Search results for pertenece España a los militares

Consejo Europeo de Defensa: la negociación de los señores de la muerte

Reuni%C3%B3n+Bilateral+con+el+Primer+Ministro+de+Singapur

Fuente: Atenea Digital

A pesar de la queja de los líderes políticos de que Europa no tiene una política creíble en materia de defensa, la realidad es que la región se caracteriza por una enorme capacidad de intervencionismo e injerencia militar (sólo España ha participado en 68 misiones de injerencia militar desde Felipe González a la fecha actual) y actúa como una de las principales y más nefastas regiones vendedoras de armas y generadoras de conflictos militares en el mundo.

Pero a los señores de la guerra esto les debe parecer poco y por eso han preparado el terreno para que durante los días 19 y 20 de diciembre los presidentes de gobierno se reúnan y celebren un «Consejo Europeo» de defensa en el que las cartas están ya marcadas: aprobar el destino de miles de millones y de una larga serie de políticas europeas a la creación de una industria militar potente y mortífera.

El consejo a celebrar busca, según el lenguaje enrevesado de los textos europeos, desarrollar una base industrial más integrada y competitiva para la industria de defensa europea, a través de un mercado de defensa operativo y actividades de investigación y desarrollo. También se trata de generar empleo, innovación y crecimiento.

Quieren hacer una «suma» de los «polos industriales-militares» europeos y promover así una industria militar especialmente grande y exportadora.

Según el Subdirector de Relaciones Internacionales de la Dirección de Armamentos del Ministerio de Defensa español,

La Comisión identifica siete áreas de actuación para el incremento de la competitividad y la mejora de la eficiencia en el mercado y la industria de defensa: fortalecimiento del mercado interior; la promoción de la competitividad; el incremento de las sinergias cívico-militares y el refuerzo de la innovación; el desarrollo de capacidades; el espacio y la defensa; el desarrollo de una estrategia energética europea para el sector de la defensa; y, por último, el fortalecimiento de la dimensión internacional

A este Consejo acude Mariano Rajoy con su «plan estrella» que consiste en anunciar que aquí van a desarrollar fuertemente un «polo industrial-militar» con las empresas militares que pertenecen a la SEPI y las participaciones españolas en los accionariados de otras empresas militares, así como concediéndoles un fuerte apoyo y subvenciones.

En resumen, una vuelta de tuerca en la deriva militarista europea con la burda excusa de que esto nos ayudará a salir de la crisis, lo cual, además, es una falacia más.

Share

Más ejemplos de violencia cultural

Qu%C3%A8+hi+ha+darrera+una+porta+tancada%3F+%2F%2F+What%27s+There+Behind+a+Closed+Door%3F

En otras ocasiones hemos presentado ejemplos de violencia cultural. Se trata de la imposición de una manera hegemónica de entender el mundo, que propone ideas, creencias y prácticas para vivir la vida en términos de necesaria violencia y bajo objetivos de dominación-violencia y, desde luego, es uno de los principales aliados del paradigma de dominación-violencia vigente y de la ideología militarista.

La violencia estructural es un tipo de violencia que legitima la violencia directa y la violencia estructural, pero a la vez actúa potenciándolas, recreándolas, impulsándolas.

Podemos ver múltiples ejemplos de este tipo de violencia en nuestro propio entorno. Vamos a proponer algunos ejemplos.

1) El primer ministro iraní, progre para la óptica occidental, prometió que desde el primer momento de su mandato promovería políticas de igualdad entre hombres y mujeres. Su primer «gesto» ha dado muestras de su idea de la igualdad de hombres y mujeres. Se trata de una rueda de prensa de la que se ha hecho eco El País. En ella los periodistas de género masculino siguieron la rueda de prensa sentados en sillas, pero las periodistas mujeres tuvieron que seguirla sentadas en el suelo, a los pies de los hombres. Juntemos a esto que según Reporteros Sin Fronteras, Irán es uno de los países del mundo con más periodistas encarcelados. ¿violencia cultural?¿Justificación de la violencia estructural? ¿Explicación de la violencia directa? Sobran los comentarios.

2) Podríamos pensar, con esa mentalidad nuestra tan característica, que estas ideas solo ocurren en países «extremistas» o algún otro calificativo despectivo. Sin embargo, El País, de nuevo, nos informa de altercados racistas  provocados por pertenecientes al partido neonazi alemán en protesta por la apertura de centros de atención a inmigrantes y refugiados de conflictos bélicos. una nueva prueba de violencia cultural cuyo resultado final ya tuvo Europa la oportunidad de experimentar en los años 30 y 40. ¿Una cultura racista como justificación de la violencia contra los otros y de la violencia estructural? El ejemplo es efectivamente muy elocuente.

3) Lo mismo hemos conocido de la creciente ola desatada en Rusia que considera que los homosexuales no son gente normal ni debe pertenecer, al parecer, a la sociedad con igualdad de derechos. El último episodio es la noticia de la tramitación parlamentaria de una ley por la que se prohibirá la donación de sangre a homosexuales. Nos informa de ello Público. También aquí las ideas perversas y violentas acaban en actos violentos y en injusticia estructural.

4) También entre nosotros cunde el ejemplo de la burriez de las malas ideas. En concreto nos hemos sorprendido mucho del pensamiento militarista con el que algunos españoles de pura cepa han pedido la solución del conflicto de Gibraltar (que dicho sea de paso es una pura cortina de humo infumable y tóxica) apelando a los más rancios e irracionales valores y a las soluciones enérgicas (incluso con invocaciones al dictador Franco) y militares. Podemos escandalizarnos no sólo de la opinión extravagante de un tal Rocafort en el pornográfico diario La Razón, sino, sobre todo, el de la ristra de comentarios a su malhadada opinión. Nada bueno augura este imaginario militarista para las necesidades de una sociedad desmoralizada y atacada por el mal ejemplo de nuestra cerril oligarquía.

La violencia cultural acampa por doquier y predica el odio, la superioridad, la dominación y la justificación de la violencia como regla social de juego y como verdad última de nuestro género humano, Y lo malo es que, convertida en verdad esta prédica, el salto a la imposición por la fuerza, la dominación o la injusticia es algo absolutamente evidente y aterradoramente inminente.

Nos queda por ello una gran tarea por delante: nada menos que la de desenmascarar esta violencia cultural y desinventar sus mecanismos operativos.

Share

Un crédito extra de 1.000 millones para Defensa (fuera de los Presupuestos Generales del Estado)

Salon+de+Hacienda

Fuente: Atenea Digital

Hay que estar atento al dato. El secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles, uno de los hombres más populares de la jet madrileña, ha manifestado en las conferencias SYMDEX’13 de inicios de julio que el gobierno está esperando el visto bueno del Consejo de Estado para aprobar un nuevo crédito extraordinario de entre 800 y 1.000 millones de euros para pagar parte de los programas de armamentos comprometidos por el Estado con la voraz industria militar.

Como en otras ocasiones, se acudirá a la trampa de los créditos extraordinarios y extrapresupuestarios para que el crédito aparente no formar parte del presupuesto y que siga pareciendo que el gasto militar es menor de lo que nos dicen todos los días las plañideras ministeriales.  Y la cifra no es pequeña.  Si se habían aprobado casi 7.000 millones y ahora, bajo cuerda, se dan 1.000 millones de € más, el aumento es de un 14’3 % del Presupuesto del Ministerio de Defensa.  Además, se sabía que este gasto iba a tener lugar, pero se prefirió, cínicamente, ocultarlo para no aumentar el gasto militar y vendernos el cuento chino de la solidaridad de los militares en esta época de crisis.

Por si la noticia no era lo suficientemente mala, el Secretario de Estado nos ha dado otra más: el enfoque que el Ministerio de Defensa pretende impulsar para nuestra «industria militar» es netamente exportador. Es decir, se pretende que España venda muchas más armas a otros, lo cual es tanto como decir que queremos convertirnos en un factor de desestabilización de los conflictos y en un potenciador del rearme militar para sacar pasta con ello. ¿No es esto una inmoralidad? El dinero no huele, que dijo un emperador romano bastante impresentable, dicho sea de paso.

Y una tercera igual de mala: ISDEFE e INECO, empresas que pertenecen al Ministerio de Defensa, se aprestan a repartirse parte del botín económico de Afganistán, una vez que los ejércitos de la coalición pro-bono han triunfado plenamente en implantar la democracia, el bienestar y la paz allí, y están «interesadas» (menuda manera de llamar a la rapiña) en participar en la gestión y el ordenamiento del espacio aéreo afgano, para lo que el bueno de Argüelles ha estado reuniéndose con el ministro afgano de Transportes para asegurarse el trozo de pastel.

Total, un nuevo ejemplo de la expansión militarista que el Ministerio de Defensa está profundizando en contra de los intereses de la sociedad de aquí (a la que se le recortan derechos y libertades) y de otros lugares (a la que la imponemos nuestros cacharros militares para que se peleen o les obligamos a darnos parte del pastel económico que nos corresponde como botín de guerra).

Share

El mal uso de los terrenos militares y la ocupación de los jornaleros

Movimento+Sem-Terra+%28MST%29+-+Brasil+%28Projeto+retratos%29

Hemos conocido por Público que el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, se ha negado a declarar ante el tribunal por la ocupación de la finca militar que realizaron miembros del Sindicato de Obreros del Campo en verano de 2012 en Osuna, y que además, el Sindicato ocuparía de nuevo este espacio militar, cosa que ha sucedido el 1 de mayo, como se puede ver en el siguiente vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=Tqj5bwq363k

La primera ocupación de la finca fue una verdadera acción directa noviolenta y no la usurpación delictiva de la que pretenden acusar a los más de cincuenta activistas que realizaron ese acto. Sánchez Gordillo no ha declarado ante el juez, aunque ha dicho que no tiene ningún impedimento a declarar cuando llegue el momento.

Al parecer al juez le ha sentado mal la negativa de Sánchez Gordillo, pero no entendemos la razón de tal enfado, pues el no declarar es un derecho legal y un juez ni es un confesor ni, menos aún, un juez de los de antes, cuando declarar era obligatorio y no hacerlo conllevaba otros riesgos.

La finca militar pertenece a la yeguada militar de Écija, es decir, sirve para que paseen las yeguas, mientras los jornaleros no pueden asegurar su seguridad alimentaria. El presidente del Sindicato ha afirmado

«Esta tierra tiene que cumplir una función social de trabajo. El sindicato lo está pidiendo»

Como decimos, el 1 de mayo, más de 200 jornaleros procedieron a ocupar, por segunda vez, estos terrenos militares, de los que han sido echados por la Guardia Civil.

Actualmente los jornaleros se han asentado a las puertas de la finca, donde piensan permanecer hasta lograr entrar de nuevo. Llama la atención que el terreno de las Turquillas se usa en la actualidad para que pasten unas cuantas burras y varios caballos, mientras que su uso agrícola permitirá varios miles de peonadas para los campesinos sin tierra y en paro, lo cual nos hace pensar que puestos a valorar los bienes en conflicto, sin duda la legitimidad de la ocupación aparece muy clara.

Ahora bien, es el momento de dar otro dato más que avala la legitimidad y la oportunidad de ocupar las fincas militares en el actual contexto de crisis y con el nefasto y secular reparto de la tierra. Y es que el ejército, que en realidad ni necesita ni hace cumplir ninguna función social a este tipo de terrenos, utiliza este tipo de fincas para sacar un rédito con el que invertir en armas.

Lo podemos comprobar en la Memoria 2011 (la primera y última que ha publicado) de actividades del Instituto de vivienda, Infraestructura y equipamiento de la Defensa (INVIED) un organismo autónomo del MInisterio de Defensa que se encarga de comercializar y/o enajenar el patrimonio militar para invertir en infraestructuras, equipamiento y armas.

En su página 55 y bajo la rúbrica » ingresos provenientes de las nuevas funciones» dice el INVIED:

Esta actividad, que tiene su origen en los nuevos cometidos asignados al Instituto, constituirá en el futuro otra importante fuente de ingresos, habiéndose materializado ya en el 2011 la concesión demanial a la Empresa Santa Bárbara Sistemas SA sobre instalaciones dependientes del Ministerio de Defensa, por algo más de un millón de euros anualmente; el aprovechamiento de los pastos de la base Militar de Botoa en Badajoz, por un periodo de dos años; el aprovechamiento agrario en el Campo de Tiro e Instrucción en el Monte Jaizquibel, de Pasajes de San Juan (Guipúzcoa) y en la Base Aérea de Zaragoza y el aprovechamiento ganadero en un campo de adiestramiento en Barbate.

Se ve el contraste claramente: Mientras los agricultores no tienen tierras para cultivar  el Ministerio de Defensa, con un patrimonio ingente y que no usa para nada útil y racional, se dedica a hacer negocio con las suyas para conseguir dinero con el que comprar armas.

Es de aplaudir, en estas circunstancias, el arrojo del SUC en poner el dedo en la llaga con los terrenos militares y en denunciar este abuso. Una buena manera de conseguir por medio de la lucha social cambios sustanciales en el uso y reparto de la tierra y en la propia idea de la propiedad privada.

Share

España, séptimo exportador de armas del mundo, vende el triple de lo que compra.

No+hay+descanso

Fuente: Infodefensa

Estamos que lo tiramos.

En la España de la crisis para la sociedad, en riesgo de poner a más de una cuarta parte de la población en situación de riesgo de crisis, con una reducción real de la riqueza considerable, con un deterioro espectacular de la fuerza del trabajo y de los derechos sociales, con unos impuestos regresivos que acentúan la distancia entre ricos y pobres, con el mayor aumento de la tasa de pobreza de Europa, con una de las inversiones sociales más bajas de la Europa de los 27, con una amenaza de fractura social creciente y con unos ricos cada vez más ricos, tenemos una buena noticia: somos el séptimo exportador de armas del mundo, por encima de países que se ufanan de su riqueza y sólo superados por los principales vendedores de armas (que por cierto son algunos de los que tienen derecho de veto en Naciones Unidas, lo cual nos deja muy claro para qué vale el actual orden jurídico internacional).

Vendimos entre 2009 y 2012 más de 4.000 millones de euros en armas. Los vendemos por doquier, a quien sea, como sea. Todo un negocio.  (Negocio, claro, para unos pocos.  Porque para la inmensa mayoría supone más pobreza, guerra y muertos).

Nos dicen los que se dedican a perseguir este negocio inmoral que vendemos tres veces más de lo que compramos en armas (osea, que si seguimos al pie de la letra este asunto deducimos que en este período hemos comprado como poco 1.350  millones de euros al año, mucho más de lo que reflejan los presupuestos generales del Estado, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados las mentiras militares).

¿Qué quiere decir todo esto?

  1. Que España ha apostado por fortalecer una industria milita exportadora y agresiva tanto para dotarse de armas propias como para mantener la viabilidad de las industrias militares, las cuales, sin esta apuesta, son altamente deficitarias e ineficientes
  2. Que mantenemos una industria militar pujante y directamente implicada en el aumento de los conflictos en el mundo. De hecho nuestra baza en política internacional es, principalmente, nuestra venta de armas y nuestras exageradas intervenciones militares en el exterior.
  3. No mantenemos una cuota de mercado similar (3% del mercado mundial) en ningún otro elemento de nuestra industria.
  4. Que nuestro gasto en armas es desmesurado, incontrolado y oculto.
  5.  Que a pesar de las cuantiosas subvenciones públicas a las industrias militares, los réditos de éstas son privados, caen en manos de nuestros bancos «financiadores» de los programas militares y de los pocos dueños de las industrias militares, pero no redundan en la sociedad.
  6. Que, además, si miramos quiénes son los dueños finales de nuestras industrias militares y del capital y accionariado de nuestros bancos, resulta que todo este cúmulo de riqueza y poder pertenece a las muy pocas corporaciones mundiales que ostentan el poder mundial e imponen reglas de juego injustas y violentas al planeta.
  7. Que esta industria mortífera no sólo genera muerte en el exterior, sino que condena al monocultivo militar y a un desarrollo inmoral a varias regiones del territorio de la península (Ferrol, Cádiz, Sevilla, Getafe, Torrejón de Ardoz, etc.) que dependen de esta política de venta de armas para mantener la empleabilidad.
  8. Que, como potencia vendedora de armas, somos el enemigo para múltiples pueblos, lo que nos mete en una espiral inmoral.
  9. Que, dada la política de puertas giratorias entre los cargos públicos y las industrias del complejo militar industrial, esta política inmoral, insensata y lucrativa para unos pocos, se hace de espaldas a los intereses de la mayoría.

Son muchas razones que nos avergüenzan y que nos impulsan a proponer acciones para boicotear este negocio inmoral:

  • Con la objeción a los impuestos militares
  • Con el boicot y sabotaje a los intereses de las industrias militares y a los intereses de los bancos que los financian
  • Con la promoción de la objeción laboral a las industrias militares y a sus negocios
  • Con la lucha por la reconversión de las industrias militares a fines socialmente útiles
  • Con la denuncia del secretismo del gasto en armas
  • Con el llamamiento a la banca ética y a negar nuestra colaboración personal a los bancos que financian programas de armamentos
  • Con la denuncia de las negociaciones y contratos de armas
  • Con el boicot a las ferias de armas y exaltaciones similares en nuestras ciudades
  • Con la apuesta por promover alternativas de consumo, organización y desarrollo humano en las zonas depredadas por el militarismo y las industrias militares
  • Con la llamada a la coherencia de organizaciones y sindicatos en torno a esta inmoralidad de venta de armas
  • Con el trabajo de coordinación de las acciones antimilitaristas, ecologistas, sindicales y sociales para luchar contra este engendro.
  • Con la promoción de la toma de conciencia y sensibilización de la gente en torno a estos problemas sospechosamente ocultados de las agendas mediáticas, sociales y políticas.
Share

El PSOE pide la comparecencia de Morenés para preguntarle por qué no hace lo que no hicieron ellos

Fuente:  eleconomista.es

Cuando el PP está en la oposición pide al PSOE que hagan lo que ellos no hicieron.  En justa reciprocidad, el PSOE, cuando está en la oposición, le devuelve la jugada y ahora les pide que hagan lo que ellos no hicieron cuando gobernaban.

Es un triste juego de palabras pero más triste es aún la realidad que entre ambos partidos institucionales mantienen en el tema de la Defensa:  cuando gobiernan los dos hacen casi lo mismo y cuando son oposición son creativos para olvidarlo en el momento de acceder de nuevo al poder.

Entre unos y otros, la casa de la Defensa sin barrer.

Ahora el PSOE le pide al PP que comparezcan Morenés y el Secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles, para informar sobre:

  • Malí, Afganistán y Líbano.  Han tenido mucho cuidado al pedir la comparecencia después de que ya hemos intervenido en el conflicto africano y no antes.
  • La ejecución del presupuesto de 2012.
  • Qué planes tiene el Gobierno para prever de antemano «una asignación razonable» para las operaciones militares en el extranjero que ya estén programadas, sin perjuicio de que las que haya que improvisar se asignen a los tradicionales «créditos ampliables».
  • Qué piensa hacer el Gobierno para corregir la «anomalía» de que el 76% del presupuesto de Defensa se vaya en gastos de personal, cuando en los países de nuestro entorno se mantiene en una proporción más equilibrada de alrededor del 50%.
  • Si el Gobierno piensa volver a recurrir a un crédito extraordinario como el que se aprobó por real-decreto en septiembre para ir devolviendo a la industria militar la deuda pendiente causada por los programas especiales de armamento (cuyo pago no está previsto en los presupuestos a pesar de que se sabía que la opción política del gobierno era realizarlo)

¿Y por qué no lo hizo en los 8 años de gobierno el PSOE?  ¿Y por qué no lo hará el PP en los años de gobierno que le quedan, si es que duran?

Pues porque ambos pertenecen, con todo el cinismo del mundo al partido tácito del militarismo español y lo tienen todo atado bajo cuerda.

A esto en otros lugares del mundo lo llamarían manipulación, o trampa, o chalaneo, o algo por el estilo. Pero aquí vale con no llamarlo de ningún modo y con hacer como que no hacen. Total, nadie dice nada y la oposición que en tantas materias se dice alternativa también hace como que tampoco hace.

 

Share

España mandará el «Esperanza del Mar» para contribuir a la misión militar francesa en Malí

 

out+of+Africa

 Fuente: DW

El MInistro de Asuntos Exteriores de España ha dado a conocer que España va a contribuir a la operación militar de Francia en Malí con el buque de salvamento marítimo «Esperanza del Mar», que se acercará  a las costas de Senegal para recibir y curar a los militares y civiles heridos en el conflicto de Mali.

El «Esperanza del Mar» es un hospital flotante que pertenece al Instituto Social de la Marina (Ministerio de Empleo y Seguridad Social) y que hasta ahora se empleaba para asistencia hospitalaria a los marineros españoles que faenan en distintas aguas.

Seguramente se pretende poniendo en aguas de Senegal este hospital dar un cierto tinte humanitario que encubra el colaboracionismo español con la intervención militar francesa, pero no cuela.

El planteamiento del buque es dar cobertura hospitalaria, principalmente, a los soldados heridos en esta guerra y mas concretamente, a los heridos de nuestro bando. Una mera visión de dónde está desplegado el ejército prooccidental y dónde queda la costa de Senegal, en manos de quién están las comunicaciones hasta esta costa, etc. nos despejará cualquier atisbo de duda.

Ya existen evidencias de ejecuciones y de desapariciones y asesinatos de combatientes del otro bando (por ejemplo las que ha efectuado Amnistía Internacional) que no auguran un uso independiente ni humanitario de este buque hospital.

¿Debemos entender la aportación del buque como aportación humanitaria o como parte del colaboracionismo (en este caso en apoyo hospitalario) a la guerra emprendida?¿Es el Ministerio de Trabajo el adecuado para esta acción? Y si es así, ¿no sería más justo apoyar a las organizaciones sociales que operan en la zona desde la lucha contra la pobreza, por la consecución de los Objetivos del Milenio, en la denuncia e investigación de los crímenes de guerra y de las violaciones de derechos humanos, en la protección a los refugiados, en el apoyo a las organizaciones de desertores y de lucha contra la guerra?¿No sería igualmente importante realizar una acción diplomática y política con las aspiraciones autonomistas de los tuaregs del Norte en vez de apoyar el refuerzo de un dictador militar? ¿No sería más adecuado investigar, precisamente para que no vuelva a pasar, la responsabilidad de quienes suministraron armas a uno y otro bando, incluyendo las armas que se trajeron de Libia? ¿No debería pedirse responsabilidad a Francia y otros países por el empobrecimiento y la violencia estructural del Sahel?, ¿o promover un desarrollo humano y sostenible de la zona como mejor instrumento para luchar contra la radicalización y violencia del conflicto? ¿No es más adecuado, desde ya, emprender políticas de cooperación y de desarrollo de las sociedades del Norte de África como mejor estrategia para evitar la desestabilización de esta región?

Hoy es necesaria una intervención en el Sahel, pero no en la linea de la intervención armada, sino de disminución de la violencia estructural y cultural de la región y de cooperación al desarrollo y en la lucha por la consecución de los Objetivos el Milenio, no en la de agudizar los conflictos con nuevas guerras.

Mucho nos tememos que la intervenciön que desde el aparato mediático y propagandístico se pretende llevar a cabo, mediante la militarización e intervención mililtar va en el sentido opuesto a lo que se necesita y no hará sino agudizar y polarizar más el conflicto.

Share

Artículos

Enlazamos algunos de los artículos que hemos publicado y os pueden interesar:

  1. Sobre los conceptos de violencia directa, estructural y cultural.
  2. Informe sobre la reforma del Servicio Militar.  Análisis crítico desde la perspectiva antimilitarista.
  3. Gasto Militar 2013:  no hay crisis para lo militar.  También en el periódico semana Es Hora.
  4. Zp, ese pacifista.
  5. Los intereses de sus señorías.
  6. Propuestas de líneas de acción noviolentas ante el conflictos libio.
  7. Análisis noviolenta de la intervención en Libia.
  8. 9 aspectos a valorar en los programas electorales de 2011 en materia de defensa.  También en Nueva Tribuna.
  9. La burbuja financiera militar.  También en Nueva Tribuna.
  10. La violencia cultural en el confllicto Irak-USA.
  11. Los conflictos internacionales desde la perspectiva noviolenta.
  12. A vueltas y revueltas con el poder (I) y (II), publicado en el periódico semanal Es Hora.
  13. Análisis contra la guerra después del 11-S.
  14. Análisis de la Directiva de Defensa Nacional 2011.  O, también, en la revista digital Nueva Tribuna (I) y (II).
  15. Gasto Militar 2012.
  16. El crack militar.
  17. Contra los bonos de guerra españoles.  En Nueva Tribuna.
  18. Gasto militar oculto y presupuestos generales del estado 2012.  En Nueva Tribuna.
  19. Morenés, ¿ministro al servicio de la industria militar?
  20. ¿Una agencia de armamentos para ocultar el crack militar?
  21. El botín militar de Colombia.
  22. ¿De qué nos defienden los ejércitos?  12 razones, al menos, para desconfiar de la Defensa Militar, en Es Hora.
  23. La desobediencia civil, el SAT y el 15-M, en Es Hora.
  24. ¿Pertenece España a los militares?  El patrimonio y los negocios de los ejércitos, en Es Hora.
  25. ¿Cuánto nos cuestan las guerras?  En Es Hora.
  26. Las misiones de paz generan conflictos.  En Es Hora.
  27. La desobediencia civil en las luchas sociales actuales, en Es Hora.
  28. Los Programas Especiales de Armamento (PEAS) son el enemigo, en Es Hora.
  29. El reto de desmilitarizar la idea de seguridad, en Es Hora.
  30. El despilfarro militar en época de crisis, en Es Hora.
  31. Aproximaciones al concepto de transarme para una defensa alternativa.  En la Revista de Ecologistas en Acción.
  32. Modelos de Defensa y Alternativas Noviolentas.  Revista Mambrú.
  33. Cuando teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas.  Revista Mambrú.
  34. Militarismo y globalización.
  35. Ecologismo y pacifismo.  En la Revista de Ecologistas en Acción.
Share

El patrimonio de los mandamanses

TERRIBLE+PARRILLADA+ARGENTINA

El BOE del jueves 13 de septiembre publicita los ingresos que han obtenido en el año 2011 los anteriores y actuales altos cargos y miembros del gobierno.

La primera impresión que nos provoca esto es que ser miembro del gobierno o «ministeriable» es un buen negocio. Los susodichos altos cargos se cooptan entre los ricos y, si vamos un poco más allá, entre élites que pertenecen a buenas familias, tienen muy buenos estudios, se codean con gente que huele a perfumes sofisticados y tiene preocupaciones poco mundanas, como salvarnos de la indolencia y de la desgracia de pobretones.

La segunda cuestión es que, cuando los ministros y ministriles declaran, le ponen mucha humildad a sus declaraciones para que no vaya a pensarse que queren fardar más de la cuenta.

Así, ZP, ex-presidente, declara que tiene un patrimonio por bienes inmuebles de unos 15.ooo euros (aunque señala que se trata del valor catastral del inmueble y no del valos real, lo cual ya era de sospechar) y el ex-vicepresidente Rubalcaba que el valor catastral de sus inmuebles es de solo 112.918 euros (aunque declara que tiene otros bienes además por más de un millón cien mil euros. Estas cantidades no son nada comparadas con los 425.555 euros de patrimonio (catastral, de nuevo para no sonrojar a nadie) del ex-registrador de Santa Pola y los 835.000 euros de patrimonio de otro tipo (¿acciones, fondos de inversión de los que especulan contra España?…) y la falta de pasivo (debe pagarlo todo al contado), o los 160.735 de inmuebles de Doña Soraya, la hija del militar Saez de Santa María, y los 145.347 euros de otro tipo de bienes.

En cuanto al ministerio de Defensa, al parecer es un lugar donde hay que entrar con posibles. Y así, doña Carme Chacón declaró un patrimonio inmobilirio de 406.131 euros (valor catastral y no real) y otro bienes por importe de 15.826 euros, mientras que el actual ministro, Don Morenés, declara un patrimonio innmobiliario de 281.920 euros y otros bienes por importe de 790.199 euros, así como que no tiene deudas. Por su parte, el anterior secretario de estado Don Constantino Méndez declaró un patrimonio pequeño, de solo 163.837,5 euros y el actual secretario, Pedro Arguelles, un patrimonio no inmobiliario de nada menos que 18 millones de euros.

Para completar un poco el cuadro, digamos que la ex-miistra de defensa, Carme Chacón, en realidad tiene tres viviendas, una en Girona, otra en Barcelona y otra en Almería, su patria chica según pudimos saber en su pre-presentación a las primarias fallidas del PSOE, y que además, se calzaba en conceto de ingresos mensuales en su etapa de ministra cerca de cuatro mil pavos de velón y ahora, la pobre, sólo tiene el sueldo de diputada monda y lironda (suponemos que con sus dietas) y lo que gane dando charlas y tertulias eventualmente.  Su enemiga política doña Soraya, no ha contado que el año pasado ganaba más de 51000 pavos como portavoz del pepé y que además la pagaban otros 1771,25 de trienios como abogada del estado, así como que ingresa al año otroa 12.100 euros por alquiler de viviendas, que tiene dos casas y depósitos en cuentas bancarias de casi 100.000 euros.

Podríamos seguir con los demás, pero no merece la pena. si alguien tiene curiosidad puede consultar en la página del congreso de los dputados, donde se cuelgan las declarciones de los diputados, y sorprenderse un rato.

Volvamos a lo nuestro:

Los ministros de defensa son gentes bien situadas. En realidad los ministriles son gentes bien situadas y pertencen a eso que alguien ha calificado como clase extractiva (otros dicen que no hay pan para tanto chorizo que viene a ser lo mismo pero en «científico»).

Si a ello sumamos que la mayoría de los altos cargos ministeriales de defensa o proceden de las industrias militares (caso del actual seecretario de estado y del mismo ministro), o acaban siendo coptados por éstas para sus fines, tenemos una muy clara idea de lo que es en sí el ministerio extractivo de defensa, que nos ha llevado a la ruina.

Y, por último, una pregunta: ¿Y estos tipos son los que, con cara compunjida, nos dicen a los demás que hay que apretarse el cinturón?. Vivir para ver.

Share

Los programas especiales de armamento (PEAS) son el enemigo.

Free+Money+Collection+in+Cash

Fuente: Publicado por Utopía Contagiosa en el periódico semanal «es hora»

1.-  La lectura económica.

1.1.- ¿ Qué son los Programas Especiales de Armamento (PEAS)?.

Los Programas Especiales de Armamento (PEAS) tienen varias características comunes que los diferencian de los demás programas de adquisición de armamentos que España ha desarrollado hasta el momento:Están prefinanciados  (es decir, su pago es prácticamente por anticipado) totalmente por créditos del Ministerio de Industria a los fabricantes de armas.

  1. La prefinanciación se hace de manera privilegiada, a interés cero, lo que no ocurre con otro tipo de industrias.
  2. Pretenden conseguir que la industria del armamento española de un salto tecnológico de calidad que la haga autónoma de las industrias extranjeras
  3. Buscan conseguir, también, la soberanía plena de España en materia armamentística.
  4. Necesita impulsar la exportación de armas a otros países y compradores como única vía solvente de financiar una industria armamentística y unas capacidades militares españolas punteras pero excesivamente caras en su producción.
  5. Pretenden conseguir que los ejércitos españoles den un salto tecnológico de calidad que nos lleve a estar en la cúspide de los países más militarizados a nivel mundial (por ejemplo, la Armada española es la séptima potencia mundial, después de Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Francia, China y Japón).
  6. Presentan largos o larguísimos periodos de definición y ejecución.
  7. Tienen un volumen de gasto desorbitado comparado con cualquier otro programa de armamento español o de inversión tecnológica hasta la fecha.
  8. La mayor parte de estos armamentos tienen la particularidad de que no son defensivos sino que tienen una funcionalidad de ataque.  Por ello promueven que España sea considerado internacionalmente como un país agresor. Read more
Share
:)
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed