Tag Archive for espionaje

Drones y Galicia: demos información para que ellos decidan

Recomendamos la lectura del artículo de FP titulado «10 cosas que no sabía de los aviones no tripulados» de Micah Zenko.

Hace poco nos hacíamos eco de que Morenés postula a Galicia para acoger la base militar de EE.UU. para aviones de guerra no tripulados (drones) y ahora retomamos el tema porque estos aparatitos tienen múltiples facetas que hay que desvelar.

Opinamos que los habitantes de Orense tienen derecho a conocer las múltiples facetas que supone una base de drones en sus tierras, lo cual es importantísimo si les queremos dar voz y voto consciente y responsable en este asunto (aspecto que Morenés les niega).

Los drones son un peligro para la población gallega y sus bienes.  Parece que los drones tienden a estrellarse por múltiples fallos y ya son muchos los que han caído sin que se pueda explicar totalmente  la causa.

Esto quiere decir que los habitantes del pueblo orensano de Trasmiras han de andarse con cuidado y, también, los del segundo aeródromo de Lugo, dado que si estos drones siguen fallando tanto, además de perderse el millón de euros que cuesta cada uno, se perderán, posiblemente, infraestructuras gallegas contra las que impacten y (esperemos que no) se pueden llegar a poner en peligro vidas humanas.  Los accidentes son habituales y en la anterior base italiana de Sigonella ya ocurrieron algunos.  ¿Están de acuerdo los orensanos de ser bajas colaterales del desarrollo armamentístico de Estados Unidos?

Usos:  por otro lado, aunque en la última década (que es desde cuando se están desarrollando) se han utilizado para múltiples funciones militares, sobre todo espionaje y para bombardear posiciones enemigas, entre otros datos, es de destacar que «durante la última década, ha habido alrededor de 300 ataques con aviones no tripulados fuera de los campos de batalla de Irak, Afganistán y Libia. De esos ataques, el 95% se produjo en Pakistán, y el resto en Yemen y Somalia». En total, han matado a más de 2.000 presuntos combatientes y un número sin determinar de civiles;   pero parece que la tendencia es utilizarlos también para labores policíacas, para vigilancia de fronteras, narcotráfico, etc.

También se usan para servicios de espionaje.  Además, en el apartado de usos civiles hay algunos que están bien éticamente como los drones que utilizan los ecologistas para seguir a los buques balleneros japoneses y otros que tienen una justificación ética penosa:  drones paparazzi para perseguir a famosos,

Para ser no tripulados necesitan mucho personal:  en concreto un piloto a distancia, unos 19 analistas de vigilancia, entre 168 y 180 militares para su mantenimiento (un avión de combate F-16 sólo necesita 100 militares para su mantenimiento).

Es decir, una base como la de Trasmiras va a suponer una importante militarización de la zona porque van a ser muchos los soldados yankis que se necesiten para tener a punto a los drones.

La zona de Tramiras se convertirá en dependiente de lo militar y de lo estadounidense.  ¿Sacará Trasmiras algo de la base yanki?  Si es algo de empleo, será de segundo nivel y nunca empleo especializado.  ¿Se harán responsables los estadounidenses de los residuos que genere la base o tendrán pensado externalizar estos gastos para ser más competitivos con la aquiescencia del gobierno español.

Los drones son costosos:  15 millones de dólares por un Global Hawk (drone), mientras que un F-15 nuevo vale alrededor de 55 millones de dólares, pero como los sensores son muy caros y sufren un gran número de accidentes, los precios se igualan.

Parece que la industria militar está desarrollando este nuevo arma de manera decidida:  «Estados Unidos está muy por delante en el desarrollo de la tecnología de los drones, y se prevé que el país sea responsable del 77% de la I+D y el 69% de la adquisición de dichos aparatos en la próxima década. No obstante, se calcula que en el mundo existen ya entre 44 y 70 países con cierta capacidad en el tema y unos 680 programas de aviones no tripulados, un enorme incremento respecto a los 195 que había en 2005. China está intensificando su programa y tiene al menos 25 tipos de sistemas en desarrollo. Irán también  presume de su programa, que incluye el avión denominado “Embajador de la muerte”, un aparato que el presidente Mahmud Ahmadineyad dio a conocer con la siguiente declaración: “Su mensaje central es de paz y amistad”».

¿Quieren los gallegos ser el escenario de esta nueva industria de muerte?  Parece que no, dado que ya han surgido voces gallegas contra la nueva militarización de Galicia y que se niegan a ser cómplices de los crímenes de EE.UU.

Nos parece muy artera la utilización de una comarca deprimida y con paro para ofrecerle esta salida antiética como única forma de trabajo.  Pensamos que hay muchas otras industrias menos contaminantes y éticamente menos reprobables que podrían instalarse en Trasmiras.  Seguro que ellas darían más empleo y un desarrollo más ético a esta comarca.

Share

Reflexiones sobre los servicios de espionaje

Fuente:  Aporrea.org.

Nos parece interesante el artículo de Javier Colomo.  Nos hace un breve recorrido histórico de los servicios de espionaje de las superpotencias desde la Guerra Fría hasta la restructuración del espionaje estadounidense tras los atentados del 11-S.

Es importante señalar que uno de los objetivos habituales de los servicios de espionaje ha sido la manipulación informativa, pero que desde los atentados del 11-S esta manipulación cobra una mayor trascendencia pues se pretende con ella conseguir justificar y hacer inevitables invasiones como las de Irak y la de Afganistán.

 Estos datos se conocen y se suelen pasar sin poner cuidado en las hondas repercusiones que tienen.  Pero en el presente artículo queremos reflexionar sobre ellos porque nos parece que la democracia y la paz no pueden avanzar mientras las prácticas del espionaje no sean consideradas crítica y constructivamente por la sociedad.

La manipulación informativa hace que:

  1. los acontecimientos se entiendan por las sociedades de manera equivocada y tendenciosa porque los servicios de espionaje los presentan de manera artera.  Es decir, los espías y los políticos y militares que les respaldan lo que hacen, consciente y premeditadamente, es engañar a sus propios ciudadanos, creando estados de opinión que, bajo el «interés nacional», defienden intereses torticeros.  ¿Cómo puede defenderse la sociedad de sus propios espías y de sus manipulaciones informativas?  ¿Existen leyes que coarten las actividades de los espías en cuanto a crear falsos enemigos, culpabilizar a líderes o países extranjeros de problemas de los que no son culpables, manipular, en el fondo, la información que le dan a su propia sociedad?  ¿Son los espías impunes ante la manipulación informativa que ellos mismos crean?  ¿Controla el parlamento las actividades de los espías?  ¿Cómo?
  2. los manipuladores (espías, políticos que les respaldan y militares) queden libres de un daño que se hace a la sociedad invadida o agredida.  ¿Quién o quienes pagaron por las burdas falsedades sobre las armas de destrucción masiva iraníes?  Nadie.  Parece que mentir, aunque cueste miles de vidas, está permitido si quienes lo hacen son los militares.
  3. los manipuladores (espías, políticos que les respaldan y militares) queden libres de un daño que se hace a las sociedades que nos convertimos en invasoras.  ¿Cómo vamos a poder las ongs o los ciudadanos saber qué ocurre fehacientemente en otros lugares del planeta si las noticias son manipuladas por nuestros propios líderes políticos, militares y/ espías.
  4. la ética brille por su ausencia, una vez más, en los conflictos internacionales.
  5. los medios de comunicación y sus informaciones quedan muy en entredicho porque muchas de sus fuentes pueden estar contaminadas por las informaciones tergiversadas de los espías.
  6. si nadie juega limpio en el terreno internacional, si todas las naciones van a inventar enemigos y a inventar pruebas falsas con el objetivo de conseguir sus ocultos intereses económicos, políticos, geoestratégicos, etc.,  entonces, las guerra son inevitables.
  7. los ciudadanos estamos indefensos ante los servicios de espionaje de nuestros propios gobiernos porque no hay forma de controlar sus  actividades, ni de imponer códigos éticos.
Entonces, si nuestros propios espías dañan gravemente nuestros intereses de conocer con veracidad lo que ocurre en el mundo y cuáles son los verdaderos problemas a los que tenemos que prestar opinión, y los servicios de espionaje de los demás países, por definición, también van a contaminar la realidad con sus invenciones interesadas, …  El espionaje es un gran generador de violencia directa, cultural y estructural.   Invertir nuestros impuestos (más de 228 millones de euros en 2011) en espionaje es, directamente, invertir en intoxicación, desinformación, creación de enemigos, promoción de las rivalidades, luchas, guerras, etc;  es, por tanto, una cuestión carente de ética y algo que hay que desterrar de la práctica política.
Lo anterior sólo está desarrollado desde el prisma de la manipulación informativa.  ¿Qué ocurriría si a todo ello añadimos las acciones de violencia directa (secuestros, asesinatos, extorsiones, …) que realizan los servicios de inteligencia tanto con sus nacionales como con personas o entidades extranjeras?  Con facilidad podríamos hablar de terrorismo de estado.

Todos estos argumentos nos hacen cuestionar de manera muy seria, desde la postura de las alternativas de defensa noviolentas, la mera existencia de los servicios de espionaje.  Nuestro CNI debería desaparecer, y que éste sí sería un mérito que haría rebajar el nivel de enfrentamiento de algunos países con España, y una buena contribución a la paz mundial.

Share

El jueves 1 de marzo se reúne la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia

M%C3%ADting+de+Dolors+Nadal+i+Soraya+S%C3%A1enz+de+Santamaria+a+Alella

Fuente: Europa Press

Para evitarnos malentendidos aclaremos desde un principio que la comisión de inteligencia tiene en realidad muy poco que ver con la inteligencia:

  • Los componentes de la misma son nada menos que Soraya Sáenz, García Margallo (ministro de exteriores), Morenés (defensa) , Hernández Díaz (Interior) y De Guindos (economía), todos ellos ministros de Rajoy (presidente dormiente de gobierno).
  • Las materias de esta comisión son las cloacas del estado, el espionaje.

¿Para qué se reúne esta comisión? La noticia no lo aclara. Tengan en cuenta que entre espías el secreto es la regla de juego y los reunidos son, por decirlo así, los jefes de los espías.

¿Para qué puede reunirse?

  • Pues en principio para constituirse, ahora que el CNI ha pasado a la competencia de Soraya Sáenz, a la que los periódicos del régimen magnifican (tal vez por odiosa comparación) como una elocuente y gran oradora y una muy capaz y competente política.
  • En segundo lugar, tal vez, para decidir el cambio del director del CNI. Tal vez quieran uno más afín. Si es por nosotros podrían poner a Acebes, que hace mucho que no lo pasean.
  • Quizás, muy remotamente, para decidir que van a dar tijeretazo a algunos de los programas de inversión de su competencia y para lamentarse de que esto nos deja la defensa nacional en bolas, que es un mantra que suele estar en boca de los ministros más promilitres de cada gobierno.
  • ¿Puede que también para hablar algo de la Directiva de Defensa Nacional que van a sacar en secreto, como siempre, dentro de poco? En principio no es la competencia de esta comisión, pero aprovechando que está lo más granado de la tropa, pues a lo mejor también para eso.
Share

CNI

Página de inicio del Centro Nacional de InteligenciaAl asumir el cargo de primer ministro, Mariano Rajoy hizo una estructura ministerial en la que el Centro Nacional de Inteligencia cambiaba de estar bajo el Ministerio de Defensa a estar bajo la Vicepresidencia de Soraya Sáenz.

¿Qué significa este cambio?  Parece ser que hay unanimidad entre los expertos en defender que es un cambio bueno y que ya se intentó cuando por unos meses estuvo bajo el dominio de la vicepresidenta De la Vega.  Parece que entonces no cuajó porque protestaron los militares pero que era un cambio que se veía venir.

Bueno, vale, pero … ¿qué significa este cambio?  Que las labores de inteligencia pasan de ser privativas casi en exclusiva de los militares para estar más a disposición de todos los ministerios.  En este sentido, el general Sanz Roldán recordaba que la Directiva de Inteligencia de 2011 era especial porque ya no la había propuesto al gobierno directamente el CNI, sino que en su redacción habían participado «todos aquellos organismos del Estado que sienten que necesitan saber algo con antelación, tener elementos de juicio para la toma de sus decisiones«.

Es decir, parece que lo que se está  moviendo es que antes la inteligencia era un asunto puramente militar y ahora es un asunto de todos los ministerios.  ¿Gran avance democrático?

¿Cómo se deciden los objetivos del CNI?

En el último trimestre de cada año se elabora una Directiva Anual de Inteligencia por una Comisión Delegada del Gobierno en Asuntos de Inteligencia (además, esta comisión se reúne, como mínimo, una vez al mes).  El presidente de esta Comisión es el número dos del gobierno y su secretario es el director del CNI.  Dicha propuesta se presenta en diciembre y se aprueba en enero.  Su contenido es secreto y puede modificarse a lo largo del año según las necesidades o los cambios en las amenazas.  En el documento se recogen alrededor de una veintena de objetivos en orden de prioridad que regirán las actividades del CNI durante todo un año.

Corresponde a la Comisión Delegada:

  1. Proponer al Presidente del Gobierno los objetivos anuales del Centro Nacional de Inteligencia que han de integrar la Directiva de Inteligencia.
  2. Realizar el seguimiento y evaluación del desarrollo de los objetivos del Centro Nacional de Inteligencia.

Velar por la coordinación del Centro Nacional de Inteligencia, de los servicios de información de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los órganos de la Administración civil y militar.

Y con esto estamos en lo de siempre:

  •  todo es secreto
  • no hay control parlamentario.
  • no hay información
  • No hay debate
  • Se trata de lo de siempre: las cloacas inmorales del sistema

Todo es secreto:  el director del CNI ha asegurado que los servicios secretos españoles están «en muchas partes del mundo», incluyendo lugares «poco atractivos» como Somalia, Yemen o lugares donde «riesgos y amenazas» atenazan la seguridad de todos.  Ha explicado que en ocasiones su trabajo comienza «donde termina la diplomacia», pero ha dicho que a veces es al revés y su tarea consiste en proporcionarle a la diplomacia «los elementos necesarios para que empiece a trabajar». «Y todo esto ocurre en los lugares más distantes de la tierra», ha indicado.  ¿En qué partes del mundo, para qué misiones?.

No hay control parlamentario:  por lo menos no lo hay con carácter crítico, con luz y taquígrafos, con debates, …  El control parlamentario, según informa el CNI en su propia página web,  se hace en la «Comisión que controla los créditos destinados a gastos reservados la que efectúe el control de las actividades del Centro, conociendo los objetivos que hayan sido aprobados por el Gobierno – determinados en la Directiva de Inteligencia – y un informe anual sobre el grado de cumplimiento de los mismos y de sus actividades. De acuerdo con la normativa parlamentaria, los miembros de esta Comisión son también los que conocen de los secretos oficiales«.  En la IX Legislatura (2008-2011) los diputados que pertenecían a dicha ultrasecreta comisión eran:  Presidente:  José Bono, Vocales:  José Antonio Alonso, Durán y Lleida, Erkoreka, Jorquera, Llamazares y Sáenz de Santamaría, según informa el propio Congreso.  7 diputados, la creme de la creme, supuestamente controlan al CNI.  ¿Cómo, cuándo, con qué criterios?  Porque el control deberá estar basado en criterios éticos, políticos, económicos, …, y éstos sí podrían, al menos discutirse públicamente y publicitarse y aprobarse, sin embargo no se hace.  Es un gran problema porque, vamos a suponer, que el CNI vulnera cualquier ley, ¿serían culpables por encubrimiento estos diputados?  Si no hay control es imposible que se les pueda exigir responsabilidades, no ya penales, sino política o incluso técnicas del tipo:  ¿hacen bien su trabajo?  Es decir, si no hay control, están fuera de la ley, o …  Parece que, en general, la cuestión del espionaje es un nuevo ejemplo de impunidad militar y otro asunto más en la cuenta de irregularidades de las Fuerzas Armadas.

No hay información:  Si buscamos en la web del Congreso veremos que sólo se informa de las comparecencias solicitadas por los parlamentarios y sobre su motivo.  Es de destacar que no hay más información sobre ellas y que sólo podemos saber cuántas veces se reunió dicha Comisión de Secretos (22 en 4 años) y cuántas veces fue llamado el Director del CNI y para qué motivos (¿es esto suficiente, es democrático?), pero todos los asuntos se han «tramitado por completo sin req. (requerir) acuerdo o decisión».  Es decir, ningún papel, ningún acuerdo, ninguna decisión.  Entonces, ¿para qué está dicha comisión?

Las razones de Estado (asuntos como la defensa, el espionaje) nos llevan a un debate muy interesante:  ¿puede haber leyes y actuaciones políticas fuera del control de los ciudadanos?, ¿Hay razones opacas y más alla de los derechos y grantías? ¿El fin del Estado, una cosa abstracta y cuestionable, justifica cualquier medio?. Cuestiones sobre las que la filosofía del derecho ha planteado abiertas críticas y que deberían en nuestro criterio hacer desterrar instrumentos del calado de lo que en su día denominó Felipe González, justificándolas y alabándolas, cloacas del sistema.

Share

Militarización de la economía: otra vuelta de tuerca.

Fuente:  El País.

Otra noticia impresionante que tiene que ver con la elaboración por parte de Solana de la Estrategia Española de Seguridad.  Parece ser que el documento pone especial atención a la seguridad económica.  Proponen «en colaboración con el sector privado, permita la obtención y análisis de información económica y financiera relevante para prevenir actuaciones contrarias a los intereses de España«.  ¿Para qué?  Para luchar contra «los desequilibrios macroeconómicos (que) son en sí mismos un factor de riesgo, (y para) alertar contra la actuación desestabilizadora, especulativa e incluso ilegal de agentes que actúan en los mercados».

¡Toma ya!  Nos parece que incluso los acampados en Sol aprobarían algo así.

Pero, claro desde posiciones bien distintas:

  • Mucho nos tememos que lo que proponen se va a quedar en una mera promoción internacional del espionaje económico y empresarial bajo el paraguas que cubre todo lo facha del interés nacional.
  • Mucho nos tememos que lo que quieren defender con este organismo que vigilará por el bien de la economía es la economía de los pocos multimillonarios en dólares y de las impresentables exportaciones españolas de armamento.
  • Mucho nos tememos que no prevén que el organismo tenga como función promover el desarrollo humano sostenible para lograr en España y en los países de nuestro entorno más pobres los Objetivos del Milenio.
  • Mucho nos tememos que lo que, nuevamente, quieren defender son los mercados y el comercio exterior exentos de ética y de solidaridad.
  • Mucho nos tememos que no nos quieren defender del paro, de la especulación del ladrillo, de la especulación de los mercados internacionales, etc.
Parece ser que Solana (el de OTAN, de entrada no) ahora quiere militarizar aún más nuestra economía, lo que repercutirá en una mayor militarización de nuestra sociedad y de nuestra política exterior.  Un angelito este Solana.
Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed