Tag Archive for Japón

Japón gastará el mayor presupuesto de Defensa de su historia

Imagen de Nishanth Jois

Fuente:  El País.

Malas noticias por la creciente militarización del Lejano Oriente:

El Gobierno de Japón aprobó este miércoles el mayor presupuesto de Defensa de su historia. Con un aumento del 2,8% con respecto al año pasado, y un gasto previsto de 4,98 billones de yenes (unos 36.000 millones de euros).  Se trata del tercer año consecutivo en que el Gobierno de Abe aumenta el gasto militar, tras una década de recortes en las partidas para Defensa. El gasto de Defensa, de aprobarse, representará el 5% de un presupuesto nacional nipón.

Por su lado, China no se queda atrás:

China es el segundo país del mundo por gasto militar y su presupuesto de Defensa aumentó el año pasado un 12%, para situarse en 112.000 millones.

La excusa es la pujanza militarista de China y la disputa con Japón sobre la soberanía del archipiélago conocido como Senkaku en japonés y Diaoyu en mandarín.  Este archipiélago supone para las élites la posibilidad de ver que su política militarista se torne incriticable.  Con ello parte de las élites de ambos países se lucrarán, mientras que las políticas sociales sufrirán mermas en ambos países.

La partida para el año fiscal 2015 se destinará, según la propuesta gubernamental, a reforzar los sistemas de patrulla y vigilancia aérea y marítima. En la lista de la compra de la Defensa nipona figuran, entre otros artefactos, una veintena de aviones de vigilancia aérea, aviones caza y drones de reconocimiento. Asimismo, aparecen unidades anfibias, aviones de alerta temprana y un destructor Aegis. El presupuesto se destinará también a los sistemas de vigilancia en las prefecturas de Amami, en el sur del archipiélago, y de Okinawa, donde se establecerá una unidad de vigilancia costera en la isla de Yonaguni, a apenas 90 kilómetros de las Diaoyu/Senkaku.

Share

La profunda militarización japonesa

Imagen de Recuerdos de Pandora

Fuente:  El País.

Todo lo que sigue va a tomar sus verdaderas dimensiones cuando comprendamos bien el punto de partida:

Cuando el presidente estadounidense, Barack Obama, aterrice mañana en Japón, se encontrará un país en pleno cuestionamiento sobre el papel que debe jugar su Ejército ante un contexto internacional totalmente distinto al existente cuando las denominadas Fuerzas de Autodefensa de Japón (JSDF, en sus siglas en inglés) fueron establecidas al final de la ocupación aliada del país asiático tras su derrota en la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos impuso a Tokio una Constitución pacifista (1947), según la cual —como recoge el Artículo 9— Japón renuncia para siempre a la guerra para solventar cualquier disputa, y el papel de las fuerzas armadas fue limitado a la autodefensa.

Actualmente, el primer ministro Shinzo Abe ha decidido remilitarizar Japón usando las excusas habituales:

para responder al nuevo entorno geopolítico internacional, y hacer frente, en particular, a las tensiones territoriales marítimas con China y la continua amenaza de Corea del Norte. (…)  Abe asegura que persigue que Japón juegue un papel mayor en las misiones internacionales de paz y de cooperación en defensa.

Su plan consiste en:

la redistribución geográfica de los efectivos y un incremento del 5,5% del gasto en cinco años, con la compra de nuevo material bélico, como aviones de combate, submarinos, vehículos anfibios y drones de vigilancia.  (…)  Tokio ha presupuestado 24,67 billones de yenes (174.200 millones de euros) para gasto en defensa en el periodo 2014-2019, frente a 23,37 billones de yenes (165.000 millones de euros) en el quinquenio anterior. La cifra podría reducirse 700.000 millones de yenes (4.940 millones euros) si se cumplen los planes de recorte de costes, lo que bajaría el incremento del gasto del 5,55% al 2,5%. Se trata de la primera vez en 11 años que Tokio aumenta el gasto militar.

Pero no es sólo eso, sino que también tiene planes para saltarse a la torera la Constitución no intervencionista japonesa:

El primer ministro quiere reinterpretar la Constitución para modificar la labor de las fuerzas armadas y permitir que defiendan a un aliado que sea atacado, un concepto denominado autodefensa colectiva. En los últimos meses, ha dado nuevos pasos en este sentido. El 1 de abril, Tokio suavizó las restricciones a la exportación de armas, vigentes desde hace casi medio siglo, con objeto de incrementar el desarrollo de armamento con sus aliados y dar un impulso a la industria de defensa nacional. Se trata de un cambio fundamental, que pone fin a un veto en vigor desde hacía casi medio siglo, aunque ha habido excepciones a lo largo de los años, como la transferencia de tecnología a su principal aliado, Estados Unidos. Las nuevas reglas, sin embargo, atañen principalmente a material de defensa no letal, como detectores de minas.

Es decir, la militarización y la promoción del armamentismo en Asia es un hecho de escala mundial que va a condicionar la geopolítica en los próximos años.  Muy preocupante la situación.

Share

El rearme de Japón (II)

MG+Astray+Red+Frame+Kai

Fuente: Bolpress

La lectura del rearme japonés desde la prensa china es muy a tener en cuenta.

Según los chinos, Japón ha iniciado su campaña de rearme y de alianza con Estados Unidos en el nuevo reposicionamiento americano en el pacífico.

El primer Ministro japonés, Shinzo Abe, había prometido en la campaña electoral (2012) un aumento de gasto de defensa y de las inversiones en armas.

El programa incluirá aumentos del gasto militar de más de 1.856 millones de dólares en 2014 y de sucesivos incrementos hasta hacer que el presupuesto militar acumulado llegue a 180.000 millones de gasto total entre 2014 a 2019.

Para conseguir este aumento, la política de defensa japonesa necesita hacer algunos cambios en su legislación:

  1. Japón tiene prohibido un incremento de su militarismo desde que aprobó la constitución impuesta por EE.UU tras la derrota japonesa en la II Guerra Mundial y se requiere un voto de 2/3 de la cámara para que se cambie la constitución.
  2. Tiene por ley desde hace 10 años congelado su gasto militar anual.
  3. Japón tiene una ley que prohíbe la exportación de armas a otros países, lo que le dificulta seguir adelante con el programa de desarrollo del avión espía de alta tecnología F-35, actualmente en marcha con la participación de Estados Unidos.
  4. Necesita (y tiene previsto) incrementar la cooperación militar con EEUU, sobre todo enfocado a la vigilancia y control de la actividad militar china, sobre lo que ya han llegado a algunos acuerdos.

Que los japoneses se han embarcado en una vuelta de tuerca militarista lo demuestra también:

  • que poco antes de las elecciones de diciembre de 2012, Japón y Estados Unidos, con el entusiasta apoyo del presidente del partido liberal japonés (hoy primer ministro) efectuaron las mayores maniobras militares de toda su historia. En estas participaron unos 50.000 efectivos de ambas partes, tanto como los cerca de 47 mil estadounidenses dislocados en 130 instalaciones de diverso tipo en territorio del llamado país del Sol Naciente.
  • Que el 18 de marzo el primer ministro Shinzo Abe anunció un incremento del presupuesto militar en el año fiscal de 2013, con el objetivo de mejorar la capacidad del Ejército en el suroeste del archipiélago.
  • Que hace poco más de quince días, el Gobierno japonés ha aprobado la compra de material militar estadounidensa y aprobado créditos por valor de 180.000 millones de dólares entre 2014 a 2019, para la adquisición, entre otros, de cinco submarinos, dos destructores, 28 cazas F-35 invisibles, 17 Osprey de despegue vertical, tres drones y medio centenar de vehículo anfibios.

Desde nuestro punto de vista, el rearme japonés implica además el riesgo múltiple de:

  1. escalada de armamentos en la región
  2. Aumento de los conflictos con los países vecinos
  3. Recrudecimiento de la tensión geoestratégica y prebélica entre China (y sus aliados) y EE.UU (y los suyos) por el control militar del pacífico
  4. A mayor inversión militar, mayor desinversión en políticas de desarrollo pacífico y de lucha contra la violencia estructural a escala planetaria.

Por todo ello, una muy mala noticia para un planeta suficientemente maltratado por las estrategias globales de violencia y dominación.

Share

Japón se rearmará por 180.000 millones € en 5 años (I)

Fuente:  Revista Atenea e Infodefensa.

El gasto militar japonés no es moco de pavo:

Japón dedica cada año en torno a 60.000 millones de dólares a gastos militares, según los datos manejados por el Instituto de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Esta noticia es muy importante porque rompe una tendencia de los últimos 10 años:

Hasta este año, en el que el primer ministro Shinzo Abe lo aumentó un 0,8 %, el gasto militar de Japón llevaba diez años consecutivos de descenso.

Los razonamientos en los que se basa la decisión de rearmar a Japón dejan bastante que desear:

Narushige Michisite, experto japonés en seguridad nacional, cree que los días del aislacionismo han llegado a su fin: «el aislacionismo era conveniente y cómodo, pero ahora China está creciendo muy rápido y el compromiso de Estados Unidos con el este asiático no, así que tal vez deberíamos ser un poco más proactivos»

Si a los rearmes continuados de China y Corea unimos ahora el importantísimo de Japón, el ambiente en Asia se vuelve cada día más violento:

El gobierno japonés ha anunciado una nueva estrategia de seguridad nacional con la que incrementará su presupuesto hasta 24.700 millones de yenes –169.000 millones de euros– para los próximos cinco años, lo que supone un aumento del 5 %. No obstante, la cifra podría reducirse en 700.000 yenes -cerca de 4.900 millones de euros- de acuerdo a los planes de recortes en Japón.

El cambio de política es patente:

Se da la circunstancia de que en el anterior plan por cinco años (contemplaba de 2011 a 2016), el gobierno precedente había decidido una reducción del presupuesto militar del 3%.

Como siempre, en primera instancia serán las industrias militares, las que se alegren porque verán aumentar sus ventas:

Los refuerzos que Japón piensa incorporar a sus Fuerzas Armadas se componen de tres drones de origen estadounidense, 38 cazas F-35, 17 aeronaves militares Osprey, cinco destructores -incluidos dos sistemas antimisiles Aegis-, seis submarinos y varios vehículos anfibios como los de los marines de Estados Unidos. Éstos últimos serían útiles para recuperar islas capturadas por el enemigo.  También se prevé la compra de un centenar de carros blindados de combate MCV, de fácil transporte aéreo para su rápido traslado a islas alejadas.

Aunque Japón mantiene que su objetivo es la defensa:

 Japón mantiene una disputa con China por las islas Diaoyu/Senkaku. En la misma línea se encuentra la decisión de trasladar tropas del norte del archipiélago japonés a islas del suroeste como las citadas.

La agencia Reuters revela algunos fragmentos de la estrategia aprobada: «China está intentando modificar por la fuerza el status quo en los cielos y los mares de China Oriental y del Sur de China y en otras áreas, basándose en sus propias reivindicaciones, que son incompatibles con el orden internacional».

una gran parte del material que va a adquirir tiene utilización claramente de ataque e invasiva.

Comienza, por tanto, 2014 en Asia con muchos más motivos de preocupación, todos promocionan la espiral de violencia que a todos les da, aparentemente, la razón de decir que el vecino se está rearmando, por lo cual yo me rearmo.  Parece que estos países no han aprendido aún el error que supone la guerra y la miseria a la que les va a llevar.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed