Tag Archive for Parlamento Europeo

El negocio de hacer de Ceuta la base rusa en el Estrecho

Imagen de Laura Ortiz

Fuente:  El País.

El debate salta en el Parlamento … Europeo y un think tank yanki que parece es que mueve a los parlamentarios europeos:

Once eurodiputados —el convergente Ramón Tremosa, un nacionalista flamenco y representantes de Polonia y las repúblicas bálticas— se han dirigido a la Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, para denunciar las escalas de buques de la Marina rusa en el puerto español de Ceuta. Los eurodiputados quieren saber si Mogherini es consciente de que se están realizando estas operaciones, “fundamentales para el mantenimiento de las posiciones del Ejército ruso en Ucrania”, y si suponen una violación de las sanciones impuestas por la UE a Moscú tras la anexión de Crimea.

(…) Tras la denuncia de los eurodiputados se encuentra Heritage, un think tank estadounidense vinculado al ultraconservador Centro Margaret Thatcher por la Libertad. Sus promotores son firmes defensores de la presencia británica en Gibraltar y acusan a España de hipócrita por permitir las escalas de buques rusos en Ceuta mientras prohíbe el tránsito directo de barcos de la OTAN entre la colonia y puertos españoles. Su campaña ha llegado al punto de instar a la Administración y al Congreso de EE UU a presionar al máximo nivel a España para que cese en un comportamiento que califica de “inaceptable”.

porque parece que el Parlamento Español y, sobre todo, su Comisión de Defensa, no tiene noticias de nada que sea militar.

Así que, España da albergue y descanso al supuesto enemigo.  Esto lo hacemos siempre que sea negocio para nosotros y por el bien militar de espiar sus buques de guerra del Mediterráneo.  El enemigo se convierte en amigo cuando nos deja unos millones de €, hasta entonces la propaganda estatal militarista les demoniza.

Parece que es habitual que los buques (fragatas, destructores, buques anfibios, remolcadores y de apoyo logístico) rusos atraquen en Ceuta para repostar, avituallarse, y dar descanso a sus marinos.  50 buques de guerra rusos lo han hecho desde 2011.  Es decir, una decena al año.  Esto nos hace ser la base de la marina rusa en el Mediterráneo Occidental, en el Oriental lo es la base Siria de Tartus, como indicábamos en un artículo reciente.

Las visitas suelen durar tres días y, por ejemplo, en 2014 desembarcaron en Ceuta 2.300 marineros rusos.  Y cada uno de ellos intercambia 450 €.  Es decir, más de 1 millón de € al año en comercios y bares locales.  Con lo cual parece que la población está contentísima.  La brutal militarización ceutí no es sólo por el ejército patrio, sino que también se produce por ejércitos extranjeros en monto no desdeñable.

Además hay que añadir el repostaje de gasoil y agua.

También nos parece importante resaltar que en la noticia se habla del negociado de exteriores que las autoriza:

Estas visitas son autorizadas caso por caso por el Negociado de Sobrevuelos y Escalas, dependiente de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Asuntos Exteriores, teniendo en cuenta la seguridad del entorno, la población y las características del puerto. Fuentes diplomáticas aseguran que estas operaciones no vulneran las sanciones impuestas a Rusia y que España no ha recibido ninguna queja de sus socios y aliados en la UE y la OTAN por una política que se aplica “con total transparencia”.

Dicha Secretaría General Técnica del Ministerio de Exteriores depende jerárquicamente de la Subsecretaría de Asuntos Exteriores y Cooperación, pero no hemos podido encontrar ninguna información de él en la página web del Ministerio.

Lo que sí que queda claro es que al menos una parte del trabajo del Negociado de Sobrevuelos y Escalas de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Exteriores realiza trabajo concerniente a la Defensa nacional, y por lo tanto, parte de su presupuesto debería contar como Gasto Militar.

Share

La nueva Estrategia Global de la UE sobre la Política Exterior y de Seguridad: reaccionaria y militarista

Imagen de europa.eu

Fuente:  Unión Europea.

En Junio de 2016 se publicará la Estrategia Global de la UE  sobre Política Exterior y de Seguridad.  Este documento sustituirá a la Estrategia de Seguridad Europea de 2003.

Desde entonces, el documento, elaborado bajo la supervisión del antiguo alto representante, Javier Solana, solo ha sido revisado en una ocasión: en 2008, cuando se pasó revista a la implementación de la Estrategia durante sus primeros años de vida; se añadieron nuevas amenazas como el ciberterrorismo y se delimitaron los instrumentos de actuación de la UE.

En diciembre de 2013, el Consejo Europeo encomendó a la actual alta representante y vicepresidente de la Comisión, Federica Mogherini, evaluar estas transformaciones globales e informar al Consejo a lo largo de 2015 sobre los desafíos y oportunidades que se derivan. Finalizada la fase de evaluación, el Consejo Europeo de junio de 2015 encargará a la alta representante la actualización de la Estrategia Europea de Seguridad, a la luz de los desafíos y oportunidades identificados.

Aquí, en España, nadie se ha enterado de este crucial debate político, ni los ciudadanos lo tenemos en mente, ni los partidos políticos, siempre por delante (ironía), nos han informado.  Sin embargo, en la presentación que hace Federica Mogherini nos dice que:

Este proceso nos da la oportunidad de forjar una política exterior de la UE más fuerte y más eficaz y la participación del público en los debates sobre política exterior. En el mundo actual la política exterior no es sólo una cuestión de expertos – que nos afecta a todos: desde los alimentos que consumimos y la ropa que usamos para nuestra seguridad diaria y la prosperidad futura de nuestros hijos. Es por ello que creo que es importante involucrar a todos ustedes en nuestra reflexión estratégica – escuchar muchas voces y obtener diferentes perspectivas. A través de este sitio web me gustaría tener una gran conversación sobre la política exterior de los intereses, objetivos y medios para alcanzarlos de la UE. Espero poder colaborar con usted en los próximos meses «.

Sin duda, a Morenés, Rajoy, Sánchez, …, etc., les habrá dado un patatús al ver que la política de Defensa, aquí considerada de élites y a la que no se da ninguna oportunidad de debate popular, es considerada por Mogherini como digna de participación ciudadana.

Para preparar esta nueva revolución en los asuntos de exteriores y defensa, Mogherini presentó en 2015 la Revisión Estratégica con el habitual título de «La U.E. en un entorno global cambiante«.

Las conclusiones a las que llegó Mogherini son muy violentas:

1.-  No duda, sin ningún recato, en militarizar la acción exterior de la U.E.:

• La Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) es un marco probado para la Acción exterior colectiva de la UE, incluido el apoyo a los derechos humanos y la democracia, el control de armas y el desarme, la prevención de conflictos y las matanzas en masa, la mediación, las estrategias regionales y las alianzas estratégicas.
• La Seguridad Común y Política de Defensa (PCSD), con sus misiones civiles y militares de gestión de crisis, y su contribución al desarrollo de las capacidades de los Estados miembros en particular a través de la Agencia Europea de Defensa, que es un instrumento clave para la acción exterior.

2.-  Tampoco duda en militarizar la política interna y la justicia:

• En la lucha contra el terrorismo (TC) y la lucha contra el extremismo violento (CVE), la UE está cristalizando un doble enfoque:  lucha contra la radicalización interna y externamente a través de una narrativa basada en el respeto de los derechos humanos, la diversidad y el respeto a la religión;  y un enfoque de justicia penal incrustado en un marco de seguridad y de defensa basado en el fortalecimiento de la justicia, y las capacidades de los socios en cuanto a policía e inteligencia, en el pleno respeto de los derechos humanos.

Mogherini define 5 cuestiones clave:

Dirección.  En los últimos años la UE ha iniciado la actualización de la dirección de sus relaciones exteriores, pero en varias áreas, sin embargo, las adaptaciones son necesarias. En la Política de Seguridad y Exteriores Común, la UE ha perdido relevancia y el impulso en algunas áreas – por ejemplo, en las «asociaciones estratégicas». En desarme y control de armamentos, el enfoque de la UE, concebido en un entorno post-Guerra Fría, debe responder a las realidades del siglo 21. Del mismo modo, en la Seguridad Común y Política de Defensa, aunque el Consejo Europeo de diciembre 2013 subrayó que en «los asuntos de defensa», el nivel actual de objetivos, ambición y capacidad no están adaptados al entorno estratégico degradado. La asistencia humanitaria también tiene que adaptarse a las crisis humanitarias  y convertirse en la ‘nueva normalidad’, con unas necesidades cada vez mayores.  (…)  En la política comercial, la UE todavía necesita encontrar formas efectivas para manejar las tensiones que puedan surgir entre los objetivos comerciales y no comerciales. Y las políticas cibernéticas y de lucha contra el terrorismo deben encontrar un equilibrio sostenible entre la libertad y la seguridad.

Flexibilidad: Como el mayor donante combinado mundial, la UE es un líder en el desarrollo, la cooperación y la asistencia humanitaria. Pero la insuficiente flexibilidad reduce la eficacia de la ayuda sobre el terreno.  Asimismo, en la lucha contra el terrorismo, la aplicación se ve obstaculizada por los pesados requisitos de procedimiento.
Apalancamiento: en la política comercial y el desarrollo, la UE ejerce un poder potencialmente significativo. Aún disminuyendo el dinamismo económico de la UE, las altas exigencias que hace sobre sus socios comerciales, y lo que está dispuesto a ofrecer puede ser que dificulte su apalancamiento. Del mismo modo, las sanciones dependen de la economía, la fuerza y ​​el grado en que la UE puede integrar sus esfuerzos dentro de un marco de referencia multilateral más amplio. El apalancamiento es un reto también dentro de la Política Europea de Vecindad, en particular cuando se trata de vecinos que tienen poco interés en aprobar normas de la UE.
Coordinación:  en la diplomacia, una serie de iniciativas por diversos grupos de Estados miembros son esfuerzos complementarios realizados dentro de la PESC: una buena coordinación puede hacer una acción colectiva más eficaz. En la política de desarrollo, una mayor coordinación con los Estados miembros aumentará el impacto, pero en esto, así como otras áreas políticas, una mejor aplicación requiere la superación de la fragmentación de los instrumentos financieros, tanto a través de los servicios de la Comisión, como  entre la UE y los Estados miembros. En el dominio cibernético, el que los Estados miembros acojan un enfoque común de la UE sigue teniendo límites, y la coordinación tanto entre las instituciones de la UE como a través de la división público-privada es insuficiente.
Capacidades: En el campo de la migración, las asociaciones de movilidad y de concesión de visados ​​se mantienen subexplotadas. A la luz de los desafíos migratorios, las capacidades de la UE tienen que ser fortalecidas mediante la asignación de recursos adicionales para sus organismos y mediante la integración de las dimensiones externa e interna de la gestión de la migración, así como por la lucha contra las causas profundas del fenómeno en el largo plazo. En seguridad y defensa, PCSD se ha desarrollado desde cero desde el año 2000 y su modus operandi en asociación con organizaciones internacionales y regionales funciona bien. Sin embargo, todavía se enfrenta a dificultades en la disponibilidad de la fuerza y ​​el acceso al financiamiento, facilitadores, la inteligencia y la logística de manera temprana y común. Los grupos de combate nunca se han desplegado y el artículo 44 del Tratado de Lisboa no ha sido implementado. Los presupuestos de defensa han sido recortados de manera descoordinada e irregular, con el gasto en I + T pagando el mayor peaje. Mientras, la UE no es una alianza militar, y no puede ignorar la ‘D’ en su PCSD.

El texto consta de 20 páginas y lo que nosotros hemos entresacado son sólo algunos pocos aspectos.

Parece que nada cambia a mejor y que Mogherini está dispuesta a diseñar, como sus antecesores, una Política Europea de Seguridad y Defensa muy reaccionaria y militarista.

Share

Israel destruye metódicamente la cooperación europea en Palestina

Imagen de José M. Ruibérriz

Fuente:  Rebelión.

Excelente artículo, y muy aclarador, de Antoine Besson.

La situación del territorio palestino en Cisjordania es harto complicada:

La división de Cisjordania en tres zonas se debe a los Acuerdos de Oslo de 1993. La zona A comprende las principales ciudades palestinas y depende de la Autoridad Palestina, la zona B cubre una gran mayoría de los 450 pueblos palestinos y la soberanía se comparte entre la Autoridad Palestina para las cuestiones civiles y administrativas, y el gobierno israelí, responsable de la seguridad. La zona C, que abarca más del 60% de Cisjordania, permanece bajo exclusivo control de Israel hasta ser transferida a la Autoridad Palestina, transferencia que se debería haber hecho antes 1998, pero que a día de hoy sigue sin tener lugar.

Por consiguiente, actualmente el Estado hebreo conserva todo el poder sobre el desarrollo de la zona C, rica en recursos naturales y en tierra agrícola. En teoría, la menor instalación, desde las viviendas a las infraestructuras, debe ser aprobada por el Coordinator of Government Activities in the Territories Unit (COGAT), la institución israelí que coordina las actividades en estos territorios. Pero cuando los palestinos solicitan permisos de construcción, un 98,5% de los casos se deniega.

Por lo tanto, construir sin autorización es la única opción de tener acceso a los servicios básicos y a nuevas viviendas o de desarrollar una actividad económica que tienen los 300.000 palestinos que residen en la zona C o poseen tierras en ella. Resultado: Israel se precipita a destruir las instalaciones ilegales. Según el último informe de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), aproximadamente 13.000 estructuras están actualmente amenazadas de demolición y otros cientos de ellas se destruyen o confiscan cada año [1]: viviendas, depósitos de agua, refugios para animales, etc. En 2014 la administración israelí llegó incluso a embargar el columpio de una escuela del campo beduino de Khan Al-Ahmar por considerar que se trataba de una instalación que requería una autorización del COGAT.

Parece ser que en los periodos en los que no han sido noticias los asesinos ataques del ejército israelí sobre Gaza, ha seguido la guerra por otros medios, tan violentos como los anteriores:  impedir que los palestinos puedan tener acceso al agua, a la vivienda, a la educación, etc.

Según la Comisión Europea, de 2001 a 2011 destruyeron los proyectos de desarrollo por valor de 49 millones de euros, 29 de los cuales provenían de la Unión Europa y de sus Estados miembros. Cuando los buldóceres destruyen estructuras en la zona C financiadas por los financiadores internacionales lo que se esfuma es el dinero público de la ayuda humanitaria. Según fuentes diplomáticas, actualmente estarían amenazados más de dos millones de euros de fondos europeos.

Todo ello está forzando a que la situación sea inaguantable:

los indicadores socioeconómicos ahí son los más bajos desde 1967. Para esta agencia de la ONU se trata de una situación de «des-desarrollo», «un proceso por el que no solo se ponen trabas al progreso, sino que se invierte». Según calcula el Banco Mundial, los obstáculos al desarrollo de la zona C representan unas pérdidas de más de 3.000 millones de dólares para la economía palestina.

Ante esta situación caben tres opciones por parte de los gobiernos y de la Unión Europea:

  • Mirar para otro lado y seguir con la política actual de invertir en ayuda que será destruida sin hacer nada para evitarlo.
  • Dejar de colaborar con Palestina, lo que supondría dar la razón a Israel y aceptar la derrota diplomática contra el militarismo israelí.
  • Plantar cara a Israel.  Por supuesto, noviolentamente.  ¿Cómo?

Existen muchas posibilidades:

  1. Exigir reparaciones a Israel por cada construcción europea que destruyan.
  2. Retirar embajadores.
  3. Protestas oficiales sistemáticas ante las destrucciones israelíes.
  4. Protestas públicas en los medios de comunicación.
  5. Exigir el avance en la transferencia de la zona C Cisjordana a la Autoridad Palestina.
  6. Boicotear las industrias armamentísticas israelíes, que mantienen contratos con muchos países europeos, entre ellos España.  Es destacable que sin la exportación de armas a Europa, sería muy difícil la supervivencia de la industria militar isarelí.

 

Share

el agua en el centro de la estrategia militar Israelí en Palestina

Seu+Cambra+Espanya+-+Israel_4

Fuente: Público

Desde que Israel ocupó en el 1967 los territorio palestinos, el ejército sionista dictó normas que prescribían la absoluta autoridad militar sobre el agua en los territorios ocupados, de forma que los palestinos necesitaban autorización del ejército tanto para abrir un pozo como para reparar una cañería o una cisterna. De 1967 a 1996 únicamente concedió 13 licencias a palestinos relacionadas con el uso del agua, lo que explica claramente la situación de opresión sufrida por los palestinos de manos del ejército de Israel.

Los acuerdos de Oslo de 1995 intentó reparar esta situación, autorizando a un uso más aceptable del agua del principal acuífero regional, el acuífero «de la Montaña» (que discurre por los territorios palestinos en su casi totalidad), pero los acuerdos, en este punto, se quedaron en papel mojado y la autorización del uso del agua por parte de Israel a los palestinos ha seguido siendo cruel y despiadadamente injusto.

Por poner un ejemplo, según denuncia una comisión de parlamentarios del Parlamento europeo

si en 1999 los palestinos recibieron 138,2 millones de metros cúbicos, en 2007 el volumen se redujo a 113,5 millones, y al año siguiente a 84 millones. Israel alega que esto se debe a que hay menos cantidad de agua disponible, mientras que los palestinos argumentan que Israel practica una sobreexplotación.

Un reciente informe del Banco Mundial abunda en este sentido.

Mientras los palestinos de Cisjordania reciben este trato respecto del agua, los colonos israelíes que ocupan esta tierra reciben un descarado trato de favor también con el tema del agua.

Coincide además, según Amnistía Internacional, que el muro realizado por Israel ha dejado casualmente del lado israelí las zonas más ricas en agua en el lado israelí, dejando las menos húmedas del lado palestino.,

Según uno de los partícipes en esta comisión in situ, Florent Marcellesi, portavoz de Equo en esta comisión toda esta situación del uso del agua

Se trata de una injusticia clara: existe una gran diferencia entre el volumen de agua que se pone al servicio de los israelíes y el que se pone al servicio de los palestinos. Incluso entre los mismos palestinos hay una gran diferencia entre quienes están conectados al servicio de agua que está en manos de la empresa israelí Mekorot y quienes no están conectados

En la zona de Gaza la situación es peor, porque mientra se derivan 450 millonmes de metros cúbicos para los israelíes, los palestinos sólo reciben 80 millones de metros cúbicos. Ni que decir tiene que la población palestina es muy superior a la israelí. Pero, además, según parece, entre el 85 y el 90% de las aguas recibidas por los palestinos son aguas residuales, fruto de la previa sobreexplotación del acuífero por parte de Israel.

Nos parece una estrategia militar cruel esta de privar de agua a los palestinos. Es más, es un ejercicio brutal y constante de la violencia estructural y un cierto modo de terrorismo de estado contra toda una sociedad.

Nos vendan como nos vendan el cuento del conflicto israelo-Palestino, lo que parece claro es que no se trata tanto de una guerra religiosa o cultural, como nos quieren hacer creer, como de una guerra de ricos contra pobres, como siempre.

Share

IU pide explicaciones sobre Morón a Mogherini

Imagen del Ejército del Aire de España

Fuente:  Europapress.

Izquierda Unida, a través de su eurodiputado Javier Couso, ha interpelado a Federica Mogherini, Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, sobre la base estadounidense de Morón, donde los yankis tienen una de sus centros de la Fuerza de Reacción del Cuerpo de Marines.

Couso quiere que Mogherini se pronuncie sobre

  • la negociación que Rajoy ha hecho con USA,
  • el sentido estratégico que puede tener para la UE la proliferación de bases USA en Europa,
  • cuáles son las amenazas de las que nos defiende la base de Morón,

Couso acaba preguntando si no sería mejor para la seguridad europea hacer todo lo contrario y defender la soberanía y los intereses de Europa, que no siempre son los de Estados Unidos.

Nos esperanza la noticia.  Ya era hora de que algo se moviese en el Parlamento Europeo en las cuestiones del militarismo.

Pero no es sólo por la base de Morón por lo que habría que preguntar, merecería la pena hacerlo también sobre la política de «fronteras avanzadas» que practican España y la U.E., sobre la protección a la industria militar que practican ambos, sobre el intervencionismo en el que cooperan, …

Loable iniciativa, que esperamos sea complementada con muchas otras.

Share

La militarización y el intervencionismo de la Guardia Civil

Imagen de Escalepade

Fuente:  Estrella Digital.

Jugosísimo el artículo de Carlos Penedo en la Estrella Digital.

1.-  Sobre la militarización de la Guardia Civil.

La Ley Orgánica de la Defensa Nacional de 2005 establece en su articulado la necesidad de definir las misiones militares de la Guardia Civil, que las sitúa bajo la autoridad del ministro de Defensa. En concreto, el artículo 23 de la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, establece que la Guardia Civil es un Instituto armado de naturaleza militar, dependiente del ministro del Interior en el desempeño de las funciones que se le atribuyen por la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y del ministro de Defensa en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que se le encomienden.

La determinación de las misiones de carácter militar y la consecuente dependencia del ministro de Defensa de los miembros de la Guardia Civil que las desarrollen están regulada en un Real Decreto de noviembre de 2010, que no aclara gran cosa en el apartado internacional.

Otros datos y argumentos más para aquellos que niegan que incluyamos en el Gasto Militar anual a la Guardia Civil.

Y como dice Penedo, cada vez es más difícil distinguir entre actuaciones miliares y/o policiales:

En el campo de la seguridad cada vez es más complicado delimitar las amenazas y respuesta en el apartado de seguridad interior o exterior. Sobre el terreno, los contingentes militares de las Fuerzas Armadas muchas veces desarrollan tareas policiales en un escenario conflictivo, mientras que cuerpos policiales como la Guardia Civil van tomando competencias en seguridad dura.

La militarización de la Guardia Civil se realiza desde hace tiempo y cada vez es mayor, también su intervencionismo:

En los últimos años la Guardia Civil ha ido completando capacidades navales y aéreas desconocidas en su historia,actuando incluso a miles de kilómetros de territorio nacional en escenarios habitualmente competencia del Ejército del Aire o la Armada.

2.-  El intervencionismo de la Guardia Civil.

En mayor o menor medida, agentes de la Guardia Civil están destinados en este momento en escenarios como Líbano, Afganistán, Timor Leste, Guatemala, Haití, Níger, Israel, Kosovo, Gambia, Senegal, Mauritania, Cabo Verde o Guinea Bissau.

Es decir, nada más y nada menos que en 13 países.

3.-  La falta de control parlamentario de las acciones de la Guardia Civil en el extranjero.

Mientras el ministro de Defensa está obligado a comparecer para informar sobre las misiones de Defensa fuera de nuestras fronteras, el de Interior se libra de informar sobre estas 13 misiones militares en el extranjero.

4.-  El trabajo clandestino de la Guardia Civil en Mauritania.

La Guardia Civil patrulla en estos momentos por tierra, mar y aire, incluso a pie y hasta en solitario, las fronteras de Mauritania. Su labor es continuada desde hace ocho años, creciente, discreta y habitual, como lo muestra las imágenes que ilustran este artículo: elsacerdote local que ofició una misa el pasado 12 de octubre, día de la Patrona, en Nuadibú se puso el tricornio como homenaje a los asistentes a la ceremonia, en su mayoría agentes de la Benemérita, también del CNI y del Cuerpo Nacional de Policía.

La actividad de la Guardia Civil en Mauritania es seguida

en tiempo real desde el centro subterráneo de mando que la Guardia Civil ha construido en su sede madrileña de Guzmán el Bueno, una inversión de 20 millones de euros financiados en su mayor parte por Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores.

Es decir, Frontex se convierte (ya lo decíamos) en parte del Gasto Militar anual.

5.-  Programas y financiación comunitaria de la Guardia Civil en África Occidental:

  • West Sahel II, el proyecto más reciente, con un coronel de la Guardia Civil al frente, contempla el desarrollo en los próximos años de actividades de formación con la Gendarmería mauritana, cesión de material y medios para el control de sus fronteras terrestres. Prevé la creación de un Centro de Cooperación Policial Internacional con sede en este país, un destacamento fluvial en el río Senegal y tiene un coste de 620.000 euros, 500.000 a cargo de la UE y 120.000 por España a través de la Guardia Civil. Contempla patrullas conjuntas con las gendarmerías de Mauritania, también Senegal y Malí. Este proyecto es la continuación del West Sahel desarrollado en años anteriores.
  • Red Seahorse, que ha establecido a partir de 2006 la conexión de centros de coordinación con Mauritania, Senegal, Malí, Guinea Bissau, Gambia, Níger, Cabo Verde, Portugal y Marruecos para el intercambio permanente de información. Una iniciativa similar a ésta se ha implantado en 2013 en el Mediterráneo.
  • Medios marítimos: dos patrulleras de altura de la Guardia Civil -30 metros de eslora-, más un buque oceánico incorporado este 2014, están destacadas de forma permanente en Mauritania desde 2006, con tripulaciones mixtas con la Gendarmería local, para patrullar sus aguas y controlar la salida de cayucos que ese año disparó su número hacia Canarias. En origen, con un coste de 180.000 euros, este despliegue fue financiado al 60% por la Comisión Europea en el marco del programa Atlantis.
  • Medios terrestres: el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, firmó el pasado mes de marzo un acuerdo con las autoridades mauritanas  sobre cooperación en el control de la inmigración irregular y «actividades ilícitas» que ha permitido la creación de patrullas conjuntas terrestres, y también en solitario.
  • Medios aéreos: el Servicio Aéreo de la Guardia Civil -SAER- se ha dotado recientemente de dos aviones de patrulla marítima C-235, estacionados habitualmente en Canarias aunque este noviembre uno de los aparatos se ha trasladado a Mauritania, donde opera en los aeropuertos de Nuakchot y Nuadibú. En esta última ciudad, en el límite norte del país, tiene como base un helicóptero Bo-105 de la Guardia Civil desde 2006.

Es decir:

Al menos 800.000 €, 2 patrulleras de altura, 1 buque oceánico, 2 aviones de patrulla marítima C-235, y 1 helicóptero Bo-105.

Formación, cesión de materiales y medios, patrullas conjuntas y patrullas en solitario, intercambio de información.

Y suponemos que etc. porque el excelente artículo de Carlos Penedo no habrá podido descubrir todo.

Share

Las misiones militares internacionales de España con la U.E. en 2015

Imagen de freshwater 2006

Ahora que empieza el año pensamos que es buena época para repasar en qué misiones internacionales vamos a estar activos.  Comenzamos con las que llevamos a cabo con la Unión Europea.

La militarización de la Unión Europea no es muy conocida y se lleva de manera callada pero constantemente al alza.  Algunos datos generales que nos pueden interesar son los siguientes:

  • Entre todos los países de la U.E. hay 2.297.151 militares.
  • Además, existen 674.419 fuerzas de carácter paramilitar (Guardia Civil, Gendarmería francesa, Carabineros italianos, …)
  • Por último hay un total de 3.336.691 reservistas.
  • El total, por lo tanto, de militares en la U.E. es de 6.308.261 personas.
  • El Gasto Militar es de 200.038 millones de €.
  • El complejo militar industrial, también, es muy potente y se venden armas anualmente por valor de 115.621 millones de dólares.

En lo que tiene que ver con las misiones militares, el listado, en los últimos tiempos, es muy amplio.  Se pueden contar 17 intervenciones:

  • EUFOR ALTHEA en Bosnia-Herzegovina
  • EUPOL COPPS Palestina
  • EUBRAM RAFAH en Palestina
  • EULEX en Kosovo
  • EUMM en Georgia
  • EUPOL en Afganistán
  • EUBAM en Libia
  • EUJUST LEX en Irak
  • EUTM en Mali
  • EUCAP SAHEL en Níger
  • EUAVSEC en Sudán del Sur
  • EUCAP NESTOR en Yibuti
  • EU NAVFOR Atalanta en el Índico
  • EUTM en Somalia
  • EUSEC en República Democrática del Congo
  • EUPOL en República Democrática del Congo
  • EUFOR en República Centroafricana.

En lo que nos afecta, España participa en las siguientes 6:

  • EUFOR ALTHEA en Bosnia-Herzegovina.  Con un gasto en 2014 de 1.359.990’98 € y 9 militares desplegados.  Cada militar nos salió a 151.110,1 € en 2014.
  • EUTM en Mali con un gasto en 2014 de 39.081.294’13 € y un despliegue de 122 militares españoles.  Es decir, 320.338,4 € por militar.
  • EUCAP NESTOR en Yibuti y Tanzania y Seychelles.  No sabemos cuánto ha costado en 2014, pero ha habido un oficial de enlace (nuevo) en Tanzania y 2 oficiales en Yibuti más 5 civiles.  Además, hay un suboficial de la Guardia Civil en Seychelles.
  • EUTM en Somalia con un gasto en 2014 de 1.883.251’62 € y 14 militares españoles desplegados.  Con 134.517,9 € por militar.
  • EU NAVFOR Atalanta en el Índico con un gasto de 104.395.772’76 € en 2014 y un despliegue de 128 militares españoles.  815.591,9 € por militar.
  • EUFOR en República Centroafricana con un gasto en 2014 de 35.471.896’23 € y un despliegue de 114 militares españoles.  Con 311.156,9 € por militar.

 El total de las 6 misiones militares de la Unión Europea en las que participa España da un gasto en 2014 de 182.192.205’72 € y hemos desplazado en ellas un total de 396 personas.  Es decir, nos costó en 2014 460.081’32 € cada militar desplazado.

Si lo comparamos con los gastos generales de las misiones españolas en el exterior, nos daremos cuenta de que el gasto en las misiones militares en la U.E. es muy superior a la media, que fijábamos en 149.526’5 € por soldado en 2014.  ¿A qué se debe que las misiones militares de la U.E. sean tan caras para España?

Además de las consecuencias políticas internacionales (somos considerados enemigos internacionales por un número de países cada vez mayor, militarizamos los conflictos internacionales, optamos, casi en exclusiva por el tratamiento violento de los conflictos y conseguimos con ello que se perpetúen) e internas (los gastos que se dedican a las misiones militares no son dedicados a cooperación al desarrollo y a conseguir los Objetivos del Milenio) que supone intervenir militarmente en un país, es de destacar que en estos asuntos no reparamos en gastos.

Desde un punto de vista del gasto, la misión que más lastra el gasto español en las intervenciones militares en la U.E. ha sido la de EUV NAVFOR Atalanta en el Índico, donde el gasto se dispara a  815.591,9 € por militar y un total de 104.395.772’76 € en 2014 para un despliegue de 128 militares españoles.  En este caso la media de gasto se multiplica por 1’77.

Realmente, el Ministerio de Defensa pasa información de las misiones militares un par de veces al año en sendas comparecencias en la Comisión de Defensa del Congreso.  Sin embargo, pensamos que hay varios aspectos que se podrían mejorar en dichas informaciones y el interés del Ministerio de Defensa por la transparencia y la democratización parlamentaria de las decisiones en Defensa:

  1. Las informaciones se deben entregar a los diputados con, al menos, 15 días, de antelación para que tengan tiempo de preparar sus intervenciones, críticas, propuestas y puedan hacer las gestiones necesarias para corroborar dichas informaciones.
  2. Se debe incluir la información económica de todas las misiones.  En esta última comparecencia faltaban los datos de gastos de EUROCAP Néstor en Yibuti y de la misión de Eufor Althea en Bosnia-Herzegovina de la UE,  además de los de Alfa-Mike en Senegal y Mali, Alfa-Charlie en Gabón y República Centroafricana, la misión de Adiestramiento en Kosovo.  Demasiadas imprecisiones, como se ve.
  3. Se deberían detallar los gastos con mayor exactitud, detallando los capítulos de cada gasto:  cuánto va destinado a preparación de cada misión, cuánto a logística, cuánto a desarrollar cada misión en concreto, etc.
  4. Se debería informar clara y detalladamente de los objetivos de cada misión, cuáles son los intereses españoles, europeos, etc., afectados, identificando enemigos, metodologías de actuación y políticas concretas, también en el ámbito civil.
  5. Se deberían establecer y publicar unos criterios de evaluación concretos y semestrales para cada una de las misiones.  Deberían estar basados en la prioridades anuales para cada misión.  Sin ellos el debate parlamentario no deja de ser un monólogo del Ministro de Defensa y una retahíla de quejas por parte de los parlamentarios.
  6. Se debería informar y se deberían debatir semestralmente, con las informaciones necesarias, los criterios de evaluación de cada una de las misiones.
  7. El Ministerio de Defensa debería atenerse a lo decidido en las votaciones parlamentarias de lo anterior.
  8. Además, debería haber en la Comisión de Defensa, con carácter anual, un debate, distinto a las comparecencias del Ministro para informar sobre las misiones militares, en el que se planteasen los criterios y posibilidades de políticas alternativas de carácter civil y noviolento a estas intervenciones.
Share

El militarismo en el Norte de África

Imagen de Antonio García

Fuente:  Centre Delás.

Recomendamos y nos hacemos eco del buen informe que ha presentado hace unos meses el Centre Delás sobre el militarismo en África.  En sus 45 páginas, trufadas por tablas, que nos hablan del número de efectivos militares en cada país, de los conflictos armados que tiene cada país y una aproximación a su número de muertos, de lo que decidan a armamentos, de las importaciones y exportaciones de armas, etc, se hace un repaso muy necesario para entender las dinámicas de estos países ribereños del Mediterráneo.

A modo de conclusiones, podríamos citar su resumen ejecutivo, que el papel de los ejércitos en todos estos países:

En Marruecos, el ejército no interviene en las revueltas populares, aunque estas nunca se convierten en amenazas serias para el régimen alauí. En Argelia, su rol es represivo al lado de la policía y los servicios secretos, al igual que en Mauritania. En Túnez, el ejército se posiciona a favor de las revueltas asumiendo el poder interino y garantizando la transición. En Egipto, las fuerzas armadas se posicionan rápidamente en favor de la revuelta, lideran una transición ambigua y, después de un año de gobierno civil retoman el poder e inician una nueva ola de represión manteniendo las redes de poder de la era Mubarak.

Como se ve, los ejércitos o reprimen al pueblo o se ocupan de asegurar el dominio de aquellos que reprimen al pueblo.

El número de militares en la región es muy elevado y

destaca Egipto en cuanto al número de soldados, con 439.000 efectivos y 397.000 paramilitares. En segundo lugar está Marruecos, con 196.000 soldados y 50.000 paramilitares, seguido de Argelia, con 130.000 efectivos y 187.000 paramilitares. Los datos de Libia son menores: 76.000 militares, aunque su grado de militarización por cada 1.000 habitantes es el mayor de la zona, duplicando a los demás 12’1 militares por cada 1.000 habitantes.

En cuanto al gasto militar, Argelia ha pasado (2003) de un gasto de 3.152 millones de dólares a 9.104 (2012), es decir, ha multiplicado su gasto militar casi por 3.  Egipto ha sido el país que más ha gastado en lo militar hasta 2007 (fue superado por Argelia) y en 2003 gastó 5.227 millones de dólares y en 2012 gastó 4.175, con una rebaja del 20 %.  El caso de Libia también refleja una militarización importantísima:  2003:  831, 2012:  2.800 millones de dólares, es decir, lo ha multiplicado por 3’3.  Marruecos, en el mismo periodo, también ha seguido una línea ascendente de gasto militar desde 2.483 hasta 3.582 millones de dólares.  El total de la región ha pasado (2003):  12.295 millones de dólares a (2012):  20.407, un aumento del 66 %.

En el apartado de compra de armas, los países que abastecen a esta región son:

Rusia:  4.631 millones de € (con preferencia por Argelia y Egipto).

Estados Unidos:  1.677 millones de € (con preferencia por Egipto y Marruecos)

Francia:  696 millones de € (con preferencia por Marruecos y Argelia)

Luego les siguen Holanda, China, España (6º lugar con 217 millones de € y preferencia por Marruecos y Egipto), Ucrania, Italia y Reino Unido

En cuanto a la Unión Europea, el informa remarca que:

Desde una lectura objetiva de cada uno de los criterios de denegación de las exportaciones del marco legal mencionado, hay que observar que todos los países del Norte de África vulneran claramente la Posición Común Europea sobre exportación de armas, tecnologías y equipos militares y no deberían ser receptores de armas de los países que integran la UE.

Sin embargo, de 2006 a 2011 se han exportado al Norte de África 2.255 millones de €, y eso sin contar con las exportaciones de Reino Unido (Tercer exportador de armas mundial) y de Alemania (octavo exportador de armas mundial), que no informan de sus exportaciones de armas.  De 2006 a 2011 las exportaciones de armas de la UE al Norte de África se han duplicado.

Share

Konver y TACIS, la reconversión militar europea que existió

Europa

Por Sento

 

En muchas ocasiones se nos dice que las pretensiones antimilitaristas de reconversión de la industria militar al sector civil son meras utopías e irrealizables.

Sin embargo, queremos recurrir hoy a hacer un poquito de historia reciente para demostrar que estos «razonamientos» son meras excusas, y que cuando las élites gobernantes quieren, o les interesa, sí que están de acuerdo con la reconversión de las industrias militares y de los campos de entrenamiento y tiro.

Nos tenemos que situar en los años 90, tras la caída de la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia, y tras la reunificación de Alemania, y tras la Operación Tormenta en el Desierto en tierras de Irak en la Guerra del Golfo.

Para nuestra sorpresa y para remarcar el cinismo del poder militarista, encontramos una referencia de la Comisión Europea en 1993 sobre el Programa Konver en Italia, Francia, Alemania y España.

La iniciativa comunitaria KONVER, propulsada por la Comisión a petición del Parlamento Europeo, tiene por objeto completar el esfuerzo de diversificación y reconversión de las zonas afectadas por la reducción de las actividades de la industria armamentística, así como de las zonas militares.

Y como el dato es interesantísimo, lo volcamos completamente:

1. Italia El importe total de la contribución de los Fondos estructurales es de 17,9 millones de ecus, de los que 11,7 corresponden al Fondo Europeo de Desarrollo Regional y 6,2 al Fondo Social Europeo. El programa italiano se aplica en las provincias de Nápoles, Áquila y Génova (zonas incluidas en la política regional comunitaria). El «comprensorio» de Colleffero (Roma) se ha incluido también en el programa pese a no formar parte de tales zonas. El programa KONVER correspondiente a Italia que acaba de aprobar la Comisión permitirá financiar en las citadas regiones ayudas para la creación de nuevas empresas, ayudas a la reconversión y la modernización de laboratorios y centros de investigación, ayudas a la reconversión de las empresas del sector militar hacia actividades civiles y, por último, ayudas para programas de formación del personal para reinsertarlo en nuevas actividades. Asimismo, se han previsto créditos de asistencia técnica para garantizar el seguimiento, control y evaluación del programa. 2. Francia El importe total de la contribución de los Fondos estructurales es de 32,6 millones de ecus, 27,9 de los cuales corren a cargo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y 4,7 del Fondo Social Europeo. El programa francés se aplicará en 23 cuencas de empleo afectadas por la reconversión de las industrias de defensa y la reestructuración de zonas militares en 14 regiones: Alsacia, Aquitania, Albernia, Baja Normandía, Bretaña, Centro, Champagne-Ardennes, Languedoc-Rosellón, Lemosín, Lorena, Picardía, Poitou-Charentes, Provenza-Alpes-Costa Azul y Ródano-Alpes. De conformidad con las disposiciones de los Reglamentos de los Fondos estructurales sobre flexibilidad territorial, una serie de cuencas de empleo que no son subvencionables en virtud de los objetivos de reconversión industrial y desarrollo rural de la política regional comunitaria disfrutarán también de ayuda financiera de los Fondos estructurales. El programa de Francia hará posible la financiación en las cuencas de empleo correspondientes de ayudas a las empresas para inversiones dedicadas a la reconversión hacia actividades civiles y a la diversificación de la economía local, de ayudas a la remodelación de zonas militares, de ayudas para medidas de promoción de nuevas tecnologías en las pequeñas y medianas empresas, así como de ayudas para programas de formación del personal afectado por la reconversión de la industria armamentística. 3. España En España la ayuda del FEDER asciende a 7,6 millones de ecus (1.200 millones de pesetas), que representan el 50% del coste total. Todas las medidas del programa se aplicarán en zonas pertenecientes a regiones que pueden optar a alguno de los tres objetivos: nº 1 (64% del programa), nº 2 (28%) o 5b) (8%). El programa incluye siete medidas agrupadas en tres subprogramas cuyos objetivos son los siguientes: – remodelación de las zonas militares e introducción de nuevas actividades en ellas (38% del programa); – promoción de la innovación, los conocimientos especializados y las transferencias de tecnología (51% del programa); – rehabilitación del medio ambiente y renovación de zonas militares (11% del programa). El programa operativo KONVER de 1993 ha sido elaborado por las autoridades nacionales y regionales españolas en colaboración con la Comisión. De su aplicación se encargará un Comité formado por todas las partes interesadas. 4. Alemania El programa alemán se aplicará en los siete Estados federados siguientes: Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia-Anhalt, Hamburgo, Bremen, Baja Sajonia, Renania del Norte-Westfalia y Baviera. La ayuda del FEDER asciende a 10,8 millones de ecus, que corresponden al total de los gastos públicos, incluida la parte financiada por Alemania, que se eleva a 22,4 millones de ecus. El programa se articula en torno a las siguientes prioridades: – ayuda y asistencia a la reconversión, centradas en las PYME; – promoción de la innovación y de las transferencias de tecnología; – proyectos de renovación y desarrollo, – remodelación de zonas militares. Cabe citar, como ejemplos, la remodelación de una parte del cuartel de Graf-Goltz y de la instalación de tiro de Höltigbaum en Hamburgo, el saneamiento de antiguas zonas militares de las landas arenosas de Retzow- Stepenitz dentro de un proyecto turístico de carácter ecológico (Mecklemburgo-Pomerania Occidental) y el equipamiento del centro industrial de «Groden-West» en Cuxhaven (Baja Sajonia).

Es decir, que tanto el Parlamento Europeo como la Comisión Europea, cuando quieren aplican las políticas antimilitaristas de reconversión que propugnamos.

Pero, además, encontramos que en 1995, la Comisión Europea aprobó el programa Konver para Sajonia-Anhalt:

con una dotación global de 17,038 millones de ecus. El programa cubre los distritos rurales de Burg, Gardelegen, Schönebeck, Stendal, Dessau, Roâlau, Wittenberg, Zerbst, Halle, Merseburg, Naumburg, Sangertshausen, Zeitz y Köthen. La dotación financiera global del programa KONVER (Programa comunitario de reconversión de industrias de armamento y bases militares) asciende a 17,038 millones de ecus. La contribución comunitaria es de 11,164 millones de ecus. Hasta el momento de la retirada de las tropas, en Sajonia-Anhalt estaba estacionado alrededor del 25% de la división occidental de las fuerzas armadas soviéticas. Su presencia causó considerables daños al suelo y a los terrenos, aunque todavía no ha sido posible cuantificar todos los riesgos y perjuicios causados por la contaminación del suelo y el uso de municiones. Alrededor de 95.000 ha de superficies militares deben destinarse a otros usos. Entre 1990 y 1994, en Sajonia-Anhalt se desmantelaron alrededor de 122.000 puestos de trabajo en el sector de la defensa, incluido el personal civil. El objetivo del programa consiste en destinar los antiguos terrenos militares a nuevos usos civiles, resolver los problemas estructurales surgidos en la región y estimular el desarrollo económico y la creación de nuevos puestos de trabajo. Se procurará paliar los daños al medio ambiente y recuperar los paisajes desfigurados. Las abundantes superficies podrán más tarde reconvertirse en empresas, viviendas, servicios públicos o instalaciones de turismo, deporte o recreo. Son proyectos subvencionables, por ejemplo, el cuartel Bismarck-Hindenburg y el centro de suministros de Naumburg, el nuevo cuartel de Burg, el aeropuerto de Allstedt y el cuartel Heide Süd de Halle.

Por otro lado, también nos sorprende esta otra noticia que, en principio, habla sobre la digitalización de una biblioteca en Eslovaquia:

ha rehabilitado un viejo complejo militar como gran instalación de digitalización con máquinas que pasan automáticamente las páginas

Y, para poner la guinda al pastel, os ofrecemos esta otra noticia en la que se demuestra que la Comisión Europea no sólo reconvirtió parte de la industria militar en sus fronteras, sino que también lo hizo más allá.  Ahora hablamos del Programa TACIS, realizado en tierras de la antigua URSS, y que no tiene ningún desperdicio en el afán de reconversión de la industria militar allende nuestras fronteras:

TACIS, el Programa de Asistencia Técnica de la Comunidad Europea para los Nuevos Estados Independientes tiene por objeto instituir un plan de reconversión en cuatro regiones de la antigua Unión Soviética en las cuales en el pasado la economía se basaba fundamentalmente en la producción militar. Este proyecto, por valor de 4,5 millones de ecus abarcará las regiones de San Petersburgo y Samara (Rusia), Kharkow (Ucrania), y Minsk (Bielorrusia). El objetivo del programa de reconversión es transformar las instalaciones industriales para que pasen de la producción de armas a la de productos de uso civil y, al tiempo, mantener los niveles de empleo y de capacidad técnica. El proyecto tendrá una duración de 30 meses y será aplicado por un consorcio compuesto por la empresa British Aerospace y la compañía francesa de consultoría Softrade Intergroupe. El Complejo de la industria militar de la antigua Unión Soviética es un enorme conglomerado de industrias. Emplea a unos 12 millones de personas, de los cuales 5 millones trabajan en la producción de armas. Se halla bajo la responsabilidad de 9 Ministros. Estas industrias se concentran Rusia, en donde contribuyen aproximadamente a la mitad de la producción industrial total del país. Otras áreas de concentración son Bielorrusia y Ucrania, países en los cuales, en general, se producen elementos para armas aislados cuyo montaje final se lleva a cabo en Rusia. En total, estas Repúblicas emplean una mano de obra de 7,3 millones de personas. Rusia por sí sola cuenta con 1.100 empresas militares que emplea a 5,5 millones de personas, y 700 institutos de investigación militar (excluyendo la nuclear), que dan empleo a un contingente adicional de 1,3 millones de personas. Tras el pronunciado descenso que los pedidos de material militar han experimentado en los últimos cuatro años (que se calculan en un 70%), las empresas militares iniciaron inmediatamente la producción de bienes de uso civil. Sin embargo, a falta de un plan de reconversión coherente una serie de antiguas empresas militares acabaron por fabricar los mismos productos. Otros obstáculos para el éxito de la reconversión son la estructura integrada de carácter vertical y la falta de cultura de mercado en los círculos de gestión de las empresas. Las compañías están organizadas para afrontar la producción desde la materia prima a los componentes del producto para llegar al propio producto final. En muchos de los casos, proporcionan también el alojamiento, el vestido, los alimentos y otras necesidades básicas de los empleados. En estas circunstancias, no es de sorprender que la gestión esté poco concienzada en lo que se refiere a los métodos de control de costes, a la garantía de la calidad, la contabilidad, los servicios de marketing, las redes de distribución y los servicios post venta. Contenido del proyecto comunitario TACIS se propone preparar un plan de reconversión para las cuatro regiones tras una evaluación de los bienes industriales existentes, y la identificación del potencial y la magnitud de la inversión correspondiente. El potencial de reconversión puede evaluarse seleccionando tres categorías de empresas: las que se pueden adaptar rápidamente a la producción civil sin necesidad de una reestructuración considerable, las que requieren una reestructuración fundamental a lo largo de un periodo de 5 a 10 años y, por último, las que no se prestan a la reconversión o cuya reconversión supondría un coste prohibitivo poniendo en duda su viabilidad futura. Se seleccionará un número limitado de empresas, de las categorías primera y segunda para efectuar un estudio de viabilidad a escala global. En una serie de empresas se espera que los resultados de tales estudios sean tan prometedores que permitan una rápida afluencia de inversión extranjera. En otras instancias la situación comercial requerirá una mayor investigación a través de un análisis financiero de las perspectivas de reconversión y sus correspondientes costes, desde la reestructuración organizativa hasta la introducción de nuevos procesos, métodos de gestión y tecnología. Como consecuencia de ello, a la empresa seleccionada se le ofrecerán planes y estrategias de comercialización que les abrirán perspectivas de planes de financiación o de creación de empresas conjuntas. Por último, los gerentes de las empresas seleccionadas recibirán una formación trabajando junto a expertos europeos que les proporcionarán información sobre el funcionamiento de dichas empresas. RECONVERSIÓN DE LAS INDUSTRIAS DE AVIACIÓN EN MOSCÚ Además, la Comisión Europea está realizando una contribución importante al desarrollo de una estrategia coherente de reconversión militar en el mismo Moscú. Su asistencia a la oficina de diseño aeronaútico MIG y al fabricante de aviación Lukhovitsky será llevada a cabo por un grupo empresarial dirigido por Dassault Aviation y compuesto por Arthur D. Little y el Ares Group. El proyecto de 2 millones de ecus durará dos años. Desde su establecimiento en Moscú en 1939 hasta 1989, Mig, que actualmente cuenta con aproximadamente 5000 empleados, se concentró exclusivamente en el diseño de aeronaves civiles ya que los encargos procedentes del sector militar se hbían reducido en dos terceras partes a lo largo de los últimos cuatro años. Este proceso de reconversión se ve aminorado por un acceso limitado a los mercados occidentales como consecuencia de la falta de certificación por parte de las autoridades occidentales del Sistema de Garantía de Calidad MIG. Lukhovitsky, empresa manufacturera establecida en 1962 que cuenta en la actualidad con cerca de 7500 empleados, está especializada enla construccion de aeronaves militares, incluidos los cazas MIG. Recientemente se ha visto obligada a afrontar un descenso similar de encargos militares a la oficina de diseño aeronáutico MIG y, a pesar de sus esfuerzos de reconvertirse hacia la producción de mercancías civiles, aún carece de una estrategia coherente global. Se requiere urgentemente asistencia de TACIS para que MIG y Lukhovitsky desarrollen mercados nacionales y adquieran un mayor acceso a los mercados extranjeros. Las principales tareas que debe emprender TACIS consisten en la adaptación del Sistema de Garantía de Calidad MIG a las normas europeas y la vigilancia de su producción de piezas de aleación de aluminio. Además, se evaluarán los medios actuals de producción de Lukhovitsky y, tras un análisis de los emrcados tanto rusos como extranjeros para elaborar una lista inicial de 100 oportunidades potenciales, se selecionarán unos quince productos que presenten un máximo potencial. La aplicación de nuevos planes empresariales recibirá un gran apoyo de dicha asistencia. Al finalizar el proyecto, se espera que MIG sea capaz de producir una unidad estructural para aeronaves civiles que se atenga a las normas occidentales, lo que representará un gran paso hacia la reconversión de las industrias aeronáuticas.

En conclusión, no nos dejemos engañar, sí se puede realizar una reconversión de la industria militar y de los espacios naturales de los militares, así como de sus campos de tiro, lo único que falta es voluntad política de hacerlo.

¿Qué pensarán de esto nuestros representantes de EQUO y PODEMOS en el Parlamento Europeo?  Sería una interesante iniciativa reactivar estos programas.  ¿Se animarán?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed