Tag Archive for despilfarro militar

Un nuevo ciclo inversor en armas

Por Ejército de Tierra

Fuente: El Economista.

Lo veníamos sospechando y anunciando. Nuestros dirigentes políticos y los señores de la guerra estaban muy contentos y esas alegrías suelen preludiar tristezas donde más duele al común de los apaleados mortales.

Lo veníamos advirtiendo: al escándalo de una burbuja de deuda militar impagable (más de 30.000 millones de euros) que nos provocó el ciclo de inversión en armas iniciado por el PP en tiempos de Aznar y continuó con pasmosa fidelidad el PSOE en los de Zapatero y, de nuevo, el PP del pasmoso Presidente Rajoy y su ex-ministro Pedro Morenés, le iba a suceder algo peor.

La codicia de los señores de la guerra es casi insaciable, e insondable la comprensión hacia sus demandas por parte de nuestro partido militarista tácito, con miembros adscritos en todo el arco parlamentario.

Ahora la Ministra de Defensa ha lanzado la noticia, como quien lanza una bomba.

Defensa confirma que lleva tiempo preparando un plan quinquenal de inversión en armas para “reactivar el gasto en armamento militar” (reactivar debe leerse como figura retórica) y “potenciar las nuevas tecnologías y modernizar y dinamizar la industria y su tejido.”

Un plan de esfuerzo inversor con cinco años de duración.

Obsérvese el crudo y descarnado realismo con el que nos explican sus intenciones. En el enunciado de lo que se pretende no aparece la idea de defender a la sociedad, que es justamente lo que aparentemente justifica el colosal gasto militar español. No. El ciclo inversor en armas es más caprichoso. Lo hacen para reactivar el gasto militar, para modernizar la industria militar, para dar pasta flora a sus amiguetes, no para defendernos.

Estamos trabajando para impulsar un ciclo inversor en el que se incluirán nuevos programas como adquisiciones que no necesariamente tienen que estar integradas en los planes especiales de armamento (PEAS) y que sin lugar a dudas supondrá un cambio de paso y de ritmo en la industria de defensa española. La idea es reactivarla.

¿Se fijan? Reactivarla, como si estuviera tiesa. Como si el PP no la tuviera en estado de excitación febril. Cuando, hace unos días, el Presidente de la TEDAE nos acaba de explicar que la industria de defensa durante la crisis ha salido triunfadora, ha ganado más de un 10´2%, como informa Infodefensa.

La Ministra, que se está especializando en decir naderías, dijo además

Una nación sin una industria eficaz, inteligente, competitiva y a la vanguardia de la innovación sin duda alguna es un país débil. La industria tiene que adaptarse al nuevo escenario tal y como está dispuesta a hacer

Fíjense que la frase en sí no dice nada. O nada específico. Es una generalidad que vale tanto para una industria que fabrique veneno como para otra que fabrique tecnología biomédica.

Es evidente que la inteligencia, la innovación y las otras zarandajas son objetivos estratégicos para cualquier sector productivo, pero para el bien común no da lo mismo que el dinero se use para una u otra cosa. Si la industria en la que buscamos eficacia es la que queremos que sea “competitiva” vendiendo armas a troche y moche, resulta que el perjuicio social es alarmante, pues incentiva y exporta guerras y busca un enriquecimiento que ni es socialmente útil, ni es equitativo, sino lucrativo para cuatro listillos y generador de inseguridad humana para el resto.

Si en vez de en cañones invertimos en mantequilla, en desarrollo humano y en derechos en serio, ocurre todo lo contrario: crece el bienestar social, decrece la desigualdad, se construyen nuevos consensos más inclusivos, se acorta la distancia entre los que más tienen y los que más sufren, se rompe el elitismo, se abordan los verdaderos problemas de la sociedad y se ataca el círculo vicioso que nos ata al malestar social que nos impone esta elite egoísta y calamitosa. ¿Se dan cuenta de las muy sólidas y persistentes razones que tienen los que mandan para invertir en cañones, no en mantequilla?

Añadió la Ministra que España va a cumplir cuanto antes su compromiso de elevar su presupuesto de Defensa al 2% del PIB (ojito al dato, ya no se habla de elevar el gasto militar, sino el Presupuesto de Defensa, que es una pequeña parte del gasto militar).

No lo hacemos porque lo haya pedido Donald Trump, lo hacemos porque se pactó en 2014 con los demás países socios de la OTAN y porque el gobierno tiene el compromiso de mantener la seguridad y la integridad de su población.

Ya lo ven, para ayudarnos. ¡Menuda ayuda!. Nos quieren mantener seguros, íntegros y sobre todo esquilmados y sin derecho a decidir, que es lo suyo, para que no nos volvamos molicie, que ya saben ellos que somos incorregibles. Habrá que preguntarse si no habrá alguien más y diferente dispuesto a darnos un poco de ayuda, pero en otra dirección, que a estos ya les tenemos vistas las intenciones.

Share

El Consejo de Ministros autoriza tres nuevos acuerdos con compromiso de gasto militar

untitled

Por Carmen Alonso Suarez

Fuente: La Moncloa.

Luego dirán que nuestro gobierno no trabaja.

Hasta en el puente de la Constitución han celebrado un nuevo Consejo de Ministros, que alguien tiene que quedarse al frente mientras los demás sestean.

Y aprovechando el Consejo de Ministros del 7 de Diciembre, han adoptado tres medidas relacionadas con compromisos de gasto militar.

  • La primera, un acuerdo “autorizando el contrato de ejecución de obras de la quinta gran carena del submarino “Galerna” (S-71), por importe de 43.260.000 euros, que se distribuirán en cuatro anualidades, desde 2017 a 2020.

Nótese la sutileza de que de 2017 quedan exactamente 24 días desde el 7 de diciembre, lo que quiere decir que este dinero referido a 2017 o bien ya se lo han calzado o bien se lo van a pulir en los pocos días que quedan. ¿Dinero contemplado en los Presupuestos Generales del Estado?, ¿un nuevo compromiso extrapresupuestario?. No lo podemos asegurar.

En cuanto al beneficiario de este generoso acuerdo, es NAVANTIA, la  ruinosa y mimada empresa estatal en la que se va enterrando con tanta liberalidad el dinero de los contribuyentes para tapar la chapucera fabricación de ingenios tan innecesarios como caros e ineficaces. Pongamos por ejemplo los S-80 (actualmente renombrados S-81 Plus en un intento de olvidar que los S-80 originales no flotaban) que son (más bien el no tenerlos aún) el motivo de tener que gastar en la “quinta” gran carena del Galerna para que se mantenga a flote mientras llegan los esperados submarinos S-81 Plus.

La adjudicación se llevará a cabo de acuerdo con lo previsto en el Convenio entre el Ministerio de Defensa y la empresa NAVANTIA S.L., por ser el astillero de esta empresa en Cartagena el adecuado en España, por experiencia y capacidad, para acometer una obra de estas características.

  • La segunda, la autorización del “Acuerdo Marco para el desarrollo de actividades de apoyo al sostenimiento de las aeronaves de la Armada, así como los contratos derivados”, por un importe máximo de 47.040.000 euros, con una financiación distribuida en tres anualidades (2018-2020).

En este segundo caso, la pasta se le va a dar a empresas privadas, porque al parecer la Armada no tiene la preparación adecuada ni las instalaciones para llevar a cabo estos trabajos “complejos”.

Lo dice así el Consejo de Ministros:

Mediante este contrato se pretende paliar las carencias de personal para la gestión del segundo escalón de mantenimiento de aeronaves, que cuenta con un reducido espacio en sus instalaciones y falta de equipo, por ello se hace necesaria la contratación de empresas privadas, que disponen de la capacidad tecnológica, instalaciones, bancos de prueba y personal cualificado y experimentado necesario para realizar aquellas tareas más complejas.

En este segundo caso hay otra particularidad: el acurdo es prorrogable “por un período equivalente a su duración inicial”. Es decir, que en realidad no es para tres años, sino para seis, tres sutilmente condicionados a una prórroga que no dudamos que se ejercitará y que en realidad compromete gasto militar por este concepto para un período muy largo de tiempo, encadenando con ello las políticas de futuros gobiernos.

  • El tercer acuerdo hace relación a la celebración del “Acuerdo Marco para la adquisición de repuestos de vehículos Pizarro”, por un valor máximo estimado de 14.876.033´04 euros y duración de tres años prorrogables por otros tres.

Este mantenimiento también se adjudicará a empresas privadas, mediante concurso.

La explicación de la necesidad de este nuevo acuerdo que compromete por largo plazo gasto militar es la siguiente

Debido a la necesidad de continuar con el mantenimiento preventivo y correctivo de los vehículos “Pizarro”, y al objeto de conseguir un alto grado de operatividad por parte de las unidades en las que dichos vehículos se encuentran encuadrados, así como de disponer de dotaciones y niveles de repuestos en las distintas unidades, centros y organismos, usuarios y logísticos, responsables de su mantenimiento, resulta necesario proceder a establecer un acuerdo marco para la adquisición de piezas de repuesto para estos vehículos.

En total, tres acuerdos más a sumar al ingente gasto militar aprobado con presupuestos prorrogados, que suman otros 105.176.033´04 euros. y condicionan gasto militar al menos hasta 2020 (prorrogable).

¿Tendrán reflejo estos gastos “plurianuales” en las partidas de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 que el PP parece que ya está pactando con PNV y Ciudadanos (no sabemos si alguien más)? Se admiten apuestas.

Share

Gasto en Defensa per capita

Fuente:  Datos macro.

Las estadísticas son fuentes de datos.  Y estos datos han de hacernos reflexionar.

Sin embargo, los datos que nos ofrecen las estadísticas pueden estar sesgados por intereses, en este caso nacionales, para ocultar parte del gasto militar propio a los sufridos contribuyentes.  Lo decimos porque según los datos de Datos Macro España ocupa el puesto 34 con un gasto de 291 € per capita en 2016 y, sin embargo, según nuestros datos habría gastado 438’9 € per capita en 2016 (así, estaríamos en el puesto 23, lo cual nos parece algo más sincero, pero no tanto).

La estadística que comentamos es la siguiente:

Israel1.902
Emiratos Árabes Unidos1.888
Omán1.859
Arabia Saudí1.782
Estados Unidos1.709
Singapur1.605
Kuwait1.213
Noruega1.038
Baréin996
Australia903
Brunéi861
Catar825
Francia753
Reino Unido673
Corea del Sur649
Dinamarca556
Finlandia537
Suiza512
Holanda496
Suecia488

Los cuatro primeros países tienen que ver con los conflictos en Oriente Medio.  Al igual que el 7º, 9º, 11º y 12º.  Esto nos hace fácil saber dónde se van a producir las guerras en el próximo lustro.

El quinto es el imperio militar, USA.  Cómo no.

El 8º y el 10º también llaman la atención, Noruega, la nórdica y tranquila, y Australia, la pacífica y aislada.  Quizá no lo sean tanto y sea sólo la lejanía la que nos impone el desconocimiento.

También podemos ver la estadística en sentido inverso:

Costa Rica0 €
Haití0€
Panamá0 €
Somalia0 €
Liberia2 €
Madagascar2 €
Malaui2 €
Uzbekistán2 €
Laos3 €
Mozambique4 €

Aquí los datos también son muy relativos:  Somalia está lastrada por una guerra civil desde 2009, Liberia también la ha sufrido desde hace muchos años, Haití no invierte ni en Defensa ni en nada, tras el huracán, …

A Afganistán le sitúan en el puesto 12º, con un gasto per capita de 5 € en 2016, pero todos sabemos que en Afganistán no sólo se libra una guerra, sino que se libran varias.

Share

El Consejo de Ministros autoriza otros 28 millones de euros más de gasto militar

Secretaría de Cultura Ciudad de México

Fuente: La Moncloa.

Pues de nuevo nos tienen aquí. Con otra partida más de gasto militar aprobada en otro Consejo de Ministros posteriores a declarar la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado y de congelar el gasto.

Otros 28 millones de euros más para Gasto Militar; porque para el Gasto Militar no hay frontera que no se rebase ni congelación que nos asista.

Ahora se trata de adquirir helicópteros de segunda mano de los EE.UU. como remedio temporal mientras nos “surten” de los helicópteros NH-90 comprometidos en otra astronómica compra de Programas Especiales de Armamento.

se ha optado por una solución temporal, como es la adquisición de helicópteros SH-60F “Seahawk”, procedentes de excedentes de la Marina de los Estados Unidos, previamente transformados a la versión de transporte de tropas.

La compra de estos helicópteros de segunda mano ha salido por un pico, pero no importa, que el dinero no es de los que comprometen el gasto, sino del callado y desinformado respetable, que lo traga todo. Nada menos que 68 millones de gasto, de los que 40 salieron de otro crédito aprobado en 2016 sin que nadie rechistara y los otros 28 salen ahora de esta nueva aprobación de gasto por la que nadie rechistará.

Y si indignante es este nuevo gasto militar, sorpresivo es de dónde va a salir el dinero. Ni nos lo podíamos imaginar. Nada menos que de las partidas (que por cierto financian con el fondo de contingencia en gran parte porque tampoco están previstas en los Presupuestos Generales del Estado) de operaciones de mantenimiento de la paz.

Este dinero camuflado es, por tanto, un doble camuflaje, un camuflaje del camuflaje, porque en principio es un gasto extrapresupuestario (primer camuflaje) que además no sirve para mantenimiento de paz (de donde sale la partida), sino para compra de helicópteros militares fuera de los presupuestos (camuflaje segundo).

¿Pero no habíamos quedado en que esta práctica no la admitía el Tribunal Constitucional para los PEAS?, ¿pero no se trata de un añadido algo rocambolesco al PEAS de los Helicópteros NH-90?, ¿pero desde cuándo las armas se adquieren con los presupuestos de operaciones de paz?, …

Y otro pero más, ¿qué encubre ese presupuesto de operaciones de paz, que tanto vale para comprar armas, como para revisar el armamento y poner a punto el material militar que no cuenta con presupuesto en los programas de mantenimiento del Ministerio de Defensa, o para adquirir gasolina?  Un presupuesto que, precisamente por su atipicidad, no cuenta con los controles que tienen otras partidas de gasto sin que nadie le ponga remedio a esta nueva anomalía.

Y es que esto es un sin parar.

¿Dejarán de sorprendernos?

Share

AUME hace lobby

Por Cristina Cifuentes

Fuente: La Vanguardia

AUME (Asociación Unificada de Militares Españoles) tiene un nuevo Secretario General, Iñaky Unibaso, que, como no puede ser menos, lucha por los derechos sindicales de sus asociados y ofrece sus apuestas a quien quiere oírlas.

Ha explicado en un desayuno informativo mantenido con periódicos que uno de sus propósitos actuales es mantener reuniones con los distintos partidos parlamentarios para hacerles ver sus puntos de vista y propuestas, entre las que incluye la igualación salarial de los militares con la Policía y la Guardia Civil, que ganan más que ellos, y que los soldados mayores de 45 años puedan seguir reenganchándose al Ejército a partir de dicha edad.

No quiere soldados jóvenes (el principal argumento por el que Defensa no quiere soldados de más de 45 años es su edad), o no tan jóvenes, porque, dice, no estamos en los Tercios de Flandes (que al parecer eran todos unos pimpollos), y porque las nuevas acciones militares se basan más en la logística que en la juventud. Añade que en el ejército actual no todos tienen por qué ser guerreros (de hecho una gran parte son burocracia y oficialidad en dique seco).

Dice el Secretario General que un Soldado por término medio gana unos 15.000 euros anuales, mientras que un Guardia Civil o un Policía Nacional gana unos 20.000; y que un Sargento gana  unos 23.000 euros, mientras que un Sargento de la Policía Nacional supera los 29.000 y un Sargento de la Guardia Civil los 26.000, agravio mayor cuando miramos la retribución de un Teniente del Ejército, 27.000 euros, frente a los Tenientes de Guardia Civil y Policía Nacional superan los 31.000.

Está bien comparar la escala de sueldos con los de Policía y Guardia Civil, que tampoco son mancos, pero puestos a hablar de agravios, podría haberse comparado con los salarios medios en la sociedad civil y reivindicar, en justa correspondencia, un espectacular aumento de salarios de tantos millones de civiles subempleados, mal pagados y altamente cualificados. Y no hacer ni siquiera mención a este grave problema de toda la sociedad nos parece un tanto insolidario.

No debe concernirle al sindicalismo militar la desprotección laboral de los civiles, que ni son militares, ni Guardia Civiles o Policías, sino gente del común y desarmada.

Podría también haber abundado, a la hora de tratar el tema de los soldados mayores de 45 años, en el verdadero problema del ejército, ese que lo hace presupuestariamente inviable: el gran tema del gigantismo militar. Porque el meollo de la cuestión es que tenemos el enorme lastre de contar con muchos más efectivos de los que se necesitan y de gastar la inmensa mayoría del presupuesto del Ministerio de Defensa en pagar sueldos a militares que sobran y por no hacer nada. Pero debe ser que el sindicalismo militar sólo se fija en los intereses de sus asociados, no en la solución de los problemas de la sociedad.

Podía haber añadido, puestos a ello, que contamos con una reserva que paga más de 500 millones de euros al año a miles de oficiales que no se necesitan y que sobran, por la imprescindible actividad de tocarse las narices, sin atreverse a acabar con esta ofensa al sentido común. Pero debe ser que denunciar los privilegios propios tampoco hace al caso al sindicalismo militar.

Temas estos que, ya de paso, podrían mirar los políticos a los que van a vender el caramelo del agravio comparativo, desde un planteamiento alternativo de estas situaciones y del modo de resolverlas,  tal como ya abordados en el texto que, al efecto de los soldados mayores de 45 años, elaboramos hace poco más de 1 mes, y ya cuenta con más de 8.000 visitas.

Porque el mensaje del sindicalismo militar, por legítimo que se nos antoje, se centra demasiado en pedir una igualación que suena a defensa de intereses corporativo y egoísta, con deliberado olvido de los problemas de toda una sociedad, y  elude abordar problemas de índole estructural que afectan a la insostenibilidad y la sangría que supone un gigantismo militar anacrónico y que soportamos injustamente con nuestros impuestos.

Tal vez con un ejército menor y destinado a otras cosas, se podría pagar mejor a los soldados imprescindibles.

Share

Maniobras antiaéreas en Tarragona

Por Armada Española

Fuente: La Vanguardia.

Durante el próximo mes de Diciembre, Defensa ha tenido la feliz idea de programar una nueva operación ‘Eagle Eye’ , que se realizará en la provincia de Tarragona, con participación de los tres ejércitos (Tierra, Armada y Aire) y con el objetivo de entrenarse en una “defensa antiaérea” para cumplir la “función permanente de vigilancia y defensa del espacio aéreo nacional“.

A comprobar la eficacia de estas maniobras “antiaéreas” tan inoportunas va a acudir la Ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, tal vez para dar más realce y empaque a las maniobras.

En las mismas participará lo más granado de nuestros aviones de guerra, los aviones EF-2000 del Ala 14, y de nuestra Armada, que llevará la  fragata ‘Almirante Juan de Borbón´ (¿por aquello de que el tal Borbón era Conde de Barcelona?).

Es llamativo que en plena resaca restauradora del discurso más nacionalista español, artículo 155 de la Constitución y todo en marcha, y en plena campaña electoral del PP en Cataluña, se realicen estas maniobras militares extemporáneas que, a todas luces, no parecen una necesidad vital ni, mucho menos, responden a una urgencia de ningún tipo, y coinciden con un momento crítico en la vida civil catalana. ¿O es que hay algún riesgo de necesitarse una defensa antiaérea sobre Tarragona?

Nuevamente, el uso político del Ejército como propaganda aparece como un elemento más del pintoresquismo propio de nuestra derecha más a la derecha y como otro nuevo ejemplo de su uso partidista de las Fuerzas Armadas, mascarón de proa de una política renacionalizadora y de estrechas miras que funciona como una apisonadora de las sensibilidades plurales que pululan por los pueblos ibéricos.

Una publicidad ésta de la Defensa Antiaérea sobre Cataluña que, dicho sea de paso, no sabemos cuánto nos va a costar, ni qué molestias va a suponer para los pueblos y su cotidiana vida pacífica, ni qué malas consecuencias nos va a acarrear. Como siempre.

Share

Anticorrupción solicita información a la Armada

Infantry+uniform

Por Thomas Quine

Fuente: Infolibre.

Informa el digital Infolibre de la investigación que ha abierto la Fiscalía Anticorrupción y que puede afectar a la Armada.

En concreto ha solicitado que le remitan seis expedientes de contratación de vestuario para la Armada y, dice la noticia, vigila las relaciones familiares existentes entre el General Francisco Suanzes, Director de Abastecimiento de la Armada, y la dueña del principal grupo adjudicatario (Grupo Iturri) del vestuario de la Armada, a la sazón la tía del general.

Para la Armada no hay problema alguno, porque la ley sólo prohíbe celebrar contratos con familiares de hasta segundo grado y la relación de parentesco sobrino-tía es un parentesco de cuarto grado.

De la página del grupo Iturri hemos sacado información que afirma que llevan surtiendo de uniformes a la Armada desde 2011 por medio de contratos plurianuales de vestuario tres años de duración.

El Grupo Iturri nutre de uniformes no sólo a la Armada, según hemos visto, sino a otros cuerpos militares.

Tal vez la relación familiar, por sí sola, no sea un elemento objetivo de ilegalidad, pero no cabe duda que habiendo por medio un familiar tan directo, aunque no sea de segundo grado, la cosa huele, como poco, rara y la prudencia exigiría cuando menos evitar participar de la contratación en que estén involucrados familiares. No es de extrañar, por ello, que la fiscalía quiera conocer estos expedientes por si van más allá de la escrupulosa legalidad.

Share

Defensa no prevé de momento gastar en los F-35 americanos

untitled

C Watts

Fuente: Agencia Europa Press.

A raíz de las noticias difundidas por diversos medios de comunicación con motivo de la visita de Rajoy al Presidente de EE.UU., afirmando que España tenía interés en comprar los carísimos F-35 para la Armada y el Ejército del Aire, una diputada de PDeCat hizo una pregunta parlamentaria, cuestionando esta supuesta inversión multimillonaria.

La respuesta del Ministerio de Defensa, como tantas otras que hemos visto antes, no tiene desperdicio y es un claro ejemplo de la falta de claridad con la que contestan a las pretensiones de control por parte de los diputados:

El planeamiento de recursos financieros y materiales del proceso de Planeamiento de la Defensa no contempla actualmente la inversión que se refiere.

Una respuesta que nos deja perplejos, pues en realidad responder, lo que se dice responder, responde. Pero eso sí, responde sin decir nada claramente, que es tanto como no responder.

Veamos:

  • ¿El hecho de que el planeamiento de recursos financieros no contempla este gasto, quiere decir que no es un gasto previsto?, ¿qué no es un gasto contemplado en algún otro sitio del Ministerio de Defensa?
  • La palabrita “actualmente” ¿quiere matizar la respuesta negativa?; ¿no lo contemplan actualmente, pero sí a futuro?
  • En definitiva, ¿se piensan gastar estos señores tan burocráticos y opacos en sus respuestas seis mil millones de euros (6.000 millones, que se dice pronto) en aviones de combate F-35?
  • ¿Han contado con alguien sensato para tal dispendio?

De los aviones F-35 ya nos encargamos en julio de este mismo año en una entrada de este blog, en la que denunciábamos los engaños y turbiedades que existían en las negociaciones y presiones para que las Fuerzas Armadas españolas se hagan con estos sofisticados, defectuosos y carísimos aparatos.

Ahora el Ministerio ha decidido zanjar el asunto (sobre todo para la opinión pública, para el debate social y para el Parlamento) “de momento”.

Inquietante.

Share

Nuevo gasto militar encubierto: 92´37 millones de € para operaciones militares en el exterior

Por Saulo Cruz

Fuente: La Moncloa.

Pues ya lo teníamos anunciado. Habría que estar atentos a los próximos Consejos de Ministros para ir descubriendo más gasto militar extrapresupuestario y escondido. Y así ha ocurrido de nuevo.

Ahora han aprovechado el Consejo de Ministros del 17 de noviembre para incrementar el gasto militar en otros 92´37 millones de euros.

Esta vez es un gasto no presupuestario de 92,37 millones de euros a imputar al ejercicio actual, 2017. Lo dice así la nota del Consejo de Ministros

…se autoriza una ampliación de crédito de 92.379.850 euros para gastos por la participación de las Fuerzas Armadas Españolas en operaciones de mantenimiento de la paz, correspondientes al tercer periodo del ejercicio 2017

Un dineral a sumar al gasto militar que, para colmo, tiene como finalidad mantener el militarismo agresivo español, con tropas militares en 18 conflictos internacionales y una vocación de militarizar las relaciones exteriores que espanta.

De nuevo, con un gobierno con presupuestos prorrogados y tremendas críticas de los propios organismos de control del gasto público de la propia administración por este uso desmesurado y frecuente de los créditos extrapresupuestarios para incrementar por la puerta de atrás el gasto militar anual.

Esto es un no parar, pero todavía quedan más Consejos de Ministros para que nos esquilmen.

Share

Nuevo engaño militar: aumentar el presupuesto militar con presupuestos prorrogados

El Gobierno aprovecha la prórroga de los presupuestos generales de 2017 para comprometer gasto militar por la puerta de atrás, como hizo en 2015, cuando tuvo que prorrogar los presupuestos de 2014 con su gobierno “en funciones”, y también en 2016 a falta de tener un gobierno votado en el Parlamento.

La suma del compromiso de gasto aprobado hasta ahora es escandalosa, al menos 864,41 millones de euros para 2018 y 1.748’82 millones de € en total (las partidas de CNI y los compromisos con NAVANTIA no detallan la cifra de gasto en los acuerdos del Consejo de Ministros).

ConceptoImporte (en millones de €)Estimación 2018
Para convenios de asistencia sanitaria con entidades privadas (privatización de la sanidad que debe prestar ISFAS) para 2018 y 2919 (Consejo de Ministros de 6 de octubre de 2017)971´69485´84
Combustible 2018 y 2019 (Consejo de Ministros de 13 de octubre)711´29359´55
CNI para renovación tecnológica e inversiones en infraestructuras (Consejo de Ministros de 27 de octubre de 2017)INDEFINIDOINDEFINIDO
Aumento de gasto para el INTA para equipamiento para el Centro de Investigación aerotransportada de Las Rozas en Lugo (Consejo de Ministros de 27 de octubre de 2017)3´423´42
Gastos plurianuales para armamento y tecnología militar compartida con UE, para 2018 a 2020 (Consejo de Ministros de 3 de noviembre de 2017)6´491´62
Acuerdo con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para celebrar contrato con Navantia para la Quinta adenda al convenio de colaboración existente (Consejo de ministros de 3 de noviembre)DESCONOCIDODESCONOCIDO
Acuerdo para adquisición de munición para el ejército para cuatro años (Consejo de Ministros de 11 de octubre de 2017)55´93 13´98
Totales1.748´82864,41

Nos encontramos con que Rajoy, que no cuenta con mayoría para aprobar presupuestos en 2017, ya ha comprometido, por si acaso, partidas que no están previstas en la prórroga ahora decretada de los presupuestos de 2017. Pero también ha comprometido, sin pasar por autorización parlamentaria alguna, gastos para 2018, 2019 y hasta 2020, condicionando así la política futura de cualquier gobierno.

Estas mejoras presupuestarias no son las únicas que ha introducido Rajoy para el año que viene. En Febrero de 2017 autorizó un gasto extra de 420.000 euros, 210.000 para 2017 y 210.000 para 2018, para que los militares mejoraran su inglés y en mayo de 2015 otros 139´1 millones para tres años para contratar transitoriamente servicios e infraestructuras de telecomunicación para la información de la defensa I3D.

El escándalo, lo decíamos al principio, se repite al menos desde 2015, en que Rajoy, con presupuestos prorrogados e imposibilidad de pactar unos nuevos, se fue saltando la regla de congelación de gasto, vía acuerdo del Consejo de ministros, con aumentos de dicho techo para lo militar.

En Consejo de Ministros de 11 de diciembre de 2015 se permitió aprobar partidas plurianuales para defensa 17´35 millones de euros para servicios de mudanza del Ministerio de Defensa, y de 21,39 millones para adquisición de misiles Envolved Sea Sparrow, junto con un partida para 2016 a 2018 de 89,29 millones de euros autorizados a Industria para financiar vehículos de combate 8×8 y Fragatas F-100, a los que podemos sumar los 60´17 millones autorizados en Consejo de Ministros de 4 de diciembre de 2015 para pago de organizaciones internacionales de carácter militar y operaciones en el exterior.

Y también en 2016 usó el mismo truco para aprobar en Consejo de Ministros de 21 de octubre de 2016 106 millones de euros más para gasolina y otros 16´7 para comida de lata ; más otros 25´6 millones para inversiones del INTA en antenas durante los años 2017 a 2019, otros 115´92 para restauración en 2017 y 1´5 más para auxiliares de servicio y control del Ministerio de Defensa, en el Consejo de Ministros de 16 de septiembre, también en funciones.

Se ve que el gobierno de Rajoy, a falta de hacer política para resolver los problemas de la sociedad, aprovecha los consejos de ministros del último cuarto del año en que prorroga los presupuestos para aumentar los compromisos de gasto militar, como si no pasara nada (de hecho no pasa porque no tenemos una oposición dispuesta a criticar en serio la política militar).

Y el año no ha acabado. ¿Qué más podemos esperar? Es cosa de repasar los sucesivos Consejos de Ministros.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed