Tag Archive for ferias de armas

Fuera de Madrid los Señores de la Guerra

Los señores de la guerra visitan Madrid

Por Agora Sol Radio

Los señores de la Guerra visitarán Madrid desde el 14 al 16 de marzo, en la Feria de Armas HOMSEC que se celebrará en el recinto ferial de IFEMA.

El pasado 18 de enero lo denunciamos en Espacio Común 15M.

SI quieres participar de la Plataforma DesarmaMadrid, puedes escribirnos a:

desarmamadrid@desobediencia.es

o bien en nuestro correo

utopiacontagiosa@gmail.com

 

Share

Un juez londinense considera inocentes a los que protestan contra una feria de armas por considerar que evitan un mal mayor

Imagen de DSEI

Fuente:  Diagonal.

Esperanzadora nos resulta la noticia.  Parece ser que un juez londinense ha considerado inocentes a unos pacifistas que protagonizaron acciones contra la feria armamentística londinense DSEI (Defence Security and Equipment International), al considerar que estaban evitando un crimen mayor.

 

Realmente, las ferias de armas, incluso el comercio de armas, son legales, pero no son legítimas bajo ningún punto de vista.

La última edición de DSEI tuvo lugar en Septiembre de 2015 y contó con 1.500 exhibidores

DSEI es un evento al que sólo se accede por invitación y en el que participan gobiernos, representantes de la industria de guerra y medios de comunicación especializados. Delegaciones de regímenes represivos y de países que violan los derechos humanos –como Arabia Saudí, Turquía e Israel– pasean por los pasillos de la feria revisando las últimas novedades en armamento. El objetivo de la feria no es sólo mostrar las últimas tecnologías de guerra, sino también facilitar nuevas ventas.

En el artículo que recomendamos, el autor, nos cuenta las cuitas durante varias ediciones de la feria y también las claves de sus exitosas acciones en 2015:

Esta fue la estrategia durante la semana de acciones autoorganizadas antes de que empezara DSEI en 2015. Comenzó el 7 de septiembre con un día de acción contra el comercio de armas con Israel. La primera acción fue el bloqueo durante varias horas de un vehículo con armas que se dirigía al Excel Centre. En los siguientes días hubo acciones que se centraron en grupos de fe contra la industria de guerra, el comercio de armas y el cambio climático, académicos en contra del comercio de armas y a favor de la libertad de movimiento de personas pero no de armas.

La semana concluyó con otro ‘Gran Día de Acción‘. Durante la semana de acción, la coalición Stop the Arms Fair y la Campaign Against Arms Trade, CAAT (la Campaña contra el comercio de armas), establecieron el marco general para el enfoque de cada día y apoyaron a los grupos con sus acciones, pero cada grupo se organizó de manera independiente para llevar a cabo las acciones.

Conectar el comercio de armas con otras luchas, como la solidaridad con Palestina, el cambio climático y los refugiados, permitió la participación de una gran variedad de grupos durante la semana de acción, construyendo alianzas entre distintos movimientos y mostrando el comercio de armas no como un problema aislado sino como parte de un problema global.

Al final de una acción de bloqueo de la carretera para que no llegaran los camiones que transportaban las armas a la feria, les detuvieron (3 personas), acusados de obstrucción deliberada de la carretera.

También resulta interesante su descripción de la manera de enfrentarse al juicio:

Tras el arresto sólo estuvimos detenidos unas horas hasta que nos liberaron con la orden de regresar al tribunal un mes más tarde.

La primera comparecencia ante el tribunal fue crucial ya que en ella podíamos declararnos culpables y pagar una multa o declararnos no culpables y enfrentarnos a un juicio. No estábamos sólo nosotros tres, nos acompañaban el resto de personas que habían sido detenidas durante la semana de acción contra el DSEI. Por un tiempo dudé sobre qué debía declarar, si culpable o no, ya que no me encontraba en situación de enfrentarme a un juicio largo y todo apuntaba a que las probabilidades de ganar el juicio eran escasas. Pero a la vez vi la oportunidad de aprender a utilizar el tribunal en una campaña, puesto que ya había sido detenido más veces pero nunca había ido a juicio. El hecho de que todas las demás personas tenían claro declararse no culpables me ayudó a tomar la decisión: se trataba de una acción conjunta e íbamos a tomar el juicio de la misma manera.

Es decir, el sistema les ofreció asumir la culpabilidad y pagar los daños con una multa.  Sin embargo, decidieron llevar su actuación al tribunal y convertir su juicio en un juicio contra el comercio de armas.

A partir de ahí comenzó el trabajo para preparar el juicio:  los abogados, los acusados, la gente que iba a ser testigo, la campaña económica de apoyo, etc:

La fecha inicial del juicio era febrero, pero se retrasó para abril, y en ese tiempo hubo mucho trabajo que hacer, sobre todo para los abogados y la abogada que preparaban el caso, pero también para quienes enfrentábamos el juicio. Nuestra labor era encontrar testigos que pudiesen aportar pruebas sobre las ilegalidades cometidas en DSEI, así como sobre el impacto más amplio del comercio de armas. También trabajamos para traer visibilidad al caso escribiendo una declaración de los acusados y acusadas y organizando una campaña de micromecenazgo y un evento de recaudación de fondos.

La sentencia:

Tras el juicio, que duró una semana, llegó el momento del veredicto. “La creencia de los acusados y acusadas de que se vendían armas de manera ilegal en DSEI ha sido corroborada por las pruebas aportadas por los testigos expertos”, dijo el juez. “Me han impresionado las pruebas que han aportado cada uno de los acusados y acusadas… sobre cómo llegaron a la conclusión de que el método de la acción directa que decidieron adoptar era la única manera efectiva que les quedaba para intentar prevenir la venta ilegal de armas que creían estaba ocurriendo en el DSEI de 2015… Creo que, en primer lugar, los acusados y acusadas estaban siendo completamente sinceros y sinceras sobre la venta ilegal de armas que seguramente estaba teniendo lugar en DSEI y, en segundo lugar, que su intervención era necesaria para intentar evitarlo”.

Aunque el margen de maniobra de un juez en el derecho anglosajón es muy diferente del de los encopetados jueces de estos lares, y aunque el principio de que la desobediencia noviolenta es una ultima ratio justificada cuando no hay otro medio eficaz (o cuando se han intentado todos los demás sin éxito) para evitar un mal mayor, es mucho más reconocido en el derecho anglosa

Felicidades, compañeros.

Pero la feria de armas continuará, y por ello:

El día del veredicto, CAAT hizo una llamada al compromiso para que la gente participe de acciones en 2017 que ya ha sido firmada por más de 500 personas, inspiradas por el veredicto del juicio.

Nuevamente, enhorabuena.

Share

La feria de armas de Jordania, SOFEX, se llama «Armas para la paz»

Agradecemos muchísimo a Carlos Urabá que nos haya mandado su artículo sobre la feria de armas SOFEX en Jordania.  Recomendamos su lectura.

¿Cómo podríamos llamar a una feria de armas?  «Armas para la paz».

¿Es cinismo, marketing, esquizofrenia aguda?  No.  Es el lenguaje típico de los militares.  Ellos trabajan por la paz.

¿A alguien en su sano juicio se le ocurriría llamar a una epidemia mortal:  «Virus para la salud», o a la destrucción en las guerra de las escuelas, institutos y universidades:  ignorancia para la cultura?

Sin embargo, los militares son así, gastan miles de € en proporcionar circunloquios, camuflajes y argumentos ridículos para ocultar lo que verdaderamente hacen:  vender armas para matar, declarar guerras para que otros mueran.

Cada 2 años, en Amman, capital de Jordania, se ¿celebra? SOFEX.  Ya va por la décima edición.  Y está patrocinada, directamente, por la familia real jordana.

75.000 metros cuadrados, 37 países y 380 empresas participantes.

En el fondo EE.UU es el principal impulsor de la feria -junto con Israel (en la sombra y el anonimato)- Tras los acuerdos de paz firmados en 1994 Israel es un socio preferente de Jordania y desarrolla grandes inversiones en el área industrial (maquiladoras), comercio y agricultura. Una de las misiones reservadas a Jordania es la de servir de base de entrenamiento para los ejércitos de Irak, Afganistán y Palestina. Los responsables de estas academias son miembros destacados de la CIA o han ocupado puestos de relevancia en la OTAN.

Los negocios que se realizan tienen mucho que ver con el tráfico de armas normal y corriente, pero aquí se hacen a la luz del día y sus actores son gobiernos.  Un ejemplo:

Haciendo un poco de historia tenemos que decir que aquí se fraguó la famosa operación de entrega de armas a la guerrilla de las FARC (10.000 fusiles Kaláshnikov AK47) cuyo intermediario fue el famoso asesor de Fujimori “el doctor” Vladimiro Montesinos. El rey Hussein de Jordania, reconocido colaborador de la CIA, le encargó a su amigo íntimo el traficante Sarkis Soghanalian que se hiciera cargo de dicha transacción. En secreto el ejército peruano (que debía cumplir el embargo de armas tras los acuerdos de paz con Ecuador) se presentó como el comprador de los fusiles ante los generales del alto estado mayor jordano Abdul Razek Abdullah y Abdal Hafez Kaabneh (ambos organizadores de SOFEX) que se pusieron en contacto con el gobierno de Bielorrusia para que les facilitara oficialmente los fusiles Kaláshnikov. El plan “Siberia” ideado por Fujimori y Montesinos consistía en aplicar la táctica del comercio triangular con el objetivo de camuflar el tráfico ilegal de armas. Las FARC pagaron a los representantes de Vladimiro Montesinos un total de 15 millones de dólares por los arsenales. Los fusiles fueron remitidos en cuatro entregas mediante el lanzamiento de la carga desde un avión de transporte Ilushin 76 en la selva colombiana (Barrancominas-Guainía)

El cinismo campa a sus anchas:

1.-  El de tintes machistas y lúdicos:

Para minimizar el impacto visual del mercado de armas se colocan en los stands grandes arreglos florales que le dan un aspecto más lúdico y festivo. Una atracción adicional en este ambiente tan agresivo son las bellas azafatas (muchas rubias y de minifalda) que se encargan de promocionar educadamente (en inglés y no en árabe) los productos más emblemáticos de las empresas participantes.

2.-  El de los eufemismos como «intervenciones humanitarias», los ejércitos como ONGs, las guerras avaladas por la ONU, la «solidaridad militar», los daños colaterales, las operaciones militares quirúrgicas, etc:

Hoy las guerras se han convertido en “intervenciones humanitarias” (eufemismo que ha acuñado el lenguaje políticamente correcto) avaladas por la ONU y que procuran salvaguardar a la población civil. Los ejércitos son más bien ONGS cuyos soldados-activistas están comprometidos en la defensa de los derechos humanos y en brindar protección a las poblaciones en riesgo: los refugiados, los heridos, los hambrientos. Por encima de todo debe primar la defensa de los más débiles y desvalidos: niños, mujeres y ancianos. En este capítulo entra en acción la reina Rania de Jordania que está directamente implicada en los programas de solidaridad con las viudas, los huérfanos o las familias más pobres.

Los avances tecnológicos han «humanizado» la guerra. Las bombas inteligentes son capaces de dar en el blanco sin los desagradables efectos colaterales de antaño. Los enemigos son eliminados limpiamente sin que haya que lamentar víctimas civiles. Este es un inciso que se recalca con insistencia en las conferencias y discursos.

Pura mierda.  La realidad es esta:

Según las predicciones de los organizadores este año la feria SOFEX alcanzará una cifra record en contratos y transacciones cercana a los 4.000 millones de dólares.

Y no olvidemos que, si nos da vergüenza la feria de armas de Jordania, en Madrid tenemos otra:  HOMSEC.

¿Hasta cuándo, Manuela Carmena?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed