Archive for Zapatero

Estadísticas de gastos en Misiones de Paz

Fuente:  “Comparecencia del Ministro de Defensa ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.  Misiones de las Fuerzas Armadas en el Exterior.  Documentación de Apoyo.  Madrid, 16 de mayo de 2012”.

Os ofrecemos a continuación una tabla sobre los gastos que hemos tenido desde 1990 en las Misiones de las Fuerzas Armadas en el Exterior.  Los datos dan una buena idea de lo que ha supuesto esta política en la economía española, en los ejércitos y en la política exterior española.

El gasto total no es baladí:  8.089’64 millones de euros.  Y ¿qué se ha conseguido con estas políticas?  ¿Han ayudado a que acabaran los conflictos en los diversos países en los que hemos intervenido?, ¿han ayudado a la promoción de políticas de paz?  O, por el contrario, ¿son un negocio para nuestro armamentismo, militarismo y empresas españolas?

Juzguen ustedes con los fríos datos, que en muchas ocasiones tienen la virtud de situar las discusiones políticas:

AÑO

GASTO (en millones de euros) en MISIONES DE LAS FUERZAS ARMADAS EN EL EXTERIOR

1990

18’746

1991

45’8

1992

17’7

1993

58’2

1994

103’1

1995

133’9

1996

180’2

1997

128’1

1998

146’3

1999

249’2

2000

239’6

2001

241’3

2002

330’5

2003

416’04

2004

380’6

2005

416’5

2006

563’9

2007

642’5

2008

668’7

2009

713’5

2010

766’6

2011

861´3

2012

766’8 *

TOTAL

8.089’64

*  Dato hasta el 10 de mayo de 2012.

Por otro lado, también cabe juzgar a los diversos dirigentes y partidos que han contribuido a esta situación:

Legislaturas

GASTO (en millones de euros) en MISIONES DE LAS FUERZAS ARMADAS EN EL EXTERIOR

1990-1993Felipe González

140’3

1993-1996Felipe González

418

1997-2000J.M. Aznar

763’2

2001-2004J.M. Aznar

1.368’34

2005-2008Zapatero

2.291’6

2009-2011Zapatero

3.108’2

Enero-Mayo de 2012Rajoy

766’8

TOTAL

8.089’64 

Es decir, si los comienzos con González y el Partido Socialista fueron “tímidos” con un total de 558 millones de euros gastados, Aznar aumentó un 381’8 % los presupuestos dedicados a “misiones de paz” y gastó, aproximadamente en sus dos legislaturas 2.131 millones de euros.  Luego, Zapatero no se quedó corto porque aumentó un 253’35 % lo de  su predecesor e hizo un gasto total de 5.399 millones de euros.  Es decir, que parece claro que tanto el PP como el PSOE han optado por esta manera guerrista, violenta e intervencionista de hacer política exterior y de buscar negocios en las guerras ajenas.

Share

Los intereses de Sus Señorías.

¿Son representativos los diputados españoles de la media nacional en cuanto a riqueza, en cuanto a sueldos, en cuanto a propiedades inmobiliarias, en cuanto a acciones en bancos y medios de comunicación?

¿Sus decisiones parlamentarias pueden verse teñidas de ciertas parcialidades por sus intereses económicos personales, es decir, pueden llegar a no querer poner reglas al mercado, a la especulación financiera porque sus inversiones no se lo aconsejen?  ¿Pueden estar interesados en no regular demasiado la burbuja del ladrillo?

Quizá el siguiente dossier os pueda dar algunas pistas.

Que lo disfutéis.

Share

Esperanza Aguirre espera un nuevo 20N que meta en cintura al 15M

Esperanza+Aguirre+en+Collado+VillalbaFuente: Público

Doña Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, ha vuelto a salir a la palestra con una de sus ocurrencias espontáneas y mediáticas, para protestar por la movilización de los indignados y su apropiacion de la Puerta del Sol, convertida ahora en un agora de deliberación y debate cívico (según la versión más objetiva) o en nada menos que la Bastilla (opinión de la Presidenta).”La buena noticia es que, a partir del 20-N, el próximo ministro del Interior hará cumplir la ley, ha dicho Doña Esperanza para rematar su faena.

Es probable que la Doña tenga razón y que a partir del 20N, la calle vuelva a ser aquel espacio del que el fundador del PP, cuando era ministro del franquismo, pudo decir:  “la calle es mía” y echar su resto en bastos al respecto de la visión de la gente de orden mantiene sobre el “orden público”.

En ese caso, el fortuito 20-N de 2011, elegido para celebrar unas elecciones generales por esa mezcla de Bambi y Mister Bean que nos desgobierna, tal vez adquiera un valor refundacional para el vigente sistema político y sea algo más que un día cualquiera del calendario o que un día aciago en nuestro imaginario cultural e histórico.

Pero es posible también que, a partir del 20N, contra la aspiración de la Presidenta Aguirre y Gil de Biedma, la buena noticia sea diferente y el ministro del interior lo que tenga que hacer sea cambiar la ley para adecuarla a las exigencias de una sociedad que, parece ser, empieza a levantarse de un letargo irresponsable que ha dejado en manos de personajes como Doña Aguirre el escenario de lo que cabe plantear o no en la politica y en la sociedad.

Y es que, en lo tocante al orden público, al menos cabe hablar de dos enfoques antagónicos: uno primero, que lo asimila a orden policial, a disciplina autoritaria y a mantenimiento de un estatus quo que privilegia un clasismo elitista, chusco e injusto; y uno segundo, que lo convierte en una construccion plural de una sociedad que busca la realización de los derechos en serio para todos y promueve la dinamización de todo el capital humano en pro de una mejor convivencia y mayores cuotas de justicia social. El primero se persigue con despliegues policiales, desfiles militares, cárceles y amedrantamientos y políticas de palo y zanahoria (y no nos referimos a la que puebla la cara de la Tatcher española); la segunda se promueve con ejercicio de la ciudadanía, con participación sin delegación y con ejercicio de los derechos y democracia.

El primero de los ideales de orden público, el de la pasma dando palos y la adminsitración poniendo multas a troche y moche, favorece el inmovilismo y busca que la sociedad se amedrante y conforme ante propuestas políticas que coartan sus derechos, precarizan su empleo, empobrece sus espectaivas vitales, explotan irreversiblemente el medio ambiente, fomentan la conflictividad y la violencia, deterioran los servicios básicos y dualizan el conjunto de personitas que vivimos aqui en un grupo reducido de ricos casa vez más ricos y otro creciente de pobres cada vez mas sometidos. Es idóneo para momentos de disciplinamiento social y derechización política y sirve para mantener recetas de ajuste como la que ahora el FMI y esa entelquia que llamamos Europa en unos casos y los mercados, en otros han decretado como infusto destino de este rincón nimio del imperio.

El segundo precisamente lucha contra este primero, aspira a transformaciones sociales profundas y pretende liberarse de este endiablado encadenamiento de eslabones de dominación, con la difusa idea de que más democracia, democracia más real y más derechos, traen más prosperidad para todos, pero que menos democracia, democracias meramente formales y más ajustes, traen peor cohesión social y más injusticia para la mayoría.

El primero de los modelos de orden público fue en su día aplaudido por los procuradores en cortes que se reunían en la Carrera de los Jerónimos de Madrid para aplaudir el sistema autoritario y militarista donde unos sedicentes representantes de la sociedad, en ese simulacro de democracia que se llamaba a si misma “orgánica”, decían representar al pueblo y actuaban con la indignidad propia de todo despotismo, por ilustrado que sea (y en aquel caso lo era poco), en contra de las aspiraciones de su supuesto mandante. Ahora, y lo decimos con decepción y tristeza, parece que los representantes legitimos y elegidos en las elecciones de la actual “democracia representativa”, bajo este modelo de poliarquía plutocrática y partitocrática que nos aqueja y que parece tan dificil de regenerar desde dentro del propio modelo, tienden a una sobrerepresentación abusiva y oligárquica que ha hecho de la política y de los políticos na de las peores pestes y de las más desprestigiadas e inútiles ocupaciones humanas. Si uno se descuida y se desaliña, puede acabar sus días pareciéndose a Rubaljoy o a cualquiera de sus adláteres y palmeros.

Casualmente, si hacemos una lectura global de las promesas principales de la Constitución Española (cercenada por leyes restrictivas  que dicen digo donde decía Diego y por reformas constitucionales “para el pueblo”, pero sin el pueblo), como que los valores principales del ordenamiento (y del orden público por ello) son la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo, o la que pone por encima de las leyes a la dignidad de las personas y a los tratados internacionales de los derechos humanos (entre ellos el de reunión, manifestación, asociación, participacion iguaitaria en el poder, etc.) o la que obliga a los poderes públicos a remover los obstáculos para que la libertad y la igualdad de las personas y de los grupos sean eficaces y plenas, no parece que el orden público que predica este relato sea el mismo que el que está pensando Doña Cuaresma.

Que exista una ley que condicione el ejercicio de derechos como el de manifestación, pongamos por caso, a comunicación a la autoridad no implica la prohibición del derecho de manifestación ni la degradación de este a una mera autorización graciable de la administración, pues el derecho sigue siendo un derecho fundamental y el incumplimiento de un mero trámite administrativo no implica la ilegalidad que Doña Aguirre pretende.

Sin embargo, la prohibición o el obstáculo injustificado de este derecho, o de otros correlativos como el de reunión, asociación, etcétera, sí implica, entérese Doña Esperanza, la conculcación del orden público y, si llega el caso, puede ser motivo de una querella por prevaricación. No le pida usted al ministro de interior post-20N que, para mantener una idea reaccionaria del orden público, arrastre las expectativas de libertad y de recuperación del ágora pública por parte de una ciudadanía que quiere tomar la responsabilidad de su destino en sus propias manos sin mediadores incompetente, prohíba el ejercicio de derechos que ni siquiera todo un Ministro del Interior puede pisotear a su atojo, y se arriesgue a una querella por prevaricación o arrastre a la sociedad, compelida por el absoluto desprecio de sus derechos, a convertir, efectivamente, Sol en la Bastilla en cuanto ésta significó de aldabonazo de una lucha para hacer una sociedad basada en los ideales de libertad, igualdad y fraternidad.

Tal vez el uso de las plazas para debatir y volver a hablar del compromiso por hacer una sociedad más justa, por no hipotecarnos a mandatos de unos mercados inhumanos, o por no converirnos en cautivos de una casta política endiosada y ciega, sea una de las mejores noticias y uno de los mejores usos que podemos dar a una plaza que, hasta este momento, era punto de encuentro de catetos en el kilómetro cero o de televisivos cebollones de año nuevo que sonrojaban a cualquier persona con algo de sentido común.

Share

Los ricos militares contra los pobres pensionistas.

Fuente:  Juan José Millás.

El artículo que os recomendamos compara a los ricos (véase los militares) y protegidos (véanse las inversiones militares) con los pobres (los jubilados) y prescindibles (sus pensiones).

Llevamos tiempo denunciando en estas páginas que el gasto militar no sólo es superfluo para nuestra sociedad, sino que, además, es pernicioso tanto desde el punto de vista moral (exportanción de conflictos, venta de armas, …) como desde el punto de vista económico (al detraer recurso escasos de necesidades mucho más apremiantes y reales.

Felicidades a Millás por su artículo y su sensibilidad social.

Share

¿Recuerdas el cinismo zapateril?

El siguiente vídeo permite comprobar cómo se puede exigir responsabilidad a los políticos militaristas y… como mienten éstos.

Share

Chacón afirma que el problema de seguridad y defensa de España se llama “continente africano”.

Harar+girls+%28Ethiopia%29

Fuente:  Europapress.

Uno tras otro la Ministra de Defensa fue pronunciando los siguientes dislates:

  • El problema muy grave de seguridad de España se llama “continente africano” y se ha de resolver con la operación Atalanta y con la nueva operación militar española en el exterior con el fin de entrenar a las fuerzas de seguridad de Somalia.

Ciertamente no dijo por qué el problema de seguridad para España es el “continente africano”.  Estas declaraciones penosísimas nos llevan a considerar que para la seguridad española lo malo es el hambre en África, hambre que contribuimos a generar con nuestra política económica insolidaria y con nuestras ventas de armamento.  Por otro lado, si el problema al que alude la ministra es el de la piratería es Somalí, las amenazas son de piratas de una parte muy concreta del continente africano, no se puede decir que el problema es todo el continente, eso sería que nuestra justa ministra de defensa estuviese acusando a los justos con los pecadores.

  • Como el diputado de I.U. Gaspar Llamazares le replicó, la ministra contestó:  “Que se llama, si quiere usted discriminación y se llama desigualdad y se llama primer mundo. Todo eso está ahí”.

¡Vaya, vaya!  Esto nos hace deducir que la Ministra solicitará, próximamente, una nueva misión de intervención española en la que nuestros marines se encargarán de acabar con la discriminación, con la desigualdad y con el primer mundo.  Es lógico, porque si éstos son los causantes de la piratería en Somalia, que es la causante del problema que supone el “continente africano”, no nos queda más remedio, siendo coherentes, que imponer la cordura en el primer mundo.

  • La ministra pidió la autorización al Parlamento para mandar 38 militares españoles con un gasto de 2’7 millones de € (450 millones de pesetas) a Uganda para que entrenen a las fuerzas de seguridad somalíes en la lucha contra la piratería.

Y es que la solución es así de fácil:  38 españoles militares y 2’7 millones de euros.  Está claro que si mandásemos 100 militares y 5 millones de euros acabaríamos con el problema del “continente africano”.  También que con unos 123 militares y unos 5’5 o 56 (como mucho) millones de euros acabaríamos con el problema de la insolidaridad y desigualdad que genera el primer mundo.

  • “Somalia es uno de los mayores potenciales peligros para la comunidad internacional”, advirtió la ministra.

Recordamos que Somalia está poblada por menos de 9 millones de personas y que la esperanza de vida es de 49 años.  Además, el número de partos atendidos por personal cualificado es del 25 %, mueren el 13 % de los niños menores de 1 año, el 22’5 % de los menores de 5 años, el número de enfermeros es de 19 por cada 100.000 habitantes (esto es, menos de 2000 para todo el país), sólo el 29 % de la población tiene acceso a agua potable.  Para más inri, un país tan pobre, además está endeudado y la deuda externa per capita es de 325 dólares.

Sin embargo, aunque la ministra dio el do de pecho en lo que concierne a decir tonterías, el parlamento español no se quedó atrás.  Así:

  • La ministra ha pedido permiso para el nuevo despliegue invasor español el día 22 de abril de 2010 y el despliegue se hará el 23 de abril de 2010.

O el parlamento no vale para nada o ya se sabía qué es lo que le iban a responder.  Es decir, la petición de permiso de la ministra ha sido un mero trámite sin importancia y de cara a la galería.  Es decir, aquella potenciación del parlamento que el PSOE reclamaba en su política de oposición cuando el PP estaba en el poder, ahora se convierte en una mera bufonada.

  • El resultado de la votación también es demostrativo.  5 abstenciones pertenecientes a IU, ERC, Nafarroa Bai y BNG, y  el apoyo de 318 parlamentarios.

Muchas veces se habla de que la política de defensa debe ser una política consensuada, pactada entre las grandes fuerzas parlamentarias, esto es, ha de ser una política de estado.  Lo que parece mas bien es una política de estado totalitario.  Casi no hay debate, se pide permiso de un día para otro, las votaciones parecen las de los regímenes totalitarios con sólo un 1´54 % de votos que se abstienen y ninguno en contra.

Share

El máximo cinismo en la toma de decisiones en materia de defensa estadounidense.

Fuente:  El País.

Recomendamos este artículo publicado por Paul Kennedy, profesor de Estudios de Seguridad Internacional en Yale, entre otras cosas.

En el artículo reconoce que lo lógico es que al realizar su revisión quadrienal de defensa sería que EE.UU. analizase el panorama internacional, luego definiese sus enemigos para, por último, elegir qué armamentos deberían usarse.

Esta es la lógica y así lo reconoce todo un experto en temas internacionales y de defensa.  Cualquier otra cosa supondría no hacer adecuadamente el trabajo y, en la empresa privada, te verías de patitas en la calle.

Sin embargo, ¿qué ocurre en la administración del actual nobel de la paz, Obama?

Pues muy fácil, ocurre todo lo contrario.  Como nos expone Kennedy, dado que hay intereses previos de las industrias armamentísticas y otros intereses políticos y financieros (rutas de suministros, intereses de empresas energéticas, etc.), lo real es que primero se eligen las armas y luego se gastan en los conflictos que vengan bien a los oligarcas.

Todo un ejemplo de mala gestión, de desinterés por los dineros públicos que se invierten y, mucho peor, de corrupción política, nepotismo y violación de derechos humanos.

Al tomarse así las decisiones en una materia tan candente se siguen alentado guerras internacionales, un orden político y económico que prima la explotación y el imperialismo.

Kennedy denuncia, queriendo o sin querer, todo lo anterior y señala quienes son los culpables de los miles y miles de muertes que se producirán en los próximos cuatro años por el militarismo.

Indignante, ¿verdad?

Pues aún hay una nota local que lo empeora más:  dado que España tiene una política seguidista de las decisiones O.T.A.N. y ésta lo tiene de las estadounidenses.  Los mismos argumentos cínicos y las mismas prácticas felonas vamos a utilizar nosotros.  Por lo tanto, nos convertiremos, también, en corresponsables de las masacres, violaciones de los derechos humanos, etc.

Esta situación continuará hasta que seamos capaces de lograr una mayor soberanía ciudadana en la toma de decisiones en materia de defensa.

Share

ZP, ese pacifista

Presentamos el material elaborado por Utopía Contagiosa sobre la política de defensa y militarista que mantiene Rodríguez Zapatero en el estado español durante los dos periodos de su mandato.

Destacamos en el mismo tanto el gasto militar provocado por ZP, que asciende hasta la fecha a más de 24 billones y medio de las antiguas pesetas, así como la manera cínica de disfrazarlo en otras partidas fuera de los presupuestos de la defensa, el papel intervencionista que juega el ejército, la consolidación de un complejo militar industrial que impone decisiones políticas al gobierno, la falta de democracia y el ocultismo en materia de defensa, y la expansión del militarismo a campos tradicionalmente civiles y el esfuerzo continuado por crear una cultura militarizada y de sometimiento.

En todo ello el gobierno de ZP se muestra tan militarista y poco innovador como los anteriores gobiernos de España.

ZP ESE PACIFISTA. (PDF, 52 páginas).

Share

Denuncia: el gobierno se niega al diálogo sobre economía sostenible.

Hace días informábamos de que existe una web oficial sobre economía sostenible.

Expusimos en un artículo nuestra propuesta de que para llegar a una verdadera economía sostenible era necesario acabar con la fabricación y el comercio de armas.  Como utópicos que somos, decidimos hacer llegar nuestra propuesta a dicha página web gubernamental y, hete aquí la sorpesa, es una página web unidireccional, sólo informa, no puedes mandarles comentarios, no puedes opinar.

¿Es esto propaganda, es adoctrinamiento?  ¿Tanto miedo tienen a los ciudadanos y a los movimientos sociales como para negarse al diálogo con ellos sobre sus propias iniciativas?  Nos atrevemos a asegurar que sí, es claro que la decisión de no permitir comentarios en cualquier web es un acto consciente y deliberado a la hora, primaria, de configurar la página.

Si defendíamos desde el plano ético nuestra propuesta de suprimir el comercio y la producción de armas para llegar a una verdadera economía sostenible, también defendemos desde un punto de vista democrático y ético, la necesidad, la obligatoriedad, de permitir las opiniones y los comentarios en las páginas “informativas” del gobierno (otra cosa es que a los comentarios que no sean respetuosos, no sean razonados o no se atengan al tema, no se les de entrada;  pero empezar con la censura total de comentarios una página web oficial es demasiado).

¡Qué vergüenza!

Share

La producción y el comercio de armas va en contra de la economía sostenible.

El gobierno de Zapatero estrenó hace poco una página web sobre su iniciativa de economía sostenible.  Además, hay un anteproyecto de ley de 200 páginas en pdf.

Se impone, por tanto, fomentar que la ciudadanía reflexione sobre este concepto de tanta repercusión social, económica y ecológica.  Por ello os recomendamos la lectura, a modo de introducción de lo que wikipedia define como desarrollo sostenible.

¿Tiene esto algo que ver con el fomento de la producción y venta de armas?  Sí.

Si la economía sostenible que pretende fomentar Zapatero se basa en el concepto de desarrollo sostenible, es indispensable ser consciente de que ninguno de sus tres pilares (ecológico, social y económico) se puede sacrificar.  Además, sus principios (soportable, viable y equitativo) también son irrenunciables.

Sin embargo, la producción y el comercio de armas es todo lo contrario:

  • Por un lado detrae (sería más acertado decir esquilma) recursos naturales para ser utilizados en prácticas antiecológicas y antisociales, que sólo tienen el sustento del beneficio económico de las multinacionales de las armas a través de la muerte de personas.
  • Por otro lado, el comercio de armas crea fuertes vínculos de dependencia económica, social y política de las naciones compradoras hacia las naciones vendedoras.  Esta dependencia no es una forma de desarrollo compatible con el concepto sostenible e iría en contra del principio de equitatividad.
  • La sostenibilidad de la producción y el comercio de armas sólo es posible a través de las guerras y de la exportación de conflictos bélicos para luego exportar armas y seguir fomentando el círculo vicioso.
  • Por último, hay que resaltar que la idea de desarrollo sostenible o de economía sostenible tiene una concepción fuertemente o fundamentalmente ética.  Si no es así, sólo se queda en palabrería o propaganda, en electoralismo burdo.  Si no se prima la componente ética de estas propuestas volvemos a caer en la economía de mercado sin frenos que nos ha llevado a la crisis actual, en el desarrollismo ciego, en el imperialismo político, económico y/o social.

Por todo ello, nuestra contribución a este debate sobe economía sostenible es que debe existir en su enunciado (no dudamos que existió en su concepción) un principio ético incuestionable que desarrolle la solidaridad.

Por ello, también, proponemos que en esta ley de economía sostenible se recoja la necesidad de:

  1. acabar con el comercio de armas.
  2. acabar con la fabricación de armas.

Ambas medidas nos llevarán a un desarrollo más creíble, ético, real y factible de una verdadera economía sostenible.

¿No, Zapatero?, ¿no, PSOE?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed