Tag Archive for banca armada

Bancos españoles que financian armas nucleares

Enola+Gay

Franco Folini

Que la banca española es parte de la banca armada y, por tanto, uno de los actores del complejo militar industrial necesita poca demostración. La voraz banca española tiene una idea de la ética algo peculiar y basada en la especulación y el beneficio para unos pocos.

Ahora un informe de la organización Pax, llamado Don’t Bank on the Bomb  señaña con el dedo la participación de Acciona, Banco Santrander, Banco Sabadell y BBVA como financieros de la asquerosa fabricación de armamento nuclear.

Los bancos españoles aportaron a 26 empresas la friolera de 4.651 millones de euros para este tipo de armamento.

Ya lo ven. La banca española no solo es nociva por su trato a la sociedad y la generación de la crisis. También es tóxica porque sus negocios no pasan la frontera de un mínimo ético. Debería darles vergüenza.

Y mientras tanto, a la gente, debería darle el arrojo ético de retirarles todo tipo de colaboración, incluidos los ahorros.

Share

NAVANTIA sigue siendo un lastre

C%C3%A1diz%2C+Astilleros

JoséGonzálezSpaudo

Fuente: Expansión

La comparecencia de Ramón Aguirre, presidente de la SEPI, en el Congreso de los Diputados para explicar los presupuestos de las empresas propiedad del estado ha sido reveladora.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) prevé unos beneficios en 2016 de 171 millones de euros, a pesar del lastre de los ERE y la reconversión necesaria de los sectores minero y Naval (que consumirán 101 millones a echar en saco roto).

Según Aguirre, SEPI no contribuirá al déficit del estado ni tendrá que apelar a los presupuestos del estado para cubrir el agujero de estos dos sectores, porque prevé beneficios y cuenta además con 589 millones de euros en tesorería para cubrir las pérdidas de estos sectores.

Añadió Aguirre que

«persisten algunas tensiones en Tesorería, provocadas principalmente por Hunosa, Izar y Navantia, que serán cubiertas mediante el endeudamiento

Bonita manera de disfrazar el desastre e ineficacia de unos sectores que lastran al estado. A pesar de ello

Respecto a Navantia, el presidente de la SEPI ha mostrado nuevamente el constante apoyo del Gobierno a la empresa a través de los ministerios de Hacienda, Industria y Defensa.

De nuevo Navantia en el centro del huracán. La empresa pública estatal dedicada a fabricar barcos de guerra, con sus sonoros fracasos como el submarino S-80 y sus pedidos de barcos que no se necesitan por parte del Ministerio de Defensa y encima con espectaculares sobrecostes, supone «tensiones de tesorería» que obligarán a contraer deuda privada, con bancos «armados» para subsistir a pesar de su inviabilidad.

Navantia está abocada a reconvertirse a usos civiles y socialmente útiles o a arrastrarnos a un agujero sin fondo, a pesar de la obstinada ayuda de los ministerios de Defensa e Industria tanto aportándole pedidos y créditos sin fin como para que pueda vender en el exterior todo el armamento posible.

Share

Fondos de pensiones y ahorros que financian la venta de armas y su uso en guerras

Remolcando.

Por Carlos Solana

Fuente: El Blog El Español

Leemos un tremendo trabajo que nos informa de la complicidad de diversos fondos de pensiones en la venta de armas europeas al ejército de Arabia Saudí para su uso contra los yemeníes.

En concreto se habla de una empresa alemana, la empresa Rheinmetall A.G., que al parecer vende componentes «desmontados» al ejército saudí, para que éste los monte y convierta en bombas que se ha documentado que explotan en la guerra de Arabia Saudí contra los yemeníes.  Según parece se han documentado cientos de muertes de personas por el uso de estos artilugios.

Lo curioso es que los principales inversores en la empresa armamentista que hace este negocio asqueroso son fondos de pensiones de jubiladaos de Noruega o Nueva York y otras empresas que cotizan en la bolsa de Nueva York.

Fabricadas por RWM Italia (la filial de Rheinmetall en la pintoresca isla de Cerdeña), las bombas en cuestión se conocen como MK82 y MK84. Después del largo viaje desde Génova, los componentes para estas municiones los monta la empresa Burkan Munitions Systems para el Ejército de los Emiratos Árabes Unidos, uno de los que ha bombardeado Yemen desde marzo como parte de la coalición liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes.

Además de los recientes envíos de componentes de bomba de clase MK82/MK84, reported.ly también ha confirmado la exportación de otra bomba fabricada por RWM Italia (la MK83) entre 2012 y 2014. La relación entre esta bomba y la campaña de Yemen la ha establecido Ole Solvang, un investigador de Human Rights Watch que ha fotografiado este modelo con la marca de RWM Italia en Yemen en mayo de este año.

Podemos ver la ruta seguida por el carguero que llevó parte de este armamento:

Ruta que siguió el carguero ‘Jolly Cobalto’ en mayo de 2015 de Génova a Jeddah y Emiratos Árabes Unidos.

Por MarineTraffic. com

Ya ven, a lo mejor miles de personas sin mala intención y con sentimientos incluso pacifistas o humanistas,  invierten sus ahorros en un fondo inocente para asegurarse la vejez y resulta que, dada la perversión de nuestro sistema económico, acaban financiando una guerra y el uso de armamento europeo que deploran.

Es la perversidad de estos fondos y de todo un sistema financiero que, una vez más, se demuestra que es necesario someter a controles éticos estrictos.

Porque tal vez a los tiiburones que venden armas o se lucran con todo esto no les importe un pito nada de lo que decimos, pero tal vez a los miles de personas que ponen su fe en este mundo financiero sin excesiva información sí les interese que se garantice la ética incluso en estos mundos del dinero y prefieran desarmar su economía y su conciencia.

Share

Denuncia pacifista a la inversión en armas del BBVA

Acción BBVA 13-3-2015 01

Sinkuartel.org

Fuente: Diagonal

Hay algunas de las principales industrias militares que están siendo financiadas por BBVA de forma obscena. Entre ellas encontramos a la italiana  Finnmeccanica, a la alemana ThyssenKrupp o a  la americana Aecom, las tres niñas mimadas de la inversión militar de BBVA.

Del Informe «Evoluición de la banca armada en España»  elaborado por el Centro Delás, que sirve de base para la denuncia a BBVA, se desprende que esta entidad destinó entre 2005 a 2013 la nada despreciable cifra de 3.626 millones de euros a financiar empresas de armamentos.

La plataforma contra el BBVA realizó una acción directa noviolenta contra el banco para denunciar esta implicación militarista de la banca, aprovechando la Junta de accionistas de la entidad.

Nos imaginamos que la gran mayoría de los pequeños ahorradores que tienen sus depósitos y cuentas en el banco no estarán de acuerdo con una política tan rastrera de la entidad bancaria, aunque bien haría en tomar ejemplo de los activistas y decirles no a la cara a los tiburones que usan el dinero para lucrarse a costa de cualquier cosa.

Un buen ejemplo que nos sirve de acto de salida para reivindicar, otro año más, la lucha contra el gasto militar y la próxima campaña de objeción fiscal al mismo en el impuesto de la renta.

Share

Informe sobre el gasto militar 2015.

Presentamos el informe sobre el gasto militar 2015 de España, un estudio del gasto militar previsible, oculto en partidas de 12 de los 13 ministerios y de otros organismos en los presupuestos generales del estado que se han tramitado en el Parlamento, así como en gastos extrapresupuestarios que de forma opaca aprueba el gobierno.

Aportamos además un estudio general sobre gasto militar y unas lineas sobre el comportamiento y la postura de los partidos políticos del parlamento ante el gasto militar, así como diversas propuestas de transarme para conseguir la desmilitarización de  la defensa  y del gasto militar.

GASTO MILITAR ESPAÑOL 2015 by utopiacontagiosa

» title=»Gasto militar 2015″>

Share

Propuestas políticas alternativas en relación al comercio de armas

control_arms

Por Radio Cápsula

Fuente:  Por un Mundo Más Justo.

Las políticas de la casta han propiciado hasta ahora, sin solución de continuidad, desde el Felipato de González hasta el Rajoynato de Mariano, la promoción del comercio de armas como uno de los activos de la exportación española y del prestigio militarista de la Marca España con el que aspiran a ser «cola de león» en el concierto mundial.

1.- El panorama actual: España, séptima potencia en venta de armas.

Hacer del negocio de la guerra uno de los puntales económicos y políticos españoles ha sido una obsesión para los ministros de Defensa, desde Serra «Primero»  hasta Morenés, con absoluto desprecio a los pequeños hilillos de ética que se han ido desprendiendo en el intento, como es el pequeño detalle de haber contribuido al rearme de regiones muy beligerantes del planeta (por ejemplo el mundo árabe o el Sahel), que son parte de nuestros principales clientes, o a la represión de pueblos que no nos hicieron nada (como puede ser Egipto, Marruecos o indonesia, por poner solo algunos casos), al empobrecimiento de sus sociedades que gastaron en armas en vez de en desarrollo, o a la consideración de España como una potencia enemiga que les vende (a precio de oro) algo que ni necesitan ni tienen con qué pagar.

Somos con todo ello la séptima potencia exportadora de armas del mundo. El séptimo agresor del mundo, con una cifra de negocio anual superior a los cuatro mil millones de euros en venta de armas y una presencia avasalladora en el mercado de la muerte. Y como lo uno conduce a lo otro, nos podemos preguntar si el hecho de haber intervenido militarmente desde 1982 a la fecha actual en 69 operaciones militares en el exterior, o la casualidad de la frecuencia de viajes al exterior que el ex-rey, los ministros y ministriles varios y al parecer también algún expresidente de gobierno han efectuado con el catálogo de armamentos en mano, no tiene que ver con el mismo negocio de la venta de armas. ¿Qué no decir del girapuertismo político-militar-industrial en el que se han prodigado varios de nuestros ministros de defensa y una gran parte de los altos cargos ministeriales?

2.- ¿Qué dicen los partidos políticos?

Y este panorama, hasta la fecha, no ha tenido una oposición articulada y con una agenda de propuestas coherente en las restantes fuerzas políticas fuera del PPSOE, incluyendo las que se autopredican alternativas. ¿Por qué?

Al parecer porque no tenían mucho que decir o mucho rédito que obtener.

Al parecer porque el militarismo consiguió generar un cautiverio de trabajadores de regiones deprimidas (Ferrol y Cádiz principalmente) gracias al fomento y la subvención burda de un monocultivo militar en dichas regiones. Esta pléyade de trabajadores cautivos, parece ser, ataban de pies y manos a partidos y sindicatos ante cualquier atisbo de crítica al militarismo. Todo sea por conservar los puestos de trabajo a cualquier precio.

Nos volvemos a preguntar ¿Cabe o no cabe una propuesta diferente que empiece a abordar desde otro ángulo el comercio de armas, hasta suprimirlo y reconvertir a trabajadores y actividades empresariales hacia fines socialmente justos, sostenibles y acordes con las verdaderas necesidades sociales?

En ningún programa político hemos visto tal tipo de propuestas.

3.- ¿Es posible una propuesta diferente?

Es ahora que hemos encontrado un listado de propuestas que suena a otra cosa. Tal vez no sea una propuesta completa, acabada, y es probable que quepa plantear mejoras y logros más ambiciosos, pero, con todo, es diferente a lo oído hasta ahora.

Veámoslo.

Parten de una serie de lineas de acción que enmarcan las propuestas relativas al comercio de armas:

  •  Desarrollar una política de cooperación que trabaje simultáneamente, no secuencialmente, en desarrollo y seguridad.
  • Establecer una Unidad de Construcción de la Paz en la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional (SECI)/ Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID) en coordinación con los órganos correspondientes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) y del resto de la Administración, identificando las áreas de construcción de la paz en las que España debe especializarse. Estos aspectos ya fueron especificados en el tercer Plan Director de la Cooperación Internacional española.
  • Potenciar el Sistema de Alerta Temprana ya existente.
  • Aplicar íntegra y estrictamente la Ley 53/20071 sobre el control del comercio exterior del material de defensa respecto a comercio de armas.
  • Conseguir que el Tratado Internacional sobre Comercio de Armas sea un instrumento efectivo de control (con mecanismos de vigilancia y sanción) sobre todo tipo de armas, e incluir el desarrollo en el corazón del Tratado.
  • Eliminar cuanto antes las discrepancias entre las informaciones que aportan el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la Agencia Tributaria y las empresas del sector militar y de seguridad, dando detalles de los avances conseguidos.
  • Entregar las estadísticas (de ….) a los miembros de la Comisión de Defensa del Congreso con antelación suficiente, para facilitar el control parlamentario y público sobre esta actividad exportadora. Los datos deberían recibirse con tiempo suficiente para realizar un análisis previo a la comparecencia del representante del Gobierno ante la Comisión de Defensa.
    • Reforzar el seguimiento del material armamentístico exportado en el país de destino, contando para ello con el personal de las Embajadas españolas sobre el terreno y especialmente, en caso de que exista, con el agregado de defensa en cada delegación diplomática.

y respecto de la venta de armas, basada en este cuadro de lineas de trabajo:

  • aplicación exhaustiva de las leyes vigentes de control de la venta de armas, que España incumple sistemátivamente
  • Coherencia política. Queremos destacar la incoherencia de los Gobiernos, como el de España, que primero hace negocio con la venta de armas a países empobrecidos, y luego les pretende dar ayuda para hacer lo que su propio Gobierno no hace por sus habitantes por falta de presupuesto que ha gastado en la compra de armas. Sin olvidar la falacia de que el aumento de la compra que nos realizan es el doble que la ayuda que reciben
  • Reconversión del sector armamentístico español. La mejor manera de asegurar que las ventas de armas no tienen repercusiones negativas en el desarrollo socio-económico, es que existan criterios específicos de desarrollo en las negociaciones. La falta de regulación del comercio de armas está paralizando el desarrollo de los países empobrecidos, por el agravamiento de conflictos, desvío de recursos de otros sectores más cruciales en aumento cada año y aumento de corrupción, como se expone en el análisis publicado el 13 de junio por Oxfam, “Armas y desarrollo.
  • Control sobre el comercio de armas con un impuesto 
    • La capacidad financiera del Ministerio de Defensa desde el inicio de los Planes y la capacidad de afrontar los compromisos adquiridos.
    • El nivel de endeudamiento originado por los citados compromisos.
    • La planificación, económica y financiera, y las garantías existentes para hacer frente a los créditos asumidos.
    • El modelo de contratación llevado a cabo en relación con la salvaguarda de los intereses patrimoniales del Estado.
    • Las relaciones, institucionales y personales, con las empresas contratistas.
    • La gestión administrativa de los Planes, incluyendo la evaluación previa y el seguimiento.
    • La concepción y planificación de los Planes, su coherencia interna y el control ejercido sobre los mismos.
    • La adecuación de los Planes a los compromisos adquiridos que justifican la realización de los mismos, en particular la aportación al desarrollo del tejido industrial nacional, los empleos consolidados, el efecto sobre la I+D+i, las exportaciones realizadas y los convenios de cooperación suscritos.
    • El análisis de coste/oportunidad en relación con otras posibles inversiones en áreas distintas con mayor impacto social.
    • Las medidas de transparencia establecidas para mantener informada a la sociedad.
    • Las garantías establecidas para evitar financiar a empresas que comercian con armamento sin las debidas garantías de que su uso sea meramente defensivo o para misiones de paz.
    • El riesgo moral de convertir a la sociedad española en una potencia militar
  • La objeción fiscal contra el pago de la franja de los impuestos referidos al gasto militar.
  • El apoyo a las medidas de control de armas propuestas por la campaña Armas bajo control.

¿Quién hace esta propuesta?  También sorprendente. Un partido político que se llama «por un mundo más justo«, del que los medios oficiales tampoco dan excesiva información.

Como decimos, cabe una crítica a estas propuestas, mejorarlas, ampliarlas, discutirlas… Pero es evidente que marcan un ejemplo de que es posible pensar de otra manera y otra política en materia de defensa y seguridad.

¿Veremos en próximos comicios capítulos destinados a la defensa que agenden verdaderos temas y compromisos más allá de las panoplias declarativas?

Share

Otra vuelta de tuerca en el negocio de la banca armada

A400M + Atlas + - + RIAT 2013

Christophe RAMOS Christophe.RAMOS

Fuente: Infodefensa.

Hasta ahora, la banca «normal» (por decir algo) financiaba a la industria militar con suculentos préstamos para la producción y comercialización de armas a nivel mundial. No en vano, muchos de los «fondos de inversión» y otros productos «ofertados» por los bancos para ahorradores particulares incautos e inversores más o menos enterados, servían para financiar este asqueroso negocio.

Cabía la excusa del desconocimiento. Alguien podía decir que tenía dinero en este o aquel «producto» sin saber exactamente en qué tipo de negocios conseguía la rentabilidad con la que le aseguraba los ahorros.

Se podía dar el caso de que un escrupuloso ciudadano, con convicciones profundas pero conocimientos financieros mínimos, estuviera creyendo toda su vida en la idea de la paz y poniendo su dinero en manos de unos tipos que en el final de la cadena, fabricaban armas.

Esto seguirá pasando y seguirá siendo motivo para alertar a los desprevenidos «consumidores» que ponen sus anhelos y seguridades en hacer ahorro de capital (lo cual desde otro punto de vista tiene también sus bemoles) sigan pagando a lo tonto a los señores de la guerra.

Pero ahora los señores de la guerra han encontrado otro modelo mejor. Dado que cada vez su voracidad necesita de más capital (y dado también que cada vez hay menos gente dispuesta a darles el dinero sin mirar para qué es), una de las empresas militares más importantes, AIRBUS, acaba de comprar un banco comercial para que sea este el que financie una gran parte de sus proyectos.

El banco recién adquirido se llama  Salzburg München Bank, y es un banco alemán, de Munich, que se dedica al negocio bancario principalmente con pequeños ahorradores y pymes.

Pretende así AIRBUS contar con un instrumento en el que los dineros que inviertan sus «clientes» se dedique fundamentalmente a financiar el armamentismo.

En septiembre tienen previsto cambiar el nombre del banco por el de AIRBUS GROUP BANK. ¿Sacarán sus actuales clientes sus cuentas de este grupo de terror? ¿O dirán, como aquel, eso de que el dinero no huele, por mucho que venga de la misma mierda?

Es previsible que en el futuro no muy lejano veamos más compras de bancos por parte de las grandes compañías de la venta de armas.

Al fin y al cabo, la simbiosis entre banca y negocio de muerte no es tan extraña y, más bien, parte de una misma lógica que cada vez se ve de forma más descarada.

Share

El negocio del hambre, el hambre como arma de guerra

 

Imagen de Daniel Lobo

Fuente:  Periódico Diagonal.

Canta el tango Cambalache de Enrique Santos Discépolo:  «que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé …

El Parlamento Europeo aprobaba la  segunda directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros (MiFid II),

con la que se limitarán distintas prácticas realizadas por los operadores financieros que han contribuido decisivamente al encarecimiento de las materias primas alimentarias, como el maíz, el trigo, la soja, el arroz, el café o el azúcar.

Las crisis generadas por las burbujas de las materias primas en 2008 y 2011 llevaron a distintos países europeos a plantear la necesidad de “impulsar las medidas necesarias para evitar los movimientos de carácter exclusivamente especulativo” en el mercado de las materias primas alimentarias. Con esa frase se presentó una proposición no de ley aprobada por el Parlamento español en 2012 –ya con el PP en el Go­bierno–, a la que siguió una moción aprobada por el Parlament de Catalunya que pedía directamente la prohibición de la especulación con alimentos de primera necesidad. La alarma está justificada: según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD)los precios de los alimentos crecieron entre 2011 y mediados de 2013 casi un 80% respecto al periodo 2003-2008. Un 75% de la inversión financiera en el sector agrícola es de carácter especulativo, en pala­bras de Mi­chael Masters, del hedge fund Mas­ters Capital Mana­ge­ment, y el Banco Mundial estima que sólo un 0,5% de los contratos de futuro se acaban ejecutando. Com­binada con otros factores, como la crisis energética –sujeta a especulación en el mismo mercado que los alimentos, el de derivados de materias primas o commodities–, la destrucción de suelo fértil por sobreexplotación, el cambio climático –y los fenómenos asociados a éste, como las gotas frías y la desertificación– o la expansión de monocultivos, la especulación ha dado lugar a lo que se ha llamado una guerra silenciosa, por la que se estima que 1.300 millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos.

Es decir, que todos estamos abrumados por la certeza de que una parte, al menos, del encarecimiento de los alimentos responde a las ansias especuladoras de los ricos.  Y, lampedusianamente, parece que lo que se busca en los círculos del poder es sólo regular, no prohibir o hacer mediante tasas inviable la especulación, sino regular:

A nivel europeo, las negociaciones de la directiva MiFID II se han encaminado a limitar distintas herramientas que juegan a favor de la especulación, como las transacciones finan­cieras automáticas, y aplan­tear mayores exigencias de transparencia en la compraventa de acciones, bonos y fondos que influyen sobre el precio de los alimentos. También se ha promovido la creación de nuevas categorías de mercado, destinadas, en teoría, a reducir el peso de las operaciones extrabursátiles, que juegan un papel protagonista en la especulación con materias primas alimentarias.

Lo cual nos parece poco, pero

Javier Guzmán, de Veterinarios Sin Fronteras, explica que la directiva MiFID II ha sido muy peleada por las organizaciones movilizadas contra la especulación alimentaria, pero queel peso de los lobbies financieros ha sido importante en la redacción final. “Esta directiva reconoce algunos de nuestros planteamientos, sobre todo lo que tiene que ver con la transparencia de los mercados y cierta limitación de las posiciones, pero aunque el propio Parlamento Euro­peo quería hacer una regulación estricta, algunos estados, con Reino Unido a la cabeza, lograron que cada país tuviera en su transposición una enorme capacidad regulatoria para fijar los límites”

Pero, además, hay más motivos de alarma:

Kucharz advierte asimismo de que los avances establecidos por medio de la directiva corren el riesgo de una nueva desregulación si sale adelante el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, la Aso­cia­ción Transat­lántica para el Co­mercio y la Inversión, el llamado TTIP. Con este acuerdo, cuya quinta ronda de negociación transcurre desde el 19 de mayo, se “pretende eludir los Parlamentos y frustrar la regulación financiera; es un ataque a cualquier entidad reguladora”, resume Kucharz.

En España la situación también es mala:

El 6 de mayo, una proposición no de ley presentada por el grupo parlamentario de la Izquierda Plural que reclamaba la prohibición de la especulación sobre los alimentos básicos era rechazada en la Comisión de Coo­peración Internacional del Congreso con los votos en contra del PP y la abstención de CiU y PNV.

Aunque las lucha de las organizaciones sociales hace avanzar con pequeños pasos importantes:

De momento, la presión ejercida desde la campaña Banca Bajo Con­trol, impulsada por Veterinarios Sin Fronteras (VSF) y por otras 40 organizaciones, consiguió que Catalunya Caixa retirara su depósito 100% Natural, que se dedicaba a especular con materias primas alimentarias como el maíz, el café y el azúcar. Tras una acción lanzada tanto por VSF como por COAG y Mundubat en abril de 2011, y suscrita por más de 2.000 personas, la caja de ahorros se comprometió no sólo a retirar el producto financiero, sino también a no volver a comercializar depósitos de ese tipo en el futuro.

Y es que la especualación y el hambre además de ser un negocio para una minoría es, también, un arma de guerra y otra forma de violencia y de declarar la guerra por medios económicos, tan letal o más que las bombas.  Los bancos y otras entidades financieras están, por lo tanto, armadas con estas prácticas de libre mercado y totalmente faltas de ética que provocan una gran violencia estructural que habría de ser considerada como uno de los enemigos de nuestra sociedad, y habrían de tener un apartado en los planes de una alternativa noviolenta de defensa.

Share

Razones para sospechar del Banco Santander

Edif.% C3% ADcio + hacer + Banespa

Por Javier CruX

Fuente: Eldiario.es

Emilio Botín, que tantos parabienes da al gobierno por lo bien que lo está haciendo, vota también a favor del militarismo y de los beneficios derivados de la industria militar.

Su cuenta de resultados se engorda con los negocios militares que financia.

Pero sus explicaciones a las críticas de sus accionistas se nos antojan cínicas y escandalosas.

Activistas de la campaña Banco de Santander sin armas le preguntaron en la junta de accionistas de hace unos días por varios de los proyectos de armamento más asquerosos, financiados por el Banco de Santander.

Como, por ejemplo, la financiación mediante bonos por importe de 1.323 millones de euros en créditos y bonos concedidos por el Banco Santander a empresas de armamento hasta ahora, como General Dynamics —perpetrador del misil de largo alcance BGM-109 y abastecedor de armas a Arabia Saudí—, Honeywell International —implicada en armas con capacidad termonuclear como Trident II— o MAXAM —entidad española anteriormente fabricante de minas y municiones en racimo a través de sus filiales, FAEX y EXPAL—. Asimismo, la activista denunció los 3,06 millones de euros que recibió en 2013 Boeing —el segundo mayor fabricante del mundo de aviones y abastecedor de helicópteros al ejército de Israel, sin importar lo más mínimo las vidas que se cobra el conflicto árabe-israelí— (puedes ver la intervención íntegra pinchando aquí)

O los negocios nucleares que financia en India y en Brasil (pinchando aquí)

Botín no hizo ni caso, pasó del tema. Puso un video promocional y señaló que ellos se limitan a cumplir la legalidad internacional (que permite vender escandalosamente armas y financiar este negocio impunemente a los bancos).

¿Qué podemos hacer con Botín y los muchos botines que han convertido la banca en lo que es?

Indudablemente, desacatar sus reglas de juego y denunciar su sucio negocio. Tal vez ayude a que la gente decente no quiera saber nada de un lugar que usa sus ahorros para vender armas y decida desbancarizarlos

Tal vez consigamos la fuerza moral y política suficiente para impedir este tipo de negocios y para exigir responsabilidades a quienes las promueven.

Share

Denuncia antimilitarista de la banca armada: acción ante la junta de accionistas del BBVA

Fuente: Sinkuartel

Tenemos que agradecer a los compañeros del KEM-Moc de Bilbao la difusión del video de la acción llevada a cabo en Bilbao en denuncia del papel de la banca en la financiación de la industria bélica y del militarismo.

La acción tuvo lugar el 14 de Marzo de 2014 en el Euskalduna.

Si quieres leer el comunicado elaborado para dicho acto por la Plataforma contra el BBVA puedes hacerlo pinchando aquí

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed