Tag Archive for actualización gasto militar 2014

Liquidación del GASTO MILITAR 2014

Acabamos de publicar un estudio sobre la liquidación del gasto que la IGAE ha certificado relativo al año 2014. Es un complemento válido a los informes anuales sobre el gasto militar presupuestado que venimos haciendo año tras año y al informe sobre despilfarro militar con el que completamos el estudio del panorama.

La liquidación del gasto permite conocer cómo se ha comportado el gasto público previamente presupuestado en los Presupuestos Generales del Estado y, respecto del gasto militar, nos sirve para certificar la trampa y la perversión que esconde éste gasto y la política militar en la que se realiza.

IGAE (Intervención General de las Administraciones Públicas, organismo estatal) no controla todo el gasto militar, ni lo define como tal, pero de su informe se puede sacar el montante de una parte de éste, concretamente:

  • Lo que gasta y sobregasta el Ministerio de Defensa
  • Lo que gastan los organismos autónomos militares
  • Lo que gasta AEMET de índole meramente militar
  • Lo que gasta CNI
  • Lo que destina al mismo en I+D el ministerio de Industria
  • El gasto de los Centros Universitarios de la Defensa
  • Y una parte pequeña del gasto de clases pasivas, concretamente las “pensiones de guerra”

Faltan otras grandes partidas que son componentes ineludibles del gasto militar español pero de las que IGAE no da noticia alguna.

La sola comprobación del desfase entre lo que defensa «presupuesta» cada año y lo que acaba gastando permite hablar de descontrol, pero como esto ocurre año tras año, y de forma sistemática, podemos además decir que no sólo es cuestión de descontrol, sino sobre todo de ocultamiento deliberado del gasto militar.

Estas cifras nos permiten encontrar una lógica perversa e inapelable. Tanto los gobiernos del PP como los del PSOE se han dado en la práctica de gastar más (en realidad abusivamente más) de lo que presupuestan para el Ministerio de Defensa. Lo han hecho a pesar de haber cacareado durante esta década un supuesto “recorte” del gasto militar que no se sostiene con la comprobación de las cifras y que no justifica el nuevo ardor guerrero de esta casta política que nos engaña diciendo que hay que subir el gasto militar que, sin embargo, no sólo no ha bajado, sino que ha ido aumentándose siempre por la puesta de atrás.

Pero en segundo lugar nos permiten encontrar otro elemento coincidente: no cabe achacar el desfase a ningún tipo de incompetencia de los diseñadores del gasto militar, sino a la mala fe. No hay otro modo de explicar estos desfases pronunciados, constantes y elocuentes.

Como podemos ver a continuación la práctica de ocultación de gasto militar ha sido practicada por gobiernos del PP y el PSOE, pero es especialmente exagerada en el tramo de gobierno de Rajoy y su ministro «puerta-giratoria» Pedro Morenés, lo que de cara al futuro aparece como un nuevo signo de preocupación

Pero si pasamos del sobre-gasto del Ministerio de defensa al sobregasto relativo a otros componentes del gasto militar que IGAE detecta en sus informes, la perversión de la política de ocultamiento y manipulación del PPSOE respecto del verdadero sentido del gasto militar español se hace más palmaria.porque entonces los aumentos de aproximadamente el 20% de sobregasto con los que Defensa se despacha año tras año, se elevan de forma más abrumadora. Podemos verlo en otro cuadro.

Un gasto brutal, escandaloso, incapaz de superar un mínimo test de transparencia y que demuestra la impunidad del gasto militar y la opción política militairizadora de la casta gobernante.

Pero las comparaciones son odiosas, porque mientras esto ocurre, la liquidación del gasto referido a otros ministerios y bienes públicos nos muestra que el agravio comparativo es demoledor.

Mientras se mima el gasto militar referido a seguridad militar (operaciones militares en el exterior, de las que ya llevamos más de 79 desde Felipe González a la fecha; venta de armas, una geopolitica al servicio de intereses de dominación y violencia que impone occidente y su brazo armado al resto, privilegios y despilfarro militar, militarización creciente de las otras facetas de la seguridad y de la vida social, etc.) se descuida el gasto social referido a la seguridad humana de los seres humanos, y así contamos que el gasto del ministerio de defensa es aproximadamente el 60% del gasto del estado en pensiones, o 14,73 veces el gasto destinado por el estado a servicios sociales y promoción social, o 9,31 veces más que el de acceso a vivienda y fomento de la edificación, 3,51 veces más que el del ministerio de sanidad y servicios sociales, 2,72 veces más que el de Educación, Cultura y Deporte, o 245 veces más que el destinado a fomento del empleo

Cifra que se vuelve incluso más indecente si sumamos al gasto que IGAE controla como gasto del ministerio de Defensa el que suma por otros conceptos militares, según hemos visto. En este caso la comparación con el gasto social del estado resulta algo más que un escándalo:

En definitiva, un estudio este de la liquidación del gasto militar con el que intentamos ofrecer un panorama claro y al servicio de la lucha social por la conquista de los derechos sociales y de la seguridad humana a las que, legítimamente, y en contra del militarismo, debemos empeñarnos.

Share

El Tribunal de Cuentas dictamina: sobrefinanciación, sobrecostes y otros fallos en los PEAS de Morenés

Fuente: Voxpopuli

A juzgar por la opinión del Tribunal de Cuentas, a Pedro Morenés, ex-ministro de defensa y Grande de España, le han castigado mandándolo de embajador a EEUU, un sitio cutre donde los haya, por manta y por manirroto.

No se explica, de otro modo, el castigo ejemplar que ha recibido.

Dice el Tribunal de Cuentas, que ha revisado las que presentó el Ministerio de Defensa relativas a los años 2012 a 2014, que estas son todo lo peor que se pueda imaginar (se supone que todo lo peor menos austeras, porque para el Estado el que el gasto militar sea desmesurado no es un mal).

Las cuentas de Morenés son un cuento, de la categoría de cuento de Carracuca, feos y apolillados.

El informe, que puede verse pinchando aquí, dice entre otras lindezas, que todo el negocio del pago de los créditos extraordinarios para financiar programas de armamento ha sido una ruina y un verdadero despropósito contable y político.

Describe muy bien el mamoneo que hay con la financiación de los programas espaciales de armamento (PEAS), que implica a tres «actores»

el Ministerio de Defensa, adjudicador y cliente del contrato de adquisición; el Ministerio de Industria, financiador parcial del contrato mediante anticipos reintegrables a la empresa adjudicataria (a tipo cero); y el Contratista Principal, adjudicatario del contrato. Los dos Ministerios, el de Defensa y el de Industria, suscriben, con carácter previo al arranque del programa, un acuerdo general por el que se formaliza su voluntad conjunta de desarrollar un programa de adquisición al que se le dotará de prefinanciación en el marco general de un apoyo a la consolidación del sector industrial de la Defensa y el apoyo a procesos innovadores en materia tecnológica

Por ejemplo en sus conclusiones se señala que

la financiación de los créditos extraordinarios se hace con cargo a Deuda Pública, cuando se trata de operaciones no financieras, cuya financiación debería haberse hecho con baja en otros créditos no financieros o del Fondo de Contingencia

Los sistemas de armas contratados se entregan al Ministerio de Defensa, según un calendario previamente definido que casi siempre, y por muy diversas circunstancias, es objeto de modificación. El Ministerio a medida que recibe las unidades contratadas, y por tanto de forma diferida, paga las adquisiciones al contratista principal con cargo a su Capítulo VI (inversiones reales).

El contrato de obra mediante el abono total del precio, unido a la posibilidad de pagos aplazados contenida en la Ley General Presupuestaria, es lo que permite al Ministerio diferir el pago y distribuir la carga financiera en el tiempo.

Finalmente, las empresas adjudicatarias devuelven al Tesoro Público los anticipos recibidos del MINETUR según unos calendarios pactados y a medida que reciben los pagos comprometidos del Ministerio de Defensa.

La financiación del MINETUR cubre en algunos casos hasta la totalidad del precio del contrato. En este caso los pagos que realiza MINISDEF serán destinados por el contratista a la devolución de los anticipos recibidos, si bien, en ocasiones la financiación de Industria no cubre la totalidad del precio, de modo que parte de los desembolsos del MINISDEF sirven también para terminar de financiar el coste del programa.

o que

mientras el crédito extraordinario concedido en 2012 se destinó a satisfacer obligaciones de ejercicios anteriores, los aprobados en 2013 y 2014 estaban dirigidos a la cobertura de obligaciones del propio ejercicio, que en ocasiones no habían nacido con anterioridad a la concesión del crédito extraordinario, lo que cuestiona la existencia de una extraordinaria y urgente necesidad que justificara la tramitación de un Real Decreto-ley.

y

Respecto a la tramitación de los expedientes de modificación presupuestaria, las memorias justificativas se limitan a señalar que no hay crédito suficiente y a reproducir el listado de cuantías por programa cuya financiación extraordinaria se solicita. Las memorias económicas son, a su vez, breves y apenas incorporan una somera referencia a las necesidades que han de atenderse con las cuantías solicitadas para cada programa. La memoria económica correspondiente al crédito extraordinario y suplementario del año 2014 no contiene dato alguno relativo a las necesidades concretas que justifican la solicitud

El informe acusa a Morenés de permitir alegremente sobrecostes, de admitir sin pestañear retrasos y aplazamientos en la entrega de las armas convenidas, de no exigir responsabilidades ni indemnizaciones y de sobrefinanciar por la puerta de atrás a la industria militar.

Defensa abusa de figuras de verdadera ingeniería contable que disfrazan sus cuentas

El uso excesivo de la figura de la modificación presupuestaria ha sido ampliamente criticado por el Tribunal de Cuentas desde la perspectiva de los problemas que la falta de dotación inicial en los créditos genera al gestor de fondos públicos (la insuficiencia del crédito inicial implica que durante diferentes periodos de tiempo de cada ejercicio presupuestario, no se disponga de los recursos necesarios para atender las necesidades existentes y se tienda a utilizar transitoriamente otros créditos realizándose posteriormente las oportunas rectificaciones lo que da lugar a una gestión presupuestaria laboriosa y confusa, además de formalmente irregular), como desde una dimensión competencial. Y ya desde tiempo más reciente, el control sobre las modificaciones debe intensificarse desde la perspectiva de la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera.

Afirma que los «créditos extraordinarios» son un fraude para pagar los PEAS y que

debe ponerse de manifiesto que la situación jurídico financiera de los PEAs no era, ni es, en absoluto desconocida ni imprevisible, sino todo lo contrario

La financiación a través de créditos extraordinarios y suplementarios de la rúbrica 14.030122B.65 de los Prepuestos Generales del Estado desde 2012 se ha convertido en una situación presupuestaria estructural contraria a los principios de la planificación y la estabilidad presupuestaria, en defecto de una presupuestación realista ajustada a los compromisos de sobra conocidos, como es obvio a la luz de los sucesivos Acuerdos de Consejo de Ministros de reprogramación financiera de los PEAs y de las propuestas de anteproyecto de presupuesto remitidas al Ministerio de Hacienda por el Ministerio de Defensa.

Pero además, supone una violación inadmisible de leyes

Puede concluirse por tanto que la justificación de la vía de financiación de estas modificaciones presupuestarias para atender obligaciones no financieras no es consistente, pues en ocasiones se apela a la falta de impacto en la capacidad de financiación del Estado, en otras a la insuficiencia del Fondo de Contingencia y en otras a la discrecionalidad y previsibilidad de las obligaciones a satisfacer como causa de la excepción a la financiación a través del citado Fondo, todo lo cual plantea dudas sobre la corrección del empleo de Deuda pública para financiar créditos extraordinarios y suplementos de crédito destinados a atender obligaciones no financieras del presupuesto, ya sea para satisfacer obligaciones del propio ejercicio o de ejercicios anteriores atendiendo al mandato contenido en los artículos 55 y concordantes de la LGP. Este tipo de actuación podría implicar una derogación singular de la regulación general contenida en la Ley General Presupuestaria, que si bien tiene el mismo rango normativo, trata de vertebrar con vocación de generalidad la materia regulada, de modo que, como ya señalara también el Consejo de Estado (dictamen nº2096/2003 de 10 de julio, sobre el anteproyecto de Ley General Presupuestaria), no resulta apropiado introducir excepciones singulares a las leyes generales por la vía del Decreto-Ley, sin perjuicio de su admisibilidad según los casos (STC 6/1991, de 15 de enero).

Acude a los distintos programas financiados y encuentra defectos importantes en cada uno de ellos, tanto en los sobregastos, como en la financiación irregular y caprichosa a la industria militar, retrasos de la industria militar en sus entregas y falta de garantías y de reparaciones al estado por incumplimientos de la industria militar.

Los PEAS, concluye, son un desastre y un agujero insostenible en el bolsillo de los ciudadanos.

Morenés, por tanto, se ha destacado como un desastre para el control de los dineros públicos y para el interés general, pero a lo mejor desde la perspectiva de la industria militar ha sido una bendición del cielo.

Y precisamente, con este nefasto pasado, Rajoy le ha castigado desterrándole a EEUU, donde a buen seguro, y en una administración que ya ha dado síntomas de su interés por la cosa pública y por la paz, será un apestado por su nefasta gestión de lo público. A lo mejor le vemos de vuelta, haciendo de las suyas, antes de lo previsto.

Es el justo merecido a su metedura de pata permanente.

Share

616 millones de gasto extra en el presupuesto militar 2014

Gnome+B%2FW+010

Landahlauts

Fuente: europasur

En la comparecencia del Ministro de Defensa de 16 de diciembre de 2014 en la Comisión de Defensa del Congreso, ha explicado que en 2014 se han gastado 616,8 millones de euros, los cuales no estaban presupuestados, en operaciones de mantenimiento de paz.

La cantidad, de ser cierta, es inferior a la de 2013 y tiene que ver con la reducción de algunas de las misiones militares en las que participó España en 2014. Pero es engañosa por dos cosas:

  • Primera, porque con cargo a 2014, el propio Consejo de Ministros ha dado un crédito de 41 millones de euros para los misiles Patriot a poner en Turquía de los que se van a pagar con cargo a 2014 489.346 euros, hecho del que ya advertimos hace unos días.
  • El ministro no contabiliza el despliegue en Turquía e Irak en esta cantidad, que ya ha empezado pero que culminará en Febrero y cuyo coste para el primer semestre de 2014 será de no menos de 35 millones de euros.
  • El año próximo España se mantendrá en las operaciones de este año, más la ya referida de Turquía e Irak y, ha dicho el Ministro «en ningún caso se puede descartar que el próximo año haya crisis que justifiquen más intervenciones internacionales o que la evolución de las que hay requiera nuevas actuaciones por parte española» lo que equivale a un aumento importante de la factura para 2015 por este concepto.

Nuevamente, la factura española a operaciones de ingerencia militar en otros lugares es abultada y no se encuentra prevista en los presupuestos generales del estado, aunque se sabe aproximadamente su cuantía.

Nuestra política de defensa es tremendamente agresiva e intervencionista:

  • Desde Felipe González a la fecha hemos intervenido en 70 operaciones militares, con una cifra astronómica de gasto en ellas; somos el 5 contribuyente mundial en mamporros internacionales y el segundo de la UE, y en la actualidad contamos con 7 escenarios militares abiertos con presencia española, más un octavo en el que acabamos de comprometernos en Turquía e Irak.
  • El gasto total en intervenciones militares en el exterior por esas 70 operaciones que hemos protagonizado es monumental y en perjuicio de las necesidades sociales.

Todo ello muy navideño. Tanto que dá vergüenza ver a los descarados políticos haciéndose fotos propagandísticas con estos militares desplegados en los distintos puntos del globo para mantener el status quo que garantiza un orden internacional injusto y de violencia estructural.

Share

Dar un avión militar a Rajoy: un nuevo despilfarro y una carga poco ecológica

Imagen de European´s People Party

Fuente: 20 minutos

Don Rajoy deseaba volar a Dublin para acudir a un acto del PP Europeo. ¿Era un viaje oficial? ¿Se lo pagó de su bolsillo? Tampoco, que para eso están los aviones del ejército.

Invitó a sus amiguitos del PP de aquí, para abaratar, y los metió a toditos en el avión militar.

El viajecito salió por un pico: 14.414,86 euros, que pagaremos a escote todos los súbditos del rajoinato.

¿Es un despilfarro?¿Podemos llamarlo nepotismo (es lo que decía Rajoy cuando hacía lo mismo Zetapé)?¿Está justificado?

Sea como sea, también es mala suerte mandar un avión pa na y con Rajoy dentro, con lo que contaminan los aviones.

Share

Envejece el Ejército de Tierra: un nuevo callejón sin salida de nuestras FAS

Imagen Marcelo Sanhueza

Fuente:  El Confidencial Digital.

Desde el año 2001 el MADOC (Mando de Adiestramiento y Doctrina) realiza una serie de investigaciones sobre el proceso de reclutamiento y de permanencia en el Ejército de Tierra para saber si van a poder cumplir, en el aspecto de personal, con los objetivos que les encomienden.

Las conclusiones del estudio son bien curiosas:

i. La elevada tasa de permanencia (0,9518), unida a la decisión de convocar únicamente las plazas de nuevo ingreso necesarias para reponer y mantener la fuerza en torno a los 53000, sigue constituyendo, al concluir el año 2013, el principal obstáculo para el correcto funcionamiento del sistema profesionalización de nuestro Ejército.
ii. Con el modelo de profesionalización establecido por la Ley 08/2006 previsto para una fuerza de 60000 con un 20 % de tropa permanente, se asumía un considerable envejecimiento de la tropa respecto a las situaciones anteriores.
iii. La alta retención unida a la escasa reposición y a la reducción de la fuerza ha adelantado en el tiempo este envejecimiento que se ha amortiguado en cierta medida al reducir la tropa permanente al 13%.
iv. De mantenerse la permanencia en el 95% la reposición anual deberá ser pequeña y por lo tanto se reducirán los menores de 26 años, aumentarán los comprendidos entre esta edad y los 39 años. Por encima de esta edad en cualquier caso quedara aproximadamente el porcentaje que se establezca como permanentes.

v. La consecuencia más grave de la alta retención es que habrá que cesar anualmente a muchos soldados por cumplir los 45 años de edad sin adquirir la condición de permanentes, con las implicaciones económicas, sociales y políticas que esta medida tiene.
vi. No contribuye al rejuvenecimiento el hecho de que el reclutamiento llevado a cabo durante 2013 en condiciones de muy alta demanda (42000) para pocas plazas (1500) haya propiciado que los seleccionados tengan una edad superior a los de los procesos anteriores, pese a que la edad de ingreso es una de las pocas variables controlables por la organización.
vii. El aumento de la tropa con edades entre los 26 y 39 años no debe comprometer el cumplimiento de las misiones encomendadas, si se conserva la condición física con buenos sistemas de entrenamiento y las debidas medidas de seguridad e higiene en el trabajo.
viii. En compensación, la organización debe estar preparada para aprovechar la experiencia de estos soldados que se encuentran en la llamada “edad de oro de las personas”

Y la conclusión general es de lo más contundente:

Es necesario tomar medidas que propicien la salida de aquellos que aún no hayan firmado contratos de larga duración y también de aquellos que ya lo hayan hecho y reducir progresivamente la permanencia, con la finalidad de poder ofertar mayor número de plazas para nuevo ingreso, renovando y rejuveneciendo la clase de tropa y reduciendo los ceses forzosos al cumplir las condiciones establecidas por la ley.

Es decir, quieren un E.T. formado por soldados jóvenes y para ello están dispuestos a despedir a todos aquellos que lo impidan, tengan el tipo de contrato que tengan.

La publicación analiza los datos del año 2013 y, por primera vez, se fija especialmente en el envejecimiento de la tropa.

Los datos que ofrece el estudio son muy claros:

  • Si bien en 2001 salían 9.688 soldados del E.T. y entraban nuevos 5.834, en 2009 (tras un año, más o menos, del inicio de la crisis económica) salieron 3.686 soldados y entraron 9,600 (aunque un año más tarde comenzó a notarse lo duro de la crisis en la reposición y sólo entraron 1.429 soldados.
  • En el año 2013 los datos fueron:  2.629 soldados que salieron del E.T. (sólo un 27’1 % con respecto a los de 2001) y entraron 1.152 (sólo un 19’74 % con respecto a 2001).

La crisis ha logrado que los soldados no abandonen las Fuerzas Armadas y la misma crisis ha impedido que se repongan las FAS con nuevos soldados jóvenes.

En palabras del MADOC:

la mayoría de nuestra tropa pretende alargar al máximo su tiempo de permanencia, confiando en que la institución proporcione una profesión otrabajo de por vida.

Por ello, una de las soluciones propuestas es recurrir a las “cesantías forzosas” de aquellos militares que tengan firmado un compromiso de larga duración, así como favorecer la entrada en la tropa de aspirantes menores de 24 años.

“El problema esencial radica en que la voluntad de ampliación de compromiso escapa al control del mando, que se ha de enfrentar, por un lado, a una protección jurídica garantista hacia el derecho del soldado profesional a ampliar su contrato.

Share

¿Reclutamieto o lucha contra la violencia de género?

Corrosion

Luis Parravicini

Fuente: Público.

Aparentemente son dos cosas que no tienen nada que ver. ¿Qué punto tienen en común el reclutamiento militar y lucha contra la violencia de género? Son dos realidades distintas, difíciles de definir.

Pero podemos ver las cosas de otro modo. Supongamos una cuerda que en uno de sus cabos (perdón por la mención castrense) pone un tipo forzudo que en la camiseta lleva el lema «reclutamiento» y que tira con fuerza de la soga. Supongamos en el otro extremo una persona normal, cotidiana, que en la camiseta lleva el lema lucha contra la violencia machista.

El forzudo, tira que tira, se lleva la soga a su terreno y la persona normal se queda afligida mirando cómo gana siempre el forzudo.

Tal vez parezca un cuento, un mal cuento, pero lo cierto es que la relación entre reclutamiento militar y violencia de género existe y consiste en que el gobierno español gastó en reclutamiento militar más del doble de lo que gasto en toda una política de estado: lucha contra la violencia doméstica. Y esto ocurrió, según han denunciado las ONG ante la ONU, por apuesta política, por falta de voluntad política en promover políticas de igualdad (podríamos decir a la vez que por exceso de voluntad en promover el militarismo, que rinde buenos réditos a la clase extractiva que padecemos).

Miren si existe relación, en boca de la portavoz de las plataformas de mujeres que se quejan ante la ONU:

El reflejo de este «desmantelamiento» es, por ejemplo, el tijeratazo del 23% entre 2009 y 2014 al presupuesto estatal destinado a la lucha contra la violencia de género. Y el recorte del 49% en el presupuesto del Estado para igualdad y del 32% de media en las comunidades autónomas. Como prueba de esta falta de voluntad política, la plataforma recalca que «en 2012, la inversión en campañas de reclutamiento del ejército duplicó a la dedicada en campañas de prevención de la violencia de género».

Podríamos poner otros muchos ejemplos. Ejemplos que nos demuestran la relación inequívoca y perversa que existe entre el fomento del gasto militar y el detrimento de los gastos sociales. ¿Cómo es posible que los recortes habidos hasta la fecha hayan ido en paralelo con la asunción de una deuda militar por compra de armas de cercad e 30.000 millones de euros?, ¿cómo es posible que mientras en 2014 se deterioran las prestaciones sociales básicas se otorguen créditos extrapresupuestarios para atender a gastos militares de más de 1.400 millones de euros?

Es posible porque hay dinero para lo que se quiere, y porque, al parecer, nuestra élite política piensa que nunca tendrá que volver a la escuela, pero tal vez si necesitará próximamente una guardia pretoriana que defienda sus privilegios.

Share

España se une a la militarización del conflicto en Ucrania

Imagen de Buquesdeguerra.com

Fuente:  El Mundo.

Hace poco informábamos de que España había donado material militar a Ucrania.

Ahora hemos de denunciar que España se una a la militarización del conflicto en Ucrania.  Poquito a poco y sin demasiada publicidad, España va desplegando sus tropas y material militar por medio mundo. Ahora toca el caso de Ucrania, dentro de las decisiones que se han tomad en la cumbre de Gales de la OTAN, y para ello el gobierno de Rajoy ha decidido:

  1. Desplegará cuatro aviones de combate Eurofighter durante el primer trimestre del próximo año en Estonia, dentro de la misión de vigilancia del espacio aéreo del Báltico de la OTAN
  2. Desde el miércoles pasado se ha movilizado la fragata Juan de Borbón para integrarse en la fuerza naval de la OTAN en el Mediterráneo, que vigilará principalmente el Mar Negro.
  3. Además, España había propuesto a la OTAN:  desplegar un batallón, una fragata (la ya mencionada Juan de Borbón) y otros medios marítimos.

Un desglose más detallado de la noticia lo tenemos gracias a Esteban Villarejo en ABC:

La fragata F-102 de la Armada Española se despliega en la Segunda Agrupación Naval Permanente de la OTAN en el mar Negro, junto a otras dos unidades, en el ejercicio denominado Sea Breeze 2014 (8-10 de septiembre), que es liderado por el USS “Ross“, uno de los dos destructores estadounidenses del escudo antimisiles desplegados ya en Rota (Cádiz) y que llegó el pasado 16 de junio.

Junto a la fragata española y el destructor estadounidense participan también la fragata canadiense “Toronto” y la rumana “Regele Ferdinand” (ambas encuadradas en la OTAN) y otras unidades de la misma Ucrania, Georgia, Rumanía y Turquía (estas a título bilateral).

El despliegue de una de las cinco fragatas de la clase F-100 de que dispone la Armada española será por cuatro meses. “Las fragatas F-100 son unidades especialmente diseñadas para la defensa aérea”.

La fragata “Almirante Juan de Borbón” tiene una dotación de 200 personas.

También nos sorprende que el despliegue de la aviación española en el Báltico es habitual y por turnos:

No será la primera vez que España despliega efectivos aéreos en los países bálticos, ya que participó en la rotación de vigilancia del Espacio Aéreo del Báltico de agosto a noviembre de 2006.

Para el ejercicio de vigilancia se utilizaron cuatro aviones Mirage F-1M, y se desplazó un equipo integrado por 82 miembros.

La Alianza Atlántica acordó estacionar aviones de combate en Lituania y extender la cobertura aérea al Báltico a principios del año 2004 con el fin de proteger a los Estados recién incorporados a la organización sin recursos para defenderse de ataques aéreos de terceros países o de grupos terroristas.

La OTAN diseñó un turno rotatorio de vigilancia entre varios países y, según el calendario actual, a España le tocaba el turno en 2016.

Nos hacemos varias preguntas:

¿Cuál será el coste de esta intervención fuera de nuestras fronteras?  ¿El coste se asumirá dentro de un nuevo gasto extrapresupuestario que, consiguientemente, aumentará la deuda, o está contemplado en algunos de los gastos que ya tenemos para la OTAN, o aparecerá en los gastos contemplados para el nuevo Presupuesto General del Estado de 2014, o se ocultará como es habitual, …?  ¿Qué diputado lo preguntará?

¿Cuáles son las líneas de actuación con las que se han aprobado estas intervenciones?  Es decir, ¿bajo qué normas van a actuar nuestros cazas y fragatas?  ¿Dónde y cómo se han decidido estas líneas de intervención?  ¿Qué diputado lo preguntará?

Por último nos preocupa muchísimo la oferta de un batallón (de 300 a 1.500 hombres).  Nos huele a intervención directa sobre el terreno.  ¿Es esto lo que pretende Rajoy?  ¿Qué diputado lo preguntará?

¿Qué parlamento ha aprobado todo esto?

¿Qué sociedad lo aprueba?

Share

La transparencia financiera de la OTAN muy en entredicho

Imagen de Gosia Malochleb

Fuente:  Transparency OTAN.

El Tribunal de Cuentas de Holanda es quien realiza esta página web.  Las razones por las cuales se ha decidido a pasar a la denuncia pública son:

La OTAN está financiado con dinero de los contribuyentes. Sin embargo, aún no ofrece información completa acerca de sus ingresos anuales, los gastos y logros para el contribuyente. La OTAN también está aún no transparente y responsable público de su gestión financiera. No está claro qué entidades de la OTAN alcanzan o si se dan relación calidad-precio.

El Tribunal de Cuentas de los Países Bajos (NCA) ha tomado la iniciativa de presentar una visión general de la información disponible al público sobre las finanzas de la OTAN y sus resultados y lo que se conoce públicamente de los flujos financieros de los países miembros de la OTAN.

El NCA audita los gastos que los Países Bajos gasta anualmente en las actividades de la OTAN. No tenemos un mandato específico para auditar la OTAN, pero estamos involucrados en el asesoramiento de la Junta Internacional de Auditores de la OTAN (IBAN) .Together con IBAN y otras Entidades Fiscalizadoras Superiores de los países miembros hemos estado concluyendo desde hace varios años que la gestión financiera de la OTAN no está en orden.

Esto que a nosotros nos parece tan transgresor, el Tribunal de Cuentas Holandés lo hace por el bien de la OTAN y desde el cariño:

A través de esta iniciativa se pretende provocar un debate público sobre el desempeño de la OTAN mediante la presentación de los contribuyentes con una visión global del nivel actual de la OTAN de la transparencia y la responsabilidad pública. Nuestro objetivo a largo plazo es el de estimular la OTAN a ser más transparentes y responsables ante el público, sin poner en peligro la seguridad de sus actividades.

En esta página podemos comprobar que lo invertido por los Estados en 2013 en la OTAN es:

USA523'8 millones €20'58 %
Alemania351'313'8
Reino Unido265'510'43
Francia264'610'39
Italia206'98'13
Canadá140'35'51
España115'64'54
Turquía86'93'41
Holanda77'53'05
Polonia58'82'31
Bélgica49'61'95
Noruega35'61'4
Dinamarca31'41'23
Rumanía25'10'98
Grecia23'50'92
Chequia22'10'86
Portugal20'30'8
Hungría16'50'65
Eslovaquia10'70'42
Croacia7'30'28
Bulgaria7'20'28
Eslovenia5'50'21
Lituania50'19
Letonia3'40'13
Luxemburgo3'30'13
Estonia2'30'09
Albania1'90'07
Islandia1'10'04
TOTAL2.545100 %

 Las finanzas de la OTAN.

La estructura financiera de la OTAN consta de tres apartados:

1.-  Financiación común:

Incluye:

1.1.-  El Presupuesto militar de la OTAN.

El presupuesto militar de la OTAN cubre los costos de su estructura militar internacional. Se compone de más de 50 presupuestos separados. La información financiera más reciente disponible al público es el presupuesto total militar de 1.448.799,776 de € para 2013, el presupuesto de 2011 (1.004 millones €) para el total del Mando Aliado de Operaciones, y el presupuesto Mando Aliado de Transformación (149 M €). No hay información financiera disponible públicamente sobre las otras entidades en la estructura de mando militar.

Es decir, no hay información sobre el presupuesto

  • Del Comité Militar (compuesto por los Jefes de Defensa de los países miembros de la OTAN).
  • Del Estado Mayor Internacional (prepara evaluaciones e informes sobre las cuestiones militares de la OTAN).
  • De la Sede Estratégicos, Mons, Bélgica.
  • Del Comando Conjunto de la Fuerza HQ, Brunssum, Países Bajos.
  • Del Comando Conjunto de la Fuerza HQ, Nápoles, Italia
  • Del Comando HQ Tierra, Izmir, Turkía
  • Del HQ Comando Marítimo, Northwood, Reino Unido
  • Del HQ Comando Aéreo, Ramstein, Alemania
  • Del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas, Torrejón, España
  • Del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas, Uedem, Alemania
  • Del Centro Aéreo Desplegable y Centro de Control, Poggio Renatico, Italia
  • Del Grupo OTAN de Comunicaciones y Sistemas de Control, Mons, Bélgica
  • De la Sede del Comandante Supremo de Transformación, Norfolk, USA
  • Del Centro de Guerra Mixta, Stavanger, Noruega
  • Del Centro Conjunto de Entrenamiento de la Fuerza, Bydgoszcz, Polonia
  • Del Centro de Formación Operacional OTAN de interdicción marítima, Creta, Grecia
  • De la Escuela de la OTAN, Oberammergau, Alemania
  • Del Centro de Análisis Conjunto y Lecciones Aprendidas, Lisboa, Portugal
  • Del Grupo de Planificación Regional de Canadá y USA
  • Del OTAN Airbone Early Warning y Comando de la Fuerza de Control, Mons, Bélgica
  • Del Combinado Mixto de Planificación, Mons, Bélgica.

1.2.-  El Presupuesto Civil de la OTAN.

El presupuesto civil, provee fondos para los sueldos y pensiones del personal internacional de aproximadamente 1.200 empleados civiles en la sede de la OTAN en Bruselas. El presupuesto total de 2013 para esta estructura civil fue 215. 473 000 €.

No hay información de:

  • La Oficina privada del Secretario General de la OTAN
  • Del personal internacional de las siguientes divisiones:
    • Asuntos Políticos y Políticas de Seguridad
    • Política de Defensa y Planificación
    • Operaciones
    • Inversión de Defensa
    • Desafíos Emergentes de Seguridad
    • Diplomacia Pública
    • Dirección Ejecutiva
    • Oficina de Seguridad OTAN
    • Oficina de Recursos OTAN
  • Ni tampoco de las siguientes Oficinas Independientes:
    • Unidad de Inteligencia
    • Oficina del Asesor Jurídico
    • Oficina del Interventor

Sólo hay información de la Junta Internacional de Auditores, con un gasto de 3’4 millones de € en 2012.

1.3.-  Del Programa de Inversiones en Seguridad de la OTAN

Tampoco tenemos información pormenorizada de este programa, salvo que su cuantía total es de 700 millones €.

2.-  Financiación conjunta.

En este apartado hay información de 6 presupuestos (Diseño Helicóptero y Fomento de la Producción y la Agencia de Gestión Logística, NAHEMA;  Defensa contra el Terrorismo, DAT-CoE;  Joint Air Power Comptence Center, JAPCC-CoE; Defensa Conjunta Química, Biológica, Radioógica y Nuclear, JCBRN-CoE;  la oficina de la OTAN FORACS; y el Centro de Información y Análisis de Seguridad de Municiones, MSIAC)  por un valor conjunto de 546 millones de €.

Pero falta información de 34 oficinas más.

3.-  Otros tipos de financiación.

Son fondos fiduciarios.  De los cuales hay información presupuestaria sobre dos:

El fondo fideicomiso de la OTAN para el Ejército Nacional de Afganistán, por 600 millones de €.

El Proyecto del Fondo Fiduciario de la OTAN en Georgia por 1’2 millones de €

Y de otros dos no hay ninguna información económica:  los fondos fiduciarios de la OTAN para la Asociación para la Paz y del Fondo Fiduciario de la OTAN para la integridad del Edificio de la OTAN.

Share

La industria militar presentará proyectos a las convocatorias de I+D+i de carácter civil

Rafael Anderson Gonzales

Fuente: Infodefensa

Uno de los cauces de financiación escondida del abultado gasto militar español es la existencia de dos partidas destinadas a la investigación y desarrollo militar, que se encuentra en los programas 422B y 465 B  de los presupuestos generales del Estado en el apartado del Ministerio de Industria, que este ejercicio de 2014 presupuestaron unas ayudas a la Defensa de 343,91 millones de euros.

Ahora nos acabamos de enterar de otro medio de financiación del que no teníamos noticia concreta, que son las subvenciones de I+D+i que publica el Ministerio de Economía y Competitividad, las cuales incluyen también a los sectores de defensa y seguridad.

En concreto el Ministerio de Economía y competitividad acaba de abrir tres subvenciones, a las que pueden optar las industrias militares:

  1. I+D+i «excelencia», dotada con 125,5 millones de euros (BOE de 8 de agosto de 2014)
  2. I+D+i «retos de investigación», que cuenta con 244 millones de euros (BOE  del 8 de agosto de 2014)
  3. I+D+i jóvenes investigadores, con 20´5 millones de euros

En estas tres convocatorias, según informa Infodefensa, se incluyen proyectos en el área de la seguridad y defensa, a los que pueden optar también los militares. Esto constituye una vía de financiación por la puerta de atrás de las industrias militares españolas y del gasto militar español.

De esta modalidad de subvenciones podemos decir otra cosa más: si en las subvenciones «civiles» de I+D+i se permite concurrir a los militares y las industrias militares, el porcentaje de I+D+i que destina el estado a proyectos civiles no es el que nos dicen, sino el que nos dicen menos lo que se lleva la industria militar, lo que equivale a decir que una gran parte del presupuesto de I+D+i del estado español es de índole militar, en detrimento de la investigación de calidad y de los verdaderos proyectos científicos.

Pero tranquilos, que la Comisión de Defensa del Parlamento Español no protestará por este tipo de cosas. Son capaces de pedir la comparecencia del Ministro de Defensa para explicar el alijo de droga encontrado en un barco militar, pero de preguntar sobre cosas de más calado por su carácter estructural, por ejemplo por la I+D+i militar o del espectacular aumento del gasto militar por medio de un crédito extraordinario dado en agosto al ejército de más de 1.300 millones de euros, de eso no preguntan nada o casi nada

Esperaremos a la resolución de las convocatorias para dar difusión del pellizco que se lleva el militarismo en esta partida encubierta de gasto militar y para dar a conocer las empresas que son «apoyadas» en este proceso.

¿Será éste el medio de que paguemos entre todos los desaguisados de Navantia, por ejemplo, con el submarino con sobrepeso diseñado para el ministerio de defensa español?, ¿Será el precio a pagar a EADS por la participación del estado español en su accionariado?

Tal vez en breve lo podremos contestar.

Share

Que Navantia pague sus fallos en los S-80, ¿es la solución?

Imagen de Procsilas Moscas

Fuente:  La Verdad.

1.-  Penalizaciones económicas a las industrias militares del Estado por incumplimientos.

Nuestros submarinos con sobrepeso siguen generando polémicas, ahora es UPyD y su diputada Irene Lozano:

El Grupo Parlamentario de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso ha registrado una pregunta al ministro de Defensa, Pedro Morenés, para saber si el Gobierno central va a penalizar a Navantia, dado que «sus fallos en la construcción del primero de los submarinos S-80» retrasarán su puesta en servicio obligando a gastar más de 40 millones, que no estaban previstos para reparar el sumergible ‘Tramontana’ de la serie S-70, al que iba a remplazar.

La diputada Irene Lozano es la autora de la pregunta para la que espera una respuesta de Morenés a la mayor brevedad posible. Lozano recuerda que el 11 de julio el Consejo de Ministros aprobó el contrato de ejecución de las obras de la cuarta gran carena del submarino S-74 ‘Tramontana’ por 42,9 millones de euros. A su juicio, esta reparación se debe a «los fallos que Navantia cometió en la construcción del primer submarino S-80» que han forzado al Ministerio de Defensa a extender la vida útil del ‘Tramontana’.

Muy loable el intento de este grupo parlamentario, que parece que últimamente se está animando a hacer política de control y de oposición al PP en los temas de Defensa.

Lo que quieren es que la industria militar no actúe como si no fuese responsable de nada de lo que hace porque todos sus fallos los paga «papá Estado».  Muy loable.

Lo que ocurre es que Navantia es propiedad del Estado, es decir, de todos, a través de la estatal Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI).

Es decir, las penalizaciones económicas que les impongamos las acabamos pagando entre todos.  Un círculo vicioso, como se ve. 

2.-  Penalizaciones y responsabilidades políticas y económicas en el ámbito político y penal.

Otro gallo nos cantaría si las penalizaciones y las responsabilidades se pidiesen en el ámbito político y penal.  Si los directivos de SEPI o de Navantia perdiesen sus lucrativos empleos y respondiesen con sus propios patrimonios por la mala gestión seguro que pondrían mucho más cuidado.

Lo que ocurre en la actualidad es que cualquier directivo de las empresas militares españolas:

  • no está sometido a críticas públicas porque no la prensa, ni los partidos políticos les ponen en cuestión,
  • no hay control parlamentario de las actividades armamentísticas del Estado español, ni de la industria militar privada,
  • la opinión pública vive de espaldas a la mortífera y antiética industria militar española, hay que recordar que somos el 7º exportador de armas del mundo.  Y sólo cuando la opinión pública cambie de comportamiento empezarán a hacerlo los medios de comunicación de masas y los partidos políticos.

Así, en conclusión, se encuentran conque pueden hacer lo que se les antoje y las veces que quieran porque nadie les va a criticar y los gobiernos del PP y del PSOE les van a apoyar.

3.-  La verdadera alternativa:  renunciar a la fabricación y comercialización de armas.

Como veíamos antes, las sanciones económicas no aflojan, siquiera, el nudo gordiano de la industria armamentística.  La única alternativa real sería acabar con ellas para no estar viendo todos los meses en los periódicos que nos vemos implicados con armas de fabricación española en las diversas guerras del mundo.

 

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed