Tag Archive for INTA

También el INTA se aprovecha de la prórroga de los presupuestos para gastar 3.425.800 € más, un 21’03 % más

Imagen de INTA

Fuente:  La Moncloa.

Suma y sigue:

  • primero, los 971’69 millones de € que se autorizaron para que ISFAS gastara entre 2018 y 2019.
  • luego, la autorización de 700 millones de € para que Defensa gaste más en combustible en los próximos dos años.
  • luego, los 6.494.000 € para que Defensa aumente su techo de gasto para pagar programas plurianuales,
  • luego, el aumento del techo de gasto para el CNI para afrontar nuevas inversiones en proyectos de renovación tecnológica y de inversiones en infraestructuras.  Esta vez sin citar programas ni cuantías.
  • Ahora, aumento del techo de gasto para el INTA para reformar el aeródromo de Rozas, en Lugo, donde se entrenan los drones militares.  Los nuevos permisos para gastar más costarán 3.425.800 €.

Como se ve no es baladí el asunto:  el total es de 981.610.500, casi 1.000 millones de €, sin saber aún cuánto se gastará el CNI.

Como se ve, el Ministerio de Defensa es el único al que no le va a afectar la prórroga de los presupuestos, sino que, además, va a salir beneficiado.

Una pena que no se contemplen estas medidas para los gastos sociales y sí para los militares.

El INTA es el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas, un Organismo Autónomo Militar especializado en investigación y desarrollo tecnológico aeroespacial, naval y de defensa.

Concretando, el gasto del INTA va a tener las siguientes partidas:

 

 

 

 

 

Share

Marcha mundial por la Ciencia. Ciencia y no armas

Manifestación Sin investigación no hay futuro

Por Cumbre Social

Fuente: Público

El pasado 22 de abril se han celebrado en diversas ciudades españolas marchas de reivindicación de la inversión en ciencia y de protesta pos el desprecio del gobierno a la ciencia.
Todo ello ha tenido lugar en el marco de una iniciativa global, “Marcha global por la ciencia” y coincidiendo en que, una vez más, la ciencia es una especie de cenicienta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

La Marcha Global por la Ciencia ha sacado a la calle a manifestantes en más de 600 ciudades en el planeta.

En lo que se refiere al caso español, los presupuestos para investigación científica civil en los PGE siguen estando por debajo de la inversión en ciencia del año 2009, último en que el presupuesto creció.

Desde esa fecha a la actualidad se han perdido más de 10.000 investigadores sin que nadie haya puesto el grito en el cielo ni pedido que se invierta en ciencia, por ejemplo, para conservar los puestos de trabajo (como sí se pide en lo que se refiere a la industria militar) o por el valor añadido de la ciencia en nuestro desarrollo o por los retornos que produce.

Según una de las organizaciones promotoras de la movilización de Madrid

Aunque el Gobierno ha afirmado que hay un “notable” aumento de la inversión en investigación civil (un 4,1%) en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 respecto a los del 2016, el presupuesto destinado a la ciencia sigue siendo inferior al máximo alcanzado en 2009. El aumento se reduce al 1,1% si se incluye también el I+D militar. La COSCE considera que incluyendo la inflación prevista del 1,5% la inversión en investigación civil crecería únicamente un 2,63%.

Es llamativo que en los PGE de 2017 la I+D  militar goce, amén de los presupuestos que se destinan al INTA (organismo autónomo militar encargado del grueso de la i+d militar) por parte del Estado (137’12 millones de euros), y las partidas propias del Ministerio de Defensa para tal fin (se encuentran en el programa 464A de Ministerio de Defensa y suponen 22’27 millones), otros 302’35 millones de euros que regala a la industria militar el Ministerio de Industria y Competitividad para “Apoyo a la innovación tecnológica del sector de la defensa”, así como otras partidas del mismo Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para los satélites militares Paz-Ingenio (10 millones de euros) y al Programa de Observación por satélite de la tierra (7’28 millones de euros) y la transferencia que el CSIC realiza en favor del INTA (0’72 millones de euros).  Todo ello supone, cuando menos, 479’74 millones de euros que se destinan a investigar militarismo y se dejan de destinar a la ciencia para usos civiles.

Con razón uno de los lemas más repetidos en las manifestaciones españolas del día 22 de abril ha sido contra el gasto militar, pues si hay un enemigo del desarrollo humano y de la ciencia es, precisamente, el agravio comparativo que supone la inversión en armamento e investigación militar en relación a lo que destinamos a desarrollo y ciencia.

Share

El segundo escalón del Ministerio de Defensa da bastante miedo

Imagen del Ministerio de Defensa

Imagen del Ministerio de Defensa

Fuente:  El Plural.

María Dolores de Cospedal ha presentado a su equipo en el Ministerio de Defensa:

  • Agustín Conde como Secretario de Estado de Defensa.  Será el responsable de las políticas de armamento y material;  de la I+D+i industrial y económica;  de los sistemas, tecnología y seguridad de la información en el ámbito de la defensa.  Bajo su mando se encuntra la Dirección General de Armamento y Material (DGAM);  y las Direcciones Generales de Asuntos Económicos (Digeneco), y la de Infraestructura (Digenin).  También es responsable de INTA y de ISDEFE.
  • Arturo Romaní como Subsecretario de Defensa.
  • El almirante Juan Francisco Martínez Núñez como Secretario General de Política de Defensa.
  • José Luis Ortíz como Jefe de Gabinete.

“Personas de reconocida competencia, capacidad y reputación”. Palabras pronunciadas por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en la toma de posesión de los nuevos altos cargos de su departamento. Declaraciones que a vista de hemeroteca distan de la realidad donde el “clan toledano” deja mucho que desear en cuanto a “reputación” se refiere, sobre todo el número dos del Ministerio, el secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, con un pasado fiscal, empresarial y político a todas luces mejorable y lejos de la “ejemplaridad” de la que hacía gala la ministra en la puesta de largo de los nuevos responsables de la cartera que Mariano Rajoy le ha entregado a cambio de su abandono de la Secretaría General del PP, cargo que, presumiblemente, dejará el próximo mes de febrero en manos de Fernando Martínez-Maíllo, fecha prevista para la celebración del congreso del partido donde la esperada renovación parece ya un hecho imparable.

Parece que Conde había defraudado a Hacienda:

Hacienda le multó con 800.000 pesetas por no declarar ingresos procedentes del Banco Central Hispano”, del que Conde había “heredado de su abuelo la asesoría”, reconocen las mimas fuentes.

En Defensa se prevén situaciones muy liosas a partir de ahora.  Se avecinan tiempos emocionantes si juntamos a Conde con ISDEFE.  Sobre todo porque Agustín Conde tiene una contrastada mala memoria:

Está claro que a Agustín Conde se le atraganta el formulario cuando tiene que declarar sus bienes y patrimonio. La historia se volvió a repetir en la primavera de 2015 siendo portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados. En este caso no incluyó en su declaración de actividades que representaba al Banco Santander en pleitos de impagados ni que poseía una empresa dedicada a la eficiencia energética. Hechos que le costaron una reprimenda de la Mesa de la Cámara Baja y su obligada rectificación a través de la actualización de su declaración de bienes y la inclusión, entre otros “olvidos”, como dijo Rafael Hernando, de su participación accionarial en la citada sociedad mercantil energética.

Y ¿nos quejábamos del lío girapuertista de Morenés?

Share

Nuevo capítulo del culebrón de INDRA

Pr%C3%AAmio+Best+Blogs+Brazil+2008

Por fdecomite

Fuente: El Confidencial

Esta no es ni la primera, ni la  segunda, ni la tercera vez que hablamos del tema. Constituye al menos la cuarta entrada que hacemos sobre el culebrón de INDRA y el empeño del Ministro de Defensa y Secretario de Estado en hacerse a cualquier precio con el control de esta empresa para usarla a favor de los intereses de venta de armas que ambos comparten.

Ahora, al parecer, el Ministerio de Defensa recela de su anterior compañero de viaje, Telefónica, que le sirvió (mediante la adquisición por parte de dicha compañía de un 6% de accionariado de INDRA) para sumar votos y echar al anterior presidente de INDRA (que se oponía al control de INDRA por parte de Defensa y contaba con el apoyo de parte del gobierno).

Antes de esto Defensa maniobró para que el Estado comprase las acciones de BANKIA en INDRA a precio muy apañado: una vez que el Estado nacionalizó a BANKIA con eso de su quiebra técnica, le obligó a vender sus acciones en INDRA a la SEPI. Este paso estratégico lo hizo comprometiendo a su vez a la SEPI, perteneciente al Ministerio de Hacienda, para que comprase las acciones que quería Defensa, pero con el pacto tácito de que la SEPI daría el control de la compañía a Defensa  y llegado el caso le vendería ese 20% del accionariado que acababa de comprar a BANKIA al “organismo autónomo militar INTA”, dependiente de Defensa.

Ahora las cosas están en que Defensa posee el 10% del accionariado de INDRA por medio del INTA, y el otro 10% del Estado lo posee la SEPI que, parece ser, tampoco está por la labor de hacer lo que quiere Defensa, situación que se agrava porque Telefónica ha dejado clara su intención de poseer el 12% del accionariado (es decir, más que el 10% de Defensa) y por tomar decisiones autónomamente.  (Y por tanto puede que no en sintonía con lo que desea el Ministerio de Defensa) en INDRA.

Defensa entonces presiona a la SEPI para que la venda a precio irrisorio su 10% de INDRA para tener más acciones que nadie y asegurarse que INDRA forme parte inequívoca del “polo militar industrial” que Defensa está empeñado en dejarnos como legado (legado con una deuda ingente, todo sea dicho) de la legislatura.

Mucho nos sospechamos que el culebrón de INDRA no ha dado aún su último coletazo y todavía nos depara alguna que otra novedad escandalosa.

Share

Los Organismos Autónomos Militares incrementan el gasto militar en otros 1.686´3 millones de €

IMG_20141002_182805

Presupuestos Generales del Estado 2015

El Gobierno ha presentado en el Parlamento el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2015 y nosotros, fieles a nuestro compromiso, hemos comenzado a desentrañarlo.

Como de costumbre, se nos ofrece una cifra oficial de Gasto de Defensa (5.767,77 millones de €, un 0,38% más que el año anterior) que dista mucho de ser la cifra del gasto militar español, muy por encima de la cifra oficial y oculto en infinidad de partidas de 12 de los 13 ministerios del gobierno de Rajoy (falta el de Justicia, donde de momento no hemos encontrado nada) y en otras partidas presupuestarias fuera de las ministeriales.

Con todo, el presupuesto del Ministerio de Defensa es el segundo más alto en gastos de todos los ministerios, solo por detrás de Empleo y Seguridad Social que cuenta en su presupuesto las prestaciones a parados (sin este rubro, el presupuesto de Defensa sería el más alto de todos).

En todo caso, el presupuesto de Defensa no sólo es engañoso porque oculta cuatro de cada cinco euros del efectivo gasto militar español, sino también porque, año tras año, el presupuesto ejecutado (es decir, el dinero efectivamente gastado) rebasa ampliamente al presupuestado, en una deliberada estrategia de ocultar el desmesurado gasto militar.

Por ello, entre el gasto de defensa presentado por el gobierno de España y el gasto militar real hay una sideral distancia y el descaro en la ocultación llega a tanto, que el propio Tribunal de Cuentas ha censurado este modo deliberado de ocultar el gasto militar que tiene el Gobierno Español.

Uno de los rubros de gasto militar que habitualmente se nos oculta es el que se corresponde con los Organismos Autónomos Militares. Los organismos autónomos son varias entidades con personalidad jurídica propia que gestionan determinadas funciones de los ejércitos. En la actualidad, y conforme a la reorganización que se ha producido existen tres organismos autónomos militares:

  • El INVIED (Instituto de la Vivienda, Infraestructuras y Equipamientos de la Defensa), que se encarga de todo lo relacionado con el patrimonio militar, con la enajenación y venta de terrenos militares (lo que incluye no pocos casos de verdadera especulación), con las ayudas a la vivienda de militares y con inversiones en armas e infraestructuras a partir de los “beneficios” de su gestión
  • El ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas), encargado de las prestaciones sociales y del equivalente a la seguridad social de los militares y de sus familiares.
  • EL INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) que se encarga de la investigación aeroespacial enfocada a lo militar.

Pues bien, cuando el Ministerio de Defensa nos dice que sus presupuestos son de sólo 5.767,73 millones de euros para 2015, está excluyendo, junto con otros muchos gastos militares, el gasto de estos Organismos Autónomos que, como vamos a ver a continuación, es muy importante, pues alcanza 1.686,3 millones de euros en 2015, un 6’23% y 98,92 millones de euros más que el año pasado.

Si vemos este gasto por partidas, encontramos que se distribuye del siguiente modo:

  • INVIED: 216,13 millones de euros.  En 2014 el INVIED recibió 149’96 millones de €.  A ellos habría que sumarle los 50’18 que recibió el Servicio Militar de Construcciones que, tras su reestructuración, ha pasado a manos del INVIED.  Por lo tanto el presupuesto conjunto de ambos en 2014 es de 200’14 millones de €.  En definitiva, el INVIED ha aumentado su presupuesto en 15’99 millones de €, es decir, un 7’98 % más.
  • INTA:    138,13 millones de euros.  El INTA, para el año 2015 va a asumir el Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo que en 2014 contó con un presupuesto de 5’31 millones de €.  A él habría que sumar los 100’27 millones de € que recibió el INTA en 2014.  El total son 105’58 millones de €.  Por lo tanto, el INTA en 2015 recibe 37’55 millones de € más, un 30’83 % más.  Porcentaje de aumento muy significativo.
  • ISFAS:  731,71 millones de euros (en el Programa 222M del Ministerio de Defensa) y otros 600’33 millones de € en la partida de “otros ministerios”, en el programa 929, numeral 160021.  Por lo tanto el ISFAS va a recibir en 2015 1.332’04 millones de €.  Si tenemos en cuenta que en 2014 recibió 1.284’66 millones de €, se ha aumentado su presupuesto en 47’38 millones de €, un 3’68 % más.

Si a los 5.767’77 millones que publicita el Gobierno que son el Presupuesto del Ministerio de Defensa sumamos los 1.686’3 millones de € de los Organismos Autónomos Militares, obtenemos una cifra de 7.454’03 millones de €, lo que supone que el Gobierno a través de los Organismos Autónomos Militares oculta un 29’23 % del gasto del Ministerio de Defensa.  He aquí la principal función de los Organismos Autónomos Militares:  ocultar una parte sustancial del Gasto Militar.

Llama la atención que Defensa no reconozca como gasto militar este gasto tan nítido y reconocido por la OTAN como gasto militar, sus propios Organismos Autónomos. Pero no es lo único: los Organismos Autónomos Militares tienen otras fuentes de ingresos y gastos fuera de los presupuestos generales del Estado que, precisamente por no formar parte de los presupuestos públicos, están exentos de control y transparencia y que aumentan más aún (no sabemos cuánto sino por las memorias anuales que con bastante retraso van ofreciendo estos organismos) el gasto militar.

Seguiremos informando.

Share

Otro paso más hacia el Polo Militar Industrial made in Spain

002 632 + - + Alcal% C3% A1 + de + Henares

Mr Reivaj

Fuente: Elboletin.com

Lo veníamos diciendo y ahora se confirma. Morenés, en su intento de construir el “polo” militar-industrial español, estaba luchando por quedarse con el control político de las principales industrias “militares” con participación del Estado, entre ellas INDRA (de la que el estado controla el 20,14%) y NAVANTIA y la participación española en AIRBUS (4%) o en HISPASAT (7,8%).

El capital público de empresas pertenecen de facto a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que depende de Hacienda. Es por ello que la mayor parte de la participación del Ministerio de Hacienda en el gasto militar español se realiza a través de esta participación de la SEPI.

Durante los últimos meses se ha vivido una soterrada lucha entre Morenas, ministro de defensa, y Montoro, ministro de Hacienda por posicionar a sus peones en estas empresas para decantar el control político de las mismas a favor del uno o del otro.

El Consejo de Ministros del viernes 25 de julio ha dado la razón a Morenés, y a partir de ahora, será Defensa quien asuma el control de las empresas de defensa encuadradas en la SEPI.

Defensa, según el lenguaje burocrático de la nota de prensa del Consejo de Ministros “dispondrá del ejercicio de los derechos, excepto los económicos, derivados de la participación pública estatal en el capital de sociedades mercantiles cuya actividad se desenvuelva en el sector industrial de la defensa, y liderará la acción de gobierno en relación con los procesos de reestructuración y consolidación de la misma a nivel nacional e internacional”  aunque, eso sí, deberá comportarse y colaborar con los ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Ministerio de Economía y Competitividad dentro de sus nuevas asignaciones.

Además de estas empresas, de las que ahora Defensa se hace con el control, el Ministerio de Defensa, según informa Infodefensa,  ya controla otras de ese “complejo” militar-industrial que quieren montar a toda prisa, como es el caso del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el cual a su vez es partícipe de la empresa Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE), encargada de la comercialización en el mundo mundial de las armas made in Spain, y que a su vez es la dueña del 30% la empresa privada HISDESAT, de la que es el socio mayorista.

Tal vez todo esto parezca un galimatías. De hecho lo es. Y al parecer es tan enrevesado precisamente para conseguir lo que todos sospechamos: que sea un lío comprender los entresijos del manejo de las industrias de defensa en manos del Estado y sus cambalaches con las que están en manos de otros.

Al darle tanto poder a Morenés, seguramente el Consejo de Ministros se ha olvidado del papel relevante de dicho señor como girapuertas en su etapa pre-ministerial y post-secretario de estado de defensa, o del pequeño detalle de que el mismo ya nos ha endeudado con su política de créditos a las industrias militares con una deuda impagable e inmoral, mientras concedía créditos a las industrias militares a interés cero, razones ambas cuando poco, más que de peso para no poner en sus manos este poder de decisión política, pues es capaz de empobrecernos más aún con tal de vender más armas por doquier.

En todo caso, ¿se han preguntado para qué necesitamos un polo militar industrial fuerte, a imitación del americano o del francés, pongamos por caso?

Puede que no se les ocurra ninguna razón a bote pronto. De hecho es lo más probable que la razón “verdadera” tenga poco que ver con lo razonable. Pero, miren, si siguen leyendo la nota del Consejo de Ministros con paciencia (y benignidad para el redactor) encontrarán la razón oficial del empeño:

La industria de defensa es clave para la seguridad y soberanía nacional, al aportar el valor diferencial a los sistemas utilizados por nuestras Fuerzas Armadas en las operaciones, que le confieren la ventaja operativa en la acción y la necesaria capacidad de disuasión.

Y esto nos consuela mucho: porque nosotros empezábamos a sospechar que querían hacer este “polo militar industrial” para forrarse y para imponerse a otros y resulta que no, que no tiene nada que ver con fines tan soeces y poco espirituales, sino que necesitamos ventaja operativa  por el valor diferencial de los sistemas utilizados por nuestras fuerzas armadas (dicho sea de paso, los mismos que los de las demás) y bla, bla, bla.

Osea, traducido al román paladín, que efectivamente no necesitamos este tipo de negocio absolutamente para nada sensato.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed