Tag Archive for Empresas militares

140 millones de gasto para la “Infraestructura Integral de Información de la Defensa I3D”

Radares+de+Paracuellos+vistos+desde+las+pistas+de+Barajas

POR Força Aérea Brasileira (Brazilian Air Force)

Fuente Infodefensa:

Nos informa Infodefensa de la celebración de un nuevo contrato multimillonario.

Hemos acudido a la nota de prensa del Consejo de Ministros que habla de la autorización de un Convenio de nombre algo enrevesado, muy del gusto de la nomenclatura militarista, por el que el Estado pagará nada menos que 139.173.553’72 euros, todo un pastizal.

El referido contrato tienen el nombre de “Acuerdo Marco para la contratación transitoria de servicios e infraestructuras de telecomunicaciones de la infraestructura integral de información para la defensa (I3D) del Ministerio de Defensa“.

¿Contratación transitoria? Leyendo la explicación del Acuerdo que da el Consejo de Ministros no es posible saber a qué se refiere esa transitoriedad. Más bien parece que la idea es consolidar un sistema de comunicación perenne que hacer un tránsito a algún sitio.

Parece que la idea es crear una infraestructura de comunicación que garantice que el ejército no pierda el control de sus comunicaciones en situaciones críticas o de guerra. Lo dicen con su peculiar palabrería, al señalar que estos 139’1 millones de euros que se van a gastar en tres años servirán

para garantizar la operatividad del Sistema de Mando y Control Militar ante cualquier deterioro en la prestación de los servicios correspondientes y en cualquier circunstancia o situación de emergencia, en paz o en caso de conflicto

El ámbito de estas comunicaciones es mayor que el mero sistema de mando militar, y tiene muchos más intervinientes, todos militares, y no sólo para misiones en territorio del Estado, sino también para garantizar la función de los ejércitos en las operaciones de injerencia militar que realizan en el exterior y al servicio de la OTAN. Lo dicen a su manera:

… permitir a todos los organismos, unidades (buques, unidades, instalaciones, aeronaves, vehículos, etcétera) y usuarios del Departamento el acceso eficaz a los recursos de información de la Defensa, desde cualquiera que sea su situación geográfica, en todo momento, de forma segura, con esto se garantiza la interoperabilidad y mayor eficacia en el empleo operativo de las Fuerzas Armadas en el ámbito de la OTAN, la Unión Europea y organizaciones internacionales en las que España participa.

El contrato se justifica, según seguimos leyendo, en que una Orden de 3 de diciembre de 2015 establecía una Política de los Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones del Ministerio de Defensa, donde se inventa el concepto I3D, que es lo que ahora se saca a concurso multimillonario (¿será que defensa no es capaz con sus medios de elaborar ese mecanismo).

Ese sistema I3D se explica en la nota de prensa del Consejo de Ministros

como la nueva infraestructura tecnológica, bajo una autoridad operativa única, que, mediante la convergencia de los sistemas de información y telecomunicaciones y los servicios que éstos proporcionan, optimice el uso de los mismos y facilite a los organismos y usuarios el acceso eficaz a los recursos de información de la Defensa, desde cualquiera que sea su situación geográfica o dinámica (fija o desplegable) y, en todo momento, de forma segura.

En nuestro caso esta estructura estará bajo el mando operativo del Jefe del Estado Mayor de la Defensa.

De nuevo un gasto plurianual, esta vez de 139,1 millones de euros para los años 2017 a 2019 y con la posibilidad de prórroga.

Nos falta por saber quién será la empresa adjudicataria de este suculento negocio que actualmente está en fase de concurso.

Share

Alemania entrenará al ejército Saudí

chinatibetG20

Por NiceBastard

Fuente: Europa Press

Y aquí tenemos un nuevo ejemplo de la intención Occidental de incendiar los conflictos mundiales y de hacer negocio al precio más aborrecible de todos, el de propiciar la dominación y fortalecer las tiranías militaristas “amigas”.

Aquí tenemos sentaditos y a pies juntillas a la cancillera alemana Angela Merkel, y al rey Saudí, Salman, hablando de sus cositas, que no son otras que pactar que los alemanes entrenen a las sanguinarias tropas saudíes para garantizar a aquella autocracia en sus ínfulas expansionistas y militaristas.

Merkel, haciendo gala de la hipocresía europea, le ha dicho a Salman que su Parlamento no le permite venderle armas, porque la ley prohíbe venderlas a los países sanguinarios que hacen uso de ellas reprimiendo a su pueblo o atacando a los de al lado, pero que sí le va a dar la formación militar para los soldados saudíes, porque la ley para este caso guarda silencio, como si fuera más ético lo segundo que lo primero.

Al resepcto afirma el viceministro de Economía del país, Mohammad al Tuwaiyri en una entrevista.

Aceptamos la reticencia alemana a la hora de vender armas a Arabia Saudí, somos conscientes del trasfondo político.

No se le causarán más problemas al Gobierno alemán con un nuevos pedidos de armas”, ha agregado.

Total, las armas de patente alemana que Alemania deja de vender a los saudíes, las venden los otros socios del negocio de alimentar el militarismo saudí (España espera vender tanques Leopard fabricados en Sevilla, por ejemplo),  y las que tienen que ver con las empresas de armas donde Alemania tiene acciones, son vendidas por un consorcio internacional (por ejemplo Airbus) que ya no es el gobierno alemán y por tanto puede hacer lo que le venga en gana.

Alemania muestra con su negocio turbio la crueldad y la complicidad en la guerra, pero no es el único. Francia ha colocado a su empresa Thales con sucursal en Arabia Saudí, igual que han hecho la italiana Finmecanicca y otras.

Alemania, pareciera, se ha especializado en tirar la piedra y esconder la mano. Por eso su negocio con países como Arabia consiste en venderles la “formación” de los soldados que comprarán las armas de los otros socios.

Adivinen quien presta servicios similares, formando a los soldados de países más bien peligrosos, en lugares como República Centroafricana, Cavo Verde, Somalia, Mali o Irak.

Pues sí, han adivinado.

El colmo.

Share

La relación entre Trump y los traficantes de armas

Imagen de Duncan c

Fuente:  El Boletín.

¿Quién ha ganado con la elección presidencial de Trump?  ¿Quién podría estar deseando que Trump llegara al poder?  ¿A quién va a beneficiar que el máximo mandatario mundial sea Trump?  A los fabricantes y traficantes de armas.  Así lo confirma la noticia que dice que:

Los mayores fabricantes de armas ganan 69.000 millones en Bolsa desde la elección de Trump

69.000 millones de dólares es mucho dinero para suponer que ha sido por algún otro suceso.  Los fabricantes de armas lo tienen claro, ellos van a ganar dinero, los inversores también, saben que es el momento para especular comprando acciones de la industria militar.

Y el significado de estos movimientos es terrible:  Trump viene a incendiar el mundo, a bombardearlo.

El motor de este ascenso no es otro que el constante discurso del gabinete Trump, aún no cumplido, de dotar a las fuerzas armadas estadounidenses de un más nutrido presupuesto y sus repetidas peticiones a sus aliados de la OTAN y a los países miembros de la Unión Europea para que fomenten iniciativas en la misma línea.

Concretando, en la lista de subidas se reúne lo peor del militarismo internacional:

la más pujante es una europea: Airbus. La hasta hace poco conocida como EADS, hasta que optó por poner el nombre de su división comercial a la cabecera del grupo, es fabricante de los helicópteros Eurocopter, entre otros elementos de guerra. La llegada de nuevos contratos en el área civil también ha contribuido a este ascenso.

A una insignificante distancia del 35% arriba que en estos cinco meses se ha apuntado Airbus, se yergue la estadounidense Huntington Ingalls Industries, que suma un 34,9% al ritmo de los carros destructores que fabrica su filial Ingalls Shipbuilding. Más de un 20% suman también en este tiempo las estadounidenses Boeing y General Dynamics, además de la italiana Leonardo, hasta hace poco conocida como Finmeccanica.

Muy cerca de la cota referida se sitúa la británica BAE Systems, la siguiente es la estadounidense Lockheed Martin, la reina mundial en materia de armas y responsable de los misiles Aegis, que en este tiempo ha repuntado más de un 12%, el equivalente a unos 8.335 millones de dólares, una cifra comparable a dos veces el PIB de potencias económicas europeas de primer orden como Alemania y Reino Unido. La fabricante de los conocidos misiles Tomahawk, Raytheon, ha sumado más de un 11% al ver pasar sus acciones de los 135 dólares a cotizar en más de 150 billetes verdes por cada uno de sus títulos.

En la lista siguen la estadounidense United Technologies y la francesa Thales, pues ambas han sumado en sus respectivos parqués de cotización -Nueva York y París- ganancias del entorno del 8% en moneda local. La remontada se queda a la mitad en el caso de Northrop Grumman, quinta en la tabla de facturación global de las gigantes de la industria y una de las principales contratistas del Centro de Integración y Operaciones de Defensa en Misiles de EEUU

No es por nada, pero el paralelismo de esos 69.000 millones de dólares con lo que le costó al bolsillo de los españoles,pongamos por caso, la mezquindad del rescate a la banca que hicieron nuestros desaprensivos políticos da miedito.

El floreciente negocio de la industria militar da miedo.

Share

Defensa adjudica la vigilancia de sus edificios al sector privado

safe+portrait+III

boerries nehe

Fuente: BOE

Con el número de expediente 60001 16 0004 00, el Ministerio de Defensa acaba de adjudicar un concurso para la prestación de los servicio de seguridad (con vigilantes “con” y “sin” armas) de sus edificios y bases.

Si, como lo oyen.  Defensa no está segura y contrata su seguridad a agencias privadas de seguridad.  Como si, por ejemplo, un escritor contrata un negro para que le escriba los libros, o un político contrata a un empresario del sector de la construcción para que vote por él.  Bueno, este segundo ejemplo lo vamos a retirar, que con lo que está cayendo bien puede que alguien nos acabe diciendo que “cosas veredes”…

¿Y cuánto va a costar la broma?

El acuerdo firmado es por 19 millones de euros anuales y el agraciado con el contrato es la empresa de seguridad MARSEGUR, que sustituye así a  la empresa canaria que venía prestando estos servicios, Seguridad Integral Canaria, y  que por esas cosas de la vida, se hizo famosa porque uno de sus directivos, Miguel Ángel Ramírez (a su vez presidente de un club de fútbol)  fue condenado por un juez e indultado por el Gobierno .

Se da el caso de que la empresa tiene varias denuncias sindicales por las precarias condiciones que impone a sus trabajadores.

Es curioso y hasta cómico que Defensa necesite contratar su seguridad con una empresa privada.  ¿Será que no tiene modo de garantizarla por sí?

Y así, tacita a tacita, vamos desdibujando los perfiles entre lo público y lo privado en materia de seguridad.  ¿Antesala de la privatización de la seguridad en general y del negocio para unos pocos que, por esa razón, tendrán interés en que estemos cada vez más inseguros para vendernos sus servicios?

En todo caso, un ejemplo más de la incompetencia y el despilfarro en el Ministerio de Defensa.

Share

Lucha en Euskadi contra la industria militar

Nos congratulamos de la iniciativa que nos llega desde Euskadi y que nos cuenta  Marimar Salazar Moliné de la Koordinadora Antimilitarista Kakitzat:

La industria militar -mucha de ella radicada en nuestros pueblos- mata. Su único objetivo es enriquecerse mediante el negocio de la guerra, a costa de presupuestos militares –que no sufren ningún recorte, si no que se ven incrementados año tras año-, y de ejércitos que supuestamente mantienen la Paz a costa de múltiples guerras en diferentes países.

Guerras, por otro lado, siempre motivadas por los intereses de las grandes potencias para seguir manteniendo su hegemonía política y económica. Las cuales tienen como consecuencia: países devastados, miles de muertos en la población civil y millones de personas refugiadas.

Hace 80 años el pueblo de Gerrnika sufrió un devastador bombardeo que ha pasado a la historia; sin embargo, hoy seguimos siendo testigos de los macabros resultados de la apuesta por la militarización y la resolución de los conflictos a través de estructuras ajenas a la sociedad como los ejércitos.

Cabe destacar, que lo que se ha llamado “la crisis de los refugiados”, no se produce por casualidad: las  personas no huyen de sus países por voluntad propia, si no que son expulsadas de forma violenta por el militarismo.

En el actual contexto del negocio millonario de la guerra sobresale la industria militar vasca; la cual se encuentra con abundantes subvenciones por parte del  Gobierno Vasco. En concreto, el País Vasco es la tercera comunidad con mayor facturación en producción militar, sólo por detrás de Madrid y Andalucía. En el cluster militar vasco participan un centenar de empresas.

Según datos del Ministerio de Defensa dos empresas vascas se encuentran entre las diez primeras empresas del Estado Español en facturación de material militar: ITP es la sexta; y Aernnova ocupa el octavo lugar. Por otro lado, cabe destacar que SAPA es la sexta empresa a nivel estatal en el subsector de “armamento”; y Sener es la segunda empresa a nivel del Estado Español en el sector “misiles”, siendo sexta en el sector “aéreo-espacial” militar, y la duodécima en el segmento de armamento.

Debemos señalar que las empresas de armas vascas (SENER, ITP, Precicast-PCB) venden material militar a los Ministerios de Defensa y Fuerzas Armadas de Turquía, España, Estados Unidos, Marruecos, Israel, Egipto o Arabía Saudí.

Un ejemplo del blindaje institucional, y la arrogancia de la industria militar vasca, lo encontramos en la empresa armamentistica SENER. En su propia página web corporativa esta empresa destaca que: “SENER lleva más de 40 años suministrando equipos, sistemas integrados y servicios de ingenieria a la industria internacional de defensa. La empresa también es proveedora del Ministerio de Defensa español y de los principales contratistas internacionales, y aspira a convertirse en la empresa de referencia en sistemas de misiles para el Ministerio de Defensa español, así como en uno de sus contratistas principales para programas de defensa, tanto nacionales como internacionales, garantizando la confidencialidad de toda la información”. Por lo que poco sabemos de la venta de armas a paises en conflicto, supuestamenta prohibida por el Tratado de la Venta de Armas de la ONU.

 Por todos estos motivos, este sábado 22 de abril se realizará la décima marcha de bicis contra el gasto y la industria militar; contra las guerras y por el acogimiento de las personas refugiadas. Esta inicitiva es una buena oportunidad para denunciar a qué se dedican estas empresas tan mimadas por las instituciones vascas y para reivindicar su inmediata conversión en industria civil.

Inicitiva que saldrá a las 11 de la mañana desde la Diputación Foral de Bizkaia para desplazarse hasta a una de las filiales de ITP, Precicast-PCB. Luego, de cruzar el Puente Colgante se dirigirá a Getxo para conocer la empresa matriz del conjunto de empresas vascas destinadas al negocio de la muerte, SENER.

Share

Partida plurianual para comprar botas

Goretex

Por Juantiagues

Fuente: Infodefensa

Tenemos los presupuestos de defensa para 2017 sin aprobar y el Ejército ya se lanza, como si supieran que en todo caso se los van a aprobar sin rechistar, a convocar concursos para todo tipo de cosas.

Ahora le ha tocado el turno al programa de Apoyo Logístico, desde el que se convoca un concurso para dotar de botas a los ejércitos españoles.

Se trata de un gasto plurianual, es decir, que compromete gasto para el ejercicio 2017 y para el ejercicio 2018, por valor de 436.400 euros cada año, con lo que, de entrada, ya contamos con otra partida más que compromete esta buena gente de gasto militar sin saber si el año entrante seguirán gobernando los mismos que ahora.

La práctica de las partidas plurianuales es muy frecuente en el Ministerio de Defensa  y se ampara en esa curiosa idea de la “Política de Estado” que viene a significar que lo cocinado bajo la mesa entre PP y PSOE va a misa y no se pude rebatir, gobierne quien gobierne.

Share

El Tribunal de Cuentas dictamina: sobrefinanciación, sobrecostes y otros fallos en los PEAS de Morenés

Fuente: Voxpopuli

A juzgar por la opinión del Tribunal de Cuentas, a Pedro Morenés, ex-ministro de defensa y Grande de España, le han castigado mandándolo de embajador a EEUU, un sitio cutre donde los haya, por manta y por manirroto.

No se explica, de otro modo, el castigo ejemplar que ha recibido.

Dice el Tribunal de Cuentas, que ha revisado las que presentó el Ministerio de Defensa relativas a los años 2012 a 2014, que estas son todo lo peor que se pueda imaginar (se supone que todo lo peor menos austeras, porque para el Estado el que el gasto militar sea desmesurado no es un mal).

Las cuentas de Morenés son un cuento, de la categoría de cuento de Carracuca, feos y apolillados.

El informe, que puede verse pinchando aquí, dice entre otras lindezas, que todo el negocio del pago de los créditos extraordinarios para financiar programas de armamento ha sido una ruina y un verdadero despropósito contable y político.

Describe muy bien el mamoneo que hay con la financiación de los programas espaciales de armamento (PEAS), que implica a tres “actores”

el Ministerio de Defensa, adjudicador y cliente del contrato de adquisición; el Ministerio de Industria, financiador parcial del contrato mediante anticipos reintegrables a la empresa adjudicataria (a tipo cero); y el Contratista Principal, adjudicatario del contrato. Los dos Ministerios, el de Defensa y el de Industria, suscriben, con carácter previo al arranque del programa, un acuerdo general por el que se formaliza su voluntad conjunta de desarrollar un programa de adquisición al que se le dotará de prefinanciación en el marco general de un apoyo a la consolidación del sector industrial de la Defensa y el apoyo a procesos innovadores en materia tecnológica

Por ejemplo en sus conclusiones se señala que

la financiación de los créditos extraordinarios se hace con cargo a Deuda Pública, cuando se trata de operaciones no financieras, cuya financiación debería haberse hecho con baja en otros créditos no financieros o del Fondo de Contingencia

Los sistemas de armas contratados se entregan al Ministerio de Defensa, según un calendario previamente definido que casi siempre, y por muy diversas circunstancias, es objeto de modificación. El Ministerio a medida que recibe las unidades contratadas, y por tanto de forma diferida, paga las adquisiciones al contratista principal con cargo a su Capítulo VI (inversiones reales).

El contrato de obra mediante el abono total del precio, unido a la posibilidad de pagos aplazados contenida en la Ley General Presupuestaria, es lo que permite al Ministerio diferir el pago y distribuir la carga financiera en el tiempo.

Finalmente, las empresas adjudicatarias devuelven al Tesoro Público los anticipos recibidos del MINETUR según unos calendarios pactados y a medida que reciben los pagos comprometidos del Ministerio de Defensa.

La financiación del MINETUR cubre en algunos casos hasta la totalidad del precio del contrato. En este caso los pagos que realiza MINISDEF serán destinados por el contratista a la devolución de los anticipos recibidos, si bien, en ocasiones la financiación de Industria no cubre la totalidad del precio, de modo que parte de los desembolsos del MINISDEF sirven también para terminar de financiar el coste del programa.

o que

mientras el crédito extraordinario concedido en 2012 se destinó a satisfacer obligaciones de ejercicios anteriores, los aprobados en 2013 y 2014 estaban dirigidos a la cobertura de obligaciones del propio ejercicio, que en ocasiones no habían nacido con anterioridad a la concesión del crédito extraordinario, lo que cuestiona la existencia de una extraordinaria y urgente necesidad que justificara la tramitación de un Real Decreto-ley.

y

Respecto a la tramitación de los expedientes de modificación presupuestaria, las memorias justificativas se limitan a señalar que no hay crédito suficiente y a reproducir el listado de cuantías por programa cuya financiación extraordinaria se solicita. Las memorias económicas son, a su vez, breves y apenas incorporan una somera referencia a las necesidades que han de atenderse con las cuantías solicitadas para cada programa. La memoria económica correspondiente al crédito extraordinario y suplementario del año 2014 no contiene dato alguno relativo a las necesidades concretas que justifican la solicitud

El informe acusa a Morenés de permitir alegremente sobrecostes, de admitir sin pestañear retrasos y aplazamientos en la entrega de las armas convenidas, de no exigir responsabilidades ni indemnizaciones y de sobrefinanciar por la puerta de atrás a la industria militar.

Defensa abusa de figuras de verdadera ingeniería contable que disfrazan sus cuentas

El uso excesivo de la figura de la modificación presupuestaria ha sido ampliamente criticado por el Tribunal de Cuentas desde la perspectiva de los problemas que la falta de dotación inicial en los créditos genera al gestor de fondos públicos (la insuficiencia del crédito inicial implica que durante diferentes periodos de tiempo de cada ejercicio presupuestario, no se disponga de los recursos necesarios para atender las necesidades existentes y se tienda a utilizar transitoriamente otros créditos realizándose posteriormente las oportunas rectificaciones lo que da lugar a una gestión presupuestaria laboriosa y confusa, además de formalmente irregular), como desde una dimensión competencial. Y ya desde tiempo más reciente, el control sobre las modificaciones debe intensificarse desde la perspectiva de la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera.

Afirma que los “créditos extraordinarios” son un fraude para pagar los PEAS y que

debe ponerse de manifiesto que la situación jurídico financiera de los PEAs no era, ni es, en absoluto desconocida ni imprevisible, sino todo lo contrario

La financiación a través de créditos extraordinarios y suplementarios de la rúbrica 14.030122B.65 de los Prepuestos Generales del Estado desde 2012 se ha convertido en una situación presupuestaria estructural contraria a los principios de la planificación y la estabilidad presupuestaria, en defecto de una presupuestación realista ajustada a los compromisos de sobra conocidos, como es obvio a la luz de los sucesivos Acuerdos de Consejo de Ministros de reprogramación financiera de los PEAs y de las propuestas de anteproyecto de presupuesto remitidas al Ministerio de Hacienda por el Ministerio de Defensa.

Pero además, supone una violación inadmisible de leyes

Puede concluirse por tanto que la justificación de la vía de financiación de estas modificaciones presupuestarias para atender obligaciones no financieras no es consistente, pues en ocasiones se apela a la falta de impacto en la capacidad de financiación del Estado, en otras a la insuficiencia del Fondo de Contingencia y en otras a la discrecionalidad y previsibilidad de las obligaciones a satisfacer como causa de la excepción a la financiación a través del citado Fondo, todo lo cual plantea dudas sobre la corrección del empleo de Deuda pública para financiar créditos extraordinarios y suplementos de crédito destinados a atender obligaciones no financieras del presupuesto, ya sea para satisfacer obligaciones del propio ejercicio o de ejercicios anteriores atendiendo al mandato contenido en los artículos 55 y concordantes de la LGP. Este tipo de actuación podría implicar una derogación singular de la regulación general contenida en la Ley General Presupuestaria, que si bien tiene el mismo rango normativo, trata de vertebrar con vocación de generalidad la materia regulada, de modo que, como ya señalara también el Consejo de Estado (dictamen nº2096/2003 de 10 de julio, sobre el anteproyecto de Ley General Presupuestaria), no resulta apropiado introducir excepciones singulares a las leyes generales por la vía del Decreto-Ley, sin perjuicio de su admisibilidad según los casos (STC 6/1991, de 15 de enero).

Acude a los distintos programas financiados y encuentra defectos importantes en cada uno de ellos, tanto en los sobregastos, como en la financiación irregular y caprichosa a la industria militar, retrasos de la industria militar en sus entregas y falta de garantías y de reparaciones al estado por incumplimientos de la industria militar.

Los PEAS, concluye, son un desastre y un agujero insostenible en el bolsillo de los ciudadanos.

Morenés, por tanto, se ha destacado como un desastre para el control de los dineros públicos y para el interés general, pero a lo mejor desde la perspectiva de la industria militar ha sido una bendición del cielo.

Y precisamente, con este nefasto pasado, Rajoy le ha castigado desterrándole a EEUU, donde a buen seguro, y en una administración que ya ha dado síntomas de su interés por la cosa pública y por la paz, será un apestado por su nefasta gestión de lo público. A lo mejor le vemos de vuelta, haciendo de las suyas, antes de lo previsto.

Es el justo merecido a su metedura de pata permanente.

Share

Mercado ilegal de armas de guerra made in Spain

Militar+en+la+puerta+del+Palacio+de+Topkapi+%28Topkap%C4%B1+Saray%C4%B1%29

Por Enrique Dans

Fuente: ABC

Ya hemos advertido en más de una ocasión del espantoso negocio de la venta de las armas. Un negocio que tiene una cara legal, que permite vender armas sin otro requisito que cumplir las normas que previamente han acordado los estados bajo la presión de los lobbys militares, y una cara opaca, que se hace de espaldas a la legalidad.

En ambos casos los beneficios son descomunales, alimentan lo peor del género humano y permiten un empresariado manchado de sangre que, por cierto, tiene pocos o ningún escrúpulo y al que no le importa la ética con tal de ganar dinero.

Es el caso del reciente negocio ilegal destapado en España de la empresa “Cantábrico Militaria”, de Gecho (Vizcaya), que regentaba un desalmado llamado M P. V., actualmente en prisión por la causa abierta por venta ilegal de armas.

Sobre MPV y sus cómplices pesan acusaciones de tráfico, depósito y tenencia ilícita de armas, pertenencia a grupo criminal y falsificación de documentos y según la policía eran “un centro clave en Europa en este tipo tráfico ilegal, especialmente peligroso“.

Según al noticia de ABC, la empresa de MPV,

hizo grandes compras de excedente de armamento, sobre todo al Ejército español, pero también a fábricas que iban a la quiebra. Además de las armas adquiría elementos indispensables para la reactivación, como agujas percutoras, sistemas de cierres completos, muelles de retenida… Por supuesto también cargadores.

Nos parece preocupante que el ejército español venda este excedente de material militar en desuso con la alegría que parece que lo hacía ¿Lo sigue haciendo?

Esta venta de material militar en desuso, sabiendo el mercado negro que existe detrás les hace los primeros responsables de la violencia que se pueda comenter con estas armas.

Pero aquí no acaba la preocupación.

Los números del negocio eran redondos: cada cetme, por ejemplo, le costaba unos 15 euros y él luego los vendía a 200. Llegó a comercalizar más de 6.000 de estos cetme, según las fuentes consultadas, de modo que solo con ese material ganó más de un millón de euros.

Es decir, el ejército le vendió a este tipo nada menos que 6.000 cetmes sin sospechar nada (¿o si?) como si 6.000 cetmens fueran moco de pavo o como si el ejército profesional donde los haya en la guerra, no supiera para qué puede querer una armería 6000 cetmes.

El Ejército y el Ministerio de Defensa deberían destruir las armas en desuso y no comerciar con ellas.

Por cierto, que 6.000 cetmes a 15 euros supone unos ingresos extra al ejército de 90.000 euros y, vendidos como se dice a 200 euros, unas ganancias al empresario chorizo de 400.000 euros (la noticia habla de más de un millón, de donde nos podemos imaginar que los más de 6.000 cetme eran muchos más o que el empresario además ha vendido otro material militar más escandaloso), todo un ejemplo de lo lucrativo del negocio de la venta de armas.

Digamos también que el asunto de los cetmes en en ejército español tiene su aquel:  el ejército español se desprendió de los cetmes, como hemos explicado en otra entrada del blog, para sustituirlos, por considerarlos obsoletos, por los alemanes G36, que costaron un pastón y encima han resultado defectuososo porque se recalientan en combate. Los cetme en desuso fueron mandados a la armería con destino a la venta y, otra porción, como posible contribución española a la guerra de Siria.

Pero dejando aparte este pequeño detalle, volvamos sobre la venta de los cetme. La armería tenía amplia clientela:

Tenía clientes en Francia, Alemania, Bégica y Estados Unidos, país cuya regulación de las armas es muy laxa y al que fueron a parar grandes cargamentos. Y por supuesto vendía en España a personas que pedían pistolas o cetmes «pero de las antiguos, de los de antes de 2011», tal como se comprobó con las intervenciones telefónicas.

Miren por donde, parece que el armero introducía en el circuito mundial armas ilegales que provenían al menos que se sepa del ejército español. En grandes cantidades.

Armas que, se insinúa, han acabado en conflictos militares o en manos de esos famosos terroristas que atemorizan a la ciudadanía y que, según nuestros interesados vendedores de armas y los políticos al uso “justifican” el gasto militar para comprar armas porque nos sentimos en riesgo de que atenten contra nosotros.

A lo mejor la manera de cortar el nudo gordiano de dicho terrorismo era no proporcionárselas previamente, pero claro, cualquiera habla de nudos gordianos a los militares, que salvo los de la armada, entienden poco de nudos; o a los políticos, que del nudo que saben bien es del de la corbata de seda con la que se emperifollan para votar a favor del gasto militar.

De modo que parece más que probable que cada vez que nos inviten a tener miedo a los terroristas que nos amenazan, debamos empezar a pensar si no se referirán a los vendedores de armas que les proveen de material y si no va a acabar resultando una especie de profecía autocumplida en la que somos nosotros mismos, es decir, nuestra legislación permisiva hecha para facilitar el negocio de unos pocos, los que amenazamos a todo bicho viviente, nosotros incluidos, y los que nos aplicamos en ejercer el doble terrorismo primero de dotar de armas a unos locos y segundo, de permitir que las usen a troche y moche, sin importarnos otra cosa que la cuenta de resultados en el banco.

Share

Invertir en industria militar es elegir la opción menos rentable para crear empleo

Fuente:  Infodefensa.

El sector de la industria de Defensa en España tiene mucha importancia.  Y más que va a tener salvo que por parte de la sociedad hagamos algo para evitarlo.

Por ejemplo, algunos ministerios están altamente militarizados:

El sector industrial de la defensa ha continuado siendo un sector al que desde el extinto Ministerio de Industria Energía y Turismo, hoy Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, ha dedicado un volumen importante de recursos. En el marco de la colaboración que mantenemos desde hace 20 años con el Ministerio de Defensa para la financiación de los programas especiales de armamento, se han prefinanciado 23 de estos programas con unas aportaciones de 15.000 millones de euros.

Habría que añadir que la prefinanciación ha sido a interés 0.

También habría que añadir que al anterior ciclo inversor (PEAS I) ahora se une otro (PEAS II):

Asimismo, tenemos que constatar el efectivo inicio de un nuevo ciclo inversor en la industria de la defensa alrededor de los programas tecnológicos para la futura Fragata F-110 y los vehículos blindados 8×8.

La infografía que ofrecen y reproducimos aquí abajo resume los principales datos de la industria armamentística española:

Y todo parece idílico salvo que se contraste con algún otro punto de vista.  Nosotros proponemos el de la infografía siguiente que nos dice que invertir en lo militar es ruinoso, con respecto al trabajo que crea:  por cada mil millones de dólares invertidos en industria militar se crean 8.555 trabajos.  Sin embargo, por igual inversión en

  • Sanidad:  12.883
  • Educación:  17.687

 

Share

La industria de Defensa por Comunidades

Fuente:  Infodefensa.

IDS y Marca España han sacado el sexto anuario Spain Defence & Security Industry.  Está concebido para ser una herramienta para la difusión de la industria militar española.  Este año, el dossier cuenta con 124 páginas y se ha titulado “: I+D:  un enfoque estratégico”.  Por su puesto, a todo color y a todo lujo de infografías y fotografías.

Muchas son las cuestiones que se deberían aprovechar de esta publicación, pero nos vamos a centrar en una de ellas, la presencia dispar de la industria de defensa por Comunidades.

Destaca Madrid con más de 3.500 millones de € facturados en ventas militares (datos de 2015), el 62’9 % del total.  La razón es que en Madrid se sitúan muchas de las principales firmas.  Sobre todo, desnivela la balanza la presencia de Airbus, que es responsable, a nivel global del 64’8 %  del negocio de las armas en España.  Además, Madrid logró facturar en 2015 120 millones de € más que en 2014.

La segunda Comunidad es Andalucía con 1.200 millones de € y el 21’2 % del total.  La razón vuelve a ser Airbus, que tiene su planta de montaje de aviones militares en Sevilla.  Además, también son importantes los astilleros de Navantia.

El resto de la clasificación sería:

País Vasco:  3’7 %, con 210 millones de ventas en 2015, pero con un retroceso de 70 millones de € con respecto a 2014.

Castilla la Mancha:  3’7 %, por la presencia de Airbus Helicopters en Albacete.  Su facturación ha sido de algo más de 200 millones de € y su subida con respecto a 2014 ha sido de 47’5 millones de €.

Galicia:  3’5 %, sobre todo por Navantia.

Murcia:  2’2 %, también debido a Navantia.

Castilla León:  0’6 %

Asturias:  0’6 %

Valencia:  0’5 %

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed