Tag Archive for objeción fiscal

10 millones de euros del presupuesto militar son para pasear autoridades en avión

LA VANGUARDIA

 

Fuente: Público

Un diputado preguntón le pidió al gobierno conocer el coste de los viajes en avión de nuestras autoridades más viajarinas, del rey para abajo, y por la respuesta hemos conocido que el ejército «opera» varias aeronaves para tal fin, concretamente dos Airbus y cinco Falcon, y que al año se gastan 10 milloncetes de euros solo en los avioncitos.

Si el respetable recuerda, habitualmente asistimos a un goteo de noticias de las averías de estos aviones viajarines. En esos casos la factura ha de incrementarse, porque, según el protocolo que ha dado a conocer el Gobierno en la respuesta al diputado Xuclà, para esa eventualidad se recurre a aviones militares de países amigos, que al parecer también los usan para estos menesteres.

Por si acaso alguien nos va a salir ahora con remilgos diciendo que se gasta un pastizal para esta memez, el Ministerio aclara que estos aviones los opera el 45 Grupo del Ejército del Aire, que es el que se encarga de mantenerlos, y que con los mismos no sólo realiza labores de transporte de autoridades, sino «otras muchas misiones» como «aeroevacuaciones» y «apoyos a organismos internacionales», como se sabe dos de las labores imprescindibles que justifican tanto que tengamos un ejército desmesurado, como que tengamos este tipo de aviones.

Es probable que al diputado Xuclá no se le haya quedado la cara de tonto. De hecho suponemos que los diputados deben estar ya acostumbrados a respuestas asombrosas y justificaciones fabulosas. Pero a nosotros sí. Que gastemos diez millones de euros al año en los viajecitos de nuestra casta extractiva en vez de destinarlos a paliar en parte el rosario de desmesurados recortes que se realizan día a día en los derechos y prestaciones de la ciudadanía nos parece lamentable.

Una razón más, tal vez no de las más graves, para justificar la lucha contra el gasto militar y apoyar la objeción fiscal al mismo.

Share

Objetores de conciencia en Colombia obtienen amparo de la Corte Constitucional frente al ejército

Sempre + en + prima + linea..con + gli + ultimi% 2C + por + gli + ultimi ..

Rafael Edwards

Fuente: rcnradio

La corte constitucional colombiana ha otorgado el amparo a los objetores frente a la pretensión de reclutamiento militar.

«El objetor de conciencia tiene el derecho fundamental de vivir conforme piensa. Cuestión que ha sido reiterada por la jurisprudencia de la Corte Constitucional y, no obstante, la Sala observa un constante desconocimiento de las providencias judiciales que en esta específica materia han conformado una consolidada linea jurisprudencial»

En otras ocasiones anteriores, la Corte Constitucional ha declarado que el ejército no puede hacer batidas indiscriminadas (un curioso método de reclutamiento forzoso más parecido al secuestro que a la invitación) o ha amparado el derecho de los objetores a oponerse a participar del ejército.

La amplitud del reconocimiento de un derecho fundamental a actuar conforme a la conciencia reconocida por la Corte Constitucional, en nuestro criterio amplía el derecho de objeción de conciencia antimilitarista a otras muchas actividades impuestas por el sistema militar de defensa, como puede ser la negativa a participar con impuestos a la financiación de los ejércitos y de la guerra, la negativa a recibir un adoctrinamiento militarista, la negativa a colaborar con la lucha armada de cualquier signo o la negativa a realizar una prestación sustitutoria de la militar (que en definitiva sirve para mantener la estructura militar y disuadir la libertad de conciencia de los antimilitaristas) y abre la vía para proponer una alternativa noviolenta de defensa de la sociedad que se base en la desmilitarización y la lucha social por los derechos y la seguridad humana.

Una buena perspectiva para los antimilitaristas colombianos.

Share

La OTAN pide aumentar el gasto militar y la ONU reducirlo

Muammar Gaddafi + al + + + Muammar Kadhafi + RIP ++ coronel + Quaddafi + pintado + retrato + _DDC6340

Nicolas Fleury

Resulta cuando menos una sorpresa. Mientras los capitostes del mundo capitalista y su estructura militar, la OTAN, piden el aumento del gasto militar para poder vivir «seguros», los de la ONU, que tampoco podemos decir que se hayan caracterizado por un buenismo excesivo, dicen todo lo contrario: que para estar seguros, los Estados lo que deben hacer es reducir dsu gasto militar e invertir en derechos sociales.

Dice el experto Albert de Zayas en el informe que ha presentado para el consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas «informe del Grupo de Trabajo intergubernamental de composición abierta sobre el proyecto de declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Paz, en su segundo período de sesiones» (A / HRC / 27/63), presentado hace unos días al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas reunido en Ginebra, en la 27 Sesión, que

El ‘Desarme para el Desarrollo’ es una estrategia de ‘ganar-ganar’ para los Estados y los pueblos. Ha llegado el momento de reducir la espiral de los gastos militares y de invertir en la investigación de las causas profundas de los conflictos y en el desarrollo de estrategias de prevención de conflictos y su resolución

Insiste también en que

“el coste en vidas humanas de todos los conflictos armados es asombroso, pero el coste económico de la guerra puede continuar durante generaciones

Y por si fuera poco, en las declaraciones efectuadas por el experto tras la presentación del informe, ha dicho que

Incluso un examen somero de la situación en todo el mundo revela que, en muchos países, la información precisa y comprensible sobre los gastos militares no está disponible. En algunos países, las actividades militares están ocultas por su inclusión en diferentes categorías, como energía, investigación o seguridad nacional

Parece que a la ONU comienzan a llegarle los clamorosos y perversos datos del militarismo y de su papel en la construcción de la injusticia mundial creciente. Ya nadie puede dudar del secuestro de la verdad y de la democracia que provocan los gobiernos en materia de gasto militar.

Además, el gasto militar es un círculo vicioso que agrede los derechos humanos y la propia seguridad humana, razón de más para que desembarazarnos de todo ello se haya vuelto una urgente tarea de cualquier agenda política decente y alternativa. Dice el experto al respecto

«Los gastos militares excesivos tienen su propia lógica y su propia dinámica. El carácter lucrativo de la industria de armamento puede socavar el objetivo de otro modo legítimo de proteger a la población de las amenazas externas

Pero las cosas no acaban ahí. Si el escenario es terrible, la proyección a futuro, si no le ponemos coto, es peor, porque ahora las nuevas estrategias del militarismo dominante refuerzan el papel maléfico de lo militar, al estarse proyectando toda una nueva generación de armamento para la dominación.

la investigación en nuevas armas que se pueden utilizar para disuadir, amenazar, atacar y ocupar territorios, como sistemas letales autónomos, “robots asesinos”, armas radiológicas, armas aéreas de combate no tripuladas y municiones en racimo.

Al parecer la ONU quiere promover una agenda de desmilitarización efectiva y de disminución del gasto militar. ¿Le dejarán los halcones que rigen el mundo no ya llevarlo a la práctica, sino incluso proponer tal agenda?

Y a todo esto ¿Se nos ocurre quién es el verdadero enemigo de la humanidad?

Share

El CIS cabrea a los militares

Morane Saulnier G.14 + +% 281913% 29

Por sauce babilonia

Fuente: El Mundo.

Los militares no salen muy bien parados, a pesar de la intensa campaña de edulcorarnos lo militar que efectúan tanto los medios de comunicación como nuestros rancios políticos, en la opinión pública de la gente. A preguntas del CIS sobre el grado de compromiso militar de la sociedad, resulta que únicamente el 16 % de la población contesta que está dispuesta a «defender» a su país y más de un 55% rechazan expresamente hacerlo.

El representante de la Asociación de Militares Españoles (AME), coronel Leopoldo Muñoz, por ejemplo, ha llegado a decir que la culpa de este escaso ardor guerrero es de los políticos, afirmando algunas extravagancias que vamos a comentar. Entre sus declaraciones encontramos las siguientes referidas a los políticos:

«les han quitado el amor por su patria»,

y

«todos los gobiernos desde la Transición son responsables».

y

 

«en algún momento los españoles les pedirán cuentas por ello: es un delito de lesa patria».

Al margen de lo desfasado del lenguaje, identificar el amor a «la patria» (podríamos encontrar varias palabras mucho más adecuadas y menos ultras, como «comunidad» por ejemplo, pero dado que usa este residuo del peor nacionalismo, refirámonos al mismo) con el apego a lo militar aparece, cuando menos, como un exceso. Se puede tener amor a muchas cosas sin querer por ello un revival militarista para demostrarlo, aunque el Coronel añorante de otros tiempos no haya podido experimentar este tipo de adhesiones.

Pero si la primera idea, por poner un nombre a un tópico tan huero, parece una exageración, la segunda parece ya una inclinación ideológica preocupante.  De modo que del estado de opinión contrario a lo militar son responsables «todos los gobiernos desde la transición». Al parecer tiempos pasados donde lo militar inundaba todo siempre fueron mejores para este tipo de pensamiento y la venida de un tipo de sociedad menos encorsetada en lo militar aparece como un suplicio.

Y la tercera idea, muy en consonancia con el recelo antipolítico del régimen franquista, es la del delito de «lesa patria» de los políticos. Algo que los culpa por timoratos y les pretende aplicar la pena rancia del patrioterismo. Algo que nada tiene que ver con el descrédito ganado por nuestra casta extractiva no por los males «antipatríóticos» de los que los militares les hacen responsables, sino por defender únicamente los intereses de la élite dominante, de la que el militarismo es una parte sustancial.

Pero además el argumento carece de toda objetividad. Los políticos, en una especie de pacto de silencio bastante vergonzante, han privilegiado el militarismo sin provocar la ruptura que era necesaria, de múltiples formas:

1) dotando al ejército de autonomía funcional y de espacios de absoluta impunidad donde los políticos no meten las narices.

2) Metiendo a España en la OTAN y dando con ello a los militares lo que querían, incumpliendo, por supuesto, las cláusulas del propio referéndum.

3) Con un gasto militar desmesuarado y oculto, del que participan 12 de los 13 ministerios, y que nos ha generado una deuda inmoral para comprar armas de más de 30.000 millones de euros.

4) Propiciando un intervencionismo militar exagerado, con 69 intervenciones militares en el exterior y más de 100.000 soldados mandados a ellas.

5) Estableciendo una justicia autónoma y separada para los militares.

6) Permitiendo que el territorio quede supeditado y los derechos sobre el mismo de la sociedad, a lo que el militarismo llama «zonas de interés de la defensa» hasta el punto en que en determinadas zonas de España hasta los derechos de propiedad de particulares y otras administraciones están condicionados a autorizaciones militares.

7) Permitiendo que en la actualidad sean más de 2.300.000 personas las que comen del presupuesto militar.

8) Fomentando una industria militar que es la séptima del mundo en venta de armas y conflictos al exterior.

9) Haciendo de los ejércitos el segundo terrateniente de España y permitiendo que los ejércitos por medio del INVIED actúen como compradores y vendedores de inmuebles y especulen con ello.

9) Haciendo que las decisiones relativas a la defensa nacional y su planeamiento no tengan control político ni social y sean uno de los espacios de autonomía de los militares.

10) Fomentando el puertagiratorismo entre lo militar, lo político y la industria militar.

11) Manteniendo unos ejércitos sobredimensionados e hipertrofiados.  Con sólo 2 soldados por cada mando.

12) encubriendo la corrupción.

13) facultando múltiples privilegios para los militares.

14) expandiendo la actividad militar a actividades de seguridad humana anteriormente en manos de la sociedad, como son la lucha contra las catástrofes naturales y otras.

15) detrayendo recursos sociales en privilegio del gasto militar.

No puede decirse que los políticos no apoyen el constructo militar, sino, más bien, que a pesar de los políticos y del esfuerzo por hacernos comulgar con ruedas de molino, los ciudadanos no hemos caído en la trampa y, lejos de no querer defender a la sociedad, lo que rechazamos es el modelo militar que defiende los intereses de unos pocos.

Pero el Coronel, en su enfado, soltó algo más: su añoranza por el servicio milita obligatorio. En este caso culpabiliza a Aznar por suprimirlo. Veamos

Al suspender el servicio militar obligatorio, la gente se ha quedado sin saber lo que es esto. Es un error total y absoluto. Y los ciudadanos no se apuntan al ejército porque no se sienten españoles. Eso es gravísimo».

Tiene razón el Coronel en algo: al surpimirse el servicio militar, los jóvenes se han quedado sin saber lo que era eso, lo que es el ejército, en carne propia. Pero eso no es gravísimo, a pesar de los anhelos del Coronel, sino afortunado. Eso era una escuela de adoctrinamiento militarista. Era una injusticia social y, efectivamente, la gente aprendía en propia carne lo maléfico del militarismo.

De hecho, contra la opinión del coronel, los ciudadanos no se apuntaban al ejército porque sabían lo que era eso. Por ello se hizo la insumisión, para acabar con aquella lacra, que es lo que desencadenó la supresión del servicio militar, no por iniciativa de Aznar, sino porque los políticos defensores del sistema, Aznar entre ellos, no vieron otro modo de acabar con una disidencia antimilitarista tan sólida y con tanto apoyo social, que suprimir el servicio militar y aprovechar el despiste para dar una vuelta de tuerca más al militarismo español.

Por su parte, Mariano Casado, presidente de la AUME, la otra asociación de militares, más moderado que el coronel Muñoz, nos dice que la encuesta del CIS muestra que los distintos gobiernos no han hecho lo suficiente por divulgar la «cultura de defensa» y ve necesario trabajar con el conjunto de la sociedad civil para trasladar una imagen fiel y permeabilizar a las Fuerzas Armadas.

Casado aspira a que esa especie de «puertas abiertas» permanentes de los ejércitos y más esfuerzos de marketing y publicidad acabe de normalizar la institución militar como algo natural y hasta apetecible para la sociedad, pero sin caer en la cuenta de que, precisamente eso que reclama, es lo que de forma ininterrumpida y con una inversión nada desdeñable viene haciéndose ya tanto en los gobiernos del PP como del PSOE, ya sea mediante encargos publicitarios (bastante burdos, por cierto) para presentar una imagen tolerable de los ejércitos y sus actividades, o mediante actos mediáticos que sólo enervan a los más exaltados, como desfiles, simulacros de invasiones y operaciones, jornadas de puertas abiertas, actos militaristas en Juvenalia y otras exposiciones infantiles y juveniles, etc; o bien mediante acuerdos de colaboración con universidades, compra de periodistas, artículos pagados en medios de comunicación y otras calamitosas prácticas.

El grave problema, al parecer, no es que los españoles no quieran saber nada de la defensa, sino, más bien, que su idea de la misma difiere de la idea militar.

Y para muestra un botón:

  • La importante adhesión de los españoles a la causa de la paz y su movilización en contra de las guerras y de la participación española en las mismas
  • Las luchas sociales que se están protagonizando por la sociedad en defensa de lo que realmente interesa defender (sanidad, educación, democracia participativa, gastos sociales, inmigración, lucha contra la especulación bancaria y los desahucios, etc.) que muestra que la gente sí está dispuesta a arriesgarse por algo (o por mucho): precisamente por defender lo que realmente hay que defender y de la manera que hay que hacerlo (que por cierto también es alternativa a la manera militar).
  • El meritorio trabajo de cooperación desde un modelo alternativo que están realizando miles de personas en países con alto grado de conflictos y en temáticas altamente graves. Eso sí,
  • el importante trabajo que desde sectores altermundistas, ecologistas, etc. se realiza por cambiar el modelo actual.
  • El persistente trabajo antimilitarista que sigue manteniéndose a pesar de que, según nos dicen, se ha normalizado el ejército, y que puede observarse en la lucha contra la militarización del territorio, en la lucha en pro del desarme y la desmilitarización, en la objeción fiscal y la lucha contra el gasto militar, en la lucha contra las bases y campos militares, en el trabajo por la educación para la paz, etc.

En suma, un error de enfoque.

No es que la gente no quera defender a su comunidad. Es que al defenderla identifican unos contenidos diferentes y alternativos de los que propone el militarismo y unos enemigos distintos de los que supone una «hipotética» invasión (de hecho parece más bien que si seguimos la lógica actual ya estamos invadidos en no pocos aspectos precisamente por quienes aparecen como nuestros amigos), entre los que se encuentra todo el rancio discurso militarista y su instrumento de preparación de la guerra.

Share

Defensa gasta diariamente 9’1 millones de € más de lo presupuestado

Imagen de El País

 

Fuente: Infodefensa

Nuevo crédito de 1.318’4 millones para Gasto Militar en 2014.

Aprovechando el último Consejo de Ministros previo a las vacaciones de Verano, y como viene ocurriendo desde tiempos inmemoriales, ha aprobado un crédito extrapresupuestario de 1.318,4 millones de euros para gasto militar.

Esta cantidad se distribuye del siguiente modo, según la información ofrecida por el Consejo de Ministros del 31 de julio de 2014:

1.-  Programas Especiales de Adquisición de Armamentos, o el timo democrático de las Fuerzas Armadas.

883.655.368,60 € que dan para pagar otro plazo de los Programas Especiales de Adquisición de Armamentos (PEAS) que ya nos han generado una deuda de más de 30.000 millones de euros (esto ha dado lugar a la publicación del Real decreto Ley 10/2014 del 1 de agosto, otorgando un crédito de este pastizal a Defensa.

Es de destacar que estos PEAS cada vez son más cuestionados y ahora se sume UPyD a las críticas mediante un informe titulado:  «PEAS: fraude, despilfarro y utilidad«.

Imagen de infodefensa.com

 

2.-  Adiestramiento de la Fuerza Conjunta, el engaño presupuestario que significó el ocultamiento de gasto en los PEAS se continúa en muchas otras partidas del Presupuesto del Ministerio de Defensa.

30,5 millones de euros para el adiestramiento de la fuerza conjunta.

las Fuerzas Armadas mantendrán alistadas y con plena capacidad operativa a 67.000 efectivos, de los aproximados 120.000 de que dispone ahora. Todo ello con los escenarios presupuestarios actuales.

Esos 67.000 efectivos del Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire nutrirán a la denominada Fuerza Conjunta. A su vez estas Fuerza Conjunta se dividirá en 12.000 efectivos para efectuar los cometidos permanentes de las Fuerzas Armadas en España (vigilancia y seguridad marítima, defensa y operaciones aéreas de ámbito nacional, ciberdefensa o inteligencia), 15.000 efectivos de los tres Ejércitos para planes de reacción rápida o de contingencia y efectuar así misiones en solitario o combinadas con los aliados en el exterior (por ejemplo, las misiones en el exterior como Afganistán, Líbano…; catástrofes humanitarias; participación en misiones de vigilancia de la OTAN; evacuación de civiles en algún lugar del globo…) y otros 40.000 efectivos que no estarán integradas en ese núcleo de 27.000 efectivos pero conformarán el «banquillo» rotatorio del cual se nutrirá.

Se supone que, dado que la misión del ejército es adiestrarse se debe tratar de otro tipo de adiestramiento fuera de lo normal. No queremos pensar que el Ministerio de Defensa presupuestó a la baja el adiestramiento de la parte activa de los Ejércitos por más de 2’5 millones al mes.  Los militares dirían que es una falta de respeto a su función y nosotros decimos que es una falta de respeto a los contribuyentes que no quieren pagar tanto en defensa y se ven engañados incluso en los gastos que se sabe que van al núcleo de la defensa militar.

3.-  Compra de cascos de combate, o la razón de por qué si hay para cañones no hay para mantequilla.

29,4 millones de euros para comprar 6.000 cascos de combate por año desde 2015 a 1019.  Un total de 30.000 cascos.

Si dividimos el importe total por el número de cascos nos sale que cada casco va a costar 967 €.

Los cascos tienen como objetivo la protección antibalística y antifragmentos.  Y nos informamos en infodefensa de que

Las Fuerzas Armadas españolas están dotadas del denominado casco Marte adquirido a Induyco (del grupo El Corte Inglés) desde finales de los años 80 y que ha estado en permanente evolución para mejorar su protección, reducir su peso y hacerlo más fácil de usar por las tropas en operaciones.

La empresa lo ha exportado a varios países, incluidos varios de la OTAN como Alemania y Holanda, y, según algunas fuentes, ha fabricado ya más de un millón de unidades.

El último modelo, denominado Marte 04/97 y disponible desde finales de los 90, está fabricado con una combinación de resinas sintéticas aradmídicas, Kevlar o Twaron, que aportar la más alta protección contra fragmentos y protege al soldado contra impactos directos de baja velocidad.

En 2007 y 2008, el Ejército de Tierra adquirió unos 2.000 cascos Marte 04 para unidades paracaidistas a Induyco por un importe unitario cercano a los 170 euros, además de sus correspondientes atalajes y fundas.

(Más información sobre los cascos Marte).

Nos suponemos que al atento lector también le ha sorprendido el aumento de precio desde 170 € en 2007 a 967 en 2014.  Huele mal, ¿verdad?

Muchas veces vemos aprobados gastos militares por montos no demasiado llamativos, como los cascos que nos ocupan.  No solemos hacer la comparación de qué significan estos gastos con respecto al gasto social, pero en esta ocasión hemos querido saber qué significa gastarse 29’4 millones de € en cascos de combate:

–  Si suponemos que una familia media gasta al año 200 € en libros y material escolar, los 29’4 millones en cascos supondrían el material escolar de 147.000 alumnos.

–  O, 4.605 personas podrían cobrar el REMI de 532 € (Renta Mínima de Inserción) durante 1 año.

–  O, se podrían comprar 199 viviendas en Madrid, como hizo la empresa Hispania, de George Soros, en 2014.

4.-  Combustible para aviones del Ejército del Aire, o la desinformación y el ocultamiento como eje de la Política de Defensa.

23,2 millones de euros para combustible para los aviones del ejército del aire.

Leemos en El Confidencial Digital que «es la primera vez en democracia que se recurre a la financiación no contemplada en el presupuesto».  Lo cuál es sencillamente increíble porque Defensa lo hace todos los años.  Además, dice que:

Fuentes próximas al ministerio aseguran que los recortes en el presupuesto militar han sido los que han provocado esta situación insólita: el combustible adquirido para este año 2014 es manifiestamente insuficiente, lo que ha llevado a la decisión de comprar más en el mes de agosto.

En el mismo consejo de ministros del viernes también se aprobó un suplemento de crédito que, entre otras cosas, se destina a la compra de combustible para los distintos cuerpos de las Fuerzas Armadas. Son, en concreto:

— 100.000 para el Estado Mayor de la Defensa.

— 1.813.850 para el Ejército de Tierra.

— 5.200.000 para la Armada.

— 6.200.000 para el Ejército del Aire.

El presupuesto dedicado por Defensa a la adquisición de combustible ha variado de manera sustancial en el último año. Mientras que en 2013 se compraron 180 millones de litros, la cifra es de 37 millones este curso.

Además, estos recortes han provocado que los pilotos se vean obligados a incrementar sus ejercicios en simulares.

Hay que recordar que la OTAN exige a sus países miembros una serie de horas de vuelo para sus pilotos. La alianza ya advirtió a España hace meses por su deriva en esta materia.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte establece el requisito de que los pilotos de combate deben cumplir un mínimo de 180 horas de vuelo al año; aunque pocos países llegan a este umbral, la mayoría quedan cerca de él.

Pero nuestro desconcierto aumenta cuando leemos la nota del Consejo de Ministros publicada por La Moncloa:

Apoyo logístico de las aeronaves del Ejercito del Aire

Con este Acuerdo se persigue garantizar la prestación de apoyo y repostaje de combustible a las aeronaves del Ejército del Aire cuando operen fuera del territorio nacional.

El Acuerdo Marco aprobado consta de dos lotes, uno para los servicios a prestar en el aeropuerto de Bruselas y otro para el resto del mundo. Su duración es de un año, prorrogable por otro más, y tiene un valor estimado de 23.268.262,50 euros.

Es decir, nada para entrenamiento sino que se va a dedicar el dinero a los viajes de los prebostes en sus vuelos oficiales Madrid-Bruselas-Madrid, y hacia otras partes del mundo.

5.-  Soporte logístico para aviones de la firma General Electric del Ejército del Aire, o como decíamos en el punto 2., la expansión de las malas prácticas políticas y presupuestarias desde los PEAS a toda la administración de Defensa.

28 millones para los motores de General Electric al servicio del Ejército del Aire.

El Acuerdo se celebra con el objetivo de dar soporte logístico y apoyo en servicio para los motores fabricados por la firma General Electric actualmente en servicio en el Ejército del Aire.

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración de este Acuerdo Marco y de los contratos que se deriven del mismo cuyo valor sea igual o superior a doce millones de euros. El valor estimado es de 28.000.000 euros, por un periodo de dos años: 2015-2016.

El mantenimiento de dichos motores es imprescindible para la realización de las misiones asignadas al Ejército del Aire en el marco de la Defensa Nacional.

6.-  Adquisición de 2 nuevos Buques de Acción Marítima.

333.4 millones de euros para la adquisición de dos nuevos buques de acción marítima, BAM, (por cierto, solicitados en las enmiendas a los presupuestos por grupos de izquierda y derecha).  Como nos informa Galicia Ártabra:

Estos barcos, según ha explicado la Armada, están “especialmente concebidos” para llevar a cabo operaciones de vigilancia y seguridad marítima, actividades cooperativas de promoción y fortalecimiento de la seguridad, gestionar crisis en escenarios de baja intensidad y apoyar la acción del Estado en el mar.

En concreto, estas dos nuevas unidades podrán “participar en la operación ‘Atalanta’”, contra la piratería, y en los despliegues de la Armada en el Golfo de Guinea

Es curioso que los BAM antiguos, los 4 de los que ya «disfrutamos» hayan costado 389’93 millones de €, es decir, 97’4825 millones cada uno, y ahora, los nuevos BAM cuesten a 166’74 millones cada uno.  Lo lógico en un programa de este tipo que lleva tantos años haciendo estudios para poder producirlos es que los primeros sean más caros y que los siguientes se beneficien del abaratamiento al no tener que realizar nuevas investigaciones.  Parece ser que los nuevos BAM van a tener mejores prestaciones:

-Contarán con los mejores sistemas de comunicaciones.

-El Sistema Integrado de Control de Plataforma tendrá la última actualización.

-Se adaptará el hangar para el trabajo con los nuevos helicópteros SH60, que llegarán en diciembre de 2015.

-Serán más seguros. Se revisará la aplicación de las políticas en materia de prevención de riesgos laborales y seguridad personal.

-Se mejorará la seguridad física de espacios clasificados.

-Podrán producir agua y refrigeración en condiciones extremas.

-Se estudiará la ampliación de la capacidad de alojamiento, tomando como punto de partida los despliegues de las unidades ya existentes en la operación ‘Atalanta’ y el Golfo de Guinea.

-Habrá más espacio para reclusos.

-Tendrán el mismo armamento, pero es posible que se incluya un montaje de pequeño calibre sobre el puente.

EL GASTO EXTRAPRESUPUESTARIO DEL MINISTERIO DE DEFENSA A MEDIADOS DE 2014.

En el informe de Utopía Contagiosa de liquidación del gasto de 2012  (último ejercicio auditado por la Intervención general del Estado) que editamos hace menos de seis meses, ya explicamos la tremenda progresión del aumento del gasto militar mediante créditos extra-presupuestarios que se viene realizando, tramposamente, el Ministerio de Defensa, que desde 2002 a 2012 ha supuesto un desvío de, 17´28 % respecto al presupuesto aprobado por el parlamento (lo que equivale a 13.688 millones de €) y que ha llegado al punto más alto del desvío en 2012, donde la partida «incrementada» ha sido del 43,53 % respecto de lo presupuestado para dicho ejercicio.

Este aumento veraniego es una vieja práctica que pretende, sencillamente, hurtar a la opinión pública y al control político el extremado volumen del gasto militar español, fingiendo unas cantidades «mas asumibles» (si es que es asumible el presupuesto del ministerio de defensa destinado mayormente a mantener un ejército innecesario, sobredimensionado e intervencionista) para luego, bajo cuerda, fuera de presupuestos, inyectarle más dinero sin debate alguno.

Pero esto no es todo. Las cifras aumentadas «extrapresupuestariamente implican para la IGAE (como hemos dicho, órgano de control económica de los presupuestos)  aumentos constantes del gasto militar que computan como tal del orden del 17´28% anuales, pero la IGAE no computa como gasto militar «todo» el que se esconde en los restantes ministerios (12 de los trece) ni en todas las partidas que la OTAN considera como gasto militar, lo que hace más escandaloso al final el resultado anual, cercano, año tras año, a los 25.000 millones de euros, cifra de la que no goza ninguno de los otros 12 ministerios con que cuenta España.

Ya lo ven. En verano el gobierno hace que año tras año les toque la lotería  los militares. Con razón se ponen tan gallardos en los desfiles en presencia de las autoridades que tan bien les sirven.

Si a los 1.318’4 millones de gastos extrapresupuestarios que hemos explicado antes le sumamos lo que ya ha gastado de más en la liquidación hasta el 30 de Junio de 2014, es decir, 592’98 millones de €, nos dará un total de:

1.911’38 millones de € gastados de más hasta principios de agosto de 2014.

Lo cual supone que el presupuesto inicial del Ministerio de Defensa de 5.745’77 millones de € se ha aumentado en un 33’26 % en medio año, y que posiblemente acabe en mucho más de los 7.657’15 millones de €.

Los 1.911’38 millones de € gastados de más hasta principios de agosto de 2014, divididos entre los 7 meses nos da:  273’05 millones de gasto de más al mes.  Y dividido por los 30 días del mes nos da un total de 9’1 millones de € de gasto extra cada día para el Ministerio de Defensa.

 
Share

Liquidación del Gasto del Ministerio de Defensa 2012

http://es.scribd.com/doc/228973749/Liquidacion-Gasto-2012

Presentamos el informe «liquidación del Gasto del Ministerio de Defensa 2012» elaborado por el Colectivo Utopía Contagiosa con la colaboración de los colectivos antimilitaristas Tortuga y Espazo Aberto Antimilitar, así como por la organización ecologista-antimilitarista Ecologistas en Acción.

El informe analiza el documento de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) en el que se fiscaliza el gasto efectivamente realizado por el ministerio de defensa en el ejercicio de 2012 (último ejercicio fiscalizado por la IGAE que, como se ve, va con bastante retraso).

Habitualmente el Ministerio de Defensa gasta mucho más de lo que presupuesta (una media cercana al 18% en los últimos 10 años) aunque en el ejercicio 2012, primero del gobierno de Rajoy, el desvío ha sido espectacular: un 43,53% de gasto por encima de lo presupuestado, pasando de los 6.316,4 millones presupuestados a los 9.066,29 gastados, todo un récord.

Pero eso no es todo, el presupuesto analizado por el IGAE es únicamente uno de los componentes del gasto militar español, disgrazado en 12 de los 13 ministerios existentes y en otro tipo de organismos, como son los 20,87 millones de euros que la IGAE adjudica, fuera del Ministerio de Defensa, al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, o los 11,8 al organismo autónomo de Cría Caballar, o los 214,6 que corresponden a la Agencia de espionaje CNI, o los 6,7 a Centros Universitarios de la Defensa y los 73,9 que corresponden al ministerio de exteriores por organismos donde participa defensa.

La composición de este gasto nos permite ver no sólo la ineficiencia de lo militar, sino la creciente militarización de actividades de toda índole y el abuso de la prioridad política de gastar en gasto militar en vez de gasto social.

Pero eso no es todo: al menos podemos sumar a la cifra que la IGAE desvela del gasto militar otras partidas de las que este organismo no habla y que constituyen claras partidas del gasto militar de 2012:

Los 2.733,55 millones de euros gastados por el Ministerio de Interior por la Guardia Civil.

Los 3.673,5 millones de euros gastados por clases pasivas militares

Así las cosas, una aproximación al gasto militar que tiene en cuenta las cifras del IGAE y los gastos reconocidos por otros organismos nos llevaría a una cifra mínima de 23.349,45 millones de euros gastados en militarismo en 2012, frente a los 6.316,4 presupuestados, lo que nos permite afirmar lo impresentable y antidemocrático del gasto militar, oculto en un 61,18%,  que equivale a 13.682,79 millones de euros.

Razones todas ellas para seguir oponiéndonos a un gasto innecesario, insolidario, opaco y contrario a los intereses de todos; un gasto al que ética y políticamente conviene oponernos y practicar la desobediencia civil que promueven los colectivos en favor de la objeción fiscal.

Share

Borrar el militarismo

Por Tortuga

Fuente: Tortuga

Nos hacemos eco de una acción muy elocuente y pedagógica que han llevado a cabo los amigos de Tortuga en Alicante, por la cual han procedido a un borrado simbólico de los restos del militarismo por la ciudad de Alicante, borrando nombre de calles con general de protagonista, borrando simbólicamente el gasto militar del Estado Español y el aplicado al control social, y explicando a la población la vergonzosa situación de militarismo que padecemos, a la vez que animaban a desobedecer mediante la objeción fiscal.

Como se ve, la campaña de objeción fiscal provoca la creatividad y permite una difusión importante de esta denuncia al militarismo y de esta práctica de desobediencia a sus imposiciones.

Sería difícil poder relatar toda la creatividad que, año tras año, acompaña a la campaña de objeción fiscal mediante actos de calle, actos culturales, debates, charlas, mesas informativas, etc., a lo largo de todo el estado español.

Share

Utopía hurga en el gasto militar en un programa de La Tuerka

La imagen explica más que mil palabras, dicen algunos, y en esta ocasión, en formato muy reducido, Utopía explica el gasto militar español en el programa de TV de La Tuerka.

Share

La ineptitud de la industria militar española

Imagen de Juanky Pamiés Alcubilla

Combinamos hoy un par de noticias que ya hemos venido tratando por separado:

Se da, además, la paradoja de que en la última de estas visitas lo que se quería vender eran armas a los países del Golfo Pérsico, donde se iba a presumir del músculo tecnológico de nuestra industria militar.

Esta es nuestra sobrevalorada industria militar:  ineficaz y chapucera. Y para colmo, falta de ética.

¿Cuáles son las soluciones?  Por un lado (Navantia), nos va a costar 700 millones de € más.  Nadie dimite, nadie se siente aludido por lo fallos.  La única solución es recurrir a una empresa estadounidense que ha de pedir permiso al Pentágono para ayudarnos (lógicamente a precios astronómicos).

Por otro lado (aviones), la única salida que se ve es que se compren más aviones.  Nuevos. Y ya lo ha dicho Morenés: los deberemos pagar entre todos porque a Defensa no le llega el dinero.

Por último, hemos de recordar que la industria militar es el único sector empresarial que recibe créditos del Estado al 0 % de interés para fabricar las armas que matarán allende nuestras fronteras.  Además, los «préstamos» o adelantos no los financia el Ministerio de Defensa, principal interesado, sino que se lo ha adelantado el Ministerio de Industria con lo que, a costa de todos los demás, se militariza una grandísima parte de la I+D+i española.

Por cierto, también se está hablando en los círculos próximos al girapuertas Morenés de que para ayudar a la tan necesitada industria militar, lo oportuno sería no pedirles a las industrias militares la devolución del dinero que ya les adelantamos (más de 15.000 millones de euros).

La industria militar española es el ejemplo máximo de ineficacia y de falta de ética.  ¿Por qué la financiamos con nuestros impuestos?  Haz objeción fiscal al gasto militar y exige cambios drásticos en las políticas de defensa.

Share

Charla sobre gasto militar y alternativas novioletnas en Getafe

 

 

 

El próximo 26 de abril en la Plaza del Ayuntamiento de Getafe, a las 18,00 horas y promovido por la Asamblea 15M de Getafe, dinamizaremos un debate sobre gasto militar y alternativas noviolentas.

Puedes ver el cartel del evento de Getafe aquí.

El 15M de Getafe introduce así en su agenda las luchas antimilitaristas y contra el gasto militar.

LUGAR: Plaza del Ayuntamiento de Getafe

DIA: 26 de Abril, sábado

HORA: 18,00

Os esperamos

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed