegitimidad se ha reforzado más, pues los negociadores permitieron tanto sobrecostes como encargos innecesarios, pero bien favorables a los intereses del complejo militar-industrial (dice el artículo » Sobre estos programas siempre ha planeado la sombra de los sobrecostes y del exceso en el número de unidades encargadas. De hecho, el Tribunal de Cuentas llegó a denunciar costes excesivos …y poca diligencia por parte del Ministerio de Defensa (en época de Morenés) a la hora de penalizar a las empresas por sus retrasos, lo que hubiera servido para rebajar las facturas«)

5.- Señala que, a pesar de que el desastre que estuvo a punto de llevarnos al precipicio al inicio de la crisis era tal, el Ministro puertagiratorio Pedro Morenés renegoció el precio final de los programas para comprometer que fuera de 30.075 millones de euros, aunque en unas negociaciones tan opacas que probablemente podemos encontrarnos con algún caramelo envenenado ( según la articulista «Hubo pocas explicaciones sobre cómo se hizo esa renegociación y sobre los criterios que se siguieron«)

6.- Además, cuando la troika vino a rescatarnos, y para evitar que acabáramos como Grecia, intervenidos a lo bestia, los gobiernos de Rajoy procedieron a realizar un fraude contable, ocultando esta deuda impagable, para lo que acudieron a sacar de los PGE toda referencia a los mismos a fin de que no computase como déficit y de paso para evitarse la crítica social (se olvida la articulista de comentar que esta política tan curiosa la llevaban ejerciendo indistintamente los gobiernos del PP y el PSOE con anterioridad).

7: Ocultándola pero no eliminándola, porque por la puerta de atrás ha seguido pagando ingentes cantidades a la industria militar por medio de una fórmula ilegal (declarada así por el propio Tribunal Constitucional) consistente en emitir créditos extraordinarios con cargo a deuda pública (osea, generando más deuda aún) mediante decretos ley ad hoc para pagar a la industria militar.

8.- Agustín Conde, el actual Secretario de Estado de Defensa, ha explicado a los diputados de la Comisión de Defensa que la deuda actual (unos 21.000 millones de euros) resulta igualmente impagable y difícilmente asumible, a pesar de lo cual la decisión del gobierno (apoyado en esto por Ciudadanos y PSOE) es pagarla (y empobrecernos más).

9.- Además, en el día a día, estos programas demuestran ser una verdadera chapuza. Por muestra dos ejemplos:  el submarino S80 de Navantia y el avión A400M.

Respecto del primero, dice la articulista que » Estaba previsto que la primera unidad fuera entregada en 2013 pero, a día de hoy, la fecha prevista es diciembre de 2021 y podría seguir acumulando retraso. El coste inicial del programa ascendía a 2.135 millones de euros, de los que ya se han pagado 1.774 millones, pero ahora ese dinero, debido a los sobrecostes, solo da para pagar el primero de los cuatro submarinos. ¿Cómo piensa Defensa pagar los otros tres? ¿Qué coste tendrá cada uno de esos otros tres submarinos? ¿Cuál será el coste final del programa? Preguntas a día de hoy imposibles de responder

Respecto del segundo afirma que  «el A400M es un dolor de cabeza constante. El avión no cumple con las características técnicas requeridas y los países del consorcio (España, Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Turquía) están enfrentados con la cúpula de Airbus. Amenazan con sanciones económicas a la compañía, pero no se sabe si lo hacen con la boca pequeña para no recibir críticas. Para colmo, España compró 27 unidades, casi el doble de las 14 finales con las que se va a quedar, y eso significa que o consigue revender a otros países esas 13 aeronaves de diferencia o tendrá que pagar una multa de casi 250 millones de euros a la compañía.»

10.- Una vuelta de tuerca más: ahora que el Tribunal Constitucional ha dicho que es ilegal ocultar estos pagos, los quieren usar para engañar al viejo Donald que clama por un colmillo en incendiar de armas el mundo, y «aflorarlos» en el presupuesto del MInisterio de defensa para hacerle creer que están «aumentando» el gasto militar y acercándose al compromiso del 2%PIB (en realidad ya supera con mucho este porcentaje pero sigue siendo un gasto escondido, oculto en su gran mayoría y no por disgustar al amigo americano, sino para que el pueblo español no sepa en qué se gastan la pasta los que mandan). Lo dice así el artículo «El número dos de Defensa también dejó una pista muy clara sobre las intenciones a futuro de su Ministerio. Primero explicó que los próximos presupuestos de su departamento tendrán incorporados una partida de 1.824 millones de euros (716,8 millones de 2016 y 1.170 millones de 2017) para pagar los PEA. Después, dijo que gracias a esto “se estaría en consonancia con el compromiso asumido en la cumbre de la OTAN de Gales de 2014 de incrementar los presupuestos de Defensa hasta alcanzar en una década una cifra equivalente al 2% de PIB”.

Y como todo decálogo, una (mala) conclusión. Para colmo, esto es el cuento de nunca acabar. el ciclo de rearme se renueva a pesar de que este primer movimiento ya nos ha empobrecido suficientemente. «A futuro, España deberá seguir renovando su material armamentístico y los costes se incrementarán notablemente: la Armada necesita sustituir los cazas de despegue verticar Harrier -su vida operativa finalizará entre 2025 y 2030- por el F35B, única opción en el mercado. Además, por esas fechas, también deberá pensar en planificar la renovación de los cazas F-18, cuya única opción viable serían los F35A.

El problema es que el programa estadounidense del F35 en sus tres versiones acumula un grandísimo retraso y unos enormes sobrecostes, algo que ha llegado a denunciar a través de su cuenta de Twitter el presidente estadounidense, Donald Trump, que llamó al orden a la empresa fabricante, Lockheed Martin: “el programa F-35 y su coste está fuera de control. Miles de millones de dólares pueden y serán ahorrados en compras militares”.

Decepcionante. Otra que se ha tragado que necesitamos esos carísimos aviones de «ataque» (no defensa) estadounidenses que, por cierto, nos quieren vender en bruto ( y nuestros políticos de la casta comprar), sin sistemas de armas ni motores y otros elementos que luego «necesriamente» habrá que comprar para que no queden para un museo del horror.

Ni los necesitamos para nada, ni tendríamos por qué aumentar el gasto militar. Ni, dado que estamos ante una deuda ilegítima e impuesta por intereses que no son los de la sociedad ni han sido decididos por todos, asumir el pago de esta deuda inmoral.

Ni tenemos por qué asumir las torpezas de estos genios  de las finanzas ni tampoco por qué seguir obstinados en enterrar nuestras esperanzas como pueblo en el seguidismo armamentista y fatal al que nos quieren someter los señores de la guerra y sus partidos corporativos en el Parlamento.

No nos representan y no queremos que nos conduzcan al empobrecimiento primero y al desastre después.

Gastos militares para fines sociales.  Haz objeción fiscal al Gasto Militar.

Share

Liquidación del GASTO MILITAR 2014

Acabamos de publicar un estudio sobre la liquidación del gasto que la IGAE ha certificado relativo al año 2014. Es un complemento válido a los informes anuales sobre el gasto militar presupuestado que venimos haciendo año tras año y al informe sobre despilfarro militar con el que completamos el estudio del panorama.

La liquidación del gasto permite conocer cómo se ha comportado el gasto público previamente presupuestado en los Presupuestos Generales del Estado y, respecto del gasto militar, nos sirve para certificar la trampa y la perversión que esconde éste gasto y la política militar en la que se realiza.

IGAE (Intervención General de las Administraciones Públicas, organismo estatal) no controla todo el gasto militar, ni lo define como tal, pero de su informe se puede sacar el montante de una parte de éste, concretamente:

  • Lo que gasta y sobregasta el Ministerio de Defensa
  • Lo que gastan los organismos autónomos militares
  • Lo que gasta AEMET de índole meramente militar
  • Lo que gasta CNI
  • Lo que destina al mismo en I+D el ministerio de Industria
  • El gasto de los Centros Universitarios de la Defensa
  • Y una parte pequeña del gasto de clases pasivas, concretamente las “pensiones de guerra”

Faltan otras grandes partidas que son componentes ineludibles del gasto militar español pero de las que IGAE no da noticia alguna.

La sola comprobación del desfase entre lo que defensa «presupuesta» cada año y lo que acaba gastando permite hablar de descontrol, pero como esto ocurre año tras año, y de forma sistemática, podemos además decir que no sólo es cuestión de descontrol, sino sobre todo de ocultamiento deliberado del gasto militar.

Estas cifras nos permiten encontrar una lógica perversa e inapelable. Tanto los gobiernos del PP como los del PSOE se han dado en la práctica de gastar más (en realidad abusivamente más) de lo que presupuestan para el Ministerio de Defensa. Lo han hecho a pesar de haber cacareado durante esta década un supuesto “recorte” del gasto militar que no se sostiene con la comprobación de las cifras y que no justifica el nuevo ardor guerrero de esta casta política que nos engaña diciendo que hay que subir el gasto militar que, sin embargo, no sólo no ha bajado, sino que ha ido aumentándose siempre por la puesta de atrás.

Pero en segundo lugar nos permiten encontrar otro elemento coincidente: no cabe achacar el desfase a ningún tipo de incompetencia de los diseñadores del gasto militar, sino a la mala fe. No hay otro modo de explicar estos desfases pronunciados, constantes y elocuentes.

Como podemos ver a continuación la práctica de ocultación de gasto militar ha sido practicada por gobiernos del PP y el PSOE, pero es especialmente exagerada en el tramo de gobierno de Rajoy y su ministro «puerta-giratoria» Pedro Morenés, lo que de cara al futuro aparece como un nuevo signo de preocupación

Pero si pasamos del sobre-gasto del Ministerio de defensa al sobregasto relativo a otros componentes del gasto militar que IGAE detecta en sus informes, la perversión de la política de ocultamiento y manipulación del PPSOE respecto del verdadero sentido del gasto militar español se hace más palmaria.porque entonces los aumentos de aproximadamente el 20% de sobregasto con los que Defensa se despacha año tras año, se elevan de forma más abrumadora. Podemos verlo en otro cuadro.

Un gasto brutal, escandaloso, incapaz de superar un mínimo test de transparencia y que demuestra la impunidad del gasto militar y la opción política militairizadora de la casta gobernante.

Pero las comparaciones son odiosas, porque mientras esto ocurre, la liquidación del gasto referido a otros ministerios y bienes públicos nos muestra que el agravio comparativo es demoledor.

Mientras se mima el gasto militar referido a seguridad militar (operaciones militares en el exterior, de las que ya llevamos más de 79 desde Felipe González a la fecha; venta de armas, una geopolitica al servicio de intereses de dominación y violencia que impone occidente y su brazo armado al resto, privilegios y despilfarro militar, militarización creciente de las otras facetas de la seguridad y de la vida social, etc.) se descuida el gasto social referido a la seguridad humana de los seres humanos, y así contamos que el gasto del ministerio de defensa es aproximadamente el 60% del gasto del estado en pensiones, o 14,73 veces el gasto destinado por el estado a servicios sociales y promoción social, o 9,31 veces más que el de acceso a vivienda y fomento de la edificación, 3,51 veces más que el del ministerio de sanidad y servicios sociales, 2,72 veces más que el de Educación, Cultura y Deporte, o 245 veces más que el destinado a fomento del empleo

Cifra que se vuelve incluso más indecente si sumamos al gasto que IGAE controla como gasto del ministerio de Defensa el que suma por otros conceptos militares, según hemos visto. En este caso la comparación con el gasto social del estado resulta algo más que un escándalo:

En definitiva, un estudio este de la liquidación del gasto militar con el que intentamos ofrecer un panorama claro y al servicio de la lucha social por la conquista de los derechos sociales y de la seguridad humana a las que, legítimamente, y en contra del militarismo, debemos empeñarnos.

Share

La OTAN ofrece negocio a la industria militar española

Hombre+jugando+ajedrez

Pro Dawlad Ast

Fuente: Infodefensa

Esta temporada de gobierno desgobernado está siendo prolija para el ejército. Ahora unos representantes de la OTAN han venido a hablar con el Director General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa y con las empresas de defensa españolas para ofrecerles un filón de negocio.

La OTAN sugiere que las empresas españolas se inscriban en el listado de licitadores para venderle armas (el año 2015 la OTAN hizo compras de armas por valor de más de 2.500 millones de euros). Un negociazo.

Al parecer les interesa que España como vendedora de armas en los sectores de transporte estratégico y almacenamiento, apoyo logístico, adquisición de armas y gestión de su ciclo de vida, servicios logísticos y gestión de proyectos.

Ya empezamos a comprender por qué algunos de los cargos de Defensa del PP se quieren pasar ahora a la OTAN, concretamente al departamento de control de las inversiones en armas de la organización. Es que huelen el negocio a la legua.

Y es que esto es un sin parar.

Share

El gasto militar de 2016. Nuevo informe.

G.M. 2016 logo

Fuente: Informe Gasto Militar 2016.

Este año con algo de retraso respecto de otros años, publicamos el Informe del gasto militar correspondiente a 2016.

El informe puede descargarse en Drive o también en scribd

Los datos, amén de lo abrumadores por su magnitud, desvelan también la dependencia que la casta y el llamado complejo militar industrial han promovido con sus políticas militaristas, encadenándose a una inmensa e inmoral deuda militar y a una política de defensa agresiva, invasiva y altamente militarizada.

Para avanzar sobre los datos del informe, destacamos algunas de sus cifras:

  • Presupuesto Ministerio de Defensa: 5.787’89 millones €
  • Total Gasto Militar 2016: 30.928’86 millones €
  • Gasto Militar oculto 2016: 81’29 % (25.372’72 millones €)
  • Gasto Militar:  7’14 % del total de los Presupuestos ministeriales en los PGE de 2016, lo que implica el 2’71 % del PIB
  • Deuda Militar 2016: 16.127’63 millones €, el 52’14 % del Gasto Militar
  • G.M. diario: 84’5 millones €
  • G.M. por hora: 3’52 millones €
  • G.M. por minuto: 58.684 €
  • G.M. por segundo: 978’06€

Las grandes cifras que hemos detectado de gasto militar involucran a doce de los trece ministerios, así como al Congreso, al Senado, a la Casa Real y a otras instituciones públicas que, aparentemente, son ajenas al empuje del militarismo,

También hemos hecho el esfuerzo de caracterizar el entramado de intereses políticos y económicos que hacen del Ministerio de Defensa el gran impulsor de una industria basada en la exportación de armas y con suculentos intereses entremezclados.

Además intentamos hacer hincapié en la enorme deuda que el gasto militar arrastra. Es sabido que en unos presupuestos deficitarios como los españoles, el presupuesto de gastos del estado se financia básicamente acudiendo a deuda pública, unas veces genérica y otras específica para partidas concretas (partidas que en lo militar son escandalosas). El presupuesto del Estado además paga más de 33.000 millones de euros solo en concepto de amortización de intereses de la ingente deuda, parte de los cuales, indudablemente, también amortizan deuda militar.

Planteamos, a título de ejemplo algunas propuestas para ir transarmando la política de defensa hacia una alternativa global al militarismo; propuestas que desvelan que hacer este tránsito no es cuestión de entelequias, sino de decisión y de apuesta política.

El documento, como en años anteriores, está abierto al apoyo de otros grupos que aparecen con su logo en el mismo y desean contribuir a la crítica al militarismo y en la difusión de estos contenidos, como Ecologistas en Acción, Diagonal Periódico, Non ao gasto militar, Colectivo Antimilitarista Mambrú de Zaragoza, Bardenas ya, Yayoflautas Madrid, así como de otros que se irán incorporando a lo largo de estas semanas.

Share

La imponente deuda militar que esconden los presupuestos de Defensa de 2016 (parte 1)

Comisi%C3%B3n+de+difusi%C3%B3n

Por the real duluoz

No a mucho tardar publicaremos un extenso informe sobre el gasto militar previsible para 2016 para cuya cuantificación hemos tenido en cuenta tanto los aprobados Presupuestos Generales del Estado como otras cifras que se han ido conociendo.

Uno de los capítulos más sangrantes del gasto militar español es la enorme e ilegítima deuda que generan, pues, como es sabido, es un gasto inútil e improductivo y si tenemos en cuenta los ingresos del estado, un porcentaje enorme del gasto militar previsto se financia con deuda, esto es, endeudándose el Estado e hipotecando su futuro en esa alianza militarista y alocada emprendida por los gobiernos del PP y PSOE indistintamente.

Vamos a tratar este tema en tres entradas diferenciadas, dada la importancia que le queremos dar al tema. En esta primera simplemente alertaremos de la alarmante y escandalosa dimensión de la deuda pública española, uno de cuyos componentes más absurdos es a nuestro juicio el gasto militar. En un segundo artículo explicaremos la perversión de la propia deuda militar y la política sutil que hacen los poderosos para crearla y agrandarla como condición para mantener la dependencia de las políticas hacia los intereses del militarismo y en un tercer memento cuantificarmos la deuda militar española que se infiere del gasto militar previsto en los presupuestos generales del estado para sustentar el aparato militar.

  1. Deuda pública española: La hipoteca que nos endosan las políticas del oligopolio político.

Usando datos del Diario Expansión, que utiliza los cálculos del Ministerio de Economía, la deuda pública española en noviembre de 2015 arrojaban una cifra de 1.067.852 millones de euros, lo que equivale al 98,89% del PIB anual de España y arroja una deuda per capita de 22.875 euros. Traducido este dato a la cotidianidad, cada habitante del estado cuenta a sus espaldas con una deuda generada desde las administraciones equivalente a 43 mensualidades del Índice Publico IPREM, que se usa para el cálculo de las ayudas sociales y a familias desfavorecidas, lo que vendría a suponer que, si la manirrota manía de nuestras autoridades de contraer deuda para fines inverosímiles no se hubiera disparado, las ayudas sociales podrían resistir con mucha dignidad y solidaridad.

En esta caótica situación tienen responsabilidades compartidas tanto el PSOE como el PP. La deuda se ha disparado más aún en la última época de Zapatero y el período de Rajoy.

Ahora bien, la deuda contabilizada (y que oficialmente maneja tanto la estadística del Estado como la de la Unión Europea) puede ser engañosa, pues, como nos alertan nuestros amigos de El Salmón Contracorriente, puede suceder (y en España sucede) que no se contabilice «toda» la deuda, sino que se oculten algunas, como por ejemplo los «pasivos en circulación» (deudas con proveedores, o también deudas con otras administraciones públicas, o avales o garantías prestados por el Estado del estilo de los pagos ilegítimos dados a las eléctricas), o que se practiquen otro tipo de engaños.

La Unión Europea en su reciente informe «Fiscal Susteinability Report 2015» de enero de 2016 pone el dedo en la llaga al apuntar la alta vulnerabilidad de España, en cualquiera de los escenarios previsibles, por su inabarcable (e irresponsable) deuda pública.

Así en su página 116 afirma que

Un análisis de la sostenibilidad de la deuda (DSA) para España muestra que, en condiciones económicas normales y sin ningún cambio de política fiscal (escenario base),la deuda pública se mantendrá en torno al 100% del PIB hasta más allá de 2020, para caer por debajo del 92% del PIB en 2026, último año de la proyección de la Comisión. Esta proyección dependerá del saldo primario estructural (SPB) que permanecerá constante

Y más adelante vaticina subidas constantes de deuda hasta más allá de 2017 y con posibilidades de que se mantenga por encima del 102% del PIB español en 2020 o hasta 2026, haga lo que haga la política española, y para exigir que se realicen, para contener en lo posible el escenario nefasto que se avecina una política fiscal severa, pues

una política fiscal sin cambios condena a altos riesgos a España

El informe, que por cierto no es neutro, ni analiza de fondo cómo se llegó a construir este enorme agujero y qué responsabilidades por malas políticas tiene (menos aún qué parte de dicha deuda es ilegitima), ni se limita a alertar, sin más, de la enorme bomba de relojería de la deuda española a futuro, sino que aprovecha para recomendar nuevos ajustes fiscales y estructurales (recortes en gasto social en pensiones y prestaciones básicas) como modelo de salida de este atolladero.

La magnitud de la deuda pública española es tal que los presupuestos generales del estado de 2016 prevén un gasto, solo en pago de intereses de esta deuda para 2016, de 33.490 millones de euros, y eso que 2016 se prevé como un año de bajos tipos de interés y coyuntura favorable.

El peso de esta deuda viene condicionando las políticas públicas de una forma considerable y la sufrimos en términos de recortes presupuestarios y de derechos. Pero, además, es que la deuda es un mecanismo de dominación que forma parte de la élite capitalista para someter a los pueblos.

 

Share

Colaboración industrial-militar de España y EEUU

Op+ramkoers

POr Goya Bauwens

Fuente: ABC

Según ha anunciado el Ministro Morenés en una entrevista en el diario ABC, pronto tendremos «buenas noticias» de nuestra relación militar con EE.UU.

¿A qué tipo de buenas noticias se refiero el Ministro? Pues exactamente a lo que nosotros llamaríamos con más justicia malas noticias:

Me refiero a que, por ejemplo, tecnologías españolas puedan contribuir al desarrollo o a determinados desarrollos en el ámbito de la industria de Defensa de los Estados Unidos; que nosotros sigamos acogiendo capacidades tecnológicas desarrolladas por EE.UU. en nuestra industria aquí desde un elemento, a lo mejor, exportador común.

Traducido a un lenguaje menos angelical y más de andar por casa:  que nos van a transferir capacidades industriales para que sigamos siendo una de las grandes potencias mundiales de venta de armas del planeta, ayudando así a la civilizatoria misión de Estados Unidos consistentes en propagar la dominación y el interés del capitalismo más burdo por medio del fomento de la guerra, el empobrecimiento de los pueblos y, si llega el caso, la aplastante imposición de la bota militar.

¿Por qué la buena noticia de Morenés se puede convertir, a ojos del pacifismo, en malísima noticia?  Tal vez tenga que ver con el hecho de que el punto de vista y de partida de un señor que en su vida profesional ha saltado de los cargos en el Ministerio de Defensa a los cargos en la industria militar no es parecido al de quienes han estado siempre en el lado de la promoción de la paz y la justicia.

Share

Más compromisos de gasto en armas para mantener la tradición

PRO.CRE.AR.+1+A%C3%B1o+-+13.06.2013

https://www.flickr.com/photos/62818800@N08/

Fuente: La Moncloa.

EL Gobierno de Mariano Rajoy, y fiel a su costumbre, aprovechó el último consejo de ministros de julio, previo a las vacaciones, para endosarnos otro compromiso de pagos a las industrias militares, sus fieles amigos.

En esta ocasión, y siguiendo la nota de prensa del Consejo de Ministros, se adquieren dos nuevos programas. En el primero

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del contrato para el desarrollo de integración de sensores mástil y Scomba F-110, por un importe máximo de 135.314.364 euros.

Este pago es una de las famosas partidas «plurianuales» que «anticipa» el Ministerio de Industria y por tanto no contabiliza como gasto militar a todos los efectos, un truco que de rancio ya empieza a oler feo. Dice la nota del Consejo de MInistros

El Ministerio de Industria y Energía anticipará la cantidad mencionada en seis anualidades repartidas entre 2015, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020, por importes de 20.862.164, 37.275.284, 29.276.987, 25.952.272, 14.368.761 y 7.578.896 euros, respectivamente.

La financiación de estos programas se encuadra dentro de los «Programas especiales de Armamento» de manera que el Ministerio de Industria y Energía correrá con los gastos de pre-financiación y el Ministerio de Defensa devolverá las cantidades anticipadas de una sola vez en el ejercicio 2021

En el segundo,

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del contrato para el desarrollo de los programas tecnológicos asociados al futuro vehículo de combate sobre ruedas 8×8 (VCR 8×8), por un importe total de 89.298.000 euros.

y

Al igual que en el contrato sobre integración de sensores en mástil y Scomba F-110, el Ministerio de Industria y Energía anticipará la cantidad mencionada en tres anualidades repartidas entre 2015, 2016 y 2017, por importes de 40.801.200, 30.637.200 y 17.859.600 euros, respectivamente.

¿Qué quiere decir esto?. Pues que el Ministerio de INdustria concederá a las industrias militares créditos a interés cero para que «pre-financien» y fabriquen las nuevas armas con las que dotar al ejército.

¿Es todo? No. Además de ello, se está indicando que a la ya ingente deuda militar de más de 30.000 millones de euros que está ahogando a las arcas españolas, ahora van a irle sumando otra deuda más con los compromisos de pago anticipado famosos que el gobierno ha ido haciendo para este nuevo ciclo de rearme español. Ahora esta nueva millonada de 224,61 millones de euros, el año pasado 760 millones más.

¿Es todo? Tampoco. Es que con esta política se busca además condicionar políticamente la orientación que puedan desarrollar los gobiernos futuros, salga quien salga. Rajoy lo deja todo atado y bien atado para los intereses de la industria militar.

¿Es ahora todo? Tampoco. Resulta asombroso y turbador comprobar cómo estas escandalosas noticias tengan un eco mediático cero. ¿Colaboración con el militarismo vigente o inconsciencia de los que se supone que deberían informarnos? ¿O las dos cosas?

 

Share

El Gobierno aprovecha diciembre para aumentar el gasto militar de nuevo

MB+for+RCJ+Trans+and+MAN+Units+of+BLTB

ROBERT HUFFSTUTTER

El Consejo de Ministros de primeros de de diciembre ha servido para que el gobierno vuelva a privilegiar el gasto militar como prioridad número 1 de la política de inversiones.

Por la primera de las decisiones, el gobierno destinará un aumento de 2.266 millones de euros extra a financiar la construcción de 27 unidades del avión A400, según podemos ver en Infodefensa. Estos 2.266 millones de euros «extra» amplían los que se han aprobado con antelación y convierten la cifra de compra de este tipo de armas en sideral. Se podrán gastar desde aquí a 2029, lo que quiere decir que el PP consolida una factura a futuro para que, gane quien gane las próximas elecciones, tengan una deuda asumida con la industria militar.

Por el segundo de los acuerdos, el gobierno permite destinar otros 1.375,2 millones de euros más para mantener los aviones de combate Eurofighter 2000 del Ejército del Aire, lo que de nuevo, hace que la factura de estos chismes se convierta en estratosférica.

Según reseña Infodefensa, la justificación de este segundo gasto es

La cantidad se autoriza como contribución a la agencia internacional de la OTAN encargada de la gestión de los programas Tornado y EF-2000 (NETMA) para, como se ha señalado, financiar el apoyo logístico integrado del programa.

Y la tercera, también señalada por Infodefensa, por importe de otros 333,48 millones de euros, para Navantia.

Según el Consejo de Ministros estos 333,48 millones servirán para

La construcción de los nuevos buques incorporará novedades tecnológicas que serán realizados por Navantia y por la red de empresas que como colaboradores o subcontratistas participan en el desarrollo y suministro de equipos y sistemas para los buques»

La financiación se realizará mediante créditos del Ministerio de Industria a interés cero a Navantia.

Si suma os todas las cantidades, resulta que Diciembre les ha traído a las industrias militares un buen regalo de navidad, con 3.975,68 millones de euros más a sumar a los otros suculentos negocios ya comprometidos.

Podemos hacer una última observación:

Se trata de compromisos a largo plazo contraídos en beneficio de unos pocos, de forma poco transparente, y por políticos comprometidos en las industrias militares, al haber actuado como puertas giratorias entre Defensa y dichas industrias.

Contrasta con la realidad de mayores recortes en los sectores sociales más urgidos y con la desatención escandalosa de las necesidades sociales por parte del poder.

¿Se trata de deuda ilegítima? Nosotros pensamos que sí y que hay que negarle el pago, para rescatar a las personas, no a las industrias militares.

Share

El enorme truño de los aviones europeos de combate

The+Spitfire+Beauty

Ejército del Aire España

Fuente: El confidencial digital

Nuestro flamante mercachifle de defensa se desgañita por donde le quieren escuchar contándonos las bondades de los programas especiales de armamentos (PEAS) que, gracias a su gestión, el Estado ha comprado y comprometido con la voraz industria militar y que, de momento, ha generado una deuda de 30.000 millones de euros en un primer ciclo (aún no pagado completamente) y otros 10.000 en un segundo ciclo recientemente comprometido.

Los militares han explicado alguna que otra vez que estos programas además no tienen sentido desde el punto de vista de la defensa militar y que su adquisición responde a otros intereses ajenos, ya sea incentivar a la industria militar, conseguir peso político en el concierto de las naciones o ir cumpliendo con encargos de los amiguetes.

Lo que ahora sabemos es que, además de carísimos, estos sistemas de armas son un verdadero truño.

Si hasta hace poco sabíamos que Navantia, la empresa española de barcos militares, había diseñado el submarino que no flota, ahora conocemos que los aviones de combate europeos (Eurofigther) son una verdadera mierda.

«Problemas de operatividad» que hacen que en España solo estén en servicio 6 de los 39 a disposición, en Alemania 8 de 105 y en Austria 3 de 15.

Ya ven que bien. Cada Eurofighther cuesta lo mismo que construir 25 colegios, con la diferencia de que 25 colegios generan un valor económico y social inmenso y un cazabombardero lo que hace es arruinarnos (y eso si tenemos la suerte de que no funcione, porque si funciona lo que hace es imponer la violencia estructural a otros pueblos).

Suponemos que si cada vez que un político la pifia o picia le exigiéramos que respondiera personalmente y con su patrimonio, tal vez se lo pensaría dos veces, pero como aquí parece que de lo militar no se puede hablar mal, pues así nos va.

Share

¿El monolitismo del PPSOE se empieza a romper?: el PSOE llevará al Constitucional los créditos extraodinarios para armamento

PPSOE

Brocco

PP y PSOE hasta ahora compartían una triquiñuela para ocultar el gasto militar: el pago de las armas innecesarias que compraban no lo reflejaban en los Presupuestos Generales, sino que acudían a créditos extra-presupuestarios y semi-clandestinos para hacer estos pagos a los amiguetes de la Industria militar. Esto pasaba cuando el PSOE no estaba aún en contra del girapuertismo en defensa.

Ahora parece que se empieza a romper esta política «de estado» que privilegiaba a los intereses de unos pocos.  ¿Será que el PSOE cambia o que ha visto las orejas al lobo desde la perspectiva electoral?

El caso es que López Garrido, diputado hasta ahora perfectamente alineado con lo peor de la casta, acaba de anunciar que el PSOE recurrirá al Constitucional la práctica de los créditos extrapresupuestarios para financiar la compra de armas. Concretamente recurrirá el crédito otorgado el 1 de agosto de más de 850 millones de euros.

Las explicación de López Garrido es que

decreto ley está reservado para supuestos de “extraordinaria y urgente necesidad” y, por tanto, imprevistos; lo que no es el caso, pues estos pagos responden a un calendario acordado hace tiempo con la industria, por lo que se deberían incluir en los presupuestos o tramitarlos como proyecto de ley.

También UPyD pretendía judicializar esta práctica abusiva. Ahora con el concurso del PSOE es posible que el militarismo no tenga más excusas para reconocer el enorme gasto militar y los enormes privilegios con los que regala a la industria militar.

Para ser algo más creíble el PSOE debería pedir una verdadera auditoría a la deuda militar impagable y  a toda la política de defensa que ha privilegiado lso intereses de la casta en perjuicio del resto. ¿Lo harán?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed