Archive for universidad y militarismo

La faceta militar de la Universidad de Almería

08/03/2017 Firma de convenio con Universidad de Almería Foto:Marco/MDE

Imagen del Ministerio de Defensa

Fuente:  Ministerio de Defensa.

El militarismo llega a todos los rincones y a todos los aspectos de la geografía española.

La universidad es uno de los escenarios privilegiados por los militares para firmar convenios de colaboración en diferentes ámbitos.

A primeros de marzo de 2017, la Universidad de Almería y el Ministerio de Defensa firmaron un convenio marco para la realización de actividades docentes, investigación y desarrollo tecnológico.  Este acuerdo marco tiene una vigencia de 4 años y se puede prorrogar por otros 4 más.

Las actividades a realizar en Almería son numerosas:

  • cursos de postgrado
  • conferencias
  • seminarios
  • congresos,
  • publicaciones,
  • asesoramiento científico y técnico
  • formación de personal docente e investigador

Además, ambas instituciones también colaborarán en proyectos académicos, docentes, de investigación y desarrollo relacionados con la paz, la seguridad y la defensa, y establecen el uso común de las instalaciones.

Según Ideal.es:

ya se está preparando el nuevo curso para la época estival que llevará por título ‘El mundo actual tras el 11 de septiembre’ en el que se analizarán los efectos globales que tuvo este atentado terrorista en la seguridad internacional

¿Qué inversión supondrá este convnio?  ¿Por qué no se informa de ello?

¿Ha habido en la Universidad de Almería algún tipo de debate para decidir si era conveniente un convenio con una entidad militarista y violenta como el Ministerio de Defensa?  ¿Han podido opinar los profesores, los empleados, los estudiantes?, o ¿es sólo una decisión personal del rector?

¿Se valora de alguna manera en las universidades españolas estas gestiones que promocionan el militarismo o les da igual?

¿Hay alguna protesta o malestar entre la intelectualidad universitaria o ya asumen el militarismo como una más de sus señas de identidad?

Share

Universidad de Granada, MADOC y Banco Santander unidos por el espíritu militar

Resultado de imagen de imagenes boe

Por BOE

Fuente: BOE

Si hace poco más de un mes nos hacíamos eco de los convenios del Banco Santander para financiar la estancia de cadetes de la Academia de Zaragoza en la Academia militar de West Point, con un acuerdo de 2013 que dotaba al Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC) de 400.000 euros, ahora encontramos un nuevo convenio, esta vez suscrito a tres bandas, entre el MADOC, la Universidad de Granada y el propio Banco de Santander, «para la organización y el desarrollo de proyectos y actividades del MADOC»

Dice el convenio que el Banco de Botín contribuirá con el MADOC para

1.- Un proyecto de formación de cadetes en el extranjero, que se desarrollará durante el curso 2016/2017 en Estados Unidos y Francia.

2.-  La celebración de seminarios de expertos, que tendrán lugar durante el curso 2016/2017. 

3.- La dotación de becas o ayudas para la realización de prácticas de estudiantes universitarios en los órganos del MADOC, colaborando con la gestión del conocimiento –Centro de documentación, Militarpedia, etc.– con una duración cada una de seis meses.

4.- Edición de Publicaciones Militares (PMET) y de la colección Biblioteca Conde de Tendilla.

5.- La organización de un Congreso, que comprenderá todos los temas relacionados con el Ejército de Tierra, abierto a expertos y estudiosos civiles y militares, de ámbito internacional, que incluirá ponencias de personalidades relevantes y paneles multidisciplinares de comunicaciones.

Asimismo, el Santander ofrece su disponibilidad para colaborar con el MINISDEFMADOC y la UGR en el estudio, diseño y desarrollo de aquellos proyectos singulares y de carácter institucional que, existiendo presupuesto y, a propuesta del MADOC o de la UGR, pudieran ser considerados de interés por la Comisión Mixta de Seguimiento de este convenio de colaboración contemplada en la cláusula tercera.

Por parte del MADOC los compromisos son

El MADOC aportará todo el personal necesario, propio o no, para el desarrollo de las actividades y proyectos contemplados en la cláusula primera anterior, facilitando igualmente los medios e instalaciones necesarios para su ejecución.

El MADOC se ocupará del diseño, estudio, preparación, dirección y ejecución de los distintos proyectos, garantizando así los contenidos, la buena preparación y los mejores resultados de los mismos.

Las actividades a desarrollar en virtud de este convenio no implicarán compromiso económico alguno para el MINISDEF-MADOC.

y la universidad de Granada (UGR)

La UGR, a través del Centro Mixto UGR-MADOC, en adelante CEMIX, dependiente de la Comisión Mixta UGR-MADOC y bajo su dirección, es responsable de la gestión ordinaria de las actividades derivadas de la ejecución del Convenio marco de colaboración entre el Ministerio de Defensa y la Universidad de Granada para la realización de actividades docentes, de investigación, de desarrollo tecnológico, culturales y de cualquier otro ámbito de interés mutuo, suscrito el 24 de septiembre de 2015. La UGR participará en las actividades desarrolladas en virtud del presente convenio dentro del Plan Anual de Colaboración UGR-MADOC.

El Santander, en todo este negocio, aporta la pasta y los otros la reciben para sus fines lucrándose de becas (caso de Defensa) y para legitimar a Defensa con una mala capa de barniz cultural (caso de la Universidad). En concreto

El Santander realizará una aportación a favor de la UGR, con la naturaleza prevista en el artículo 25 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, de ciento cincuenta mil euros (150.000 euros), que la UGR, a través del CEMIX, habrá de destinar al desarrollo de las colaboraciones generales, académicas y tecnológicas previstas en la cláusula primera y que son objeto del presente convenio de colaboración.

Osea, que junto con el dinero que el Santander pone para mandar soldaditos a las academias, de los que nos hemos hecho eco en otras entradas de este blog, aporta además una segunda contribución,esta vez a la Universidad de Granada, para que ofrezca formación militar y bajo la dirección del MADOC a los cadetes militares.

Lo dicho: universidad y banca, dos patas más del entramado colaborador del militarismo patrio. Un asquito.

Share

Intercambio de cadetes hispano-francés. ¿un Erasmus militar encubierto?

%C3%81vila.+Jura+de+banderas+de+los+nuevos+cadetes+de+la+Academia+Militar.+Plaza+de+Santa+Teresa.

avilas.es

Fuente: BOE

El BOE del pasado 14 de noviembre contiene una serie de convenios universitarios para impartir clases relacionadas con la defensa y de interés del Ministerio de Defensa y apoyar el mostrenco llamado «cultura de la Defensa». Concretamente se trata de los acuerdos con las universidades de Las Palmas, la de País Vasco, la de Castilla-León y otro último de la Complutense de Madrid.

En realidad este tipo de convenios se extiende por todas las universidades y prácticamente no ofrece novedades ni en sus materias (cursos específicos, jornadas de enfatización de los ejércitos, doctorandos y asignaturas militaristas en masteres y títulos sobre cooperación al desarrollo o cultura de paz) ni en el papel de la universidad (dotar de estudiantes, de profesores y de argumentos, por peregrinos que sean) o de los ejércitos (proveer económicamente con desembolsos que suelen rondar los 12.000 euros por universidad).

Llama la atención únicamente en cuanto que refleja el papel de la universidad como puntal acrílico de la cultura militarista, todo un contrasentido que la empequeñece.

Pero en el BOE del 14 de noviembre, una semana después de asumido el cargo por la ministra de defensa, aparece un nuevo convenio que, por dos razones resulta llamativo:

La primera, porque contiene un acuerdo de carácter militar, pero oculto en un acuerdo internacional aprobado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, es decir, se usa el Ministerio de Exteriores como cobertura para aprobar una norma de contenido militar y carácter internacional, pero que bien puede pasar desapercibida en su contenido militar para el común de los mortales.

La segunda, porque esa norma establece un convenio entre España y Francia para el «intercambio» de cadetes (¡y familiares¡) entre las academias militares de uno y otro Estado. Un convenio peculiar que, además, nos da noticia de la extensión de estea especie de intercambio de cadetes entre los diversos países de la OTAN, ¿Un Erasmus militar?

Veámoslo:

El convenio señala  que este tipo de intercambios se fundamentan en el Tratado de la OTAN, que los admite en su artículo 3, así como en su ulterior desarrollo por medio del  Convenio entre los Estados partes del Tratado del Atlántico Norte relativo al Estatuto de sus Fuerzas (SOFA OTAN) firmado en Londres el 19 de junio de 1951 y los diversos acuerdos habidos con anterioridad entre España y Francia.

Es decir, anuncia que estos intercambios son habituales entre los cadetes de los países OTAN. Para ilustrarlo hemos tenido conocimiento de la existencia de otros entre españoles y estadounidenses (hace poco comentábamos que estos los viene apoyando económicamente el Banco de Botín),  o los que comenta una noticia de 2010 referidos a cadetes de Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal y Suecia que «estudiaban» en la Academia de San Javier.

Todo ello muy en consonancia con el anuncio, referido al año 2008 que señalaba que la Unión Europea estudiaba ya entonces crear un «Erasmus» militar para todos los países de la citada Unión menos Gran Bretaña.

El artículo 3 del acuerdo hispano-francés define el «Erasmus» entre ambos países con la siguiente finalidad

El oficial o cadete de intercambio participa en todas las actividades del organismo de formación. La finalidad del intercambio es permitir al oficial o cadete imbuirse de la cultura militar de la Academia anfitriona, que establecerá un programa pormenorizado del intercambio cuyo contenido y duración será acordado entre ambas Academias. Dicho programa podrá incluir las siguientes actividades: – un curso de inmersión cultural y lingüística; – un curso de investigación y enseñanza académica; – un periodo de adiestramiento militar táctico y técnico; – un curso de instructor durante un periodo de instrucción académica, táctica o técnica

En cuanto a la duración del curso es elástica, pues (art. 6)

El tiempo de permanencia del oficial o cadete en la Academia anfitriona vendrá determinado por la duración del ciclo de formación estándar o por mutuo acuerdo entre la Academia de procedencia y la Academia anfitriona. Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Dicho tiempo podrá prolongarse en casos concretos cuando se requiera para alcanzar los objetivos de formación previstos. La decisión última es de la Academia de procedencia de acuerdo con la Academia anfitriona.

Los cadetes durante su estancia en el otro país, dependerán funcionalmente de las agregadurías militares de sus correspondientes embajadas (Art 7) y será el país de procedencia el que se haga cargo de los gastos de sus cadetes en el otro país (art 17) si bien el anfitrión le proporcionará al cadete

el alojamiento en la Academia anfitriona – la manutención en la Academia anfitriona – el acceso a toda dependencia (club, tiendas de efectos…) en las mismas condiciones que sus propios oficiales o cadetes. – los gastos de transporte, manutención y alojamiento derivados de las misiones específicas ordenadas por la Academia anfitriona

Osea, un verdadero Erasmus militar que nos pensaban pasar de forma desapercibida por si cuela.

Share

Convenio Defensa – Universidad Complutense: 160.000 anuales para un master

Imagen de Irene Barrilero Mtez


Fuente:  BOE.

Son muchas las universidades tentadas por el dinero del Ministerio de Defensa.  También son muchas las que sucumben a esta fuente de financiación.

Ahora nos referimos al convenio firmado por el Ministerio de Defensa y por la Universidad Complutense de Madrid para la realización del Master Universitario de Política de Defensa y Seguridad Internacional.

Dicho Master tiene, entre otras las siguientes características:

  • Por parte del Ministerio de Defensa, la financiación será con cargo a la aplicación presupuestaria 14.02.121N1.226.06, en el ejercicio 2015.
  • La aportación total será de ciento sesenta mil (160.000) euros en concepto de costes por la prestación de servicios académicos universitarios correspondientes a las actividades docentes del Master realizado por los alumnos nacionales del XVI CEMFAS y los de países amigos y aliados de la Unión Europea. La forma de pago será previa presentación de factura por la actividad realizada.
  • La citada cantidad se asigna para financiar los estudios de los estudiantes cuyo número total en el caso del XVI Curso de Estado Mayor es ciento once (111).
  • La UCM expedirá el título correspondiente a las enseñanzas del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional.
  • El Plan de Estudios del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional ha previsto una Comisión de Coordinación en la que participarán profesores de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas y de la UCM que será presidida por el coordinador del Master
  • Las actividades docentes y de investigación del Master Universitario en Política de Defensa y Seguridad Internacional se desarrollarán con la colaboración de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas.
  • Las actividades docentes del Master se impartirán en las dependencias del CESEDEN así como en otros Organismos nacionales o extranjeros o en dependencias de la UCM.
  • En las dependencias de la UCM se llevarán a cabo las actividades que se consideren necesarias para el desarrollo del Master que no se puedan impartir en las del CESEDEN.
  • Atendiendo a la actividad docente del Master en el interior de una instalación militar, el personal docente, de administración y de servicios de la UCM, estarán sujetos a las disposiciones que rigen en la misma en todo lo relacionado con la seguridad, régimen de vida de los Estudiantes y gobierno interior.

Los 160.000 € suponen un gasto por cada uno de los 11 estudiantes de 14.545 €, cifra nada despreciable en los tiempos que corren.

Acudimos, curiosos como somos, a la información del Máster proporcionada por la UCM y vemos que corre a cargo de la facultad de Políticas y Sociología.  Pero nos sorprende que el número de alumnos que aceptan es de 40 (no los 111 que comentábamos antes) y que la duración del Máster es de 1 curso, en 2 semestres.

Master Seguridad y Defensa UCM

 

 

 

Share

Listado de universidades militaristas

Imagen de Fotero

¿Qué es el programa COINCIDENTE (Cooperación en Investigación Científica y Desarrollo en Tecnologías Estratégicas)?  Pues, ni más ni menos que el fomento de la I+D+i militar.  Para ello el Ministerio de Defensa aporta recursos humanos, tecnología y capital, desde 1985.

Con este programa, se intenta aprovechar las tecnologías desarrolladas en el ámbito civil para aplicaciones de utilidad para la defensa, con objeto de fomentar el tejido industrial, científico y tecnológico dedicado a la defensa.

En este programa participan empresas y universidades.

En el presente artículo vamos a analizar el asunto de las universidades porque nos sorprende que estas cunas del conocimiento patrio se dediquen con alegría y cierto desenfreno a producir armamentos que, evidentemente, servirán para matar.

¿Es legítima esta opción de nuestras universidades?  Lo dudamos.  Pero ellas lo hacen en silencio, para no levantar polémicas entre sus estudiantes y en la opinión pública.

Este sería, pues, el primer listado que denuncia a las Universidades militaristas:

En el BOE de 16 de abril de 2015 se resuelven las adjudicaciones para el programa COINCIDENTE 2015, y en él figuran las siguientes universidades:

  • Universidad Politécnica de Madrid.
  • Universidad Politécnica de Valencia.
  • Universidad de Granada (3 proyectos)
  • Universidad de Barcelona.
  • Universidad Politécnica de Cartagena.

Para los siguientes datos hemos utilizado estas fuentes:

Resolución de 2011,  Cuaderno 2 Cátedra ISDEFE (con datos entre 2001 y 2009) y Cuaderno 11 Cátedra ISDEFE  (con datos entre 2007 y 2013)

 

Universidad de Alcalá:  2001-2003, 2011-2013

Universidad Politécnica de Madrid:  2000-2009

Universidad Autónoma de Madrid:  2001-2005, 2007-2009

Universidad Carlos III:  2001-2007, 2011-2013

Universidad de Cantabria:  2001-2004, 2011-2013

Universidad de Granada:  2003-2004 y 2005-2006, 2011-2013,

Universidad de La Coruña:  2003-2005

Universidad de Cartagena:  2004-2007, 2011-2013

Universidad Complutense:  2005-2006, 2011-2013

Universidad Autónoma de Barcelona:  2005-2009

Universidad de Málaga:  2005-2007

Universidad de Huelva:  2005-2007

Universidad Miguel Hernández (Elche):  2006-2008

Universidad de Valladolid:  2006-2008

Universidad Pública de Navarra:  2007-2009

Universidad Politécnica de Cataluña:  2007-2009

Universidad Rovira i Virgil:  2007-2009

Universidad Rey Juan Carlos:  2011-2013

Es decir, un total de 20 Universidades del Estado Español, un total del 24’3 % de las 82 Universidades que existían en 2014.  Una importante militarización de la universidad española, desconocida hasta la fecha y no denunciada por nadie.

Además, por si fuera poco, hay que añadir el Centro Superior de Investigaciones Científicas:

CSIC:  2003-2005, 2007-2009

Ahora la pelota está en el tejado de los estudiantes universitarios.

Por otro lado, recurrimos a una noticia antigua, de 2004, en la que se habla de que más de 2.000 científicos españoles han firmado un manifiesto contra la militarización de la investigación científica.  Como se ve, aquella era una buena idea y una buena campaña, que no ha dejado de ser necesaria con los años.

Share

Coste de la educación militar

Imagen de Ministerio da Defesa

Fuente:  Por Tierra, Mar y Aire.

Con motivo del día de las Fuerzas Armadas, Esteban Villarejo nos contaba algunas cifras para describir a las FAS españolas.

La que nos llamó la atención por no tener ninguna otra referencia de ella es la del número de alumnos en Centros de Formación de las Fuerzas Armadas:  1.459 personas.

En nuestro Informe sobre el Gasto Militar español en 2015 decíamos que en total se están gastando en 2015 en los Centros Universitarios de Defensa 14’43 millones de € (en 2014 fueron 13’04 millones de €).  Esto da un gasto medio de 9.890’3 €.

Hemos consultado información de Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en la que el gasto medio por alumnos es (en 2014):

  • en Educación Infantil:  4.744 €
  • en Educación Primaria:  5.141 €
  • en Educación Secundaria:  6.783 €
  • en Educación Universitaria:  9.829 €

Es decir, la educación de los militares españoles estarían en la media, muy ligeramente por encima (+ 0’62 %).

Sin embargo, no toda la enseñanza militar se puede considerar como enseñanza superior.

Debería ser fácil comprobar cuántos oficiales se están formando consultado la página web de, por ejemplo, la Academia General Militar.  Pero en ella no figura este dato, tan sólo otro más genérico de que han formado a

desde su fundación en el año 1882 y a través de sus tres épocas de actividad, ha formado a más de 23.000 oficiales del Ejército de Tierra, Guardia Civil y Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas.

Share

Otro aspecto de la seguridad que se militariza: la ciberseguridad

Dedicamos un artículo amplio al tema de la ciberseguridad porque es la primera vez que España tiene política en este sentido y nos parece importante analizar desde la perspectiva noviolenta esta nueva ampliación del concepto de seguridad hacia las redes telemáticas.

Documento oficial de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional (2013).

El 5 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia de Ciberseguridad Nacional 2013.  El documento lleva el sello del Departamento de Seguridad Nacional de Presidencia del Gobierno y fue aprobado por el Consejo de Seguridad Nacional, compuesto por los integrantes de la foto:

Hay que decir que el término ciberseguridad ya aparecía en la Estrategia Española de Seguridad de 2011, poco se había desarrollado desde entonces.

Lo primero que se destaca en la introducción del documento aprobado es que:

La Estrategia de Ciberseguridad Nacional se adopta al amparo y alineada con la Estrategia de Seguridad Nacional de 2013, que contempla la ciberseguridad dentro de sus doce ámbitos de actuación.

La Estrategia de Ciberseguridad Nacional (ECSN) consta de 5 capítulos:

Capítulo 1.  El ciberespacio y su seguridad.

El desarrollo de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) ha generado un nuevo espacio de relación en el que la rapidez y facilidad de los intercambios de información y comunicaciones han eliminado las barreras de distancia y tiempo. (…) las redes y los sistemas de información y de telecomunicaciones han venido a difuminar las fronteras, haciendo partícipes a sus usuarios de una globalización sin precedentes que propicia nuevas oportunidades, a la vez que comporta nuevos retos, riesgos y amenazas.

Cuando se inaugura un nuevo aspecto de la política de defensa hay que esperar que sean contestadas, en el primer documento que elabora el gobierno, las preguntas más básicas:  ¿Cuáles son estas amenazas, de qué nos tenemos que defender, a quién tenemos que defender?

La ECSN pasa a definir las características de los ciberataques:

  • Bajo coste:  muchas de las herramientas utilizadas por los atacantes pueden obtenerse de forma gratuita o a un coste muy reducido.
  • Ubicuidad y fácil ejecución:  porque es independiente de la localización de los agresores, no siendo imprescindible, en muchos casos, grandes conocimientos técnicos.
  • Efectividad e impacto:  debido a la ausencia de políticas de ciberseguridad, la insuficiencia de recursos y la falta de sensibilización.
  • Reducido riesgo para el atacante:  por la facilidad de ocultación y porque el marco legal es dispar o inexistente.

Los riesgos y amenazas son enumerados:

  • Estados extranjeros.
  • Causas técnicas.
  • Fenómenos naturales.
  • Hacking.
  • Conflictos.
  • Crimen organizado.
  • Amenazas internas.
  • Terrorismo.
  • Sabotaje.
  • Hacktivistas.
  • Individuos aislados.
  • Delincuencia.
  • Espionaje.
  • Organizaciones terroristas.

Estamos totalmente sorprendidos porque tras más de 6 meses de negociaciones el nivel de concreción es bajísimo:  causas técnicas (¿?), fenómenos naturales (¿?), conflictos (¿?).  Por otro lado, se nota, en la reiteración, una cierta fijación:  hacking, hactivistas;  terrorismo y organizaciones terroristas.  Parece que hay pocos riesgos y amenazas y los quieren duplicar para rellenar, si es así, nos extraña que no hayan incluido junto a crimen organizado, organizaciones criminales, y junto a individuos aislados, las individuas aisladas.  Por otro lado, ¿qué serán las amenazas internas?  ¿Volvemos a los tiempos de Franco en los que el enemigo éramos la gente de la calle?

También nos preocupa otro aspecto que se omite totalmente.  ¿Pueden los militares y civiles ejecutores de la ECSN convertirse en parte de lo que quieren combatir?  Es decir, mucho nos tememos que pare evitar el hacking van a hacer hacking, que para evitar el espionaje cibernético van a hacerlo ellos.  Así, nuevamente, lo que lograremos será que España se convierta en el enemigo de mucha gente.

Por otro lado, teniendo en cuenta el peligro que anunciamos, habría que tener un código ético y también un código de sanciones para que aquellos que se dedican a la ciberdefensa no puedan hacer, sin pagar por los malos usos, todo aquello que les dé la gana.

Capítulo 2.  Propósito y principios rectores.

Los principios rectores son muy bonitos:

  • Liderazgo nacional y coordinación de esfuerzos.  Ambos los asume el presidente del Gobierno.  (Pues si lidera Rajoy, vamos apañados, las amenazas y los riesgos se estarán carcajeando).
  • Responsabilidad compartida.  Todos los agentes públicos y privados, incluyendo también a los propios ciudadanos han de sentirse implicados con la ciberseguridad.  (¿Qué significa esto, que si algo sale mal, será culpa nuestra?, ¿que nos van a dejar decidir algo?, ¿que vamos a poder decidir cuánto dinero y a dónde va dedicado? Realmente es curiosísima y cansina la retórica del gobierno PPPSOE en la que nos quieren hacer sentir interesados e implicados en cosas sobre las que ni nos han preguntado).

Y todos ellos, respetando y fortaleciendo la protección y el pleno disfrute de los derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución y en instrumentos internacionales de la importancia de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos o el Convenio Europeo para la protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

Capítulo 3.-  Objetivos de la Ciberseguridad.

Son seis los objetivos que fija la ECSN:

Objetivo 1:  Garantizar que los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que utilizan las Administraciones Públicas poseen el adecuado nivel de ciberseguridad y resiliencia.

Aquí aclaramos que resiliencia es  es la capacidad de un sistema de soportar y recuperarse ante desastres y perturbaciones.  Es decir, que se asume que no hay posibilidad de un adecuado nivel de ciberseguridad que nos proteja de los actos enemigos y que es tan importante dotarnos de capacidad de recuperación.

Objetivo 2:  Impulsar la seguridad y resiliencia de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones usados por el sector empresarial en general y los operadores de Infraestructuras Críticas en particular.

Es decir, que esta parte del Estado, liderada por los militares, se pondrán al servicio de la seguridad y resilencia del sector empresarial.  Esto nos parece escandaloso pues supone que con el dinero de todos vamos a beneficiar a los grandes del sector empresarial.  Nada se dice de proteger y favorecer la resiliencia de las ongs o de los movimientos de base, ni de la sociedad en general.  Parece claro que la opción no es neutra sino que se configura otra vez para favorecer la seguridad, ciberseguridad en este caso, de las elites de la sociedad.

Objetivo 3:  Potenciar las capacidades de prevención, detección, reacción, análisis, recuperación, respuesta, investigación y coordinación frente a las actividades del terrorismo y la delincuencia en el ciberespacio.

Objetivo 4:  Sensibilizar a los ciudadanos, profesionales, empresas y Administraciones Públicas españolas de los riesgos derivados del ciberespacio.

¿Sensibilizar o adoctrinar?  Más bien parece que lo que buscan es que digamos que sí a todo lo que proponen aunque lo que proponen sea vaguedades como las que hemos visto más arriba.

Objetivo 5:  Alcanzar y mantener los conocimientos, habilidades, experiencia y capacidades tecnológicas que necesita España para sustentar todos los objetivos de ciberseguridad.

Es decir, ¿el gobierno se plantea gastar miles y miles de euros en llegar a unos conocimientos y habilidades que no explica cuáles son?  Quiere esto decir que España se va a dedicar, como nos tememos a formar hacktivistas, saboteadores digitales y espías del ciberespacio para hacer todos estos delitos con la cobertura legal de estar usando la fuerza del Estado?  Si esto fuera así, no estaríamos de acuerdo, al igual que denunciamos el terrorismo de estado.

Objetivo 6:  Contribuir a la mejora de la ciberseguridad en el ámbito internacional

Con los mimbres explicados anteriormente y sin explicar este punto, mucho nos tememos que simplemente el gobierno del PP pretende realizar, en la medida de lo posible, a escala española, las mismas actividades que recientemente han causado escándalo internacional y aceradas críticas europeas por parte del espionaje de Estados Unidos.  Parece que sí anuncian que España colaborará con los estados que necesiten capacitación mediante la política de cooperación al desarrollo, es decir, parece que se darán cursos en el extranjero que no serán financiados por el Ministerio de Defensa, sino por Exteriores, lo cual puede contribuir a aumentar el gasto militar oculto en otros ministerios diferentes al de Defensa.

Toda esta indefinición nos hace sospechar que esta ciberdefensa española va a ser otro peligro más para la sociedad española.

Capítulo 4.-  Líneas de acción de la ciberseguridad nacional.

  • Capacidad de prevención, detección, respuesta y recuperación ante las ciberamenazas
  • Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Administraciones públicas.
  • Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Infraestructuras Críticas.
  • Capacidad de investigación y persecución del ciberterrorismo y la ciberdelincuencia.
  • Seguridad y resiliencia de las TIC del sector privado.
  • Conocimientos, Competencias e I+D+i
  • Cultura de la ciberseguridad.
  • Compromiso internacional.

Capítulo 5.-  La ciberseguridad en el Sistema de Seguridad Nacional.

Imagen de Thiber

En la imagen anterior viene bien explicadito, y como una imagen vale más que mil palabras …

Lo que queda claro es que va a haber dos comités, suponemos que con media docena, una docena o docena y media de personas cada uno, que cobrarán sus buenos sueldos por hacer … ¿nada?

La verdad es que tampoco nos queda claro.  Sólo dar relevancia a la noticia de El País que asegura que ha habido mucho rifi-rafe por la presidencia del Comité de Ciberdefensa entre los responsables de Presidencia (CNI), Industria, Exteriores, Interior y Defensa.

Finalmente, se ha optado por una solución salomónica. Los altos cargos del CNI, Interior, Industria, Defensa y Exteriores se turnarán, por periodos de un año, al frente del comité. El primer turno corresponderá al director del centro de inteligencia, Félix Sanz —o, en su defecto, a la secretaria general del CNI, Beatriz Méndez de Vigo—, que será el Representante Nacional de Ciberseguridad y representará a España en los foros internacionales.

Además, sobre la financiación de estas nuevas estructuras de la defensa patria, hay que destacar que

La estrategia carece de dotación económica, por lo que su puesta en práctica dependerá de las asignaciones previstas en los presupuestos de los distintos ministerios.

Otras vertientes de la ECSN:  el negocio.

Curioso.  Hace poco hacía su aparición el primer think-tank español sobre ciberseguridad.  Se llama Thiber y está dirigido por Enrique Fojón, Guillem Colom y Adolfo Hernández.  Y que cuenta con la colaboración de tres entidades públicas:  la Universidad Autónoma de Madrid, el Centro de Seguridad Industrial, ISMS Forum Spain;  y tres entidades privadas:  Vulnex, Ecix y Secure Tech.

Mucho nos tememos que este sea otro intento, disfrazado con el miedo que mete a la gente el tema de la seguridad, para hacer otro negocio con los amiguetes.  No olvidemos que la cúpula del Ministerio de Defensa han sido importantes miembros del negocio armamentístico.

Según Atenea Digital hay 600 empresas esperando a que se desarrolle esta ECSN para lucrarse

de ayudas para implementar el software necesario para que Pymes y grandes empresas no sean vulnerables a robo de información industrial o estafas. Precisamente, según ha sabido Atenea, esta dotación económica aún inexistente será articulada a partir de los presupuestos de los distintos ministerios implicados, sobre todo Interior, Industria y Defensa.

¡BINGO!

Ayudas a los industriales, más gasto militar, más gasto militar oculto en Interior e Industria. Una vez más, el viejo truco.

Share

Un nuevo think tank en Defensa: GESI

Inicio

Fuente:  Grupo de Estudios en Seguridad Internacional.

Hoy nos hacemos eco de una web sobre temas de defensa promovida por profesores de varias Universidades (Universidad de Jaén, U. de Barcelona, U. de Granada, U. Pablo Olavide de Sevilla y U. de Valencia) españolas que desde hace años investigan e imparten docencia sobre aspectos concretos de la seguridad y la defensa, y que han creado una red informal de trabajo en la que también participan profesionales externos al ámbito académico.

Trata de temas de armamento, política de exteriores y seguridad, terrorismo, política de defensa, conflictos armados y seguridad energética.

También hacen jornadas sobre seguridad y defensa, yihadismo, …

Un nuevo blog, una nueva opinión, nuevos datos y análisis.  Todo ello muy valioso en un mundillo como el del militarismo en el que muy poco se mueve.  Por lo tanto, todo ello muy valorable.

Pero, … ¿Cómo se financian?  ¿Quién les subvenciona?  Lo desconocemos, pero sí hemos publicado en otras ocasiones que, por ejemplo, la Universidad de Jaén hace unas jornadas de exaltación militarista, o que las universidades se abonan a las subvenciones del Ministerio de Defensa para hacer propaganda del militarismo.

En fin, por sus obras y opiniones les conoceremos y habrá que leerles atentamente.  Un saludo.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed