Tag Archive for paradigma de dominación-violencia

Las razones que hacen que Turquía sea un polvorín a punto de estallar

Imagen de Óscar Cuadrado Martínez

Fuente:  Andreas Speck y Hülya Üçpınar (ésta última desde Estambul).

Ayer publicábamos algunos de los tenebrosos datos que nos hacen preocuparnos por la situación política y social turca.  Hoy queremos seguir dando voz a Andreas Speck y a Hülya Üçpınar, pero desde el punto de vista del análisis político.

Parece difícil de entender por qué todo esto está sucediendo ahora, después de que parecía que el AKP y Erdogan trataron de abordar al menos algunas de las preocupaciones de la población kurda de Turquía, que constituye alrededor del 20% del total población turca, y después de un alto al fuego y algún tipo de proceso de paz desde 2013. Sin embargo, creemos que hay una serie de explicaciones que se aúnan para explicar el retorno a la guerra y la represión en las regiones kurdas.

1. Nunca hubo un proceso de paz genuino o una “apertura kurda”

Se puede cuestionar si alguna vez una un proceso de paz genuino. Como señalan Simon E. Walman y Emre Caliskan: “El deterioro de las relaciones turco-kurdas no constituyen una ruptura del proceso de paz simplemente porque para empezar nunca hubo un proceso de paz real. Faltaban todos los componentes principales de un genuino proceso de reconciliación entre kurdos y turcos.

A llamada Apertura kurda se acompañó de un resurgimiento de las investigaciones judiciales y los arrestos de activistas consideradas miembros del PKK y después la prohibición del Partido de la Sociedad Democrática pro-Kurda (DTP) el 11 de diciembre de 200990, seguida por una nueva ola de represión.

Cuatro años después el patrón fue muy similar: otra vez un partido pro-kurdo – el HDP – ganó votos del AKP en las provincias kurdas, esta vez incluso superando el umbral del 10% a nivel nacional. Poco después, el gobierno del AKP abandonó oficialmente el proceso de paz y aumentó la represión contra la sociedad civil kurda. Las “elecciones súbitas” de noviembre de 2015 que siguieron – y tuvieron lugar en un clima de represión y violencia – vieron cómo el AKP recuperó algo del terreno perdido en las provincias kurdas, pero no el suficiente para hacer que el HDP bajara por debajo del umbral del 10% y por tanto que saliera del parlamento.

Se puede preguntar si el proceso de paz y el acuerdo de Dolmabahce del 28 de febrero de 2015 no tenían como objetivo principal garantizar la hegemonía del AKP en las provincias kurdas y en Turquía en general, más que la paz. Puesto que esta estrategia no funcionó – en parte debido a los acontecimientos al sur de la frontera, en Siria – ya no servía a ningún fin y se abandonó.

2. La guerra en Siria cambió los cálculos del AKP y de Erdoğan

Es imposible separar la reanudación de la guerra en las regiones kurdas de Turquía de la guerra en Siria, y lo que está sucediendo en Siria – o, especialmente, lo que ocurrió en Rojava (las provincias kurdas en Siria) – ha afectado y afecta a la capacidad del AKP para mantener su apoyo en las regiones kurdas del país – de hecho, las elecciones del 7 de junio de 2015 vieron desplomarse el apoyo al AKP en las provincias kurdas.

Turquía ha sido un actor activo en la guerra civil siria, con el claro objetivo de derrocar el régimen sirio. Turquía apoya a una variedad de grupos de la oposición siria, especialmente de tendencias islamistas tales como Ahrar ash-Sham91 y Jaysh al-Islam92, y el país ha sido acusado repetidamente de también apoyar a la filial de Al Qaeda el frente Al Nusra93 y el ISIS94, los dos últimos especialmente para enfrentarse a la población kurda siria. El primer ministro turco Ahmet Davutoğlu dijo en una entrevista en inglés con Al-Jazeera el 23 de febrero de 2016 que “si el pueblo sirio está todavía allí, defendiendo sus tierras, es gracias a nuestro apoyo.95

Como consecuencia de la actual guerra civil en Siria, el Partido de la Unión Democrática Kurda sirio (PYD), que tiene lazos con el PKK, tomó el control de una parte significativa de la región que bordea Turquía. El gobierno turco consideró esto como una amenaza potencial, no solo porque estos territorios podrían albergar infraestructura del PKK, sino sobre todo porque podrían emerger como estados independientes de facto. “En respuesta, Turquía cortó los suministros a los territorios bajo control kurdo incluso cuando fueron atacados por las fuerzas del ISIS. La negativa a ayudar a la población kurdo siria contra ISIS (…) encendió a la población turca de etnia kurda, que apoyó ampliamente los esfuerzos para defender a las kurdas sirias96

Y cuando en junio de las YPG/YPJ tomó “la ciudad fronteriza de Tel Abyad al ISIS, Erdoğan reaccionó con enfado y anunció que ‘Nunca permitiremos el establecimiento de un estado en el norte de Siria ni en nuestro sur. Continuaremos nuestra lucha en este sentido, cueste lo que cueste. No vamos a hacer la vista gorda con esto.’ Esta reacción muestra cómo Erdoğan siempre ha estado mucho más cómodo con el territorio controlado por el ISIS en la frontera turca que con el experimento kurdo con la autonomía.97

3. El fin de le hegemonía del AKP después del Parque Gezi y Rojava

Las protestas por toda Turquía desencadenadas por las protestas en el Parque Gezi en 2013 fueron un primer signo de que cada vez hay más descontento en Turquía con la política de Erdoğan y su partido AK.

las protestas se saldaron con un gran coste humano: ocho personas murieron, al menos cuatro como resultado de la violencia policial. Unas 8.000 personas fueron heridas, 104 tenían heridas graves en la cabeza y 11 perdieron un ojo, principalmente por las pelotas de goma disparadas por la policía104

La siguiente fractura en la hegemonía del AKP la causó el sitio de Kobanî en Rojava (Kurdistán sirio) por el ISIS durante el otoño y el invierno de 2014, y la respuesta del gobierno turco. Como dijimos antes, el gobierno del AKP está extremadamente preocupado por la región kurda autónoma de facto al sur de su frontera en Siria, similar al Kurdistán iraquí. Y el presidente Erdoğan equiparó a la población kurda de Kobanî y a quienes la defienden con asaltantes yihadistas. “Es un error verlos de forma distinta, necesitamos tratarlos conjuntamente” dijo en octubre de 2014.107

4. La llamada “crisis de las personas refugiadas” y la “guerra contra ISIS” hacen a Turquía más poderosa

La guerra en Siria y la crisis humanitaria que está causando (sumado a las continuas guerras en Iraq, Afganistán, etc) han aumentado la posición geoestratégica de Turquía, o, por decirlo de otra forma: quizá ahora la Unión Europea y EEUU necesitan a Turquía más de lo que Turquía los necesita a ellos.

Los EEUU han tenido mucho interés en que Turquía esté en su coalición anti-ISIS, y Turquía ha dudado durante mucho tiempo. Turquía se unió a la coalición anti-ISIS liderada por EEUU en septiembre de 2014, durante un encuentro en una cumbre de la OTAN112. Tal como señaló The Guardian en julio de 2015, “Erdoğan se ha centrado más en frustrar las ambiciones separatistas de la población kurda en zonas sin ley de Iraq y Siria que en derrotar a las y los terroristas” y “los servicios de inteligencia [de Turquía] han sido acusados de apoyar secretamente a ISIS y otros grupos islamistas como medio para contener al pueblo kurdo”. Esto no cambió demasiado, aunque en julio de 2015 Turquía permitió a los EEUU usar su base aérea de Incirlik y posiblemente otras bases aéreas para operaciones contra ISIS113, y Turquía empezó con unas pocas incursiones para bombardear posiciones de ISIS en Siria, pero usó la oportunidad para también golpear posiciones del PKK

En relación a la Unión Europea, Turquía está en una posición aún más fuerte. Turquía es uno de los países que más personas refugiadas sirias reciben, con una estimación de más de 2,5 millones de refugiadas sirias viviendo en Turquía. Turquía es ahora la principal ruta de paso de migrantes especialmente de Siria, Iraq y Afganistán hacia la Unión Europea. De las más de un millón de migrantes que entraron en la Unión Europea en 2015, sobre el 80% llegaron a Grecia desde Turquía117. Después del caos inicial en la Unión Europea, ahora hay un consenso cada vez mayor para “contener el flujo de migrantes” en la frontera de la EU, lo que resulta una presión sobre Grecia para que aumente sus controles fronterizos, y un acuerdo con Turquía valorado en 3.000 millones de Euros además de reavivar las negociaciones UE-Turquía para su admisión como miembro. A cambio, Turquía se compromete a tomar medidas drásticas en sus fronteras y mantener a las refugiadas en el país118, y un acuerdo de deportación por el que se llevaría de vuelta a las migrantes cuyas solicitudes de asilo sean denegadas en los estados miembros de la UE. Menos de dos meses después, Turquía ya empezó a pedir más dinero a la UE119 como aportación a los más de 10.000 millones de euros que el estado ya ha gastado en las refugiadas sirias. En el momento de escribir este texto, la UE y Turquía están negociando un nuevo acuerdo que incluye una ayuda financiera por parte de la UE de 6.000 millones de euros120.

Dadas ambas, las necesidades de la cooperación turca de EEUU y la UE, Turquía está en una posición fuerte para esperar el silencio sobre lo que está haciendo en su región kurda a cambio de la cooperación que se le pide. Incluso sin una solicitud oficial, es poco probable que EEUU o la UE critiquen a Turquía demasiado alto, dado que necesitan a Turquía más de lo que Turquía les necesita.

Como se ve, la situación en Turquía es altamente preocupante, por ello os proponemos que os suméis a la siguiente protesta en la red:

Estimada Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, para afrontar la violencia y las violaciones de los derechos humanos en Turquía, particularmente en las regiones del este de Turquía impactado por la guerra entre el gobierno turco y el PKK, los gobiernos europeos no deberían mirar hacia otro lado por más tiempo. Exigimos de usted que:

  • Inste a las partes del conflicto, especialmente al gobierno turco y el PKK, a un alto el fuego inmediato y la reanudación de las negociaciones de paz;
  • Inste al gobierno turco a actuar de acuerdo con todos los tratados internacionales sobre Derechos Humanos firmados por Turquía, y sobre todo a abstenerse de implicar a la población civil en el conflicto;
  • Pare el comercio de armas en la región;
  • Use todos los medios posibles, la OSCE y el Consejo de Europa, para promover la protección de los Derechos Humanos de toda la ciudadanía de Turquía y de las personas refugiadas que están actualmente en Turquía, y la reanudación del proceso de paz.
  • Involucre a la OSCE para que envía una misión de observación a Turquía.
Share

La especulación financiera sobre los alimentos causa violencia estructural

Imagen de Alexis Martín

Fuente:  Público.

Todo en aras del libre mercado. Todo en aras de la economía vaporosa que no produce nada y que sólo especula (apuesta) para que los que ya tienen mucho dinero tengan muchísimo más. Todo con la argumentación de que si ellos no se forran, a los demás no nos llegarán ni las migajas.

Hay que darles facilidades aunque éstas supongan crear nuevas situaciones de violencia estructural en cuestiones tan básicas como los alimentos.

pocos saben que uno de los principales motivos de ese sufrimiento mundial –y de que cinco millones de niños mueran por malnutrición cada año en el Tercer Mundo– es la ingeniería financiera con la que los tiburones de Wall Street transformaron los mercados de futuros de las materias primas en una ruleta bursátil, con la que seguir enriqueciéndose, tras el pinchazo de la burbuja de las puntocom en 2000-2001.

En realidad, a los primeros que se les ocurrió tan estupenda idea fue a los banqueros neoyorquinos de Goldman Sachs, quienes ya en 1991 crearon un nuevo instrumento especulativo, un índice de 18 productos básicos –del trigo, el cacao, el cerdo, el arroz o el café, al cobre y al petróleo– para que los brokers pudieran también jugar en lo que hasta entonces era un mercado especializado. A ese Goldman Sachs Commodity Index se sumaron después muchas otras grandes entidades financieras deseosas de aprovecharse de la llamada “apuesta de China”: la lógica creencia de que a medida que crezcan los ingresos de chinos, indios y otros integrantes de las nuevas clases medias de las potencias emergentes, consumirán alimentos de mejor calidad y en más cantidad. Una jugada segura.

Una jugada segura para los especuladores y segura para los pobres.  Cuando los primeros la disfrutaban, los segundos la padecían:

Es lo que la Conferencia sobre Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (Unctad) denomina “financialización” de los mercados de productos de primera necesidad. Un fenómeno que se desbocó cuando los lobbies financieros norteamericanos consiguieron que el Congreso de EEUU aprobase por la vía de urgencia –para compensar a los mercados del colapso de la burbuja digital– una legislación que permitió a los grandes fondos de pensiones y hedge funds que empezasen a especular con derivados de esos índices de materias primas. Acababa de empezar el siglo XXI y tanto republicanos como demócratas abrazaban el credo de la desregulación financiera.

El resultado fue tan espectacular como ignorado por políticos y ciudadanos: en sólo cinco años, las posiciones de los fondos en el mercado de materias primas pasó de 13.000 a 317.000 millones de dólares. Esa tremenda multiplicación especulativa buscaba, por supuesto, que los precios de esos productos básicos se disparasen, para obtener pingües beneficios con los astronómicos márgenes entre lo que se paga a los agricultores (fijado de antemano e invariable) y lo que se acaba cobrando a los consumidores.

Y así fue. Según los cálculos de la Unctad, en la primera década del siglo los precios medios del trigo, el maíz y el arroz prácticamente se triplicaron… produciendo decenas de miles de millones de beneficios a los especuladores bursátiles, con los que compensaron sus pérdidas en las temerarias operaciones de las hipotecassubprime, los activos basura y los CDS. Entretanto, en 2008 estallaban revueltas del hambre en una treintena de países del Tercer Mundo, donde la mayoría de la población tiene que gastar en alimentos el 70% de sus ingresos y no puede costear ni la menor subida de precios; simplemente ha de pasar hambre.

Ni siquiera la actual crisis económica global ha frenado ese encarecimiento de los productos de primera necesidad, pues el año pasado los precios de los cereales aumentaron en más del 60%.

“El mercado de los alimentos se ha convertido en un casino”, declaró Joerg Mayer, de la Unctad, a The Guardian. “Y por una única razón: hacer que Wall Street gane todavía más dinero”.

El círculo vicioso de la especulación financiera, el hambre, la violencia.

Y es que el hambre es un arma moderna, sibilina, pero muy potente y administrada sólo por unos pocos, los más poderosos.

Estas prácticas deberían ser consideradas como un tipo de terrorismo. Terrorismo económico. Lo razonamos.  La subida de precios de los alimentos básicos va a provocar hambrunas en muchos lugares del planeta, normalmente ya depauperados de por sí.  Esto va a provocar tensiones, levantamientos, revueltas, violencia en definitiva.  Dicha violencia va a ser contestada por medio de la violencia de los gobiernos.  Todo ello producirá más violencia (y esto no es especulación, ¿cuántas veces ha ocurrido en la historia?).  Ante esta situación de violencia los países implicados, normalmente el Tercer Mundo, se verán obligados a recurrir a la financiación de los países ricos. Y no para comprar alimentos o para mejorar sus regadíos, etc. Sino para comprar armas con que garantizarse . Y con ello el primer mundo, que es quien vende las armas, vuelve a lucrarse de la situación que ha provocado.

Y, entre tanto, nuestros estados y sus gobiernos del primer mundo mirando para otro lado. La diferencia, fundamental, es que los gobiernos son elegidos por nosotros y los brokers y millonarios no. A los gobiernos y a nuestros políticos les podemos y les debemos exigir normas reguladoras de estos mercados especulativos, o quizá mejor, les debemos exigir que ilegalicen estas prácticas especulativas que no producen ningún rédito en la economía social y que impongan a los culpables que se lucraron de ellas reparaciones.

Lo público, debe garantizar los derechos básicos del común.  La alimentación es uno de ellos.  Además, los debe garantizar en España y a cualquier persona de cualquier país, si no es así, no son derechos humanos.

Share

¿Por qué en la lista de las corporaciones malvadas no sale TEDAE?

Fuente:  Público.

Nos ha llamado la atención el artículo titulado «Diez corporaciones del mundo real que parecen salidas de la mente de un supervillano».  En la lista figuran: Wal Mart, Office Cherifen des Phosphates, Nestlé, Pescanova, Academi (nuevo nombre de Blackwater, tras Xe), Mitsubishi, Armajaro Holdings, Correction Corporation of America (cuyo negocio son las prisiones), Rio Tinto y, cómo no, en el número uno, Monsanto.

Aconsejamos que se lean la noticia y no podemos negar la necesidad de que todas estas empresas estén en el rankin por las razones que se dan.  Sin embargo nosotros no  dejamos de sorprendernos de que no aparezcan en estas clasificaciones las empresas fabricantes de armas y sus patronales en cada uno de los Estados.  ¿Hay algo más antiético que la fabricación y la venta de armas?

¿Conocéis a TEDAE?  Es la patronal de las industrias armamentísticas españolas.  En 2012 facturaron más de 9.000 millones de € y emplearon a más de 50.000 personas.

No da información de cuántas personas murieron en el mismo año por sus productos, cuáles fueron los problemas ecológicas que causaron sus armamentos, de qué manera sirvieron para condicionar las políticas de otros pueblos, ni del escaso nivel ético de sus productos y comercio.

Parece como que hay un tupido velo que nos nubla la vista a la hora de condenar las malas prácticas de las empresas y que nunca nos fijamos en las empresas fabricantes y vendedoras de armas.  ¿Por qué?  Ellas bien se cuidan de no ser demasiado conspicuas en los medios de masas, pero van haciendo, día a día, su trabajo de muerte y maldad.  ¿Por qué no solemos ver esta forma tan evidente de terrorismo económico?

¿Acaso esta patronal armamentística y sus asociados no son los culpables necesarios para que Blackwater, los dictadores del mundo, los violentos de todos los países puedan ejercer sus malvadas actuaciones?

Brindemos por un 2014 en el que vayan transformándose estas empresas a la producción civil y ecológica de valor ético y social.

Share

Reflexionemos sobre la crisis

Fuente:  Josep Fontana en elperiodico.com

Muy tétrico es el análisis de Fontana:

El sistema está preparado para evitar el estallido social

y sigue:

Debemos darnos cuenta de que esta no es una situación temporal de la que se saldrá

… y sigue:

 Se ha acabado una época, la de la vieja política más o menos socialdemócrata, en la que las cosas se negociaban. Es difícil darse cuenta de hasta qué punto durante 200 años ha habido efectivamente unos miedos que han justificado que quienes tenían los recursos en sus manos se aviniesen a negociar. Eran unos miedos irracionales. Pero eran miedos. Ahora, la exigencia a la gente para que se baje los sueldos se está convirtiendo en una cosa sistemática. Se ha acabado negociar. Han decido que las cosas tienen que cambiar y que vamos a un proceso de crecimiento de la desigualdad.

¿Existe alternativa?

La única cosa que podría dinamitar esto es que se llegara a un momento en el que se tuviera miedo a que un estallido social profundo pudiera poner en peligro las reglas del juego

¿Y los ejércitos, qué aportan a esta crisis?  Una deuda de 32.000 millones, la inversión continuada en armamento en lugar de en servicios sociales, la propagación de las desigualdades en el exterior, el seguidismo de la política intervencionista yanki, los valores violentos y acríticos de la cultura militar, la amenaza de uso de la fuerza, etc.  El militarismo es, sin duda, uno de los mayores sustentos de los que se benefician de esta crisis y una de las maneras más eficaces de crear más crisis.

Ello nos lleva a reclamar que ahora, más que en ningún otro momento, es necesaria la militancia en los movimientos antimilitaristas y noviolentos para luchar contra este pilar de la dominación y la violencia.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed