Tag Archive for enseñanza militar

Militarizar a los observadores para misiones de paz

Imagen de Ministerio da Defesa Brasil

Fuente:  One Magazine.

El Ejército de Tierra convoca un curso de 4 semanas para formar Observadores para Misiones de Paz.  Ya hubo otro entre mayo y junio pasados.  También desarrollan cursos para Operaciones de Paz.

No les basta con militarizar las iniciativas de paz diversas que se producen en los conflictos internacionales.  La presencia de soldados, marineros, aviadores y guardias civiles no es suficiente.  Necesitan que, también, los observadores civiles tengan formación militar.

La oferta es inigualable:  no se exigen gastos para matricularse.  Ofertón que en cualquier curso civil no se ve.  ¿Por qué será?

Mucho nos tememos que el curso sea meramente otra forma de propaganda militar dado que una de las “prácticas” que se harán por la tarde será en un campo de maniobras de Toledo.  También, en uno de los cursos, se ofrece una visita a la División Acorazada XII, para conocer su misión de primera mano.

Se trata de un curso en el que se entiende a los observadores de paz como parte de la acción exterior y militar española, como representantes del gobierno español, no de la sociedad, sino del gobierno.  Por lo tanto, su visión del conflicto ha de estar muy mediatizada por lo que es actualmente la política exterior española:  militarismo e intervencionismo.

¿Dónde queda la ética de los observadores, dónde queda la neutralidad, la noviolencia?

¿Dónde queda una visión crítica de los conflictos y de la violencia que en ellos se desarrolla?  Porque, pensamos que es muy importante que un observador dé fe de qué es lo que está ocurriendo en un conflicto, pero su mirada se va a fijar en aquello para lo que esté entrenado.  Si su visión es militarista, reproducirá ese militarismo en su intervención en el conflicto que observa.  En cambio, si su mirada es alternativa y noviolenta esta perspectiva se verá reflejada.

¿Será de esta manera tan militarista como funciona la cuestión de los observadores de misiones de paz?

Mucho nos tememos que sí y para prueba un botón:  nos informa El Periódico que “España tiene preparados a 22 observadores para verificar el alto el fuego en Colombia”.   Pues bien, entre los 22 hay militares, policías y guardia civiles.  Ni un sólo civil, nadie de una ONG aunque estén ya en el terreno y hayan demostrado muchas veces sus altas capacidades para estas labores.

Eso sí, como los observadores que se necesitan en Colombia son civiles porque es una misión política, nuestros militares, policías y guardia civiles irán camuflados de civiles:

En total, España enviará en total entre 350 y 400 observadores, tal y como confirmó el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, y parte de ellos serán militares que acudirán ‘de paisano’, ya que se trata de una misión de carácter político.

Otro tema de paz que se militariza:  los observadores de paz.

Share

La faceta militar de la Universidad de Almería

08/03/2017 Firma de convenio con Universidad de Almería Foto:Marco/MDE

Imagen del Ministerio de Defensa

Fuente:  Ministerio de Defensa.

El militarismo llega a todos los rincones y a todos los aspectos de la geografía española.

La universidad es uno de los escenarios privilegiados por los militares para firmar convenios de colaboración en diferentes ámbitos.

A primeros de marzo de 2017, la Universidad de Almería y el Ministerio de Defensa firmaron un convenio marco para la realización de actividades docentes, investigación y desarrollo tecnológico.  Este acuerdo marco tiene una vigencia de 4 años y se puede prorrogar por otros 4 más.

Las actividades a realizar en Almería son numerosas:

  • cursos de postgrado
  • conferencias
  • seminarios
  • congresos,
  • publicaciones,
  • asesoramiento científico y técnico
  • formación de personal docente e investigador

Además, ambas instituciones también colaborarán en proyectos académicos, docentes, de investigación y desarrollo relacionados con la paz, la seguridad y la defensa, y establecen el uso común de las instalaciones.

Según Ideal.es:

ya se está preparando el nuevo curso para la época estival que llevará por título ‘El mundo actual tras el 11 de septiembre’ en el que se analizarán los efectos globales que tuvo este atentado terrorista en la seguridad internacional

¿Qué inversión supondrá este convnio?  ¿Por qué no se informa de ello?

¿Ha habido en la Universidad de Almería algún tipo de debate para decidir si era conveniente un convenio con una entidad militarista y violenta como el Ministerio de Defensa?  ¿Han podido opinar los profesores, los empleados, los estudiantes?, o ¿es sólo una decisión personal del rector?

¿Se valora de alguna manera en las universidades españolas estas gestiones que promocionan el militarismo o les da igual?

¿Hay alguna protesta o malestar entre la intelectualidad universitaria o ya asumen el militarismo como una más de sus señas de identidad?

Share

La cara visible (y terrible) de la política exterior española

Resultado de imagen de misiones españolas en el exterior

RTVE

Fuente: Larioja.com

Miren ustedes por donde, a veces para conseguir leer las verdades del barquero hace falta prescindir de los tan estereotipados medios escritos más reconocidos (que no se van a permitir con sus libros de estilo desvelar la miseria definitiva de nuestro sistema militarista) y buscar entre lineas en la inocencia de otros que simplemente hablan de sus cosas.

Y así, en el diario Larioja.com encontramos un titular, sin filtrar, suministrado tal vez por la agencia Efe, en el que pone en boca de Cospedal, la mediática ministra de defensa, la siguiente frase referida a la tropa española que actúa (militarmente) en Irak:

«Sois la cara visible de la política exterior»

 

Con lo que la ministra, casi sin quererlo (tal vez sin quererlo, sin el casi, en una de sus características meteduras de pata) certifica la identificación de la política exterior española con la agresión militar y con el envío de tropas al exterior, todo un despropósito, un pedo teológico,como quien dice, una asimilación burda y tétrica.

La cara visible de la política exterior, la cara por la que nos identifican y con la que nos visibilizamos consiste en un ejército en misiones de guerra en el exterior, como es el caso de estos que están en Irak enseñando a hacer la guerra que nos conviene a nosotros pero en la que no queremos asumir pérdidas, a los autóctonos para que la hagan en  nuestro nombre.

Por cierto que ahora, con la aquiescencia y visibilización sin disimulo de nuestro partido militarista transversal, compuesto por el PP-PSOE-C´S, el parlamento ha aplaudido esta idea del Gobierno autorizando el envío de más militares a Irak, para que se visibilice bien nuestra política exterior de mamporreros.

La cara visible, repetimos, que consiste en que somos reconocidos no por obras venturosas, sino por esta loca carrera por ser la avanzadilla militar de Occidente, como si nuestros tristes y mediocres políticos aspirasen a ser cola del león a base de proporcionar sus argumentos últimos, la ratio injusta de la imposición violenta.

Es triste esta asimilación y esta renuncia de la política exterior. No aspirar a mejorar el mundo, sino a meterlo en cintura a base de palos y realismo político a la vieja usanza.

Imaginamos que la ministra, con este giro conceptual de la política exterior entendida como un argumento militar más, estará de acuerdo con nosotros si, a partir de ahora, añadimos que además de las partidas específicas de gasto militar que hasta ahora se ocultan en los presupuestes del ministerio de Asuntos Exteriores, consideramos que la acción exterior en pleno que desarrolla España, debería consignarse en cierto modo como parte del monumental y tupido gasto militar español. Al fin y al cabo, la propia Cospedal habla de la subordinación de la política exterior al militarismo dominante y se queda tan fresca.

Para nosotros, los militares en escenarios de guerra no constituyen, en absoluto, la cara visible de la política exterior, sino, más bien, su cara más terrible y deplorable.

Share

Universidad de Granada, MADOC y Banco Santander unidos por el espíritu militar

Resultado de imagen de imagenes boe

Por BOE

Fuente: BOE

Si hace poco más de un mes nos hacíamos eco de los convenios del Banco Santander para financiar la estancia de cadetes de la Academia de Zaragoza en la Academia militar de West Point, con un acuerdo de 2013 que dotaba al Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) de 400.000 euros, ahora encontramos un nuevo convenio, esta vez suscrito a tres bandas, entre el MADOC, la Universidad de Granada y el propio Banco de Santander, “para la organización y el desarrollo de proyectos y actividades del MADOC”

Dice el convenio que el Banco de Botín contribuirá con el MADOC para

1.- Un proyecto de formación de cadetes en el extranjero, que se desarrollará durante el curso 2016/2017 en Estados Unidos y Francia.

2.-  La celebración de seminarios de expertos, que tendrán lugar durante el curso 2016/2017. 

3.- La dotación de becas o ayudas para la realización de prácticas de estudiantes universitarios en los órganos del MADOC, colaborando con la gestión del conocimiento –Centro de documentación, Militarpedia, etc.– con una duración cada una de seis meses.

4.- Edición de Publicaciones Militares (PMET) y de la colección Biblioteca Conde de Tendilla.

5.- La organización de un Congreso, que comprenderá todos los temas relacionados con el Ejército de Tierra, abierto a expertos y estudiosos civiles y militares, de ámbito internacional, que incluirá ponencias de personalidades relevantes y paneles multidisciplinares de comunicaciones.

Asimismo, el Santander ofrece su disponibilidad para colaborar con el MINISDEFMADOC y la UGR en el estudio, diseño y desarrollo de aquellos proyectos singulares y de carácter institucional que, existiendo presupuesto y, a propuesta del MADOC o de la UGR, pudieran ser considerados de interés por la Comisión Mixta de Seguimiento de este convenio de colaboración contemplada en la cláusula tercera.

Por parte del MADOC los compromisos son

El MADOC aportará todo el personal necesario, propio o no, para el desarrollo de las actividades y proyectos contemplados en la cláusula primera anterior, facilitando igualmente los medios e instalaciones necesarios para su ejecución.

El MADOC se ocupará del diseño, estudio, preparación, dirección y ejecución de los distintos proyectos, garantizando así los contenidos, la buena preparación y los mejores resultados de los mismos.

Las actividades a desarrollar en virtud de este convenio no implicarán compromiso económico alguno para el MINISDEF-MADOC.

y la universidad de Granada (UGR)

La UGR, a través del Centro Mixto UGR-MADOC, en adelante CEMIX, dependiente de la Comisión Mixta UGR-MADOC y bajo su dirección, es responsable de la gestión ordinaria de las actividades derivadas de la ejecución del Convenio marco de colaboración entre el Ministerio de Defensa y la Universidad de Granada para la realización de actividades docentes, de investigación, de desarrollo tecnológico, culturales y de cualquier otro ámbito de interés mutuo, suscrito el 24 de septiembre de 2015. La UGR participará en las actividades desarrolladas en virtud del presente convenio dentro del Plan Anual de Colaboración UGR-MADOC.

El Santander, en todo este negocio, aporta la pasta y los otros la reciben para sus fines lucrándose de becas (caso de Defensa) y para legitimar a Defensa con una mala capa de barniz cultural (caso de la Universidad). En concreto

El Santander realizará una aportación a favor de la UGR, con la naturaleza prevista en el artículo 25 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, de ciento cincuenta mil euros (150.000 euros), que la UGR, a través del CEMIX, habrá de destinar al desarrollo de las colaboraciones generales, académicas y tecnológicas previstas en la cláusula primera y que son objeto del presente convenio de colaboración.

Osea, que junto con el dinero que el Santander pone para mandar soldaditos a las academias, de los que nos hemos hecho eco en otras entradas de este blog, aporta además una segunda contribución,esta vez a la Universidad de Granada, para que ofrezca formación militar y bajo la dirección del MADOC a los cadetes militares.

Lo dicho: universidad y banca, dos patas más del entramado colaborador del militarismo patrio. Un asquito.

Share

Intercambio de cadetes hispano-francés. ¿un Erasmus militar encubierto?

%C3%81vila.+Jura+de+banderas+de+los+nuevos+cadetes+de+la+Academia+Militar.+Plaza+de+Santa+Teresa.

avilas.es

Fuente: BOE

El BOE del pasado 14 de noviembre contiene una serie de convenios universitarios para impartir clases relacionadas con la defensa y de interés del Ministerio de Defensa y apoyar el mostrenco llamado “cultura de la Defensa”. Concretamente se trata de los acuerdos con las universidades de Las Palmas, la de País Vasco, la de Castilla-León y otro último de la Complutense de Madrid.

En realidad este tipo de convenios se extiende por todas las universidades y prácticamente no ofrece novedades ni en sus materias (cursos específicos, jornadas de enfatización de los ejércitos, doctorandos y asignaturas militaristas en masteres y títulos sobre cooperación al desarrollo o cultura de paz) ni en el papel de la universidad (dotar de estudiantes, de profesores y de argumentos, por peregrinos que sean) o de los ejércitos (proveer económicamente con desembolsos que suelen rondar los 12.000 euros por universidad).

Llama la atención únicamente en cuanto que refleja el papel de la universidad como puntal acrílico de la cultura militarista, todo un contrasentido que la empequeñece.

Pero en el BOE del 14 de noviembre, una semana después de asumido el cargo por la ministra de defensa, aparece un nuevo convenio que, por dos razones resulta llamativo:

La primera, porque contiene un acuerdo de carácter militar, pero oculto en un acuerdo internacional aprobado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, es decir, se usa el Ministerio de Exteriores como cobertura para aprobar una norma de contenido militar y carácter internacional, pero que bien puede pasar desapercibida en su contenido militar para el común de los mortales.

La segunda, porque esa norma establece un convenio entre España y Francia para el “intercambio” de cadetes (¡y familiares¡) entre las academias militares de uno y otro Estado. Un convenio peculiar que, además, nos da noticia de la extensión de estea especie de intercambio de cadetes entre los diversos países de la OTAN, ¿Un Erasmus militar?

Veámoslo:

El convenio señala  que este tipo de intercambios se fundamentan en el Tratado de la OTAN, que los admite en su artículo 3, así como en su ulterior desarrollo por medio del  Convenio entre los Estados partes del Tratado del Atlántico Norte relativo al Estatuto de sus Fuerzas (SOFA OTAN) firmado en Londres el 19 de junio de 1951 y los diversos acuerdos habidos con anterioridad entre España y Francia.

Es decir, anuncia que estos intercambios son habituales entre los cadetes de los países OTAN. Para ilustrarlo hemos tenido conocimiento de la existencia de otros entre españoles y estadounidenses (hace poco comentábamos que estos los viene apoyando económicamente el Banco de Botín),  o los que comenta una noticia de 2010 referidos a cadetes de Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal y Suecia que “estudiaban” en la Academia de San Javier.

Todo ello muy en consonancia con el anuncio, referido al año 2008 que señalaba que la Unión Europea estudiaba ya entonces crear un “Erasmus” militar para todos los países de la citada Unión menos Gran Bretaña.

El artículo 3 del acuerdo hispano-francés define el “Erasmus” entre ambos países con la siguiente finalidad

El oficial o cadete de intercambio participa en todas las actividades del organismo de formación. La finalidad del intercambio es permitir al oficial o cadete imbuirse de la cultura militar de la Academia anfitriona, que establecerá un programa pormenorizado del intercambio cuyo contenido y duración será acordado entre ambas Academias. Dicho programa podrá incluir las siguientes actividades: – un curso de inmersión cultural y lingüística; – un curso de investigación y enseñanza académica; – un periodo de adiestramiento militar táctico y técnico; – un curso de instructor durante un periodo de instrucción académica, táctica o técnica

En cuanto a la duración del curso es elástica, pues (art. 6)

El tiempo de permanencia del oficial o cadete en la Academia anfitriona vendrá determinado por la duración del ciclo de formación estándar o por mutuo acuerdo entre la Academia de procedencia y la Academia anfitriona. Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Los cadetes durante su estancia en el otro país, dependerán funcionalmente de las agregadurías militares de sus correspondientes embajadas (Art 7) y será el país de procedencia el que se haga cargo de los gastos de sus cadetes en el otro país (art 17) si bien el anfitrión le proporcionará al cadete

el alojamiento en la Academia anfitriona – la manutención en la Academia anfitriona – el acceso a toda dependencia (club, tiendas de efectos…) en las mismas condiciones que sus propios oficiales o cadetes. – los gastos de transporte, manutención y alojamiento derivados de las misiones específicas ordenadas por la Academia anfitriona

Osea, un verdadero Erasmus militar que nos pensaban pasar de forma desapercibida por si cuela.

Share

Botín (Banco Santander) nombrado cadete honorario a título póstumo

Imagen de Aristipo Crónica Popular

Imagen de Aristipo Crónica Popular

Fuente:  El Confidencial Digital.

¿Os extraña que Botín sea nombrado cadete honorífico a título póstumo?

Todo tiene que ver con que

En sus últimos años de vida, Emilio Botín estrechó sus relaciones con el Ministerio de Defensa, y especialmente con la Academia de Zaragoza. El entonces presidente del Banco Santander dio un discurso ante los alumnos del Centro Universitario de la Defensa en 2011, inaugurando así una jornada de conferencias.

Pero todo ello tuvo el correspondiente colofón monetario, que era lo que espera el Ministerio de Defensa y

Dos años más tarde, en 2013, el Santander firmó con el Ministerio de Defensa y el Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC). La entidad bancaria se comprometía a aportar 400.000 euros anuales para formación.

Mediante ese convenio, cinco alumnos de la Academia General de Zaragoza estudian cada año un curso completo en la academia de West Point, el centro de formación militar más prestigioso de Estados Unidos.

Es decir, que 400.000 € anuales es lo que vale ser nombrado cadete honorario.

400.000 € anuales para que 4 alumnos estudien en West Point.  ¿Es un despilfarro en lo militar?  ¿Estarán de acuerdo los accionistas en este gasto?  ¿Se les habrá, siquiera, consultado?

La noticia también tiene que ver con la banca armada.  Como se ve en la tabla siguiente, del informe “Evolución de la Banca Armada en España“, el Santander el el tercer banco privado que más fondos de inversión, acciones y bonos tiene en empresas de armas de la banca española entre 2009-2013:

En definitiva, lo que ha hecho la Academia de oficiales de Zaragoza es rendirse a los datos, reconociendo a uno de sus grandes colaboradores:

Share

La Complutense otra vez a la cabeza del colaboracionismo con el militarismo

Selfie

Irene Barrilero Mtez

Fuente: BOE

La Universidad Complutense de Madrid ha suscrito, el 29 de agosto, un convenio con el Ministerio de Defensa por el que consagra su colaboracionismo con el Ministerio de Defensa en eso de legitimar lo militar con rango académico.

El acuerdo, según se titula se realiza para “el desarrollo de las enseñanzas de posgrado relacionadas con los cursos que imparte la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas”.

Por el mismo se acepta que la Universidad Complutense ofrezca “enseñanzas” destinadas a militares para reconocerles el grado de doctores, mediante la organización de un “master” sobre “Política de Defensa y Seguridad Internacional” en su programa de estudios de posgrado, que se destina a las siguientes actividades

a) Desarrollar el MASTER UNIVERSITARIO EN POLÍTICA DE DEFENSA Y SEGURIDAD INTERNACIONAL de la UCM, de forma conjunta con la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas, tanto en las actividades docentes como investigadoras del citado título oficial, durante el curso 2015-2016. Para ello, la UCM convocará el citado máster en el ciclo 2015-2016 y abrirá su matriculación a los alumnos nacionales, y de países amigos y aliados del XVII Curso de Estado Mayor de la Fuerzas Armadas (CEMFAS), que cumplan los requisitos para acceder al ciclo de máster y los específicos establecidos para el título de Master universitario de Política de Defensa y Seguridad Internacional de la UCM.
b) Promover la matriculación de Diplomados de Estado Mayor que hayan realizado el Master de Política de Defensa y Seguridad Internacional de la UCM, en los CURSOS DE DOCTORADO de la facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM, conducentes a la obtención del correspondiente título de carácter oficial, priorizando la asignación de al menos cinco plazas (5) para alumnos del XVII CEMFAS, seleccionados entre los que hayan obtenido mejores calificaciones en el curso.
c) Diseñar un calendario de decisiones y actividades, para permitir cursar el MASTER UNIVERSITARIO EN POLÍTICA DE DEFENSA Y SEGURIDAD INTERNACIONAL de la UCM a los alumnos de anteriores Cursos de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y alumnos de cursos de estado mayor en el extranjero, que han recibido la homologación del diploma en España.
d) Evaluar y planificar posibles nuevas titulaciones universitarias de posgrado, adaptadas a los contenidos de los cursos que se imparten en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas, siempre de acuerdo con las normas y procedimiento establecidos por la UCM para cada caso.
e) Otras actividades relacionadas con la paz, la seguridad y la defensa, dentro del ámbito de los estudios de posgrado. Estas actividades estarán condicionadas a la disponibilidad y medios de ambas partes
 Este “regalo” de titulación ad hoc para hacer doctores a los militares lo paga el Ministerio de Defensa pagando a la Universidad Complutense la cantidad anual de 185.000 euros con cargo a la partida del presupuesto de 2016 número 14.02.121N1.226.06.
Para comprobar el carácter poco serio del curso que legitima una titulación universitaria para los militares a cambio de un dineral para la Complutense,
Las actividades docentes y de investigación del MASTER UNIVERSITARIO EN POLÍTICA DE DEFENSA Y SEGURIDAD INTERNACIONAL, se desarrollarán con la colaboración de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas.
Las actividades docentes del master se impartirán en las dependencias del CESEDEN, así como en otros organismos nacionales o extranjeros, o en dependencias de la UCM.
En las dependencias de la UCM, se llevarán a cabo las actividades que se consideren necesarias para el desarrollo del master que no se puedan impartir en las del CESEDEN.
Atendiendo a la actividad docente del master, en el interior de una instalación militar, el personal docente, de administración y de servicios de la UCM, estará sujeto a las disposiciones que rigen en la misma en todo lo relacionado con la seguridad, régimen de vida de los estudiantes y gobierno interior
Un paso más en la militarización social. Desgraciadamente, que una universidad contribuya a tan burda maniobra resulta, cuando menos, poco decente.
Share

Sin los militares España no es posible

Imagen de US Embassy Madrid

Imagen de US Embassy Madrid

Fuente:  Heraldo.

Desde hace mucho no es noticia que un discurso de Morenés es malo de solemnidad.  Los da con soltura, con desparpajo, utilizando eso tan político (de político sin recursos y sin argumentos) que es decir una frase y no explicarla, ni argumentarla. O no decir nada.

Sus frases pretenden ser titulares, están construidas con cuidado diseño postmoderno.  Pero si te paras en cada una de ellas, si las examinas un poco con razonamientos sencillos, las ves huecas, vacías, deshabitadas, triviales.

Veamos:

las instituciones son la garantía de un futuro en paz y estable en un mundo que está en una situación muy complicada

¿Cuándo el mundo no estuvo en una situación muy complicada?  ¿La complicación deviene de aquellos sitios que no hay instituciones?  ¿Cómo nos salvan las instituciones de las situaciones complicadas?

El futuro en paz y estable que Morenés nos brinda como deseable dependerá de la calidad de las instituciones.  Podrán ser instituciones dictatoriales o que fomenten la participación, instituciones abiertas o cerradas, instituciones pacíficas o violentas, corruptas o no?  Es decir, que del hecho de que existan instituciones no se deriva nada necesariamente obligatorio sobre el futuro, sino que todo depende de qué tipo de instituciones tengamos.

Por ejemplo, la institución militar no nos parece que sea acorde con un futuro en paz, teniendo en cuenta que fabrica armas, las exporta;  fabrica guerras, las exporta;  fabrica violencia, la exporta; fabrica muerte y la exporta.

Son dos las estabilidades que ofrece lo militar, por un lado la estabilidad de los campos y ciudades repletos de muertos, devastados por las bombas y guerras;  por otro lado, la estabilidad de la que disfrutamos los países productores y exportadores de armas a cambio de paralizar el desarrollo social y ecológico de los países compradores y de causar muerte y sufrimiento.

Las declaraciones las hizo en la inauguración del nuevo curso en la Academia General Militar de Zaragoza.

También les ha recordado que con su servicio en las Fuerzas Armadas sirven de ejemplo a la sociedad y hacen grande a España fuera del país y les ha asegurado que sin ellos “todo es más difícil para España” y que “España no es posible”.

Suponemos que el objetivo era imbuir el espíritu militar que reza que ellos son el sostén de España, nuestra salvaguardia, la base sobre la que se edifica toda la sociedad.

En nuestra opinión, es justo al contrario.  Sin lo militar España, o cualquier otro sitio, sería posible, y hasta mejor. Quizá pudiésemos mejorar si no nos considerasen el enemigo en muchos países debido a nuestra política continua de intervenciones militares (ya llevamos 79 operaciones militares en el extranjero), o quizá seríamos una sociedad mejor si dejásemos de despilfarrar en gasto militar y lo invirtiésemos en gasto social.

En fin, de traca.

Share

El muro de contención militar imaginario del Sahel

Sahel

Por El Confidencial

Fuente: El  Confidencial

En otras ocasiones hemos destacado el desplazamiento de la “frontera” militar española nada menos que al Sahel y la cada vez más agresiva política militar de presencia e injerencia en los países del área centroafricana.  El nombre de esta política ya es muy descriptivo:  Fronteras Avanzadas.

Ahora encontramos un artículo de El Confidencial Digital donde, con pelos y señales, nos detallan este papel abrasivo de nuestro militarismo, comparsa y aliado de Francia en esta estrategia nefasta.

Su área de actuación es el Sahel, la franja bajo el desierto del Sáhara en la que se encuentra la mayor concentración de estados fallidos del mundo: poblaciones con rentas anuales que rondan los 500 dólares, conflictos tribales y gobiernos que no controlan su territorio y donde se cobra terreno el yihadismo. Aquí la Unión Europea, bajo liderazgo francés, trata de sostener una “frontera avanzada” con decenas de acuartelamientos que conforman un muro de contención imaginario para evitar que se establezca un santuario extremista a las puertas de Europa. Para frenar, entre otras cosas, la bomba demográfica nigeriana y Boko Haram. Para suavizar los flujos migratorios o para tratar de evitar que las armas del extinto Ejército de Gadafi acaben engordando una guerrilla capaz de montar un santuario extremista en las arenas del norte de Mali.

Decenas de acuartelamientos para “contener” la pobreza de poblaciones “amenazadoras” con rentas de 500 dólares anuales per cápita (de los países por tanto más pobres del planeta). Toda una muestra de verdadero cinismo y manipulación.

Las tropas españolas hacen de gendarmes en este “muro imaginario” y cruel.  Entrenan tropas para no mancharse las manos directamente, defienden emplazamientos “estratégicos” y “logísticos”, espían, trasladan tropas de otros países de un lugar a otro, … Todo ello de la mano de los principales actores de la agresión militar mundial: la UE y la OTAN. Todo ello bendecido y legitimado por la ONU, cada vez más inservible y tétrica.

Un mando español ofrece un pintoresco y aterrador ejemplo del papel horrible que juegan los militares españoles (y no son ninguna excepción) en todo este embrollo

Como Jon Snow, vigilamos el Muro pero lo que queremos es entrenar a los que viven al otro lado para que puedan ayudarnos a enfrentar a los yihadistas, que en este caso serían los caminantes blancos…

Se refiere el militar a la serie de moda como manual de alta política entre ciertos intelectuales de barra de bar

Ahora en serio, en términos de defensa nuestra misión es estabilizar estos países para evitar que el problema se extienda y llegue a nuestras fronteras

Ya ven: que “el problema” no llegue a nuestras fronteras. Salvo que “el problema” son ellos mismos, los militares, y las políticas de dominación que provocan.

Continúan los sargentos Juan Antonio Doncel y Kriscia Ramírez  desgranando sus “hazañas”. Ahora cuenta cómo entrenan a los pobrecillos que se alistan para que hagan la guerra que le interesa a Occidente

Hay que repetir y repetir. Enseñarles cosas muy básicas porque la mayoría cierran los ojos al disparar o apartan la cara por miedo. Son desconfiados, en el sentido de no se creen lo que no pueden ver. Por ejemplo, no entienden que el mortero pueda alcanzar un blanco situado al otro lado de una montaña. Lo ilustramos con juegos para que entiendan que es posible. Y también les cuesta el combate nocturno porque tienen miedo a los espíritus.

Sonroja escuchar esta muestra de prejuicios etnicistas y barbaridades, trufados de la brutalidad de quienes se dedican a enseñar el odio y a entrenar para la matanza, pero no es lo más cutre de todo.

Tercia el Teniente Coronel Billón

No tiene sentido entrenarlos para usar un armamento del que no disponen. Otro problema grave es que el país no tiene dinero para reclutar a más soldados y que los oficiales no se comprometen. Muchos dejan a sus soldados en la escuela y no se quedan a la instrucción, como si no fuese con ellos. En total han pasado por aquí 8.000 soldados, dos terceras partes de su Ejército regular

Existe una “patrulla social” con curiosas atribuciones. Merecerían un calificativo grueso, pero este blog no los soporta

Los niños se acercan con curiosidad y asoman la cabeza entre las piernas de sus madres. Sin soltar la mano del fusil, los militares les ofrecen caramelos envueltos con la bandera de España. Llevan unos cuantos en los bolsillos y los van repartiendo. De fondo, el río Niger, donde grupos de hombres y niños se afanan para sacar arena con la ayuda de palas y cayucos, en jornadas interminables en las que no ganan más de tres euros. Los soldados continúan el trayecto, sonriendo y saludando con la mano. Los fusiles no parecen incomodar a nadie. A su alrededor se siguen vendiendo mangos, jabones caseros y gasolina en botellas de cristal, distribuidas sobre tablones de madera.

En fin, todo muy costumbrista. Lamentablemente España está ahí, junto con los otros ejércitos de la UE y la OTAN, para ensombrecer las cosas.

Una frontera avanzada que, si lo miramos bien, sólo protege la violencia estructural y la dominación que ejercemos sobre pueblos empobrecidos a los que aún queremos estrujar un poquito más.

Share

Convenio Defensa – Universidad Complutense: 160.000 anuales para un master

Imagen de Irene Barrilero Mtez


Fuente:  BOE.

Son muchas las universidades tentadas por el dinero del Ministerio de Defensa.  También son muchas las que sucumben a esta fuente de financiación.

Ahora nos referimos al convenio firmado por el Ministerio de Defensa y por la Universidad Complutense de Madrid para la realización del Master Universitario de Política de Defensa y Seguridad Internacional.

Dicho Master tiene, entre otras las siguientes características:

  • Por parte del Ministerio de Defensa, la financiación será con cargo a la aplicación presupuestaria 14.02.121N1.226.06, en el ejercicio 2015.
  • La aportación total será de ciento sesenta mil (160.000) euros en concepto de costes por la prestación de servicios académicos universitarios correspondientes a las actividades docentes del Master realizado por los alumnos nacionales del XVI CEMFAS y los de países amigos y aliados de la Unión Europea. La forma de pago será previa presentación de factura por la actividad realizada.
  • La citada cantidad se asigna para financiar los estudios de los estudiantes cuyo número total en el caso del XVI Curso de Estado Mayor es ciento once (111).
  • La UCM expedirá el título correspondiente a las enseñanzas del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional.
  • El Plan de Estudios del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional ha previsto una Comisión de Coordinación en la que participarán profesores de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas y de la UCM que será presidida por el coordinador del Master
  • Las actividades docentes y de investigación del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional se desarrollarán con la colaboración de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas.
  • Las actividades docentes del Master se impartirán en las dependencias del CESEDEN así como en otros Organismos nacionales o extranjeros o en dependencias de la UCM.
  • En las dependencias de la UCM se llevarán a cabo las actividades que se consideren necesarias para el desarrollo del Master que no se puedan impartir en las del CESEDEN.
  • Atendiendo a la actividad docente del Master en el interior de una instalación militar, el personal docente, de administración y de servicios de la UCM, estarán sujetos a las disposiciones que rigen en la misma en todo lo relacionado con la seguridad, régimen de vida de los Estudiantes y gobierno interior.

Los 160.000 € suponen un gasto por cada uno de los 11 estudiantes de 14.545 €, cifra nada despreciable en los tiempos que corren.

Acudimos, curiosos como somos, a la información del Máster proporcionada por la UCM y vemos que corre a cargo de la facultad de Políticas y Sociología.  Pero nos sorprende que el número de alumnos que aceptan es de 40 (no los 111 que comentábamos antes) y que la duración del Máster es de 1 curso, en 2 semestres.

Master Seguridad y Defensa UCM

 

 

 

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed