Tag Archive for Migraciones

Manifiesto de solidaridad con Siria: Tadamon 16

Imagen de Antonio J. García

Imagen de Antonio J. García

Fuente:  Tadamon16.

Nos escriben los compañeros antimilitaristas de Mambrú de Zaragoza sobre una iniciativa de solidaridad con Siria:

Estamos impulsando una iniciativa estatal para difundir el texto que actualiza la declaración «Solidaridad con el pueblo de Siria» en sinergia con la plataforma que redactó su versión inicial en 2015, Tadamon Catalunya. En esta ocasión, otras gentes seguimos esa estela articulando una iniciativa a nivel estatal: utilizamos también, para darle nombre, la misma expresión (la vocalización de la palabra que en árabe significa solidaridad), pero, esta vez, a través del blog que hemos denominado «Tadamon 16», porque hace referencia al año en el que la lanzamos.

Buscamos en ese sentido, por tanto, la reacción positiva de cualquier tipo de entidad, pero sólo pedimos ahora, simplemente, el apoyo a esa declaración actualizada porque, como explica la cita que reproducimos en la página de inicio de ese blog, «el movimiento antiguerra y de solidaridad internacionalista tiene que reactivarse. El silencio es inaceptable. Es una obligación política y moral. Lo que está en juego va más allá del hoy. Está en juego, además, el futuro de todos los pueblos de la región, que no están condenados por ningún destino fatal a no tener más futuro que la alternancia entre dictaduras militares y despotismo teocrático como nos quieren hacer creer interesadamente todos las potencias que intervienen en la región.»

La iniciativa comenzó en 2015 en Cataluña:

Varias personas implicadas en la solidaridad internacional, los movimientos por la paz y por los derechos humanos conformaron en 2015 el espacio Tadamon Catalunya; Tadamon significa solidaridad en árabe.

Ahora, la intención es ampliar el llamamiento:

Con intención de llegar a un mayor ámbito geográfico, hemos seguido otras gentes esa estela, y se difunde ahora un texto en sinergia con aquella primera iniciativa y de idéntico nombre, ”Solidaridad con el pueblo de Siria“,  teniendo como objetivo recopilar también, pero por primera vez en todo el estado, y en esta ocasión desde un blog que hemos denominado Tadamon 16 (por el año en curso), los necesarios apoyos a un llamamiento conjunto a la solidaridad con ese pueblo que está sufriendo una grave crisis humanitaria.

A la vez, nos adherimos al manifiesto que nos han propuesto:

1- Nos solidarizamos con las fuerzas democráticas del conjunto de Siria,- atendiendo a su diversidad de pueblos y religiones- y nos posicionamos con los movimientos populares que todavía hoy defienden los objetivos originales de la revolución. Debemos hacer lo que sea necesario para expresar esta solidaridad con su capacidad de agencia política.

2- Rechazamos el uso interesado del conflicto sirio para intentar justificar actitudes y medidas xenófobas en nuestro país y en el resto de Europa. En este ámbito apoyamos las campañas contra la xenofobia, el fascismo, el racismo, la islamofobia, y las hacemos nuestras.

3- Exigimos un cambio fundamental en las políticas del Estado español y de la UE en cuanto a las personas refugiadas y pedimos que se cumplan el derecho internacional, los derechos humanos, y las recomendaciones de las agencias competentes de la ONU: denunciamos el acuerdo de la vergüenza entre la UE y Turquía. Las personas que huyen de una guerra se merecen apoyo y respeto, como reclamaban los refugiados de la Guerra Civil Española. España y el resto de los países europeos deben reconvertir parte de su excesivo gasto militar para financiar las políticas civiles de acogida.

4- Consideramos que hay que cambiar las políticas de asilo, de atención a los refugiados y de rescate marítimo. La Unión Europea y los estados deben establecer vías seguras y legales a los potenciales solicitantes de asilo con el fin de garantizar el derecho a la vida y la dignidad humana en las diferentes etapas de su desplazamiento forzado, desde su país de origen, los de tránsito y su acogida.

5- Exigimos un alto el fuego inmediato en Siria y el establecimiento de corredores humanitarios supervisados por organismos civiles internacionales independientes para ayudar a las poblaciones sitiadas. Abogamos por el cese definitivo del conflicto armado y la denuncia del sistema internacional que lo ha hecho posible y alentado.

Nadie debe morir ahogado en el mar Mediterráneo mientras intenta llegar a un lugar seguro.

Os animamos a adheriros y a difundirlo.

¡Paz en Siria!

Share

24 personas desplazadas por minuto: es imprescindible la solidaridad con los refugiados

Imagen de Acnur.org

Imagen de Acnur.org

Fuentes: Acnur y  Revista 5w.

Muchas veces la palabra drama y la palabra refugiados solemos decirlas o escribirlas juntas.  Como veremos, gracias a los datos que nos da la Revista 5w, no es para menos.

Las cifras de los refugiados son impactantes, aquí sólo van 18 razones para argumentar que es necesaria la solidaridad con ellos:

  • 65’3 millones de personas refugiadas en 2015 (son más personas que habitantes tiene, por ejemplo, el Reino Unidos)
  • casi 6 millones más que en 2014
  • 21’3 millones son refugiados fuera de su país
  • 40’8 millones son desplazados, es decir, refugiados internos, en el propio país
  • 3’2 millones son solicitantes de asilo
  • Hay 24 personas desplazadas cada minuto
  • El 47 % son mujeres o niñas
  • El 51 % son menores
  • Siria, Afganistán y Somalia son el top 3 del ranking de emisores de refugiados
  • 201.400 fueron repatriados, es decir, fueron devueltos a su país de origen, donde no querían, podían o debían estar
  • En Yemen 2’15 millones de personas se han visto desplazadas por causa de la guerra, son el 10 % de la población
  • De los 37,3 millones de personas desplazadas por la violencia de 1996 a los 65,3 millones actuales han pasado 20 años de conflictos enquistados y nuevas guerras. El aumento es espectacular.
  • Deberíamos ser especialmente solidarios con Afganistán, durante 33 años ha sido el líder del ránking de refugiados.  Es el legado de la invasión soviética de la década de 1980, la guerra civil posterior, el régimen talibán y la intervención militar norteamericana tras el 11-S, en la cual España tiene su parte
  • Los países receptores de refugiados no son, ni mucho menos, a pesar de lo que se quejan nuestros líderes y nuestra insolidaria derecha política, los países de Occidente.  Antes bien, Turquía (2,5 millones), Pakistán (1,6 millones) y Líbano (1,1 millones) son los países que más refugiados acogen
  • Por regiones de acogida, es África subsahariana la que acoge a más refugiados (4,4 millones), seguida muy de cerca por Europa, que está ligeramente por debajo. Con un matiz: en la cifra de Europa, Acnur incluye al país con más refugiados del mundo, Turquía.  Es decir, la Europa rica sólo acoge a 1’9 millones de refugiados.
  • Los países que más refugiados han acogido en 2015 han sido:  Turquía (refugiados de Siria), Rusia (Ucrania) y Tanzania (Burundi).
  • En el total acumulado, el país que tiene a más personas desplazadas dentro de sus fronteras es Colombia, en pleno proceso de paz.
  • Tan solo el año pasado, se registraron 8,6 millones de nuevos desplazados, la mayoría en Yemen, Irak y Ucrania.

De esto nos queremos defender.  Y contra esto no luchan los ejércitos, antes bien, agravan el problema.  No queremos armas, queremos solidaridad con los refugiados.  Por ello pedimos que se reconviertan los gastos militares en gastos sociales.

Share

Sarkozy quiere imponer el servicio militar a los «ninis»

les+presidents

European People’s Party

Fuente: El diario.es

Abruma el galo Sarkozy y su nuevo libro-programa electoral «Tout pour la France«.  Lo creíamos ya jubilado, pero renace de sus propios lodos para izarse como candidato de la neoderecha francesa (cada vez más ultra, tartufa y caricaturesca) y faro de luz de la derecha europea (cada vez más nostálgica y tétrica) en la nueva contienda por los valores de Occidente y el nuevo mantra del rearme moral que, visto en qué consiste, podríamos llamar simplemente rearme, sin adjetivo alguno, y preludio de la guerra.

¿En qué consiste la gran oferta electoral Sarkoziana?  En redoblar la dosis de simplismo zafio y prometer que los «nini», a los que la grandeur ha mandado a la merde vital y ahora teme porque tal vez estén resentidos, serán obligados a hacer la mili, para que sepan lo que vale un peine y amen a la France con toda su pasión inútil, que diría el otro.

Como si no supiera (o debería, que al fin y al cabo es dicho de Montaigne) que al perro apaleado todo se le vuelven pulgas y que los tres perros fatales y peligrosos para la sociedad, cuyo mordisco deja marcas abrumadoras y hondas, son precisamente los que maneja el discurso de Sarcozy: soberbia, ingratitud y envidia (le faltó nombrar al miedo).

¿Y la segunda promesa salvadora de la debacle a la que, según el discurso derechofrancés, se encamina la Nación por su deshilachamiento nacional e identitario? Reducir «drásticamente» la cuota de inmigrantes «legales» que entran en el país, incluidos los supuestos de reagrupación familiar,  y acabar con la inmigración económica en un lustro y en toda Europa.

Ocurre, al parecer, que redoblan los tambores de la guerra y nada mejor que crear carne de cañón desesperada y conscripta, que se han relajado (dicen) las obligaciones estatales y se necesita levantar el desencantado ánimo a marchas forzadas y con bota militar.

Qué paradoja:  de la nación de las luces a la Francia en blanco y negro de los tiempos de Vchy y del faro de los derechos humanos a uno más de sus persecutores acerados. De la Francia promesa a la Francia amenaza.  De la Europa como tierra de acogida a la Europa como baluarte de la nueva guerra.  Europa como ariete de la nueva cruzada, del neocolonialismo que se quiere nutrir de desheredados como guardia pretoriana y aprovechar de una inmigración desregulada y precarizada como mano de obra barata.

SarKozy, esa excrecencia, sirve a los negros intereses del egoísmo dueño de occidente, pero es sólo el espejo lacayo de la gran excrecencia parda que abruma y amenaza, como un mal nubarrón, a toda Europa.

Tal vez nos toque de nuevo desacatar el militarismo trompetero que anuncia ese porvenir ciego y brutal.

Share

Empresas españolas y control de fronteras de la UE

.

waferboard

Fuente: bez.es

Citamos un extenso trabajo de Marta Molina, que a su vez cita fuentes del Centre Delás, Amnistía Internacional y otros no menos enjundiosos, en el que nos explican la preponderante participación de cuatro empresas españolas en el control de fronteras (en realidad control migratorio a partir de la nueva y brillante estrategia de «fronteras inteligentes» de la de la UE) que viene aplicando Europa frente a sus vecinos.

Las empresas en cuestión son Indra, participada por el Estado y una de las principales con las que el Ministerio de Defensa cuenta para construir su idea de «polo militar industrial español», Mora Salazar, dedicada a cercados entre otras cosas, GMV, que vende artilugios de «seguridad» y «ciberseguridad», y Atos España, también enfocada a la seguridad y la ciberseguridad.

Cuantifica el artículo en más de 15.000 millones de euros el volumen económico que mueve la «seguridad fronteriza» de la UE al año, teniendo en cuenta tanto el dinero que se invierte en políticas específicas de seguridad como en otras políticas (y se espera que la cifra se aumente exponencialmente hasta alcanzar en 2022 los 29.000 millones de euros anuales).

El principal instrumento (no el único) con el que cuenta Europa para llevar a cabo su política de fronteras es el nefasto y militarizado  programa Frontex, para el que se destinarán desde su inicio en 2005 hasta 2020 la nada despreciable cifra de 4.500 millones de euros.

Según datos de la Comisión Europea, España recibirá desde 2007 a 2020 la cantidad total de 484,4 millones de euros, siendo a su vez el principal receptor de «ayudas» para hacer el trabajo sucio de vigilancia de fronteras (seguido de Rumanía con 421,9 millones, Italia con 406,5  y Grecia con 374,6)

En cuanto a Indra, nuestra empresa bandera en el negocio, y según una investigadora avezada en el asunto es

Pionero en la puesta en marcha de un sistema de vigilancia de fronteras, el SIVE patentado por Indra, España es ejemplo para el resto de Estados miembros

Marta Molina explica en su artículo también, respecto de Indra que

 es una de las grandes beneficiarias de las licitaciones de Frontex. La multinacional facturó en 2015 540 millones de euros relacionados con la defensa, el 19% de sus ingresos totales. A la cabeza de una unión temporal de empresas, en 2015 se hizo con el contrato marco para desarrollar el equipo técnico en los vuelos de vigilancia por valor de 10 millones de euros. En abril del mismo año, ganó un nuevo contrato para la mejora de las comunicaciones por satélite, como parte del programa Copérnico, por 48.179 euros.

Añade otra investigadora, esta vez de Stop Wapen Handel, respecto de las industrias de defensa españolas que

“Todas ellas han sacado gran tajada del presupuesto de Fronteras”

Es decir, que la militarización del enfoque migratorio se ha convertido en un nicho de negocio evidente para la agresiva industria militar española. ¿Habrán maquinado también para que esto ocurra, o simplemente aprovechan la ocasión que se les brinda?

Marta Molina nos da una respuesta con datos que tal vez aclare este punto

La empresa española (se refiere a INDRA)  ha gastado cerca de un millón y medio de euros en intentar influir en las políticas de defensa de las fronteras europeas, según el Registro de Transparencia de los grupos de presión de la UE, en datos recogidos por Stop Wapen Handel. “Indra no sólo ha vendido sistemas de seguridad en las fronteras de España, sino que también tiene Rumanía y Portugal como clientes importantes en este campo”, agrega Mark Akkerman.

También ISDEFE, propiedad del  Ministerio de Defensa, moja en el negocio. Al menos 8 millones de euros de financiación en seis proyectos europeos.

En resumen, un artículo el que comentamos muy en consonancia con los datos ya aportados anteriormente por Yago Álvarez y Genoveva López en el Salmón Contracorriente, y que confirma la creciente militarización del enfoque migratorio y de las fronteras europeas, en consonancia con el gran negocio para unos pocos de esta exacerbación del miedo.

Share

¿Cómo nos queremos defender? El caso del rescate de emigrantes

Imagen de La Veu del País Valencia

Misma fuente y sólo un día de diferencia entre estas dos noticias:

Público, 24-06-2016:

Una fragata española rescata a 352 personas en aguas del Mediterráneo frente a las costas de Libia.

Viajaban en tres embarcaciones diferentes y han sido auxiliados por la embarcación desplegada dentro de la misión Sophia de la UE de lucha contra las mafias de tráfico de seres humanos.

El pasado 26 de mayo, la Reina Sofía, apoyada por un avión D-4 del Ejército del Aire, y el buque de la Guardia Civil Río Segura, rescató 96 personas que viajaban en varias embarcaciones de goma y madera en aguas del Mediterráneo

El pasado 29 de abril la fragata Numancia, también en la misma operación, rescató 132 personas y coordinó el rescate de 326 más en aguas frente a la costa de Libia.

Un día antes, también intervino en el rescate de 599 personas que navegaban a la deriva con destino a Europa.

En total:  1.505 personas rescatadas en 3 meses y con la intervención de 2 fragatas, un buque de la Guardia Civil y un avión D-4 del Ejército del Aire.

Público, 25-06-2016:

Médicos sin Fronteras rescata a 2.028 personas del Mediterráneo en las últimas 36 horas.

En lo que va de 2016, más 2.800 personas han muerto en el mar; 1.000 más que en el mismo período del año pasado. Desde la reanudación de las operaciones de Médicos Sin Fronteras (MSF) en 2016, los equipos de la organización a bordo de los barcos Dignity I, Bourbon Argos y Aquarius han salvado a 5.653 personas en 44 operaciones de rescate diferentes.

Lo primero que queremos resaltar es que la noticia sobre el rescate de nuestra Armada tuvo mucho más eco en la prensa que la de MSF, ya se ocupa de ello el Ministerio de Defensa que lo difunde por todas las redes sociales.

Lo segundo que queremos comparar es la eficacia.  MSF obtiene una eficacia del 34’75 % más y con muchos menos recursos y gastos del contribuyente.

Parece que queda demostrado que las cuestiones humanitarias por la vía militar son mucho más costosas e ineficaces.

Así, sin nos queremos defender del drama que supone la emigración en el Mediterráneo y consideramos que esto nos ataca más como personas y como ciudadanos, por ejemplo, que proteger a los atuneros españoles en el Océano Índico, tendremos que concluir que los medios civiles y la actuación mediante la organización por ongs es mucho más eficaz que la metodología militar.

A los datos nos remitimos.

Share

Guerras y cambio climático, dos caras de la misma moneda

Imagen de Víctor Hugo García Ulloa

Fuente:  Cambio Climático y Pobreza.

Está archicomprobado que tanto el cambio climático como las guerras generan problemas sociales, económicos y políticos que producen migraciones gigantescas.  Pero, ¿se interrelacionan ambos procesos?

Por nuestra parte, en el estudio sobre Gasto Militar 2016, a partir de la página 40, hemos desarrollado, un poco, los impactos que producen las guerras sobre el Medio Ambiente.

En la noticia que comentamos se preguntan si el cambio climático exacerba las guerras:

Otro aspecto que genera bastante controversia y que también se ha tratado durante la UNEA es el papel que juega el cambio climático en la exacerbación de conflictos armados, un tema muy debatido en el caso de Siria.

“El conflicto sirio -comenta- no tuvo su origen en el cambio climático, pero Siria sufrió una sequía de cuatro o cinco años que provocó migraciones masivas del campo a las ciudades” y eso generó desigualdades y aumentó el malestar entre una población que ya daba signos de rebelión.

No es fácil determinar hasta qué punto estas sequías -o las inundaciones, el deterioro de las tierras, etc.- son causa de los ciclos naturales del clima de determinadas regiones o del proceso de cambio climático que experimenta el planeta. Y mucho menos establecer un vínculo directo entre estos fenómenos y los conflictos armados, aunque sí hay ejemplos que se dan en todo el mundo, como los enfrentamientos entre tribus ganaderas seminómadas y agricultores por la creciente escasez de agua.

Por ello, Traoré considera que hacen falta “más pruebas, datos concretos, estadísticas y también más análisis cualitativos” para que los gobiernos “tomen más en serio” el problema y tengan las herramientas adecuadas para orientar sus políticas de protección.

Parece que esta postura tan poco tajante se podría complementar con otras:

1.-  El cambio climático podría promover guerras por el acceso a los recursos naturales.

2.-  Un estudio relaciona la sequía y el cambio climático con la guerra de Siria.  En él se advierte que el calentamiento global triplica el riesgo de conflictos como el de Siria en la región.

3.-  Cambio climático y guerras.  Donde se dice que un estudio de la Universidad de California pronostica que un aumento de la temperatura de la Tierra en 1ºC haría que la probabilidad de guerras en el África subsahariana aumentase en un 50% en 2030.

El argumento principal de los investigadores que firman el estudio es que cualquier cambio de temperatura afectará a las cosechas lo que repercutirá, de manera muy especial, en los países de África subsahariana que dependen, principalmente, de la agricultura y la ganadería. Cuando las temperaturas se eleven, la supervivencia de muchos africanos estará en peligro y, consecuentemente, los más empobrecidos no dudarán en tomar las armas.

4.-  El artículo «Guerras, el efecto oculto del cambio climático» publicado por MIT Technology Review, nos da muchas más ejemplos de que el cambio climático ha producido guerras (Siria, Sudán, Irak, por ejemplo).

Para cerrar el listado incorporamos la opinión de Ecologistas en Acción que proclama que hay que luchar contra el cambio climático para luchar contra las guerras.

Como ven, un círculo de lo más vicioso.

Share

La OTAN da un giro de tuerca más en la militarización de la movilidad humana y la inmigración

HachikoRatilOTANRusleWati

Wllco737

Fuente: El Pais

Se acabaron los años de retórica bonita. Las migraciones y la movilidad humana no son una cuestión de derechos humanos, ni siquiera de derecho, sino un asunto militar.

Lo ha decidido nada menos que la OTAN, una nueva fuente de legitimidad internacional y de derecho, al parecer.

¿para qué los informes sobre Desarrollo humano del PNUD sobre la movilidad humana, para qué la Convención de los derechos de los trabajadores migrantes (por cierto, no ratificada por ningún país europeo a pesar de su vigencia internacional), o los múltiples libros blancos, planes y demás panoplias declarativas y buenistas de los años anteriores?. Se impone el realismo de los que siempre tienen la fuerza de la razón (que coincide con la razón de la fuerza desde que el mundo es mundo) de su parte.

Según un portavoz de la OTAN

La Alianza estudia cómo reciclar una antigua operación del Mediterráneo central en algo más amplio que incluya contención de la migración,

La migración se resuelve así como un asunto de contención, de control, de guerra.

Porque no se trata de un control de flujos mediante el incentivo de políticas reguladas o de desarrollo en las zonas expulsoras (por cierto, zonas en los últimos años bien alteradas por las políticas agresivas de occidente, que se vuelve así en un factor de expulsión considerable), sino del control miliar y la contención armadas de las migraciones.

No se trata de crear un círculo virtuoso de políticas para gobernar el derecho humano a migrar o a no hacerlo (más bien a no verse expulsado a la fuerza) y las condiciones de dignidad y justicia de dicho derecho, sino de generar un círculo vicioso de control y guerra que generará más inestabilidad, más violencia estructural, más locura; que justificará el militarismo de la propia Europa, la reclamación de mayor gasto militar e inversión en armas, las políticas de palo y zanahoria con gobiernos títere en otros lugares que defiendan «nuestros» intereses, las mafias y las demás lacras asociadas al enfoque violento de los conflictos planetarios.

La OTAN pretende ejercer este papel de guardián de la frontera, pero amplía más su esfuerzo y, dice la noticia » la organización debate también cómo cooperar con la UE, que tiene activa una operación militar en esa área«, lo que de paso nos da noticia de la existencia ya de una hiperactividad militar en el mediterráneo contra la inmigración de los pobres.

Ya lo ven, la migración como amenaza, como objetivo militar, como nuevo chivo expiatorio.

¿Y para eso queremos los ejércitos?¿Para ese trabajo canalla el gasto militar ingente?¿A este culto se rinden nuestros pecatos políticos y las élites de la ilustrada Europa?

Dice el Secretario General de la OTAN que la cosa va en serio y para pronto habrá sorpresas:

Estamos trabajando para establecer una presencia en el sentido de seguridad más amplio, que actúe contra el terrorismo, que ayude a lidiar con la crisis migratoria. Y luego tenemos que sentarnos con la Unión Europea para ver cómo podemos asistirla de la mejor manera

No gracias, no nos asistan. Desmantélense mejor. No nos conviertan en el tremendo avispero que alimenta la codicia de los halcones y las cuentas bancarias de los aprovechados.

Pero los lideres europeos, timoratos ante el empuje del fascismo militarista que estaba latente dentro de sus fronteras e inmerso en sus etnocéntricas ideologías liberales, en vez de combatir el fascismo combaten a los inmigrantes. Los verdugos pasan a ser héroes y los nadie vuelven a ser chivo expiatorio, otra vez el mismo cuento.

Por suerte, la migración es nómada, es disoluta, es inabordable, y serán las prácticas puntuales de los miles de personas que huyen del terror que provocamos fuera, quienes desborden el vano (pero no exento de violencia, dolor y culpa) intento militar de contenerlas y considerarlas un mero objetivo de guerra. POnerle puertas al campo es lo que tiene: melancolía, dolor y vileza para nada.

 

Share

Desbordar las políticas de acogida a refugiados con la acción hospitalaria y desafiante desde la ciudadanía.

Conferencia%3A+%C2%ABConflicto+sirio+y+refugiados.+Perspectivas+y+Derechos+Humanos%C2%BB

Por Antonio J. García

Fuente: RTVE

Cientos de manifestaciones han tenido lugar en Europa este fin de semana para exigir ayuda eficaz a los refugiados de las guerras. De las guerras que provoca la política de violencia estructural de la que somos un gran factor desencadenante.

Mientras esto ocurre, los gobiernos europeos miran para otro lado.

Mientras  con una mano muestran su humanismo y discursean sobre los derechos humanos y nos venden el humo de su solidaridad, con la otra demuestran su política, militarizando las fronteras para blindarlas a la entrada de nuevos refugiados, vendiendo armas a los países en conflicto y pagando a Turquía para que haga de tapón sucio por nosotros.

Bastaría escuchar a Gervasio Sánchez llamando a las cosas por su nombre para tener claridad del asunto.

Aquí en España, sin ir más lejos, los políticos debaten el gran problema de la democracia: ¿suprimimos las diputaciones provinciales o las mantenemos?, ¿me aferro yo al sillón, lo comparto, se lo doy al de al lado?

Así de miserable es la política y así de miserables son los que se embadurnan en el estiércol de la liza por el puro poder.

MIentras tanto, unas monjas de Antequera ofrecen acoger, ellas solas, el triple de plazas de refugiados de las que el Gobierno del estertor nauseabundo del rajoinato tiene acogidos hasta el memento. Ellas solitas.

Estas sí han entendido la película. Le han visto las intenciones al Gobierno y a la parafernalia de instituciones europeos y han decidido actuar al margen, por su cuenta y riesgo. Como tengan que esperar al protocolo, esperarán sentadas.

Dan ejemplo. Muestran el camino.

No podemos esperar a que los políticos actúen. Hay que tomar el problema en las propias manos y desbordar las malas políticas con hospitalidad efectiva y acogida ya.

Desbordarlos o resignarnos a una colaboración pasiva y nefasta con el vandalismo de la casta extractiva que nos ha caído en suerte (de la mala).

 

Share

¿Cuál es la misión humanitaria del buque Canarias?

Rompiendo+el+atardecer

Armada Española

Fuente: Agencia Efe

En una de las famosas noticias que proporciona la Agencia EFE sobre temas militares nos explica que el Ministro de Defensa Pedro Morenés, durante su reciente visita a Sicilia, ha elogiado la labor encomiable del buque militar Canarias, que en un mes que lleva en la operación militar de la UE EURONAVFOR SOPHIA, ha rescatado a 629 emigrantes a bordo de embarcaciones a la deriva en aguas cercanas a Libia.

Como de costumbre la noticia de EFE parece una mera transcripción de la propaganda del equipo de comunicación del Ministro Morenés, y por tanto informa tanto como desinforma, poniendo el énfasis en que los militares «han rescatado» a 629 personas que iban en embarcaciones a la deriva pero sin explicarnos, acto seguido, qué ha sido de esos 629 personas: dónde se encuentran ahora, qué protección tienen y esas otras preguntas inquietantes que nos hacen temer que la noticia encubra un gran fiasco.

Por ejemplo, dónde acaban los inmigrantes que son «rescatados» por las tropas españolas. ¿Acaban en Europa, son retornadas a Libia?, ¿se les aplica algún protocolo de protección?

O, en otro orden de cosas, qué pasa con las otras actividades que realiza el contingente español en esta operación militar, como por ejemplo la interceptación de 9 embarcaciones de «piratas» (junto con las 12 de inmigrantes a la deriva, se entiende) y sus «piratas» de a bordo. ¿Qué ha sido de ellos?, ¿los han detenido?, ¿los han puesto a disposición de alguna autoridad judicial occidental?, ¿o acaso de Libia?, ¿se les han proporcionado las debidas garantías como detenidos?

O, mejor aún, ¿en qué ha mejorado el tratamietno de la migración causada por la guerra el hecho de que se aplique en Libia una operación militar de control?

O, teniendo en cuenta que la misión se desarrolla bajo un mandato del Consejo de la UE que dice, nada menos, que el pasado 23 de abril de 2015 el realizar acciones, en línea con el derecho internacional y el respeto a los derechos humanos, para capturar y destruir embarcaciones de los traficantes de migrantes irregulares antes de que puedan ser usadas, qué aplicación han hecho de este mandato de destrucción.

O, cuál es el coste para las arcas públicas de toda esta parafernalia, sobre todo si tenemos en cuenta que según informa Defensa.com

Hasta la fecha el destacamento español, que está bajo el mando del teniente coronel Ignacio Zulueta Martín, ha cumplido un total de 22 misiones, en las que se han completado 151 horas de vuelo, desde su activación el pasado 17 de septiembre. El ritmo normal de las operaciones es de tres misiones por semana, con una duración de unas ocho horas por salida, que suelen efectuarse mayoritariamente en horario nocturno

y que el destacamento español cuenta con

 Destacamento, formado por un avión de patrulla marítima Lockheed Martin P-3 Orion, y 45 militares del Ejército del Aire, en su mayoría pertenecientes al Grupo 22 del Ala 11, que tiene  base en Morón de la Frontera (Sevilla), aunque también están asignados a la fuerza  personal del Segunda Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA) y del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA).

y, según La Vanguardia,  con

la fragata Canarias, que lleva a bordo más de 200 efectivos, así como un Equipo Operativo de Seguridad (EOS), organización sanitaria tipo Rol I con médico y un helicóptero embarcado para

Y puestos a ser exquisitos, y teniendo en cuenta que el viaje del Ministro y su séquito se hizo en un avión del ejército y se aprovechó para celebrar un agasajo, ¿cuánto habrá costado tener esta noticia tan tendenciosa (sin contar con los periodistas agraciados con el mimo del ejército para darla de forma tan sesgada)?

Share

Militarizar la acción exterior española es una apuesta por sufrir nuevas crisis migratorias

Imagen de Noborder Network

Cualquiera que escuchase la pregunta de si África es un objetivo militar de España respondería que, evidentemente, no.

Sin embargo, los datos que nos da La Verdad, nos hacen variar de opinión:

  • La proyección económica de España en el Golfo de Guinea es prioritaria (recursos energéticos y obra civil).
  • En la actualidad un millar de efectivos participan en una decena de operaciones militares.  Hay operaciones en Malí, Senegal y Gabón, República Centroafricana, Yibuti y Somalia, y Libia.
  • En 2014 estas operaciones costaron más de 172 millones de € y en 2013 costaron 181 millones de €.

Todo ello responde a una política que inauguró el PP y que se llama Fronteras de Seguridad Avanzada y de la que venimos dando noticias desde hace más de un año.

Lo curioso es que en varias ocasiones el Ministerio de Defensa ha defendido este intervencionismo tan allende de nuestras fronteras con el razonamiento de que así, atajan los movimientos migratorios en su origen.  Es decir, para el Ministerio de Defensa el origen del problema es que desde África nos llega mucha migración porque sí.

Habría que analizar profundamente si tanta intervención militar de Francia y España en África (con otros países) está contribuyendo a que disminuya la violencia directa, a que mengüen las condiciones de explotación y de pobreza; si lo militar está aportando soluciones para que los aspectos violentos de la cultura de estos países se aminore.

La verdad es que no hay ningún estudio sobre ello.  Si acaso podríamos comparar con las intervenciones armadas occidentales en otras zonas de globo.  ¿Mejoraron algo las condiciones en Irak, en Afganistán, …?

En todos estos movimientos sólo están ganando algo (mucho) los contratistas de obras, las energéticas y los vendedores de armas. Para el resto todo son pérdidas.

Cabe preguntarse si no llegará un momento en el que estos países sufran tanta violencia directa, intervencionismo internacional, violencia estructural y cultural que sus poblaciones decidan que es mejor migrar que permanecer en el país.  Seguramente que sí.

Entonces, concluiremos, muy a destiempo, que nuestras fuerzas armadas no mejoraron nada. Si acaso, contribuyeron a hacer más profundos los problemas de estas naciones y a desencadenar el problema migratorio que dicen querer atajar.

¿Sufriremos nuevas crisis de refugiados con procedencia africana?  Posiblemente.  Entonces el militarismo patrio y los vendedores de armas clamarán al cielo para aumentar el presupuesto militar y protegernos de estos enemigos que hemos ayudado a crear. Parece de imbéciles, pero es de imbéciles.

Por eso los los 353 millones de € que hemos gastado en operaciones militares en África nos parecen un despilfarro que podríamos haber usado en fomentar economías sostenibles y solidarias en dichos países, lo cual fomentaría mejores condiciones de vida y menos interés por migrar.

Ocurrió lo mismo con el ébola.  Sólo fue un problema que nos interesó cuando amenazó con dar un salto masivo a Europa.  Entonces decidimos intervenir, primero aislándonos y, sólo, cuando no hubo más remedio aislándonos.

Seguimos tirando la palangana de agua sucia con el niño dentro. Así nos va.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed