Archive for tortura

Repensar la educación de la Guardia Civil

Imagen de Santiago Stucchi Portocarrero

Imagen de Santiago Stucchi Portocarrero

Fuente:  Movimiento Político de Resistencia.

Se imaginan a un Coronel Jefe de la Guarida Civil relajado, confiado, en su salsa:

En una conversación grabada en la Comandancia de Palma de Mallorca en 2011 el coronel jefe de la Guardia Civil en las Islas Baleares, Jaume Barceló, justificó y reconoció que había torturado personalmente a los detenidos numerosas veces: “Hostias y un golpe lo hemos dado ¡todos! Yo, así…”

En numerosas ocasiones el coronel Barceló ha alardeado de haber “sacudido” a los detenidos y ha relatado varios episodios de torturas. Cuando era más joven torturaba a los detenidos de forma habitual, jactándose de ello porque los delitos “ya han prescrito porque llevo muchos años fuera de la calle”.

En la grabación los guardias civiles estaban hablando de varios casos de torturas que en esos momentos estaban en los tribunales. Ninguno de ellos denunció a su jefe por los delitos que había confesado cometer, lo cual es un grave incumplimiento del deber por parte de todos los presentes.

“El que ha trabajado un poco en esta Guardia Civil y no ha soltado una paparra [bofetón en el lenguaje propio de Mallorca] es que ha trabajado poco, porque eso lo hemos hecho todos”, es una de las frases que dice el coronel Jaume Barceló involucrando a toda la Guardia Civil como cuerpo en la práctica de torturas.

Otro ejemplo más de las actitudes de algunos guardiaciviles que se han empapado hasta la médula de la cultura violenta, machista, opresora, de desprecio a los civiles y a los demás, de obediencia ciega, de taparse unos a otros, de irrespeto absoluto a los derechos humanos y a la legalidad que dicen defender.

Posiblemente este señor no sea lo más ejemplar de la guardia civil y se merezca algún tipo de reproche, pero sobre todo es necesaria alguna condena realizando servicios sociales hacia aquellos que desprecia.  Parece que estar armado le hace sentirse superior y le autodota de todas las razones posibles para hacer lo que le dé la gana.  Quizá le vendría bien, y con urgencia, hacer actividades que le hagan tener empatía con los oprimidos, con los que sufren violencia directa, estructural y/o cultural.  ¿Se humanizaría?.

Ni las labores policiales ni las de defensa pueden triunfar por métodos violentos, se necesita negociación, comprensión, imaginación para abordar los problemas de manera constructiva.

Quizá el coronel prefiera meter a todo el mundo en la cárcel.  Así se sentirá más seguro.  En cambio, lo único que logra con esta actitud es cronificar los problemas y agudizarlos.

Es necesario repensar las actitudes y la formación de la Guardia Civil y de los militares:  su educación más básica, sus valores, sus formas de actuación, su propio oficio.  Sin ello será imposible avanzar hacia una sociedad más pacífica y justa.

Share

¿Son violentos los taurinos?

Recomendamos ver el siguiente vídeo en su totalidad.  Los hechos ocurren en Francia, pero podrían darse, también, en cualquier lugar de la piel de toro.  Realmente son poco más de 14 minutos, pero todos ellos se aprovechan:

 

Es una protesta noviolenta antitaurina.  Las primeras imágenes son de la preparación de la sentada.  El resto es cómo la realizan y de qué manera tan noviolenta aguantan las acometidas de los taurinos.

Los antitaurinos utilizan pancartas, un bote de humo rojo, cadenas, gritan eslóganes, y se sientan.

Los taurinos utilizan, contra hombres y mujeres, contra jóvenes y viejos, mangueras de agua, tortazos, puñetazos, empujones, patadas, estirones, desnudan a una chica antitaurina.  Todo ello, la mayor parte de las veces, por la espalda.

Ciertamente las corridas de toros son legales.

Pero también es cierto que la actitud de los taurinos les deja en muy mal lugar.  Disfrutan con la violencia, ejercen la violencia.  Son violentos.  Y ello no es legítimo.

No al maltrato animal.

La tortura no es arte ni cultura.

Share

Datos que apoyan que la violencia cultural y estructural generan violencia directa

Nos ha hecho pensar mucho la película que os ofrecemos a continuación.  Se titula «El experimento» y dura casi dos horas.  En youtube nos la presentan así:

El experimento de la cárcel de Stanford es un conocido estudio psicológico acerca de la influencia de un ambiente extremo, la vida en prisión, en las conductas desarrolladas por el hombre, dependiente de los roles sociales que desarrollaban (cautivo, guardia). Fue llevado a cabo en 1971 por un equipo de investigadores liderado por Philip Zimbardo de la Universidad Stanford. Se reclutaron voluntarios que desempeñarían los roles de guardias y prisioneros en una prisión ficticia. Sin embargo, el experimento se les fue pronto de las manos y se canceló en la primera semana.

 

También os dejamos una información básica de wikipedia sobre el experimento de la cárcel de Stanford.

Y otra información sobre Philip Zimbardo, entrevistado por Eduard Punset en el número 54 del programa Redes para la Ciencia.

En este blog, en muchas ocasiones hemos intentado desvelar que la violencia directa no es la única existente y que es necesario desde una perspectiva noviolenta y pacifista hacer consciente a la sociedad de que las violencias estructural y cultural sustenta a la directa y le dotan de muchas de sus características.  También sale a colación el concepto de desobediencia y el de insumisión y sus relaciones con los anteriores.  Y otros más generales como la ética, el concepto de enemigo y amigo, aliado, etc.  Es interesante relacionar las fuentes con la enseñanza violenta que todos mamamos y aportar líneas de lucha contra ella.  ¿Qué es el poder, cómo se mantiene, por qué lo aceptamos aunque sea injusto?  ¿Cómo nos podemos educar en aplicar y desarrollar nuestro poder sin menoscabar y respetando el de los demás?

Nos parece que las tres fuentes que os ofrecemos pueden ser el punto de partida de interesantes reflexiones y que con ellas las proposiciones de la noviolencia política pueden avanzar.

Esperamos vuestros comentarios.

Share

La justicia militar es un anacronismo

Condena

Fuente:  El País.

Conocemos ahora que será la justicia militar y no la civil la que investigue los malos tratos recibidos por un detenido  irakí de la mano de soldados españoles de la base de Diwaniya en 2004, de las cuales hemos podido todos avergonzarnos por el vídeo que ha salido a la luz hace unos días.

No es la primera vez en la que nos quejamos del anacronismo de la justicia militar. No debería existir un tribunal y una jurisdicción aparte para los militares. Es como si los carteros, pongamos por caso, quisieran ser juzgados por los carteros, o los carniceros por los carniceros, o los banqueros por los banqueros (bueno, este es un mal ejemplo y es mejor no darles ideas, aunque en realidad tampoco les hace falta, que ya tienen luego quienes los indulten).

No son infrecuentes los casos en que el corporativismo, sea militar o de otro tipo, hace poco imparcial cualquier enjuiciamiento de los comportamientos humanos y no parece un buen antecedente éste de que sea la justicia militar quien juzgue a los militares si tenemos en cuenta las noticias difundidas acerca de este caso que nos indican el malestar del estamento militar por la difusión del vídeo.

Mucho nos tememos que, juzgue quien juzgue, de poco va a servir, si es que pretendemos que la solución más imaginativa a un problema como el de las torturas en guerra se puede resolver con la sanción penal y el castigo ejemplar a los autores del hecho.

Por otra parte, un juicio, cuando menos, exige un juez imparcial e independiente y no parece que lo mejor sea permitir ningún asomo de dudas al respecto. Los jueces militares son una peculiaridad muy poco asumible respecto del resto de los jueces, tanto por su estudio y preparación como por su competencia. Por poner un ejemplo, sus oposiciones cuentan con 248 temas más o menos ligeros (los de los jueces civiles mas de 450), las oposiciones cuentan con pruebas «físicas» de carácter eliminatorio, no pasan luego por la escuela de práctica jurídica a completar ninguna formación (otros dos años de formación) y la media de estudio no suele ser superior al año (las de judicatura no bajan de cuatro), porque son pruebas muy facilonas.

Tanto huele a chamusquina esto del enjuiciamiento de comportamientos de militares en Irak por parte de otros militares, que hasta Amnistía Internacional ha protestado y pide que estos tipos no sean juzgados bajo una jurisdicción especial y por militares. Por algo será.

Share

Historia de la vida de una niña soldado en Uganda

Os recomendamos escuchar el audio del Programa de RTVE «Países en conflicto» en el que en primera persona una niña soldado de Uganda nos cuenta cómo fue su vida.

Según Amnistía Internacional niño soldado es toda aquella persona que siendo menor de 18 años forma parte de cualquier grupo armado, regular o irregular.

Más datos sobre este hecho irrespetuoso con los derecho humanos los podemos encontrar en wikipedia.

Infancias que son un infierno y que, a la vez, son una realidad a la que volvemos la espalda.

Share

Violencia cultural del sistema capitalista

El uso perverso de algunas argucias de la psicología, que fueron utilizados de forma grosera por parte de los torturadores americanos en sus guerras de baja intensidad en el subcontinente, fue aprovechado por los economistas discípulos de Friedman (discípulo a su vez de Hayek, hoy lectura de culto de la derechona española) para diseñar una estratgia de «shock» económico (subida de impuestos, desloclización, disciplina presupuestaria entendida como deterioro de los servicios públicos y desmontaje del estado de bienestar, alza de precios, bajada de costes laborales, etc.) que valiese para llevar a la sociedad a su desmoralización social y permitiera el enriquecimiento y la dominación de los de siempre, tal como ahora estamos viendo cada vez más claro.

El vídeo en que se describe esto es instructivo y nos permite ahondar en el aspecto cultural (violencia cultural) de nuestro sistema y en su funcionalidad para legitimar las otras violencias del mismo.

http://www.mediafire.com/?zdklumonqzz

Share

Polémicas armas «no letales».

En  Público hemos leído una noticia que habla de dos «armas no letales» que nos preocupan porque producen muertos con cierta asiduidad.

La primera son las pistolas táser que en los disturbios de verano en Reino Unido ya han producido algunas muertes y que desde 2001 a 2007 han matado a 269 personas por parte de los medios policiales, según denuncia Amnistía Internacional, en un artículo del año 2007 donde denuncia que las pistolas carecen de regulación legal en España y que las policías están anunciando su compra (ya hay 3 comunidades autónomas que las poseen).  Además, nos parece muy interesante el informe de Amnistía en pdf (58 páginas) sobre estas armas y sus características, además sobre su regulación legal, uso e informes de muertes.

Otra denuncia que también nos parece muy grave es la que promueve el comité contra la tortura de la ONU que advierte, desde el 2007,  que las armas de  electrochoque son una forma de tortura y como tal deben prohibirse (Fuente:  Diana Delgado).

Nuestra preocupación se vuelve alarmante cuando nos damos cuenta de que tras el inocuo nombre de Encargos S.A. se venden por internet estas y otras armas «no letales».  Cierto que la sede está en Andorra la Vella, pero también pensamos que este comercio debería estar perseguido.  También en esta simpática web se vende el otro «arma no letal» que son los aerosoles de gas pimienta.

En la anterior referencia de Público se explica que también murió un hombre joven y practicante de rugby (en buena forma, vamos) en los pasados disturbios del verano por el aerosol pimienta.   En wikipedia vemos que han muerto 61 personas desde 1990 por el aerosol pimienta y que es muy posible que las personas con asma tengan más posibilidades de morir si se usa contra ellos.  El Ejército de Estados Unidos explicó en 1993 que los aerosoles de pimienta pueden provocar «efectos mutagénicos, carcinogénicos, de sensibilidad, cardiovasculares y toxicidad pulmonar, neurotoxicidad, así como otras posibles fatalidades humanas. Hay un riesgo al utilizar este producto en una gran variedad de personas».  El aerosol de pimienta está prohibido internacionalmente para su utilización en la guerra, desde la Convención de Armas Biológicas de 1972, pero no para la utilización en la seguridad interna.  (¡Impresionante!).

Share

No hay guerra que defienda la democracia.

Sin comentarios:  la guerra no es lo que nos venden, la guerra es esto:  criminalidad consentida, organizada, estatal;  terror, terrorismo, tortura.

¿Somos cómplices?  ¿Por qué no nos rebelamos contra la guerra?

Por algo repetimos una y otra vez que la violencia sólo genera violencia.

Share

Sobre el terrorismo de Estado.

Fuente:  Lluís Bassets en su blog El Boomeran(g), también publicado en EL PAÍS.

El periodista citado hace un repaso por algunos de los últimos ejemplos de terrorismo de estado:

Los Gal españoles.
La autorización de asesinatos selectivos en Afganistán y Pakistán por parte de Obama.
Guantánamo (citamos nosotros) del mismo autor.
La ilegal guerra de Irak en la que participaron varios países europeos de la batuta de EE.UU.
Las cárceles secretas de la CIA.
La posibilidad de mantener sin libertad sin juicio a los inmigrantes durante 180 días, según la normativa europea.
Las expulsiones de gitanos rumanos de Italia y Francia.
Etc, etc.

¡Menudo panorama de respeto a las libertades y a los derechos humanos protagonizamos el primer mundo!

Share

Terrorismo de estado contra el terrorismo.

Fuente:  José Yoldi en su artículo de El País:  «El napalm no se inventó por casualidad«.

Combatir fuego con fuego.  Combatir la violencia con más violencia sólo provoca el aumento de la espiral de violencia.

Contexto:  el Foro de Seguridad Global contra el Terrorismo Internacional, organizada en la escuela de leyes de la Universidad de Nueva York.

Declaraciones de los estadounidenses:   «Debemos abandonar la práctica de la tortura porque la información que proporciona ya no es fiable«.  No porque sea inhumano, contra los derechos humanos, sino porque no proporciona información fiable.

También analizan las utilidades del Predator Drone, el avión teledirigido utilizado en varios países como instrumento de vigilancia, pero también para cometer asesinatos selectivos contra dirigentes y grupos terroristas.  Aquí el comentario estadounidense tampoco estuvo mal:   «el Predator Drone tiene un problema: tras su uso no hay posibilidad de obtener datos de inteligencia, ya que los sospechosos a los que habría que interrogar están muertos«.  El problema no es si las actuaciones para asesinar selectivamente son legales o morales,  nisiquiera que el 20 % de las bajas que cuasa sean civiles inocentes,  sino que una vez que se los han asesinado, los terroristas no tienen a bien cantar La Traviata.  Y es que, claro, para eso …

Para acabar y para no cesar de sorprendernos con Yoldi, otra frase con cinismo cum laudem: «Otro de los participantes destaca que Obama mantiene prácticamente las mismas medidas contra el terrorismo que Bush. El manual es el mismo, insiste, pero el triunfo de Obama ha permitido que podamos desprendernos de las «cosas tontas» de la política de Bush por las que la gente nos odia. Se supone que esas cosas tontas son las torturas de Abu Ghraib, los vuelos y las cárceles secretas de la CIA o el limbo jurídico de Guantánamo».

Traducido:  nosotros hacemos lo que nos da la gana, pero los demás no pueden.

Y es que si la guerra contra el terror genera más terror, posiblemente algo estemos haciendo mal.

Para acabar otra bella declaración:

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed