Archive for resolución de conflictos

España debería financiar las conversaciones de paz de Sudán del Sur

Imagen de Hans Birger Nilsen

Fuente:  Europa Press.

Las autoridades de Sudán del Sur informan de que es imposible realizar las reuniones para buscar la paz dado que carecen de fondos para financiarlas.  La falta de fondos en Sudán del Sur es tan grave que los funcionarios y miembros del gobierno llevan dos meses sin cobrar.

Aunque estas reuniones deberían haber comenzado en marzo, aún no hay perspectivas de que comiencen y con ello condenan a sus habitantes a la desesperación.

Parece ser que era Japón quien se había comprometido a enviar la financiación necesaria para las conversaciones de paz, pero no lo ha hecho.

Pero también el gobierno de Sudán del Sur está haciendo dejación de funciones porque hay actuaciones que no son dependientes más que de la decisión política y no se han hecho.  Un ejemplo es el nombramiento y la jura del cargo del Comité Directivo para el Diálogo, que se publicó en diciembre, pero que aún no han sido llamados para prestar juramento.

Hay que recordar que las conversaciones de paz en Sudán del Sur han sido suspendidas múltiples veces en los últimos años.

¿Cuánto costará reanudar estas conversaciones de paz?

Una política de defensa alternativa y noviolenta debería de ocuparse de este problema.  Habría que anular alguna partida militarista del presupuesto de defensa actual para invertirla en impulsar estas conversaciones de paz.  Se podría renunciar a la compra de alguna fragata, de algún eurofighter, de algún 8×8, o también se podría reunicar a alguna de nuestras intervenciones militares en el extranjero y con ello financiar estas conversaciones de paz.

A ello se le llama transarme, política que consiste en defender la Seguridad Humana mediante la transferencia progresiva de parte del presupuesto militar a usos civiles de defensa noviolenta.

La paz en Sudán de Sur sería un éxito para esta política noviolenta de defensa, pero claro, dejarían de ganar dinero nuestras élites militaristas con la venta de armas.

La incongruencia de Kichi, otra vez, con Navantia militar

Otra vez Kichi y Navantia, Navantia y Kichi.  Y, de nuevo, el edil gaditano encastillándose en una postura política que no es solidaria y no es propositiva.

Por ello recuperamos un artículo antiguo (22-2-16), pero que nos parece que sigue siendo de actualidad:

Fuente:  Andalucía Información.

La noticia:

Hablamos del contrato que estaría a punto de cerrarse entre Navantia y Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas, lo que generaría carga de trabajo para cinco años en los astilleros de la Bahía, tal y como indicó el presidente del comité de empresa de Navantia San Fernando, Jesús Peralta.

El contrato asciende casi a 3.000 millones de euros, va a dar empleo a unas 10.000 familias, entre directo e indirecto, y “vamos a tener a cerca de 1.000 personas viviendo con sus familias aquí en la Bahía”, indicaba el sindicalista antes de indicar que le preocupaba la postura de Podemos en este asunto, pues junto con algunas ONG, estaba en contra de construir buques de guerra para un país que precisamente no es conocido por respetar los Derechos Humanos.

De hecho, Peralta dijo que los trabajadores habían hablado con los alcaldes de Podemos en Cádiz y Puerto Real para que instarán “a su jefe”, Pablo Iglesias, a que “se calle” porque con su oposición “va a joder a más de diez mil familias” gaditanas

Y las declaraciones de Kichi:

“por si alguien tenía alguna duda, este equipo de Gobierno da su apoyo a cualquier iniciativa que aumente la carga de trabajo en los astilleros de la Bahía de Cádiz”.

“Que no quepa la menor duda sobre nuestro apoyo a los astilleros de la Bahía de Cádiz”, afirmó para añadir que muestra su “respaldo y apoyo” a las negociaciones que la SEPI y la dirección de Navantia “están desarrollando para que el contrato de las corbetas se firme de la manera más inmediata posible”.

Eso sí, puntualizó, “eso no quita para que también cuestionemos la revisión de los compromisos en materia de diplomacia internacional con otros países como por ejemplo, con Arabia Saudí” y es que “sería conveniente que España instase a Arabia Saudí a que respete los Derechos Humanos”.

Por otro lado, el alcalde asegura que contratos como el de las corbetas “no son suficientes para enfrentar la difícil situación que atraviesa el empleo en la Bahía de Cádiz”, incidiendo en que el Gobierno de España “debe garantizar que llegue, no sólo del sector militar, sino también del civil, carga de trabajo sostenible para los astilleros de la Bahía de Cádiz”.
Por último, el regidor gaditano reclama que se ponga en marcha un Plan Estratégico para el Sector Naval, ausente en la última década, que renueve las inversiones y las plantillas en este sector.

Querido Kichi:

Somos conocedores de que en el año escaso que llevas de alcalde ha habido mejoras sustanciales en la ciudad, a pesar de los muchos palos que os han puesto en las ruedas otros actores políticos.  Sabemos que se ha bajado la deuda de Cádiz en más de 10 millones de €, que se ha implementado el programa de alimentación urgente para escolares, que ya no hay listas de espera en servicios sociales, que habéis aprobado un bono social para la electricidad de muchas familias pobres (y que estáis gestionando otro bono para el agua), sabemos que habéis fomentado la cultura participativa en el ayuntamiento.  Todo ello nos alegra y por ello te felicitamos.  Pero, ciertamente teníamos esperanzas, dada tu trayectoria, en que tu llegada a la alcaldía de Cádiz sirviera para bajar el nivel de militarización que sufre la ciudad y la comarca.

Cádiz es un ejemplo palmario de que el monocultivo militar no es bueno económicamente para ninguna región porque:

  • se convierte en la única alternativa de empleo y de inversión
  • éticamente es reprobable al cien por cien
  • vuelve dependiente a la población y a sus políticos de los inestables ciclos de venta de armas o de las guerras que se están preparando

Nosotros particularmente teníamos las expectativas abiertas porque nos habían hablado muy bien de ti como persona y de tu compromiso político.

Al principio de tu mandato nos sorprendió que recibieras institucionalmente a militares de alta graduación que recalaban en Cádiz, pero bueno, era el inicio y, en parte, eran asuntos menores.

Sin embargo este apoyo a la SEPI y a Navantia para fabricar corbetas, buques de guerra de la clase Avante 2200, corbetas destinadas a un país criminal que las emplerá, como se está viendo, en su lucha expansiva y por el control regional de una de las zonas más sensibles del planeta, este apoyo es un verdadero baño de realidad.  Parece que optas por ser uno más, uno de ellos, uno de los que callan ante el atropello del militarismo y prefiere el cálculo electoral a la dignidad.

Leemos los resultados de las votaciones de la Diputación de Cádiz y en el punto 20 no deja de sorprendernos la casi unanimidad:  a favor de fabricar las corbetas para Arabia votaron  PP, PSOE, IU, PC (Por Cádiz sí se puede) y PA (Grupo Andalucista).  Sólo se abstuvo GJ (Ganemos Jeréz) por sus recelos antes las prácticas de Arabia Saudí contra los Derechos Humanos.

El diputado de Grandes Sectores Estratégicos, José María Román, ha explicado que la defensa del empleo debe prevalecer sin que ninguna otra cuestión, que podría tratarse en un punto aparte, enturbie el consenso sobre este tema. En este sentido ha argumentado su rechazo a una enmienda del Grupo Por Cádiz Sí se Puede, que pedía una manifestación explícita de defensa de los Derechos Humanos y contra el terrorismo, no por cuestiones de fondo, sino porque se trataba de un acuerdo que quiere manifestar un mensaje rotundo e inequívoco en favor de la búsqueda de carga de trabajo, ante el enorme índice de desempleo de la provincia y la Bahía de Cádiz en particular.

El drama del empleo en Cádiz es indignante. En eso no podemos sino estar de acuerdo. Buscar salidas urgentes, inmediatas, a ese drama es, no cabe duda, la labor política más importante y no sólo cuestión de palabras. Pero el trabajo en Cádiz asociado a la fabricación de armas condena a Cádiz a la dependencia, a la precariedad laboral, a la insostenibilidad. Y ese es el problema que, al parecer, nadie quiere abordar.

Son varias las consideraciones que te queremos comentar desde el punto de vista pacifista:

  • Apoyo total al militarismo.  Parece, por tus declaraciones en facebook que el apoyo no tiene medias tintas, ni matizaciones.  No es que hayas dicho que no hay más remedio, que te ves obligado, que en el futuro procurarás que sea de otra manera.  Has dado todo tu apoyo inequívoco y sin matices.  Impresionante. Y así hemos capturado tu declaración en las redes:

kichi navantia subrayado

  • Todo para nada.  El contrato no es suficiente para enfrentar la difícil situación del empleo en la zona.  El actual contrato militar es un parche temporal que no va a solucionar los problemas de la zona.  Sin embargo, sí los va a enquistar:  Cádiz va a ser durante más años dependiente de los militar, como lo ha sido desde hace mucho.  La misma perspectiva vital penosa, dependiente, azarosa. Y esto, desde la responsabilidad de un político que viene a romper las dinámicas nefastas provocadas por el PP y el PSOE debería explicarlo claramente a la sociedad, incluso enfrentándose a los interesados grupos de presión que pujan por el interés militarista.
  • ¿Renunciamos a la ética?  Fomentar la venta de armas no es neutro, no es aséptico, tiene consecuencias.  Refleja falta de ética política porque fomenta la violencia directa, estructural y cultural.  Supone que un edil que quiere cambiar las situaciones de injusticia de su ciudad mira para otro lado si se promueve la violencia estructural en otros países que no respetan los derechos humanos, las relaciones internacionales militarizadas.  Eso es asumir el núcleo de las convicciones políticas del capitalismo:  lo importante es que ‘nosotros’ estemos bien, aunque sea explotando a los demás.
  • La compañía.   ¿No es sospechoso votar con PP y PSOE?  ¿Acaso son casta en todo menos en la cuestión de Defensa?  Votar con el PP y con el PSOE en cuestiones de Defensa es dar el primer paso para acabar asumiendo que la política de Defensa es intocable, incuestionable, no debatible.  Supone asumir el núcleo de la ideología en cuestiones de Defensa del PPPSOE, la política de Defensa es una Política de Estado y, por lo tanto, es conservadora, opaca, promotora de violencia, exportadora de armas, consolidadora del militarismo y de la OTAN.  Sobre todo, y esto es lo peor, supone asumir que no hay alternativa.
  • ¿Apoyar a Navantia?  Si la decisión es apoyar a una empresa que investiga para acabar desarrollando un submarino, el S-80, que se hunde pero no es capaz de flotar, la decisión no tiene muy buena pinta.  ¿Quién ha dimitido por una gestión tan desastrosa, y que le ha costado a los impuestos de todos un sobrecoste multimillonario, quién es el responsable?  Se está apoyando a una empresa antieconómica, que necesita sucesivas subvenciones del Estado para sobrevivir, que necesita apoyo institucional para vender su producto principal (naves de guerra) y con una gestión nefasta y unos responsables incapaces pero irresponsables.
  • ¿El empleo lo es todo?  ¿Aunque fomente a dictadores, aunque fomente la guerra?  Ya no importa nada:  empleo a cualquier precio, cualquier oferta es buena.  Seguramente contestarás que no.  Seguro que no aceptarías un vertedero de residuos nucleares en Cádiz, ni que cualquier corrupto hiciese un casino por mucho empleo que se crease. Seguro que estás de acuerdo, por ejemplo, con el ayuntamiento de Pontevedra que quiere quitar una industria papelera de allí, a pesar de que da empleo ¿Por qué no se mantiene la coherencia en lo antimilitar?
  • Empleo digno. Es muy fuerte que Cádiz tenga un 40% de paro.  Terrible, pero también es muy fuerte que la forma de trabajar en Cádiz sea fabricar armas. Y es más fuerte todavía conocer que es precisamente la dependencia que genera ese monocultivo militar el que provoca dependencia y quiebra la posibilidad de alternativas sostenibles de empleo. Exigimos trabajos dignos en horario, en conciliación familiar, en que no haya grandes diferencias salariales entre los directivos y los trabajadores de base.  ¿No exigimos que la producción sea, también, ética, pacífica, coherente, sostenible?
  • Empleo solidario.  ¿Solidario fabricar armas?  Antes bien es antiecológico, antieconómico, un despilfarro, inhumano, el colmo de la insolidaridad porque las armas sólo hace más fuertes a las elites económicas y políticas, no a la gente de base. Si con alguien es solidario apoyar a las industrias militares es con las industrias militares, pero se da el caso de que éstas son, precisamente, insolidarias con la lucha de los hombres y mujeres por la dignidad y la justicia. Hay que elegir bien las solidaridades y los amigos y aliados, no sea que acabemos siendo lo que empezamos deplorando y nos arrastremos por la vida como tantos patéticos e instalados sujetos que todos conocemos que nos hablan de sus batallitas de compromiso que, hace tanto y de forma tan escandalosa, abandonaron.
  • La peor apuesta para generar empleo.  Como se muestra en la siguiente imagen, con un millón de dólares se crean 8.555 empleos en lo militar, pero con los mismos destinados a otros fines, se crearían 10.779 en consumo personal, 12.804 en construcción, 12.883 en salud, 17.687 en educación y 19.795 empleos en el transporte público.  ¿Por qué apostar por lo menos productivo para paliar el problema de desempleo? ¿No es más sensato reclamar y con fuerza un cambio desde ya de las prioridades, de las inversiones públicas, de los objetivos de las empresas, etc. hacia sectores sostenibles y alternativos a lo militar?

investigación en armamento y trabajo

  • El círculo vicioso de la dependencia militar.  Cádiz siempre ha sido dependiente de lo militar, con esta decisión lo seguirá siendo y dará un nuevo giro de tuerca.  Esta decisión de apoyo militarista es pan (migajas) para hoy y hambre para mañana.  No se arregla ningún problema de desarrollo sostenible de Cádiz, se ahonda en el problema. Debería saber el alcalde de Cádiz que la producción de armas está sometida a ciclos de rearme y distensión y al fomento de las guerras y conflictos por parte de los grandes centros de decisión mundial. Estos ciclos necesitan de fases expansivas y de producción y otras de parón. Condicionar el futuro de Cádiz al capricho de la venta de armas es asociarlo de forma inconsciente a los ciclos del militarismo, condenar el trabajo a su precaria situación. ¿Cádiz tiene la mala calidad de trabajo porque tiene pocos pedidos militares o porque el militarismo precariza su mercado laboral? ¿Navantia es la solución o es más bien el problema?
  • La corresponsabilidad.  Defender el empleo de Cádiz de la manera en que lo has hecho, las declaraciones que has hecho, Kichi, te hacen corresponsable de la política de defensa militarista y violenta que practican PSOE y PP.  También del sostenimiento militar de la dictadura Saudí.
  •   No se han hecho los deberes.  ¿Cómo se puede romper con este círculo vicioso y violento?, ¿cómo para que no suceda de nuevo?  Porque esta situación era previsible. Cada poco tiempo, los intereses conjuntos de la empresa Navantia, de las empresas militares, de los partidos promilitaristas que apoyan sus intereses, de sus grupos mediáticos de apoyo y de la cúpula sindical instalada en sus viejos dogmas, se conjuntan para presionar, para exigir más carga de trabajo en armas, para hacer creer que su interés es el de todos, para conseguir el objetivo lucrativo que persiguen. Por tanto, que ahora iban a plantear lo de siempre, que iban a presionar a los alcaldes que dicen representar otro sentir, era evidente y el no tener respuesta y plegarse a las exigencias supone no tener hechos los deberes. Y parece que la visión ha sido muy cortoplacista, nada de prever el medio y largo plazo ¿Qué alternativas se han barajado?  ¿Qué planes se han desarrollado para evitar el marrón político que supone vender armas a una dictadura?  ¿Qué planes hay para evitar la perpetua dependencia de la inversión militar?  Parece que ninguno. Sencillamente, te has dejado vencer (esperamos que aún no convencer) por los lobbys de presión militar. Ahora te consideran uno de ellos.
  • Es imprescindible la crítica a lo militar desde las institudiones.  No es cierto que Cádiz entero aspire a la carga militar de trabajo. De hecho no todo el mundo votó a favor de la apuesta militarista. Es cierto que el bloque que se adscribió a las tesis del partido tácito militarista (PSOE, PP; IU, Por Cádiz SI se Puede, PA) fue mayoritario, pero el hecho de que hubiera un voto diferente implica que sí había otras posibilidades, al menos de mostrar no un apoyo incondicional, sino una apuesta por alternativas, un apoyo en su caso más matizado…  Pero, más allá, de los grupos políticos, es que son muchas las ONG y entidades que no apuestan por Navantia y la militarización de Cádiz. De hecho, el propio Presidente del Comité de Empresa de Navantia, uno de los grupos de presión más importantes de la Bahía, presionaba a Podemos para que  no se alineara con las ONG contra los contratos militares. Tampoco los pacifistas de Cádiz están por la labor de apoyar tan incondicionalmente la carga de trabajo militar para Cádiz como alternativa de trabajo decente.

Para acabar, Kichi, ¿es posible encontrar alternativas?

La desmilitarización de zonas dependientes del monocultivo militar no es nueva en Europa: Los programas KONVER y TACIS, promovidos por la Comisión Europea  a petición del Parlamento Europeo, permitió invertir importantes cantidades económicas a partir de 1993 en regiones fuertemente afectadas por el monocultivo militar en Italia, Francia, España y Alemania (tras la reunificación). Otro programa de la misma comisión, el llamado Programa TACIS promovió similares inversiones en las regiones fuertemente militarizadas de diversos estados de la extinta URSS.

De este modo, tanto el enfoque pro desmilitarización de zonas afectas al monocultivo militar como recursos para ello no son algo extraño en Europa, sino que existen antecedentes.  Hay muchos ejemplos de reconversión de la industria militar, de mayor y menor calado, son dignos de estudio y vendrían muy bien a Cádiz.

También hay algunos diseños sobre el camino de tránsito desde esta sociedad tan militarizada y violenta hacia otra sociedad pacífica, solidaria y noviolenta.  El concepto se llama transarme y no es un irrealizable.  Sobre él se puede leer en “Política noviolenta y lucha socia. Alterantiva noviolenta a la defensa militar”.

Por otra parte, también los Presupuestos Generales del Estado contemplan partidas para el desarrollo económico sostenible de regiones en declive industrial. Dichos fondos estatales, desde una reivindicación bien organizada, pueden reclamarse para una profunda reconversión hacia la sostenibilidad del empleo de calidad y justo en las grandes dependientes militares españolas con alto índice de paro asociado, Cádiz y Ferrol. Asombra no ver estas reclamaciones, al menos como matización, en las reivindicaciones del Alcalde alternativo de Cádiz. ¿Desconocimiento, desinterés, entrega a los intereses del militarismo?

En tercer lugar, las críticas a Navantia como empresa son muchísimas:  estaría encabezando cualquier lista de las principales empresas españolas donde hacer una auditoría seria y rigurosa.  La empresa pública Navantia arrastra una deuda espectacular, fruto de la falta de perspectiva real a medio y largo plazo, la evidentemente nefasta gestión y lo catastrófico de su producción fallida. Esta deuda, a la larga, es sufragada de forma indirecta por parte de toda la sociedad por la vía tanto del esfuerzo de las autoridades para conseguir nuevos contratos de armas (viajes del Ministro de Defensa y del propio Rey incluidos), como porque el agujero acaba siendo pagado por SEPI con cargo a los beneficios de otras de sus empresas o por el Estado por medio de aportaciones económicas, subvenciones y créditos a interés cero. Todo este esfuerzo destinado a la producción de armas se estima en varios cientos de millones cada año. La reversión de tal esfuerzo en términos políticos y económicos a los parados de Cádiz y a generar nuevos nichos de empleo decente, sencillamente, podrían paliar transitoriamente la situación regional hasta la consolidación de otras alternativas. Ni se ha visto al rey y a la pléyade de políticos corifeos del militarismo reivindicando una viabilidad alternativa para Cádiz, ni parece que sea interés de todos estos señores impulsar con tanto ahínco el trabajo de los gaditanos como la posición de España como séptima potencia en venta de armas del mundo.

Reivindicar desde ya la reconversión del sector naval de Cádiz y de Navantia hacia una producción diferente podría, igualmente, formar parte de la agenda política alternativa. ¿No cabe producir con la tecnología disponible otros ingenios por ejemplo enfocados hacia las energías limpias, o hacia el uso de la sofisticada tecnología en usos civiles que posicionaran a Cádiz de manera alternativa? De hecho Navantia tiene una línea de investigación en los sectores eólico y marino. ¿Puede potenciarse ésta en detrimento de la producción sucia de armas? ¿No apuesta Cádiz por un cambio hacia un modelo energético ética y ecológicamente sostenible que saque a la provincia de la postración? ¿No puede ser este el camino?

El militarismo en Cádiz es brutal también en lo territorial. Cádiz cuenta con más de 68.938.237,56 metros cuadrados de patrimonio militar (según los datos de patrimonio que, como se sabe, no contemplan el total del que tiene el militarismo), sin contar con el de Navantia. Sin embargo lo militar y sus industrias no pagan impuestos ni tasas a los municipios, están exentos. ¿No existe aquí una fuente ya sea para la reconversión de estos terrenos e instalaciones que no usan hacia fines útiles o planes de choque que ayuden a la población?  ¿No sería la exigencia de que paguen un apoyo a políticas de empleo, en este proceso de transición al cambio de modelo que Kichi ha prometido tantas veces, para Cádiz?

Entre la resignación fatalista y el escapismo que todo lo niega, caben caminos para revertir la injusta situación de paro de Cádiz, fruto de una historia de postraciones e intereses, donde la propia dependencia del monocultivo militar actúa no como solución, sino como generador de dependencia.

Pero esos caminos pasan por proponer y llevar a cabo políticas activas y por mostrar el camino de transarme que nos lleve a la superación de la dependencia.

Y en esto, querido Kichi, ni siquiera te has alineado en la propuesta de cambio.

Falta diálogo con los pacifistas.  Falta estudiar y comprender sus propuestas, sus alternativas, falta trabajo común con ellos, que también son parte de la izquierda y de la alternativa a esta sociedad de opresión.

Un saludo, compañero.

España es cada vez más activa en la guerra de Irak

Imagen de Denis Bocquet

Imagen de Denis Bocquet

Fuente:  La Vanguardia.

Múltiples son las colaboraciones militares de España en la guerra de Irak.  No se conocen, en cambio, las ayudas civiles y solidarias con dicha nación y pueblo.  Quizá no existan o sean irrisorias, de existir.  De hecho, en la página de la AECID hemos buscado los países donde cooperamos actualmente y en ellos no sale Irak.  La conclusión es muy clara:  Irak nos interesa, pero sólo desde el punto de vista militar.

Las aportaciones militares de España a la guerra irakí son las siguientes:

  • España contribuye a la coalición con 374 efectivos, cuyo grueso principal del contingente se encuentra desplegado en el centro de adiestramiento de Besmayah, liderado por España, encargado de formar a las unidades de las Fuerzas Armadas iraquíes.
  • Dentro de la iniciativa de la OTAN sobre el desarrollo de capacidades para Irak, España contribuye a la formación en Jordania de soldados iraquíes en la lucha contra artefactos explosivos improvisados, con participación del personal del Centro de Excelencia aliado C-IED, con sede en Hoyo de Manzanares.
  • Asimismo, las Fuerzas Armadas españolas también instruyen a las fuerzas de operaciones especiales iraquíes en las localidades de Bagdad y Taji.

En total, parece que nuestras fuerzas han instruido a 6.000 militares irakíes que ya han participado en batallas importantísimas como la de Mosul.

Ahora la ministra de Defensa anuncia que los soldados desplegados en Jordania van a acabar yendo a Irak para hacer allí su cometido formador.

¿No convendría más formar a los irakíes en técnicas noviolentas de resolución de conflictos, en técnicas de negociación, en lucha noviolenta para recuperar derechos humanos, civiles y sociales?

Seguro que a los irakíes les convendría más, pero no a nosotros l@s español@s, porque con la venta de armas obtenemos pingües beneficios.  No tod@s, claro, sólo las élites que tienen acciones o trabajo en las fábricas de armas.  Pero ell@s son los que cuentan.

El otro modelo de defensa de los sioux

Imagen de Fibonacci Blue

Imagen de Fibonacci Blue

Fuente:  El Mundo.

En este blog llevamos tiempo argumentando y dando ejemplos históricos y actuales de la dicotomía defensa nacional versus defensa social o, lo que es lo mismo, seguridad humana.

Los sioux, ellos se llaman lakota, antiguos pobladores de Norteamérica, viven ahora bajo la tutela de los EE.UU. en una reserva entre Dakota del Norte y Dakota del Sur.  La reserva es del tamaño de Asturias pero sólo viven 8.000 personas.

Cuando en los años 50 los sioux y los cheyenne trataron de contratar a un abogado que los protegiera de los planes del Gobierno de EEUU, la Oficina de Asuntos Indios se lo prohibió. ¿Para qué iban a tener abogado cuando legalmente no podían ni siquiera votar en parte del país ya que legalmente estaban “bajo el tutelaje” del Estado?

Las condiciones de vida son penosas para los más antiguos habitantes:

Todo Standing Rock tiene un aire de pobreza desolador: los alcohólicos tumbados en medio de las calles de casas prefabricadas a las 11 de la mañana; el triste casino de Grand River, a apenas 10 minutos en coche de las tumbas de Toro Sentado y Sacagawea; las personas de apenas 50 años que parecen de 80 por los estragos de la metanfetamina, la droga de los pobres de las zonas rurales de EEUU.

La reserva, como las demás de las dos Dakotas, es tan pobre que los únicos actos electorales que se celebran allí son las “alimentaciones” (feeders) y que consisten, literalmente, en que el Partido Demócrata ofrece comida a la gente junto a los colegios electorales, a ver si así se animan a votar. El Partido Republicano, como no tiene votos entre los indios, trata de prohibir las “alimentaciones”, alegando que es compra de votos.

Ahora se han reactivado para luchar:

La única cosa que no les quitaron a los lakota fue la dignidad. Porque, en pleno 2016, la tribu ha organizado una rebelión para defender su estepa. Desde julio, cientos de activistas de 200 tribus están bloqueando la construcción de un oleoducto de 1.825 kilómetros cuya obra va a costar 3.800 millones de dólares (3.500 millones de euros) a través de un territorio que roza su reserva, y llevará el petróleo pesado extraído por medio del controvertido método del fracking desde Dakota del Norte hasta el estado de Illinois. Es la mayor concentración de tribus desde la época de las guerras indias del siglo XIX.

Por ahora, no ha habido muertes. Pero sí violencia. Las autoridades de Dakota del Norte y del Sur y los guardias de seguridad de la empresa que construye el oleoducto, Dakota Access, han empleado perros y material antidisturbios para tratar de mantener fuera de las obras a los indígenas, que ahora cuentan con el apoyo de grupos ecologistas y de izquierda.

Las autoridades están en contra y, ni siquiera, el Obama de sus últimos días de presidencia ha hecho acto de presencia o ha intentado defender a esta minoría:

Sólo el sábado de la semana pasada fueron arrestadas 127 personas por tratar de interrumpir los trabajos de Dakota Access. El 3 de septiembre, seis personas tuvieron que recibir atención médica por mordeduras de perros, y otras dos docenas fueron rociadas con spray que produce picor e irritación en la garganta y en los ojos. La periodista Amy Goodman -la misma que entrevistó a Pablo Iglesias cuando éste viajó a Nueva York en febrero de 2015 – fue arrestada por retransmitir la protesta para su programa de radio y televisión Democracy Now, que se emite a través de internet. Las autoridades de Dakota del Norte la acusaron de incitación a la violencia y a la desobediencia civil, lo que implica cárcel, a pesar de que no había ninguna constancia de que hubiera hecho otra cosa que informar. Además, este jueves la policía detuvo a 141 personas, y en el tumulto se oyeron disparos balas de verdad en dos ocasiones, aunque no hubo heridos. Los arrestados fueron puestos en libertad, salvo uno.

(Enlace para ver el vídeo)

La agresividad de las autoridades locales ha sido tan grande que los líderes de Standing Rock han pedido al Estado Federal -es decir, a Washington- que abra una investigación de lo que ellos consideran una actuación desproporcionada de las autoridades locales. Por ahora, sin embargo, el Gobierno de Barack Obama, tan dado a intervenir cuando se agrede a otras minorías -en especial la afroamericana-, no se ha pronunciado ante lo que el presidente de Standing Rock, Dave Archambult, califica de “militarización de las fuerzas policiales locales”. Lo más que ha hecho el presidente ha sido pedir que se suspendan las obras, lo que en la práctica apenas paralizó los trabajos durante 48 horas en septiembre.

Para colmo, el presidente entrante, Trump, tiene una inversión de 920 millones de € en la empresa que realiza las obras.

Así que para los indígenas está claro: lo que es necesario para las personas de origen europeo no lo es para ellos. Por eso, los descendientes de Toro Sentado se han lanzado a ocupar la pradera.

Primero lo intentaron en los tribunales, dado que la ruta del oleoducto es unaflagrante violación del Tratado del Fuerte Laramie de 1851. Perdieron. Lo cual no es una sorpresa, porque los tribunales tienden a entender los tratados de forma asimétrica: cuando benefician a los indígenas, no valen; cuando ayudan a los descendientes de los colonos, sí. De hecho, el golpe de gracia al proceso legal de los indios lo dio un tribunal de Washington el 8 de octubre, la víspera del Día Mundial de los Pueblos Indígenas.

Entretanto, Dakota Access compró el terreno en el que se estaba realizando la protesta, y el campamento tuvo que moverse a otro sitio a varios kilómetros. Así que la controversia parecía camino de ser ignorada por los medios de comunicación de Estados Unidos, para los que los indígenas son un tema de mínimo interés. A fin de cuentas, ¿qué cabe esperar cuando el equipo de fútbol americano de Washington tiene un nombre tan inconfundiblemente racista como Pieles Rojas (Redskins)?

Pero los lakotas y sus aliados tienen en el siglo XXI una ventaja de la que carecían Toro Sentado y Nube Roja: internet. El vídeo de siete minutos sobre las protestas de septiembre colgado por Goodman ya cuenta con más de 14 millones de visitas.Y la semana pasada un juez de Dakota del Norte rechazó los cargos en contra de la periodista. Al mismo tiempo, la estrella de rock Neil Young y los sospechosos habituales de este tipo de causas en Hollywood -Susan Sarandon, Leonardo DiCaprio, Ben Affleck- se han pronunciado a favor de los indios. Los disturbios del sábado fueron difundidos a través de Periscope, el servicio de vídeos de Twitter, y de Facebook Live, y esas retransmisiones han tenido decenas de miles de visitas cada una. Los indígenas también han creado la organización ReZpect Our Water, cuya grafía es claramente alternativa (sería el equivalente de emplear la letra k en lugar de la c en español), a través de la cual se han coordinado con una amplia gama de grupos de izquierda dentro y fuera de Estados Unidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manifiesto de solidaridad con Siria: Tadamon 16

Imagen de Antonio J. García

Imagen de Antonio J. García

Fuente:  Tadamon16.

Nos escriben los compañeros antimilitaristas de Mambrú de Zaragoza sobre una iniciativa de solidaridad con Siria:

Estamos impulsando una iniciativa estatal para difundir el texto que actualiza la declaración “Solidaridad con el pueblo de Siria” en sinergia con la plataforma que redactó su versión inicial en 2015, Tadamon Catalunya. En esta ocasión, otras gentes seguimos esa estela articulando una iniciativa a nivel estatal: utilizamos también, para darle nombre, la misma expresión (la vocalización de la palabra que en árabe significa solidaridad), pero, esta vez, a través del blog que hemos denominado “Tadamon 16”, porque hace referencia al año en el que la lanzamos.

Buscamos en ese sentido, por tanto, la reacción positiva de cualquier tipo de entidad, pero sólo pedimos ahora, simplemente, el apoyo a esa declaración actualizada porque, como explica la cita que reproducimos en la página de inicio de ese blog, “el movimiento antiguerra y de solidaridad internacionalista tiene que reactivarse. El silencio es inaceptable. Es una obligación política y moral. Lo que está en juego va más allá del hoy. Está en juego, además, el futuro de todos los pueblos de la región, que no están condenados por ningún destino fatal a no tener más futuro que la alternancia entre dictaduras militares y despotismo teocrático como nos quieren hacer creer interesadamente todos las potencias que intervienen en la región.”

La iniciativa comenzó en 2015 en Cataluña:

Varias personas implicadas en la solidaridad internacional, los movimientos por la paz y por los derechos humanos conformaron en 2015 el espacio Tadamon Catalunya; Tadamon significa solidaridad en árabe.

Ahora, la intención es ampliar el llamamiento:

Con intención de llegar a un mayor ámbito geográfico, hemos seguido otras gentes esa estela, y se difunde ahora un texto en sinergia con aquella primera iniciativa y de idéntico nombre, ”Solidaridad con el pueblo de Siria“,  teniendo como objetivo recopilar también, pero por primera vez en todo el estado, y en esta ocasión desde un blog que hemos denominado Tadamon 16 (por el año en curso), los necesarios apoyos a un llamamiento conjunto a la solidaridad con ese pueblo que está sufriendo una grave crisis humanitaria.

A la vez, nos adherimos al manifiesto que nos han propuesto:

1- Nos solidarizamos con las fuerzas democráticas del conjunto de Siria,- atendiendo a su diversidad de pueblos y religiones- y nos posicionamos con los movimientos populares que todavía hoy defienden los objetivos originales de la revolución. Debemos hacer lo que sea necesario para expresar esta solidaridad con su capacidad de agencia política.

2- Rechazamos el uso interesado del conflicto sirio para intentar justificar actitudes y medidas xenófobas en nuestro país y en el resto de Europa. En este ámbito apoyamos las campañas contra la xenofobia, el fascismo, el racismo, la islamofobia, y las hacemos nuestras.

3- Exigimos un cambio fundamental en las políticas del Estado español y de la UE en cuanto a las personas refugiadas y pedimos que se cumplan el derecho internacional, los derechos humanos, y las recomendaciones de las agencias competentes de la ONU: denunciamos el acuerdo de la vergüenza entre la UE y Turquía. Las personas que huyen de una guerra se merecen apoyo y respeto, como reclamaban los refugiados de la Guerra Civil Española. España y el resto de los países europeos deben reconvertir parte de su excesivo gasto militar para financiar las políticas civiles de acogida.

4- Consideramos que hay que cambiar las políticas de asilo, de atención a los refugiados y de rescate marítimo. La Unión Europea y los estados deben establecer vías seguras y legales a los potenciales solicitantes de asilo con el fin de garantizar el derecho a la vida y la dignidad humana en las diferentes etapas de su desplazamiento forzado, desde su país de origen, los de tránsito y su acogida.

5- Exigimos un alto el fuego inmediato en Siria y el establecimiento de corredores humanitarios supervisados por organismos civiles internacionales independientes para ayudar a las poblaciones sitiadas. Abogamos por el cese definitivo del conflicto armado y la denuncia del sistema internacional que lo ha hecho posible y alentado.

Nadie debe morir ahogado en el mar Mediterráneo mientras intenta llegar a un lugar seguro.

Os animamos a adheriros y a difundirlo.

¡Paz en Siria!

24 personas desplazadas por minuto: es imprescindible la solidaridad con los refugiados

Imagen de Acnur.org

Imagen de Acnur.org

Fuentes: Acnur y  Revista 5w.

Muchas veces la palabra drama y la palabra refugiados solemos decirlas o escribirlas juntas.  Como veremos, gracias a los datos que nos da la Revista 5w, no es para menos.

Las cifras de los refugiados son impactantes, aquí sólo van 18 razones para argumentar que es necesaria la solidaridad con ellos:

  • 65’3 millones de personas refugiadas en 2015 (son más personas que habitantes tiene, por ejemplo, el Reino Unidos)
  • casi 6 millones más que en 2014
  • 21’3 millones son refugiados fuera de su país
  • 40’8 millones son desplazados, es decir, refugiados internos, en el propio país
  • 3’2 millones son solicitantes de asilo
  • Hay 24 personas desplazadas cada minuto
  • El 47 % son mujeres o niñas
  • El 51 % son menores
  • Siria, Afganistán y Somalia son el top 3 del ranking de emisores de refugiados
  • 201.400 fueron repatriados, es decir, fueron devueltos a su país de origen, donde no querían, podían o debían estar
  • En Yemen 2’15 millones de personas se han visto desplazadas por causa de la guerra, son el 10 % de la población
  • De los 37,3 millones de personas desplazadas por la violencia de 1996 a los 65,3 millones actuales han pasado 20 años de conflictos enquistados y nuevas guerras. El aumento es espectacular.
  • Deberíamos ser especialmente solidarios con Afganistán, durante 33 años ha sido el líder del ránking de refugiados.  Es el legado de la invasión soviética de la década de 1980, la guerra civil posterior, el régimen talibán y la intervención militar norteamericana tras el 11-S, en la cual España tiene su parte
  • Los países receptores de refugiados no son, ni mucho menos, a pesar de lo que se quejan nuestros líderes y nuestra insolidaria derecha política, los países de Occidente.  Antes bien, Turquía (2,5 millones), Pakistán (1,6 millones) y Líbano (1,1 millones) son los países que más refugiados acogen
  • Por regiones de acogida, es África subsahariana la que acoge a más refugiados (4,4 millones), seguida muy de cerca por Europa, que está ligeramente por debajo. Con un matiz: en la cifra de Europa, Acnur incluye al país con más refugiados del mundo, Turquía.  Es decir, la Europa rica sólo acoge a 1’9 millones de refugiados.
  • Los países que más refugiados han acogido en 2015 han sido:  Turquía (refugiados de Siria), Rusia (Ucrania) y Tanzania (Burundi).
  • En el total acumulado, el país que tiene a más personas desplazadas dentro de sus fronteras es Colombia, en pleno proceso de paz.
  • Tan solo el año pasado, se registraron 8,6 millones de nuevos desplazados, la mayoría en Yemen, Irak y Ucrania.

De esto nos queremos defender.  Y contra esto no luchan los ejércitos, antes bien, agravan el problema.  No queremos armas, queremos solidaridad con los refugiados.  Por ello pedimos que se reconviertan los gastos militares en gastos sociales.

La noviolencia en las guerras: Daraya, el ejemplo sirio

Imagen de Diógenes;)

Imagen de Diógenes;)

Fuente:  Global Voices.

Nos cuenta Leila Al Shami parte de lo que ha sufrido Dayara  (ciudad muy cercana a Damasco) en la guerra siria y también parte de la resistencia noviolenta en la guerra.

Describían las espantosas condiciones en la ciudad. El asedio impuesto por el régimen, continuado durante 1.368 días, había bloqueado la entrada de alimentos y suministros médicos. La gente se moría de hambre. Describían los ataques diarios del régimen, con más de 9 mil barriles explosivos lanzados sobre la ciudad, así como el gas venenoso prohibido internacionalmente, y el napalm. El hospital había sido bombardeado, quedando fuera de servicio. Las tierras agrícolas, la única fuente de alimento, habían sido deliberadamente quemadas y destrozadas.

El primer y único convoy que llegó a entrar a la ciudad lo hizo en junio del 2016. Contenía medicamentos, mosquiteras y leche infantil, pero nada de comida. “No podemos tomar medicamentos con el estómago vacío”

Por lo que respecta al desarrollo de iniciativas noviolentas nos cuenta:

Daraya es una ciudad icono para los revolucionarios sirios. Ha sido un centro para el desarrollo de la idea y la práctica de la resistencia no violenta y ha inspirado la desobediencia civil por todo el país. Y a pesar de la terrible represión infligida sobre la ciudad, tuvo un éxito notable en la práctica de la auto-organización local y autónoma. La activista revolucionaria Razan Zeitouneh, que fue secuestrada en el 2013, dijo “Daraya era una estrella antes de la revolución, y una estrella durante. Lo que los hombres y mujeres jóvenes de la ciudad construyeron supuso un esfuerzo inmenso y resultó en un pequeño modelo ejemplar para el futuro de Siria, la Siria con la que soñamos. El activismo en la ciudad nunca dejó de sorprenderme ni un segundo… En Daraya, los letreros llamando a la coexistencia seguían alzándose incluso cuando el país entero caía en la desesperación después de cada nueva masacre”.

En el 2011, cuando comenzó el levantamiento, surgió rápidamente un comité de coordinación local para organizar las protestas contra el régimen. El comité enfatizaba la importancia de la lucha no violenta y repartía panfletos llamando por una Siria democrática y por la igualdad entre todos los grupos religiosos y étnicos. Mientras sonaban las campanas de la iglesia en solidaridad, los manifestantes marchaban llevando flores y ofreciendo botellas de agua a las fuerzas de seguridad enviadas a dispararles. ‘El ejército y el pueblo son uno’, cantaban.

Uno de los que participaron en el comité de coordinación local fue un sastre de 26 años llamado Ghiath Matar. Se ganó el apodo de “Pequeño Ghandi” por su compromiso con la resistencia pacífica. Ghiath fue arrestado por las fuerzas de seguridad el 6 de setiembre del 2011. Pocos días después, su cadáver mutilado fue devuelto a su familia y a su mujer embarazada. En una de sus últimas publicaciones en Facebook, Ghiath dice: “Elegimos la no violencia no por cobardía o debilidad, sino por convicción moral; no queremos alcanzar la victoria habiendo destrozado el país”.

Para nuestra sorpresa, parece que la historia de la noviolencia en Daraya viene de lejos:

Los principios de la resistencia no violenta que influyeron a la juventud de Daraya tenían historia en la ciudad. De manera inusual para ser Siria, un estado policial que reprime la organización independiente despiadadamente, un grupo de hombres y mujeres jóvenes de entre 15 y 25 años fundaron el Grupo Juvenil de Daraya en 1998. Habían estado estudiando el Corán con el académico religioso Abdul Akram Al Saqqa. Al Saqqa promovía la libertad social y política y animaba a sus estudiantes a pensar libremente. Por sus ideas liberales despertaba la controversia entre la ulema siria (autoridades religiosas). Llamaba a las mujeres a elegir a sus propios maridos y defendía que la educación de las mujeres era más importante que si llevaban o no el velo. Dio a conocer a sus estudiantes el trabajo de Jawdat Said, académico islámico que promovía las ideas y la práctica de la no violencia a través de la tradición coránica, así como de las enseñanzas de Ghandi y Martin Luther King.

El trabajo de Al Saqqa atrajo la atención de las autoridades y fue encarcelado en el 2003 y de nuevo el 2011, pero bajo su mentoría, el Grupo Juvenil de Daraya organizó acciones como la limpieza de las calles de su ciudad, el boicot a los productos estadounidenses, y arriesgadas campañas contra los sobornos y la corrupción. En el 2002 se manifestaron contra la invasión israelí del campo de refugiados de Yenín y en el 2003 organizaron manifestaciones sin permiso gubernamental contra la invasión estadounidense de Irak. Esta actividad acabó con el arresto de 24 miembros del grupo. Unos pocos fueron liberados algo después, pero la mayoría fueron sentenciados a entre tres y cuatro años de prisión.

Las protestas pacíficas fueron sometidas a una violenta represión. Las flores fueron recibidas con balas, y los manifestantes rodeados y detenidos en masa.

Es impresionante que exista gente con tanto valor para llevar a cabo resistencias noviolentas a situaciones de guerra o de violencia directa, estructural y cultural tan duras como las que se están viviendo en Siria.

Nos llenan de esperanza.

Ojalá supiésemos más de ellos, para aprender, para divulgarlas, para apoyarlas en lo que pudiésemos.

Ojalá ocupasen primeras páginas en los periódicos, titulares y programas de radio, ojalá las televisiones hiciesen monográficos de ellos.

Porque nos parecen héroes y demuestran que la noviolencia no es pasividad sino todo lo contrario, lucha desde la coherencia con la noviolencia.

 

Ser médico en Alepo es un acto de alternativa noviolenta a las guerras

Imagen de fotosdesalud

Imagen de fotosdesalud

Fuente:  Países en conflicto.

Muchas veces se nos pregunta qué puede hacer la noviolencia durante las guerras.  Uno de los ejemplos, que ya están ocurriendo pero que nos saldrán en los medios de comunicación desde esta perspectiva, os lo ofrecemos ahora en un breve programa de algo más de 12 minutos sobre los profesionales de la salud y la guerra actual.

La violencia cultural en la que estamos insertos como sociedad nos aturde el juicio y no somos capaces de ver la alternativa noviolenta que representan estos trabajadores de la sanidad.  Su labor no será recordada por los libros de texto ni por la historia oficial, pero eso no quiere decir que no haya existido, haya sido valiente y efectiva.

Estado, municipios, comunidades autónomas deben incluir en sus programas políticos propuestas para ayudar a estos resistentes noviolentos a las guerras.

La situación en Alepo es devastadora, también en Yemen y en otros muchos escenarios de guerra actuales.

Ya no se respeta ni a los hospitales civiles.  Ellos cuidan a civiles y militares, pero nadie les respeta, antes bien, les usan de blanco prioritario para causar bajas y desmoralización a los enemigos.

No hay medicamentos, sangre, respiradores.

Tampoco leche infantil ni alimentos.

750 profesionales de la salud han muerto en conflictos en este año.

Que nuestro gobierno ayudase a estos profesionales de la salud sería una alternativa de defensa real y efectiva, defenderíamos lo que realmente queremos defender, no las fronteras o la patria, sino las vidas humanas.  Los gobiernos occidentales podrían tomar cartas en este asunto y dinero hay si limitamos un poco los gastos militares escondidos lejos del presupuesto del Ministerio de Defensa (25.372’72 millones de €).

Guerras y cambio climático, dos caras de la misma moneda

Imagen de Víctor Hugo García Ulloa

Fuente:  Cambio Climático y Pobreza.

Está archicomprobado que tanto el cambio climático como las guerras generan problemas sociales, económicos y políticos que producen migraciones gigantescas.  Pero, ¿se interrelacionan ambos procesos?

Por nuestra parte, en el estudio sobre Gasto Militar 2016, a partir de la página 40, hemos desarrollado, un poco, los impactos que producen las guerras sobre el Medio Ambiente.

En la noticia que comentamos se preguntan si el cambio climático exacerba las guerras:

Otro aspecto que genera bastante controversia y que también se ha tratado durante la UNEA es el papel que juega el cambio climático en la exacerbación de conflictos armados, un tema muy debatido en el caso de Siria.

“El conflicto sirio -comenta- no tuvo su origen en el cambio climático, pero Siria sufrió una sequía de cuatro o cinco años que provocó migraciones masivas del campo a las ciudades” y eso generó desigualdades y aumentó el malestar entre una población que ya daba signos de rebelión.

No es fácil determinar hasta qué punto estas sequías -o las inundaciones, el deterioro de las tierras, etc.- son causa de los ciclos naturales del clima de determinadas regiones o del proceso de cambio climático que experimenta el planeta. Y mucho menos establecer un vínculo directo entre estos fenómenos y los conflictos armados, aunque sí hay ejemplos que se dan en todo el mundo, como los enfrentamientos entre tribus ganaderas seminómadas y agricultores por la creciente escasez de agua.

Por ello, Traoré considera que hacen falta “más pruebas, datos concretos, estadísticas y también más análisis cualitativos” para que los gobiernos “tomen más en serio” el problema y tengan las herramientas adecuadas para orientar sus políticas de protección.

Parece que esta postura tan poco tajante se podría complementar con otras:

1.-  El cambio climático podría promover guerras por el acceso a los recursos naturales.

2.-  Un estudio relaciona la sequía y el cambio climático con la guerra de Siria.  En él se advierte que el calentamiento global triplica el riesgo de conflictos como el de Siria en la región.

3.-  Cambio climático y guerras.  Donde se dice que un estudio de la Universidad de California pronostica que un aumento de la temperatura de la Tierra en 1ºC haría que la probabilidad de guerras en el África subsahariana aumentase en un 50% en 2030.

El argumento principal de los investigadores que firman el estudio es que cualquier cambio de temperatura afectará a las cosechas lo que repercutirá, de manera muy especial, en los países de África subsahariana que dependen, principalmente, de la agricultura y la ganadería. Cuando las temperaturas se eleven, la supervivencia de muchos africanos estará en peligro y, consecuentemente, los más empobrecidos no dudarán en tomar las armas.

4.-  El artículo “Guerras, el efecto oculto del cambio climático” publicado por MIT Technology Review, nos da muchas más ejemplos de que el cambio climático ha producido guerras (Siria, Sudán, Irak, por ejemplo).

Para cerrar el listado incorporamos la opinión de Ecologistas en Acción que proclama que hay que luchar contra el cambio climático para luchar contra las guerras.

Como ven, un círculo de lo más vicioso.

Canarias, ¿zona de paz?

Imagen de Alan O´Rourke

Fuente:  ABC.

Una proposición no de ley ha sido discutida el miércoles 20 de Abril en la Comisión de Defensa del Congreso:

Según una proposición no de ley (PNL) presentada por la diputada isleña Meri Pita, el Archipiélago debería ser declarado «zona de paz» con el estatus de «territorio de neutralidad permanente» y, en consecuencia, que «el Estado central» no establezca en la zona tropas, bases militares ni construya «fortificaciones de ningún tipo o sobre la base de ninguna alianza europea o internacional».

Sobre esta idea, cita otros territorios que «formando parte de un Estado, han sido declarados como territorios de neutralidad permanente», como las Islas Samoa «entre los años 1889 y 1899», como Cracovia, «declarada ciudad libre por el tratado de Viena de 1815 y también en 1846 con el acuerdo común de Rusia, Prusia y Austria».

Finalmente, cita la votación de marzo de 1986, cuando «los habitantes del Archipiélago expresaron su determinación y deseos de paz, al votar mayoritariamente en contra de la permanencia de España en la OTAN»

El resultado de la votación en el Congreso ha sido de 27 votos en contra (PP, PSOE y Ciudadanos) y 8 a favor.

Especialmente preocupantes fueron los argumentos de Zaida Cantera (PSOE, y exmilitar):

Cantera hizo una encendida defensa del papel de los militares en favor de la paz y de sus actuaciones en Canarias, y ha afirmado que Podemos, con su propuesta, pide la expulsión de los militares, lo que supone un “insulto” a este colectivo. “Los militares hacen la paz y Canarias ya es zona de paz, gracias a los militares españoles”, ha sentenciado la diputada socialista, excomandante del Ejército de Tierra.

Parece que Cantera confunde que haya muchas personas que no quieran que Canarias esté militarizada con insultar a los militares.  Nada más lejos del ánimo de los antimilitaristas.

También nos parece muy equivocada la afirmación de que los militares hacen la paz. No resiste la prueba de los hechos. Es el máximo ejemplo del cinismo:  los militares hacen la guerra, trabajan para la guerra, viven para la guerra.  Cuando ellos acaban sí llega la paz, la de los cementerios. Cuando ellos se marchan de un sitio asolado por la guera es cuando comienza la acción por la paz: la reconstrucción, que no es protagonizada precisamente por los militares.

Si esta es la nueva postura social del PSOE ante esta temática, con diputados tan militaristas, qué lejos se encuentran de aquel PSOE en el que confió la sociedad española hace mucho tiempo porque, entre otras cosas, se decían pacifistas y no intervencionistas. ¿Mentian entonces, mienten ahora, mintieron siempre?

Entre tanto, la militarización de Canarias sigue su camino ascendente:

  • Canarias ha tenido históricamente una estrecha relación con las fuerzas armadas. El Mando de Canarias incluye, por ejemplo, el Regimiento de Infantería «Soria» (menudo fatalismo de nombre ahora) 9, que es el más antiguo del Ejército Español y de los ejércitos europeos, creado en 1509 y que ha sido parte de más de 70 conflictos armados en sus 500 años de historia. Hoy tiene su sede en Fuerteventura y, desde su llegada a la isla, han desplegado sus unidades de injerencia militar por Bosnia Herzegovina, Kosovo y, más recientemente, Afganistán.
  • El Mando de Canarias se compone de, aproximadamente, 4.300 hombres y mujeres, distribuidos por mitades en ambas provincias, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Con el tiempo, el porcentaje de sus efectivos nacidos en las Islas ha ido creciendo y hoy lo componen cerca de tres cuartas partes de canarios.
  • Las unidades del Mando de Canarias tienen el máximo número de condecoraciones del Ejército Español por su participación en misiones internacionales de injerencia militar, con 11 cruces al mérito militar con distintivo rojo, 11 con distintivo amarillo y 39 con el «valor reconocido», tras pagar un tributo de 7 militares fallecidos y otros tantos heridos.
  • Por su parte, el Mando Naval de Canarias fue creado en 1940 y ha participado en misiones internacionales muy intensamente en los últimos años, al ser base permanente de los buques de acción marítima (BAM) «Meteoro», «Rayo», «Relámpago» y «Tornado».
  • Además, el Ejército del Aire tiene presencia en el Archipiélago desde 1940 y desde 1978 como Mando Aéreo de Canarias, que incluye la Base Aérea de Gando (Gran Canaria), el Aeródromo Militar de Lanzarote y el Sector Aéreo de Tenerife (en La Laguna).
  • Canarias es el sitio donde la colaboración entre los tres ejércitos es más eficaz. Los patrulleros de la Armada cooperan en múltiples ejercicios con los cazabombarderos F/A-18 Hornet del Ala 46 con base en Gando, del mismo modo que el Ejército facilita sus campos de entrenamiento, especialmente el de Pájara (Fuerteventura) para que los infantes de Marina realicen su adiestramiento de combate y prácticas de tiro, por citar dos ejemplos.

¿Puede ser considerado el Ejército de Canarias como un ejército intervencionista y un peligro para los países adyacentes?  Sin ninguna duda, mirando su historial. De hecho el despliegue militar más acusado hacia Canarias tiene como objetivo el ejercer poder militar sobre lo que llaman “fronteras avanzadas”, es decir, el sahel, el Golfo de Guinea, etc.

Por ello es necesaria la desmilitarización en Canarias. Para no hacerla punta de lanza de una estrategia de penetración militarista y de dominación.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed