Tag Archive for debates electorales sobre defensa

Equo se declara partido pacifista

Imagen de Equo Madrid

Fuente:  Programa de Equo.

Equo, en su apartado de relaciones internacionales, busca las siguientes líneas generales:

Entendemos que es imprescindible mejorar la contribución e influencia de España en el mundo, orientada a la defensa de los derechos humanos, la reducción de la pobreza y de las desigualdades –incluida la de género-. Desde España, como Estado miembro de la Unión Europea y por nuestras históricas relaciones con la Comunidad Iberoamericana y el mundo mediterráneo, se deben promover la justicia, la solidaridad y la paz, defendiendo la democracia, los derechos básicos y libertades y los bienes comunes globales (entendidos estos últimos como formas no convencionales de regulación y gestión de la propiedad de los recursos socioeconómicos y ambientales) y adoptando un liderazgo político en los ámbitos en los que ha demostrado contar con un importante acervo.

Por otro lado, en lo referente a cooperación, añaden «para el desarrollo humano» y abogan por abandonar el intervencionismo exterior, y lo explican de este modo:

En EQUO estamos convencidos de que la reducción de la pobreza en el mundo debe realizarse desde la perspectiva del desarrollo humano sostenible. Apostamos por un modelo de desarrollo que tenga en cuenta los límites biofísicos del planeta. Reclamamos una cooperación al desarrollo centrada en la reducción de la pobreza, la defensa de los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la equidad de género, la democracia y la justicia social y ambiental. Apostaremos por la Coherencia de Políticas para el desarrollo como mecanismo fundamental para la reducción de la pobreza y las desigualdades en el mundo. Entendiendo que la cooperación para el desarrollo debe ser una Política de Estado y rehabilitando los mecanismos necesarios para su recuperación, entre ellos la Recuperación del Pacto de Estado de Lucha contra la pobreza actualizado al nuevo contexto Post 2015.  Impulsaremos políticas desde una cooperación real y no desde el intervencionismo exterior, respetando el liderazgo de los gobiernos locales y sobre todo, de las Organizaciones No Gubernamentales y de la sociedad civil organizada de los países receptores.

También abogan por el multilateralismo:

Apostamos por el multilateralismo como herramienta de consolidación y refuerzo de una Comunidad internacional que avance hacia el suministro adecuado de los bienes comunes globales. En este sentido, EQUO adoptará una mirada cosmopolita en las Relaciones Internacionales que construya Estados transnacionales cooperativos, y una agenda social internacional basada en los derechos y no tanto en los intereses o equilibrios de los Estados. Es necesario mejorar la eficiencia y legitimidad de una nueva comunidad internacional, y avanzar hacia un sistema multilateral eficaz, representativo y legítimo: hacia una gobernanza global. Resulta por lo tanto necesario el abordaje e impulso de las reformas del Sistema de Naciones Unidas (SNU) -tanto en su estructura política como en su estructura de gobernabilidad-.

Y por la implicación de la sociedad civil en la resolución de conflictos:

Desde EQUO demandamos una Europa promotora de la justicia, la solidaridad y la paz, una Europa defensora de los bienes comunes globales. Queremos una UE que hable con una sola voz en el exterior, que promueva la gobernanza multilateral (promoviendo el fortalecimiento y la reforma de la función de la ONU) y el equilibrio entre las distintas fuerzas políticas del planeta, de manera que se asegure la paz entre los pueblos, la equidad y la justicia social y ambiental. Para ello, desde EQUO promoveremos una UE que asuma el liderazgo en la lucha contra el cambio climático y la degradación del medio ambiente; que promueva activamente la cultura del diálogo y la no violencia; que integre a la sociedad civil en la resolución de conflictos y ponga la seguridad humana en el corazón de su acción exterior; que trabaje más activamente por la eliminación del hambre y la exclusión de las mujeres de los procesos de desarrollo. En cuanto a la protección de los derechos humanos en el exterior, desde EQUO abogamos porque todos los programas del Fondo Europeo de Desarrollo (FED) y del Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD) se diseñen y apliquen de conformidad con los principios de la interpretación común de las Naciones Unidas, sobre un enfoque de Derechos Humanos, con foco en el desarrollo, garantizando al mismo tiempo los elementos esenciales del Acuerdo de Cotonú y el marco estratégico de la UE. Además, las actuaciones en el ámbito del desarrollo, deberán respetar el Plan de Acción de Derechos Humanos y Democracia.

EQUO defenderá que se cumpla la legalidad internacional -en concreto las decisiones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, del que España forma parte, y de la Corte Penal Internacional-, trabajando para garantizar la protección de civiles en conflictos, en especial la de mujeres e infancia y en el respeto a poblaciones sin Estado, como la saharaui o la kurda. También seguiremos trabajando para una solución estable en Palestina en base a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

En cuanto a la política exterior europea, la quieren basar en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución noviolenta:

Priorizaremos una política exterior europea basada en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución no violenta bajo las premisas de la seguridad humana, y con el horizonte de unas relaciones internacionales pacíficas. Dentro de este marco, podemos y debemos redoblar los esfuerzos que favorezcan la transición colectiva hacia la desmilitarización. Entre tanto, desde EQUO proponemos racionalizar las fuerzas armadas, con una progresiva desaparición de los ejércitos de cada Estado Miembro en favor de un solo ejército europeo mucho más reducido e independiente de la OTAN.

Priorizaremos una política exterior europea basada en la cooperación, la prevención de conflictos y su resolución no violenta bajo las premisas de la seguridad humana, y con el horizonte de unas relaciones internacionales pacíficas. Dentro de este marco, podemos y debemos redoblar los esfuerzos que favorezcan la transición colectiva hacia la desmilitarización. Entre tanto, desde EQUO proponemos racionalizar las fuerzas armadas, con una progresiva desaparición de los ejércitos de cada Estado Miembro en favor de un solo ejército europeo mucho más reducido e independiente de la OTAN.

Lo curioso es que las palabras «mucho más reducido e» aparecen tachada en el texto que han hecho público.  ¿Qué significa esto?  Parece que ha habido debate o indecisión en que el ejército único europeo por el que abogan sea grande o pequeño.  En cualquier caso nos parece un error de gran calibre político pensar que se pueden racionalizar los ejércitos nacionales para que se integren en un sólo ejército europeo y que esto sea una mejora.  Serían los mismos perros con iguales dueños.  No cambiaría nada como ya argumentamos en nuestro estudio sobre el Ejército Europeo.

Entrando más directamente en los temas de Defensa, Equo, a diferencia de los demás partidos, se define como un partido pacifista y en el capítulo de resolución de conflictos:

como partido pacifista EQUO apuesta por una estrategia de desmilitarización progresiva y la promoción de una política de defensa de la seguridad no violenta, partiendo del concepto de “Seguridad Humana” en lugar del tradicional de “Defensa”, como defensa de libertades y derechos básicos, en lugar del de Defensa Militar tradicional vinculado sólo a la defensa de la integridad física o territorial. Además, trabajaremos por una total transparencia en los presupuestos del ministerio de Defensa y en la democratización de este cuerpo. Es necesario establecer un control y rendición de cuentas de todo el gasto militar por la Intervención General del Estado (IGAE) para hacer frente a la política de ocultación y manipulación del gasto e incumplimiento constante y alarmante del presupuesto, unido a una auditoría ciudadana. Promoveremos una consulta ciudadana sobre la permanencia en la OTAN y en cualquier caso, revisaremos los acuerdos sobre las bases militares estadounidenses en nuestro territorio. Recortaremos el gasto militar y auditaremos la deuda del Ministerio de Defensa, para estudiar su procedencia y legitimidad. Entendemos necesaria una reforma de la ONU que apoye una gobernanza global multilateral y que se comprometa con la Corte Penal Internacional. Es imprescindible la cooperación de los distintos actores internacionales en la lucha por la justicia y por el enjuiciamiento de los crímenes contra la humanidad estableciendo sistemas de alerta rápida para el seguimiento de las violaciones de Derechos Humanos y la detención de conflictos para prevenir o frenar tales crímenes. Abogamos por políticas fiscales para desincentivar el comercio de armas y reorientar la industria militar a la I+D+i y a la economía social y verde. Acabar con las puertas giratorias con un régimen estricto de incompatibilidades. Ante el desafío del yihadismo, Al-Qaeda y el autodenominado estado islámico, es imprescindible un enfoque integral que analice las causas del caldo de cultivo que alimentan a estos movimientos, como el cambio climático, la pobreza y la política exterior occidental que ha generado tanto fanatismo.

Parece, por tanto, que Equo sigue avanzando, paso a paso, en la apuesta por una política de exteriores y de defensa de corte más pacifista.

Por ello no entendemos bien la siguiente propuesta, propia de la casta y la política antigua:

Debe ser obligatoria la publicación de las agendas de trabajo completas de altos cargos, diputados o senadores. Se deben incluir las reuniones profesionales a excepción de aquellas que tengan que ver con asuntos vinculados a la seguridad nacional o ponga en peligro la vida y la seguridad de las personas. Se informará del/los interlocutores, el motivo de la reunión, los documentos tratados (ya sea en persona o enviados por otro medio) y el impacto de esos documentos en la normativa final.

Y ahí va nuestra última preocupación con respecto a Equo y sus propuestas sobre defensa.  ¿En qué quedará todo teniendo en cuenta su coalición electoral con la muy militarizada Podemos?

Share

Propuesta electoral de Izquierda Unida-Unidad Popular en materia de Defensa

Imagen de: izquierdaunidaalcalalareal.blogspot.com

Fuente:  UNIDAD POPULAR   

Ciertamente ya felicitamos a Izquierda Unida, ahora Unidad Popular, por su programa en las pasadas elecciones europeas, pues ofrecieron avances hacia una política de defensa diferente. Ahora lo volvemos a hacer.

No dedican muchas páginas al tema de la defensa y los conflictos internacionales. Sigue sin ser un tema central de su apuesta, pero lo que escriben está muy bien desde una perspectiva de solidaridad, y dan ejemplo de una visión más alternativa de los problemas de defensa.

Nos parece muy acertada su visión global y un punto de partida para avanzar en cambios más profundos en el futuro:

En las últimas décadas el modelo acelerado de globalización comercial y financiera del neoliberalismo ha causado un fuerte deterioro ambiental y social. Para hacerle frente, proponemos un modelo de globalización alternativo, una política basada en la fraternidad y la solidaridad, que permita el desarrollo integral de las personas y los pueblos.

Es necesario un nuevo enfoque de la seguridad, basado en la resolución de conflictos por vías no violentas, que aborde el desarrollo y la seguridad como algo estrechamente relacionado.

No habrá seguridad sin justicia internacional y sin anular la injerencia y la explotación de los recursos de unos países por otros, porque el expolio de los pueblos y las guerras para garantizarlo, son la causa principal del drama de la emigración y el asilo. La mejor defensa se basa en la construcción de la justicia, en la prevención de los conflictos, en la cooperación, en la acción humanitaria, en el conocimiento intercultural y en la construcción democrática.

Como se ve, optan por la noviolencia, por una visión global de los conflictos, atendiendo que estos no atiendes sólo a la violencia directa, que es en lo que se fija tradicionalmente el discurso conservador de la seguridad y la defensa, sino que también, sin mencionarlas con estos nombres, hablan de violencia estructural y cultural, las caras ocultas y sutiles que mantiene todo el entramado de dominación a escala global.  También demuestran una visión alternativa de los conflictos y de sus posibles abordajes, optan por la cooperación, la solidaridad y la justicia global,  la acción humanitaria, el conocimiento intercultural y la construcción democrática.

Espléndido.

Por otra parte abordan, tímidamente, medidas destinadas a ir quitando poder al modelo militar de defensa y dotando en paralelo de una alternativa basada en la seguridad humana. Para nosotros estos procesos se llaman transarme, que es ir más allá del desame. El transarme (camino desde este modelo basado en el paradigma de dominación-violencia hasta otro paradigma basado en la cooperación-noviolencia) tiene dos implicaciones, una, que esbozan bien en la introducción, de crear un modelo de defensa distinto e ir acercándose a él, y otra, que insinúan en las siguientes medidas y que encabezan con el título de «Control democrático de las política de Defensa»·, que es la de ir quitando protagonismo, inversiones y capacidades a lo militar y violento.

Y ¿qué medidas son estas que proponen?

CONTROL DEMOCRÁTICO DE LAS POLÍTICAS DE DEFENSA

 

  • Fortalecer el control parlamentario en operaciones militares exteriores. Retirada de todas las tropas españolas en acciones españolas sustituyéndolas en su caso por ayuda humanitaria de carácter civil.

  • Aplicación y establecimiento de los tratados y leyes relativos al comercio de armas tendentes a su eliminación. Control parlamentario y público sobre esta actividad, con seguimiento en el país de destino del material armamentístico exportado

  • Disminución de los gastos de defensa . Se realizará una auditoría del gasto militar: cuánto es lo que el estado gasta anualmente en armamento y quiénes son los proveedores y las empresas locales e internacionales a las que el Estado compra armas. Se verificarán también si somos proveedores de estados que revenden armas al ISIS y a otras organizaciones de terrorismo internacional. Se aclarará la relación con Arabia Saudí en este punto.

  • Salida de España de la OTAN

  • Revisión del tratado con EEUU.  Conseguir el cierre de todas las bases militares extranjeras en nuestro territorio , incluido GIbraltar.

  • A efectos de garantizar la seguridad de la población civil las distintas instalaciones militares destinadas a acuartelamiento de tropas y/o almacenamiento de materiales de guerra y auxiliar se ubicarán en lugares suficientemente distantes de zonas habitadas

Muy interesantes todas sus propuestas. Y necesarias para democratizar la Defensa, un paso previo para emprender cambios más hondos y no menos urgentes.  Unidad Popular opta por el control democrático de la defensa y lo aplaudimos, pues es un buen inicio.

Aunque, pasando a las ausencias, echamos de menos medidas para fomentar la participación popular en las cuestiones de Defensa (en la toma de decisiones y en la desmilitarización de la misma por ejemplo). Ello profundizaría la democratización de la Defensa al tenernos a todos en cuenta.

Habría sido un buen momento para cuestionar con más énfasis las industrias militares y el complejo militar industrial, para evitar las puertas giratorias que condicionan esta política, para criticar el desmesurado ejército que existe o para proponer cambios que quiten los privilegios fiscales y de uso del territorio por parte de los ejércitos.

Nosotros añadiríamos muchas más, igual de relevantes y necesarias, pero entendemos que en un programa electoral no se puede especificar absolutamente todo.

Los puntos de las propuestas de Unidad Popular nos hacen ilusión. Alguien se atreve a decir otra cosa distinta al consenso militarista vigente.  Quizá ese control democrático de la tantas veces ocultada política de Defensa y esa opción por la auditoría sean las más importante por considerarlas como verdaderas puertas abiertas a una cultura de paz en el futuro.

Además, hay otro manojillo de ideas destacables en el epígrafe «Libertad de los Pueblos». Podemos también las solicita, pero como el sentido general de su propuesta no avanza en una alternativa de defensa, quedan en su propiesta desdibujadas, descontextualizadas, retóricas. Podrían ampliarse a otros pueblos y situaciones mundiales, pero no cabe duda que la apuesta de Unidad Popular apunta maneras:

  • Reconocimiento de la República Saharaui Democratica, exigiendo el cumplimiento de la resolución de Naciones Unidas de 1975
  • Reconocimiento oficial y pleno del Estado Palestino
  • Apoyo al proceso de paz en Colombia
  • Reconocimiento del derecho de los pueblos del Kurdistán a vivir en paz.

Es una verdadera pena que las encuestas nos hablen del hundimiento en los resultados electorales de Izquierda Unida, justo ahora que parecen tomar (quizá porque no les queda otro espacio político ante la cada vez mayor centralidad por la que optan PSOE y Podemos) posturas nítidamente diferentes y alternativas en las cuestiones de Defensa.  Una línea que en otras muchas ocasiones no habían defendido con tanta claridad y contundencia y ahora, por lo que parece, se quedarán de nuevo sin eco en las instituciones políticas.

Share

El militarismo obtuso de Ciudadanos

Espa%C3%B1a+a+debate

Universidad Carlos III de Madrid

Hemos escuchado la propaganda de Ciudadanos acerca de sus propuestas de política de defensa, donde, al parecer, se posicionaban con la contundencia que se le supone a este prefabricado de ideas «centristas» por hacer una buena inversión en gasto militar (al fin y al cabo, si la banca y determinadas élites económicas están detrás del experimento es natural que también miren por sus intereses en el sector, dado que la banca española es especialmente activa en financiar gasto militar y no digamos la élite sutil que padecemos) y por alinearnos más aún con la estrategia de dominación militar en vigor.

Por ello hemos buscado el programa en la página web de la organización y,  para sorpresa nuestra, ahí no se encuentra  enlace alguno al mismo, sino solo a determinadas pestañas que hablan únicamente de la cara «amable» (y no tanto si entramos al contenido) del partido naranja.

Adivinen quién nos ha proporcionado acceso al programa íntegro: Nada menos que el no menos centrista periódico de La Razón,  ¿tal vez interesada en promocionar a esto nuevo sello del conservadurismo de toda la vida pero con rostro humano?

Pero, pelillos a la mar, una vez el programa ante nuestra pantalla, nos disponemos a leer su oferta para la política de defensa, a la que titula «Una nueva política de seguridad y defensa para España«, lo que indica, al menos en el propósito que enuncia el titulo, que las propuestas no son las monolíticas y de toda la vida que mantiene la casta.

Primera desilusión: «nueva» no se refiere a novedoso, sino que las acaban de sacar ahora, son nuevas no en el contenido, sino que antes no tenían otras (o las mismas) «viejas».

Veamaos:

Comienza el asunto con una especie de admonición que utiliza todos los tópicos de las directivas de defensa y demás papeles oficiales al uso, para decirnos que piensan en la defensa de nuestras libertades e intereses y los valores que compartimos, especialmente sensible en un contexto internacional cada vez más complejo, con nuevas incertidumbres, amenazas y riesgos que han desbordado el paradigma tradicional de defensa y bla, bla, bla (para el contenido cocnreto del «bla, bla, bla» verborréico puede irse directamente a alguna de las directivas de defensa en las que se inspira o bien al propio programa, donde aparece este cúmulo de naderías sin sustancia).

Para ser tan competentes, modernos y novedosos los desenfadados chicos de CIudadanos, no nos parece muy bien que se hayan limitado a un corta y pega de los documentos usados tradicionalmente en sus alocuciones por la cúpula del MInisterio de Defensa y por los programas de PP y PSOE en años anteriores, que cuentan el mismo rollo cansino. Copiar en el examen está feo, y copiar palabras  hueras no mejora las cosas.

Pero vayamos a las propuestas «nuevas» aunque no novedosas:

  1. Fomentar una estrategia de comunicación transparente que proporcione información de las decisiones de defensa y fomente una cultura de la defensa que explique bien lo importante que es el tema de las fuerzas Armadas.

Esta propuesta merece dos comentarios: Primero, que se trata exactamente de la misma idea que viene manteniendo el ejército y las directivas de defensa desde tiempo inmemorial, confundiendo cultura de defensa con propaganda del militarismo para adoctrinarnos y convencernos de lo inconvencible. Y segundo, que pretenden proporcionar información sobre las decisiones, pero no que las decisiones sean tomadas por la ciudadanía, sino sencillamente, informada sui generis de ellas.

2.- En lo que llaman «Unas fuerzas Armadas de defensa de nuestra paz y seguridad» (título que contradicen en el desarrollo de las medidas, como se verá, al convertir la idea en  la de propiciar un ejército intervencionista y peligroso), proponen una ristra de cosas que puede resumirse en más dinero para lo militar, más prestigio para los militares, más implicación en la política de injerencia mundial de la OTAN y la UE. Para lograrlo proponen:

a) En primer lugar, llegar a un gasto militar «sostenible» del 2% del PIB (los aplicados y excelentes colaboradores de Ciudadanos olvidan, fallo imperdonable para quien alardea de tanto estudio y excelencia, que el gasto militar español, contando el encubierto y el reconocido, supera con creces el 2% del PIB y ya es de por sí exagerado y no resiste comparación con los gastos sociales por abusivo)

b) Impulsar una nueva ley de Defensa Nacional (no nos dicen con qué parámetros) y actualizar la Directiva de Defensa Nacional (de hecho cada inicio de legislatura se hace esto con lo que la medida es puramente una perogrullada que pasa por ingeniosa y se queda en obvia) y la Estrategia de Seguridad Nacional (que por su propia esencia cíclicamente se actualiza porque el planeamiento militar es cíclico y en permanente revisión).

c) Reforzar la participación de España en misiones internacionales y asumir en ellas «liderazgo» (palabra muy del uso del marketing que utiliza esta formación pero, lamentablemente, poco aplicable al caso).

d) Reforzar el compromiso con la OTAN, las intenciones militaristas de la UE (lo que llaman política común de seguridad y defensa) y la Agencia Europea de Defensa (el peligroso instrumento con el que cuenta Europa para incrementar sus gastos militares y promover el rearme de los países de la UE.

e) Mejorar los medios materiales de la tropa en el exterior y reconocer públicamente el sacrificio y entrega a la nación de los militares en operaciones en el exterior (no adivinamos a comprender una razón objetiva para esto).

f) Participar en fuerzas internacionales y combinadas (agárrense) «con el fin de potenciar y perfeccionar sus capacidades tácticas y estratégicas y de dotar a nuestras FAS de flexibilidad y capacidad de proyección (osea, intervenir en guerras para prepararnos mejor).

3,- Respuesta eficaz ante los nuevos retos: Potenciar el Instituto Nacional de Ciberseguridad, la elaboración de una nueva estrategia de ciberseguridad y de unidades de ciberdefensa.

4.- Desarrollar un Plan de inteligencia del CIFAS (el espionaje estrictamente militar) para el planeamiento, conducción y ejecución de las operaciones militares, lo que de nuevo, refuerza la idea de que estamos en guerra y a estos chicos les va el ardor guerrero.

5.- Modernización. Este capítulo, ya lo echábamos en falta, no podía faltar en el apabullante barullo de viejas propuestas con formato «nuevo», ya que el mantra de nuestro ejército y de los partidos de la casta, hasta ahora, en política de defensa ha sido que había que gastar más, profesionalizar y modernizar (estas dos labores nunca acaban de estar realizadas a conveniencia y siempre son propuestas de nuevo). En concreto proponen nuevos programas de armamento (que implica necesariamente más gasto militar) y más inversión militar i+d+i (en detrimento de la i+d+i civil).

6) Auditoría y optimización presupuestaria. Tal vez el aspecto más novedoso de Ciudadanos en la materia. Proponen auditar los programas de armamento para optimizar recursos y velar por la transparencia en la contratación de los PEAS, supresión de opacidad en las contrataciones, creación de una ley de financiación que permita programar inversiones plurianuales para estos programas y, no lo dicen expresamente pero lo insinúan, dar una salida a la deuda militar impagable (no dice cuál).

7) El militar, nuestro mejor activo. mediante una ley de carrera militar que (lo han propuesto todos los partidos antes) garantice la promoción y progresión de los militares y mediante medidas de optimización, la creación de una nueva reserva eficaz (lo han pedido todos) y medidas de eficacia y disponibilidad del personal militar.

8) Deberes del militar y respecto de sus derechos. Como han hecho antes todos, también los «emergentes» naranjas asumen el discurso sindical de las asociaciones de militares (buen lobby tienen montado que deslumbran por igual a Tiros y Troyanos) y proponen potenciar el observatorio de la vida militar, las medidas de conciliación de la vida personal y familiar y compensaciones a definir por el exceso de horas de disponibilidad de los militares., así como potenciar los servicios de acción social militar para dotar a los militares de medidas de protección suplementarias a las actuales.

9) Integración del militar en la vida civil. De nuevo la propuesta novedosa se queda en agua de borrajas y proponen lo que ya se hace, pero diciendo que se lo van a tomar en serio.

10) Justicia militar independiente.  Proponen homologar la justicia militar a la ordinaria. NUevamente, algo que tampoco es novedoso.

11) Industria militar. Igualmente, proponen impulsar la i+d+i militar con medidas que son más de lo mismo y que no hacen sino servir de refuerzo al consenso elitista de PP y PSOE para hacer de la industria militar uno de los puntales de las exportaciones españolas (somos la séptima potencia mundial de venta de armas).

En resumen, si algo nuevo aporta Ciudadanos es que afirma su incorporación al monolítico bloque militarista y a sus viejas políticas de toda la vida, obviando cualquier cosa que tenga que ver con dotar a la sociedad de mayoría de edad en estos temas y de depositar en ella la toma de decisiones en materia de defensa.

Poca cosa en el contenido y mucha cosa si la miramos desde el punto de vista del peligro que suponen tales medidas.

Un partido más en el bando militarista a ultranza.

 

Share

Programa electoral del PP en Defensa

Imagen de doshermanasinfo.com

Fuente:  web del PP

Iniciamos con esta entrada una serie dedicada a analizar lo que dicen y silencian los distintos partidos políticos españoles en sus programas electorales sobre seguridad y defensa.

El apartado que el PP dedica a la política de exteriores y de defensa se titula:  nuestro papel en Europa y en el Mundo.

Hemos empezado a leerlo con la intuición de que iban a poner lo de siempre, pero en las primeras líneas nos llevamos una sorpresa:

Algunos partidos políticos presentan propuestas obsoletas para un mundo que ya no existe o propuestas que ya se probaron en épocas anteriores y que obtuvieron malos resultados.

¡Ostras!  ¿Van a animarse a hacer política de defensa de manera diferente?  Pero, justo en el párrafo siguiente volvemos al redil pepero de toda la vida en el que se confunde la defensa con los intereses económicos de las oligarquías empresariales españolas:

La internacionalización de las políticas domésticas ha hecho que las fronteras entre los asuntos internos y los externos prácticamente hayan desaparecido. Así las cosas, un planteamiento erróneo de la política internacional pone en juego asuntos tan capitales para España como la creación de empleo, la prosperidad o el sostenimiento del Estado del Bienestar.

(…)  Ante la inestabilidad de estos países, España propondrá una estrategia de cooperación europea orientada a resolver el problema en origen, y en sus múltiples facetas: económica, social, de fortalecimiento institucional y del Estado de Derecho, y de respeto a los Derechos Humanos. Esa inestabilidad en otros países es sin duda uno de los grandes desafíos de nuestra Política de Defensa. Situaciones como la de Siria demuestran los efectos transversales que tienen hoy en día las crisis internacionales que hacen de la seguridad una cuestión que afecta al conjunto de todas las políticas. Los compromisos internacionales con nuestros socios y aliados, la inversión en nuestras capacidades militares y la misión que desarrollan nuestras Fuerzas Armadas son elementos imprescindibles para garantizar los derechos y libertades de los españoles.

En política de migración, asilo y control de fronteras optan por más de lo mismo:

Impulsaremos una política común de migración y asilo en la UE. Queremos que la Unión Europea logre adoptar una verdadera Política Común de Migración y Asilo que responda a este reto, desde la solidaridad y la responsabilidad, con un enfoque global y equilibrado que aborde todas las vertientes del fenómeno migratorio: la protección internacional, la lucha contra las redes criminales de tráfico de personas, la migración legal y la cooperación con los países de origen y tránsito.

Continuaremos impulsando una política de gestión de fronteras que combine la máxima seguridad con la mayor agilidad y facilitación del movimiento fronterizo. Para ello, se extenderá y ampliarán las soluciones tecnológicas más avanzadas bajo el Programa de Smart Borders (Fronteras Inteligentes) y se avanzará en la cooperación para intercambiar información online sobre las amenazas en las fronteras exteriores europeas, de acuerdo con el Sistema Eurosur, que España ha liderado.

Continuaremos impulsando políticas y medidas de retorno de los inmigrantes irregulares, en colaboración con los países de origen y tránsito de la inmigración irregular que nos colocan como referente europeo en la gestión de crisis migratorias. Se fomentará una mayor implicación financiera y operativa de la UE en el retorno, puesto que España controla las fronteras exteriores y lucha contra la inmigración irregular en beneficio de todos los países europeos.

Optan por la indefinición, lo cual significará que acabarán apoyando medidas similares a las que actualmente aplican en la redefinición de la política de exteriores y defensa en 2016:

Contribuiremos activamente al proceso de elaboración de la nueva Estrategia global de la UE en materia exterior y de seguridad, de cara a su aprobación en 2016.

Más indefinición en:

  • ciberterrorismo
  • terrorismo
  • el Mediterráneo y el Magreb
  • Ucrania
  • Sáhara Occidental

temas en los que sólo dicen que impulsarán una participación activa española.  ¿Cuál es su análisis concreto?  No lo comentan.  ¿Medidas concretas?  No lo comentan.

El caso sirio, tan en boga y tan analizado por políticos y periodistas, no les lleva más de dos líneas:

Impulsaremos programas de ayuda en los procesos democráticos, poniendo especial atención a los países que viven en conflicto, como es el caso de Siria.

¿Intervendremos militarmente?  ¿Apoyaremos las intervenciones de otros?  ¿Seremos la retaguardia de Francia en otros conflictos para que ellos se puedan explayar en el Sirio?

Ahora un concurso de agilidad interpretativa de textos crípticos:  ¿lo dicen o no lo dicen?  Juzguen ustedes:

Crearemos nuevos programas de cooperación con nuestros vecinos de la otra orilla del Mediterráneo y norte de África que incluya una perspectiva integral de ayuda económica, social, de seguridad y de fortalecimiento de las instituciones democráticas.

Viendo las andanzas del exrey y del ministro Morenés por todo el mundo para vender armas, sí que lo dicen, en nuestra opinión:  fomentarán la venta de armas en el Mediterráneo y en norte de África.

Sí se posicionan, en cambio, con el tema de Gibraltar:  Gibraltar, español.

Luego, hablando del papel de España en la ONU se oponen a cualquier tipo de violencia:

Promoveremos la eliminación de todo tipo de violencia, como la violencia machista o la persecución religiosa o de conciencia de los individuos, velando por el cumplimiento de los estándares democráticos.

¿Acaso no es violencia la política de exteriores que realizan la UE y España con sus ventas de armas disparadas, con sus intervenciones militares, etc?

Optan por la vieja política, la de la casta, la política de Estado en materia de defensa:

  • Seguiremos impulsando una política de Estado en materia de Seguridad Nacional y Defensa
  • Mantendremos nuestros compromisos internacionales con el conjunto de socios y aliados, el papel activo en la OTAN y en la PSCD europea.
  • Reforzaremos el proceso de modernización de nuestras fuerzas armadas (es decir, gastarán más millones en armamento, provocando más deuda y sosteniendo con créditos a interés cero a la industria militar)
  • Prometen a los militares las capacidades y recursos necesarios para desarrollar sus funciones, además les prometen, a los militares y sus familias, el reconocimiento y la atención que merecen, también les vuelven a prometer el fomento de la igualdad, la conciliación y mejores condiciones de vida, también apoyarán a las familias de los que están en misiones internacionales,
  • Promoverán nuevas formas de coordinación entre los ejércitos
  • Promoverán, como prometen en todas las legislaturas, el fomento de la cultura de defensa entre la ciudadanía, a la que notan lejana.

 

Pero innovan para que todo permanezca igual en las finanzas de la defensa:

Promoveremos una Ley de Estabilidad Financiera en materia de Defensa. Estableceremos un marco legal que implante sistema de financiación y de gasto de defensa estable y permanente en el tiempo a largo plazo que proporcione planificación y estabilidad a la defensa nacional, impulsando la inversión i+d del sector industrial mediante la programación, y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

 

Share

¿Debe Utopía Contagiosa renunciar al pacifismo?

Imagen de Álvaro Herráiz San Martín

Después de más de dos décadas como grupo pacifista, antimilitarista y noviolento, Utopía Contagiosa se está planteando si debe renunciar al pacifismo.  (O, quizá, lo que ocurre es que el pacifismo, con intereses meramente electorales, está siendo invadido por militares y militaristas).

¿Por qué?

Bien claro.  En múltiples charlas, debates, conversaciones privadas, los militares y los militaristas de PP y PSOE nos han explicado, airados, que ellos son los primeros y los mayores pacifistas sobre la faz de la tierra.  Ante nuestra perplejidad (hace años) y nuestra hilaridad (recientemente) nos han intentado convencer de que:

  • Los militares son los que menos quieren la guerra porque serían los más expuestos en una.

Nosotros, con paciencia, hemos dicho que no se hiciesen los mártires, que en las guerras modernas los militares mueren mucho menos que los civiles, cuestión que es altamente falsa según nos cuenta ABC.

  • los militares son los que más trabajan por la paz, pues con sus ejércitos, bombas e invasiones, evitan que la guerra llegue al interior de nuestras fronteras.

Nosotros, con temple, hemos argumentado que su «trabajo por la paz» es construir día a día un mundo más injusto en el que los conflictos internacionales se resuelven (es decir, no se resuelven nunca) por la ley del más fuerte, que sus ejércitos fueron los que nos tuvieron durante 40 años en la paz de la dictadura, que sus invasiones en guerras prefabricadas e injustas son una de las causas, repetimos, una, de los atentados de Madrid o de la crónica inseguridad mundial.

Hemos demostrado que el gasto en defensa militar priva a las sociedades de oportunidades de desarrollo social justo y respetuoso con el medio ambiente.

Pero ellos se dicen a sí mismo pacifistas. Y si ellos son pacifistas ¿nosotros somos pacifistas?

Ahora nos salen, por ejemplo, en La Vanguardia tildando a Julio Rodríguez, uno de los últimos fichajes de Podemos, como el general pacifista.

¿Pacifista?

Nos recuerda El Mundo que Julio Rodríguez se hizo militar con el ejército franquista, y lo hace con unas frases, atribuidas a un compañero suyo, muy curiosas:

A Julito El Rojo, su alias entre los pilotos de la academia general del Aire, las ideas conservadoras mamadas en la casa familiar desde la infancia apenas le influirían. Aunque sí le valdrían en sus inicios, especialmente para entrar en la academia del Aire. «Éramos todos unos carcas y unos franquistas.Y Julio también», recuerda un compañero suyo de estudios. «Ten en cuenta que para entrar en la Academia, aparte de los exámenes de ingreso, tenías que demostrar tu afinidad a Franco y al Movimiento Nacional. Pero a Julio no le hizo falta demostrar nada porque era el hijo de Fuciño (mote por el que era conocido su padre, aviador del Ejército Nacional durante la Guerra Civil)

Hasta hace poco estaba en el Foro Milicia y Democracia, Foro que busca lavar el nombre de la Unión Militar Demócrata, en la que Julio Rodríguez no se apuntó:

Él, sin embargo, nunca llegó a afiliarse ni perteneció a la UMD (Unión Militar Democrática), grupo clandestino creado en 1974 dentro del Ejército para combatir la dictadura de Franco («Más le valió porque, de haberlo hecho, jamás hubiera llegado a general», dice el teniente coronel de Infantería Fernando Reilens, de la UMD), pero sí tuvo actitudes y comportamientos que demostraron entonces su afinidad ideológica y política con este grupo de militares. Lo recuerda José Ignacio Domínguez, antiguo miembro de la UMD y compañero de Julio en el Ejército del Aire: «Fue durante su destino en la base de Manises (Valencia) como capitán en el Ala 11. Allí trasladaron a un grupo de compañeros de la UMD que estaban detenidos para que cumplieran sus arrestos en este cuartel, en el Pabellón de Oficiales, y Julio tuvo el valor y el detalle de ir a saludarles. Aquello fue muy comentado entre los oficiales».

Solidario, como se ve, hasta donde llega el saludo, pero más preocupado por su carrera que por la coherencia de sus ideas «de izquierda».

Pero sigamos con los detalles del pacifista Julio Rodríguez:

Hay que ser conscientes que el general ha participado, como alto mando, en los muy pacifistas gobiernos de Aznar, Zapatero y Rajoy.  Es corresponsable, cada vez más porque sus cargos eran cada vez más influyentes, en las múltiples incursiones militares españolas en países extranjeros, en el despropósito del crecimiento ingente de la deuda militar por los Programas Especiales de Armamentos (PEAS) que han hundido financieramente al Ministerio de Defensa, en la ocultación del Gasto Militar ingente en España,  de la alianza hispano-americana, de la participación de España en la OTAN, … ¿acabó con la macrocefalia endémica del Ejército español cuando pudo?, ¿hemos dejado de tener 1 mando por cada 2 soldados?, etc.

Siendo corresponsable de todo ello, tan sólo se ha sabido que era pacifista cuando decidió acabar su carrera militar y lanzarse a la política.  No es lógico ni coherente desde la perspectiva pacifista.  ¿Por qué no dimitió?, ¿por qué no protestó?

¿Cuál es el bagaje pacifista de Julio Rodríguez?, ¿tal vez hacer la guerra o prepararla?.

No hay ningún respeto al movimiento pacifista.

Los medios de comunicación y los partidos políticos no tienen ningún respeto al movimiento pacifista.  ¿Se atreverían a decir que el presidente de las eléctricas o de las nucleares es ecologista, se atreverían a titular que un machista es feminista, …?  No, ¿verdad?

Sin embargo, con el pacifismo todo vale, no hay ningún rigor ni ninguna crítica.

Este general ha promovido durante más de 40 años el militarismo.  Y el militarismo no es neutro y, mucho menos, pacifista.  El militarismo promueve la violencia directa, estructural y cultural, la dominación como metodología y como fin último.  El militarismo impide el desarrollo social en España y en el Tercer Mundo, crea y exporta guerras, fomenta dictaduras.

¿Y Podemos, es tan pacifista como e General o más?

¿Por qué Podemos no da el visto bueno a su círculo antimilitarista, que ha respetado las reglas internas de debate e inscripción?

Y mientras, este círculo Pacifismo y Alternativas de Defensa entra en su séptimo mes sin ser validado, cuando la «secretaría de organización» se comprometía a hacer lo propio en un mes ya por abril con el grupo de 30 círculos sectoriales pendientes de ese trámite, entre los que aún nos encontramos. Tal vez cosas como este nombramiento a dedo lo expliquen todo.

¿Por qué Podemos no invita a su círculo antimilitarista a participar en igualdad con su círculos y personas militaristas?

¿Por qué Podemos se salta la democracia interna e impone en una buena posición a Julio Rodríguez en sus listas en Zaragoza?

¿Cómo ha decidido democráticamente Podemos que se van a respetar los acuerdos con la OTAN?, ¿en qué foro, con qué votaciones, con qué participación, con qué resultado?  Porque si nada de esto queda claro, parece que Podemos, cada vez más, en temas de Defensa, está más al lado de la casta y toma una deriva muy parecida a la del PSOE en los años 80 con aquel OTAN, de entrada no.

¿Puede un partido ser pacifista cuando encumbra a militaristas tan prestigiosos? ¿cuando su programa propone también el militarismo?

Posiblemente Podemos gane votos por la derecha (ellos lo llaman el centro) con la incorporación de Julio Rodríguez en sus filas, pero con mayor seguridad van a perder votos del movimiento social llamado pacifismo y de todo lo que representó su lucha horizontal y desobediente.  Posiblemente todo esto nos huele mucho a épocas ya vividas con decepción por la traición del PSOE. Tal vez estemos a un paso de alertar de que votar a Podemos con una pinza en la nariz es tan poco coherente como el propio pacifismo de Podemos.

¿Debe Utopía Contagiosa renunciar al pacifismo?

Pensamos que no.  Pensamos que debemos denunciar los intentos interesados y militaristas de ocupar este término que les es antagónico. Su pacifismo es también parte del enemigo contra el que hay que seguir en lucha social.

Share

Propuestas de potenciación democrática de la Comisión de Defensa

Imagen de Sento

Fuente:  congreso.es

Durante 2012 la Comisión de Defensa del Congreso se reunió en 13 sesiones.  En 2013 lo hizo en 11 sesiones.  En 2014 en 12 sesiones.

En 2015, hasta finales de julio, se han reunido 10 veces.  Parece que el ritmo de trabajo y debate aumenta, sobre todo, en el mes de julio en el cual se reunieron 5 veces.

Sin embargo, estos fríos datos son un poco engañosos porque dos de las reuniones sólo tuvieron el fin de elegir vacantes en la mesa de la Comisión, y una tercera sesión tuvo este objetivo parcial.

Así pues, parece que existe una regla no escrita (quizá sí esté negro sobre blanco) que dice que la Comisión de Defensa se ha de reunir, de media una vez al mes.

Poco nos parece.  En nuestra opinión son muchos los temas que deberían ser debatidos en dicha Comisión, y muchos más los temas sobre los que tendría que informar puntualmente el Ministerio de Defensa.

No se trata, claro, de agobiar e impedir que los ejecutivos no puedan trabajar durante la semana.  Pero sí es importante que los legislativos y el control que debería realizar la Comisión sobre las actividades del Gobierno sean plenos y efectivos.

Sobre todo, es importante que la sociedad, a través de la Comisión, tenga acceso a los principales debates sobre la política de defensa en España.

¿Qué le daría riqueza democrática a la relación Gobierno-Congreso?  La interacción.  Que la interacción fuese fluida, propositiva por ambas partes, de diálogo y consenso.  Sin esa interacción fluida la relación Gobierno-Congreso en temas de defensa quedaría más cercana a cumplir penosamente un trámite burocrático.

No decimos que no sean importantes los temas tratados durante este 2015.  Al contrario:  reserva militar voluntaria, racionalización de estructuras orgánicas de Defensa y de las Fuerzas Armadas y los correspondientes planes de infraestructuras, fallecimientos de soldados, fallos en el A 400 M, despliegue en la República Centroafricana, suspensión de pagos de los Programas Especiales de Armamentos (PEAS), ley de carrera militar, exportación de armamentos, etc., son temas muy importantes.

Pero sí decimos que habría muchos otros temas (excesivo ratio de oficiales con respecto a soldados, militarización de la política exterior española, política deliberada de esconder gasto militar en otros ministerios y conceptos, necesidad de la jurisdicción militar, derechos de los soldados, deberes de los mandos, evaluación anual de la política de defensa, etc.,) que merecerían un profundo análisis, evaluación y debate de propuestas entre los partidos políticos.  Y, sobre todo, necesitarían ser conocidos por la ciudadanía, en quien, en el fondo, reside la soberanía.

Por otro lado, la eficiencia de esta Comisión nos parece muy baja cuando somos conscientes, como los sufridos diputados de la oposición, de que las informaciones para los debates se entregan con cuentagotas y con plazos irrisorios para que sean leídas, analizadas con rigor y, lo que es más relevante, para que puedan ser elaboradas propuestas alternativas serias.

Se acercan las elecciones generales de 2015 y hace poco hacíamos una propuesta llamada:  «101 propuestas pacifistas para los programas electorales«.  Pensamos que sería posible hacer la propuesta número 102 basándonos en la relación Ministerio de Defensa – Comisión de Defensa del Congreso:

  • La periodicidad de las reuniones debería ser semana.
  • Cada semana se tendría que tratar un par de temas.
  • Habría que tener un listado de temas mensual pactado previamente por todos los grupos políticos.
  • El Ministerio de Defensa se comprometería a dotar a la Comisión de informaciones veraces de alta calidad para que pudiesen discutir sobre datos reales.
  • La información del Ministerio de Defensa se habría de pasar a los miembros de la Comisión con la antelación suficiente para que pudiese ser procesada y pudiesen armar sus argumentaciones y propuestas.
  • Tanto las informaciones del Ministerio de Defensa como las deliberaciones de la Comisión, como sus decisiones, habrían de ser públicas y se les tendría que divulgar en los medios de comunicación para fomentar que la sociedad estuviese informada y pudiese ser consciente de la política de Defensa y  sus bases teóricas, prácticas y éticas.
  • Un papel importante de la Comisión de Defensa sería el de preguntar a la sociedad sus opiniones sobre política de Defensa y tenerlas en cuenta.

Con ello se conseguiría una sociedad y un Estado mucho más democráticos y con un nivel de calidad democrática muy saludable.  Con el tiempo se conseguiría una sociedad con mayoría de edad, también, en los temas de Defensa.

¿Qué partido asumirá estas propuestas?

LISTADO DE REUNIONES DE LA COMISIÓN DE DEFENSA

DEL CONGRESO EN 2015

Número de reunión

Fecha

Temas

1 10-2 Elección de vacantes
2 11-3 –  Creación de subcomisión estudio de la reserva militar voluntaria.  Popular, Socialistas y CiU –  Relativa al apoyo y colaboración en las distintas actuaciones que se celebrarán en 2015 con motivo del centenario de la base aérea de Los Alcázares. Presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. 

–  Sobre la conmemoración del centenario de la creación del arma submarina. Presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.

 

–  Sobre racionalización de estructuras orgánicas de Defensa y de las Fuerzas Armadas y los correspondientes planes de infraestructuras. Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.

 

–  Sobre aplicación de la disposición transitoria octava de la Ley 39/2007 a los suboficiales músicos militares. Presentada por el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural.

 

–  Relativa a la cesión del cuartel del Bruc, en Barcelona, a las administraciones públicas catalanas. Presentada por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió

 

–  Sobre la situación de los trabajadores de Cleanet. Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.
–  Sobre la cesión del edificio del Gobierno militar y del Palau de capitanía general a la ciudad de Barcelona. Presentada por el Grupo Parlamentario Mixto.

 

–  Sobre prevención, detección y tratamiento del síndrome del quemado o «burnout» en los miembros de las Fuerzas Armadas. Presentada por el Grupo Parlamentario de Unión Progreso y Democracia.

3 14-4 –  Comparecencia del señor ministro de Defensa (Morenés Eulate), para:-  Informar acerca de las circunstancias del fallecimiento del cabo Francisco Javier Soria Toledo, integrante de la misión Unifil, de Naciones Unidas en el Líbano, el 28 de enero de 2015. A petición propia.
–  Que explique las circunstancias exactas en las que se ha producido la muerte del militar español y las medidas que el Gobierno va a llevar a cabo en el marco de las Naciones Unidas para exigir las responsabilidades a que hubiera lugar y evitar que la impunidad y la desproporción sigan caracterizando la acción militar israelí, con el agravante de que los afectados son tropas de interposición en una operación bajo mandato de la ONU. A petición del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural.-  Que informe sobre las circunstancias del fallecimiento del cabo español Francisco Javier Soria Toledo, así como de las actuaciones del Gobierno a ese respecto. A petición del Grupo Parlamentario Socialista
4 22-4 Debate sobre:Solicitud de autorización del Congreso de los Diputados para el despliegue y la participación de las Fuerzas Armadas en la operación de asesoramiento militar de la Unión Europea en la República Centroafricana (Eumam RCA).
5 27-5 Proposiciones no de ley:- Por la que se insta al Gobierno a suspender los pagos de programas especiales de armamento. Presentada por el Grupo Parlamentario Mixto.- Relativa a la efectiva cuantificación de los gastos destinados al programa especial de armamento y de misiones en el extranjero del Ministerio de Defensa. Presentada por el Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió).- Relativa a las responsabilidades consecuencia del fallecimiento del cabo Soria Toledo y a la petición de informes al respecto. Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.

– Relativa al accidente del avión Airbus A400M ocurrido en Sevilla el 9 de mayo de 2015. Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.

– Por la que se insta al Gobierno a la supresión de determinados artículos del Real Decreto 689/1978, de 10 de febrero, por el que se aprueba el reglamento de zonas e instalaciones de interés para la defensa nacional, que desarrolla la Ley 8/1975, de 12 de marzo, de zonas e instalaciones de interés para la defensa nacional. Presentada por el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural.

6 2-6 Ratificación de la ponencia designada para informar sobre:- Proyecto de ley orgánica del Código Penal Militar.Emitir dictamen a la vista del informe elaborado por la ponencia sobre:- Proyecto de ley orgánica del Código Penal Militar.
7 9-6 Ratificación de la ponencia designada para informar sobre:- Proyecto de ley por la que se modifica la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar.Aprobación con competencia legislativa plena, a la vista del informe elaborado por la ponencia sobre:- Proyecto de ley por la que se modifica la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar.
8 10-6 Comparecencia del señor secretario de Estado de Comercio (García-Legaz Ponce), para presentar las estadísticas españolas de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso, correspondiente al año 2014, de conformidad con lo establecido en el artículo 16.2 de la Ley 53/2007, de 28 de diciembre, sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso. A propuesta del Gobierno. (Número de expediente 212/002263)…
9 16-6 Acuerdo sobre celebración de las comparecencias solicitadas por diferentes grupos parlamentarios:- Del señor ministro de Defensa (Morenés Eulate), para informar sobre la participación española en la misión militar de la Unión Europea en el Mediterráneo contra las mafias que trafican con seres humanos. A petición del Grupo Parlamentario Socialista.Elección de vacantes. Mesa Comisión:- Elección de la Vicepresidencia de la Comisión.

Comparecencia del señor presidente del Observatorio de la vida militar (Torre de Silva y López de Letona), para presentar el informe de dicho observatorio correspondiente al año 2013, a los efectos del apartado 2 de la disposición final undécima de la Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas. Por acuerdo de la Comisión de Defensa.

10 25-06 Elección de vacantes. Mesa Comisión:- Elección de la Secretaría Segunda de la Comisión.

 

Share

¿Ministerio de Defensa para PODEMOS?

Imagen de Círculo Pacifismo y Alternativas de Defensa

Fuente:  El Confidencial Digital y El Confidencial Digital.

Doble gran sorpresa las que nos llevamos.  Según El Confidencial, Podemos pretende reclamar la cartera de Defensa en el caso de un hipotético pacto con el PSOE, y Pedro Sánchez parece no tener ningún interés por este ministerio.

Vamos por partes, primero el tema de Podemos y su cartera de Defensa:

  • Nos resulta raro el interés de Podemos por dicha cartera:  han tenido, más bien, un discurso disperso en este tema.  Han potenciado su círculo de Militares y no han hecho mucho caso a su círculo de antimilitarismo.  Sus reuniones con militares y militaristas son cuantiosas y publicitadas, aunque no hemos oído nada de reuniones con antimilitaristas.  ¿Dónde está entonces la crítica y lo alternativo?    Realmente, no nos lo esperábamos, no han mostrado muchas intenciones de comunicarse con los pacifistas y esta idea de asumir Defensa no parece augurar ninguna buena intención.
  • Los militares desconfían de ellos y por eso intentan, una y otra vez, convencerles de la bondad de sus métodos violentos y su estilo de vida.

Los cambios profundos que pretende aplicar la formación en el mundo castrense han generado inquietud en ambientes militares. Tanto que incluso algunos diseñaron una operación de acercamiento a Podemos para conocer en profundidad sus posturas e intentar inculcarles cierta ‘cultura de Defensa’.  (…)

Esos acercamientos con la formación de Pablo Iglesias ya se han producido, según ha confirmado ECD. Los han protagonizado ex altos oficiales, ya en situación de reserva, y han sido seguidos muy de cerca –de hecho han sido “casi como un encargo” sostienen las fuentes consultadas- por generales en activo.

El resultado de esas conversaciones no es nada halagüeño, a juicio de estos mandos. Quienes han estado involucrados en ellas confiaban en lograr un entendimiento tras constatar que Pablo Iglesias había ido, poco a poco, suavizando en público su posición antimilitarista.

  • Con todas estas presiones, ¿estará a punto de pasar lo que ya ocurrió con el PSOE y con IU, es decir, que quedasen encantados con las paradas militares y con la sensación de poder que da que todo un escuadrón con sus mandos al frente se pongan en firmes y saluden cuando pasa un diputado revista?  Si así fuese, ¿de qué valdría la llegada de Podemos al poder?  ¿En qué se quedaría la reforma de lo militar?
  • Argumentan una razón de fondo:

razones de estrategia, imagen y prestigio: si consiguen imponer en las Fuerzas Armadas los cambios que preparan, se habrá lanzando al mundo el mensaje de que su nuevo modelo de sociedad es posible. “Si los militares asumen el cambio, el pueblo también”, llegan a decir.

  • Podemos ha sido críptica en lo concerniente a lo militar, ¿cuáles serán esos cambios que preparan y que luego traspasarán a la sociedad?  ¿Mayor transparencia, auditar los gastos, dotar de democracia a la institución militar?

Su modelo, explican, es un ejército mucho más austero y cuyas misiones –sin descartar compromisos internacionales ya adquiridos- se ajusten más al modelo de la Unidad Militar de Emergencias. Un ejército “que ayude al pueblo”. Más misiones humanitarias y menos operaciones bélicas, con una “concepción puramente defensiva”. Menos gasto en Eurofighters, misiles de última generación, fragatas o submarinos.

Sin embargo, no se habla de una revolución militar. Como explican las fuentes consultadas, Podemos es consciente de que unos cambios tan profundos deben acometerse de manera cuidadosa y hasta cierto punto, consensuada. De ahí que estén buscando –de momento sin éxito- un ex militar de cierto prestigio para que se sitúe al frente de Defensa y lleve a cabo la transición.

Parece que no van a ir ni siquiera lo lejos que antes hemos detallado:

celebrar un referéndum para la elección del JEMAD, la supresión de las academias de suboficiales, la desaparición del régimen disciplinario militar, adecuándolo a los códigos de conducta que rigen a otros funcionarios de la administración.  (…)

revisión total de las cuentas de Defensa, así como una reorganización de la deuda procedente de los programas especiales de armamento, sobre todo de aquellos que acumulan grandes sobrecostes.

  • Parece que la reforma que se plantea Podemos no pone en tela de juicio el militarismo, sino que se quiere hacer desde dentro, con un ex oficial que sería el Ministro de Defensa.  También parece que los militares contactados les han dado un tajante no.

Por otro lado, el desinterés de Pedro Sánchez con el Ministerio de Defensa:

  • No encaja bien con la política que ha llevado hasta ahora el PSOE, de la mano con el PP.  Defensa ha sido una cartera que se han ido turnando para hacer ambos lo mismo que habían criticado al otro, todo ello desde lo más rancio del militarismo.
  • También está siendo presionado Sánchez para que una cartera tan sensible no caiga en manos de los podemitas y continúe en las de quienes no han negado ningún capricho a los militares.  Las presiones a Sánchez le llegan desde lo militar pero también desde sus propias filas, militaristas hasta la médula.

¿Se avecinan cambios en lo militar?  Difícil apuesta.

¿Se deberían producir cambios en la Defensa?  Seguro, y de hondo calado, por su deuda ingente, por sus presupuestos amañados y engañosos, por la militarización de la política exterior y de la investigación y el desarrollo, por el despilfarro militar, por las puertas giratorias, por la necesidad de potenciar el gasto social recortando el gasto militar, etc.

¿Puede renunciar al debate antimilitarista Podemos?

Share

Material: Elecciones municipales y autonómicas 2015

Hemos elaborado un material descargable para descargar y poder reivindicar un cambio de políticas municipales hacia lo militar, basada en la idea de la desmilitarización y de promoción de una cultura de paz.

Esperamos poder contribuir con ello a la articulación de propuestas horizontales y desde abajo para lograr la desmilitarización de los pueblos, ciudades y del territorio afectado por la avasalladora presencia de lo militar y de la cultura militarista.

Tríptico Antimilitarismo y Elecciones Municipales y Autonómicas by Colectivo Utopía Contagiosa

Share

Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas

Hasta ahora cuando llegaban las elecciones municipales y autonómicas se solía pensar que no era el momento del debate militarismo-antimilitarismo.  Se veían mucho más claro centrar este debate en los comicios generales y en las propuestas generalistas que «ofertaban» los partidos en liza (por cierto siempre referidas a pequeñas reformas cosméticas pero sin entrar en el nucleo de preguntas que el antimilitarismo formula a la sociedad.

Sólo algunos grupos intentaban que se reconociesen como importantes temas muy locales y pegados a sus preocupaciones habituales:  campos de tiro próximos, campamentos militares que molestaban, etc.  Pero un debate más general y pormenorizado no lo habíamos abordado con intenciones de trascender a la agenda de los partidos políticos con fuerza.

Hemos querido ofrecer un material que desvela que lo militar sí afecta al ámbito local y autonómico en gran medida.

Además, con la propuesta que os ofrecemos pensamos que cubrimos, al menos en parte, porque todo es susceptible de ser mejorado, el aspecto propositivo que ha de caracterizar al antimilitarismo y a la noviolencia.  Por ello hay un capítulo de 8 páginas que hemos titulado «Cultura de paz» en el que hay muchas propuestas para construir la paz desde municipios y Comunidades Autónomas tanto antes como durante y después de una guerra.

Como siempre, esperamos que os guste.

Además, agradeceríamos comentarios, enlaces con informaciones de nuevos temas a tratar, propuestas y correcciones para mejorar este trabajo.

Y también quedamos a la espera de que a algún grupo le interese el debate mediante una charla específica con los partidos de su zona.

Antimilitarismo y Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 by Colectivo Utopía Contagiosa

 

 

 

 

 

 

 

Share

¿Quiere Huesca que continúe el cuartel Sancho Ramírez?

Imagen de Fernando López

Fuente:  radiohuesca.com

Parece ser que Defensa también se ha fijado en el Cuartel Sancho Ramírez de Huesca para seguir reestruturando el ejército.

 

El Acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, donde está ubicado el Grupo de Transporte 41 desde el año 2010, está integrado por unas 200 personas.

Este grupo tiene como labor dotar con los medios necesarios las maniobras o misiones que se desarrollan tanto en el territorio nacional como en el exterior. Es el encargado de trasladar ese material. En el exterior, en la actualidad, hay una parte de este Grupo destinada en Afganistán. En España se encarga del transporte de material y personal entre los diferentes centros logísticos.

El Grupo de Transporte, a su vez, depende de la Agrupación 41 y está ubicado en Huesca. En el acuartelamiento Sancho Ramírez convive este Grupo con una unidad de servicios y un centro de comunicaciones, en total, hay más de 250 militares.

La plataforma de afectados por el cierre del cuartel, liderada por familiares de militares, pide que no se politice la cuestión y que todos les apoyen para que no se cierre el cuartel.  Han hecho lobby y han conseguido reunirse con los partidos políticos para lograr que les apoyen.

Sin embargo, el PSOE

 en el Ayuntamiento de Huesca ha asegurado que el cierre del cuartel Sancho Ramírez de la capital oscense es una decisión «cien por cien» del PP y ha afirmado que los ‘populares’ eran conocedores de la misma y pretendían ocultarla hasta después de las elecciones municipales del próximo mes de mayo.

Por su parte, el PP:

pide a Defensa que reconsidere el cierre del cuartel Sancho Ramírez

La alcaldesa ha reiterado su rechazo a la supresión de estas instalaciones militares y ha asegurado que así se lo ha hecho saber al ministro de Defensa, al que le dejó claro que mientras ella esté al frente del consistorio no recalificará los usos del espacio donde se ubica el cuartel.    «No va a haber ningún tipo de recalificación de usos de ese espacio donde ahora mismo está el acuartelamiento, o sea que va a ser muy complicada la rentabilidad económica que puedan sacar de ese suelo y de los edificios, que tienen un uso de equipamiento público militar y administrativo», de los que «no estamos dispuestos a hacer ningún cambio de uso», ha aseverado Alós

Sobre ambos se ciernen las dudas de las municipales, autonómicas y generales.  Y cada vez nos molesta más esta representación teatral que se da entre el PP-PSOE alternándose los papeles de gobierno-oposición, en la que ambos critica lo que el otro hace en el gobierno, para repetir sus fallos cuando los papeles se intercambian.

Es decir, nuevamente, Defensa va por un lado y la sociedad por otro.

Parece ser que a la sociedad sólo le interesan los puestos de trabajo, sean de la calidad que sean y el dinero que se pueda gastar en la ciudad.

Nosotros nos preguntamos si hay alternativas, si no se podrían lograr esos 200-250 puestos de trabajo de otra manera que no necesitase depender de lo militar.  Seguramente se podrían hacer muchas cosas en muchos temas, pero parece ser que ningún partido político ni ninguna entidad ciudadana lo plantea.

Parece ser que el militarismo no tiene alternativa en Huesca.  Una pena, porque depender de la violencia y la guerra para potenciar tu economía no nos parece una solución muy ética.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed