Search results for fronteras avanzadas

La prioridad de Morenés es la guerra

Rueda+de+prensa+del+Ministro+de+Defensa+Xavier+Ponce%2C+junto+al+Comando+Conjunto.

Juan de Dios RUANO

Fuente: El adelantado

Ojito con la deriva militarista y guerrera que está tomando la política del Ministerio de Defensa español (por cierto en consonancia con las prioridades de la OTAN).

En recientes declaraciones del Ministro de Defensa español, la lucha contra el Estado Islámico es para el MInisterio de Defensa

una prioridad tan importante como la cooperación internacional”

Exagera el Ministro porque mientras los presupuestos militares más el gasto militar oculto se acercan, según hemos denunciado recientemente, los 24.500 millones de euros, la ayuda al desarrollo española es insignificante, pues si tenemos en cuenta todo el presupuesto de la Agencia española de Cooperación y Desarrollo (AECID); ésta queda con una asignación presupuestaria de 252,75 millones de euros, lo que incluye tanto ayudas al desarrollo como la propia estructura y burocracia de la Agencia.

Realmente, a la vista de las cifras, la lucha militar está muy por encima de la ayuda al desarrollo:  pareciera como si el Ministerio entendiera que la mejor manera de ayudar a un planeta mejor sea trufar de guerras y soldados el planeta.

Y así, siguiendo el discurso de Morenés, se reafirma la opción preferente de los halcones del PP.  Para el Ministro y su grupo de opinión España tiene ahora que

hacer dos cosas: una, prevenir con alerta y con información y toda la intensidad de seguridad que haga falta, y otra, luchar contra el terrorismo islamista para evitar que llegue a España”

Para Morenés, la sola idea de que los conflictos se pueden abordar de forma diferente es mera entelequia. Tal vez por eso sus presupuestos militares se han elaborado de manera que dejan todo atado y bien atado para que salga quien salga en los próximos comicios, se vea obligado a seguir la senda guerrerista trazada. Dice el Ministro al respecto

Esa idea de que es mejor no mirar el problema y así no nos enteramos de que existe es una irresponsabilidad absoluta y este gobierno, como otros serios y responsables, va a hacer frente a la amenaza terrorista allí donde comienza, donde se expande y donde, Dios quiera que no, pudiera atacar en España.

Dentro de esta lógica de guerra, junto con el despliegue actual de tropas y la doctrina de fronteras avanzadas,

España tiene “preparados buques para enviar a Libia en 48 horas. Depende del Gobierno italiano y de la Unión Europea”…

y

mientras la OTAN no diga otra cosa, España no saldrá de Turquía y de la península de Anatolia y que las tropas españolas dejarán Herat pero no Afganistán. Seguiremos cooperando en Kabul, porque el Gobierno afgano nos necesita todavía

Anuncia Morenés intervencionismo militar de carácter «preventivo», una manera de poner el carro antes que los bueyes y que lo que nos asegurará es un sinfín de pueblos con el sentimiento de que somos parte de su problema, no de las soluciones.

Pero va más allá: en su comprensión del «conflicto» aparece una quintacolumna interna, un enemigo interno al que combatir que rezuma de un macartismo impresionante. Para él, el enemigo islamista :

“Tienen múltiples facetas y espacios donde se mueven: desde el puro espacio de los enfrentamientos de armamento regular, el ciberespacio, la propaganda de todo tipo, la enseñanza de la violencia en determinados centros de formación, la penetración de instituciones en nuestros países”

— se trata de una amenaza variopinta difícil de identificar y que utiliza todos los elementos de desestabilización que un sistema de libertades, si no se respeta el Estado de Derecho, da a quienes están dispuestos a conculcarlo”

Nuestro sistema, nuestra democracia, está en riesgo de ser atacada por quienes no creen en ella o consideran que su sistema de valores y de vida tiene que ser impuesto por la violencia, como estamos viendo estos días. La primera responsabilidad de un Gobierno es asegurar la seguridad interior y exterior y el bienestar de sus ciudadanos utilizando, si llegase el caso, todos los medios que el Estado de Derecho da al Gobierno, entre ellos el uso de la violencia legítima

Morenés es una fatalidad. Lo grave es que parece que este pensamiento no es sólo cosa del Ministro y no se oyen voces alertando de la escalada militarista que se nos avecina.

Share

IU pide explicaciones sobre Morón a Mogherini

Imagen del Ejército del Aire de España

Fuente:  Europapress.

Izquierda Unida, a través de su eurodiputado Javier Couso, ha interpelado a Federica Mogherini, Alta Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, sobre la base estadounidense de Morón, donde los yankis tienen una de sus centros de la Fuerza de Reacción del Cuerpo de Marines.

Couso quiere que Mogherini se pronuncie sobre

  • la negociación que Rajoy ha hecho con USA,
  • el sentido estratégico que puede tener para la UE la proliferación de bases USA en Europa,
  • cuáles son las amenazas de las que nos defiende la base de Morón,

Couso acaba preguntando si no sería mejor para la seguridad europea hacer todo lo contrario y defender la soberanía y los intereses de Europa, que no siempre son los de Estados Unidos.

Nos esperanza la noticia.  Ya era hora de que algo se moviese en el Parlamento Europeo en las cuestiones del militarismo.

Pero no es sólo por la base de Morón por lo que habría que preguntar, merecería la pena hacerlo también sobre la política de «fronteras avanzadas» que practican España y la U.E., sobre la protección a la industria militar que practican ambos, sobre el intervencionismo en el que cooperan, …

Loable iniciativa, que esperamos sea complementada con muchas otras.

Share

101 propuestas pacifistas para los programas electorales

Imagen de Portaldelsur.es

Va llegando el momento de proponer, escuchar, debatir y decidir qué propuestas van a llevar los partidos políticos a los ciudadanos.  ¿También en materia de Defensa?.

Suponemos que, como siempre, serán muy pocos los partidos que tengan un verdadero interés por consultar a las ongs sobre sus respectivos campos de trabajo.  Sin embargo, quizá las izquierdas IU, PODEMOS, EQUO, …, tengan a bien detenerse a analizar las siguientes 101 propuestas en política de Defensa.

Son 101.  Son muchas.  Lo cual quiere decir que hay mucha tela que cortar en este asunto.  Sobre todo, teniendo en cuenta que normalmente es un tema que no se suele debatir mucho, ni con mucha profundidad.  De la misma manera, son una referencia importante los 17 epígrafes que proponemos y que marcan los 17 aspectos sobre los que deberían debatir los partidos políticos y los ciudadanos y que, hastala fecha, pasan desapercibidos entre genralidades y brindis al sol.

Que sean 101 propuestas no significa que sean todas las que se podrían realizar en Defensa.

Esperamos que sean útiles y que se debatan.  Por nuestra parte, estamos dispuestos a ambas cosas con quien lo solicite.

Al final, hay una pequeña bibliografía, que pensamos que puede ser de ayuda.

 

101 PROPUESTAS ELECTORALES EN  POLíTICA DE DEFENSA

1.-  Objetivos de la Defensa.

1.1.  Transarme.  El objetivo fundamental de esta propuesta es iniciar un proceso de transarme (doble política consistente en, por un lado promover la desmilitarización progresiva de la defensa, y, por otro, promover una política defensiva noviolenta) que tiene como objetivo a largo plazo desmilitarizar por completo la política de seguridad y enfocarla a la segridad humana..

1.2.  Diseñar un mecanismo participativo socialmente de evaluación anual de las necesidades de la Defensa y adecuar con él el proceso de transarme.

1.3.  Establecer una Secretaría de Estado de Transarme y otra de Defensa Noviolenta en el Ministerio de Defensa.

 

2.- Democratizar el planeamiento de la defensa

2.1. Democratizar la elaboración de la Directiva de Defensa Nacional (DDN)

2.2. Información y control parlamentario de todos los pasos del planeamiento de la Defensa.

2.3. Fomentar la participación social en el planeamiento de la Defensa y en el Consejo Nacional de la Defensa

2.4. Debate y formación social sobre la seguridad humana como alternativa a la defensa militar.

2.5.-  Debate social sobre de qué nos tenemos que defender y cómo.

 

3.- Economía de la Defensa.

3.1. Someter a un estricto control los Presupuestos Generales del Estado en materia de Defensa:

  • Cuantificando todo el gasto militar disperso en diversos ministerios y organismos autónomos.  Luego unificándolo en los presupuestos del Ministerio de Defensa.
  • Sometiendo a criterios civiles normalizados todo el presupuesto militar, sus contratos, su gestión y su auditoría.
  • Auditoría ciudadana del gasto militar, la política de inversiones, compras y contratos.
  • Congelando los Programas Especiales de Armamento y auditando la deuda que generan.  Luego reducirlos.
  • Desinversión militar del Estado en empresas militares
  • Reforma legislativa para que el gasto militar y los organismos militares tributen en los tributos locales, autonómicos y estatales oportunos y para el pago de las tasas que correspondan.
  • Fomento de modalidades ciudadanas de fiscalización de la economía de la Defensa, asícomo de la Objeción Fiscal y laboral.

3.2. Liquidación del Gasto Militar:

  • Transparencia del Gasto Militar en las liquidaciones.
  • Utilización del criterio OTAN para la cuantificación del Gasto militar efectivo
  • La IGAE debe establecer recomendaciones para la correcta imputación y transparencia del Gasto Militar.
  • Prohibición por ley de aumentar las partidas militares por medio de créditos extrapresupuestarios o de acceso al Fondo de Contingencia.

3.3. Cuantificar, publicitar y establecer alternativas a la deuda militar generada hasta la fecha

3.4. Reducción del Gasto Militar real en un 30% del actual.

3.5. Reconversión mediante transferencias del Gasto Militar reducido hacia Gasto Social prioritario

3.6.  Promover que el Estado no contrate con Banca no Ética que dedique inversiones a lo militar.

3.7.  Habilitar una partida presupuestaria para educación por la paz a nivel estatal, de comunidades autónomas y de ayuntamientos.

 

4.-  Acabar con el despilfarro militar.

(Por ejemplo, las siguientes medidas, no es exhaustivo):

4.1.  Supresión de la Guardia Real.

4.2.  Supresión de la Patrulla Aspa, la Patrulla Águila y Patrulla Acrobática de Paracaidismo.

4.3. Supresión de las subvenciones para vuelos y apartamentos de vacaciones de militares.

4.4.  Suprimir las subvenciones para la peregrinación a Lourdes de militares.

4.5.  Suprimir las campañas de publicidad de las Fuerzas Armadas.

4.6.  Suprimir los campeonatos militares de tiro y otras pruebas de competición.

 

5.- Efectivos:

5.1. Rebajar los efectivos militares a 65.000 efectivos, cantidad operativa en la actualidad según el M. de Defensa

5.2. Reducción de Altos mandos hasta una ratio de 1/10

5.3.  Reducción de cupos de admisión en las Academias Militares para oficiales y suboficiales.

5.4. Generación de planes de reconversión de empleos militares e incentivos a actividades socialmente útiles.

5.5.  Garantizar un nivel asistencial, de provisión social (jubilaciones, etc..) e inclusión suficiente para las personas dependientes de forma directa en la actualidad del sistema de defensa militar (jubilados, familiares con derechos de prestaciones, etc.) para evitar que actúen en contra del proceso y para respetar sus derechos como ciudadanos.

5.6.  Desmilitarización de la Guardia Civil.

 

6.- Defensa y política exterior

6.1. Cese del intervencionismo militar

6.2. Salida de la OTAN

6.3.- Denuncia de los acuerdos militares vigentes con EE.UU y de los acuerdos relativos a las bases americanas en territorio español.

6.4.- Cancelación de todas las intervenciones y planes relativos a las fronteras avanzadas

6.5.- Reconversión de todas las partidas y actuaciones destinadas a organismos internacionales militares y a cooperación militar hacia la consecución de los Objetivos del Milenio y a programas de cooperación destinados a tal fin.

6.6.- Fomentar la política de Seguridad Humana en la UE y en los diversos foros internacionales en que se participa.

6.7.- Desmilitarizar el enfoque militarizado de la política migratoria y de refugio y asilo.

6.8.- Promover programas de alto el fuego y desmilitarización en lugares en conflicto.

6.9.- Financiar y desarrollar políticas de acogida de refugiados y desertores de las guerras.

6.10. Cancelar la presencia española en los foros militares e instrumentos destinados a la Política militar de la UE

6.11.  Promover el cierre de la Agencia Europea del Armamento.

6.12.  Promover la desmilitarización de la PESC.

6.13.  Promover la reconversión de la industria militar europea.

6.14.  Imponer impuestos por la paz a las industrias armamentísticas europeas hasta su reconversión.

6.15.  Progresiva reducción de los cuerpos de intervención rápida europeos.

 

7.-  Defensa e industria

7.1.- Normativa estricta sobre incompatibilidades para prohibir las puertas giratorias en materia militar-industrial

7.2.- Desincentivar el comercio de armas mediante una normativa restrictiva que impida que España se convierta en una potencia exportadora de armamentos y que se promueva o fomente la guerra y el uso de armas a escala mundial

7.3.- Renegociar a la baja los Programas Especiales de Armamentos comprometidos (PEAS I)

7.4.- Cancelar definitivamente todos los programas y propuestas de PEAS II

7.5. Incentivar mediante estímulos económicos y prohibiciones legales la reconversión de la industria militar hacia necesidades y oportunidades civiles y socialmente útiles.

7.6. Prohibir la subvención pública de la industria militar.

7.7. Desmantelar el polo militar industrial y reorientar sus empresas y capacidades hacia otros sectores, principalmente encaminados a la economía social y verde.

7.8.  Desmilitarizar la I+D+i nacional.

7.9.  Promover la desmilitarización de todas las empresas en las que participa la SEPI.

7.10.  Prohibir el uso militar de drones y robots.

7.11.  Invertir en economía social y ecológica sostenible en las zonas dependientes del monocultivo militar.

 

8.- Militarismo y territorio

8.1. Catalogar todos los bienes inmuebles pertenecientes o adscritos a la Defensa o Guardia Civil.

8.2. Plan de reconversión de propiedades militares a usos civiles

8.3. Establecer un Plan de Choque para poner a disposición de políticas sociales de vivienda los inmuebles militares.

8.4. Revisar la legislación vigente sobre zonas de interés para la defensa y supeditar éste a los intereses sociales.

8.5. Suprimir el INVIED y crear una Agencia civil encargada de enajenar o revertir a usos civiles el patrimonio militar excedente.

8.6. Suprimir los campos y polígonos militares de entrenamiento.

8.7. Desmilitarización de los Espacios Naturales:  transferir los espacios naturales en propiedad del Ministerio de Defensa a organismos civiles de gestión de la Red Natura.

 

9.  Organismos Autónomos Militares

9.1.  Auditar los Organismos Autónomos Militares.

9.2.- Transferir sus competencias e infraestructuras a organismos civiles.

9.3. Desmantelar los complejos más indeseables, como el Instituto Tecnológico de La Marañosa.

 

10.  Ciberdefensa.

10.1.-  Suprimir el Mando Conjunto de Ciberdefensa y todas las actuaciones de este tipo.

 

11.  Cultura de la Defensa.

11.1.  Suprimir todas las fiestas militares y la militarización de las fiestas y simbologías civiles.

11.2.-  Fomentar la educación para la paz y el abordaje noviolento de los conflictos en los planes de estudio.

11.3.  No subvencionar centros de estudios o think tank militaristas.

11.4.  Promover la resolución noviolenta de conflictos a todos los niveles sociales.

11.5.  Estimular la cultura de paz mediante el impulso de centros de estudios específicos y el apoyo a los movimientos sociales y noviolentos.

11.6. Fomentar la difusión de la seguridad humana y las alternativas noviolentas.

 

12.  Un Estado dentro del Estado

12.1. Desmilitarizar la Unidad Militar de Emergencias.  Reconversión de efectivos y materiales a otros ministerios

12.2.  Suprimir la sanidad militar y transferir todas las prestaciones sanitarias al sistema nacional de salud ordinario.

12.3.  Transferir al Ministerio de Sanidad la Farmacia Militar.

12.4.  Suprimir todas las prestaciones asistenciales y sociales militares y asimilar a los militares y sus familiares al resto de ciudadanos.

12.5.  Transferir ISFAS al sistema de seguridad social ordinario

12.6.  Suprimir la Justicia Militar y la legislación especial militar

12.7.  Suprimir los Centros Universitarios de la Defensa.

12.8.  Transferir el SEPRONA, con su personal e infraestructuras, al Ministerio de Medio Ambiente.

12.9.  Reconvertir a uso civil las piscinas y centros deportivos militares.

12.10.  Transferir a uso civil todo el equipamiento cultural (museos, castillos, …) de Defensa.

 

13.  Comisión de Defensa y Parlamento

13.1. Dotar a la Comisión de Defensa de verdaderas capacidades de participación, propuesta y control de la política de defensa.

13.2. Establecer un plan anual de trabajo de control para dicha Comisión.

13.3.  Establecer un calendario de informaciones del Ministerio de Defensa a la Comisión de Defensa sobre cada uno de los capítulos de su política militar y de la política noviolenta.

 

14.  Consejo de Defensa Nacional.

14.1.-  Modificar la composición del Consejo de Defensa Nacional quitando el peso actual de los ministerios de interior y defensa e incorporando sectores sociales pluralistas que puedan contribuir a la consecución de los Objetivos del Milenio.

14.2.-  Modificación de todos los órganos consultivos y asesores en materia de defensa para hacer participar a la sociedad civil.

 

15.  Militarismo y Medio Ambiente.

15.1.  Calcular la huella ecológica de la Defensa.

15.2.  Promover planes para disminuir su huella ecológica.

15.3.  Promover en países de nuestro entorno intercambiar ayuda en Seguridad ecológica y obtención de los Objetivos del Milenio por reducción de armamento.

15.4.  Promover en la Unión Europea el establecimiento de impuestos ecológicos contra el cambio climático debido a los ejércitos.

 

16.  Desmilitarizar la Casa del Rey.

16.1. Suprimir todos los cuerpos militares de la Casa del Rey.

 

17.  Suprimir el Centro Nacional de Inteligencia.

17.1.   Suprimir el CNI

17.2   Reconvertir sus instalaciones y personal a sectores socialmente útiles.

 

Bibliografía recomendada:

 

 

 

 

 

 

 

Share

La agresiva presencia militar española en Mali

M%C3%ADtin+Mariano+Rajoy

Por thierry ehrmann

Fuente: Cuatro

Con el boato preelectoral imaginable y el populismo rancio y casposo de la derecha de siempre, los medios de comunicación han publicitado el viaje de Rajoy, Presidente de gobierno y Morenés, su ministro de la guerra, a «visitar nuestras tropas» a Mali y Senegal.

Hay varios aspectos de los que la información preelectoral no dan cuenta pero nosotros no queremos pasar desapercibidos:

Uno, poner el énfasis no tanto en la paternal visita de un presidente a sus soldaditos desplegados por acá y por acullá y los buenos deseos, trufados de tópicos burdos, sobre lo que les echan de menos los españoles (tópicos además cargados de una falsedad nunca bien explicada), sino en preguntarnos para qué tenemos ese despliegue militar rampante.

Si atendemos a la propaganda del Presidente Rajoy, en Mali está España por su gran generosidad de país proderechoshumanos (a pesar de los recortes de los mismos promovidos por el gobierno del rajoinato o la salida de España de la órbita de países que perseguían el genocidio). Lo explica otra noticia de Cadena Ser que recoge declaraciones del Presidente de Gobierno

Vivimos momentos difíciles, aquí estamos para ayudar al pueblo de Malí para que se llegue a una serie de acuerdos, los mayores enemigos de la humanidad son los que disponen de la vida de los demás a su antojo. Se han librado muchas batallas, el enemigo hoy es el terrorismo, piensen como piensen y sean como sean. Estamos defendiendo la seguridad y los derechos de todos los españoles

Pero dice la noticia de Cuatro que los objetivos de esta guerra en la que estamos son

La EUTM Malí tiene como objetivos frenar el avance del yihadismo en la zona, formar a los militares malienses y dotar al país africano de un ejército capaz de enfrentar a Al Qaeda en el Magreb.

Es decir, dos objetivos diferentes. Uno, combatir a Yihadismo en la zona. Y dos, formar en Mali un ejército capaz de enfrentar a Al Queda en el Magreb.

En cuanto a la primera, nos sitúa en una operación de guerra contra un enemigo definido y demonizado pero ceñido a un territorio: el avance de éste sobre parte de Mali. La segunda aspira a algo más y más peligroso: crear un ejército que combata en todo el Magreb por «nuestros» intereses.

Un pequeño, pequeñísimo, detalle que le ha pasado desapercibido a la prensa o sobre el que no se hacen preguntas apropiadas: ¿de verdad que queremos intervenir militarmente en Mali?, ¿de verdad que estamos involucrados en una guerra a largo plazo por el control del Magreb? ¿Qué explicación tiene la idea de las fronteras avanzadas que convierte el Sahel en parte de nuestra linea «fronteriza» de defensa?  ¿No es una legitimación del intervencionismo militarista e imperialista?  Y si nos apuran más, ¿aprueba y legitima la sociedad el hecho de que España haya participado en más de 70 escenarios de guerra desde la instauración del régimen actual?  ¿Queremos pertenecer a un bloque militar represivo y que impone su voluntad por la fuerza de las armas?.  Pequeños detalles que, en su olvido neutral, los medios de comunicación incurren.

Dos, preguntarnos qué hace el tal presidente Mariano y su ministro militar en Senegal, país que según creemos no está en guerra pero ante el que España mantiente un amplio y no bien explicado interés militar. ¿Es que el tipo de relaciones con dicho pueblo va a ser también por vía militar?

En Senegal Rajoy va a visitar también tropa militar, porque también allí tenemos militares y estrategia militar en marcha. De ello no dan cuenta los medios de comunicación, pero eso no evita conocer que Rajoy, en este caso, amén de hablar con el gobierno de aquel país (y de paso ver si le coloca armas españolas, que para eso lleva a su ministro más internacionalizado en la materia)

 visitará a dotación del patrullero Vencedora, de la Guardia Civil, que en estos momentos se encuentra temporalmente destacada en el puerto de Dakar.

Ya ven, también militares españoles (estos sin que se haya debatido lo más mínimo al respecto) en Senegal.

Tres, caer en la curiosidad de que los soldaditos españoles luchan, o enseñan a luchar, en una guerra no sólo contra los teóricamente malos «terroristas», sino contra todo lo que se mueve. Concretamente en las noticias del 4 de mayo en la Cadena Ser informaron que las tropas de la operación militar de Mali combaten en el norte tanto a Yihadistas como a los Tuareg.

Cuatro: el enorme coste de la operación militar en Mali, que lleva ya gastados más de 120 millones de euros en los dos años que lleva, si tenemos en cuenta los informados para 2013 por el Ministro Morenés en su comparecencia anual para explicar las misiones españolas en el exterior relativas a 2013 y la de 2014, más la previsión de gasto para 2015 a partir de la aprobación por el Consejo de Ministros de 10 de abril de 2015 de un crédito con cargo al fondo de contingencia por importe de 648,28 millones de euros.

Share

La tragedia del Mediterráneo y el militarismo

De+patera+en+patera

por Diego López Román

 

La tragedia del Mediterráneo, ya lo hemos dicho antes, es una crónica en diferido y muestra los efectos perversos de malas políticas de dominación a las que no somos ajenos.

La vinculación entre este cementerio de refugiados que huyen hacia las costas de Europa, miles de ellos muertos en su desesperada huida del horror que nosotros mismos hemos auspiciado con la militarización del espacio africano por parte de nuestras políticas. Atizados los fuegos por nosotros, vendido durante décadas un amplio arsenal de armas por nosotros, desencadenadas las guerras en todo el Sahel y desestabilizado el mundo árabe por nosotros, aplicadas políticas de fragmentación y desencuentro entre los pueblos por nosotros, aferrada una política económica de dominación y violencia por nosotros y un largo etcétera, que ahora no quede títere con cabeza no puede sorprender más que a los cínicos, y que los desheredados y expulsados de todos los lugares intenten cruzar hacia nuestro mundo no es sino lo más razonable.

Sonroja por ello que algún político indecente nos diga que no se trata de refugiados, sino de inmigrantes económicos, como si el tema -además de una evidente mentira- cambiara en algo la realidad.

Pero el vínculo entre estos muertos en la tumba del Mediterráneo y las políticas militares occidentales en África y en Oriente Medio resulta, no ya evidente hasta para los ciegos, sino que los propios políticos extractivos que nos gobiernan la dejan claro para quien quiera oírlo.

Así ocurre con el, por otras muchas cosas nefasto, Ministro de Defensa español, Pedro Morenés, quien con el descaro que le caracteriza ha afirmado, tal como recoge El Mundo, que misiones militares como la de la República Centroafricana se justifican para evitar tragedias como la del Mediterráneo.

Lo ha dicho ante la Comisión de Defensa, un lugar donde se debería controlar políticamente la política de defensa pero se duerme la siesta dado el apabullante acuerdo militarista reinante.

Ya lo ven:  nuestras «fronteras avanzadas» y las misiones militares en el Sahel sirven, en la idea de Morenés, para que los inmigrantes sumidos en el caos que hemos provocado, no puedan llegar hasta aquí ni mostrarnos en nuestras propias narices el horror que estamos generando.

Al parecer, para esta casta extractiva que padecemos peor que un sarampión, los desplazados por las guerras y los  inmigrantes son más monos de lejos y cuando no se les puede oler ni oír.

Cuando no nos dicen a la cara y con tan rotundo escándalo lo que somos.

Share

Rearme, otra vez, en Europa del Este y aquí.

Imagen de theyedropper

Fuente:  El País.

La crisis en Ucrania, las tensiones con Rusia, son los argumentos que sirven para la remilitarización de Europa del Este.  Del otro lado dirían que las razones son la crisis de Ucrania y las tensiones con Estados Unidos, Europa Occidental y la OTAN. El resultado igual: meter miedo a las poblaciones, rearme mutuo y grandes negocios para unos pocos.

Otro resultado esperado, esta vez para los ucranios y de los otros pueblos que viven en aquel territorio:  miles de muertes, una nación dividida, militarizada, enfrentada, con miles de muertos y una economía que quedará en manos del que antes desenfunde, pero nunca en manos de l@s ucrani@s.  Para ell@s nada bueno se cierne en el futuro.

Pase lo que pase, las empresas de armamento europeas y yankis se beneficiarán muy mucho. Además, cual pedrea, se anuncia que

Polonia aumentó su gasto militar en un 13% en 2014 y para este año se prevé un nuevo incremento del 20%. Los países bálticos, que aprobaron importantes recortes durante la crisis económica, han invertido la tendencia en los últimos tres años.

Lituania es el caso más extremo: tras una subida del 6% el año pasado, planea para 2015 un aumento del 50%

Moscú incrementó el año pasado su gasto militar en un 8,1% y sus partidas destinadas a defensa para este año han aumentado un 15%, aunque la mayoría de las subidas habían sido decididas antes del conflicto en Ucrania.

Según las previsiones del instituto, el gasto militar de Varsovia —que ha esquivado los efectos de la crisis económica que ha embestido el continente desde 2008— superará el 2% del PIB, el objetivo acordado por la OTAN.

En 2014, el gasto militar sueco fue un 5,9% mayor que el del año anterior. Se prevé un incremento del 5,3% para este año.

 

Parece que en Europa del Este se va a seguir esa vieja consigna de que cuando hay graves problemas económicos y sociales lo mejor es inventarse un enemigo externo que nos haga desviar la atención y «unirnos» (es un decir) contra él, olvidando los verdaderos problemas.

Los países de Europa del Este gastarán más en defensa.  Por ello se volverán más dependientes de los países que les venden armas.  Por ello podrán dedicar menos recursos a los gastos sociales.  Por ello sus poblaciones se verán obligadas a protestas y rebeliones.  Por ello crecerá el nivel de inseguridad y … habrá que gastar más en defensa y represión.  Por ello los países vecinos se sentirán amenazados y tenderán a protegerse gastando más en defensa.

Países, gobiernos, sociedades, millones de personas, cayendo, nuevamente, en el círculo vicioso de la violencia.

En Europa Occidental, en la U.E., nos preocuparemos mucho de la deriva (inesperada, dirán muchos) que toman los acontecimientos en nuestros vecinos del Este y del Sur.  Nuestros partidos pedirán más gastos militares.  Nos veremos obligados a ser más intervencionistas (no por nuestro bien sino por el bien ajeno).  Nuestras fronteras avanzadas lo serán todavía más.  Nos sorprenderemos de que se nos considere enemigos en muchas partes del mundo.  Nos parecerá injusto y nos sentiremos inseguros e incomprendidos.  Dedicaremos más dinero a la industria militar, a subvencionarla para tener un nivel de desarrollo industrial suficiente para nuestras necesidades militares.  Desatenderemos nuestras necesidades sociales.  Crecerá la contestación callejera.  Necesitaremos reprimirla y contrataremos nuevos gastos en pelotas de goma, protecciones para la policía, seguridad para las instituciones.  Cambiará la legislación para proteger el orden público y se cercenarán libertades y derechos.

¿A alguien os suena esta historia?  Es el nudo gordiano.  El nudo imposible de desatar. Además tiene quienes lo alimentan constantemente. Sólo es posible cortarlo, vivir de manera alternativa.

Seguimos sin aprender.

Seguirá ganando la industria militar.  Una industria que seguiremos subvencionando con préstamos al cero por ciento de interés y con otras prebendas.  Una industria chapucera donde las haya, como venimos denunciando en este blog.  Una industria con continuas pérdidas que, una y otra vez, han de ser asumidas por todos vía impuestos.  Una industria que casi no crea empleo comparada con casi cualquier otra.  Una industria sin ética, con ministros puertasgiratorias.  Una industria de muerte.  Una industria que cada vez se come un mayor porcentaje del total de la I+D+i española. Una industria que vende armas a otros y alimenta conflictos donde mueren miles de personas…

Ellos, unos pocos, se forran.  Los demás …

Share

Nuevos programas de armas de la Armada

Hiriberri+Trek+01

Por oalfonso

 

Fuente: Infodefensa

Queremos comentar el artículo publicado por Infodefensa y  escrito por Julio Maíz sobre las prioridades de nuevas compras militares de la Armada.

El mismo nos señala las lineas en las que se va a crecer en el segundo ciclo de armamento y compra de nuevos programas especiales de defensa destinados a la Armada.

Según el autor, las nuevas «necesidades» de la Armada son

• Adquisición de 5 unidades de la nueva serie de fragatas F-110 para sustituir a las de la Clase Santa María.

• Compra de una segunda serie de unidades de BAM (Buque de Acción Marítima): 3 de la versión patrulla naval, 1 de salvamento y rescate de submarinos y 1 de investigación oceanográfica.

• Mantenimiento de la capacidad de helitransporte táctico de tropas (adquisición de helicópteros SH-60F o modernización de los SH-3D).

• Adquisición de vehículos de alta movilidad táctica VAMTAC para la Fuerza de Infantería de Marina.

• Compra vehículos aéreos no tripulados (UAV) de empleo táctico.

• Realización de las obras de infraestructura necesarias en el Arsenal de Cartagena para el apoyo al  submarino S-80.

• Realización de las obras de infraestructura necesarias en el Arsenal de Las Palmas para el apoyo a los BAM.

Todos estos elementos son parte de los  nuevos Programas Especiales de Armamento (PEAS) que el Estado ha anunciado que va a comprometer y  globalmente incrementarán la ya cuantiosa deuda militar por compra de armas (unos 30.000 millones de euros que resultan impagables en la actualidad y suponen un lastre para todo el Estado) en otros 10.000 millones de euros como poco.

¿Armas de defensa o de ataque?

Fijémonos en el nuevo material que, según el autor, requiere el ejército: ¿qué tipo de material es?, ¿para qué vale?

Navantia y los submarinos

Nos habla de la necesidad de obras de infraestructuras en Cartagena para los S-80, lo cual exige una previa aclaración. Los S-80 son unos submarinos proyectados por Navantia y que se están pagando con un considerable sobrecoste dado que el fabricante (Navantia, perteneciente al Estado) los diseñó mal y no eran capaces de emerger si se sumergían. El hecho es que, gracias a los asesores americanos, al parecer van a poder flotar. Nos interesa saber para qué sirve un submarino y más en concreto: ¿es un arma defensiva u ofensiva?

A esto lo podemos contestar diciendo que son capaces de desplazarse a miles de kilómetros y con sus sistemas de armas agredir a otros. Es un modo muy eficaz de explicar su sentido militar:  sirven para la injerencia militar fundamentalmente, no para la defensa territorial (que se suponen que es para lo que el estado dice tener un ejército).

El artículo que comentamos lo deja muy claro:

 Es vital para mantener la capacidad de disuasión de la Armada y de las Fuerzas Armadas españolas en su conjunto,

Pero además, la Armada tiene una segunda razón para gastar dinero en estos submarinos, a pesar de que desde el punto de vista de la defensa no sean especialmente útiles y sólo sirvan como arma de ataque (teniendo en cuenta que según al Directiva de Defensa Nacional elaborada por el Gobierno «España no tiene enemigos»):

el prestigio de Navantia, la empresa pública española que lidera su construcción y es el contratista principal de la mayor parte de los demás programas navales, con la que la Marina tiene una especial relación, para aunar esfuerzos y obtener las unidades que necesita para el desempeño de sus cometidos. Para abrir el programa a potenciales clientes extranjeros, como Australia, es necesario tener uno operativo en manos de la Armada, una máxima con la que la industria trabaja con ahínco.

Efectivamente, el prestigio de Navantia y el obscuro interés militar en vender armas.

Programas de Helicópteros:

Los quieren para «reequipar los BAM», es decir, para dotar de armamento de ataque a unos buques que tienen como principal misión desplazarse a miles de kilómetros en labores de agresión, un rama por ello ofensiva igualmente y que no tiene nada que ver con una labor defensiva, sino con la política de acompañamiento al militarismo de la U.E. y la OTAN.

Veamos la explicación del artículo:

En referencia al programa LHD (Landing Helicopter Dock), que dio como resultado el polivalente navío Juan Carlos I, que durante un reciente ejercicio operó con un MV-22B de los Marines de Estados Unidos a bordo, la División de Planes nos manifiesta que está finalizado, lo cual confirma que no está entre las prioridades la ejecución de un segundo buque de esta clase. El presente más inmediato en el reequipamiento de la Armada está en la construcción de más BAM. La primera serie de 4 está finalizada y el Consejo de Ministros aprobó el 1 de agosto pasado la extensión de esta serie con 2 unidades más, cuyo proceso de obtención ya ha comenzado y serán construidos por Navantia, cifrando la operación en 333,4 millones de euros. Ambos serán patrulleros, idénticos a los que ya están en servicio. Uno se hará en Puerto Real (Cádiz) y el otro en Ferrol (La Coruña).

Segunda serie de los BAM;

Para explicar qué es un BAM acudimos a Wikipedia

El BAM es concebido como un buque que debía permitir una máxima eficiencia en la logística y una optimización de los recursos humanos para llevar a cabo misiones de control del mar en escenarios de baja intensidad, con capacidad de disuasión y reacción ante amenazas convencionales de pequeña calado, todo ello especialmente en escenarios oceánicos o alejados del territorio nacional.

Buques pensados para «escenarios oceánicos o alejados del territorio nacional: nada más que explicar.

Fragatas F-110

El mismo artículo que comentamos explica este sistema de armas:

La F-110 nace con el concepto de ser un escolta polivalente, equilibrado en todas las guerras, en el que se potencian algunos aspectos, para balancear las capacidades de la Armada. Estará especialmente diseñada para operar en el entorno  litoral y adaptarse a los cometidos que se le asignen. La adaptabilidad a los cometidos la obtiene mediante su espacio multimisión, que permite el embarque de capacidades modulares (personal y material asociado) para potenciar bien las capacidades básicas inherentes a un escolta multipropósito o proporcionarle otras nuevas: guerra naval especial, vehículos no tripulados, apoyo a operaciones MCM (Medios Contra Minas), etc. Otro aspecto novedoso será su mástil integrado. Potenciando la participación de la industria de defensa (Navantia, Indra, etc.) será tecnológicamente muy avanzado, incorporando en ese mástil principal los radares, sistemas de comunicaciones, optrónicos y de guerra electrónica, buscando sinergias entre ellos, reduciendo la firma radar del buque y facilitando el mantenimiento

¿Para qué valen entonces los nuevos armamentos de la armada?

Es evidente: se ha desplazado la idea de defensa tradicional, entendida como defensa frente a agresiones exteriores de posibles «invasores» (que ya no hay) a la de «fronteras avanzadas» y «prevención» entendida como una geopolítica militar  del bloque occidental (donde estamos integrados), basada en imponer un orden mundial a nuestro favor y controlar militarmente otras zonas del planeta donde nuestras políticas generan inestabilidad (que usamos en nuestro beneficio) para que ésta no nos salpique. Esta «prevención» la hacemos en alianza con otros estados canallas dentro del marco de la OTAN y de las operaciones militares de la UE.

Las nuevas armas responden a esta construcción y son las que se usan para imponer este régimen militarista y agresivo. Claro que esto, dicho a lo bruto, esto no aparece ni en los artículos militares ni en las declaraciones institucionales, que usan palabras más embaucadoras.

Colaboración con la industria

Comentemos el último elemento destacable de la noticia que estamos explicando: la comunión de intereses entre el ejército y la industria militar que exporta armas a troche y moche. Lo dice así

La Armada mantiene una estrecha colaboración y relación histórica con la industria de defensa del sector naval, por considerarlo un sector estratégico para la defensa nacional. Identificadas las necesidades que permiten proporcionar diferentes capacidades, se fomentan las actividades de investigación, desarrollo e innovación necesarias para que la Marina y las empresas se mantengan actualizadas tecnológicamente, requisito indispensable para preservar las capacidades del futuro. Existe, por lo tanto, una relación estrecha y fluida de lealtad y transparencia con todos los actores que participan en el proceso de obtención de nuevas unidades. Asimismo, la participación de la industria de defensa nacional en los programas más avanzados de la Armada le proporciona una capacitación tecnológica esencial para su competitividad.

Todo un escenario preocupante que invita a exigir una auditoría completa a la política de venta de armas y una verdadera asunción de la soberanía en esta materia por parte de la ciudadanía, pues no está claro que ésta quiera un ejército agresor.

Share

El rearme de África

gasto militar en África

Por 20minutos

 

Fuente: 20minutos

Conforme a los datos que ofrece el SIPRI; África es el continente que mayor incremento relativo ha experimentado en 2013 en cuanto a la compra de armas, con un aumento respecto del año anterior del 8,3% y casi 45 mil millones de dólares.

Dice el SIPRI en su documento «Trends in world military expenditure, 2013» que el gasto militar aumentó en 2/3 de los países africanos y  sólo descendió significativamente en unos pocos (cita Madagascar, con un descenso del -25, Botswana, con descenso del -7,5, Uganda, con descenso del -7 y Nigeria con descenso del -5,1).

Entre los países que más han aumentado se encuentra Ghana que ha doblado su gasto militar desde los 109 millones de 2012 a los 306 en 2013, cantidades que no incluyen lo que llama «fondos de donantes» (osea ayudas que dan países de occidente para rearme de Ghana, dado que ésta está muy involucrada en mandar soldados humanitarios a troche y moche), o Argelia, que está que se sale, con 10,4 mil millones de dólares y un incremento del 8,8 % de su ya abultado presupuesto militar, que, al parecer, se explica por el creciente militarismo de Argelia, por su encubierta (y no tan encubierta) guerra contra los yihadistas y contra Mali y el nefasto petróleo y gas natural, que como se ve sirve para justificar un roto y un descosido.

Otros países muy gastones en lo militar son Angola, el segundo mayor gasto militar de África, y el más grande la región subsahariana, con 6,1 mil millones de dólares y que supera por primera vez a Sudáfrica.

Si dividimos por subregiones, contamos con que el el Norte de África gastó 18,7 mil millones de dólares, y la región subsahariana 26,2.

Nos parece pertinente preguntarnos si África necesita adquirir armas o desarrollar políticas en consonancia con los objetivos del milenio. Y si respondemos lo segundo empezamos a descubrir muchos  enemigos de áfrica que no son precisamente los que nos anuncian como tales.

¿Tiene algo que ver este gasto con la venta de armas de las grandes potencias occidentales?¿Tiene que ver con las intervenciones militares promovidas por la UE, con Francia a la cabeza y España de principal apoyo?¿O con las de EEUU?, ¿Tal vez nuestra «política de fronteras avanzadas» tenga que ver con este espectacular rearme de la región?¿Con los crecientes intereses occidentales en las materias primas y las tierras del golfo de Guinea o de los estados ribereños del índico?

Muchas dudas que se van despejando día a día al comprobar la nefasta geopolítica que estamos desempeñando y las grandes expediciones internacionales en las que nos estamos embarcando.

Share

¿De verdad los ejércitos españoles hacen una labor por la paz mundial?

 

Imagen de Jesús Domínguez

Fuente: Antena 3

Con motivo de los fastos militares del 12 de octubre (qué curioso que la celebración que se predica como razón de ser de la comunidad, sea una fiesta militar por encima de cualquier otra cosa), el Ministro Morenés, muy en consonancia con el nuevo argumentario del Rajoinato para ganar una plaza en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, felicitó a los ejércitos españoles desperdigados por medio mundo por su labor internacional por la paz mundial.

Las exageraciones de Morenés no tuvieron límites y así, contra toda evidencia, transmitió a los militares el saludo y el abrazo del Rey Felipe VI, quien este sábado le pidió que les enviase su apoyo y agradecimiento por la labor que desarrollan en favor la paz en general,

«pero muy en particular de España y, también, para la credibilidad y prestigio de España»

y también

ha pedido a los militares españoles que se cuiden y sean conscientes de que representan «el mejor momento de España en el exterior»

y, ya en el paroxismo de su éxtasis castrense, que

Eso significa una responsabilidad enorme porque nos representan a todos»

y que

realmente impresiona ver la presencia de España en tan diversos lugares del mundo».

  • Pero ¿en realidad la presencia de 1.816 militares con sus armas en diversos conflictos militares, bajo bandera de la Unión Europea -523 militares-, de Naciones Unidas -580- o de la agresiva OTAN -603-, más los que se encuentran «por libre» apoyando a Francia o en Cabo Verde están ahí para hacer una labor por la paz mundial.
  • ¿De verdad que la participación directa de los ejércitos españoles contribuye a la paz mundial, o más bien a la geopolítica favorable a los intereses de dominación y de status quo de occidente?
  • ¿De verdad que el enorme gasto militar español tiene como objetivo contribuir a la paz mundial y al mantenimiento de un orden justo, o más bien perpetuar un orden inmoral y consolidar los intereses de España como séptima potencia exportadora de armas en el mundo?
  • ¿De verdad que la contribución a la paz que hace «España» es haber intervenido militarmente en 69 conflictos internacionales bajo mandato de los poderosos, o más bien es un rasgo característico de un ejército intervencionista?
  • ¿De verdad que la idea de nuestra doctrina militar de «fronteras avanzadas» que impone el establecimiento de inteligencia militar y de asesores militares en Centroáfrica y otros lugares es una contribución a la paz mundial?
  • ¿De verdad que el enfoque militarista, acompañado de la supresión de la ayuda al desarrollo, de los problemas de seguridad humana en el planeta, de la inmigración irregular, de la seguridad energética y alimentaria, de la sanidad enfrentada a pandemias importantes y tantos otros, es una contribución a la paz del mundo?
  • ¿A qué paz? ¿A la que tiene que ver con nuestra seguridad a costa del malestar de otros o a la que tiene que ver con la promoción de la justicia y de un nuevo orden mundial?

El ministro miente. Con descaro, porque su mentalidad es militarista. Con cinismo, porque sus intereses personales son militaristas y su pasado vinculado al complejo militar industrial que determina las políticas mundiales y que tanto mal han hecho a la causa de la paz.

Miente y se engaña, pues encima pretende que estos tipos son precisamente los que nos representan.Necesita oírlo alto y claro: No, tampoco los ejércitos, por humanitarios que se pongan, nos representan.

A lo que contribuye la presencia de tropas españolas en el mundo y la propagación de material militar español por todos los conflictos pensables, es a la militarización de la seguridad y al prestigio de España como cola de león en el reparto indecente del orden mundial.

Lo que contribuye a la paz mundial es el trabajo abnegado de científic@s, sanitari@s, agentes de la cultura, voluntari@s de la solidaridad, docentes, trabajador@s que luchan contra la explotación, organizaciones sociales de promoción de la justicia y lucha contra la pobreza, redes sociales solidarias y un largo etcétera a los que ni Morenés, ni nadie del sistema, felicita (ni ellos se tomarían a bien estas felicitaciones propagandísticas de quienes más entorpecen la causa de la paz).

Share

Presupuestos militares: el CNI aumenta su partida en 2015

Imagen de CNI y genbeta.com

El CNI comprende el espionaje español y es desde su origen un instrumento militar y de la defensa, tanto por los mandos de este centro como por el personal a su cargo y las misiones encomendadas, ahora más centradas en la «defensa» de esa nueva entelequia que se han inventado y que se llama «fronteras avanzadas«, que sitúa nuestra «inteligencia militar» y expertos militares en lugares tan remotos como Mali, Sudán o Centroáfrica.

Llamativamente, desde que el PP entró en el gobierno en la última legislatura, el CNI se adscribió formalmente al Ministerio de la Presidencia, donde actualmente permanece, pero bajo control militar, como ya informamos en otro post de este blog.

Una de las principales razones por las que el CNI pasó al Ministerio de la Presidencia fue, precisamente, para que su presupuesto no computara como Gasto Militar.

Sin embargo, si seguimos el criterio de imputación de gasto militar de la OTAN, organismo nada sospechoso de ir contra lo militar, el CNI forma parte del gasto militar.

Dicho esto, ¿cómo ha sido tratado en los presupuestos de 2015 el CNI?

En realidad hemos pasado de una asignación, el ejercicio de 2014, de 203,68 millones de euros, que no está nada mal, a la actual de 223,68 millones, con 20 millones más en su presupuesto y un 9,81% de crecimiento en un año.

Como se ve, hay dinero para lo que se quiere y como iremos desgranando poco a poco, lo que se quiere es más militarismo.

Share
:)
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed