Tag Archive for alternativas novilentas de defensa

¿Por qué a la élite europea le interesa fomentar la guerra contra el «islamismo»?

U.S.+Soldiers+at+the+French+Jungle+Warfare+School

US Army Africa

Fuente: Gaceta.es

Increíble pero cierto. La élite de Europa que a grandes voces critica el islamismo radical y lo demoniza, parece que con la boca chica lo fomenta porque le reporta amplios y opacos beneficios.

Conforme al titular que desvelamos,

Los Estados miembros de la UE, desde 2005 hasta 2014, exportaron armas a Oriente Medio y el Norte de África por un valor de más de 82.000 millones de euros. Las Primaveras Árabes resultaron un negocio de lo más lucrativos

De modo que demonizar al islamismo radical no es, sobre todo, una cuestión de seguridad para Europa, sino una estrategia de marketing comercial encaminada a vender armas a unos «aliados» a los que nuestras propias malas políticas desestabilizan y obligan a compararnos armas que sirven para combatir a esos «radicales» (a los que dicho sea de paso hemos creado nosotros mismos) y mantener un cierto control regional de una amplia zona mundial (precisamente donde se encuentra el principal recurso del capitalismo)  por medio de su fragilización, fragmentación y dependencia de nuestros intereses, asociándonos para ello a los más canallas de los estados canallas que, a su vez, lucran a nuestros intachables y cristianísimos canallas de la casta europea.

Hace unos meses, la ONU denunció las presiones recibidas para retirar a la coalición árabe liderada por Arabia Saudí de una lista junto a otros grupos terroristas internacionales por sus bombarderos en Yemen. A Riad le bastó con levantar el teléfono y amenazar con retirar las subvenciones para que las Naciones Unidas dieran marcha atrás.

y esta otra

Según el último informe  ‘Guerras de Frontera’ publicado por el Transnational Institute, Stop Wapenhadel,  los Estados miembros de la UE otorgaron licencias de exportación de armas a Oriente Medio y el Norte de África por valor de más de 82.000 millones de euros. La mayor parte del armamento fue a parar a manos de las autoridades saudíes, que gastaron 25.844 millones de euros en reforzar sus Fuerzas Armadas.

No cabe duda. la guerra es negocio para los ricos, que no tienen fronteras, y desgracia para el resto. Y en eso Europa es un ejemplo de cinismo sin fondo.

Share

Enseñarán militarismo en las aulas

Note+book+binding%2C+2.

jesus cuadra

Fuente: Pagina web del Ministerio de Defensa

Estamos de enhorabuena. Por fin la vieja aspiración militar y de la ultraderecha española de militarizar las mentes civiles desde la tierna infancia se materializa gracias a un acuerdo marco «para contribuir a mejorar el conocimiento de la seguridad y la defensa en los distintos niveles educativos» firmado por los ministros del Opus y del Gobierno Don Íñigo y don Pedro, el primero de Deportes (el título apareja también en su nomenclatura educación y cultura) y el segundo de Defensa.

Según reza (nunca mejor dicho) la nota de prensa

La difusión de la cultura de defensa y los valores asociados a ella se realizará a través del desarrollo de los contenidos curriculares de las asignaturas de Valores Sociales y Cívicos y Valores Éticos en los centros escolares de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria.

Podríamos preguntarnos si eso que llaman «cultura de la defensa» puede considerarse, rigurosamente hablando, como cultura o como burriez (nosotros nos inclinamos más a pensar en la segunda acepción) y si eso que se llama «difusión» no podría precisarse más aún llamándolo por su nombre propio: propaganda.

Otras de las escalofriantes propuestas de dicho acuerdo son

El presente acuerdo tiene por objeto establecer el marco general de cooperación entre ambos Ministerios para impulsar la cultura y la conciencia de defensa en el ámbito escolar, mejorando el conocimiento de los temas relacionados con la paz, la seguridad y la defensa de España.

La finalidad es promover el conocimiento y sensibilización de los jóvenes escolares sobre los mencionados temas, para ello se propiciará que desde las Administraciones educativas de las Comunidades Autónomas se incluyan en los proyectos educativos de los centros y en las programaciones docentes, en el tratamiento de los temas transversales, acciones que fomenten una visión integrada de la paz, la defensa y la seguridad, para generar una posición activa de los jóvenes a lo largo de su etapa educativa obligatoria.

También se promoverán actividades dirigidas a la formación del profesorado a fin de facilitar a este colectivo el conocimiento de los aspectos básicos de la defensa, el papel de las Fuerzas Armadas y su importancia para garantizar el ejercicio de las libertades cívicas, además de impulsar la elaboración y difusión de materiales didácticos orientados a la mejora de la cultura de defensa y la conciencia de defensa.

Esperemos que la cordura de la comunidad educativa haga que profesores, alumnos, padres y madres, y el resto del personal desobedezcan este mal propósito y lo hagan papel mojado. Es lo que se merecen

Share

Los ejércitos siguen siendo altamente peligrosos para sus propias sociedades

Caja+Granada

FotosBaiz

Fuente: Público

Hemos leído en Público que el ex-ministro de Defensa José Bono ha hecho unas memorias escritas y que quien ha tenido la curiosidad de leerlas se ha encontrado con un anuncio sorprendente:  durante su época de ministro de la guerra, los altos mandos militares se pusieron levantiscos contra el poder civil y organizaron un complot que, por lo que se ve, pudieron cortocircuitar a tiempo.

No puedo imaginar que a nosotros nos esté ocurriendo una cosa así…Evita un lío militar como sea y ya tendrás tiempo de descansar, pero ahora no pares hasta desmontar este intento de complot

Esta situación que Bono califica de «pregolpista» tuvo lugar durante las negociaciones del Estatut de Cataluña:  militares liderados en aquel momento por el General Mena, Capitán General de Sevilla y Jefe de la Fuerza Terrestre, es decir, un alto mando heredero del pensamiento franquista y con mando efectivo y operativo suficiente para sacar los tanques a la calle si le hubiera dado la gana, mantuvieron reuniones para preparar una actuación en el caso de que el Estatut siguiera adelante y acabara con el mito de la unidad de destino en lo universal que profesan estos generales.

El General Mena lo tenía claro y así lo hizo saber en una reunión de Generales clandestina,  de la que ahora nos informa el libro de Bono:

Si el Estatuto de Cataluña va hacia delante, la responsabilidad será de la Corona, y si la Corona no actúa, tendrá que tomar las maletas e irse de España. En ese caso, nosotros tendremos que actuar en consecuencia

EL CNI se enteró del complot y avisó al Gobierno de lo que se preparaba

«algunos generales hablan de reuniones secretas y de estar calladitos hasta lo que tengamos que hacer«.

Al parecer Bono consiguió parar el complot.  Probablemente contribuyó a ello por una parte la división interna del ejército y en parte también el repliegue de Zetapé y el predominio de las ideas unitarias de Bono y el PP.  Bono, como afirma en su libro, nunca creyó que el mismo pudiera desencadenar un golpe de estado, pero, según dice, sí afectar negativamente a la estimación internacional de España.

Nosotros, como en tantas otras cosas, no pensamos como Bono.  Reuniones de Generales donde se baraja el uso de la fuerza militar para desencadenar un objetivo político visionario y altamente arraigado en la mentalidad militar no implican simplemente un peligro en abstracto.  Son un peligro que atajar radicalmente.

Los militares, ayer como hoy, disponen de la mentalidad providencialista y retrógrada suficiente para justificarse en el uso de la fuerza militar (de la que también disponen) y tienen la fuerza militar suficiente para sacarla de inmediato a la calle e e imponer con ello sus ideales frente al resto de la sociedad. No ha pasado una única vez, sino que es una constante en más de doscientos años de estado español.

El militarismo es altamente peligroso y el peligro no se reduce ni con contestarles con caramelos y promesas, ni con «reformarles» con promesas y caramelos, sino que requiere control riguroso, estrategia para contrarrestarles socialmente y una política de medio plazo enfocada a la desmilitarización.

Sin desmilitarización hay militarismo y con militarismo viene el golpismo, blando o duro, según lo necesiten los intereses del momento.

 

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed