Tag Archive for alternativa de defensa

Marcha mundial por la Ciencia. Ciencia y no armas

Manifestación Sin investigación no hay futuro

Por Cumbre Social

Fuente: Público

El pasado 22 de abril se han celebrado en diversas ciudades españolas marchas de reivindicación de la inversión en ciencia y de protesta pos el desprecio del gobierno a la ciencia.
Todo ello ha tenido lugar en el marco de una iniciativa global, “Marcha global por la ciencia” y coincidiendo en que, una vez más, la ciencia es una especie de cenicienta en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

La Marcha Global por la Ciencia ha sacado a la calle a manifestantes en más de 600 ciudades en el planeta.

En lo que se refiere al caso español, los presupuestos para investigación científica civil en los PGE siguen estando por debajo de la inversión en ciencia del año 2009, último en que el presupuesto creció.

Desde esa fecha a la actualidad se han perdido más de 10.000 investigadores sin que nadie haya puesto el grito en el cielo ni pedido que se invierta en ciencia, por ejemplo, para conservar los puestos de trabajo (como sí se pide en lo que se refiere a la industria militar) o por el valor añadido de la ciencia en nuestro desarrollo o por los retornos que produce.

Según una de las organizaciones promotoras de la movilización de Madrid

Aunque el Gobierno ha afirmado que hay un “notable” aumento de la inversión en investigación civil (un 4,1%) en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 respecto a los del 2016, el presupuesto destinado a la ciencia sigue siendo inferior al máximo alcanzado en 2009. El aumento se reduce al 1,1% si se incluye también el I+D militar. La COSCE considera que incluyendo la inflación prevista del 1,5% la inversión en investigación civil crecería únicamente un 2,63%.

Es llamativo que en los PGE de 2017 la I+D  militar goce, amén de los presupuestos que se destinan al INTA (organismo autónomo militar encargado del grueso de la i+d militar) por parte del Estado (137’12 millones de euros), y las partidas propias del Ministerio de Defensa para tal fin (se encuentran en el programa 464A de Ministerio de Defensa y suponen 22’27 millones), otros 302’35 millones de euros que regala a la industria militar el Ministerio de Industria y Competitividad para “Apoyo a la innovación tecnológica del sector de la defensa”, así como otras partidas del mismo Ministerio de Economía, Industria y Competitividad para los satélites militares Paz-Ingenio (10 millones de euros) y al Programa de Observación por satélite de la tierra (7’28 millones de euros) y la transferencia que el CSIC realiza en favor del INTA (0’72 millones de euros).  Todo ello supone, cuando menos, 479’74 millones de euros que se destinan a investigar militarismo y se dejan de destinar a la ciencia para usos civiles.

Con razón uno de los lemas más repetidos en las manifestaciones españolas del día 22 de abril ha sido contra el gasto militar, pues si hay un enemigo del desarrollo humano y de la ciencia es, precisamente, el agravio comparativo que supone la inversión en armamento e investigación militar en relación a lo que destinamos a desarrollo y ciencia.

EL GASTO MILITAR ESPAÑOL SIGUE ESCANDALOSAMENTE AL ALZA: 33.762,4 MILLONES DE EUROS, UN 9´16 MÁS QUE EN 2016

 

La Ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, ha manifestado en repetidas ocasiones el interés del Gobierno en aumentar en los próximos años el presupuesto de Defensa hasta situarlo en el 2% del PIB que los gobiernos europeos han comprometido como parte de su implicación en la OTAN.

Pero ocurre que nuestro gasto militar ya es espectacular y supera este 2% del P.I.B. ¿Dónde está el truco de las palabras de la ministra y sus corifeos? Muy sencillo, en que el gasto militar español cuenta con casi 4 de cada cinco euros “escondidos” debajo de la alfombra. ¿Por qué? También sencillo: porque la sociedad española, secularmente a la cola del bienestar europeo y maltratada por una élite extractiva y egoísta, no aceptaría pacíficamente esta situación si es que llegara a conocerla.

En la actualidad estamos analizando los Presupuestos Generales del Estado de 2017, presentados recientemente y aún en trámite de enmiendas en el Parlamento y de los datos que ya hemos obtenido podemos sacar algunas conclusiones que ofrecemos como primicia, antes de que sea demasiado tarde.

La siguiente tabla explica a grandes rasgos los capítulos principales de nuestro gasto militare, aunque para una consulta más pormenorizada se puede pinchar en este enlace.

Concepto Millones de euros
Ministerio de Defensa 7.638´54
Resto oculto en otros Ministerios y Organismos 8.852´29
Gasto Militar antes de Deuda 16.490,83
Deuda Militar 17.271´57
Total Gasto Militar 33.762,4

El cuadro nos permite hacer varios comentarios:

1) El Ministerio de Defensa ha aumentado su presupuesto propio desde los 5.787´89 millones de euros de 2016 a los 7.638´45 millones de 2017, un 31´97% de aumento. Puede parecer un aumento significativo, pero es que antes ocultaban nada menos que los pagos de los PEAS de la cifra de gasto de Defensa y ahora, al haberles prohibido el Tribunal Constitucional mantener esta farsa, se ven obligados a aflorar una cantidad que antes escondían (pero gastaban para alimentar al complejo militar industrial).

El análisis de los programas que “financia” este gasto ministerial nos permite ver dos coas: La principal actividad militar consiste en pagar sueldos para un ejército desmesurado y desproporcionado, que mantiene una ratio de 1 mando cada 1´7 efectivos. La segunda, que la siguiente principal partida es para pagar unos programas de armamento “ofensivos” y de uso para operaciones militares en el exterior (87 desde Felipe González a la fecha), que no son necesarios para la defensa, pero sí para mimar al complejo militar industrial al que la casta política tiene tanto apego.

Si las enmiendas parlamentarias no intentan atajar estos dos males, reducir el personal, reenfocar la política de seguridad hacia una verdadera promoción de la seguridad humana y dejar de privilegiar los PEAS ilegítimos y al complejo militar industrial, no servirán para gran cosa.

2) Hay un gasto militar escondido en otros Ministerios, en Organismos Autónomos Militares, en otras instituciones del Estado y en las Clases Pasivas Militares de 8.852´29 millones de euros. Estas partidas, que se camuflan como gastos sociales, son gasto militar conforme al criterio de la OTAN al respecto y equivalen a una cantidad mucho mayor que la que consigna el propio Ministerio de Defensa como presupuesto propio.

No parece de sentido común que el Ministerio de Industria  y Competitividad financie al complejo militar industrial (302´35 millones de euros), o que Asuntos Exteriores asuma parte del transporte del Ministerio de Defensa, gran parte de los pagos españoles a la OTAN o un pellizco gordo de las operaciones de paz, pero resulta más asombroso que el Instituto Social de la Marina financie parte de las operaciones de apoyo a la Armada en el índico o del apoyo a la guerra de Mali con el buque medicamentalizado “Esperanza del Mar”, o que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pague nada menos que 23,99 millones de euros por la cuota militar de AEMET, por poner algunos ejemplos.

Una política alternativa debe buscar un cambio radical de estos presupuestos, transfiriendo a necesidades sociales básicas estas partidas de gasto militar oculto.

3.- El gasto militar español, sumado el Ministerio de Defensa y el resto de partidas escondidas en los restantes organismos, supone la nada desdeñable cifra inicial de 16.490´83 millones de euros, un 11´41% más que en el ejercicio 2016 y un elocuente indicio del camino emprendido por la militarización de los PGE en esta segunda época de Rajoy.

4.- Pero esto no es todo. El presupuesto inicialmente previsto sufre tres grandes alteraciones como consecuencia de las particularidades de nuestros deficitarios presupuestos, que de forma escandalosa “necesitan” financiarse emitiendo deuda, lo que afecta también a la generación de una enorme deuda militar “ordinaria” (esto es, la repercusión del porcentaje de deuda emitida por el Estado aplicado al gasto militar), así como la correspondiente a los intereses de la deuda (lo que el estado aplica anualmente a pagar deuda anterior). Y una tercera curiosidad, esta propia del Ministerio de Defensa: desde lo que se prevé como gasto presupuestario a lo que se gasta anualmente hay una enorme distancia, en términos de “sobregasto”, cuya media desde 2002 a la fecha actual es del 19´25% (sería mucho mayor si únicamente contempláramos el sobregasto de la primera legislatura de Rajoy). Vayamos por partes.

La suma de toda esta deuda implica 17.271´57 millones de  euros, nada menos que un 7´08% más que el ejercicio 2.016 y eleva la cifra final a 33.762,4 millones de euros de Gasto militar

5.- Como deuda ordinaria hemos estimado la cantidad de 11.741,43 millones de euros, que equivale al porcentaje sobre la deuda que emitirá el estado aplicado al gasto militar referido al Presupuesto Consolidado antes de deuda.

6.- Como consecuencia de la previsión de sobregasto que el Presupuesto de Defensa viene aplicando de forma sistemática sobre lo presupuestado (sobregasto calculado con la media del 19,35%  que ofrece IGAE para el período 2002 a 2014, último que ha verificado en sus informes de liquidación de gasto de los PGE), así como de las partidas “plurianuales” comprometidas desde los años 2013 a 2017 para el ejercicio de 2017, resulta que existiría una deuda extraordinaria de otros 4.339´56 millones de euros.

7.- A todo ello se sumarían los 1.190´58 millones de euros de intereses de la deuda.

Comparado por capítulos el presupuesto de 2017 en relación al de 2016 encontramos el siguiente cuadro

(en millones de €)

2016 2017
millones millones Variación (%)
Ministerio de Defensa 5.787’89 7.638’54 + 31’97
Gasto Militar antes de Deuda 14.801’23 16.490’83 + 11’41
Deuda Militar 16.127’63 17.271’57 + 7’09
TOTAL GASTO MILITAR 2017 30.928’86 33.762’4 + 9’16

Ningún presupuesto ministerial diferente puede competir con el Gasto militar ni en su magnitud, ni en el escándalo de su sobregasto, ni en lo antisocial de éste.

Como se ve, un aumento del gasto militar en sus principales magnitudes que nos sitúa ya muy por encima del 2% del P.I.B. en gasto militar real, algo que malamente se puede aceptar en unos presupuestos generales restrictivos y que mantienen para las principales partidas sociales los mismos criterios de austeridad y recortes de presupuestos anteriores y que nos desvelan que no es cierto que no haya dinero. Lo hay para lo que se quiere y el gasto militar es uno de los más claros ejemplos.

Charla Debate en Ciudad Real. Gasto Militar, Gasto Antisocial

Hoy a las 19 horas de la tarde participaremos en una charla debate sobre el gasto militar y sus alternativas en Ciudad Real.

La charla tendrá lugar en la Residencia Universitaria Santo Tomás de Villanueva, en la Plaza de San Francisco 1.

Como primicia, presentaremos un avance del gasto militar para 2017 que se esconde en las distintas partidas de los Presupuestos Generales del Estado actualmente en debate parlamentario, así como diversas propuestas y oportunidades de lucha contra el militarismo y el gasto militar en Castilla La Mancha.

2018 Bardenas Libres. Que decida el pueblo

bombardeos Febrero 2017 sobre Bardenas Reales

Fuente: Bardenas Ya

Coincidiendo con las maniobras militares de 8 días que acaban el 4 de marzo de 2017 sobre el polígono militar de Bardenas Reales, se ha presentado la campaña 2018 Bardenas Libres el día 4 de Marzo en Castejón.

En ella se ha presentado el manifiesto que aglutina a los grupos sociales, políticos y culturales de Aragón y Navarra, y de otros puntos del Estado, reclamando que decida el pueblo antes de diciembre de 2018 (y no el ejército y los paniaguados de la Junta de Bardenas) sobre el destino de Bardenas Reales y la desmilitarización del territorio.

El bombardeo de Bardenas parece la respuesta oficial y el voto del Estado y del militarismo a las ansias de democracia  y desmilitarización de la ribera del Ebro afectada por este campo militar y a las propuestas solidarias de apoyo de otros puntos del estado y del mundo contra la guerra y su preparación.

Presentamos el manifiesto, que augura un año de movilización y lucha para confrontar la imposición del campo de tiro.

Bardenas Reales es un territorio perteneciente a Navarra y Aragón. Es Reserva de la Biosfera, y Parque Natural. Siempre ha sido usada como un comunal propio de esta tierra, para el pastoreo y la agricultura, conformando con ello nuestra historia y una manera de gestión del espacio desde la base de la población.

Este terreno, es regido hoy día por la Junta de Bardenas. Desde 1951 y como imposición de la dictadura militar Franquista y de los acuerdos con los EE.UU, tiene en el centro un campo de tiro y entrenamiento militar, transformándose lo que era una zona de pastoreo y agrícola en una zona explotada y maltratada, solo por y para la guerra, que como bien sabemos actúa en pos de una minoría, arrasando la vida de much@s.

La Junta de Bardenas intenta legitimar la presencia de los ejércitos y el uso militar de las Bardenas a cambio de una contraprestación económica, buscando hacer dependientes de ese dinero a los pueblos de la zona. El dinero se reparte de forma oscura entre los 19 pueblos “congozantes”, dos valles y el monasterio de la Oliva. Con ello se quiere acallar la voz de la población y de todos los municipios bardeneros. Desde la imposición de este polígono de tiro han protestado por su instalación movilizándose y manifestándose tanto en la calle como institucionalmente; presentando diferentes iniciativas y posicionándose en contra del polígono y sus maniobras militares. La movilización de la población no ha sido escuchada.

En diciembre del 2008 se firmó el último contrato entre la Junta de Bardenas y el Ministerio de Defensa para continuar con el uso ilegítimo y vergonzoso de parte de las Bardenas como un campo de tiro, por un plazo de 20 años divididos en dos periodos; los 10 primeros se recibiría un canon de 7 millones de €. Y a partir de 2018, si no conseguimos evitar la prórroga, los otros 10 años, se hará a cambio de 20 millones de €, buscando comprar de nuevo la voluntad de la gente. Esta fecha tiene que servirnos para recuperar las Bardenas para toda la población del entorno, tanto de Navarra como de Aragón, y poder decidir de forma transparente su utilización.

REIVINDICAMOS

1.- La desmilitarización total y permanente de Las Bardenas. La no colaboración con el uso y la experimentación de armamento y ejercicios militares, que hacen peligrar nuestra seguridad, la del medio ambiente y la de otros pueblos del mundo que hoy están siendo bombardeados.

2.- No consideramos representativa, ni legitimada a la Junta de Bardenas para decidir por nosotr@s. Son los pueblos los que deben decidir cómo gestionar las Bardenas y qué hacer con ellas.

3.- Rechazamos el canon que se recibe, por estar manchado de sangre, porque perpetúa las guerras y la violencia estructural, sirve a los intereses de la industria militar y genera dependencia local del militarismo. Para ello se quiere realizar una desconexión programada del canon económico, adecuándose a las realidades y posibilidades de cada municipio.

4.- Exigimos el desmantelamiento del campo de tiro cuanto antes, siendo el Ministerio de Defensa quien se encargue de la descontaminación del terreno. Rechazamos su traslado a otro territorio y proponemos un uso alternativo, como por ejemplo, un Centro de Interpretación para la Paz.

5- REIVINDICAMOS Y PROMOVEMOS UNA CONSULTA POPULAR antes del 31 de diciembre de 2018, para decidir si queremos o no la permanencia del campo de tiro en Bardenas. Llamamos a la movilización social en la calle y en las instituciones para crear un frente común que luche por la recuperación de las Bardenas. Porque las poblaciones de estas tierras tenemos derecho a decidir cómo queremos relacionarnos con nuestra tierra y debemos hacerlo unid@s.

A continuación puede verse el vídeo del acto de presentación.

 

Fuera de Madrid señores de la guerra: acto público de Yayoflautas en Sol

El pasado 27 de Febrero los yayoflautas de Madrid, dentro de la campaña de la Plataforma DESARMA MADRID contra la feria de armas HOMSEC 2017 salieron a Sol a protestar contra los señores de la guerra y a alertar a la sociedad madrileña de la feria de armas que se va a realizar a nuestras espaldas y en contra de la paz.

Operación rescatar el belén legionario

Primerplano

Por hut_

Fuente: El Confidencial Digital

La noticia es algo vieja (del final de las navidades) y vetusta (de lo retrógrado y apolillado que es que sigan existiendo tales cosas en pleno siglo XXI).

Y es que, acabada la navidad, la “Hermanda de Legionarios” (en realidad “hermandad de antiguos caballeros legionarios”) decretó una “operación rescatar el belén legionario” para arrebatar a los servicios de limpieza municipales el belén que estos habían puesto en la Puerta de Alcalá como protesta porque el Ayuntamiento no había puesto, como en años anterores, un belén luminoso en tal monumento.

Los legionarios decretaron su operación de rescate para que el belén no cayera, reza la noticia, en manos extrañas, se supone que las de la malvada Carmena.

Esta misma hermandad es la que amenazó a Carmena (parece que han cogido un poco de fijación) con reponer las placas de la calle hasta hoy llamada Millán Astray, si se cambiaba el nombre de esta por otro más civilizado, e incluso, han ofrecido escolta, retóricamente, a una concejal de Podemos para que pueda asistir a la recientemente celebrada asamblea  de dicha formación “Vistalegre II”  sin miedo a los “machetazos dialécticos” que se presumía iba a recibir allí.

Todo un ejemplo, de los más nefastos por cierto, que sigue mostrando lo anacrónico que permanece bajo la capa de barniz moderno en nuestra sociedad madrileña.

Imaginamos que el belén legionario, con todo, habrá sido rescatado sin bajas por estos caballeros legionarios y que podrán dormir tranquilos hasta la próxima navidad. Lo suyo es que también nos dejen dormir tranquilos a los demás.

Recuperando la memoria antimilitarista en Albacete

Exposición fotográfica

Por Aldea Nómada

Nos indica un buen amigo de Albacete que desde la Aldea Nómada Antimilitarista y el Movimiento de Objeción de Conciencia, con motivo de los cuarenta años de la existencia del MOC, invitan a todo el mundo a la exposición fotográfica donde se muestra el recorrido del antimilitarismo en Albacete en los años 80 y 90.

La exposición se inauguró el viernes 3 de Febrero a las 20,30 y estará funcionando hasta el  23F.
Dicha exposición estará en la calle Blasco Ibañez 23 de Albacete.

¿De qué “nos protege” el CNI?

FGS+Oker+%28A-53%29

https://www.flickr.com/photos/69230580@N05/6688267945

Fuente: One Magacine

Asombrosa la explicación laudatoria del CNI que ofrece el “Especial Agentes secretos y CNI” acerca de los “riesgos” de los que, en boca de su director, con cargo de Secretario de Estado, el General Sanz Roldán, antiguo JEMAD y con una pila de condecoraciones militares a sus espaldas.

Comencemos por destacar el perfil del “director” del CNI, porque el mismo despeja, si a alguien a estas alturas le sigue quedando duda, cualquier atisbo de incertidumbre sobre el carácter militar de dicho instituto. Por más que lo disfracen bajo la dependencia orgánica de Presidencia, el CNI, el espionaje español, es un ente militar. Y, para más inri, de tal enjundia que el actual Director del ente ha sido, nada menos, el jefe del Ejército hasta 2008 en que fue sustituido por el hoy miembro relevante de “Podemos”, General Julio Rodríguez. Además es miembro nato del Consejo de Estado, lo que implica la extensión del poder y del pensamiento militar al propio Consejo de Estado.

Pero pasemos del dicho al hecho. ¿Que dice Sanz Roldan que hace el CNI?, ¿qué amenazas son esas de las que nos defiende?

Habla, primero, del tráfico de personas y ofrece un enfoque de éste bastante deprimente:

Un buen ejemplo es el tráfico de personas y la inmigración ilegal, que cada día sobrecoge más y llega a lugares que creíamos inimaginables: jamás pensábamos que nos íbamos a encontrar una patera en Alicante… pero ya ha sucedido y tenemos la obligación de proporcionar elementos de juicio para que esto no se produzca

El CNI, parece decir, quiere combatir el “tráfico de personas” y la “inmigración ilegal” no ofreciendo círculos virtuosos de políticas migratorias basadas en los derechos humanos, la cooperación internacional, o en políticas de codesarrollo; o entendiendo las causas estructurales de ésta, sino, sencillamente, intentando la represión y que la inmigración se retenga y no ocurra. ¿Gastamos dinero entonces para poner puertas al campo?, ¿para una política imposible y destinada al fracaso completo y al dolor de las personas?; ¿no hay que decir nada de la inmigración forzada por nuestras políticas estructurales de dominación o por las guerras propiciadas por la geopolítica estimulada por el bloque en que nos encontramos o por las armas que vendemos? ¿Es necesaria una estructura de espionaje para tratar la movilidad humana?

Pero el general no es hombre de una sola idea. Y por eso nos habla de una segunda preocupación de la que el CNI nos “defiende”, las armas de destrucción masiva:

Otro ejemplo es la proliferación de armas de destrucción masiva, que se ha convertido en un hecho real. En algunos lugares de la Tierra ya se está enriqueciendo uranio al 20% y eso supone tener una capacidad altísima. ¿Qué se hará después? ¿Quién puede asegurar que sólo se utilizará con fines pacíficos? Para eso estamos los servicios de inteligencia

Asombra de nuevo la justificación del CNI. Vigila el enriquecimiento de uranio que hacen algunos países y que no puede asegurarse que vaya a ser utilizado para “fines pacíficos”. ¿Israel, EE.UU., Francia, Rusia, Reino Unido, China, India …? No parece que se refiera el militar a estos. Si tenemos en cuenta que muy pocos países (concretamente 17) producen uranio en cantidad significativa, que muy pocos venden uranio enriquecido (Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, EEUU, Francia Holanda, Japón, Rusia, Reino Unido, Sudáfrica y tal vez Argentina) y otros pocos lo producen para fines propios (Irán, Pakistán, India, …), el riesgo que el militar explica parece más bien el riesgo de que estos estados canallas, la mayoría de ellos del bloque occidental, se quieran lucrar potenciando la inseguridad y la guerra y facilitando la proliferación del armamento militar que con la boca pequeña dicen rechazar, lo cual no parece ser lo que le preocupa al general y a su idea de la defensa.

Dice el general que otra de sus labores es luchar contra el crimen organizado, una especie de entelequia inconcreta que no queda claro en qué consiste y que, al decir del general, no ocupa a mucha gente española pero los “criminales organizados” usan nuestro territorio para cometer sus fechorías. No adivinamos a comprender, en este caso, qué necesidad de espionaje existe cuando, en el territorio estatal hay suficientes (e incluso abrumadoramente amplios) cuerpos policiales teóricamente encargados de estos extremos.

El general se refiere a otros peligros que combate el CNI, como el terrorismo internacional de carácter “islamista” principalmente, y a las “fuerzas” en el exterior. Es decir, una función militar que tiene que ver con la política de injerencia militar que España realiza y que, gracias a la obsesión militarista, nos ha convertido en parte en una serie de guerras y en enemigos de un gran número de pueblos.

En el colmo de la desmesura señala esta vuelta de tuerca militar que CNI contribuye a realizar “en nuestro nombre” pero sin nuestra opinión:

Hay lugares del mundo en los que nos afecta mucho lo que sucede. Estamos siempre atentos, por ejemplo, a lugares como Sahel o Somalia, donde hemos tenido e, incluso hoy tenemos, retos para nuestra seguridad, como secuestros de ciudadanos españoles”.

Ya lo ven, el Sahel, dice, es importante para la seguridad española porque ocurren secuestros de ciudadanos españoles. ¿La intervención española en el Sahel viene causada por los “frecuentes” secuestros de españoles en la zona?, ¿desde cuándo suceden estos “secuestros”?, ¿cuál es su frecuencia?, ¿No tiene que ver más con la doctrina de defensa de fronteras avanzadas y con la política de agresión y imposición de influencia que ha emprendido Europa en la región?

En otro momento, al hablar de los agentes del CNI dice

Nuestros agentes están desplegados por todo el territorio nacional, pero también por 64 países del mundo. Podemos imaginarnos al que está en un destino atractivo, en París o Roma, pero también hay que pensar también en el que está en Yemen, en Burkina Faso o en Mauritania, en Níger o en Nigeria, o en el desierto de Mali

Y remata la jugada el general para firmar que están para defender las empresas multinacionales de matriz española y el mundo financiero, lo cual es evidente y ya se sospechaba.

La primera empresa que se presentó en el CNI durante mi mandato, respondiendo a mi ofrecimiento de ayudar a las compañías que quisieran establecerse en el exterior, fue Abengoa, que nos pidió saber la seguridad de una inversión en un determinado lugar y sus ejecutivos allí, pero hoy son muchas; y, también, a aspectos como la protección del sistema financiero, ya que en estos momentos existen dudas de que no sea, como otros elementos de la sociedad moderna, atacado

Así pues, una empresa española llega al CNI y le pide que le haga una investigación sobre la seguridad de una inversión y todos los españoles pagamos dicha investigación financiando al CNI.  Es decir, una empresa privada se vale del dinero de todos los españoles.  Y lo hacen, además, con garantía de secreto.

De modo que, recapitulando, el CNI, según su propio jefe, está para ofrecer una “defensa” militar y con un enfoque militarista al status quo y a las estrategias de dominio y protección de los “intereses” de los que se sirven y benefician de éste, pero no para defender la “seguridad humana” de las sociedades españolas, o la de otros pueblos donde nuestra huella nefasta es evidente. Para defender las empresas multinacionales, los negocios de estas, el sistema financiero, los militares que mandamos al exterior, los intereses de dominación, etcétera, peor no para defendernos de las agresiones reales y concretas a nuestros derechos.

Avanza la lucha contra el campo de tiro de Bardenas Reales

Bentayga+y+Roque+Nublo

Kevin Scuiller

Fuente. El ConfidencialDigital

Informa un medio, con tono protestón y chusco, de la iniciativa del Parlamento de Navarra por la que se ha aprobado una declaración institucional exigiendo al Gobierno Central el desmantelamiento del polígono de tiro de Bardenas Reales.

Ha sido comenzar la gente de la zona, tanto del lado navarro como del aragonés, a articular iniciativas para desbordar la lucha cuasitestimonial que se llevaba hasta ahora de protesta contra el campo militar de Bardenas, y empezar a proponer la soberanía de la gente sobre las decisiones sobre el campo de tiro, y ya tenemos a las instituciones, hasta ahora acomodadas en un posibilismo rampante y entregado, a pleno rendimiento pidiendo ponerse a la cabeza de la lucha por la desmilitarización de Bardenas Reales.

De modo que los parlamentos, el navarro y esperamos que en breve el aragonés también, exigen al parlamento nacional la desmilitarización de este espacio.

La noticia que comentamos dice más cosas. Dice una de las principales. Dice que el campo militar de Bardenas, como ya denunciaban los antimilitaristas, es el único campo de entrenamiento de la OTAN con fuego real para sus ensayos bélicos.

Es decir, es el campo donde la OTAN se entrena a lo bestia para su estrategia de guerra. Lo hace contaminando a los bardeneros (pues las bombas de fuego real no parecen, precisamente, placas solares) y lo hace, sobre todo, en perjuicio de la paz mundial, dos cosas que, se nos ocurre, pesan en el ánimo de las buenas gentes de la ribera, que ni quieren ser víctimas del militarismo ni, menos aún, sus complacidos cómplices.

La causa de Bardenas es la causa antimilitarista. Y por eso como antimilitaristas también nos sentimos concernidos por ese referéndum por la desmilitarización de Bardenas Reales.

De modo que saludamos los reflejos del Parlamento navarro al ponerse al lado de la lucha de la gente, pero sobre todo saludamos la iniciativa de llevar al debate de la propia gente el destino de Bardenas Reales, exigiendo la desmilitarización como fin y un referéndum como instrumento para ponerlo en práctica.

El Ayuntamiento de Madrid se desmarca de la feria de armas HOMSEC 2017

Un texto vale más que mil palabras y podemos mostrar, así nos lo han hecho llegar gracias al trabajo de El Salmón Contracorriente, la carga que (con las debidas reservas a las menciones personales) el Ayuntamiento de Madrid ha dirigido a los promotores de la feria de armas HOMSEC 2017 exigiendo que se retire el logo municipal de dicho evento.

El Ayuntamiento de Madrid deja muy clara su apuesta institucional para que Madrid sea una ciudad libre de Ferias de Armas. Al igual que muchos colectivos y la Plataforma Desarma Madrid, no quiere ferias de armas en nuestra ciudad. Puedes descargarla en el enlace siguiente.

O bien leerla aquí

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed