Tag Archive for educación

La infancia y la guerra en Siria

Imagen de Egisto Sani

Imagen de Egisto Sani

Fuente:  Es Global.

La guerra en Siria ya se ha cobrado más de 470.000 vidas.  De ellos, al menos, 50.000 son niños y niñas.

Según Unicef, 1 de cada 3 menores sirios no conoce otra cosa que la guerra, incluyendo 151.000 que han nacido como refugiados.

¿Es necesario algún argumento más para saber que es imprescindible parar esta guerra?

Imagen de Rosa Soto

Imagen de Rosa Soto

 

¿Cuántos años de futuro ha roto esta guerra siria?  ¿Cuántas decenas de años tardarán en recuperarse?

Los niños sirios sufren la misma situación que los adultos, pero las consecuencias son aún más graves. De 13,5 millones de personas afectadas por el conflicto dentro del país, 6 millones son menores. A ellos se suman más de 2,5 millones de niños registrados como refugiados, tanto en los países vecinos como en Europa.

La situación es escalofriante para millones de personas, sobre todo aquellas que están asediadas o casi, sus posibilidades de sobrevivir y de huir son bajísimas:

Actualmente, según cifras de ONU, hay en torno a medio millón de personas viviendo en 18 áreas bajo asedio y 4,1 millones más que viven en 135 designadas como de difícil acceso.

No estamos de acuerdo con la idea de Es Global cuando dice que la situación de los refugiados no es mucho mejor pero, al menos, están lejos de la violencia.

Los refugiados sufren violencia directa, estructural y cultural contra ellos en los países que los reciben y desde Occidente, que no nos preocupamos lo suficiente de acogerlos y de recibirlos como es debido.

¿Cómo puede ser que no seamos sensibles a la cruda realidad que, en números, nos dice que 300.000 personas intentaron cruzar el Mediterráneo en 2016?  ¿Pensamos que lo hacen por gusto?  ¿No nos influye que 4.600 hayan muerto en las aguas del Mare Nostrum?  Huyen de la violencia directa, estructural y/o cultural de sus respectivos países.

90.000 menores de 16 años no acompañados pidieron refugio en 2015. ¡90.000 menores no acompañados!  Y Europa, ¿no les acoge directamente?  Menuda política internacional más poco humanitaria.

En la educación los estragos también son temibles:

Según Unicef, 2,8 millones de niños sirios dentro y fuera del país no tienen acceso a la educación. En un Estado donde antes del conflicto casi el 100% de los menores estaban enrolados en la educación primaria, ahora apenas alcanza el 70%. La situación es peor para los adolescentes, que han perdido cursos y ahora resulta difícil volver a recuperarlos, especialmente cuando muchos de ellos tienen que trabajar para ayudar a sus familias a seguir adelante.

Imagen de Rosa Soto

Imagen de Rosa Soto

 

El reclutamiento de menores para la guerra y su utilización en los combates es cada vez más preocupante:

Otro problema que está pasando desapercibido es el uso de niños como combatientes. Según el citado informe, un total de 362 casos de reclutamiento de menores habían sido verificados en abril de este año. A la cabeza se encontraba Daesh con 274, seguido del Ejército Libre Sirio y grupos afiliados con 62, Liwa’ al Tawhid con 11, los comités populares con 5, las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo con 4, Ahrar al Sham con 3, el Frente al Nusra con 2 y el Ejército del Islam con 1. De todos los casos verificados, 56% correspondían a menores de 15 años.

Share

Intercambio de cadetes hispano-francés. ¿un Erasmus militar encubierto?

%C3%81vila.+Jura+de+banderas+de+los+nuevos+cadetes+de+la+Academia+Militar.+Plaza+de+Santa+Teresa.

avilas.es

Fuente: BOE

El BOE del pasado 14 de noviembre contiene una serie de convenios universitarios para impartir clases relacionadas con la defensa y de interés del Ministerio de Defensa y apoyar el mostrenco llamado «cultura de la Defensa». Concretamente se trata de los acuerdos con las universidades de Las Palmas, la de País Vasco, la de Castilla-León y otro último de la Complutense de Madrid.

En realidad este tipo de convenios se extiende por todas las universidades y prácticamente no ofrece novedades ni en sus materias (cursos específicos, jornadas de enfatización de los ejércitos, doctorandos y asignaturas militaristas en masteres y títulos sobre cooperación al desarrollo o cultura de paz) ni en el papel de la universidad (dotar de estudiantes, de profesores y de argumentos, por peregrinos que sean) o de los ejércitos (proveer económicamente con desembolsos que suelen rondar los 12.000 euros por universidad).

Llama la atención únicamente en cuanto que refleja el papel de la universidad como puntal acrílico de la cultura militarista, todo un contrasentido que la empequeñece.

Pero en el BOE del 14 de noviembre, una semana después de asumido el cargo por la ministra de defensa, aparece un nuevo convenio que, por dos razones resulta llamativo:

La primera, porque contiene un acuerdo de carácter militar, pero oculto en un acuerdo internacional aprobado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, es decir, se usa el Ministerio de Exteriores como cobertura para aprobar una norma de contenido militar y carácter internacional, pero que bien puede pasar desapercibida en su contenido militar para el común de los mortales.

La segunda, porque esa norma establece un convenio entre España y Francia para el «intercambio» de cadetes (¡y familiares¡) entre las academias militares de uno y otro Estado. Un convenio peculiar que, además, nos da noticia de la extensión de estea especie de intercambio de cadetes entre los diversos países de la OTAN, ¿Un Erasmus militar?

Veámoslo:

El convenio señala  que este tipo de intercambios se fundamentan en el Tratado de la OTAN, que los admite en su artículo 3, así como en su ulterior desarrollo por medio del  Convenio entre los Estados partes del Tratado del Atlántico Norte relativo al Estatuto de sus Fuerzas (SOFA OTAN) firmado en Londres el 19 de junio de 1951 y los diversos acuerdos habidos con anterioridad entre España y Francia.

Es decir, anuncia que estos intercambios son habituales entre los cadetes de los países OTAN. Para ilustrarlo hemos tenido conocimiento de la existencia de otros entre españoles y estadounidenses (hace poco comentábamos que estos los viene apoyando económicamente el Banco de Botín),  o los que comenta una noticia de 2010 referidos a cadetes de Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal y Suecia que «estudiaban» en la Academia de San Javier.

Todo ello muy en consonancia con el anuncio, referido al año 2008 que señalaba que la Unión Europea estudiaba ya entonces crear un «Erasmus» militar para todos los países de la citada Unión menos Gran Bretaña.

El artículo 3 del acuerdo hispano-francés define el «Erasmus» entre ambos países con la siguiente finalidad

El oficial o cadete de intercambio participa en todas las actividades del organismo de formación. La finalidad del intercambio es permitir al oficial o cadete imbuirse de la cultura militar de la Academia anfitriona, que establecerá un programa pormenorizado del intercambio cuyo contenido y duración será acordado entre ambas Academias. Dicho programa podrá incluir las siguientes actividades: – un curso de inmersión cultural y lingüística; – un curso de investigación y enseñanza académica; – un periodo de adiestramiento militar táctico y técnico; – un curso de instructor durante un periodo de instrucción académica, táctica o técnica

En cuanto a la duración del curso es elástica, pues (art. 6)

El tiempo de permanencia del oficial o cadete en la Academia anfitriona vendrá determinado por la duración del ciclo de formación estándar o por mutuo acuerdo entre la Academia de procedencia y la Academia anfitriona. Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Los cadetes durante su estancia en el otro país, dependerán funcionalmente de las agregadurías militares de sus correspondientes embajadas (Art 7) y será el país de procedencia el que se haga cargo de los gastos de sus cadetes en el otro país (art 17) si bien el anfitrión le proporcionará al cadete

el alojamiento en la Academia anfitriona – la manutención en la Academia anfitriona – el acceso a toda dependencia (club, tiendas de efectos…) en las mismas condiciones que sus propios oficiales o cadetes. – los gastos de transporte, manutención y alojamiento derivados de las misiones específicas ordenadas por la Academia anfitriona

Osea, un verdadero Erasmus militar que nos pensaban pasar de forma desapercibida por si cuela.

Share

Un colegio público y elitista dentro de un recinto militar. Un anacronismo más

 

colegio general izquierdo

CEIP General Izquierdo

Fuente: BOE

¿Sería sorprendente conocer que un recinto militar albergue un colegio público, pagado con fondos públicos, y perteneciente a la red de colegios de una Comunidad Autónoma, pero sólo para uso de los hijos del personal militar y civil que trabaja en dicho recinto?

¿Nos parecería un anacronismo digno de otro mundo o de otras épocas?

Pues el tal centro existe. Se llama «Colegio General Izquierdo (CEIP General Izquierdo) y se encuentra dentro del recinto militar de La Marañosa, en San Martín de la Vega (Madrid).

Del recinto de la Marañosa ya hemos hablado largo y tendido: una fábrica militar desde donde se fabricó entre otras lindezas gas mostaza para tirárselo a los rifeños, o se investiga ahora con armamento NBQ con absoluta opacidad.

El colegio «General Izquierdo» se creó por Orden Ministerial de de 15 de enero de 1948, BOE nº 103 de 11 de junio del mismo año, con objeto de atender a la educación primaria de los hijos de los jefes, oficiales y personal civil que trabajaba en la fábrica de muerte.

Este engendro continuó en activo por los años, y fue primeramente asumido por el Ministerio de Educación por Orden Ministerial de 1 de octubre de 1976 (BOE de 15 de noviembre), pasando luego a regirse por Real Decreto 295/1988 de 25 de marzo (BOE del 14 de abril de 1988) que aprueba el primer convenio de colaboración entre Defensa y Educación para mantener este colegio dentro de un recinto militar,convenio luego renovado en períodos sucesivos, pasando a depender de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid en el año 2001

Entre las peculiaridades del colegio, cuenta con 247 alumnos y su  Consejo Escolar cuenta con un representante del Ministerio de Defensa. No adivinamos a entender para qué.

El Colegio en cuestión debería haber desaparecido, si leemos los diversos convenios establecidos entre el Ministerio de Defensa y el de Educación, primero, y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid a partir del año 2001, pero sigue en pié.

Y,lo que es más grave, la Resolución 420/38163/2016, de 14 de octubre, de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Defensa (BOE de 31 de octubre de 2016), en la que se publica la sexta renovación del convenio, prorroga su mantenimiento al menos hasta el curso 2019/2020.

La justificación de las sucesivas prórrogas para mantener un colegio público de uso exclusivo de hijos de militares y trabajadores de un centro militar y dentro del recinto militar es que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de San Martín no han encontrado terreno y medios para construir un colegio fuera y el ejército cede generosamente un espacio que tienen destinado a colegio para tales fines. Y, añadimos nosotros, tampoco para distribuir a los alumnos en otros centros.

Parece una razón  poco creíble y muy incompetente: que la administración educativa y un municipio no encuentre modo desde 1976 a la fecha para construir un colegio destinado a 247 alumnos no resulta, ni de lejos, justificable.

Conforme al convenio que ahora se renueva por sexta vez, la Comunidad de Madrid corre con todos los gastos propios del centro escolar (reparaciones, mejoras, etc) y con los impuestos que se deriven, debe conservar las instalaciones en perfecto estado y corre también con todo el gasto de personal. También correrá con el gasto de transporte escolar al alumnado (según la página web del centro, usado por casi todo el alumnado)

Si sumamos el número de años de vigencia del convenio (15 hasta la fecha)  y las inversiones y gastos habidos por parte de la Comunidad de Madrid para mantener el centro, así como el gasto en transporte escolar que, según la página web del centro, dispone, nos parece evidente que haber realizado un colegio moderno en condiciones más civiles no es un gasto tan desproporcionado y alejado al de mantener este colegio dentro de un recinto militar y solo para hijos de militares.

Un total despropósito.

Share

Sin los militares España no es posible

Imagen de US Embassy Madrid

Imagen de US Embassy Madrid

Fuente:  Heraldo.

Desde hace mucho no es noticia que un discurso de Morenés es malo de solemnidad.  Los da con soltura, con desparpajo, utilizando eso tan político (de político sin recursos y sin argumentos) que es decir una frase y no explicarla, ni argumentarla. O no decir nada.

Sus frases pretenden ser titulares, están construidas con cuidado diseño postmoderno.  Pero si te paras en cada una de ellas, si las examinas un poco con razonamientos sencillos, las ves huecas, vacías, deshabitadas, triviales.

Veamos:

las instituciones son la garantía de un futuro en paz y estable en un mundo que está en una situación muy complicada

¿Cuándo el mundo no estuvo en una situación muy complicada?  ¿La complicación deviene de aquellos sitios que no hay instituciones?  ¿Cómo nos salvan las instituciones de las situaciones complicadas?

El futuro en paz y estable que Morenés nos brinda como deseable dependerá de la calidad de las instituciones.  Podrán ser instituciones dictatoriales o que fomenten la participación, instituciones abiertas o cerradas, instituciones pacíficas o violentas, corruptas o no?  Es decir, que del hecho de que existan instituciones no se deriva nada necesariamente obligatorio sobre el futuro, sino que todo depende de qué tipo de instituciones tengamos.

Por ejemplo, la institución militar no nos parece que sea acorde con un futuro en paz, teniendo en cuenta que fabrica armas, las exporta;  fabrica guerras, las exporta;  fabrica violencia, la exporta; fabrica muerte y la exporta.

Son dos las estabilidades que ofrece lo militar, por un lado la estabilidad de los campos y ciudades repletos de muertos, devastados por las bombas y guerras;  por otro lado, la estabilidad de la que disfrutamos los países productores y exportadores de armas a cambio de paralizar el desarrollo social y ecológico de los países compradores y de causar muerte y sufrimiento.

Las declaraciones las hizo en la inauguración del nuevo curso en la Academia General Militar de Zaragoza.

También les ha recordado que con su servicio en las Fuerzas Armadas sirven de ejemplo a la sociedad y hacen grande a España fuera del país y les ha asegurado que sin ellos «todo es más difícil para España» y que «España no es posible».

Suponemos que el objetivo era imbuir el espíritu militar que reza que ellos son el sostén de España, nuestra salvaguardia, la base sobre la que se edifica toda la sociedad.

En nuestra opinión, es justo al contrario.  Sin lo militar España, o cualquier otro sitio, sería posible, y hasta mejor. Quizá pudiésemos mejorar si no nos considerasen el enemigo en muchos países debido a nuestra política continua de intervenciones militares (ya llevamos 79 operaciones militares en el extranjero), o quizá seríamos una sociedad mejor si dejásemos de despilfarrar en gasto militar y lo invirtiésemos en gasto social.

En fin, de traca.

Share

A favor de la Avenida de la inteligencia

Imagen de Emilio J. Rodríguez-Posada

Imagen de Emilio J. Rodríguez-Posada

Fuente:  El Confidencial Digital.

El 24 de septiembre de 2016 se concentraron en la Plaza Mayor de Madrid unos 1.500 veteranos de la Legión (otras fuentes hablan de más de 300), ex miembros de los boinas verdes (operaciones especiales), veteranos de la Brigada Paracaidista, de los Tabores de Regulares, del Ejército del Aire y marinos de la Armada.  Incluso hubo gente venida del extranjero.

De los más de 3 millones de personas que en España viven de lo militar, se manifestaron como máximo 1.500 personas, probablemente viejas glorias nostálgicas y recalcitrantes.  Es decir, según estos cálculos, un 0’05 % o un 0’01 % de los mantenidos a costa del erario por su vínculo militar están a favor de que se mantenga el nombre de Millán Astray en el callejero madrileño.

Los ex militares y otros ciudadanos simpatizantes abuchearon a la alcaldesa, Manuela Carmena, y a los miembros del Comisionado de la Memoria Histórica que han decidido incluir la calle Millán-Astray entre las vías «franquistas» a rebautizar, y que además han desestimado las alegaciones de un grupo de antiguos caballeros legionarios.

Los participantes anunciaron que cambiarán, cada día, las placas de la calle para reponer el nombre de Millán Astray, quitando el que propone Carmena: «avenida de la inteligencia»

Sabemos que, en el fondo, no son los únicos que están a favor del golpista legionario.  Así, en el pleno del distrito de Latina, los del PP elogiaron como héroe a Millán, todo un ejemplo de la caspa que aún palpita entre nosotros.  La ex alcaldesa y ex Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también elogió al golpista, no sabemos si por su acreditado oportunismo y mala fe, o por arraigados sentimientos hacia lo que, tristemente, representó Millán Astray para nuestra historia.  Y, cómo no, el presidente de Melilla, también del PP, salió en defensa de Millán Astray. Parecería poco arriesgado afirmar que una gran parte del PP apoya al fascista.

Sí damos la palabra al General retirado Rafael Dávila Ávarez que en su blog opinaba así:

No necesita el general defensa ni más explicaciones. Su obra, la Legión, es suficiente. La creación y fundación de la Legión es la obra más necesaria e importante llevada a cabo en el Ejército español en los últimos cien años. Después de Annual quedaron muchas cosas en entredicho.

No vamos a hacer uso del sentido del humor ni de la socarronería, ni de la ironía.

Pensamos que el tema es serio porque el callejero madrileño, como tantas otras cosas, transmite una cierta visión cultural de Madrid.  Es la diferencia entre «cultura de defensa» y «cultura de paz», o la diferencia entre los derechos de los golpistas del 36 y los derechos humanos, o la diferencia entre los conceptos de Defensa Militar / Seguridad Nacional, por un lado y Seguridad Humana, por el otro.

Madrid opta, y lo debe hacer desde la ética,

  • o por un fascista, golpista, militarista, exaltador de la violencia y de la muerte, en definitiva, por una calle manchada de sangre
  • o por la paz, la inteligencia, por la democracia, por la república, por la resolución noviolenta de los conflictos, por otro modelo de educación no militarista.

Madrid como ciudad de guerra o Madrid como ciudad de paz.

El callejero de Madrid, como las demás ciudades y pueblos, tiene el poder de hacer recordar a sus héroes, de dar ejemplo con sus preferencias.

Carmena no está sola.  Coruña también ha decidido echar de las calles a Millán Astray y el próximo 8 de octubre su plaza pasará a llamarse Praza das Atochas.  Alicante también está en esta idea.

Inteligencia es mejor aliada para la dignidad humana que el héroe que gritó contra la inteligencia. Millán y otros militares están bien en el empolvado anaquel donde los dejaron. No los queremos en nuestras calles.

Share

La aterradora mentalidad del militarismo. Ahora en la propaganda del Ejército de Tierra

L%27engin+Descartes+1

Por Emilio Garcia

Fuente: Público

La estructura supermillonaria de la que se vale el poder para su idea de preparación de la guerra como instrumento de ejercicio de las funciones de control, dominación y violencia estructural (ejércitos, estructuras militares, redes de inteligencia, armamentos, industrias militares, venta de armas, etc.) no sería posible sin una férrea ideología que lo sustente: la ideología militarista.

La ideología militarista está en la base de este entramado y sirve de argamasa para justificarlo socialmente.  Sus valores, como hemos dicho tantas veces, son nefastos, pero tan aceptados socialmente después de tantos siglos de imposición cultural que actúan como verdades «naturales» asumidas y como creencias desde las que tienen lugar los comportamientos sociales más nimios, desde las relaciones de dominación a microescala interpersonal a las relaciones de explotación de la naturaleza o a los y las trabajadoras, pasando por la resolución de conflictos, las convenciones sociales y así un largo etcétera.

El deporte no es ajeno a ello.

Y el ejemplo más elocuente que podemos dar hoy es un reciente comentario que el twitter del Ejército de Tierra lanzó con motivo de la derrota de Rafael Nadal.

El tuit decía así, según refleja el diario Público

La guerra no es triste, porque levanta las almas… porque nos enseña que fuera de la bandera, nada, ni aún la vida, importa. Gracias Rafa»

Ya lo ven, el amplificador que es el ejército de la ideología militarista vigente en la sociedad lo deja claro, aunque con la distorsión evidente de todo amplificador: la guerra como valor supremo, la bandera, la patria, el honor y todas esas vaporosas e inconcretas abstracciones como fin supremo ante el que ni la propia vida no vale nada.

La sublimación de la perversión de la guerra.

Advertimos que el mensaje no parece ser la inspiración del momento de un cabestro de los muchos que pueblan estos rincones carpetovetónicos, sino un tuit oficial desde la red propia del Ejército de Tierra. Una opinión, por tanto, oficial y pública, a pesar de que al darse cuenta de la magnitud del mensaje, corrigieron retirando el mensaje y dejando otro que decía

Nuestra intención ha sido felicitar a Rafa Nadal.
Pedimos disculpas si hemos herido vuestra sensibilidad. Retiramos el tuit.

Y ello nos permite hacer varias reflexiones:

  1. ¿Cómo es posible el atrevimiento de este Ejército de Tierra atávico en hacer gala de unos argumentos tan brutales y que parecían aparcados desde que el régimen dejó de ser oficialmente militar?, ¿tan asumibles los ven en una sociedad adormecida y cansada como para tal atrevimiento?
  2. ¿Responden, por tanto, a un calado social que los hace permeables, aceptables, compatibles?
  3. ¿No deberíamos estar alerta, cada cual, de las «verdades militaristas» que tenemos tan espiritualizadas y que los medios afines al sistema se encargan sutilmente de recordarnos cada día?
  4. ¿No deberían las organizaciones sociales que aspiran al cambio introducir en sus idearios y propuestas la desmilitarización de nuestras conciencias y promover agendas concretas de lucha contra el militarismo?
Share

Convenio Defensa – Universidad Complutense: 160.000 anuales para un master

Imagen de Irene Barrilero Mtez


Fuente:  BOE.

Son muchas las universidades tentadas por el dinero del Ministerio de Defensa.  También son muchas las que sucumben a esta fuente de financiación.

Ahora nos referimos al convenio firmado por el Ministerio de Defensa y por la Universidad Complutense de Madrid para la realización del Master Universitario de Política de Defensa y Seguridad Internacional.

Dicho Master tiene, entre otras las siguientes características:

  • Por parte del Ministerio de Defensa, la financiación será con cargo a la aplicación presupuestaria 14.02.121N1.226.06, en el ejercicio 2015.
  • La aportación total será de ciento sesenta mil (160.000) euros en concepto de costes por la prestación de servicios académicos universitarios correspondientes a las actividades docentes del Master realizado por los alumnos nacionales del XVI CEMFAS y los de países amigos y aliados de la Unión Europea. La forma de pago será previa presentación de factura por la actividad realizada.
  • La citada cantidad se asigna para financiar los estudios de los estudiantes cuyo número total en el caso del XVI Curso de Estado Mayor es ciento once (111).
  • La UCM expedirá el título correspondiente a las enseñanzas del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional.
  • El Plan de Estudios del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional ha previsto una Comisión de Coordinación en la que participarán profesores de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas y de la UCM que será presidida por el coordinador del Master
  • Las actividades docentes y de investigación del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional se desarrollarán con la colaboración de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas.
  • Las actividades docentes del Master se impartirán en las dependencias del CESEDEN así como en otros Organismos nacionales o extranjeros o en dependencias de la UCM.
  • En las dependencias de la UCM se llevarán a cabo las actividades que se consideren necesarias para el desarrollo del Master que no se puedan impartir en las del CESEDEN.
  • Atendiendo a la actividad docente del Master en el interior de una instalación militar, el personal docente, de administración y de servicios de la UCM, estarán sujetos a las disposiciones que rigen en la misma en todo lo relacionado con la seguridad, régimen de vida de los Estudiantes y gobierno interior.

Los 160.000 € suponen un gasto por cada uno de los 11 estudiantes de 14.545 €, cifra nada despreciable en los tiempos que corren.

Acudimos, curiosos como somos, a la información del Máster proporcionada por la UCM y vemos que corre a cargo de la facultad de Políticas y Sociología.  Pero nos sorprende que el número de alumnos que aceptan es de 40 (no los 111 que comentábamos antes) y que la duración del Máster es de 1 curso, en 2 semestres.

Master Seguridad y Defensa UCM

 

 

 

Share

El Madrid del PP campeón en militarización de menores

Batalla+de+Gaugamela

Por Dani

Fuente: MDE

Mientras las sociedades de Barcelona, Siero, Gerona y otras tantas consiguen, poco a poco, levantar el dedo contra la intromisión de la mentalidad militarista y del ejército en el ámbito educativo y de los menores, en Madrid se fomenta a espuertas la militarización de las jóvenes mentes.

Explica el Ministerio de Defensa en su propagandística página web que

Más de 300 alumnos de 134 colegios conviven, desde el 14 de marzo y  hasta el 22 de abril, con los militares de las unidades ubicadas en la Comunidad de Madrid por el programa ‘4º ESO + Empresa’  2016 de la Consejería de Educación madrileña, con el que se busca facilitar a los jóvenes una experiencia formativa y educativa próxima al mundo laboral.

Y lo grave es que no es la primera vez. El colaboracionismo militarista de la Dirección General de Educación Infantil, Primaria y Secundaria de la Comunidad de Madrid viene de antiguo:  este programa de «acercamiento·» al menos se ha realizado en otras ocho ediciones anteriores. Nueve años de meter tralla en las tiernas cabezas la doctrina de la bondad de los ejércitos.

Según dice el Ministerio de Defensa, que en esto es de creer, la Dirección General de Educación infantil, primaria y secundaria aludida patrocina este descabellado programa porque busca

«acercar el sistema educativo y el mundo empresarial, facilitando estancias educativas en empresas y organismos de su elección, de forma que los jóvenes estén mejor preparados para afrontar su futuro profesional, motivándoles y dotándoles de las destrezas necesarias»

Y el Ministerio, que ve con satisfacción como puede conseguir aumentar su cantera de efectivos, «para ayudar a la Dirección General» susodicha

Este año,  en su esfuerzo por apoyar a la Consejería de Educación de la CAM en su tarea de orientar a los jóvenes en la elección de su futuro profesional, el Ministerio de Defensa ha ofertado 307 plazas dentro de 29 Unidades militares radicadas en el ámbito de la Comunidad de Madrid.

La cosa ha sido aparatosa. Veamos

…, los alumnos de 4º de ESO que han expresado su interés por las Fuerzas Armadas se integran, durante un período de tiempo que varía entre 3 y 5 días, en las actividades de una unidad militar, complementando su formación y tomando conciencia del mundo militar y de sus requerimientos.

y

Es importante destacar el esfuerzo de la Unidades del MINISDEF por apoyar la iniciativa, integrando a los alumnos en programas de instrucción diarios, con un extenso despliegue de elementos técnicos y humanos, contemplando sus limitaciones como personal civil aunque dentro de un ámbito real con el fin de que sirva a los intereses generales del programa.

Para ello, todos los alumnos han estado tutorizados por un mando de la Unidad que les ha acompañado en todas las actividades, ha atendido sus preguntas y les ha facilitado su integración.

¿Es una idea brillante fomentar que los chavales, desesperados por un sistema social que no ofrece futuro y margina, tengan abiertas las puertas de los ejércitos para egresar como carne de cañón con la que reforzar la falta del lógica del propio sistema?

Ya lo ven, cómo se ayudan las ideas militaristas y las ideazas de índole educativa de nuestra caterva «liberal» y popular, que llevan ya nueve años abrazándose en el Madrid regido por el PP de la lideresa Esperanza Aguirre primero y ahora de la que mandaba la policía en la región hasta que la elevaron al trono de la presidencia de la Comunidad.

¿Y los sindicatos, por cierto, qué dicen de esta iniciativa educativa?¿y los partidos de la «oposición»?… ¿Callan, ignoran o asienten? No se sabe.

Un erial.

Share

Otro ejemplo de transarme, en Kenia

Imagen de Pim Stouten

Fuente:  El País.

Cuantas veces se nos ha dicho que en muchas zonas (Cádiz, Ferrol, Palencia, etc) es imposible salirse del monocultivo militar y dejar de apoyar a Navantia o a cualquier otra fábrica de armas dado que son las únicas que proveen empleo para la zona.

Se nos aduce que nadie está de acuerdo con fabricar armas, que todos desean que no se utilicen más que en guerras justas y defensivas.

Nosotros siempre hemos replicado que todo es cuestión de voluntad política (como demostraron los programas europeos de reconversión militar KONVER y TACIS) y de ansias por buscar alternativas de desarrollo más justas y solidarias.

Cuando un pueblo está imbuido del paradigma de dominación-violencia no puede ver alternativas a su situación y, por ello, se resigna.  Desaparece el espíritu crítico y alternativo, las nuevas propuestas son desdeñadas desde el inicio y nadie mueve un dedo para vivir en un paradigma distinto, el de la cooperación-noviolencia.

¿Cómo se puede dar una respuesta noviolenta a un problema que viene de siglos, que es, incluso, intrínseco con la forma cultural de entender la vida para un pueblo?

Las mujeres kenianas optaron por la educación, por el cooperativismo, por ser más independientes de los hombres, se olvidaron de los ritos ancestrales y optaron por defender lo que realmente les importaba:  la salud, la educación, la calidad de vida.  Dijeron no a las guerras y a la violencia como forma de vida y sí a la Seguridad Humana.  Hicieron su proceso de transarme.

Pero nadie lo verá así porque los muros que levanta el paradigma de dominación-violencia no nos dejan, siquiera, imaginar formas de vida alternativas.  Las mujeres keniatas no solo lo imaginaron, también lo hicieron.

Hoy exponemos un caso que nos ha llamado mucho la atención en Kenia:

El problema es una antigua tradición, el robo de ganado para subsistir, basada en el ocio de la juventud, en sus ganas, inculcadas por su cultura milenaria, de pelear.  También, antiguamente era la forma de casarse, de demostrar riqueza.  Ahora todo ha derivado hacia el crimen organizado.

“Nuestros jóvenes solo piensan en robar ganado de los grupos vecinos, especialmente de los pokots, que viven en el valle”, continúa Alice. “Eso no está bien, los jóvenes están ociosos todo el día y solo piensan en pelear y robar. Si van a la escuela tendremos paz”.

El robo de ganado en Kenia se solía explicar por la tradición: jóvenes que intentaban aumentar el número de cabezas de su rebaño para casarse o demostrar riqueza. Pero cada vez tiene que ver más con el crimen organizado y con el aumento de la demanda de carne en todo el país. Se han introducido mafias que incitan a los jóvenes al saqueo, lo que lo ha convertido en una actividad muy peligrosa que provoca conflictos violentos entre comunidades. Muchas veces, estos terminan en muertes y desplazamientos forzosos.

El coste humano es inmenso: cada año mueren cientos de personas y muchos miles se ven obligados a abandonar sus hogares. Según la Anti-Stock Theft Unit (la división de la policía keniana encargada de prevenir el robo de ganado) entre 2012 y 2014 murieron en el noroeste del país unas 580 personas a raíz de estos robos.

Por lo general los ladrones son jóvenes armados que atacan a otros clanes o a grupos étnicos rivales.  Tradicionalmente, estas incursiones en territorio ajeno no daban lugar a muertes, pero últimamente se han vuelto invariablemente letales. Sobre todo, por el uso de armas de fuego.

La solución:  la educación.

“Si conseguimos ingresos extra podremos pagar el colegio de nuestros hijos. Y ellos podrán encontrar un trabajo y ayudar a sus familias”. Quien habla es Alice Lesabuiya, presidenta de la asociación de mujeres campesinas de Siambu.

Es el principal motivo por el que las mujeres de Siambu se han organizado en una cooperativa agrícola. La idea es conseguir un dinero extra que les permita pagar el colegio de sus hijos y así conseguir que estos se olviden de una tradición que está cobrándose muchas vidas y generando enemistad entre poblaciones vecinas.

Antes de lanzar este proyecto, la experiencia de estas mujeres en la agricultura era muy limitada. Pertenecen a un pueblo seminómada que solía trasladarse continuamente en busca de pastos y agua para el ganado, la gran riqueza de los samburu.

Los frutos:

Por eso, el primer paso fue formarse en técnicas agrícolas y nuevos cultivos que hasta entonces les eran desconocidos, pero que ya han comenzado a introducir en su dieta diaria. Así, al tiempo que fomentan la paz a través del acceso a la educación, obtienen una dieta más variada y sana que, entre otras cosas, ha contribuido a la reducción de la mortalidad infantil y la malnutrición. Hasta hace poco el 46,2% de los niños menores de cinco años de esta zona tenía un peso inferior al normal.

La actividad agrícola también dota a las mujeres de autonomía y cierta independencia respecto de sus maridos. “Antes no podíamos hacer nada por nuestro hogar o nuestra familia, teníamos que esperar a que nuestros maridos trajeran algo a casa. Ahora nosotras decidimos”, explica Alice Lesabuiya.

Esa independencia quizá sea uno principales cambios para estas mujeres. Gracias a los pozos que Amref ha ayudado a construir en la zona, ya no tienen que caminar kilómetros para encontrar agua para cocinar ni trasladarse continuamente por las necesidades del ganado.

Lilian Letowor, la tesorera del grupo, informa que tras repartir beneficios la asociación tiene en el banco unos 30.000 chelines kenianos (cerca de 263 euros). Estas reservas están pensadas para atender las urgencias que puedan sobrevenir, como la enfermedad de una socia. «No solo podemos pagar la matricula del colegio de nuestros hijos e hijas y hacer que se olviden de robar ganado o de pelear, también podemos comprar medicinas cuando nos hacen falta”, explica Letowor. La tesorera insiste en que así el proyecto contribuye también a mejorar la salud de la comunidad.  Comen más sano y variado, pueden acudir al médico y comprar medicinas, y tienen acceso a un pozo con agua más limpia y saludable.

Querer es poder.  Aquellos que razonan que no pueden, quizá es que no quieran.  Ello es otro problema.

Share

Premio a la mejor maestra por trabajar con la noviolencia

Imagen de Edgardo W. Olivera

Fuente:  El Mundo.

La maestra palestina Hanan Al Hroub acaba de ser galardonada con el ‘Global Teacher Prize‘. O como ya la definen, acaba de ser reconocidad como «la mejor maestra del mundo de 2016″.

El premio -organizado por la Fundación Varkey y patrocinado por el emir de Dubai, Mohammed bin Rashid Al Maktoum- es algo más que una dotación económica cifrada en un millón de dólares. Se trata de un importante espaldarazo al mensaje de diálogo y paz de esta palestina. Al Hroub, que nació y creció en el campo de refugiados de Deheishe, en la zona de Belén, imparte clases en la escuela primaria Samiha Jalil en la localidad de Al Bireh, cerca de Ramala.

Nos encanta este reconocimiento a la educación en la noviolencia.  Sin esta educación alternativa es imposible soñar, trabajar y construir un mundo alternativo.  Precisamente en Palestina la necesidad de la noviolencia es crucial para poder desarrollar vidas que luchen contra las marcas indelebles que deja la violencia directa, estructural y cultural que sufren los palestinos.  En palabras de Hanan Al Hroub:

Uno de sus dos grandes eslóganes es «No a la violencia». «Trabajar duro para liberar las mentes de los niños de la violencia y convertirlo en diálogos de belleza«, señaló al recibir el premio y recordar el trauma que vivieron sus hijos mientras iban al colegio debido un tiroteo en la zona.

«Sentí que ningún profesor me ayudaba en devolver a mis hijos al camino correcto», comentó. «Cada día vemos el sufrimiento en los ojos de nuestros estudiantes y profesores causados por los puestos de control de la ocupación militar israelí. Queremos que nuestros hijos vivan en libertad y paz como el resto de niños en todo el mundo», afirmó Al Hroub, que propone que el 2016 «sea declarado el año del profesor palestino para dar esperanzas a nuestros hijos».

El segundo lema de la maestra palestina -clave para su victoria- es «Jugamos y aprendemos«, como reza el título de su libro.

Ojalá este ejemplo cunda entre los educadores de los lugares en conflicto, pero, sobre todo, ojalá cunda entre los educadores de los países del primer mundo que somos los que fabricamos, y nos lucramos, con las armas que se usan en el Tercer Mundo y los que mantenemos las estructuras económicas, políticas y sociales que transmiten la violencia estructural desde nuestras cómodas vidas a las del Tercer Mundo.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed