Archive for Rota

La visita de Obama a su feudo español

TTIP_16-04-23_6

7beachbum

Fuente: El Español

Que no nos cuenten cuentos. Obama vino a supervisar en persona sus bases militares y la sumisión a su programa militar por parte de este apéndice de su imperio.

Es una visita militar y de sumisión militar.

Antes de aterrizar en España, Barack Obama asistirá a una cumbre de la Alianza Atlántica en Varsovia. De acuerdo a valoraciones de la Casa Blanca, el objetivo del encuentro es el de “reforzar la seguridad al este y al sur de la OTAN”.

España en estos momentos se congracia con el americano poniendo a disposición de la OTAN la parte más operativa de los ejércitos españoles para que sean «la punta de lanza·» operativa de la OTAN en los escenarios de «despliegue inmediato» (la fuerza de reacción rápida de la OTAN). Para eso hace poco hemos mandado una brigada imponente y pertrechada a Polonia con el objetivo de «mostrar músculo» a los levantiscos rusos, una de nuestra obsesiones desde el fascismo de Franco en adelante. Lo hemos hecho de momento en el ejercicio otanesco Brilliant Jump 16, perpetrado en Zaragoza.

Rota (Cadiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) son las principales bases militares del «escudo antimisiles» de USA y la punta de lanza para sus futuras campañas militares en África y Oriente Medio, donde se juega gran parte de la geopolítica del futuro. Por eso han pasado de ser bases provisionales y conjuntas a ser bases permanentes, llenas de militares americanos y exclusivas. Eso sí, con la aquiescencia del gobierno y el silencio cuando menos cómplice de los demás, unos por «razones de estado» y otros por argumentos más difícilmente digeribles de «paro·» zonal.

¿Y qué lugares quería visitar este preclaro «premio nobel de la paz» que se ha caracterizado por hacer de la paz un argumento inútil? Pues muy sencillo: Sevilla, Rota y Madrid. Los puntos neurálgicos de su estrategia militar.

¿Y a quién ha visto el susodicho en este viaje relámpago? Pues muy esclarecedor: El País señala al Jefe supremo de los ejércitos, el Rey Felipe, reconocido militarista y militarón, a Rajoy, entusiasta propulsor de la sumisión durmiente a EEUU; a los jefes militares de Morón y de Rota, a quienes se les supone el valor, un baño de masas conociendo las casas y penurias de los 2.846 militares americanos que viven en Rota, y a los «lideres de la oposición» (hacemos notar que en materia militar no hay oposición sino sumisión plana) Rivera, Sánchez e Iglesias.  A estos últimos 10 minutos bastaron, lo justo para rendir pleitesía.

Una visita feudal e imperial de control de fronteras a la que nuestros mediocres y burdos políticos se prestan entusiastas.

Por nuestra parte rechazamos esta visita. Es indeseable. Es inmoral. Es contraria a cualquier idea de seguridad humana. Es un peligro.

No somos los únicos discrepantes. Ecologistas en Acción ha manifestado su rechazo a la visita del «premio nobel por la paz». También lo rechazan las marchas por la dignidad de Andalucía

Diversos grupos sociales convocaron manifestaciones contra esta visita dentro de la campaña #NOalTTIP, como :

  • Sevilla: jueves 7, acto de protesta en las Setas a las 20:30
  • Sevilla: domingo 10, manifestación desde el Puente de Triana a las 11:30
  • Madrid: domingo 10, concentración frente a la Embajada de Estados Unidos a las 12:30

Y es que no todos nos dejamos deslumbrar con los oropeles y las cuentas de vidrio de los nuevos conquistadores.

Share

Actualmente es difícil avanzar en la desnuclearización militar

Imagen de Friekoop

Fuente:  El Orden Mundial.

El militarismo se basa, en parte, en el ocultamiento de los temas que le son propios.  ¿Quién se preocupa por las armas nucleares en estos momentos?  ¿Existen muchas, pocas, algunas?  ¿Son necesarias?  ¿Son útiles?  ¿Son un peligro?

En el blog El Orden Mundial nos hacen un muy buen repaso por el camino de la desnuclearización armamentística internacional desde 1987 y el tratado INF.  Como se verá, a lo largo de su lectura, se ha avanzado mucho en el camino de la desnuclearización armamentística, en algunos aspectos, pero en otros hemos empeorado considerablemente.

Los avances:

  • Cada vez hay menos ojivas nucleares
  • Cada vez hay menos medios para lanzar los misiles nucleares.
  • Cada vez los mecanismos de control mutuo son mayores:  «inspecciones in situ por ambas partes, sino también chequeos de instalaciones en desuso, supervisiones en la destrucción de los sistemas de armamento e inspecciones con escaso margen de aviso previo. También se estableció un sistema de monitoreo permanente sobre fábricas de misiles en cada país para comprobar el cese definitivo de la producción de sistemas y de misiles ya prohibidos»

Los retrocesos:

  • Cada vez hay más países en posesión de armamento nuclear.
  • Ha aumentado el descontrol del material militar nuclear.
  • Cada vez hay más peligro de tráfico ilegal de material nuclear militar.

Si hacemos un balance del tema ¿es para ser optimista?,¿es para echarse a temblar?

Uno de los problemas con los que se lidió fue que el Tratado START pasó de ser un acuerdo entre las dos superpotencias a tener que incluir a Kazajistán, Ucrania y Bielorrusia, tras la desmembración de la Unión Soviética.  Esto se solucionó con el Protocolo de Lisboa, concluido en mayo de 1992 y que acordaba la devolución de todo el armamento nuclear kazajo, ucraniano y bielorruso a Rusia. Más de 3,000 cabezas nucleares estratégicas y 3,000 tácticas fueron transferidas a lo largo de cuatro años, finalizando en noviembre de 1996.

El tratado START fijó en 6.000 el número máximo de misiles de cada potencia y en 1.600 los sistemas de lanzamiento, tanto terrestres como submarinos.  Su fecha tope era 2009, pero ya en 2001 ambas partes lo habían superado.

El siguiente tratado, el START-2, fracasó.  Buscaban acabar «por completo los MIRV (sistemas de reentrada múltiple independiente) en la categoría de los ICBM. Los MIRV, debido a su capacidad para portar múltiples cabezas nucleares en un solo misil, representaban la piedra angular del poderío nuclear de ambas superpotencias tanto en los años 80 como en los 90, reforzando de esta forma el concepto de la destrucción mutua asegurada (MAD, en sus siglas en inglés).  Este tratado, que entró en vigor en el año 2000, tuvo sin embargo una vida corta; dos años después, en junio de 2002, Rusia se retiraba del Tratado como respuesta a la retirada unilateral por parte de Estados Unidos del Tratado ABM (Anti-Ballistic Missile Treaty) con el objetivo de desarrollar un escudo antimisiles. De esta forma, y hasta el día de hoy, ambos países siguen manteniendo o bien sistemas MIRV plenamente operativos, caso de los ya en fase de retirada SS-18 y SS-19, basados en silos o de los recién introducidos RS-24 móviles rusos, o bien sistemas con capacidad potencial MIRV como los Minuteman III estadounidenses.».

Este fracaso, por tanto, ha supuesto el mantenimiento y refuerzo de las políticas de defensa basadas en la potencia nuclear.  Y, por lo tanto, la delirante política de Destrucción Mutua Asegurad, sigue en vigor.

Actualmente nos hallamos bajo la vigencia del acuerdo START-3, que abarca desde 2011 a 2018 y que limita a 1.550 los misiles nucleares y a 700 los sistemas de lanzamiento efectivos, más 100 en la reserva.

Imagen de El Nuevo Orden Mundial

 

Actualmente son varios los problemas, y cada vez más graves, que están imposibilitando el avance en la desnuclearización militar:

  • las diversas expansiones de la OTAN hacia el este,
  • los planes para el establecimiento de un escudo antimisiles en Europa por parte de Estados Unidos
  • y de la modernización del armamento nuclear estratégico ruso – consecuencia en parte, de lo anterior –
  • la desconfianza mutua surgida por las crisis de Georgia y, luego, de Ucrania.
  • Acusaciones mutuas de violar el tratado INF (que prohíbe misiles de crucero con alcance superior a 500 km de alcance), los yankis con sus sistemas de lanzamiento vertical VLS, y los rusos con sus misiles Iskander-K.
  • China actualmente desarrolla y despliega misiles balísticos de alcance intermedio como por ejemplo el DF-21 y misiles de crucero estratégicos y tácticos que suponen un potencial peligro tanto para Rusia en sus fronteras orientales, como para los norteamericanos – y sus respectivos aliados regionales – en el Pacífico Occidental.
  • Otros países emergentes como Pakistán o la India también han desarrollado y puesto en servicio sistemas similares

Mal panorama se nos presenta, nuclearmente hablando.

Share

Estudio sobre el pernicioso impacto sexual de las bases yankis

 

Imagen de Official US Navy Page

Fuente:  Tercera Información.

En muchas ocasiones, últimamente, hemos hablado de que las bases militares de USA no aportan casi trabajo e inversiones a las zonas donde se ubican.

También hemos señalado que provocan un aumento del riesgo de atentados terroristas y peligros para la población por las actividades militares que realizan.

Ahora nos hacemos eco de las conclusiones de un informe de 809 páginas de Renán Vega Cantor, profesor de la Universidad de Bogotá, en el que se las considera zonas inseguras, debido al «imperialismo sexual».  Relata que

las violaciones y tráfico sexual que realizan funcionarios civiles y militares de EE.UU.” en su país: el caso de las 53 niñas abusadas en las localidades de Melgar y Girardot en 2007. El más difundido de estos delitos es el de la hija de Olga Lucía Castillo. Tenía 12 años cuando la secuestraron y drogaron en una discoteca. Terminó en la base aérea de Tolemaida, donde la violaron dos uniformados estadounidenses. Pero hay más. Como lo documentan las denuncias de prostitución infantil en el puerto de Tumaco, sobre el Pacífico, conocidas en 2013. O los sitios de Internet descubiertos en 2010 que ofrecían sexo con mujeres y niñas en la zona vecina a la base de Palanquero.

El autor expande la situación fuera de Colombia:

Cuando habla de “imperialismo sexual”, Vega Cantor compara el caso de Colombia con el de “todos los lugares donde se encuentran militares de Estados Unidos, como en Filipinas, Japón o Corea del Sur

Otra periodista lo describe en términos parecidos:

Basándose en el texto de Vega Cantor, una guerrillera de las FARC, Natalie Mistral, escribió un extenso artículo donde sostiene que “la prostitución organizada alrededor de las bases norteamericanas es justificada por la administración militar con el eufemismo de ‘las necesidades sexuales’ de sus soldados. Estamos ante el mayor proxeneta del planeta.

Pero también existen denuncias desde Estados Unidos:

La periodista norteamericana Debra McNutt escribió un interesante artículo en 2007 titulado “La prostitución militarizada y la ocupación de Irak”, donde recuerda que “las Fuerzas Armadas de Estados Unidos tienen prohibido tratar con prostitutas”. Está documentado hasta por el cine de Hollywood que la realidad funciona al revés. Con varios centenares de bases desparramadas por el mundo o más de mil según de qué fuente se trate, alrededor de cada una se expande el problema de la trata de mujeres, su explotación y el abuso de menores.

Donde las tropas de EE.UU. se han establecido por un tiempo prolongado, las redes de prostitución gozan de buena salud. En 2005, Sarah Mendelson, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington, escribió un informe titulado “Barracas y burdeles”: “Los oficiales militares suelen hacer la vista gorda con la explotación de mujeres por el personal militar y el de los contratistas privados, porque quieren elevar la ‘moral’ de sus hombres”. Se refería al conflicto de los Balcanes. La semejanza con lo que ocurre en Colombia es notoria. La naturalización de los delitos sexuales también.

Como en España existen bases militares yankis, es normal preguntarse si aquí ocurre lo mismo.

El diario La Razón publicaba en 2011 un recordatorio sobre los inicios de la base de Rota, entre algunas historias halagüeñas nos cuenta, como de rondón, que:

No sólo llegaron cientos y cientos de jóvenes americanos, con sus barritas de chocolate y leche que repartían en los colegios, sino que llegaban tras estar meses y meses en el mar. Desembarcaban con ganas de todo. De un prostíbulo en Rota, se pasó a más de mil prostitutas que llegaron de toda España y transformaron la Avenida de San Fernando en una calle llena de «bares», con comillas, sí.

Y algo, o mucho, de verdad debe haber cuando la propia página de turismo Rota.com.es dice un gran número de personas desinformadas tienen el concepto de que si en Rota hay muchos americanos también hay muchas más prostitutas.

Impunidad yanki.

Nos basamos en el otro país:

Ya Rota no es uno de los burdeles más grandes de Europa, a donde llegaban vuelos charter cargados de prostitutas de casi todos las capitales europeas cada vez que recalaban los 35.000 hombres de la VI Flota. Pero si un militar norteamericano viola a una ciudadana en nuestro país, según el acuerdo bilateral, será juzgado en los Estados Unidos por un tribunal militar de ese país. En los últimos veinte años, son incalculables los casos de violaciones, asesinatos y acusaciones de malos tratos a ciudadanos norteamericanos en Rota. Uno de los casos que más han encendido los ánimos fue el sucedido en los aledaños del puerto pesquero de esta ciudad, en donde, hace dos años, tres marines completamente borrachos mataron a golpes a un joven roteño. Detenidos por la policía local, fueron entregados a las autoridades militares norteamericanas, se celebró un posterior juicio en los EEUU y han quedado absueltos y sin cargo alguno.

Esa impunidad chulesca, consentida por los patrióticos gobiernos españoles, rizó el rizo cuando, en el año 1997, el buque de aprovisionamiento de la Navy J.P. Bobo rompió las cadenas de fondeo en aguas de la Bahía de Cádiz durante un temporal. El buque, que procedía del Golfo Pérsico tras arrimar armamento y carros de combate en la Operación Tormenta del Desierto, embarrancó en la costa de El Puerto de Santa María. Miles de litros de combustible se vertieron en las aguas de la Bahía de Cádiz. Cientos de miles de kilos de moluscos, algas y peces murieron y la flota de bajura tuvo prohibida sus faenas durante varios meses. Abierto un proceso judicial para delimitar las responsabilidades, claramente centradas en la incompetencia del comandante del transporte de guerra, el gobierno de los EEUU se negó reiteradamente a que éste compareciese ante los jueces españoles y nunca ha sido juzgado.

Otra muestra de la indefensión ante el Imperio lo tienen los trabajadores de la base que han sufrido “asbestosis”, una enfermedad respiratoria maligna producida por la inhalación de aire contaminado por fibras de este producto, ya prohibido, y que se utilizó durante décadas para el aislamiento acústico y térmico de todo tipo de instalaciones. Han sido cientos los casos de trabajadores españoles contaminados. En ningún caso las autoridades judiciales y sanitarias españolas pudieron obtener facilidades para juzgar a los responsables, la Administración norteamericana, claro está. Los afectados han tenido que recurrir a costosos gabinetes jurídicos yanquis, que tras, llevarse una suculenta tajada, han conseguido exiguas indemnizaciones y más raquíticas condenas.

¿Cabría pensar que sería lógico requerir a nuestros gobernantes en Defensa sus responsabilidades políticas y penales por la dejadez con la que negociaron los acuerdos sobre las bases militares?

Otra fuente nos hace, en el caso español, una crónica que comienza con un tono costumbrista pero acaba con una acertada crítica al imperialismo:

y por las noches, los coches blancos de la Policía Naval americana, con sus luces intermitentes azules, patrullan alrededor de los innumerables cabarets, pubs o bares de niñas, centros de diversión para los hombres de la base que completan la fisonomía de Rota como lo que es: una colonia, un pueblo —población y habitantes— que no es dueño de sus destinos, sino que vive supeditado en lo económico y lo cultural a una potencia extraña, aparentemente parásito de ésta; en realidad dejándose chupar sus fluidos vitales: su identidad, el trabajo de sus hijos, la seguridad de todos…

Parece ser que el problema es global.  También español.  Y que existe impunidad yanki por decisión de nuestros políticos.

Una vergüenza, otra vergüenza.

Share

Otra mentira militarista: España desprotege su flanco sur por enviar misiles a Turquía

Imagen del Ejército del Aire de España

Fuente:  El Confidencia Digital.

Así, titulan los militares, con su habitual angustia y alarmismo:

El envío a Turquía de una batería de Patriots deja «desprotegido» el sur de España.

Y es que

El Ministro de Defensa, Pedro Morenés, anunciaba el pasado miércoles que España aportaría medios materiales y personal militar al dispositivo de la OTAN para frenar al Estado Islámico de Irak y Siria.

En concreto, España ha ofrecido a la Alianza Atlántica el despliegue en Turquía de una batería de misiles antiaéreos Patriot, además de 130 militares, que llegarán al país euroasiático en los primeros meses de 2015.

Esta batería, la única que dispone el Ejército, pertenece al Regimiento de Artillería Antiaérea 74 –con sede en Sevilla- y su misión es proteger los cielos del Estrecho y del flanco sur de España.

Fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital muestran su preocupación por la decisión tomada por Defensa, ya que en la práctica “supone dejar al sur de España sin su mejor arma de defensa antiaérea”.

Gran peligro.  Peligro extremo.  España indefensa.

Sin embargo, si miramos el anexo de materiales del Ejército de Tierra publicado en wikipedia, nos damos cuenta de que España tiene muchos más misiles antiaéreos:

  • 168 puestos de tiro con 640 misiles MBDA Mistral, autoguiados por infrarrojos, son de baja cota y tienen un alcance de 20 km.
  • 18 lanzadores con 414 misiles Roland
  • 36 lanzadores Hawk
  • 6 baterías cada una con dos lanzadores cuádruples Selenia Aspide.
  • 4 baterías compuestas por 8 lanzadores del misil antiaéreo NASAMS II, con alcance eficaz de 20 km.
  • 8 lanzadores cuádruples con 64 misiles Patriot, adquiridos de segunda mano a Alemania por 54’2 millones €.  Detectan a una nave o misil enemigo a 150 km de distancia y lo abaten a 80 km, y a una altura de 20 km.  Fabricados por Raytheon y con un coste aproximado de 170 millones de €, es decir, unos 125 millones de €.

A todo ello habría que añadir todos los aviones del Ejército del Aire y de la Armada, con sus respectivos misiles.

Y, por supuesto, habría que destacar que contamos con el famosísimo escudo antimisiles situado en Rota y que nos hace, prácticamente, invulnerables (según se nos vendió para que lo instalásemos).

Es decir, España no queda en absoluto desprotegida. Ni mucho menos. Tal vez demasiado militarizada y, como consecuencia de ello, en riesgo de ser considerada una amenaza para los demás.

Por otro lado, quizá lo que estén buscando los militares es fomentar su habitual lamento sobre lo poco armados que estamos y lo necesario que es aumentar el gasto militar.  ¿Apostamos?

Share

La, cada vez más preocupante, militarización de Andalucía

Imagen de Paco Solís

Ya nos hemos hecho eco de la militarización preocupante de Canarias en los últimos meses.  Por ejemplo:  «El coste militar del petróleo canario«, «Un vertedero submarino de material militar en desuso en Canarias«,   y de las protestas antimilitaristas en Canarias, reclamando, incluso, la devolución de instalaciones militares.  En todas estas entradas también hacíamos hincapié en la nueva idea de «Fronteras Avanzadas» que torna a Canarias como base del militarismo intervencionista español en África.

Ahora le toca el turno a Andalucía (parece que para completar todo nuestro flanco sur y contener a los magrebíes y africanos en general).

Todos sabemos que Andalucía es una de las regiones donde más se ceba el paro en España.  Por ello resulta más conmovedor que el Ministerio de Defensa les tenga chantajeados en varias provincias con perder más puestos de trabajo:  Defensa acepta el tercer ERE en Morón mientras autoriza 900 marines más.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés Eulate, ha hecho oídos sordos a la petición de los trabajadores de la Base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) de que defienda los puestos de trabajo frente al nuevo ERE –y van tres– que finalmente ha planteado Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), la sociedad que gestiona los servicios civiles para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa. De este modo, mientras el patriótico Gobierno de Mariano Rajoy Brey, muy preocupado de crear empleo, autoriza el aumento de 900 militares y 18 aviones norteamericanos más, acepta sin rechistar el despido de decenas de trabajadores españoles en esa base militar de utilización conjunta.

Y todos suponemos que al haber más militares y más aviones yankis, lo lógico es que se crease empleo en la zona.  Sin embargo, vemos, por tercera vez, que es justo al contrario y que:

  1. Perdemos soberanía nacional
  2. Ganamos en paro.

Pedro Morenés y su Ministerio de Defensa parecen ajenos a las necesidades de los españoles y deudores de las necesidades yankis.

Morenés, con su cinismo habitual, no tuvo ninguna preocupación al prometer más trabajo a Andalucía a cargo de su Ministerio y de su industria militar.  Sin embargo, como vemos, todo ello ha quedado en agua de borrajas.

Las bases generan muy poco empleo y de muy baja calidad ética.

Por ahora sólo somos los antimilitaristas quienes nos oponemos a las bases yankis, pero llegará el momento en que se nos unan las poblaciones de las zonas afectadas por las bases militares.  Lo decimos porque:

Todos los partidos están por la labor de mantener los puestos de trabajo ligados a la industria y a las bases militares:

En los primeros días de julio, el portavoz parlamentario de Izquierda Plural y diputado de IU, José Luis Centellaremitió una carta a Morenés pidiéndole que abogue ante los norteamericanos por el mantenimiento de los puestos de trabajo de los civiles españoles en la Base de Morón y que exija a los contratistas estadounidenses la aplicación de los convenios y el mantenimiento del empleo. El ministro no le ha contestado. Antes de enviarle la carta, varios miembros del comité de empresa se desplazaron a Madrid y, acompañados por el diputado del PP Ricardo Tarno y el senador socialista Enrique Abad, lograron hablar con Morenés y solicitar su intervención para que los norteamericanos mantengan los puestos de trabajo.

Pero al final a ninguno le hacen caso.  Y parece que Estados Unidos ha venido para quedarse pero sin proporcionar ninguna contrapartida a España y menos a las zonas donde se instalan:

La concesionaria VBR ya aprovechó la primera reforma laboral del PSOE para eliminar empleo fijo. A mediados de 2010 presentó el primer ERE con el fin de suprimir “por causas organizativas” 286 de los 594 puestos de trabajo. La negociación permitió reducir la cifra inicial a 150 despidos. Después quedó en 119 porque 31 trabajadores habían sido despedidos antes. Su inclusión en el ERE fue una práctica presuntamente fraudulenta que está siendo investigada por el juzgado 15 de Sevilla.

Los ejecutivos de VBR volvieron a la carga el año pasado, con el despidió de otros 66 trabajadores mediante un ERE que “no se ajustaba a derecho”, según sentenció el Tribunal Superior de Andalucía (TSA) en abril pasado. Los norteamericanos aplicaron la reforma laboral del PP que abarató el despido a 20 días por año. Aunque la sentencia del TSA no les obliga a readmitir a los trabajadores, la han recurrido al Tribunal Supremo y, tal como se temían los miembros del comité de empresa, han seguido adelante con más despidos. El lunes pasado comunicaron vía notarial que el 4 de agosto abren un nuevo un periodo de consultas para realizar otro “despido colectivo”.

Y no olvidemos que en el fondo, los encargados del mantenimiento de las bases son empresas yankis que buscan, única y exclusivamente, su propio beneficio, según el Diario de Sevilla:

Vecinos, empleados y antiguos trabajadores aseguran que la empresa norteamericana VBR busca ahorrar en costes laborales al aprovecharse de la crisis que atraviesa España y mantener una base militar «a bajo precio».

Lo que muchos municipios consideraron hace años como un magnífico yacimiento de empleo se ha acabado convirtiendo en una auténtica pesadilla para muchas familias. 

Aunque muchos vecinos aseguran que ya no pasan tantos aviones como antes por el cielo de Morón, este antiguo empleado insiste en que la actividad «se ha incrementado». «Es falso que ya no hagan falta tantos trabajadores, pues se sigue contratando a gente, pero con un coste más reducido, que es lo que busca la VBR», mantiene Cocinero, para quien hay dos fundamentos que explican los tres ERE que viene sufriendo la plantilla española desde 2010: «Por un lado, existe una directriz en las fuerzas aéreas estadounidenses por la cual se quiere prescindir de todo personal que no sea norteamericano en la zona de pista ante el temor de un posible sabotaje. Pero también han aprovechado la crisis que sufre España para abaratar los contratos». 

Según este moronense, «aunque muchos marines americanos realizan las funciones que antes desempeñábamos los españoles, la VBR están contratando a antiguos compañeros que fueron despedidos en los ERE pero en peores condiciones laborales». De esta forma, Cocinero afirma que a «algunos» los llaman para cubrir bajas «que realmente no son tales pues no ocupan el puesto de la persona ausente» y les hacen contratos temporales de «dos o tres meses» y con un sueldo «inferior» al que tenían antes. Este antiguo trabajador hace uso de un término anglosajón muy puesto de moda desde que estalló la crisis para explicar el objetivo principal que persigue la compañía americana: «Hacer del aeródromo una base low cost«. 

Las bases generan mucha pobreza y dependencia económica de lo militar (que ha demostrado que no es de fiar y que no comparte con los civiles).

Si suplen a españoles por americanos, éstos no dejarán ningún dinero en Morón, pues en la base tienen supermercados, hoteles y otros negocios en los que gastar. No les hace falta salir de allí

Para colmo de males, las bases generan muchísimos problemas medioambientales y en la calidad de vida como lo atestigua La Marea:

Barbate es un municipio de la costa gaditana que vive rodeado entre el Parque Natural de la Breña, el mar y unas instalaciones militares. Allí, el pasado 13 de junio se desató un incendio, en el campo de tiro del Retín, que arrasó con más de 300 hectáreas. Todas las miradas apuntaron en ese momento al Ejército. Pronto el Ministerio de Defensa se apresuró a negar cualquier intervención militar en las causas del incendio.

Un mes y medio después, Defensa ha tenido que desdecirse y pese a que a principio negó prácticas militares esos días, luego reconoció que sí hubo maniobras esos días, aunque sin fuego. Ese día, las condiciones climatológicas en Barbate eran propicias para que hubiese incendios. En esos días de riesgo, el ejército tiene prohibido hacer maniobras con fuego real.

El Ministerio de Defensa tiene más de 5.000 hectáreas en el término municipal, más de un tercio del tamaño total, incluidos los seis kilómetros de playa. En ese espacio, que no incluye ninguna instalación fija y que se encuentra a 7 kilómetros del núcleo urbano de Barbate, se realizan prácticas de tiro con fuego real. Los vecinos aseguran que se oyen “disparos, bombas, vuelos rasantes e incluso en algunos días tiemblan hasta las casas”.

Parece que todo ello está implicado la movilización de la gente de los pueblos adyacentes:

En el campo de tiro del Retín realizan maniobras miembros del ejército español, pero también acuden efectivos del ejército norteamericano o de la OTAN. Ahora en el pueblo se ha creado la Plataforma Recuperemos el Retín donde se integran partidos políticos, asociaciones ciudadanas y los comerciantes, su primer objetivo escribir al Gobierno para que le devuelvan el campo de tiro a Barbate.

También desde el Ayuntamiento de Barbate critican que el campo de tiro lastra sus deseos de crecimiento económico. Y ponen dos ejemplos: una piscifactoria que crearía 100 puestos de trabajo y que no llegó a hacerse al negar el Ministerio los terrenos y un helipuerto y enlace con la carretera nacional que no se realizan por motivos de seguridad.

Zonas de interés para la Defensa Nacional.

Por último, también nos parece muy importante el movimiento político (con hondas consecuencias económicas y sociales) que ha realizado en los últimos días el Ministerio de Defensa declarando zonas de interés para la Defensa Nacional a las bases situadas en Almería y Cádiz.

 El Ejecutivo ha declarado como «zonas de interés para la Defensa Nacional» propiedades militares que están ubicadas en Cádiz y Almería y que se utilizan actualmente «como base y campos de entrenamiento» para los distintos cuerpos del Ejército y la Armada. Según la referencia del Consejo de Ministros, se han aprobado dos reales decretos para declarar dichas instalaciones militares -ubicadas en la provincia de Cádiz y Almería- con la finalidad de cumplir «los objetivos de adiestramiento necesarios» para las misiones que le son asignadas por la ley Orgánica de la Defensa Nacional.

El Bujeo, Punta Camarinal, Sierra Plata, Sierra El Cabrito, Cerro Buenavista, Charcorredondo, Punta Acebuche, Sierra Carbonera, El Majadal Alto y Facinas, ubicados en la provincia de Cádiz, son zonas para «polvorines y asentamientos de misiles y artillería de costa en el Estrecho», ha enumerado el Ejecutivo. Asimismo, en Almería, la zona incluida en la norma es el campamento y campo de tiro y maniobras Alvarez de Sotomayor en Viator.

Share

Rota es clave para el imperialismo yanki

Imagen de Marlon Trujillo Montaño

Fuente:  El Confidencial Digital.

Desde hace algún tiempo estamos intentando hacer un seguimiento exhaustivo de las novedades de Morón, Rota y el escudo antimisiles porque nos parecen claves para la configuración próxima de la política de defensa española, sobre todo lo que tiene que ver con las imposiciones yankis.

Nosotros aquí no nos enteramos de mucho y nuestros político quizá de menos.  Ellos sólo han de ser anuentes con las decisiones del imperio, sobre todo en temas de Defensa:

Estados Unidos continúa apuntalando su apuesta por España como aliado estratégico en la zona mediterránea.  Los planes del Pentágono para las bases de Rota y Morón de la Frontera incluyen aumentar su nivel de prioridad e inversión para convertirlas en referentes europeos.  Todo viene descrito en un documento llamado ‘Global En Route Strategy’.  Coloca a la base española al nivel de Ramstein (Alemania) y Hickman (Pearl Harbor, Hawaii)

Parece que los vientos guerreristas se desplazan desde Italia hacia España y todo porque Italia comienza a dar problemas y en España ni nos enteramos ni reivindicamos nada ni ponemos peros:

Los planes de Estados Unidos pasan por convertir a España en aliado preferente en el sur de Europa. Un lugar que en las últimas décadas ha ocupado Italia, donde el aparato militar estadounidense dispone de 113 instalaciones. Una hegemonía que podría estar en peligro por los problemas que están surgiendo entre Washington y el nuevo gobierno de Roma a raiz de un ambicioso proyecto de comunicaciones en Sicilia, el proyecto MUOS.

¿Qué es lo que ocurre con este Proyecto MUOS?

Fuentes militares españolas consultadas por ECD apuntan a que Washington quiere mostrar su malestar con Roma tras la llegada de un nuevo equipo de gobierno liderado por Matteo Renzi, que ha provocado ya algún encontronazo diplomático al ponerse en cuestión ciertos planes militares de Estados Unidos en Italia.

Esta información ha sido contrastada con otras fuentes diplomáticas del gobierno español, que dicen conocer el origen de dichos desencuentros. La pieza clave central es la ambigüedad con la que el nuevo gobierno italiano ha recibido uno de los proyectos más ambiciosos del Pentágono.

Se trata de la instalación en Sicilia de una gran base de antenas, enmarcadas dentro del nuevo sistema MUOS de comunicaciones militares por satélite, cuya construcción –ya finalizada- se ha llevado a cabo pese a la gran oposición política y social en la zona.

Según explican las fuentes consultadas, Estados Unidos teme la posición nueva ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti –que militó en el Partido Comunista italiano antes de su disolución- sobre este aspecto. Se especula incluso con un posible bloqueo del proyecto.

El MUOS (siglas inglesas de Mobile User Objective System) es un ambicioso proyecto de comunicaciones de defensa estadounidense, cuyo coste económico asciende a los 6.000 millones de dólares. Una de las apuestas de futuro más ambiciosas del Pentágono en la última década, encargado al gigante Lockheed Martin.

El sistema está formado por cuatro satélites –dos ya están en órbita- y otras cuatro estaciones terrestres con grandes antenas, que permitirán a las tropas estadounidenses la comunicación y el envío de audio, vídeo o datos en tiempo real desde cualquier lugar del mundo. Lo hará a una velocidad 16 veces mayor de lo que lo hace el sistema actual. Servirá, además, para multiplicar la capacidad operativa de los drones de la fuerza aérea estadounidense.

Las cuatro estaciones terrestres están ubicadas alrededor del globo: en Virginia, Hawai (EE.UU), Australia y Sicilia (Italia). En este último caso, la pequeña población de Niscemi se encuentra a pocos kilómetros de la ubicación de las tres antenas que formarán el componente europeo del proyecto MUOS.

La apuesta del Pentágono por este sistema es decidida, y la base de antenas de Niscemi ya está construida desde hace meses. Sin embargo las críticas por contaminación medioambiental, y ciertos estudios que apuntan a que las ondas que emite podrían dañar la salud humana, han frenado su puesta en funcionamiento. Además, se alega que se ha construido en un espacio natural protegido.

El informe antedicho, Global En Route Strategy, opta por Rota por muchas razones:

El GRS, elaborado por el Mando de Movilidad Aérea del Pentágono, analiza la situación actual y capacidades de todas las bases estadounidenses en el mundo, categorizándolas por nivel de importancia. Además, propone reforzar o rebajar el nivel según su peso geoestratégico.

Las conclusiones sobre Rota son claras: antes de 2025, la base gaditana debe estar situada entre las tres bases claves del planeta –denominadas Tier 1, actualmente ocupa Tier 2- . Eso supondría situarla al nivel de Ramstein, en Alemania, o de Hickman (Pearl Harbor, Hawaii).

En el informe se incluyen una descripción de las características que hacen de Rota una base “única en el mundo”:

–Es la única base en Europa que está operativa las 24 horas los 365 días al año.

–Tiene un puerto de aguas profundas, lo que permite atracar grandes buques.

–Permite múltiples capacidades logísticas: aire-mar y viceversa.

–El combustible y armamento para las aeronaves llega por mar directamente a la base. De esa forma se reduce el gasto y la fuerza de protección necesaria para trasladarlo de un puerto alejado de la base aérea militar (algo que ocurre en la mayoría de las bases).

–Su pista de aterrizajealternativa está muy próxima, en Morón de la Frontera. Lo que permite operaciones de gran envergadura.

Cada vez va quedando más meridianamente claro que los planes españoles sobre defensa sólo son un complemento de los yankis y que la misión que éstos nos ofrecen es ser su mamporrero en África.

Sería importantísimo que la sociedad debatiese sobre estos planes.  Para ello es imprescindible que los conozcamos y, por lo tanto, que nuestros políticos los pidan al Ministerio de Defensa para que, también, se debatan en el Congreso.

Share

¿Será Rota la punta de lanza para el control estadounidense de África?

Fuente:  mecanoblog

Aunque la noticia es de hace un par de años, nos parece muy atractivo el argumentario.

Nos dice que la implicación de EE.UU. en el bombardeo de Libia, en 2011, fue consecuencia de los deseos yankis de controlar el

 talón de Aquiles de China, a saber, su dependencia estratégica de grandes volúmenes de importaciones de petróleo crudo y de gas. En la actualidad, China es el segundo mayor importador de petróleo del mundo después de Estados Unidos y la brecha se está cerrando rápidamente.

…  En otras palabras, esto tiene que ver con el control de la propia China.

Todo esto les lleva a hacer especial hincapié en algo bastante desconocido en España, el Africom, el Comando África de Estados Unidos.

Parece que la actividad de Africom está siendo bastante elevada, como así lo atestigua el siguiente gráfico:

Africom se formó en 2007 y el comando más joven del imperialismo yanki.  Su sede actual está en Stutgart (Alemania), aunque se especuló, en 2008, con mover su sede a la base yanki de Rota.  Recordemos que

Rota es una base naval y aérea de utilización conjunta hispano-estadounidense, que manda un vicealmirante de la Armada, y cualquier modificación sustancial de las labores que allí se desempeñan requeriría una autorización de la parte española. Unos 8.000 estadounidenses -militares, civiles y sus familiares- viven en la base y zonas aledañas.

Esto, unido a la reciente noticia que publicábamos, titulada:  ¿Será el Golfo de Guinea el nuevo escenario para las tropas españolas?, quizá nos haga ver con mayor claridad una política a largo plazo de Estados Unidos con respecto al continente africano y que parece que implicaría de lleno a España.

Lo de implicar de lleno a España necesita puntualizaciones:

  • nos implicaría militarmente
  • implicaría el suelo hispano en misiones de ataque contra multitud de países africanos
  • no está claro que tengamos ningún control sobre estas políticas que se implementarían desde nuestro territorio

No hay que olvidar que los yankis no dan puntada sin hilo y que en octubre de 2012 publicábamos un artículo titulado:  Qué suerte, nos cuelan definitivamente el escudo antimisiles, y que

Según lo pactado, Estados Unidos va a desplegar en Rota  cuatro destructores de la clase Arleigh Burke, dotados con el sistema de combate Aegis, y unos 1.100 militares.

Share

Se disipa un mito: las bases militares no son buenas para la economía y el empleo. Eso dicen los alcaldes afectados

Thunderbird+%233

Fuente: Elplural.com

La propaganda al uso se las prometía muy felices al afirmar que el escudo antimisiles de los EE.UU en Rota iba a ser la bicoca para todo el área de influencia de la base naval, y que el empleo iba a crecer a lo bestia.

Pero ahora se ve que no. Hace un par de meses ya lo comentábamos en una entrada llamada:  «Más marines no equivalen a más trabajo en Rota y Morón, pero sí a menor soberanía«.  La empresa que suministra a la base,  ‘Vinnell-Brown & Root Spain’ (VBR), acaba de despedir a otros 70 trabajadores españoles dentro del ERE (con estos ya llevan 119 despidos en el ERE) que llevan a cabo aprovechando la reforma laboral de Rajoy.

Los alcaldes  de Morón de la Frontera, Utrera, Arahal, Los Molares, El Viso del Alcor, Alcalá de Guadaíra y El Coronil, se han reunido para valorar la situación y han realizado mociones de repulsa del ERE, exigiendo su paralización y pidiendo a las autoridades españolas solidaridad y defensa de los trabajadores españoles.

El Alcalde de Morón, tal vez viendo que el rollo de los beneficios de la base es una patraña, ha señalado

«Si sólo recibimos perjuicios,  habrá que replantearse la necesidad o no de mantener esta instalación militar. Las bases, sin ningún beneficio para el territorio, son sólo  plataformas de apoyo a un gobierno de Estados Unidos que ha decidido  no contar con los trabajadores españoles»

y el Alcalde de Alcalá de Guadaira ha rematado señalando que

Si (la base) no deja riqueza y sólo nos deja el peligro que implica su  cariz militar, “¿Entonces para qué la queremos?

Al parecer, los americanos han preferido traer su propio personal para la base e ir poco a poco prescindiendo de los trabajadores autóctonos.

Con todo ello se va al traste la idea de que las bases militares son una bendición para la economía local. Al contrario, son la peste en general por la propia actividad que despliegan, por el aumento de la peligrosidad que generan y, sobre todo, porque el espejismo del trabajo y la riqueza crean dependencia, impiden un desarrollo alternativo y, en algún momento, implican despidos, destrucción de la economía, colapso. Un puro espejismo.

El militarismo, y ahora lo descubren hasta alcaldes que venían alabando la base de Morón, no nos defiende. Nos agrede.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed