Tag Archive for militarización y empleo

Rearme, otra vez, en Europa del Este y aquí.

Imagen de theyedropper

Fuente:  El País.

La crisis en Ucrania, las tensiones con Rusia, son los argumentos que sirven para la remilitarización de Europa del Este.  Del otro lado dirían que las razones son la crisis de Ucrania y las tensiones con Estados Unidos, Europa Occidental y la OTAN. El resultado igual: meter miedo a las poblaciones, rearme mutuo y grandes negocios para unos pocos.

Otro resultado esperado, esta vez para los ucranios y de los otros pueblos que viven en aquel territorio:  miles de muertes, una nación dividida, militarizada, enfrentada, con miles de muertos y una economía que quedará en manos del que antes desenfunde, pero nunca en manos de l@s ucrani@s.  Para ell@s nada bueno se cierne en el futuro.

Pase lo que pase, las empresas de armamento europeas y yankis se beneficiarán muy mucho. Además, cual pedrea, se anuncia que

Polonia aumentó su gasto militar en un 13% en 2014 y para este año se prevé un nuevo incremento del 20%. Los países bálticos, que aprobaron importantes recortes durante la crisis económica, han invertido la tendencia en los últimos tres años.

Lituania es el caso más extremo: tras una subida del 6% el año pasado, planea para 2015 un aumento del 50%

Moscú incrementó el año pasado su gasto militar en un 8,1% y sus partidas destinadas a defensa para este año han aumentado un 15%, aunque la mayoría de las subidas habían sido decididas antes del conflicto en Ucrania.

Según las previsiones del instituto, el gasto militar de Varsovia —que ha esquivado los efectos de la crisis económica que ha embestido el continente desde 2008— superará el 2% del PIB, el objetivo acordado por la OTAN.

En 2014, el gasto militar sueco fue un 5,9% mayor que el del año anterior. Se prevé un incremento del 5,3% para este año.

 

Parece que en Europa del Este se va a seguir esa vieja consigna de que cuando hay graves problemas económicos y sociales lo mejor es inventarse un enemigo externo que nos haga desviar la atención y «unirnos» (es un decir) contra él, olvidando los verdaderos problemas.

Los países de Europa del Este gastarán más en defensa.  Por ello se volverán más dependientes de los países que les venden armas.  Por ello podrán dedicar menos recursos a los gastos sociales.  Por ello sus poblaciones se verán obligadas a protestas y rebeliones.  Por ello crecerá el nivel de inseguridad y … habrá que gastar más en defensa y represión.  Por ello los países vecinos se sentirán amenazados y tenderán a protegerse gastando más en defensa.

Países, gobiernos, sociedades, millones de personas, cayendo, nuevamente, en el círculo vicioso de la violencia.

En Europa Occidental, en la U.E., nos preocuparemos mucho de la deriva (inesperada, dirán muchos) que toman los acontecimientos en nuestros vecinos del Este y del Sur.  Nuestros partidos pedirán más gastos militares.  Nos veremos obligados a ser más intervencionistas (no por nuestro bien sino por el bien ajeno).  Nuestras fronteras avanzadas lo serán todavía más.  Nos sorprenderemos de que se nos considere enemigos en muchas partes del mundo.  Nos parecerá injusto y nos sentiremos inseguros e incomprendidos.  Dedicaremos más dinero a la industria militar, a subvencionarla para tener un nivel de desarrollo industrial suficiente para nuestras necesidades militares.  Desatenderemos nuestras necesidades sociales.  Crecerá la contestación callejera.  Necesitaremos reprimirla y contrataremos nuevos gastos en pelotas de goma, protecciones para la policía, seguridad para las instituciones.  Cambiará la legislación para proteger el orden público y se cercenarán libertades y derechos.

¿A alguien os suena esta historia?  Es el nudo gordiano.  El nudo imposible de desatar. Además tiene quienes lo alimentan constantemente. Sólo es posible cortarlo, vivir de manera alternativa.

Seguimos sin aprender.

Seguirá ganando la industria militar.  Una industria que seguiremos subvencionando con préstamos al cero por ciento de interés y con otras prebendas.  Una industria chapucera donde las haya, como venimos denunciando en este blog.  Una industria con continuas pérdidas que, una y otra vez, han de ser asumidas por todos vía impuestos.  Una industria que casi no crea empleo comparada con casi cualquier otra.  Una industria sin ética, con ministros puertasgiratorias.  Una industria de muerte.  Una industria que cada vez se come un mayor porcentaje del total de la I+D+i española. Una industria que vende armas a otros y alimenta conflictos donde mueren miles de personas…

Ellos, unos pocos, se forran.  Los demás …

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed