Archive for Seguridad Económica

España podría acabar con el hambre en el mundo en 1’5 años usando el gasto en Defensa

Imagen de Paulo Slachevsky

Fuente:  ABC, basado en los últimos datos de Military Balance del IISS (Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en Londres).

El listado de los países que más han gastado en Defensa, según el IISS:

1.-  Estados Unidos:  604.452 millones de dólares

2.-  China:  145.039 millones de dólares

3.-  Rusia:  58.900 millones de dólares

4.-  Reino Unido:  52.498 millones de dólares

5.-  India:  51.052 millones de dólares

6.-  Japón:  47.342 millones de dólares

7.-  Francia:  47.201 millones de dólares

8.-  Alemania:  38.281 millones de dólares

9.-  Corea del Sur:  33.778 millones de dólares

10.-  Australia:  24.188 millones de dólares

Entre los 10 países que más gastan en Defensa, el monto total ha sido 1.102.731 millones de dólares:  1’1 billones de dólares (o, casi, de €, que ahora están bastante a la par).

Comparemos:

Acabar con el hambre en el mundo, según calculó la FAO en 2009, costaría 44.000 millones de dólares.

Es decir, los 10 grandes países en gastos militares podrían acabar 25 veces con el hambre en el mundo.

Pero, además, podemos hacer un cálculo más cercano:

El Gasto Militar español para 2016 ha sido de al menos 30.928’86 millones de €.  Esto supone que España podría acabar con el hambre en el mundo en 1’5 años si dedicase lo que usa en Defensa.

Como se ve, acabar con el hambre en el mundo y acabar con el despilfarro en Defensa son cuestiones que dependen sólo de la voluntad política.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La guerra es un negociazo

Fuente:  Público.

Los ataques terroristas en París han tenido múltiples consecuencias, una de las cuales es el subidón en bolsa de las principales empresas militares:

Imagen de Aaron Cantú

Imagen de Aaron Cantú

 

Imagen de Aaron Cantú

 

Imagen de Aaron Cantú

 

Imagen de Aaron Cantú

 

Además,

Thales, el mayor fabricante de armas de Francia, tuvo ayer un día excepcional, subiendo en bolsa casi un 3%, aun cuando el índice bursátil más importante de Francia está soportando caídas importantes.

Muchos traficante y constructores de armas estarían sonriendo cuando veían las imágenes de los atentados en París.  Su empresa irá mejor, su familia será más rica, también serán más felices sus accionistas.

Y, por supuesto, hay que señalar que todas estas empresas privadas están altamente ayudadas y financiadas por los gobiernos occidentales.  Es decir, están financiadas por los impuestos de los ciudadanos del primer mundo, que nos creemos ajenos a toda esta violencia.

¿Tiene sentido la industria militar?  ¿Es necesario reconvertirla a fines sociales?

La seguridad económica y la OTAN: Dirección de Seguridad Económica (DSE)

Imagen de The U.S. Army

Fuente:  OTAN.

Nos quieren vender, habitualmente, que la defensa se ocupa exclusivamente, de la seguridad de las fronteras, del peligro de las invasiones.

Nada más lejos de la realidad.

Curioseando en la página web de la OTAN hemos encontrado un apartado sobre seguridad económica.  En él, la OTAN se dice preocupada, como subraya su Concepto Estratégico, porque

la interrupción potencial del flujo de recursos económicos que comprende las personas, los bienes y productos estratégicos pueden plantear desafíos y oportunidades para la seguridad de la Alianza

Además, en uno de sus últimos documentos de finales de 2014, la Declaración de Gales, afirman que:

Somos conscientes de que nuestra seguridad y nuestra prosperidad están vinculados entre sí. Nuestras economías y la prosperidad requieren seguridad. Y nuestra seguridad común requiere la inversión, basado en economías fuertes. A medida que salimos de la recesión, lo hacemos con renovada dedicación a promover el libre comercio, la competitividad y el crecimiento a través de la comunidad transatlántica, incluyendo una mayor defensa de la cooperación industrial en Europa y otro lado del Atlántico. 

Su enfoque ha sido siempre global (antes, durante y después del conflicto):

Una comprensión adecuada de la defensa y de seguridad la economía es una contribución esencial para el trabajo de la OTAN en pre-conflicto, los conflictos y las situaciones posteriores a los conflictos.

El interés por la faceta económica de la guerra ha estado presente desde la fundación de la OTAN:

La cooperación económica entre los aliados y, con el tiempo, con los socios comenzaron formalmente en 1957 con la creación del Comité Económico. El Comité llevó a cabo el trabajo de múltiples facetas en la seguridad económica hasta mediados de 2010, cuando se disolvió y sus tareas (pasaron a llevarse) a cabo dentro de otros comités. La sección de Economía de Seguridad (DSE) de la División del Estado Mayor Internacional de Asuntos Políticos y Política de Seguridad Defensa y constituye el equipo principal que se ocupa de defensa y seguridad de economía sobre una base del día a día.

Es decir, desde 2010 la DSE y sus planes económico-militaristas se encuentran escondidos entre otras divisiones de la OTAN.

Es de destacar que la DSE ha estado trabajando en Afganistán luchando, dicen ellos, contra la corrupción en el ámbito de la economía y de la defensa.  También:

DSE interactúa con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en la evaluación de los problemas económicos y financieros que son críticos para mediano y largo plazo el desarrollo económico de Afganistán y la seguridad.

Menudo trío se ha juntado:  OTAN, FMI y Banco Mundial.  Así no nos extrañan los logros económicos de Afganistán en los últimos tiempos:

  • Ha pasado de ser la nación 147 con un Índice de Desarrollo Humano de 0’341 en 2000, a ser la nación 169 con un IDH de 0’468, considerado como muy bajo por el PNUD, y entre los últimos clasificados mundiales.
  • Se calcula que el 86 % de las mujeres y un 57 % de los hombres son analfabetos.  En total se calcula que son 10’5 millones de personas.
  • La producción de opio (base de la cocaína) ha aumentado y es uno de los productos estrella de su economía.
  • El 35 % de la población está desempleada y vive por debajo del umbral de la pobreza.
  • Se estima que más del 60 % de la población de Afganistán vive a más de 2 horas de un centro de salud.
  • La esperanza de vida es de sólo 60 años para ambos sexos.
  • El índice de mortalidad infantil es uno de los más altos del mundo.
  • El número de personas que recurre a la venta de su propiedad o pide ayuda a familiares y amigos debido a la inseguridad alimentaria se ha duplicado en el último año en Afganistán, alerta un informe de varias agencias de Naciones Unidas, junto con sus socios en el terreno.  Según el estudio, la cifra de personas en esa situación aumentó de un 4,7%, a un 5,9%, en un lapso de 12 meses. El porcentaje actual equivale a un millón y medio de personas en condiciones de inseguridad alimentaria grave.  Además, otro 27,3% de la población está expuesto a esa situación, pero en un nivel moderado.

El egoísmo que demuestra la OTAN cuando habla de las implicaciones de la actual crisis económica en la seguridad económica es admirable:

Los desafíos que enfrenta la Alianza en la raíz de la recesión económica mundial en 2008 se han hecho sentir en la presión impuesta a los presupuestos de defensa nacional en un momento de austeridad económica y fiscal. En un mundo financiero y económico cada vez más complejo, la colaboración económica internacional es una condición fundamental para la estabilidad y la seguridad, así como medidas para garantizar que los miembros de la OTAN siguen dedicar los recursos presupuestarios necesarios para capacidades de defensa y seguridad.

Sólo les importa su propia seguridad presupuestaria, para invertirla en armas y en muertes en los países que invaden.  Eso sí, en cada uno de sus comunicados y estudios no falta la profusa utilización de palabras como cooperación y solidaridad.

Rusia, paradigma de que el militarismo ahoga a la población propia

Imagen de ..zuzu..

Fuente:  El País.

Los datos son escalofriantes:

  • Gasto para Defensa:  32,11% del presupuesto,
  • Gasto para Educación: 3,59%
  • Gasto para Sanidad: 3,05%.

¿Cómo es posible que una sociedad gaste casi 1 de cada 3 euros en la violencia militarista?  ¿Es sostenible esta situación política, social y económicamente?  ¿Qué futuro espera a su población con tan nimio gasto en educación, qué presente sufren con dicho gasto en Sanidad?

El resultado de la votación de presupuestos fue de 239 votos a favor (se requería un mínimo de 226), los del partido Rusia Unida (gobernante) más un voto de la oposición; y 152 diputados en contra.  No votaron o se abstuvieron 59 diputados.

Los diputados contrarios argumentaron que los gastos sociales cada vez son más escuetos, que la sociedad se está empobreciendo y que el endeudamiento de las regiones crece.

Se da la paradoja de que Rusia opta por defender su política exterior, ninguneando las necesidades de su propia población.  ¿Cuánto puede durar esta situación sin un levantamiento social?

Algunos ejemplos:

En 2016, la pensión de los jubilados aumentará un 4%, muy por debajo del índice de inflación, que según el Ministerio de Desarrollo Económico será del 12,8%.

El descenso de los gastos en sanidad y la insatisfactoria organización de la misma han producido ya un nuevo aumento de la mortalidad a partir de 2014; sobre todo en el contingente en edad laboral.

De provincias llegan informaciones sobre reducciones de sueldos a los maestros de un 30% a partir de enero, clínicas que no pueden atender a pacientes por falta de financiación y recorte de plantillas, por ejemplo en la fábrica de automóviles de AvtoVaz (en el Volga), en un 20% (de 52.000 a principio de año a 47-48.000 en la actualidad). La huelga general de los camioneros de largo recorrido esta semana para protestar por una nueva tasa de peaje puede afectar al abastecimiento.

Y lo contrario ocurre en el ámbito de la industria militar:

Sin embargo, la crisis parece no afectar a empresas militares como la Fábrica de Armamento Misilístico Táctico, cuyos empleados han pasado a trabajar en tres turnos para poder satisfacer la demanda que genera la operación militar en Siria. Es tanta la actividad que, según la publicación Kommersant, ha habido que comprar ocho barcos a Turquía para llevar los misiles a la base militar rusa de Tartus.

Por mucho que los líderes rusos quieran argumentar razones que tienen que ver con la coyuntura internacional, lo cierto es que estos datos y políticas provienen de planes ya ideados en 2013 y que pretendía (y están consiguiendo) aumentar los gastos militares en un 60 %, mientras se reducían los gastos en sanidad y educación.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed