Archive for presos de conciencia

El otro modelo de defensa de los sioux

Imagen de Fibonacci Blue

Imagen de Fibonacci Blue

Fuente:  El Mundo.

En este blog llevamos tiempo argumentando y dando ejemplos históricos y actuales de la dicotomía defensa nacional versus defensa social o, lo que es lo mismo, seguridad humana.

Los sioux, ellos se llaman lakota, antiguos pobladores de Norteamérica, viven ahora bajo la tutela de los EE.UU. en una reserva entre Dakota del Norte y Dakota del Sur.  La reserva es del tamaño de Asturias pero sólo viven 8.000 personas.

Cuando en los años 50 los sioux y los cheyenne trataron de contratar a un abogado que los protegiera de los planes del Gobierno de EEUU, la Oficina de Asuntos Indios se lo prohibió. ¿Para qué iban a tener abogado cuando legalmente no podían ni siquiera votar en parte del país ya que legalmente estaban “bajo el tutelaje” del Estado?

Las condiciones de vida son penosas para los más antiguos habitantes:

Todo Standing Rock tiene un aire de pobreza desolador: los alcohólicos tumbados en medio de las calles de casas prefabricadas a las 11 de la mañana; el triste casino de Grand River, a apenas 10 minutos en coche de las tumbas de Toro Sentado y Sacagawea; las personas de apenas 50 años que parecen de 80 por los estragos de la metanfetamina, la droga de los pobres de las zonas rurales de EEUU.

La reserva, como las demás de las dos Dakotas, es tan pobre que los únicos actos electorales que se celebran allí son las “alimentaciones” (feeders) y que consisten, literalmente, en que el Partido Demócrata ofrece comida a la gente junto a los colegios electorales, a ver si así se animan a votar. El Partido Republicano, como no tiene votos entre los indios, trata de prohibir las “alimentaciones”, alegando que es compra de votos.

Ahora se han reactivado para luchar:

La única cosa que no les quitaron a los lakota fue la dignidad. Porque, en pleno 2016, la tribu ha organizado una rebelión para defender su estepa. Desde julio, cientos de activistas de 200 tribus están bloqueando la construcción de un oleoducto de 1.825 kilómetros cuya obra va a costar 3.800 millones de dólares (3.500 millones de euros) a través de un territorio que roza su reserva, y llevará el petróleo pesado extraído por medio del controvertido método del fracking desde Dakota del Norte hasta el estado de Illinois. Es la mayor concentración de tribus desde la época de las guerras indias del siglo XIX.

Por ahora, no ha habido muertes. Pero sí violencia. Las autoridades de Dakota del Norte y del Sur y los guardias de seguridad de la empresa que construye el oleoducto, Dakota Access, han empleado perros y material antidisturbios para tratar de mantener fuera de las obras a los indígenas, que ahora cuentan con el apoyo de grupos ecologistas y de izquierda.

Las autoridades están en contra y, ni siquiera, el Obama de sus últimos días de presidencia ha hecho acto de presencia o ha intentado defender a esta minoría:

Sólo el sábado de la semana pasada fueron arrestadas 127 personas por tratar de interrumpir los trabajos de Dakota Access. El 3 de septiembre, seis personas tuvieron que recibir atención médica por mordeduras de perros, y otras dos docenas fueron rociadas con spray que produce picor e irritación en la garganta y en los ojos. La periodista Amy Goodman -la misma que entrevistó a Pablo Iglesias cuando éste viajó a Nueva York en febrero de 2015 – fue arrestada por retransmitir la protesta para su programa de radio y televisión Democracy Now, que se emite a través de internet. Las autoridades de Dakota del Norte la acusaron de incitación a la violencia y a la desobediencia civil, lo que implica cárcel, a pesar de que no había ninguna constancia de que hubiera hecho otra cosa que informar. Además, este jueves la policía detuvo a 141 personas, y en el tumulto se oyeron disparos balas de verdad en dos ocasiones, aunque no hubo heridos. Los arrestados fueron puestos en libertad, salvo uno.

(Enlace para ver el vídeo)

La agresividad de las autoridades locales ha sido tan grande que los líderes de Standing Rock han pedido al Estado Federal -es decir, a Washington- que abra una investigación de lo que ellos consideran una actuación desproporcionada de las autoridades locales. Por ahora, sin embargo, el Gobierno de Barack Obama, tan dado a intervenir cuando se agrede a otras minorías -en especial la afroamericana-, no se ha pronunciado ante lo que el presidente de Standing Rock, Dave Archambult, califica de “militarización de las fuerzas policiales locales”. Lo más que ha hecho el presidente ha sido pedir que se suspendan las obras, lo que en la práctica apenas paralizó los trabajos durante 48 horas en septiembre.

Para colmo, el presidente entrante, Trump, tiene una inversión de 920 millones de € en la empresa que realiza las obras.

Así que para los indígenas está claro: lo que es necesario para las personas de origen europeo no lo es para ellos. Por eso, los descendientes de Toro Sentado se han lanzado a ocupar la pradera.

Primero lo intentaron en los tribunales, dado que la ruta del oleoducto es unaflagrante violación del Tratado del Fuerte Laramie de 1851. Perdieron. Lo cual no es una sorpresa, porque los tribunales tienden a entender los tratados de forma asimétrica: cuando benefician a los indígenas, no valen; cuando ayudan a los descendientes de los colonos, sí. De hecho, el golpe de gracia al proceso legal de los indios lo dio un tribunal de Washington el 8 de octubre, la víspera del Día Mundial de los Pueblos Indígenas.

Entretanto, Dakota Access compró el terreno en el que se estaba realizando la protesta, y el campamento tuvo que moverse a otro sitio a varios kilómetros. Así que la controversia parecía camino de ser ignorada por los medios de comunicación de Estados Unidos, para los que los indígenas son un tema de mínimo interés. A fin de cuentas, ¿qué cabe esperar cuando el equipo de fútbol americano de Washington tiene un nombre tan inconfundiblemente racista como Pieles Rojas (Redskins)?

Pero los lakotas y sus aliados tienen en el siglo XXI una ventaja de la que carecían Toro Sentado y Nube Roja: internet. El vídeo de siete minutos sobre las protestas de septiembre colgado por Goodman ya cuenta con más de 14 millones de visitas.Y la semana pasada un juez de Dakota del Norte rechazó los cargos en contra de la periodista. Al mismo tiempo, la estrella de rock Neil Young y los sospechosos habituales de este tipo de causas en Hollywood -Susan Sarandon, Leonardo DiCaprio, Ben Affleck- se han pronunciado a favor de los indios. Los disturbios del sábado fueron difundidos a través de Periscope, el servicio de vídeos de Twitter, y de Facebook Live, y esas retransmisiones han tenido decenas de miles de visitas cada una. Los indígenas también han creado la organización ReZpect Our Water, cuya grafía es claramente alternativa (sería el equivalente de emplear la letra k en lugar de la c en español), a través de la cual se han coordinado con una amplia gama de grupos de izquierda dentro y fuera de Estados Unidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Es Turquía un polvorín a punto de estallar?

Imagen de Fidel Ramos

Fuente:  Andreas Speck y Hülya Üçpınar (ésta última desde Estambul).

Completísima y documentadísima la información que nos brida el antimilitarista Andreas Speck sobre la situación política en Turquía.

Nos habla de que la situación en Turquía es gravísima:

  • se han recrudecido los enfrentamientos entre el gobierno turco y los kurdos
  • están ocurriendo encarcelamientos arbitrarios
  • también ejecuciones extrajudiciales
  • continuos ataques terroristas en múltiples ciudades
  • 58 toques de queda en al menos 19 distritos de 7 ciudades del sureste de Turquía y más en otras localidades.  Parece que esta utilización de los toques de queda nunca había sido utilizada en Turquía como forma de lucha antiterrorista
  • 1.377.000 residentes se han visto afectados por los toques de queda, según la Fundación de Derechos Humanos de Turquía
  • Al menos 224 civiles (entre quienes se cuentan 42 niños y niñas, 31 mujeres y 30 personas mayores de 60 años).
  • 100.000 personas han sufrido desplazamientos internos.  Por ejemplo,  La población del distrito “Sur” de Diyarbakir ha disminuido de 25.000 a 5-6.000.
  • Como consecuencia de la utilización de armamento pesado, muchos edificios y monumentos con valor patrimonial histórico y cultural han sido destruidos y dañados
  • El impacto en la economía de múltiples localidades es brutal porque los lugares de trabajo no se han podido abrir, las empresas han quebrado y la vida social ha colapsado
  • Los toques de queda y las operaciones “antiterroristas” en las regiones kurdas han supuesto la ruptura del sistema educativo, impidiendo de facto a gran parte de la población su derecho a la educación. El profesorado ha sido enviado fuera de la región y las clases han sido suspendidas indefinidamente.
  • Clínicas, hospitales y otros centros de salud locales se han convertido en bases militares y de policía.  Los servicios de salud han sido suspendidos. Hay graves violaciones relacionadas con el acceso a la asistencia sanitaria, incluida la prohibición de acceso a los hospitales a las personas enfermas, niños, niñas, mujeres y ancianos. Los ingresos de pacientes a las clínicas y los servicios de emergencia han caído un 90 por ciento.
  • En el actual clima de guerra, la opresión y la censura son muy frecuentes y el acceso a la información correcta y verificable es difícil. El derecho a la libertad de expresión ha sido cada vez más restringido en Turquía, siendo las y los periodistas y periódicos u otros medios, los principales objetivos.
  • La sociedad civil y en especial aquellas personas que se oponen a la renovación de la guerra en las regiones kurdas y exigen la paz a través de un regreso a las negociaciones, han sido el blanco de la represión del estado -cada vez más arbitrario- y de intimidación por parte de Erdoğan y funcionariado del gobierno.
  • Un caso bien conocido es la represión contra más de 14.000 personas académicas, que firmaron una declaración, 1.128 de ellas de universidades turcas, que aboga por el levantamiento de los toques de queda y por un acuerdo de paz permanente. Después de la publicación de la declaración, que también fue firmada por académicas internacionales como Noam Chomsky, David Harvey, Immanuel Wallerstein, Judith Butler y Etienne Balibar, el presidente Erdoğan inmediatamente convirtió a quienes firmaron en un blanco y la mayoría de los medios turcos lanzaron una campaña de difamación contra ellas.

Leyendo estos datos se nos ocurre concluir que la Turquía actual es un polvorín que ya ha empezado a arder.  Y no lo conocemos.  Luego, cuando estalle, nos sorprenderemos.  Y, quizá, sea demasiado tarde para evitar lo peor.  Es necesario reaccionar ahora, y por ello nos invitan a sumarnos firmando la siguiente protesta:

Estimada Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, para afrontar la violencia y las violaciones de los derechos humanos en Turquía, particularmente en las regiones del este de Turquía impactado por la guerra entre el gobierno turco y el PKK, los gobiernos europeos no deberían mirar hacia otro lado por más tiempo. Exigimos de usted que:

  • Inste a las partes del conflicto, especialmente al gobierno turco y el PKK, a un alto el fuego inmediato y la reanudación de las negociaciones de paz;
  • Inste al gobierno turco a actuar de acuerdo con todos los tratados internacionales sobre Derechos Humanos firmados por Turquía, y sobre todo a abstenerse de implicar a la población civil en el conflicto;
  • Pare el comercio de armas en la región;
  • Use todos los medios posibles, la OSCE y el Consejo de Europa, para promover la protección de los Derechos Humanos de toda la ciudadanía de Turquía y de las personas refugiadas que están actualmente en Turquía, y la reanudación del proceso de paz.
  • Involucre a la OSCE para que envía una misión de observación a Turquía.

Objeción de conciencia al servicio militar: la lucha continua

Imagen de desobedienciayesperanza.wordpress.com

La lucha contra la conscripción, es decir, contra la obligación de servir en el servicio militar obligatorio, es un fenómeno mundial.  Ciertamente en España hace años que se ganó esta batalla, pero no es bueno olvidar que aún se está dando en muchos países del mundo.

Recurrimos a los datos de la Internacional de Resistentes a la Guerra:

  • En Corea del Sur, varias organizaciones internacionales han presentado más de 8.000 firmas, de 108 países, incluidos parlamentarios alemanes, de la U.E. y de Corea de Sur, al Ministro de Defensa de Seúl.  Le piden que se reconozca la objeción de conciencia en Corea del Sur y que se libere inmediatamente a los objetores presos.
  • En Turquía, el 6 de enero de 2016, el objetor de conciencia Yannis Vasilis Yaylali fue condenado a una pena de 7 meses y 15 días de cárcel por haber escrito artículos que defendían la objeción de conciencia y se oponían a la guerra en las regiones kurdas.
  • En Bolivia, un objetor de conciencia, José Miguel Orías, ha sido reconocido como tal en un juzgado de La Paz, puesto que cumple las condiciones estipuladas para ello. El Tribunal Constitucional revisará ahora la decisión tomada en La Paz; esto seguramente tendrá lugar en los próximos seis meses. El Ministro de Defensa boliviano ha rechazado públicamente la posibilidad de que Bolivia reconozca el derecho a la objeción de conciencia al servicio militar, con lo que puede ser que el Tribunal Constitucional refleje su opinión.
  • En Siria, la Red de Derechos Humanos de Siria ha acusado al régimen sirio de detener a civiles para obligarles a realizar el servicio militar, habiendo documentado, solamente en las últimas seis semanas, más de 1.000 casos de detenciones con este fin.  UNICEF dice que varias partes enfrentadas están reclutando a niños. Al menos varios cientos de niños fueron reclutados en 2015 y miles murieron o resultaron heridos en el conflicto.

Como se ve, la lucha por desobedecer al militarismo y a la conscripción que impone es lenta pero tiene carácter mundial.  Ánimo, compañer@s.

Estudiantes israelíes se declaran objetores

Los jóvenes israelíes de este vídeo, estudiantes de bachillerato se declaran objetores de conciencia al ejército israelí porque:

  • están ocupando otro pueblo, el palestino,
  • chicos palestinos no pueden ir al colegio por culpa de los puestos de control israelíes,
  • ni tener servicios sanitarios,
  • y van a la cárcel sin ningún motivo,
  • o han sido asesinados,
  • o sus hogares demolidos,
  • Porque no se creen que estas políticas, como dice su gobierno, les mantengan a salvo,
  • porque piensan que negar los derechos humanos a los palestinos les pone en peligro a todos,

Saben que van a ir a la cárcel por negarse a ir al ejército y nos piden su apoyo

 

 

Aunque el vídeo ha sido publicado en diciembre de 2015, se remiten a una campaña de 2012.

Puede ser una historia vieja, pero nos ha conmovido cómo la cuentan.  La sencillez, la claridad, la rotundidad y la decisión con la que analizan la complicadísima realidad de la guerra y la coherencia con la que deciden luchar de manera noviolenta y asumiendo los riesgos.

Ejemplar.  Alentador.

Insumisos israelíes a la barbarie

 

Este + es + clasificado

Fuente: Aleteia

Se llama Udi Segal. Tiene 19 años. Israelí. Forzado al servicio militar en el ejército y se niega a combatir en Gaza. Ha dicho en público

Israel puede continuar esta ocupación, no en mi nombre”

Ahora espera ser apresado por las autoridades militaristas del estado terrorista de Israel, que lo enjuiciarán como desobediente y le aplicarán el rigor de la ley militar. Eso sí, sin que nadie proteste y/o se solidarice con él.

Pero Udi Segal, asumiendo las consecuencias de su deliberada y pública desobediencia, marca el camino.

De forma personal ha encontrado una de las más coherentes maneras de acabar con la locura de esta guerra. Desacatando el mandato de alistarse, de servir a las órdenes militares.

Por cierto, Udi no es el único digno. Otros cincuenta jóvenes (de esto no informa la prensa oficial, qué curioso) han hecho lo mismo y han difundido un manifiesto de su lucha

Nos oponemos – escriben – al ejército israelita y a la ley sobre la convocatoria obligatoria porque repudiamos esta operación militar

Udi dice lo mismo:

El apoyo del país a la política del Primer Ministro, Benjamin Netanyahu, es aún fuerte. Son muchas personas, sin embargo, que están cansadas de esta guerra. Sólo entre mis coetáneos, conozco al menos 120 o 130 jóvenes que han tomado mi misma decisión.

Y sigue

Cuando me acerqué a la edad de la convocatoria obligatoria – cuenta el joven – comencé a leer, a estudiar y a documentarme sobre el conflicto entre Israel y Palestina. Hace más de un año que me informo en los periódicos y estudio historia, y he decidido que no puedo tomar parte de esta ocupación

El apoyo al militarismo en Israel es extremo. La prensa que no habla de desobedientes (ni pide el apoyo para ellos, qué raro, con lo demócratas y humanitarios que son nuestros medios oficiales de propaganda e información cuando habla de los disidentes de otros lugares) se encarga de enfatizar que los Israelíes apoyan en más del 90% a Netanyahu, como nos informa El Pais, el  ABC o cualquier otro medio que elijamos. Tal vez les interese propagar la idea de que en Israel y en este conflicto no hay otra vía que la barbarie militar o la resignación.

Pero ocurre que incluso en este horror hay resistentes a la guerra. Resistentes capaces de jugar fuerte por la paz y de hacer de la apuesta noviolenta la razón política de su lucha.

Seguramente (nunca lo sabremos porque los amos de los medios nunca lo dirán ni se interesarán por ello) en Israel también existen organizaciones sociales trabajando por la paz, apoyando una construcción de las relaciones diferente, promoviendo el antimilitarismo, como pueden ser Bat Shalom, No en mi nombre, Yesh Gvul, u otros conectados en la Internacional de Resistentes a las Guerras.

Los medios oficiales las ningunean y resulta curioso que nunca aparece el trabajo soterrado, constante, de siempre que vienen desarrollando en pro de un modelo de convivencia diferente.

Incluso en la actual locura y enardecimiento de la venganza militarista, hay diputados que protestan. La diputada israelo-palestina Hanin Zoabi, del partido Balad, ha sido sancionada en el Parlamento israelí —durante seis meses podrá votar pero no intervenir ni presentar iniciativas— por unas declaraciones en las que se preguntaba si era extraño que actuara con violencia quien “sufre la ocupación, con vidas imposibles, en una situación en la que Israel secuestra presos todos los días”. Y se respondía: “Incluso si no estoy de acuerdo con ellos, son personas que no tienen ningún camino abierto para cambiar su vida. Se ven obligados a utilizar medios como estos para que Israel despierte y vea el sufrimiento de otros”.

Una crítica que ha sido entendida como una justificación del terrorismo, a pesar de haber manifestado que no está de acuerdo con el terrorismo.

Seguramente poner énfasis en la disidencia al militarismo que también existe en Israel y en otro tipo de prácticas más constructivas implicaría la remota posibilidad de que las poblaciones sensibleras de Europa pasaran de la sensación de impotencia a la exigencia de que nuestros descarados líderes, que dan a Israel con una mano lo que con la otra fingen no darle, tuvieran que apoyar las vías alternativas, apoyar a estos desobedientes, apoyar el boicot al militarismo israelí, la desobediencia a su lógica y… ¿cambiaría algo?

Seguramente una parte del silencio mediático respecto de estos israelíes desobedientes tiene que ver algo con el empedernido interés en que nada cambie en la práctica.

Sin embargo, el artículo Gaza, judíos por la paz nos enseña que hay otra realidad en este conflicto, la pacifista:

Hay voces valientes, como la de esta ONG Jewish Voice for Peace, autora del vídeo que encabeza este texto, que trabaja por la reconciliación y condena la violencia: los atentados suicidas y los bombardeos sobre Gaza. Otra es la de la periodista israelí Amira Haas, cuyo currículo vital y profesional es admirable

además, nos da algunas referencias de organizaciones, vídeos, libros, etc, para entender el conflicto actual.

Recuperar la memoria: el lejano día en que el gobernador civil de Barcelona prohibió un acto sobre la Objeción de Conciencia

IMAG0456

El acto que queremos recordar es la prohibición de celebrar una inofensiva mesa redonda sobre objeción de conciencia.

Sucedió, como podemos ver en el documento que así lo acredita, el cual obra en nuestro archivo, y que hemos escaneado, el día 27 de enero de 1976.

Para ver el documento digitalizado, pincha sobre el siguiente enlace: prohibición acto 1976

Contexto:

Para ponernos en situación empecemos por decir que el dictador, General Francisco Franco, había muerto meses antes y tras varias décadas de feroz y anacrónica dictadura militar, en noviembre de 1975.

A su muerte se pretendía iniciar por una parte de la élite del franquismo una tímida “apertura” (así se llamaba) del régimen militarista y dictatorial, hacia unas formas e instituciones más homologables con las europeas, mientras que algunas fuerzas (en realidad muy escasas) de oposición se articulaban para desmantelar la dictadura y conseguir un régimen de libertades cívicas y la inmensa mayoría de la población vivía, como ahora, en una especie de abulia y delegación de todo tipo de responsbailidades personales que pudiera implicar un compromiso más decidido.

Si hacemos caso de algunos investigadores, esa “tímida apertura” desde arriba estaba muy controlada desde los intereses de EE.UU y otros países occidentales e intentaba preservar un cierto formalismo democrático pero de baja intensidad y con una participación más bien apática de la ciudadanía. No será hasta el 30 de julio de 1976 que se diera la anmistía de los presos políticos en España y no será hasta 1978 que se aprobará la constitución.

En todo caso, a tan pocos meses de la muerte del dictador, la extrema derecha seguía controlando los mecanismos y palancas del estado y el régimen franquista no se había hecho aún el harakiri, por lo que el poder militar era apabullante. El propio Rey no se había atrevido aún a promover el desmontaje del aparato franquista y a lanzarse por la vía de apoyar una reforma política y una constitución.

En noviembre de 1975, con Franco agonizando, España acababa de “perder” su última colonia militar: el Sáhara Occidental, uno de los símbolos de la parte africanista del ejército.

En el contexto internacional, se vivía la llamada “guerra fría”, una confrontación a todos los niveles entre el bloque de estados europeos controlados por EEUU y el bloque de estados controlados por la Unión Soviética. Una confrontación que también lo era, de forma soterrada y sin enfrentamiento armado directo, en el aspecto militar. España estaba de facto alineada al bloque de EE.UU, que mantenía (como ahora) bases militares en territorio español a cambio de apoyo político para la impresentable dictadura del general Franco.

En ese contexto, además, los jóvenes españoles tenían la obligación legal de servir al ejército como soldados forzosos y quienes se negaban a hacerlo, desde el año 1973, podían ser condenados a penas de 3 años a 8 de cárcel, que se encadenaban a nuevas condenas, si el joven seguía declarándose objetor y negándose a cumplir el servicio militar, hasta un máximo de 20 años.

Los objetores en aquel entonces:

A la muerte de Franco, había cerca de 300 objetores de conciencia encarcelados por negarse a servir al ejército. La mayoría eran Testigos de Jehová, pero ya se habían dado casos de objetores noviolentos y con argumentos políticos que pomovían el rechazo a la mili por razones pacifistas.

En 1970 el gobierno español había intentado regular la objeción de conciencia siguiendo las recomendaciones del Consejo de Europa, pero el proyecto (en total hubo 2 proyectos en tiempos de Franco) tuvo un amplísimo rechazo político, lógico en un régimen tan militarista, e hizo que el gobierno desistiera de regular la objeción y prefiriera únicamente reprimir con penas carcelarias a los objetores. Un general de la época dijo en las cortes franquistas, para referirse a los objetores pacifistas que lo que eran buenos deseos y cuestiones espirituales en los testigos de Jehová se convertía en subversión en el caso de los objetores políticos. El general proponía duros castigos y exámenes psiquiátricos para los objetores tan subversivos.

La organización de los objetores pacifistas vino creciendo y en 1975 se presentaron más de 1.000 firmas de objetores que rechazaban cumplir el servicio militar pero afirmaban estar dispuestos a realizar un “voluntariado para el desarrollo”, que era una propuesta que formularon poco antes Pepe Beúnza (el primer objetor de conciencia de motivación política que tuvo relevancia mediática y movilización a favor de su causa por parte de algunas fuerzas sociales del momento) y Gonzalo Arias, un destacado militante de la noviolencia, hoy fallecido. También se habían iniciado los primeros servicios civiles “autogestionados” por parte de objetores como desafío al servicio militar. De ellos hablaremos en otros documentos de recuperación de memoria que iremos presentando.

Nuestro Documento.

Pues bien, en ese contexto, varios objetores de conciencia que recientemente habían pasado por prisión y otros que estaban promoviendo la realización de un servicio autogestionado como desafío al militarismo, prepararon una “inocente” mesa redonda sobre la objeción de conciencia.

Lo hicieron en Barcelona, auspiciados por la Comisión de Cultura de la Sección catalana de la Asociación Nacional de Ingenieros Industriales, que, como era obligatorio en aquel momento, comunicó la celebracion del acto que tendría lugar el 27 de enero de 1976 a las 19 horas.

El acto convocado tenía el formato de una mesa redonda, en la que intervendrían:

  • Vicente Amurgos Galán
  • Ovidio Bustillo García
  • José Diez Feuxat
  • Guillermos Louis Cereceda
  • Jesús Viñas i Cirera

La temática del acto sería, según aparece en las invitaciones que se hicieron para el acto:

  • Historia de la objeción de conciencia en España
  • Situación de los objetores de conciencia en otros países
  • Una alternativa al servicio militar: el voluntariado para el desarrollo (Servicio Civil).

Pues bien, el documento que damos a conocer niega y prohíbe este acto. Explica el gobernador civil de Barcelona que “…no procede acceder a su petición habida cuenta de que no se ha dado cumplimiento a lo prevenido en la circular 142 de este gobierno civil sobre Actos Públicos y que aparece publicada en el B.O. de la Provincia nº 270 de fecha 11 del pasado mes de Noviembre.”

El documento nos enseña por una parte la vitalidad que empezaba a tener la lucha antimilitarista en aquellos años, y el tratamiento siempre receloso que el poder tenía entonces y sigue teniendo ahora hacia el antimilitarismo. Pero también nos muestra una estrategia, la de enfrentar desobediencia y alternativas a las imposiciones del militarismo.

Felicidades, Amnistía.

Fuente: El País.

Nos añadimos a la celebración del ¡50 aniversario! de Amnistía Internacional.  Muchas felicidades.

Recomendamos la lectura del nexo a  El País de más arriba.  En él podéis encontrar un vídeo con la historia de Amnistía, un montón de campañas y muchas noticias sobre la misma.  Excelente trabajo.

Ojalá la velita que tantas veces hemos mirando al entrar en su página y al ponernos sus pegatinas haya fundido el alambre de espino que la rodea y pueda celebrar con mayor fulgor su medio siglo de vida luchando por los derechos humanos, políticos y sociales.

¡Muchas felicidades, Amnistía!

Esperamos que si la realidad humana sigue siendo tan injusta y violenta cumpláis otros 50 años dando ejemplo de que a través de la ONGs se puede colaborar (y mucho) con el progreso humano.

Cruz del mérito militar para Rodríguez Ibarra y Peces Barba

Evo+Morales+logra+impedir+un+golpe+militar+en+Bolivia

fuente: ABC

La ministra de defensa ha condecorado al ex rector de la Universidad Carlos III de Madrid y ex presidente del Congreso, Gregorio Peces Barba y al ex presidente de la Comunidad autónoma de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, con la cruz al mérito militar.

Esta chatarrería distingue a los militares por sus acciones militares (con lo cual no es el caso de estos dos) y a los civiles que se distinguieron por sus actividades meritorias relacionadas con la defensa nacional.

Como no le conocíamos méritos a ninguno de ellos en otro campo hemos indagado y, por fin, conocido que a Ibarra le dan la medalla porque se ha destacado como martillo de los nacionalismos: Es decir, de los nacionalismos que no son el suyo, con lo cual el ejército está marcando claramente su ideología y reconociendo unos méritos militaristas que nosotros también creemos que tiene el sujeto.

En cuanto a Peces Barba nos parecía extraño, ya que ha publicado cosas sobre derechos humanos y hasta elogiado trabajos de filósofos del derecho de verdad, como Norberto Bobbio, que habían apostado por la noviolencia y por las vías de la paz. Pero hete aquí que nos ha venido de repente la memoria del protagonismo del caballero en la elaboración de la ley de objeción de conciencia con la que se persiguió y encarceló a los antimilitaristas españoles, y que luego nos hemos acordado de la virulencia de las criticas que vertió a los jueces que absolvieron a los insumisos y hemos empezado a comprender. La duda se nos ha pasado del todo cuando el tipo, en el acto de recibimiento de la hojalata rememoró sus buenos tiempos en la mili y declaró que él seguía siendo partidario de la conscripción.

Toma Geroma con la izquierda nominal del país.

Campaña de apoyo a Aminatou Haidar

Desde Amnistía Internacional se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para exigir la liberación inmediata de ocho presos de conciencia y la entrada en el Sahara occidental de Aminatou Haidar, a quien el gobierno marroquí, en connivencia con el español, ha puesto en una situación de no poder volver al Sahara occidental.

Siete de estos presos de conciencia son Ahmed Alnasiri, Brahim Dahane, Yahdih Ettarouzi, Saleh Labihi, Dakja Lashgar, Rachid Sghir y Ali Salem Tamek. Todos ellos pertenecen a organizaciones de defensa de los derechos humanos y grupos de la sociedad civil y fueron encarcelados después de regresar de los campamentos de Tinduf. Son acusados de menoscabar la seguridad del estado (Marruecos) y de ser declarados culpables podrían ser condenados a muerte.

El octavo preso de conciencia es un periodista, Idriss Chahtane, director de la publicación semanal Almichaal. Este ha sido encarcelado por publicar un artículo sobre la salud del rey.

Desde aquí exigimos la liberación incondicional de todos estos presos de conciencia y, si se nos permite extender el pedido, de todo el pueblo de marruecos y del pueblo saharahui, secuestrados por un régimen feroz y por un rey que hace cumplimiento de la caricatura del cuento del “rey desnudo”.

Para poder apoyar esta campaña puedes pinchar aquí.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed