Tag Archive for operatividad de las Fuerzas Armadas

Defensa destinará 823 millones de € a hacer propaganda de Navantia en Australia

Imagen de la Armada Española

Imagen de la Armada Española

Fuente: Contextos.  Blog de Carlos Penedo.

Una y otra vez el Ministerio de Defensa y los militares nos avisan de que, por la crisis, están sufriendo una desinversión que les tiene al límite para garantizar la defensa de España.

Sin embargo, noticias como la que comentamos nos hacen no sólo dudar, sino desmentir, sus continuas y lastimeras quejas.

En los primeros días de enero de 2017 España enviará su buque de guerra más avanzado y moderno, la fragata F-105 Cristóbal Colón, nada menos que a las antípodas, donde permanecerá hasta agosto alquilada a la marina australiana, incluidos sus 200 tripulantes, en un acuerdo entre armadas del que poco sabemos ni ha sido autorizado por el Parlamento ya que no se trata de una participación militar en el exterior al uso. Al parecer, el presupuesto australiano pagará el gasoil, que en expresión del almirantazgo es «mantener su operatividad a coste cero».

Evidentemente, el personal, las averías y reparaciones las pagaremos todos los españoles con nuestros impuestos.

8 meses en los que las costas españolas van a estar «desprotegidas» desde la óptica militar que sirve para «justificar» los armamentos que poseemos. .

¿Tiene Australia necesidades de defensa acuciantes que le obliguen a alquilar el buque de guerra español?  No.

Es tan sólo una operación comercial.

Una operación que consiste en acercarles el muestrario de las naves que construye Navantia para que se animen a comprar algunas unidades en el futuro.  O quizá no, porque nadie nos asegura que comprarán.

Recordamos que la F-105 Cristóbal Colón nos costó 822’99 millones de € y se construyó en Ferrol por Navantia.  Fue ordenada su construcción en mayo de 2005, fue botada en noviembre de 2010 y se entregó a la Armada, tras dos años de pruebas en octubre de 2012.

4 años después podemos prescindir de ella y puede ir de vacaciones a aguas australianas.

Otras de sus actuaciones en la defensa de España son comentables:

  • En 2014 partió para defender a España de la piratería en las aguas del Océano Índico en la operación Atalanta.  Es decir, esta actuación no tuvo como misión la defensa de nuestras costas, sino la defensa del sector atunero español, allende nuestras fronteras.  Además, en esta misión, su actuación dio lugar a un incidente diplomático:

Tras relevar a la Álvaro de Bazán en Yibuti, y mientras se encontraba en el puerto de esta ciudad africana, el 16 de marzo de 2014 se produjo un disparo accidental del cañón de 127 mm, cuyo proyectil cayó al mar tras sobrevolar un hotel y una mezquita, incidente que obligó a las autoridades diplomáticas españolas a pedir disculpas

  • Su siguiente misión tampoco tuvo que ver con la defensa de España, sino con la defensa de un barco estadounidense:

El 26 y 27 de junio de 2014 dio escolta al crucero estadounidense USS Vella Gulf contra amenaza aérea convencional en su travesía por el Mediterráneo, ya que el buque de la Armada de los Estados Unidos se encontraba configurado con un sistema de combate para interceptar blancos balísticos fuera de la atmósfera terrestre.

  • Su tercera misión fue de entranamiento con naves españolas:

El 11 de julio de 2014 regresó a su base en Ferrol, y se aprovechó su llegada, y el que los otros cuatro buques de la clase se encontraban en su base en Ferrol, para que por primera vez, las cinco fragatas de su clase realizaran ejercicios de adiestramiento conjunto como parte de la 31.ª Escuadrilla de Escoltas de la que forman parte.

  • Su cuarta misión se realizó en Estados Unidos, muy lejos de las costas que debería defender:

A mediados de julio de 2016 certificó en Estados Unidos su sistema de combate en Norfolk junto al destructor estadounidense USS Arleigh Burke

  • Su quinta misión también fue de exhibición en lejanas costas de un país aliado:

Realizó una escala en Halifax, Canadá para apoyar las opciones comerciales de Navantia en un concurso para la construcción de quince fragatas

Con estos datos tenemos claro que:

  • La F-105 Cristóbal Colón no es necesaria para la defensa de España y, por lo tanto es un nuevo ejemplo de despilfarro militar,
  • Va a tirarse un año:  desde agosto de 2016 a agosto de 2017 sirviendo de escaparate para la venta de fragatas a Navantia.
  • La construcción de fragatas en Ferrol y Cádiz es sólo una forma de que los empresarios de la muerte ganen dinero.  No tiene nada que ver con la defensa de España.
  • El sector de defensa de Navantia queda muy en entredicho.
  • La guerra es un negocio.  Y para muchos, es exclusivamente un negocio.
  • Los gestores del Ministerio de Defensa deberían responder ante esta situación irregular.

Si lo anterior es una vergüenza, es necesario señalar que es un vergüenza estructural, que afecta a la forma de hacer del Ministerio de Defensa en su ejercicio habitual:

El despliegue de la fragata en Australia, fuera de casa durante ocho meses, no es una novedad absoluta. Durante todo el año 2013 el Ministerio de Defensa permitió o bendijo que la Armada desplegara en el mismo país el buque de aprovisionamieno de combate Cantabria: se trata de un tremendo buque logístico, 170 metros de largo, puede almacenar en su interior líquidos equivalente en volumen a 10 piscinas olímpicas, construido en los astilleros de Navantia en Puerto Real (Cádiz), entró en servicio en 2010 y costó 300 millones de euros.
Un tercer ejemplo de lo que ya es una costumbre se refiere al Patiño, buque antecessor delCantabria, que estuvo desplegado en Canadá a comienzos de año y en septiembre ha vuelto para allá para integrarse en la Marina Real Canadiense hasta fin de año.

Share

El BAC Cantabria no ha sido nunca necesario para la defensa española

Imagen de armada.mde.es

Fuente:  Infodefensa.

El Cantabria, buque de aprovisionamiento en combate (BAC) va a prestar servicio próximamente a la marina de Canadá.  La razón, los canadienses se han quedado sin capacidad de abastecimiento a sus barcos en alta mar.  La previsión es que el apoyo se haga en periodos discontinuos a lo largo de 2016.

Según los militares esto contribuirá a expandir el prestigio de nuestra armada.

Actualmente se están negociando los detalles sobre el acuerdo técnico.  ¿Qué diputado preguntará al Ministro de Defensa para que informe a la ciudadanía?  ¿Se debatirá su papel en la Comisión de Defensa? Suponemos que no, como siempre.

Los militares y los militaristas españoles no dejan de sorprendernos.  Ahora están de acuerdo en utilizar el segundo buque en tamaño de la Armada española  en Canadá, sin que ello socave la seguridad española.  Si es así, y el BAC Cantabria puede estar de un lado para otro durante 2016 es que, realmente, no lo necesitamos para defendernos y, por lo tanto, es un despilfarro más de nuestros ejércitos.

Parece que más que la seguridad lo que interesa es el dinero que se pueda recaudar.  No hay que olvidar que el BAC Cantabria estuvo en Australia desde febrero a noviembre de 2013 para mostrar lo buenos que eran los barcos de Navantia.  Lo cual nos reafirma en que es totalmente innecesario para la Armada española.  En Australia, además de las excusas que ofrecen los militares para justificar allí su presencia, su función principal era exhibirse para que la Armada australiana se decantase por este modelo español cuando ampliasen su flota.  Recordamos que en tan inútil trabajo se desplazó durante 77.700 km., lo cual supone unos gastos en combustibles inmensos y a cargo del erario público  y una huella ecológica tremenda, sobre todo para no contribuir en nada a la defensa nacional.

Es decir, el BAC Cantabria no ha servido durante una buena parte de su existencia para consolidar la defensa española, pues no está pensado para esto, sino que ha tenido como función ser un representante internacional de la industria militar española.

Los BAC cuestan 183 millones de € por unidad.  Cuenta con una dotación de 164 marineros.  Demasiado dinero y demasiado personal para tirarlos en auxilio de otras flotas y para que sea un anuncio navegante de la industria militar.

Share

Trident Juncture: invasión total

 

Imagen de www.castelvetranoselinunte.it

Todos los medios se lanzan, con entusiasmo, a anunciar que entre el 3 de octubre y el 6 de noviembre de 2015 se realizará en España el ejercicio de la OTAN Trident Juncture (Coyuntura Tridente).

Los medios afines al militarismo titulan que seremos anfitriones, que se confía en nosotros, que qué ilusión.

El proceso de planificación ha sido largo, comienza en enero de 2013, son 34 meses de preparativos, como se ve en este gráfico:

No es, en contra de lo afirmado, una reacción a la crisis ucrania, sino algo que previamente se había decidido ya.  Es decir, la crisis ucrania y todo lo que ocurre en los países árabes no son más que meras excusas para desarrollar el militarismo OTAN.

Ya se informaba de ello en la Revista Española de Defensa en septiembre de 2014:

En el otoño de 2015, España y Portugal, con el apoyo aéreo de Italia, acogerán el ejercicio Trident Juncture, el primero de una serie de maniobras con las que la OTAN pretende mantenerse en forma para afrontar los retos del futuro. Dirigido por el Mando de Transformación, será un ejercicio de «alta intensidad y alta visibilidad» que permitirá a los aliados materializar en acciones concretas la Iniciativa de las Fuerzas Conectadas, cuyo objetivo es que las tropas de la OTAN sigan preparadas para reaccionar frente a una crisis tras el fin de las operaciones en Afganistán a finales de este año.

Es decir, como ahora no entrenamos tanto a nuestras tropas en Afganistán, hay que hacerlo en algún país que se le parezca:  España.

En el ejercicio se pondrán en práctica las capacidades de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (Nato Response Force, NRF) de cara a 2016, año en el que España tendrá a su cargo el componente terrestre. Además, podría servir de banco de pruebas a la nueva fuerza de intervención rápida definida en la cumbre de Gales como Punta de Lanza de la OTAN, una fuerza compuesta por hasta 5.000 efectivos capaz de desplegarse en 48 horas para atender situaciones de crisis en el Este y en el flanco sur de la Alianza. El ejercicio Trident Juncture se desarrollará en la zona del Estrecho y estará ambientado en un escenario adaptado a las nuevas amenazas, como la ciberdefensa, incorporando al mismo las lecciones aprendidas en dos décadas de operaciones en Afganistán, Kosovo y otros escenarios. A las fuerzas sobre el terreno se sumarán capacidades aéreas, marítimas y de operaciones especiales, así como elementos de inteligencia y de vigilancia y reconocimiento. En total, podrían participar más de 20.000 militares, cifra que aún pueden variar en función de las aportaciones de los países. En cualquier caso, será el mayor ejercicio llevado a cabo por la OTAN desde el fin de la Guerra Fría.

Como se ve, tras un año de preparativos la cosa va a ser aún peor de lo que pintaba:

El macroejercicio constará de dos fases: una de ejercicio de puesto de mando, del 3 al 16 de octubre, y otra «real», del 24 de octubre al 6 de noviembre. En esta segunda fase, según ha explicado Morenés, se desarrollarán diferentes operaciones terrestres, marítimas y aéreas: operación ofensiva terrestre, desembarcos anfibios, lanzamientos paracaidistas, acciones en ambiente urbano, actuación de fuerzas de operaciones especiales e intervención en ambiente NRBQ, entre otras.

Se llevará a cabo en 16 escenarios distribuidos en España, Italia, Portugal y aguas del Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Ello supondrá el despliegue en suelo español de unos 20.000 militares que se repartirán en ocho ubicaciones, entre ellas San Gregorio (Zaragoza), Chinchilla (Albacete), Sotomayor (Almería), Sierra del Retín (Cádiz), Base Aérea de Albacete, Base Aérea de Son San Joan (Palma de Mallorca), Base Aérea de Torrejón (Madrid) y Base Aérea de Zaragoza.

España aportará unos 8.000 efectivos, de los que más de 4.702 son de Tierra, que contarán con 23 carros de combate, 93 blindados y seis helicópteros. Otros 2.650 efectivos son de la Armada y contarán con 13 buques, cuatro helicópteros y dos aviones.

Y otros 516 del Ejército del Aire, que llevarán 29 aviones (12 Eurofighter, 12 F-18, dos C-295, un C-235, un C-130 y un Falcon 20/EW) y dos helicópteros. El ejercicio servirá para evaluar y certificar la Fuerza de Respuesta de la OTAN que liderará España en el primer semestre del próximo año.

Con sede en Bétera (Valencia), España asumirá el mando del componente terrestre, con una fuerza de reacción de tres brigadas multinacionales, que podrá actuar como «punta de lanza» de la OTAN.

A pesar de que todo es destacable, queremos hacer hincapié en algunos aspectos:

  • Nada se informa de dónde serán los desembarcos anfibios, la operación ofensiva terrestre, los lanzamientos de paracaidistas, las acciones en ambiente urbano, (sí, sí, leen bien, en ambiente urbano, hemos de interpretar que alguna ciudad española habrá sido elegida para ser intervenida militarmente, suponemos que será alguna con alcalde nuevo no demasiado afecto al militarismo), etc.  Este detalle informativo es importante porque, suponemos, algo tendrán que decir ante el avasallamiento militarista de la OTAN aquellas personas que estén tomando el sol en la playa desembarcable, los ciudadanos cuyas actividades se vean interferidas por tan bestial despliegue.
  • ¿Dónde estarán los 16 escenarios militares?  ¿Por qué se han elegido estos sitios?  ¿A quién han consultado o pedido permiso?  Habrá poblaciones, sitios naturales, etc., que pasarán a ser «escenario militar».  ¿Con qué compensaciones?  ¿Con qué controles?  ¿Con qué cortapisas para no perjudicar la normal vida de los civiles y la naturaleza?  ¿Quién se hará cargo de los impactos medioambientales que provoquen?  ¿Cuál será la huella ecológica?  ¿Quién se hará cargo de las interferencias que se hagan con la aviación civil?

La aportación española será bestial:

  • España aportará unos 8.000 efectivos,
  • de los que más de 4.702 son de Tierra,
  • que contarán con 23 carros de combate,
  • 93 blindados y
  • seis helicópteros.
  • Otros 2.650 efectivos son de la Armada y contarán con
  • 13 buques,
  • cuatro helicópteros y
  • dos aviones.
  • Y otros 516 del Ejército del Aire, que llevarán
  • 29 aviones (12 Eurofighter, 12 F-18, dos C-295, un C-235, un C-130 y un Falcon 20/EW) y
  • dos helicópteros.

Casi 8.000 efectivos y 172 aparatos de guerra.  Pero, además, habrá que sumar las aportaciones de los demás países.  Durante más de 1 mes, aunque lo peor tendrá lugar entre el 21 de octubre y el 6 de noviembre.

La primera fase, fase de puesto de mando, tendrá lugar entre el 3 y el 16 de octubre

y tiene por finalidad la evaluación y certificación de la estructura de mando de la Fuerza de Respuesta de la OTAN para 2016. Los lugares en los que se desarrollará será en varias unidades militares de Alemania, Bélgica, Canadá, España, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido, y en aguas del Atlántico y Mediterráneo.

La segunda fase, fase real,

del 24 de octubre al 6 de noviembre, tendrá lugar diversas operaciones terrestres, marítimas y aéreas, y se ubicará en 16 lugares distribuidos en España, Italia, Portugal, y aguas del Atlántico y Mediterráneo.

También nos parece curioso lo siguiente:

Debido a la entidad de la fuerza que desplegará en el territorio nacional, se prevé la asistencia de observadores internacionales. Además, como consecuencia de las responsabilidades adquiridas por España como Estado firmante del documento de Viena de 2011 sobre Medidas de Fomento de la Confianza y Seguridad de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), España invitará a todos los países de la organización.  (…)  Este ejercicio contará también con la participación de observadores de la Unión Africana y de naciones amigas, entre las que se encuentran -a petición de España- Brasiol, Colombia, Marruecos y Túnez.

¿Se supone que, también, hemos de correr con sus gastos de desplazamiento y estancia, ya que somos anfitriones?  ¿Cuál es la partida presupuestaria en la que figuran estos gastos y todos los de la Trident Juncture?

¿Quién pagará esto?  ¿Quién lo controlará y auditará?

Sólo sabemos que:

ha sido programado por el Mando Aliado de Transformación, con sede en Norfolk (Virginia), y será dirigido por el Mando Aliado Conjunto, con sede en Brunssum (Holanda)

Lo cual no nos deja mucho más tranquilos.

Además, por si todo esto fuera poco, habrá otros 10.000 efectivos fuera de España, en Portugal e Italia.  En total participarán soldados de 30 naciones.

Los objetivos serían:

  1. Mostrar fuerza ante los riesgos que nos pueden llegar tanto del Este como del Sur.
  2. certificar la plena capacidad operativa de la Fuerza de Respuesta Rápida (NRF) de la OTAN, cuya “punta de lanza”, la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF) liderará España el próximo año 2016. Esta punta de lanza (compuesta por hasta 6.000 militares, de ellos unos 3.500 españoles) tendrá la capacidad de desplegarse en cualquier rincón del mundo en un máximo de 72 horas.

¿Qué deuda nos generarán estos entrenamientos militares?

Suponemos que Rajoy no convocará las próximas elecciones nacionales en estas fechas, con un país multiintervenido, pero, nunca se sabe.

Share

10.000 kg de bombas contra Bardenas Reales

Fuente:  Por Tierra, Mar y Aire.  Abc.

Creemos recordar que hace algo más de un año el Ministro de Defensa, Morenés, se descolgaba con la tontería de que las maniobras militares en Bardenas Reales deberían ser consideradas como gasto social.

Pues parece ser que durante esta última semana de mayo han vuelto a reventar el Parque Natural y Reserva de la Biosfera con más gasto social.  Detallamos:

  • Participaron 20 F-18, 2 Eurofighter y 2 F-5.  En total 22 aviones, de todos los escuadrones de España.  Pensamos que Morenés lo podría catalogar de democrático y con alta participación de todas las Comunidades.
  • Se lanzaron 32 bombas (10.000 kg de explosivos).  Pensamos que Morenés puede argüir que hubo gasto social para todos.

Nos impresiona la sangre fría del militarismo:

Al acto asistieron el jefe de Estado Mayor del Aire (Jema), general Javier García Arnáiz, y el comandante del Mando de Operaciones (CMOPS), almirante Teodoro López Calderón, entre otras autoridades militares.

Al acto.  ¡Al acto!  Parece una obra de teatro al aire libre, un espectáculo al que se va a disfrutar, un solaz para la gente de las cercanías de Bardenas, otro esfuerzo más del Ministerio de Defensa para dejar clara cuál es su acción social para esta comarca: lanzale 10.000 kg de explosivo.  Además, se debió invitar a un nutrido grupo de periodistas afectos a la causa del militarismo.  Todo un espectáculo.

Como se puede comprobar hubo muchos objetivos en este acto:

El objetivo de este ejercicio, como explicó el propio Jema, es «mejorar el adiestramiento de pilotos y armeros con material explosivo, así como la capacidad de los equipos de desactivación y comprobar el estado de los lotes de bombas y armamento». Además, evaluar las capacidades de los diferentes sistemas de armas, en la suelta y precisión del armamento real empleado.

Algunas pruebas del acto:

 

Además, este es el más grande de los ejercicios que se hacen en Bardenas en un año, no el único.  A continuación reproducimos un vídeo de 2014 en el que el costosísimo pero malísimo armamento militar se encasquilla en plenas maniobras.

 

¿Cuantos kilos de bombas ha de sufrir Bardenas para dejar de ser polígono de tiro? ¿Compensa recibir un canon para permitir estos desmanes?

 

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed