Tag Archive for gasto militar 2014

Liquidación del GASTO MILITAR 2014

Acabamos de publicar un estudio sobre la liquidación del gasto que la IGAE ha certificado relativo al año 2014. Es un complemento válido a los informes anuales sobre el gasto militar presupuestado que venimos haciendo año tras año y al informe sobre despilfarro militar con el que completamos el estudio del panorama.

La liquidación del gasto permite conocer cómo se ha comportado el gasto público previamente presupuestado en los Presupuestos Generales del Estado y, respecto del gasto militar, nos sirve para certificar la trampa y la perversión que esconde éste gasto y la política militar en la que se realiza.

IGAE (Intervención General de las Administraciones Públicas, organismo estatal) no controla todo el gasto militar, ni lo define como tal, pero de su informe se puede sacar el montante de una parte de éste, concretamente:

  • Lo que gasta y sobregasta el Ministerio de Defensa
  • Lo que gastan los organismos autónomos militares
  • Lo que gasta AEMET de índole meramente militar
  • Lo que gasta CNI
  • Lo que destina al mismo en I+D el ministerio de Industria
  • El gasto de los Centros Universitarios de la Defensa
  • Y una parte pequeña del gasto de clases pasivas, concretamente las “pensiones de guerra”

Faltan otras grandes partidas que son componentes ineludibles del gasto militar español pero de las que IGAE no da noticia alguna.

La sola comprobación del desfase entre lo que defensa «presupuesta» cada año y lo que acaba gastando permite hablar de descontrol, pero como esto ocurre año tras año, y de forma sistemática, podemos además decir que no sólo es cuestión de descontrol, sino sobre todo de ocultamiento deliberado del gasto militar.

Estas cifras nos permiten encontrar una lógica perversa e inapelable. Tanto los gobiernos del PP como los del PSOE se han dado en la práctica de gastar más (en realidad abusivamente más) de lo que presupuestan para el Ministerio de Defensa. Lo han hecho a pesar de haber cacareado durante esta década un supuesto “recorte” del gasto militar que no se sostiene con la comprobación de las cifras y que no justifica el nuevo ardor guerrero de esta casta política que nos engaña diciendo que hay que subir el gasto militar que, sin embargo, no sólo no ha bajado, sino que ha ido aumentándose siempre por la puesta de atrás.

Pero en segundo lugar nos permiten encontrar otro elemento coincidente: no cabe achacar el desfase a ningún tipo de incompetencia de los diseñadores del gasto militar, sino a la mala fe. No hay otro modo de explicar estos desfases pronunciados, constantes y elocuentes.

Como podemos ver a continuación la práctica de ocultación de gasto militar ha sido practicada por gobiernos del PP y el PSOE, pero es especialmente exagerada en el tramo de gobierno de Rajoy y su ministro «puerta-giratoria» Pedro Morenés, lo que de cara al futuro aparece como un nuevo signo de preocupación

Pero si pasamos del sobre-gasto del Ministerio de defensa al sobregasto relativo a otros componentes del gasto militar que IGAE detecta en sus informes, la perversión de la política de ocultamiento y manipulación del PPSOE respecto del verdadero sentido del gasto militar español se hace más palmaria.porque entonces los aumentos de aproximadamente el 20% de sobregasto con los que Defensa se despacha año tras año, se elevan de forma más abrumadora. Podemos verlo en otro cuadro.

Un gasto brutal, escandaloso, incapaz de superar un mínimo test de transparencia y que demuestra la impunidad del gasto militar y la opción política militairizadora de la casta gobernante.

Pero las comparaciones son odiosas, porque mientras esto ocurre, la liquidación del gasto referido a otros ministerios y bienes públicos nos muestra que el agravio comparativo es demoledor.

Mientras se mima el gasto militar referido a seguridad militar (operaciones militares en el exterior, de las que ya llevamos más de 79 desde Felipe González a la fecha; venta de armas, una geopolitica al servicio de intereses de dominación y violencia que impone occidente y su brazo armado al resto, privilegios y despilfarro militar, militarización creciente de las otras facetas de la seguridad y de la vida social, etc.) se descuida el gasto social referido a la seguridad humana de los seres humanos, y así contamos que el gasto del ministerio de defensa es aproximadamente el 60% del gasto del estado en pensiones, o 14,73 veces el gasto destinado por el estado a servicios sociales y promoción social, o 9,31 veces más que el de acceso a vivienda y fomento de la edificación, 3,51 veces más que el del ministerio de sanidad y servicios sociales, 2,72 veces más que el de Educación, Cultura y Deporte, o 245 veces más que el destinado a fomento del empleo

Cifra que se vuelve incluso más indecente si sumamos al gasto que IGAE controla como gasto del ministerio de Defensa el que suma por otros conceptos militares, según hemos visto. En este caso la comparación con el gasto social del estado resulta algo más que un escándalo:

En definitiva, un estudio este de la liquidación del gasto militar con el que intentamos ofrecer un panorama claro y al servicio de la lucha social por la conquista de los derechos sociales y de la seguridad humana a las que, legítimamente, y en contra del militarismo, debemos empeñarnos.

Share

La Asamblea Parlamentaria de la OTAN y Diego López Garrido

Imagen de europarl.europa.eu

Fuente:  El País.

La trayectoria de Diego López Garrido ha ido bamboleando desde la izquierda (I.U.) hasta la neoderecha del PSOE, en el cual milita actualmente como uno de sus dinosaurios más veteroinstalados.

En las filas del PSOE logró importantes cargos, el más destacado como Secretario de Estado para la Unión Europea.  Ahora, López Garrido es diputado y Portavoz del PSOE en la Comisión de Defensa del Congreso, donde siestea y sirve de refuezo a la política inamovible del militarismo español que PP y PSOE vienen ejecutando en una carrera de relevos interminable.

Ahora acaba de ser elegido, por unanimidad, Vicepresidente de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN. Casi nada para quien pasó del OTAN no al OTAN claro que si, saltando cual contorsionista de las ideas por todas las categorías mentales posibles al respecto.

Vemos que tras Javier Solana, «OTAN, de entrada no», van ocupando cargos en la principal alianza mundial del militarismo y la violencia otras gentes de la «izquierda» española, incluso los que provenían de IU y se reconvirtieron (no mucho si tenemos en cuenta que es dificil pensar lo que no se pensaba) al PSOE con aires de renovación y resultado poco renovado.

La Asamblea Parlamentaria de la OTAN es un foro muy particular:

Fundada en 1955 como «Conferencia de parlamentarios de los países miembros de la OTAN», pasó a llamarse en 1968 «Asamblea del Atlántico Norte» (AAN) y posteriormente, a partir de 1999, Asamblea de la OTAN. Este foro de cooperación interparlamentaria, en el que participan las Cortes Generales, es independiente de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de la que no forma parte. Sin embargo, las relaciones con la OTAN se han ido formalizando progresivamente.
La Asamblea de la OTAN ofrece un foro en el que los parlamentarios de los 28 países miembros de la Alianza Atlántica se reúnen regularmente, para debatir y dar a conocer la opinión de los parlamentos y del público sobre los temas más diversos. La inexistencia de disposiciones en el tratado constitutivo de la OTAN que se refieran a la creación de un «pilar parlamentario» de la organización, ha permitido que, desde 1989, la Asamblea haya rebasado sus límites geográficos originales, posibilitando la incorporación de los parlamentos democráticos de los países de Europa Central y Oriental. Esta flexibilidad temática y geográfica ha permitido una rápida adaptación a la nueva configuración internacional, el fortalecimiento de la noción de una comunidad transatlántica de países democráticos y el desempeño de un papel constructivo en el establecimiento de un nuevo orden de seguridad en Europa.

Alucinante:  no forma parte de la OTAN, por mucho que su nombre nos indique una estrecha vinculación.

La Asamblea cuenta con 257 delegados de los parlamentos de los países miembros de la Alianza Atlántica y 66 delegados asociados procedentes de los países de Europa Central y Oriental. PArece un parlamento de juguete y sin excesivo poder de decisión, pero eso sí, folclórico y legitimador de la alianza militar.

Los escaños se distribuyen dentro de cada una de las delegaciones de los 28 países miembros de la Alianza de acuerdo con el principio de proporcionalidad y según el procedimiento que cada parlamento nacional establezca, reflejando así la composición política de los respectivos Parlamentos. Estados Unidos cuenta con 36 escaños; Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido con 18; Canadá, España, Polonia y Turquía con 12; Rumania con 10; Bélgica, Grecia, Hungría, Países Bajos, Portugal y República Checa con 7; Bulgaria con 6; Croacia, Dinamarca, Noruega y Eslovaquia con 5; Albania y Lituania con 4; y finalmente, Eslovenia, Estonia, Islandia, Letonia y  Luxemburgo con 3.

Las delegaciones de los 14 países con estatuto de «delegaciones asociadas», que carecen de derecho de voto, también están constituidas según el principio de proporcionalidad. La Federación de Rusia dispone de 10 escaños; Ucrania de 8; Austria, Azerbaijan, Serbia, Suecia y Suiza de 5; Finlandia y Georgia de 4; Armenia, Bosnia y Herzegovina,  la Ex-República Yugoslava de Macedonia, Moldavia y Montenegro de 3.

Participan de forma regular delegaciones invitadas de Japón y Australia.

La delegación española está formada por 11 diputados y 11 suplentes, entre los que figura todo el arco parlamentario, si bien la parte izquierda del arco sólo figura como suplente.

La Asamblea tiene su sede en Bruselas, donde trabajan unos 30 empleados permanentes.  La Asamblea se reúne en sesión plenaria dos veces al año, en primavera y otoño, en los diferentes países que la componen.

En la sesión de primavera se presentan los proyectos de informes de las comisiones y subcomisiones. Durante la sesión anual de otoño, estos proyectos se someten a un examen definitivo y se debaten las recomendaciones dirigidas al Consejo del Atlántico Norte.

A lo largo de un año determinado, la Asamblea organiza varias actividades conjuntas con la OTAN, como seminarios y programas de capacitación para los parlamentarios o personal parlamentario

En la propia página de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN vemos que

Las relaciones de la Asamblea con la OTAN se basan en el reconocimiento mutuo de que las políticas de laAlianza tienen que depender de un amplio consenso nacional en los países miembros, y que los parlamentos son actores clave en este sentido, y los canales esenciales a los ciudadanos. A través de esta asociación positiva, la OTAN y la Asamblea también demuestran que la OTAN es una alianza basada en valores compartidos, y que tiene como objetivo fortalecer las instituciones democráticas

Lo cual parece dulcificar que la Asamblea Parlamentaria de la OTAN es una forma de hacer propaganda del militarismo otanero en los parlamentos nacionales, contando con colaboradores internos en cada nación.

En cuanto a las cuentas de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, cabe destacar que:

  • En 2014, las contribuciones de los países miembros supusieron 3’689 millones de €.
  • También en 2014, la OTAN contribuyó con 51.600 €.
  • Los costes de personal en 2014 fueron de 2’745 millones de €.
  • Los costes operativos fueron 374.020’61 €.
  • Los costes de las sesiones de la Asamblea 344.382’27 €.
  • Y los costes de misiones, seminarios y relaciones externas 323.484’23 €

Por otro lado, el principal donante es Estados Unidos con 804.102 €, seguido de Alemania con 536.526 €, Francia con 412.127 €, Reino Unido con 406.031 €, Italia con 322.722 €, Canadá con 225.314 €.  El séptimo contribuyente es España con 193.781 €.

¿De dónde salen estos 193.781 € del presuùesto español?

En el post de mañana encontraréis parte de la respuesta:  nuevo gasto militar español, ahora en las Cortes.

Share

Adquisición de sistemas de defensa alemanes por otros 41 millones de euros

American+Flag

yetdark

Nota del Consejo de Ministros

El Consejo de Ministros de 5 de diciembre ha sido especialmente jugoso para el incremento del gasto militar.

Junto con la aprobación de autorizaciones y compromisos de gasto militar mediante partidas «plurianuales» que comentamos hace unos días, por más de 4.674 millones de euros destinados a los programas de armamentos (cuya deuda comprometida ya está por encima de 40.000 millones de euros), ahora nos enteramos de que también se ha reservado otro pequeño fleco de 41,16 millones de euros, destinados a comprar un «sistema de defensa alemán». ¿Qué sistema de defensa?  Pues una batería de misiles Patriot que los alemanes han desmantelado y que ahora nos van a colocar a nosotros. ¿Será el que piensan mandar a Turquía? Vamos a intentar explicarlo

Dice la nota de prensa del Consejo de Ministros que

El objeto de este acuerdo es la adquisición de un sistema de defensa aérea Patriot, consistente en una central de operaciones de la Central de Control e Intervención (ICC) y dos baterías de cuarenta misiles, vehículos portadores, equipos de comunicaciones y elementos complementarios de logística y mantenimiento, procedentes de material SURPLUS del Ministerio de Defensa alemán, mediante un acuerdo gobierno a gobierno.

Aclaremos que en 2004 España compró una bateria Patriot es decir, el cacharro para lanzar los misiles y los misiles en sí, pero no así la «central de control e información», al parecer necesaria para que todo este cachivache funcione. Ahora es lo que están comprando, junto con vehículos portadores y otros chismes logísticos impresicindibles para el funcionamiento del asunto.

De modo que lo que teníamos de 2004 hasta ahora no valía, desde el punto de vista militar, más que para fardar y decir que teníamos misiles Patriot, pero no para hacerlos operativos, y ahora, que parece que se va a mandar a Turquía esta batería, quieren llevar el equipo completo y aprovechan que Alemania, a la vez, vende uno, para comprarlo «barato».

También es casualidad cómo se dan las cosas:  tenemos un sistema de defensa a medias y nos comprometemos con los colegas de la OTAN a mandar uno entero a Turquía, y por pura casualidad de la vida los alemanes a la vez venden uno y nos lo encasquetan.

Así se las ponían a Felipe II (y que no se lo tome a mal el actual). Y encima tendrán el morro de decirnos que lo hacen así para ahorrar y aprovechando una casualidad de la vida.

En lo que se refiere al pago de este nuevo invento de nuestro mediocre expansionismo militar, el pago se distribuirá del siguiente modo:

  • 489.348 euros en 2014 (se supone que se hará un nuevo crédito extraordinario para pagarlo porque, casualidades de la vida, tampoco está presupuestado en los presupuestos generales de 2014).
  • 16,2 millones de euros en 2015, que deberemos sumar a los 23.373,95 millones de euros que hemos detectado en los presupuestos de 2015 en el informe «Gasto MIlitar Español 2015«
  • 8,15 millones de euros por cada uno de los años 2016 a 2018.

Hay que ver cómo nos la juegan día sí día sí día no.

Share

Las pérdidas de la SEPI y las pérdidas de la industria militar acabarán repercutiendo en los presupuestos generales

100920barrosopaVenezuelaNavantia

Gervasio Varela

Fuente: infodendesa.

Si hace poco comentábamos el tono triunfalista del Presidente de la SEPI explicando que no necesitarán dinero de los presupuestos generales del Estado para su financiación, ahora leemos, con algo más de preocupación, el anuncio de que no todo va tan bien como dijeron

La SEPI tiene cuantiosas pérdidas y durante el primer semestre de 2014, en vez de los beneficios previstos, sus previsiones se vinieron abajo con pérdidas que ya acumulan en conjunto (ingresos menos gastos) los 22 millones de euros a sumar a las pérdidas de años anteiores.

Los principales agujeros de SEPI son tres:

  • Los 131 millones de euros por el agujero de RTVE ( y en este caso es llamativo conocer que el propio Ministerio de Hacienda va a poner un pastón de lso presupuestos generales del estado para los ERE de RTVE)
  • Las deudas acumuladas por el plan de empresa 2013-2018 de Hunosa.
  • El agujero de Navantia, aún inmenso a pesar de las «perspectivas» de negocio abiertas por el cambio de política del MInisterio de Defensa a su actual papel de agente comercial de la industria militar y de impulsor a lo loco de la compra de armas inútiles por parte del ejército español.

Navantia lleva acumulando pérdidas desde 2008. En 2013 su resultado negativo fue de más de 57 millones de euros (y la deuda acumulada de 169 millones desde 2008), poca cosa comparado con los 78,2 del año 2012, si tenemos en cuenta que también en 2011 tuvo pérdidas. esta vez de 43,2 millones de euros y en 2010 de 46 millones de euros.

Este año, 2014, las previsiones de pérdidas serán de unos 20 millones, según dicen, y eso teniendo en cuenta el auxilio que le ha supuesto a esta empresa la entrega de ingentes cantidades para acabar de hacer el sunbmarino que diseñó defectuosamente y por los otros encargos de la armada por importe superior a 195 millones de euros, o que el Ministro de Defensa también le ha encargado la realización de dos BAM más por importe de más de 333 millones de euros.

A pesar del esfuerzo del gobierno por encubrir las pérdidas de Navantia con estos pedidos y transferencias económicos, lo cierto es que los portavoces sindicales no ven clara la viabilidad de la empresa militar y critican abiertamente esta política: Así, el portavoz ferrolano de los trabajadores declaró en septiembre de este mismo año

«realizaremos un llamamiento al Gobierno para que no ocurra lo mismo que con los gaseros y encarrile a Iberdrola a construir en los astilleros españoles». Además, insistió en la necesidad de que se logre con urgencias nuevos encargos para evitar que se produzcan situaciones financieras como en el 2013, cuando la propia SEPI anunció que Navantia requeriría ayuda externa.

Teniendo en cuenta todos estos datos, parece evidente que Navantia es un lastre y que la SEPI; antes o después, tendrá que pedir dinero de los presupuestos generales del estado para abordar el desaguisado en el que nos está metiendo el Gobierno con su inútil empeño de privilegiar una industria militar excesiva, que sólo favorece a unos pocos y que está generando una verdadera burbuja de deuda militar impagable.

Share

Nuevo crédito plurianual para programas especiales de defensa

Submarine+%E2%80%93+Submarino%2C+Puerto+Calero%2C+Lanzarote%2C+HDR

Regístrate Explorar Subir Iniciar sesión ← → ⤢ &9733; Volver a photostream ← → Andres Moreno

Fuente: Consejo de Ministros

Fiel a su tradición, el gobierno acaba de aprobar otro crédito «plurianual» opaco y semiclandestino para la industria de defensa. Esta vez se trata de otros 760 millones de euros, que se darán por medio de créditos durante los años 2014 a 2019 del Ministerio de Industria a la empresa Navantia para acabar de construir los fallidos submarinos S-80 que ya tienen un sobrecoste considerable, amén de los problemas de diseño que nos han hecho gastar una pasta gansa tanto en el replanteamiento del proyecto, como en mantener los actuales submarinos a flote.

DIce la nota del Consejo de Ministros que

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la suscripción de la cuarta adenda al convenio suscrito en 2003 entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología e Izar Construcciones Navales S.A. (hoy en día Navantia) relativo al Programa de los submarinos S-80. Se modifica, así, el actual compromiso de financiación del Ministerio de Industria para adaptarlo a las nuevas necesidades.

Sigue la nota dando las explicaciones del proyecto y su nuevo aumento de gasto

Este proyecto consiste en la financiación, por parte del Ministerio de Industria, en forma de anticipos reembolsables sin intereses, a la empresa Navantia para el desarrollo de los submarinos S-80. Los compromisos de gasto de 2014 a 2018 resultantes de esta adenda ascienden a 759 millones de euros. De este modo, se podrá finalizar el prototipo del primer submarino denominado S-81.

El importe del gasto derivado de esta Adenda sobre el previamente autorizado y comprometido en el Convenio de 2003 y sus posteriores adendas (es decir, aumentos de coste periódicos) es el siguiente:

Año Importe (euros)
2014 192.805.817
2015 204.800.000
2016 150.000.000
2017 135.300.000
2018 76.137.432
Total 759.043.249

Es decir, según estos datos, en 2014 se pagarán otros 192,80 millones de euros más a sumar al ya desorbitado gasto militar, y en 2015 otros 204,80 millones.

Llama la atención que se decidan este tipo de compromisos fuera de los presupuestos generales del Estado y precisamente en el tiempo en que el Parlamento está debatiendo éstos. Deja a las claras lo irrelevante del presupuestos aprobado para el militarismo y el gasto militar, que va por otro lado y sin control alguno.

Share

Más despilfarro militar: la conmemoración del 12 Octubre de 2014

Joséandrés Guijarro

Fuente:  Vozpopuli

Parece ser que este año hay bastante menos ahorro que en años anteriores en las partidas que malgasta Defensa para conmemorar militarmente, acaparando una fiesta patria bajo su despliegue armamentístico y propagandístico.

Según parece la factura total va a suponer 800.000 €.  Muchos militaristas estarán diciendo que dicha cantidad no es nada y que no representa despilfarro alguno.  Pero nosotros pensamos que hay que comparar el gasto militar con el gasto social y, por ello, les plantemos algunas alternativas sociales de gasto:

800.000 € ha costado rehabilitar las célebres cerámicas de la Plaza de España de Sevilla.  Con ellos han dado trabajo a 33 personas durante más de un año y se fomentará el turismo en la capital andaluza.

800.000 € ha invertido el ayuntamiento de Selva (Mallorca) en renovar su red de aguas residuales y potables.

La Diputación de Cáceres destina 800.000 € para un Plan de Infraestructuras, Material y Mobiliario deportivo.

En Pontedeume (Coruña) va a dedicar 800.000 € para la construcción de una guardería.

Podríamos seguir dando ejemplos de lo que se puede hacer por la sociedad con 800.000 euros.

La noticia sigue:  250.000 € se irán para la tribuna de las autoridades, un 31’25 % destinado a que las autoridades disfruten del desfile militar desde posiciones de privilegio.

Con 250.000 € costó el apoyo del Gobierno de Navarra para inversiones en Centros Especiales de Empleo y Centros de Inserción Sociolaboral.

El Ayuntamiento de Logroño destinó 250.000 € para la lucha contra la violencia de género.

El Ayuntamiento de Mérida destinó 250.000 € al arreglo y repintado de las calles.

Esta vez parece que se va a hacer una celebración por todo lo alto:

Otro aspecto relevante es el regreso, tras dos años de ausencia, de la exhibición acrobática de la Patrulla Águila, ya que Defensa conmemorará así el 75 aniversario del Ejército del Aire. Un total 27 aviones y helicópteros españoles así como 25 aeronaves de Suiza, Italia y Países Bajos sobrevolarán la ciudad de Madrid. En 2013 y 2012 la Patrulla Águila sólo hizo un breve ejercicio de vuelo dibujando la bandera española en el cielo con humo de colores.

El público podrá disfrutar de una exhibición de todos los tipos de aeronaves de que dispone el Ejército del Aire, que incluyen cazas Eurofighter, aviones de transporte Boeing 707 y Hércules C-130 o helicópteros Superpuma, entre otros.

De igual modo, la Patrulla Aspa, el grupo de helicópteros de vuelo acrobático, también será protagonista de un desfile aéreo que durará aproximadamente algo más de tres minutos y medio. El cierre del mismo llegará también con siete aviones C-101 de la Academia General del Aire formando los colores de la enseña nacional.

El coste de esta exhibición aérea no se encuentra dentro los 800.000 euros de la suma total, puesto que ya va incluido en las horas de vuelo previstas por el Ejército del Aire para 2014.

¿Cuánto será el gasto del desfile aéreo?  A muchos españoles nos interesaría saberlo porque nos parece un claro ejemplo de despilfarro militar.  Fíjense que el dineral que va a costa el despilfarro aéreo será asumido por el Ministerio de Defensa en su presupuesto general.  Es decir, se pasan todo el año quejándose de que no tienen dinero ni para que sus aviones se entrenen ni en vuelos de planeo y ahora deciden echar la casa por la ventana no en un entrenamiento serio sino en una conmemoración propagandística.

Puro despilfarro militar.

Share

La industria militar presentará proyectos a las convocatorias de I+D+i de carácter civil

Rafael Anderson Gonzales

Fuente: Infodefensa

Uno de los cauces de financiación escondida del abultado gasto militar español es la existencia de dos partidas destinadas a la investigación y desarrollo militar, que se encuentra en los programas 422B y 465 B  de los presupuestos generales del Estado en el apartado del Ministerio de Industria, que este ejercicio de 2014 presupuestaron unas ayudas a la Defensa de 343,91 millones de euros.

Ahora nos acabamos de enterar de otro medio de financiación del que no teníamos noticia concreta, que son las subvenciones de I+D+i que publica el Ministerio de Economía y Competitividad, las cuales incluyen también a los sectores de defensa y seguridad.

En concreto el Ministerio de Economía y competitividad acaba de abrir tres subvenciones, a las que pueden optar las industrias militares:

  1. I+D+i «excelencia», dotada con 125,5 millones de euros (BOE de 8 de agosto de 2014)
  2. I+D+i «retos de investigación», que cuenta con 244 millones de euros (BOE  del 8 de agosto de 2014)
  3. I+D+i jóvenes investigadores, con 20´5 millones de euros

En estas tres convocatorias, según informa Infodefensa, se incluyen proyectos en el área de la seguridad y defensa, a los que pueden optar también los militares. Esto constituye una vía de financiación por la puerta de atrás de las industrias militares españolas y del gasto militar español.

De esta modalidad de subvenciones podemos decir otra cosa más: si en las subvenciones «civiles» de I+D+i se permite concurrir a los militares y las industrias militares, el porcentaje de I+D+i que destina el estado a proyectos civiles no es el que nos dicen, sino el que nos dicen menos lo que se lleva la industria militar, lo que equivale a decir que una gran parte del presupuesto de I+D+i del estado español es de índole militar, en detrimento de la investigación de calidad y de los verdaderos proyectos científicos.

Pero tranquilos, que la Comisión de Defensa del Parlamento Español no protestará por este tipo de cosas. Son capaces de pedir la comparecencia del Ministro de Defensa para explicar el alijo de droga encontrado en un barco militar, pero de preguntar sobre cosas de más calado por su carácter estructural, por ejemplo por la I+D+i militar o del espectacular aumento del gasto militar por medio de un crédito extraordinario dado en agosto al ejército de más de 1.300 millones de euros, de eso no preguntan nada o casi nada

Esperaremos a la resolución de las convocatorias para dar difusión del pellizco que se lleva el militarismo en esta partida encubierta de gasto militar y para dar a conocer las empresas que son «apoyadas» en este proceso.

¿Será éste el medio de que paguemos entre todos los desaguisados de Navantia, por ejemplo, con el submarino con sobrepeso diseñado para el ministerio de defensa español?, ¿Será el precio a pagar a EADS por la participación del estado español en su accionariado?

Tal vez en breve lo podremos contestar.

Share

Cambia el portavoz de Izquierda Plural en la Comisión de Defensa del Congreso

 

Imagen de Jordi Chueca

Según informa la prensa, el pasado 15 de septiembre tomó posesión como nuevo diputado, en sustitución de Jesús Yuste, el diputado aragonés Álvaro Sanz, a quien hemos seguido en estos pocos días de diputado porque, en su tiempo, tuvo presencia en la lucha contra la militarización del territorio, principalmente de Bárdenas Reales y de San Gregorio, y nos daba curiosidad saber qué iba a hacer.

Ahora le han nombrado portavoz de Izquierda plural en temas de defensa, en la Comisión de Defensa, y en sustitución del diputado Centella, que no se ha caracterizado por realizar un trabajo contundente y coherente precisamente en dicha Comisión, ni menos aún por mantener un trato fluido y abierto con los grupos antimilitaristas que nos hemos interesado por llevar reivindicaciones y lineas de trabajo desde la calle.

El cambio parece más esperanzador aún porque Álvaro Sanz se ha estrenado pidiendo la comparecencia del ministro de defensa para explicar en qué se han destinado los más de 3.500 millones de euros concedidos a defensa desde que llegó el PP al poder, que se han acumulado en créditos extraordinarios y extrapresupuestarios dados por el gobierno a defensa en los últimos años.

Seguiremos atentos la irrupción de este nuevo portavoz de Izquierda Plural en temas de defensa.

Hay muchas cosas sobre las que se puede exigir la transparencia y muchas más donde la soberanía popular en temas de defensa está secuestrada por los intereses de la casta, pero de todo ello, hasta ahora, en el parlamento sólo se habla en voz muy baja y con una nula política alternativa.

Share

Defensa gasta diariamente 9’1 millones de € más de lo presupuestado

Imagen de El País

 

Fuente: Infodefensa

Nuevo crédito de 1.318’4 millones para Gasto Militar en 2014.

Aprovechando el último Consejo de Ministros previo a las vacaciones de Verano, y como viene ocurriendo desde tiempos inmemoriales, ha aprobado un crédito extrapresupuestario de 1.318,4 millones de euros para gasto militar.

Esta cantidad se distribuye del siguiente modo, según la información ofrecida por el Consejo de Ministros del 31 de julio de 2014:

1.-  Programas Especiales de Adquisición de Armamentos, o el timo democrático de las Fuerzas Armadas.

883.655.368,60 € que dan para pagar otro plazo de los Programas Especiales de Adquisición de Armamentos (PEAS) que ya nos han generado una deuda de más de 30.000 millones de euros (esto ha dado lugar a la publicación del Real decreto Ley 10/2014 del 1 de agosto, otorgando un crédito de este pastizal a Defensa.

Es de destacar que estos PEAS cada vez son más cuestionados y ahora se sume UPyD a las críticas mediante un informe titulado:  «PEAS: fraude, despilfarro y utilidad«.

Imagen de infodefensa.com

 

2.-  Adiestramiento de la Fuerza Conjunta, el engaño presupuestario que significó el ocultamiento de gasto en los PEAS se continúa en muchas otras partidas del Presupuesto del Ministerio de Defensa.

30,5 millones de euros para el adiestramiento de la fuerza conjunta.

las Fuerzas Armadas mantendrán alistadas y con plena capacidad operativa a 67.000 efectivos, de los aproximados 120.000 de que dispone ahora. Todo ello con los escenarios presupuestarios actuales.

Esos 67.000 efectivos del Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire nutrirán a la denominada Fuerza Conjunta. A su vez estas Fuerza Conjunta se dividirá en 12.000 efectivos para efectuar los cometidos permanentes de las Fuerzas Armadas en España (vigilancia y seguridad marítima, defensa y operaciones aéreas de ámbito nacional, ciberdefensa o inteligencia), 15.000 efectivos de los tres Ejércitos para planes de reacción rápida o de contingencia y efectuar así misiones en solitario o combinadas con los aliados en el exterior (por ejemplo, las misiones en el exterior como Afganistán, Líbano…; catástrofes humanitarias; participación en misiones de vigilancia de la OTAN; evacuación de civiles en algún lugar del globo…) y otros 40.000 efectivos que no estarán integradas en ese núcleo de 27.000 efectivos pero conformarán el «banquillo» rotatorio del cual se nutrirá.

Se supone que, dado que la misión del ejército es adiestrarse se debe tratar de otro tipo de adiestramiento fuera de lo normal. No queremos pensar que el Ministerio de Defensa presupuestó a la baja el adiestramiento de la parte activa de los Ejércitos por más de 2’5 millones al mes.  Los militares dirían que es una falta de respeto a su función y nosotros decimos que es una falta de respeto a los contribuyentes que no quieren pagar tanto en defensa y se ven engañados incluso en los gastos que se sabe que van al núcleo de la defensa militar.

3.-  Compra de cascos de combate, o la razón de por qué si hay para cañones no hay para mantequilla.

29,4 millones de euros para comprar 6.000 cascos de combate por año desde 2015 a 1019.  Un total de 30.000 cascos.

Si dividimos el importe total por el número de cascos nos sale que cada casco va a costar 967 €.

Los cascos tienen como objetivo la protección antibalística y antifragmentos.  Y nos informamos en infodefensa de que

Las Fuerzas Armadas españolas están dotadas del denominado casco Marte adquirido a Induyco (del grupo El Corte Inglés) desde finales de los años 80 y que ha estado en permanente evolución para mejorar su protección, reducir su peso y hacerlo más fácil de usar por las tropas en operaciones.

La empresa lo ha exportado a varios países, incluidos varios de la OTAN como Alemania y Holanda, y, según algunas fuentes, ha fabricado ya más de un millón de unidades.

El último modelo, denominado Marte 04/97 y disponible desde finales de los 90, está fabricado con una combinación de resinas sintéticas aradmídicas, Kevlar o Twaron, que aportar la más alta protección contra fragmentos y protege al soldado contra impactos directos de baja velocidad.

En 2007 y 2008, el Ejército de Tierra adquirió unos 2.000 cascos Marte 04 para unidades paracaidistas a Induyco por un importe unitario cercano a los 170 euros, además de sus correspondientes atalajes y fundas.

(Más información sobre los cascos Marte).

Nos suponemos que al atento lector también le ha sorprendido el aumento de precio desde 170 € en 2007 a 967 en 2014.  Huele mal, ¿verdad?

Muchas veces vemos aprobados gastos militares por montos no demasiado llamativos, como los cascos que nos ocupan.  No solemos hacer la comparación de qué significan estos gastos con respecto al gasto social, pero en esta ocasión hemos querido saber qué significa gastarse 29’4 millones de € en cascos de combate:

–  Si suponemos que una familia media gasta al año 200 € en libros y material escolar, los 29’4 millones en cascos supondrían el material escolar de 147.000 alumnos.

–  O, 4.605 personas podrían cobrar el REMI de 532 € (Renta Mínima de Inserción) durante 1 año.

–  O, se podrían comprar 199 viviendas en Madrid, como hizo la empresa Hispania, de George Soros, en 2014.

4.-  Combustible para aviones del Ejército del Aire, o la desinformación y el ocultamiento como eje de la Política de Defensa.

23,2 millones de euros para combustible para los aviones del ejército del aire.

Leemos en El Confidencial Digital que «es la primera vez en democracia que se recurre a la financiación no contemplada en el presupuesto».  Lo cuál es sencillamente increíble porque Defensa lo hace todos los años.  Además, dice que:

Fuentes próximas al ministerio aseguran que los recortes en el presupuesto militar han sido los que han provocado esta situación insólita: el combustible adquirido para este año 2014 es manifiestamente insuficiente, lo que ha llevado a la decisión de comprar más en el mes de agosto.

En el mismo consejo de ministros del viernes también se aprobó un suplemento de crédito que, entre otras cosas, se destina a la compra de combustible para los distintos cuerpos de las Fuerzas Armadas. Son, en concreto:

— 100.000 para el Estado Mayor de la Defensa.

— 1.813.850 para el Ejército de Tierra.

— 5.200.000 para la Armada.

— 6.200.000 para el Ejército del Aire.

El presupuesto dedicado por Defensa a la adquisición de combustible ha variado de manera sustancial en el último año. Mientras que en 2013 se compraron 180 millones de litros, la cifra es de 37 millones este curso.

Además, estos recortes han provocado que los pilotos se vean obligados a incrementar sus ejercicios en simulares.

Hay que recordar que la OTAN exige a sus países miembros una serie de horas de vuelo para sus pilotos. La alianza ya advirtió a España hace meses por su deriva en esta materia.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte establece el requisito de que los pilotos de combate deben cumplir un mínimo de 180 horas de vuelo al año; aunque pocos países llegan a este umbral, la mayoría quedan cerca de él.

Pero nuestro desconcierto aumenta cuando leemos la nota del Consejo de Ministros publicada por La Moncloa:

Apoyo logístico de las aeronaves del Ejercito del Aire

Con este Acuerdo se persigue garantizar la prestación de apoyo y repostaje de combustible a las aeronaves del Ejército del Aire cuando operen fuera del territorio nacional.

El Acuerdo Marco aprobado consta de dos lotes, uno para los servicios a prestar en el aeropuerto de Bruselas y otro para el resto del mundo. Su duración es de un año, prorrogable por otro más, y tiene un valor estimado de 23.268.262,50 euros.

Es decir, nada para entrenamiento sino que se va a dedicar el dinero a los viajes de los prebostes en sus vuelos oficiales Madrid-Bruselas-Madrid, y hacia otras partes del mundo.

5.-  Soporte logístico para aviones de la firma General Electric del Ejército del Aire, o como decíamos en el punto 2., la expansión de las malas prácticas políticas y presupuestarias desde los PEAS a toda la administración de Defensa.

28 millones para los motores de General Electric al servicio del Ejército del Aire.

El Acuerdo se celebra con el objetivo de dar soporte logístico y apoyo en servicio para los motores fabricados por la firma General Electric actualmente en servicio en el Ejército del Aire.

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración de este Acuerdo Marco y de los contratos que se deriven del mismo cuyo valor sea igual o superior a doce millones de euros. El valor estimado es de 28.000.000 euros, por un periodo de dos años: 2015-2016.

El mantenimiento de dichos motores es imprescindible para la realización de las misiones asignadas al Ejército del Aire en el marco de la Defensa Nacional.

6.-  Adquisición de 2 nuevos Buques de Acción Marítima.

333.4 millones de euros para la adquisición de dos nuevos buques de acción marítima, BAM, (por cierto, solicitados en las enmiendas a los presupuestos por grupos de izquierda y derecha).  Como nos informa Galicia Ártabra:

Estos barcos, según ha explicado la Armada, están “especialmente concebidos” para llevar a cabo operaciones de vigilancia y seguridad marítima, actividades cooperativas de promoción y fortalecimiento de la seguridad, gestionar crisis en escenarios de baja intensidad y apoyar la acción del Estado en el mar.

En concreto, estas dos nuevas unidades podrán “participar en la operación ‘Atalanta’”, contra la piratería, y en los despliegues de la Armada en el Golfo de Guinea

Es curioso que los BAM antiguos, los 4 de los que ya «disfrutamos» hayan costado 389’93 millones de €, es decir, 97’4825 millones cada uno, y ahora, los nuevos BAM cuesten a 166’74 millones cada uno.  Lo lógico en un programa de este tipo que lleva tantos años haciendo estudios para poder producirlos es que los primeros sean más caros y que los siguientes se beneficien del abaratamiento al no tener que realizar nuevas investigaciones.  Parece ser que los nuevos BAM van a tener mejores prestaciones:

-Contarán con los mejores sistemas de comunicaciones.

-El Sistema Integrado de Control de Plataforma tendrá la última actualización.

-Se adaptará el hangar para el trabajo con los nuevos helicópteros SH60, que llegarán en diciembre de 2015.

-Serán más seguros. Se revisará la aplicación de las políticas en materia de prevención de riesgos laborales y seguridad personal.

-Se mejorará la seguridad física de espacios clasificados.

-Podrán producir agua y refrigeración en condiciones extremas.

-Se estudiará la ampliación de la capacidad de alojamiento, tomando como punto de partida los despliegues de las unidades ya existentes en la operación ‘Atalanta’ y el Golfo de Guinea.

-Habrá más espacio para reclusos.

-Tendrán el mismo armamento, pero es posible que se incluya un montaje de pequeño calibre sobre el puente.

EL GASTO EXTRAPRESUPUESTARIO DEL MINISTERIO DE DEFENSA A MEDIADOS DE 2014.

En el informe de Utopía Contagiosa de liquidación del gasto de 2012  (último ejercicio auditado por la Intervención general del Estado) que editamos hace menos de seis meses, ya explicamos la tremenda progresión del aumento del gasto militar mediante créditos extra-presupuestarios que se viene realizando, tramposamente, el Ministerio de Defensa, que desde 2002 a 2012 ha supuesto un desvío de, 17´28 % respecto al presupuesto aprobado por el parlamento (lo que equivale a 13.688 millones de €) y que ha llegado al punto más alto del desvío en 2012, donde la partida «incrementada» ha sido del 43,53 % respecto de lo presupuestado para dicho ejercicio.

Este aumento veraniego es una vieja práctica que pretende, sencillamente, hurtar a la opinión pública y al control político el extremado volumen del gasto militar español, fingiendo unas cantidades «mas asumibles» (si es que es asumible el presupuesto del ministerio de defensa destinado mayormente a mantener un ejército innecesario, sobredimensionado e intervencionista) para luego, bajo cuerda, fuera de presupuestos, inyectarle más dinero sin debate alguno.

Pero esto no es todo. Las cifras aumentadas «extrapresupuestariamente implican para la IGAE (como hemos dicho, órgano de control económica de los presupuestos)  aumentos constantes del gasto militar que computan como tal del orden del 17´28% anuales, pero la IGAE no computa como gasto militar «todo» el que se esconde en los restantes ministerios (12 de los trece) ni en todas las partidas que la OTAN considera como gasto militar, lo que hace más escandaloso al final el resultado anual, cercano, año tras año, a los 25.000 millones de euros, cifra de la que no goza ninguno de los otros 12 ministerios con que cuenta España.

Ya lo ven. En verano el gobierno hace que año tras año les toque la lotería  los militares. Con razón se ponen tan gallardos en los desfiles en presencia de las autoridades que tan bien les sirven.

Si a los 1.318’4 millones de gastos extrapresupuestarios que hemos explicado antes le sumamos lo que ya ha gastado de más en la liquidación hasta el 30 de Junio de 2014, es decir, 592’98 millones de €, nos dará un total de:

1.911’38 millones de € gastados de más hasta principios de agosto de 2014.

Lo cual supone que el presupuesto inicial del Ministerio de Defensa de 5.745’77 millones de € se ha aumentado en un 33’26 % en medio año, y que posiblemente acabe en mucho más de los 7.657’15 millones de €.

Los 1.911’38 millones de € gastados de más hasta principios de agosto de 2014, divididos entre los 7 meses nos da:  273’05 millones de gasto de más al mes.  Y dividido por los 30 días del mes nos da un total de 9’1 millones de € de gasto extra cada día para el Ministerio de Defensa.

 
Share

334 millones de € tirados por la borda: el gobierno compra más buques militares

SPS + Santa + Mar% C3% ADa +% 28F-81% 29

BuquesdeGuerra.com

FUENTE: ABC

Siguiendo la tradición de colarnos parte del gasto militar oculto en verano, el Consejo de Ministros del 18 de julio (día por otra parte de honda raigambre en nuestro renovado ejército post-franquista) ha aprobado el encargo de dos nuevos buques militares de Acción Marítima (BAM) para el ejército.

Cada uno de estos barcos costará, como mínimo, 167 millones de euros (ya hemos desvelado en otras ocasiones que el desvío entre el precio de salida y el de venta final de los programas de armamento que contrata el Ministerio español de Defensa es de más del 25% y supera a veces el 50 y hasta el 60%) y serán construidos por Navantia.

De esta forma, la ya elevada cifra de deuda militar que España arrastra, cercana a los 30.000 millones de euros, se incrementará al menos con los 334 millones de euros de estos barcos, por otra parte perfectamente prescindibles para los fines de defensas que se supone que justifican el gasto militar.

El pago de estos BAM se realizará durante varios años, de 2014 a 2019,  por lo que la autorización de crédito no se repercutirá en un solo ejercicio, sino en varios de ellos, incluido el presente. Si cada año se fuera a pagar lo mismo estaríamos hablando de más de 66 millones de euros por año, una pasada.

La vicepresidenta de gobierno, hija de un general de cuando Franco, dijo en rueda de prensa posterior al consejo de ministros donde se ha aprobado este disparate que

 «se han recepcionado todos los buques que estaban en construcción, pero es necesario proceder a la construcción de dos nuevos»

¿Necesario para qué? Eso no lo dijo la señora. Tal vez lo obvio no se explica por si acaso va a coincidir que lo que para ella es necesario para el conjunto de la sociedad es todo lo contrario.

Para seguir con las curiosidades, debemos mencionar que en el trámite de enmiendas a los presupuestos generales de 2013, pidieron al gobierno aumento de la carga de trabajo de Navantia para construir estos buques militares tanto el PSOE, como UPyD e IU, lo cual, al menos mirado desde el punto de vista de alguno de los partidos mencionados, parece un contrasentido y demuestra que (opción benigna) no se enteran, b) están aquejados de algún padecimiento que les impide conectar convenientemente las neuronas destinadas a la coherencia con las destinadas al oportunismo, o c) participan de la idea militarista del PPSOE.

En todo caso nos quedan algunas preguntillas:

1) ¿Los «encargos» de estos buques se «prefinanciarán» por el Estado a interés «cero», como hasta ahora?

2) ¿Los pagos de estos encargos los realizará defensa o se los enchufarán al presupuesto de Industria, como hasta ahora, para que no parezca que se incrementa el gasto militar?

3) El precio de estos encargos será el que nos dicen ahora u otro muy superior, como ocurre hasta ahora con los programas especiales de armamentos

4) ¿Qué parte de este gasto se computará al ejercicio 2014, al de 2015, etc.?

5) ¿Qué control tendrá todo este gasto?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed