Tag Archive for Morón

La visita de Obama a su feudo español

TTIP_16-04-23_6

7beachbum

Fuente: El Español

Que no nos cuenten cuentos. Obama vino a supervisar en persona sus bases militares y la sumisión a su programa militar por parte de este apéndice de su imperio.

Es una visita militar y de sumisión militar.

Antes de aterrizar en España, Barack Obama asistirá a una cumbre de la Alianza Atlántica en Varsovia. De acuerdo a valoraciones de la Casa Blanca, el objetivo del encuentro es el de “reforzar la seguridad al este y al sur de la OTAN”.

España en estos momentos se congracia con el americano poniendo a disposición de la OTAN la parte más operativa de los ejércitos españoles para que sean «la punta de lanza·» operativa de la OTAN en los escenarios de «despliegue inmediato» (la fuerza de reacción rápida de la OTAN). Para eso hace poco hemos mandado una brigada imponente y pertrechada a Polonia con el objetivo de «mostrar músculo» a los levantiscos rusos, una de nuestra obsesiones desde el fascismo de Franco en adelante. Lo hemos hecho de momento en el ejercicio otanesco Brilliant Jump 16, perpetrado en Zaragoza.

Rota (Cadiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) son las principales bases militares del «escudo antimisiles» de USA y la punta de lanza para sus futuras campañas militares en África y Oriente Medio, donde se juega gran parte de la geopolítica del futuro. Por eso han pasado de ser bases provisionales y conjuntas a ser bases permanentes, llenas de militares americanos y exclusivas. Eso sí, con la aquiescencia del gobierno y el silencio cuando menos cómplice de los demás, unos por «razones de estado» y otros por argumentos más difícilmente digeribles de «paro·» zonal.

¿Y qué lugares quería visitar este preclaro «premio nobel de la paz» que se ha caracterizado por hacer de la paz un argumento inútil? Pues muy sencillo: Sevilla, Rota y Madrid. Los puntos neurálgicos de su estrategia militar.

¿Y a quién ha visto el susodicho en este viaje relámpago? Pues muy esclarecedor: El País señala al Jefe supremo de los ejércitos, el Rey Felipe, reconocido militarista y militarón, a Rajoy, entusiasta propulsor de la sumisión durmiente a EEUU; a los jefes militares de Morón y de Rota, a quienes se les supone el valor, un baño de masas conociendo las casas y penurias de los 2.846 militares americanos que viven en Rota, y a los «lideres de la oposición» (hacemos notar que en materia militar no hay oposición sino sumisión plana) Rivera, Sánchez e Iglesias.  A estos últimos 10 minutos bastaron, lo justo para rendir pleitesía.

Una visita feudal e imperial de control de fronteras a la que nuestros mediocres y burdos políticos se prestan entusiastas.

Por nuestra parte rechazamos esta visita. Es indeseable. Es inmoral. Es contraria a cualquier idea de seguridad humana. Es un peligro.

No somos los únicos discrepantes. Ecologistas en Acción ha manifestado su rechazo a la visita del «premio nobel por la paz». También lo rechazan las marchas por la dignidad de Andalucía

Diversos grupos sociales convocaron manifestaciones contra esta visita dentro de la campaña #NOalTTIP, como :

  • Sevilla: jueves 7, acto de protesta en las Setas a las 20:30
  • Sevilla: domingo 10, manifestación desde el Puente de Triana a las 11:30
  • Madrid: domingo 10, concentración frente a la Embajada de Estados Unidos a las 12:30

Y es que no todos nos dejamos deslumbrar con los oropeles y las cuentas de vidrio de los nuevos conquistadores.

Share

Protestas antimilitaristas en las operaciones militares de la OTAN en El Retín

Miembros de la Red Europea Antimilitarista en el acuartelamiento de El Retín en Barbate (Cádiz), durante la protesta sorpresa contra las maniobras de la OTAN. EFE

EFE

Fuente: Público

Antes de la llegada del Rey al acuartelamiento de El Retín, en Cadiz, un grupo de activistas antimilitaristas ha conseguido entrar en el acuartelamiento e iniciar una acción directa de protesta contra las maniobras Trident Juncture que la OTAN está celebrando en suelo español con gran despliegue militar.

La protesta denuncia, entre otras cosas, la escalada militarista que sufre en los últimos tiempos Andalucía, la cesión de la base de Rota para el escudo antimisiles de EEUU y de la de Morón como base para las operaciones del Programa Africom.

Las maniobras Trident Juncture están siendo un revulsivo para que muechos grupos tomen conciencia de la desastrosa verdad de que la guerra empieza aquí y es aquí y con nuestra responsabilidad donde debemos pararla.

Share

IU pide explicaciones sobre Morón a Mogherini

Imagen del Ejército del Aire de España

Fuente:  Europapress.

Izquierda Unida, a través de su eurodiputado Javier Couso, ha interpelado a Federica Mogherini, Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, sobre la base estadounidense de Morón, donde los yankis tienen una de sus centros de la Fuerza de Reacción del Cuerpo de Marines.

Couso quiere que Mogherini se pronuncie sobre

  • la negociación que Rajoy ha hecho con USA,
  • el sentido estratégico que puede tener para la UE la proliferación de bases USA en Europa,
  • cuáles son las amenazas de las que nos defiende la base de Morón,

Couso acaba preguntando si no sería mejor para la seguridad europea hacer todo lo contrario y defender la soberanía y los intereses de Europa, que no siempre son los de Estados Unidos.

Nos esperanza la noticia.  Ya era hora de que algo se moviese en el Parlamento Europeo en las cuestiones del militarismo.

Pero no es sólo por la base de Morón por lo que habría que preguntar, merecería la pena hacerlo también sobre la política de «fronteras avanzadas» que practican España y la U.E., sobre la protección a la industria militar que practican ambos, sobre el intervencionismo en el que cooperan, …

Loable iniciativa, que esperamos sea complementada con muchas otras.

Share

¿Generará riqueza la base militar de Morón?

Boeing+KC-135+USAF+38022+McConell+AFB

Curimedia | P H O T O G R A P H Y

Fuente: Público

Uno de los argumentos más tramposos de por qué el Gobierno español ha aceptado la ampliación del tratado con EE.UU. para que los americanos conviertan éste en su puente de asalto para su expansionismo militar en el Sahel y en el mundo árabe está en que dicho acuerdo traerá un fortalecimiento de las relaciones con EE.UU.  y, de rebote, riqueza para la zona, muy deprimida hasta la fecha y azotada por el paro, la dependencia  y el desprecio político a que se ha visto sometida hasta la fecha.

El Ministro de Asuntos Exteriores, ese apéndice cada vez más evidente de la política sumisa y militarista española, ha dicho que la ampliación del tratado y la consolidación de la base como una base militar permanente y altamente trufada de soldados y armas americanos, es muy importante para consolidar nuestra alianza con Estados Unidos y para traer riqueza y empleo a la zona.

Que la sumisión a los intereses americanos traerá un refuerzo a la tan ansiada alianza de la élite española con los americanos es evidente. Que ello beneficia a esta élite y a sus intereses también. Pero que tal alianza suponga mejoras para el resto de la sociedad o incluso riqueza y empelo a la zona es, cuando menos, una explicación del cuento de la lechera que se cae por su propia base.

No habrá mejora del empleo porque el acuerdo no ha conseguido garantizar el empleo autóctono. El gobierno americano ni siquiera se ha comprometido a garantizar los empleos actuales en la base y nuestro flamante ministro de relaciones exteriores no ha podido arrancar tampoco un acuerdo a los EE.UU. para que readmitan a los trabajadores despedidos en el reciente ERE de la base. Pensar que con estos síntomas va a mejorar el enfermo es o necedad o manipulación.

Pero si hemos de medir la riqueza por otros parámetros no acertamos a ver qué prosperidad va a contribuir a crear una base militar que es punta de lanza del propósito intervencionista americano y que hará ver en las gentes de los pueblos agredidos por los americanos una razón de peso para considerarnos a nosotros sus enemigos.

Si a ello unimos los constantes problemas y disturbios que las bases militares suelen generar en las zonas donde se asientan, no encontramos muchas razones para pensar que los roteños necesiten poner sus prioridades y esperanzas en la base militar en vez de aspirar a políticas diferentes que les faciliten trabajo digno (y no cualquier empleo en cualquier cosa) y desarrollo sostenible, algo que ni los americanos, ni la élite española y, si se nos apura, ni las actuales políticas públicas están dispuestas a realizar.

Share

La, cada vez más preocupante, militarización de Andalucía

Imagen de Paco Solís

Ya nos hemos hecho eco de la militarización preocupante de Canarias en los últimos meses.  Por ejemplo:  «El coste militar del petróleo canario«, «Un vertedero submarino de material militar en desuso en Canarias«,   y de las protestas antimilitaristas en Canarias, reclamando, incluso, la devolución de instalaciones militares.  En todas estas entradas también hacíamos hincapié en la nueva idea de «Fronteras Avanzadas» que torna a Canarias como base del militarismo intervencionista español en África.

Ahora le toca el turno a Andalucía (parece que para completar todo nuestro flanco sur y contener a los magrebíes y africanos en general).

Todos sabemos que Andalucía es una de las regiones donde más se ceba el paro en España.  Por ello resulta más conmovedor que el Ministerio de Defensa les tenga chantajeados en varias provincias con perder más puestos de trabajo:  Defensa acepta el tercer ERE en Morón mientras autoriza 900 marines más.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés Eulate, ha hecho oídos sordos a la petición de los trabajadores de la Base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) de que defienda los puestos de trabajo frente al nuevo ERE –y van tres– que finalmente ha planteado Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), la sociedad que gestiona los servicios civiles para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa. De este modo, mientras el patriótico Gobierno de Mariano Rajoy Brey, muy preocupado de crear empleo, autoriza el aumento de 900 militares y 18 aviones norteamericanos más, acepta sin rechistar el despido de decenas de trabajadores españoles en esa base militar de utilización conjunta.

Y todos suponemos que al haber más militares y más aviones yankis, lo lógico es que se crease empleo en la zona.  Sin embargo, vemos, por tercera vez, que es justo al contrario y que:

  1. Perdemos soberanía nacional
  2. Ganamos en paro.

Pedro Morenés y su Ministerio de Defensa parecen ajenos a las necesidades de los españoles y deudores de las necesidades yankis.

Morenés, con su cinismo habitual, no tuvo ninguna preocupación al prometer más trabajo a Andalucía a cargo de su Ministerio y de su industria militar.  Sin embargo, como vemos, todo ello ha quedado en agua de borrajas.

Las bases generan muy poco empleo y de muy baja calidad ética.

Por ahora sólo somos los antimilitaristas quienes nos oponemos a las bases yankis, pero llegará el momento en que se nos unan las poblaciones de las zonas afectadas por las bases militares.  Lo decimos porque:

Todos los partidos están por la labor de mantener los puestos de trabajo ligados a la industria y a las bases militares:

En los primeros días de julio, el portavoz parlamentario de Izquierda Plural y diputado de IU, José Luis Centellaremitió una carta a Morenés pidiéndole que abogue ante los norteamericanos por el mantenimiento de los puestos de trabajo de los civiles españoles en la Base de Morón y que exija a los contratistas estadounidenses la aplicación de los convenios y el mantenimiento del empleo. El ministro no le ha contestado. Antes de enviarle la carta, varios miembros del comité de empresa se desplazaron a Madrid y, acompañados por el diputado del PP Ricardo Tarno y el senador socialista Enrique Abad, lograron hablar con Morenés y solicitar su intervención para que los norteamericanos mantengan los puestos de trabajo.

Pero al final a ninguno le hacen caso.  Y parece que Estados Unidos ha venido para quedarse pero sin proporcionar ninguna contrapartida a España y menos a las zonas donde se instalan:

La concesionaria VBR ya aprovechó la primera reforma laboral del PSOE para eliminar empleo fijo. A mediados de 2010 presentó el primer ERE con el fin de suprimir “por causas organizativas” 286 de los 594 puestos de trabajo. La negociación permitió reducir la cifra inicial a 150 despidos. Después quedó en 119 porque 31 trabajadores habían sido despedidos antes. Su inclusión en el ERE fue una práctica presuntamente fraudulenta que está siendo investigada por el juzgado 15 de Sevilla.

Los ejecutivos de VBR volvieron a la carga el año pasado, con el despidió de otros 66 trabajadores mediante un ERE que “no se ajustaba a derecho”, según sentenció el Tribunal Superior de Andalucía (TSA) en abril pasado. Los norteamericanos aplicaron la reforma laboral del PP que abarató el despido a 20 días por año. Aunque la sentencia del TSA no les obliga a readmitir a los trabajadores, la han recurrido al Tribunal Supremo y, tal como se temían los miembros del comité de empresa, han seguido adelante con más despidos. El lunes pasado comunicaron vía notarial que el 4 de agosto abren un nuevo un periodo de consultas para realizar otro “despido colectivo”.

Y no olvidemos que en el fondo, los encargados del mantenimiento de las bases son empresas yankis que buscan, única y exclusivamente, su propio beneficio, según el Diario de Sevilla:

Vecinos, empleados y antiguos trabajadores aseguran que la empresa norteamericana VBR busca ahorrar en costes laborales al aprovecharse de la crisis que atraviesa España y mantener una base militar «a bajo precio».

Lo que muchos municipios consideraron hace años como un magnífico yacimiento de empleo se ha acabado convirtiendo en una auténtica pesadilla para muchas familias. 

Aunque muchos vecinos aseguran que ya no pasan tantos aviones como antes por el cielo de Morón, este antiguo empleado insiste en que la actividad «se ha incrementado». «Es falso que ya no hagan falta tantos trabajadores, pues se sigue contratando a gente, pero con un coste más reducido, que es lo que busca la VBR», mantiene Cocinero, para quien hay dos fundamentos que explican los tres ERE que viene sufriendo la plantilla española desde 2010: «Por un lado, existe una directriz en las fuerzas aéreas estadounidenses por la cual se quiere prescindir de todo personal que no sea norteamericano en la zona de pista ante el temor de un posible sabotaje. Pero también han aprovechado la crisis que sufre España para abaratar los contratos». 

Según este moronense, «aunque muchos marines americanos realizan las funciones que antes desempeñábamos los españoles, la VBR están contratando a antiguos compañeros que fueron despedidos en los ERE pero en peores condiciones laborales». De esta forma, Cocinero afirma que a «algunos» los llaman para cubrir bajas «que realmente no son tales pues no ocupan el puesto de la persona ausente» y les hacen contratos temporales de «dos o tres meses» y con un sueldo «inferior» al que tenían antes. Este antiguo trabajador hace uso de un término anglosajón muy puesto de moda desde que estalló la crisis para explicar el objetivo principal que persigue la compañía americana: «Hacer del aeródromo una base low cost«. 

Las bases generan mucha pobreza y dependencia económica de lo militar (que ha demostrado que no es de fiar y que no comparte con los civiles).

Si suplen a españoles por americanos, éstos no dejarán ningún dinero en Morón, pues en la base tienen supermercados, hoteles y otros negocios en los que gastar. No les hace falta salir de allí

Para colmo de males, las bases generan muchísimos problemas medioambientales y en la calidad de vida como lo atestigua La Marea:

Barbate es un municipio de la costa gaditana que vive rodeado entre el Parque Natural de la Breña, el mar y unas instalaciones militares. Allí, el pasado 13 de junio se desató un incendio, en el campo de tiro del Retín, que arrasó con más de 300 hectáreas. Todas las miradas apuntaron en ese momento al Ejército. Pronto el Ministerio de Defensa se apresuró a negar cualquier intervención militar en las causas del incendio.

Un mes y medio después, Defensa ha tenido que desdecirse y pese a que a principio negó prácticas militares esos días, luego reconoció que sí hubo maniobras esos días, aunque sin fuego. Ese día, las condiciones climatológicas en Barbate eran propicias para que hubiese incendios. En esos días de riesgo, el ejército tiene prohibido hacer maniobras con fuego real.

El Ministerio de Defensa tiene más de 5.000 hectáreas en el término municipal, más de un tercio del tamaño total, incluidos los seis kilómetros de playa. En ese espacio, que no incluye ninguna instalación fija y que se encuentra a 7 kilómetros del núcleo urbano de Barbate, se realizan prácticas de tiro con fuego real. Los vecinos aseguran que se oyen “disparos, bombas, vuelos rasantes e incluso en algunos días tiemblan hasta las casas”.

Parece que todo ello está implicado la movilización de la gente de los pueblos adyacentes:

En el campo de tiro del Retín realizan maniobras miembros del ejército español, pero también acuden efectivos del ejército norteamericano o de la OTAN. Ahora en el pueblo se ha creado la Plataforma Recuperemos el Retín donde se integran partidos políticos, asociaciones ciudadanas y los comerciantes, su primer objetivo escribir al Gobierno para que le devuelvan el campo de tiro a Barbate.

También desde el Ayuntamiento de Barbate critican que el campo de tiro lastra sus deseos de crecimiento económico. Y ponen dos ejemplos: una piscifactoria que crearía 100 puestos de trabajo y que no llegó a hacerse al negar el Ministerio los terrenos y un helipuerto y enlace con la carretera nacional que no se realizan por motivos de seguridad.

Zonas de interés para la Defensa Nacional.

Por último, también nos parece muy importante el movimiento político (con hondas consecuencias económicas y sociales) que ha realizado en los últimos días el Ministerio de Defensa declarando zonas de interés para la Defensa Nacional a las bases situadas en Almería y Cádiz.

 El Ejecutivo ha declarado como «zonas de interés para la Defensa Nacional» propiedades militares que están ubicadas en Cádiz y Almería y que se utilizan actualmente «como base y campos de entrenamiento» para los distintos cuerpos del Ejército y la Armada. Según la referencia del Consejo de Ministros, se han aprobado dos reales decretos para declarar dichas instalaciones militares -ubicadas en la provincia de Cádiz y Almería- con la finalidad de cumplir «los objetivos de adiestramiento necesarios» para las misiones que le son asignadas por la ley Orgánica de la Defensa Nacional.

El Bujeo, Punta Camarinal, Sierra Plata, Sierra El Cabrito, Cerro Buenavista, Charcorredondo, Punta Acebuche, Sierra Carbonera, El Majadal Alto y Facinas, ubicados en la provincia de Cádiz, son zonas para «polvorines y asentamientos de misiles y artillería de costa en el Estrecho», ha enumerado el Ejecutivo. Asimismo, en Almería, la zona incluida en la norma es el campamento y campo de tiro y maniobras Alvarez de Sotomayor en Viator.

Share

Rota es clave para el imperialismo yanki

Imagen de Marlon Trujillo Montaño

Fuente:  El Confidencial Digital.

Desde hace algún tiempo estamos intentando hacer un seguimiento exhaustivo de las novedades de Morón, Rota y el escudo antimisiles porque nos parecen claves para la configuración próxima de la política de defensa española, sobre todo lo que tiene que ver con las imposiciones yankis.

Nosotros aquí no nos enteramos de mucho y nuestros político quizá de menos.  Ellos sólo han de ser anuentes con las decisiones del imperio, sobre todo en temas de Defensa:

Estados Unidos continúa apuntalando su apuesta por España como aliado estratégico en la zona mediterránea.  Los planes del Pentágono para las bases de Rota y Morón de la Frontera incluyen aumentar su nivel de prioridad e inversión para convertirlas en referentes europeos.  Todo viene descrito en un documento llamado ‘Global En Route Strategy’.  Coloca a la base española al nivel de Ramstein (Alemania) y Hickman (Pearl Harbor, Hawaii)

Parece que los vientos guerreristas se desplazan desde Italia hacia España y todo porque Italia comienza a dar problemas y en España ni nos enteramos ni reivindicamos nada ni ponemos peros:

Los planes de Estados Unidos pasan por convertir a España en aliado preferente en el sur de Europa. Un lugar que en las últimas décadas ha ocupado Italia, donde el aparato militar estadounidense dispone de 113 instalaciones. Una hegemonía que podría estar en peligro por los problemas que están surgiendo entre Washington y el nuevo gobierno de Roma a raiz de un ambicioso proyecto de comunicaciones en Sicilia, el proyecto MUOS.

¿Qué es lo que ocurre con este Proyecto MUOS?

Fuentes militares españolas consultadas por ECD apuntan a que Washington quiere mostrar su malestar con Roma tras la llegada de un nuevo equipo de gobierno liderado por Matteo Renzi, que ha provocado ya algún encontronazo diplomático al ponerse en cuestión ciertos planes militares de Estados Unidos en Italia.

Esta información ha sido contrastada con otras fuentes diplomáticas del gobierno español, que dicen conocer el origen de dichos desencuentros. La pieza clave central es la ambigüedad con la que el nuevo gobierno italiano ha recibido uno de los proyectos más ambiciosos del Pentágono.

Se trata de la instalación en Sicilia de una gran base de antenas, enmarcadas dentro del nuevo sistema MUOS de comunicaciones militares por satélite, cuya construcción –ya finalizada- se ha llevado a cabo pese a la gran oposición política y social en la zona.

Según explican las fuentes consultadas, Estados Unidos teme la posición nueva ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti –que militó en el Partido Comunista italiano antes de su disolución- sobre este aspecto. Se especula incluso con un posible bloqueo del proyecto.

El MUOS (siglas inglesas de Mobile User Objective System) es un ambicioso proyecto de comunicaciones de defensa estadounidense, cuyo coste económico asciende a los 6.000 millones de dólares. Una de las apuestas de futuro más ambiciosas del Pentágono en la última década, encargado al gigante Lockheed Martin.

El sistema está formado por cuatro satélites –dos ya están en órbita- y otras cuatro estaciones terrestres con grandes antenas, que permitirán a las tropas estadounidenses la comunicación y el envío de audio, vídeo o datos en tiempo real desde cualquier lugar del mundo. Lo hará a una velocidad 16 veces mayor de lo que lo hace el sistema actual. Servirá, además, para multiplicar la capacidad operativa de los drones de la fuerza aérea estadounidense.

Las cuatro estaciones terrestres están ubicadas alrededor del globo: en Virginia, Hawai (EE.UU), Australia y Sicilia (Italia). En este último caso, la pequeña población de Niscemi se encuentra a pocos kilómetros de la ubicación de las tres antenas que formarán el componente europeo del proyecto MUOS.

La apuesta del Pentágono por este sistema es decidida, y la base de antenas de Niscemi ya está construida desde hace meses. Sin embargo las críticas por contaminación medioambiental, y ciertos estudios que apuntan a que las ondas que emite podrían dañar la salud humana, han frenado su puesta en funcionamiento. Además, se alega que se ha construido en un espacio natural protegido.

El informe antedicho, Global En Route Strategy, opta por Rota por muchas razones:

El GRS, elaborado por el Mando de Movilidad Aérea del Pentágono, analiza la situación actual y capacidades de todas las bases estadounidenses en el mundo, categorizándolas por nivel de importancia. Además, propone reforzar o rebajar el nivel según su peso geoestratégico.

Las conclusiones sobre Rota son claras: antes de 2025, la base gaditana debe estar situada entre las tres bases claves del planeta –denominadas Tier 1, actualmente ocupa Tier 2- . Eso supondría situarla al nivel de Ramstein, en Alemania, o de Hickman (Pearl Harbor, Hawaii).

En el informe se incluyen una descripción de las características que hacen de Rota una base “única en el mundo”:

–Es la única base en Europa que está operativa las 24 horas los 365 días al año.

–Tiene un puerto de aguas profundas, lo que permite atracar grandes buques.

–Permite múltiples capacidades logísticas: aire-mar y viceversa.

–El combustible y armamento para las aeronaves llega por mar directamente a la base. De esa forma se reduce el gasto y la fuerza de protección necesaria para trasladarlo de un puerto alejado de la base aérea militar (algo que ocurre en la mayoría de las bases).

–Su pista de aterrizajealternativa está muy próxima, en Morón de la Frontera. Lo que permite operaciones de gran envergadura.

Cada vez va quedando más meridianamente claro que los planes españoles sobre defensa sólo son un complemento de los yankis y que la misión que éstos nos ofrecen es ser su mamporrero en África.

Sería importantísimo que la sociedad debatiese sobre estos planes.  Para ello es imprescindible que los conozcamos y, por lo tanto, que nuestros políticos los pidan al Ministerio de Defensa para que, también, se debatan en el Congreso.

Share

Las bases militares generan dependencia económica y paro

Fuentes:  Diario de Morón y 20 minutos.

Desde hace años venimos defendiendo en este blog que la existencia de bases militares en una región, lejos de ser la panacea para el empleo con la que se presentan, es una fuente inagotable de dependencia económica y de paro.  Ahí va el ejemplo gaditano:

El comité de empresa de «Vinnell-Brown & Root Spain» (VBR), la empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera, cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha aprovechado la reciente visita a Sevilla del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para entregarle en mano un informe sobre el conflicto que sacude a la plantilla española de estas instalaciones militares, a cuenta del despido «masivo» de trabajadores españoles pese al repunte de la actividad castrense.  (…)  y su sustitución por personal estadounidense. Y es que en los últimos años, recordémoslo, «Vinnell-Brown & Root Spain» ha consumado dos expedientes de regulación de empleo (ERE) con unos 185 despidos y la plantilla teme una tercera reestructuración.

Parece que EE.UU. pone el personal militar:

Todo ello en un marco en el que Estados Unidos amplió el año pasado su contingente con el despliegue de 500 marines y ocho aviones en la base de Morón y ahora ha acordado con el Gobierno de España un nuevo incremento de su presencia militar hasta sumar 850 infantes de marina y 17 aeronaves de transporte, repostaje y apoyo.

y, también, quieren poner el personal civil.  Entonces, España pone el suelo patrio y nos ofrecemos como escudo de los ataques que se quieran realizar contra la política imperialista yanki.  Un negociazo.

Lo que más debería preocupar a los trabajadores es que Morenés, un conocido girapuertas que está, fundamentalmente, al servicio de la industria armamentística, haya dado buenas palabras a los trabajadores:

Según los trabajadores, el ministro de Defensa ha argumentado, en el marco de este encuentro, que «ha mantenido cinco reuniones con su homólogo, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, y le ha comunicado la preocupación del Gobierno español por los despidos y le ha pedido su paralización, así como una mayor sensibilidad en materia laboral«. «Morenés nos ha pedido paciencia e indica que estudiará con detenimiento nuestro informe y velará por nuestra estabilidad laboral«, concluyen los trabajadores españoles de la base aérea de Morón, ubicada no obstante en el término municipal de Arahal.

Seguro que de un hombre tan ético como este industrial de la muerte se fían todos.

La estrategia militar es muy clara.  Lo primero es conseguir que una comarca entera dependa económicamente de ellos.  Luego imponen sus condiciones en todos los ámbitos.  Entre tanto, van imponiendo el modo de vida militar en la zona y van creando la cultura de que son imprescindibles.  Como ya no hay alternativa porque ellos significan el mucho o poco empleo que hay en la zona, tampoco es lógico que haya protestas.  Al final es un ejemplo más de microimperialismo militar y económico.

También es curioso que nuestro rey viajero (para vender armas a los países del Golfo Pérsico) no haya movido ni una muleta por la cuestión del paro en Morón.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed