Archive for Política de Defensa

Un nuevo ciclo inversor en armas

Por Ejército de Tierra

Fuente: El Economista.

Lo veníamos sospechando y anunciando. Nuestros dirigentes políticos y los señores de la guerra estaban muy contentos y esas alegrías suelen preludiar tristezas donde más duele al común de los apaleados mortales.

Lo veníamos advirtiendo: al escándalo de una burbuja de deuda militar impagable (más de 30.000 millones de euros) que nos provocó el ciclo de inversión en armas iniciado por el PP en tiempos de Aznar y continuó con pasmosa fidelidad el PSOE en los de Zapatero y, de nuevo, el PP del pasmoso Presidente Rajoy y su ex-ministro Pedro Morenés, le iba a suceder algo peor.

La codicia de los señores de la guerra es casi insaciable, e insondable la comprensión hacia sus demandas por parte de nuestro partido militarista tácito, con miembros adscritos en todo el arco parlamentario.

Ahora la Ministra de Defensa ha lanzado la noticia, como quien lanza una bomba.

Defensa confirma que lleva tiempo preparando un plan quinquenal de inversión en armas para “reactivar el gasto en armamento militar” (reactivar debe leerse como figura retórica) y “potenciar las nuevas tecnologías y modernizar y dinamizar la industria y su tejido.”

Un plan de esfuerzo inversor con cinco años de duración.

Obsérvese el crudo y descarnado realismo con el que nos explican sus intenciones. En el enunciado de lo que se pretende no aparece la idea de defender a la sociedad, que es justamente lo que aparentemente justifica el colosal gasto militar español. No. El ciclo inversor en armas es más caprichoso. Lo hacen para reactivar el gasto militar, para modernizar la industria militar, para dar pasta flora a sus amiguetes, no para defendernos.

Estamos trabajando para impulsar un ciclo inversor en el que se incluirán nuevos programas como adquisiciones que no necesariamente tienen que estar integradas en los planes especiales de armamento (PEAS) y que sin lugar a dudas supondrá un cambio de paso y de ritmo en la industria de defensa española. La idea es reactivarla.

¿Se fijan? Reactivarla, como si estuviera tiesa. Como si el PP no la tuviera en estado de excitación febril. Cuando, hace unos días, el Presidente de la TEDAE nos acaba de explicar que la industria de defensa durante la crisis ha salido triunfadora, ha ganado más de un 10´2%, como informa Infodefensa.

La Ministra, que se está especializando en decir naderías, dijo además

Una nación sin una industria eficaz, inteligente, competitiva y a la vanguardia de la innovación sin duda alguna es un país débil. La industria tiene que adaptarse al nuevo escenario tal y como está dispuesta a hacer

Fíjense que la frase en sí no dice nada. O nada específico. Es una generalidad que vale tanto para una industria que fabrique veneno como para otra que fabrique tecnología biomédica.

Es evidente que la inteligencia, la innovación y las otras zarandajas son objetivos estratégicos para cualquier sector productivo, pero para el bien común no da lo mismo que el dinero se use para una u otra cosa. Si la industria en la que buscamos eficacia es la que queremos que sea “competitiva” vendiendo armas a troche y moche, resulta que el perjuicio social es alarmante, pues incentiva y exporta guerras y busca un enriquecimiento que ni es socialmente útil, ni es equitativo, sino lucrativo para cuatro listillos y generador de inseguridad humana para el resto.

Si en vez de en cañones invertimos en mantequilla, en desarrollo humano y en derechos en serio, ocurre todo lo contrario: crece el bienestar social, decrece la desigualdad, se construyen nuevos consensos más inclusivos, se acorta la distancia entre los que más tienen y los que más sufren, se rompe el elitismo, se abordan los verdaderos problemas de la sociedad y se ataca el círculo vicioso que nos ata al malestar social que nos impone esta elite egoísta y calamitosa. ¿Se dan cuenta de las muy sólidas y persistentes razones que tienen los que mandan para invertir en cañones, no en mantequilla?

Añadió la Ministra que España va a cumplir cuanto antes su compromiso de elevar su presupuesto de Defensa al 2% del PIB (ojito al dato, ya no se habla de elevar el gasto militar, sino el Presupuesto de Defensa, que es una pequeña parte del gasto militar).

No lo hacemos porque lo haya pedido Donald Trump, lo hacemos porque se pactó en 2014 con los demás países socios de la OTAN y porque el gobierno tiene el compromiso de mantener la seguridad y la integridad de su población.

Ya lo ven, para ayudarnos. ¡Menuda ayuda!. Nos quieren mantener seguros, íntegros y sobre todo esquilmados y sin derecho a decidir, que es lo suyo, para que no nos volvamos molicie, que ya saben ellos que somos incorregibles. Habrá que preguntarse si no habrá alguien más y diferente dispuesto a darnos un poco de ayuda, pero en otra dirección, que a estos ya les tenemos vistas las intenciones.

Share

¡Qué buenas son las crisis para la industria militar!

por Pavel Vanka

Fuente: Infodefensa.

Si lo decimos nosotros seguramente nadie nos hará caso. No somos creíbles, para algunas mentes militarizadas, por más que aportemos datos, fuentes, estudios…

Pero no lo decimos nosotros, sino el propio Presidente de la TEDAE (Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Aeronáutica y Espacio), ahora a punto de ser sustituido (un misterio que deparará probablemente una sorpresa este de la sustitución de un Presidente de la patronal de las empresas aeronáuticas y espaciales vinculadas a la defensa, donde se han afincado algunas de las puertas giratorias, incluyendo algún ex-ministro de Defensa): la crisis es una oportunidad para la industria militar. Igual que la carroña es comida para ciertos pájaros.

Adolfo Méndez, actual presidente de TEDAE, y en el foro “Infodefensa” sobre la industria militar, analizó la bonanza de este sector, ofreciendo cifras de escalofrío. El año pasado, nos dice, facturaron 10.700 millones de euros, un 10´2 % más que el año anterior. Con entusiasmo entendible añadió

crecimos un 10% en plena crisis

No es para menos. No conocemos ejemplos de tal prosperidad en otros sectores.

Al parecer, a la industria de las armas la crisis le ha venido bien. Y eso que la predicada austeridad y la propaganda del gobierno nos ha hecho creer que todos nos apretábamos el cinturón.  Se ve que todos no. Que la hebilla se cerraba sobre nuestros pantalones de meros transeúntes a la par que se aflojaba en los pantalones de paño fino de los señores de la guerra.

Podríamos, también, comparar el crecimiento del 10% de la facturación de la industria militar aeronáutica y espacial con rebajas equivalentes en otras áreas, como la bajada del 16´3 % del gasto en sanidad pública durante la crisis (más de 10.000 millones de euros), según informó El País, o la bajada del gasto de sanidad y educación que se prevé para 2018 según los datos del Plan Presupuestario 2018 enviados por el Gobierno a Bruselas en el mes de octubre, que situará a la sanidad y a la educación en sus mínimos históricos, o la bajada del gasto en prestaciones a desempleados, que se redujo en 2017 en 20.000 millones de euros, según informa Público.

Ha hecho falta que esto lo diga, en pleno apogeo triunfalista, el jefe de la patronal TEDAE para que los medios se hagan eco. Claro que es distinto decir que la industria militar es boyante y un ejemplo de éxito, con lo bien que han sorteado la crisis (¿por casualidad?) y  con amplias perspectivas de futuro (sobre todo para las empresas inversoras en armas), que decir que lamentablemente, la industria militar hace negocio de la crisis, hace de la crisis su negocio, hace de nuestro empobrecimiento su negocio, hace de la connivencia con lo más desaprensivo y militarista de los poderes reales y oficiales su negocio y su cartera, mientras que (y no por casualidad) cada vez vivimos peor, se precariza la situación vital de las personas, crece la pobreza y la inseguridad humana.

Es improcedente mirar de frente la realidad y decirla a las claras. No es noticiable y al niño que grita que el Rey está desnudo, se le tacha de loco, o de panfletario.

Sic transit gloria mundi: efímera pero persistentemente a favor de los de arriba.

Share

Intercambiar deuda por salud; intercambiar armas por inversión social

Imagen de Pedro “Hasta que la deuda nos separe”

Fuente:  El País.

En cuán pocas ocasiones nos sentimos orgullosos de una política aplicada por el gobierno.  Y, sobre todo, si es del PP.

Y, acto seguido, una vez escrito lo anterior nos recorre un escalofrío de duda y de aturdimiento.  Nos es imposible controlar el impulso de pensar ¿dónde estará la trampa?, ¿qué será lo que ocultan?

En concreto la noticia dice que:

el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad español cancelará deudas por un importe total de 36 millones de euros. A cambio, los tres países (Camerún, República Democrática del Congo y Etiopía) destinarán un total de 15,5 millones de euros de fondos propios a programas de salud apoyados por el Fondo Global que, según su director de Relaciones Externas, Christoph Benn, “garantizará que el dinero se emplea de la mejor forma posible”. España es el tercer acreedor en sumarse a la iniciativa D2H, que ya promovió cinco acuerdos con Alemania y Australia entre 2007 y 2011 y que ha movilizado casi 200 millones de euros hasta la fecha.

Se cancela deuda a cambio de inversión en salud.  Increíble y maravilloso.

Un ejemplo de que las políticas “utópicas” que se proponen desde los movimientos sociales no son imposibles sino muy necesarias y reales, muy adaptadas a las necesidades y a las situaciones que se viven.

El acuerdo permitirá a Camerún invertir 9,3 millones de euros en programas contra el VIH; a Etiopía 3,2 millones de euros en iniciativas para reforzar su sistema de salud, y a RDC, 3,4 millones de dólares (en su caso el cómputo se hace en esta moneda) en programas contra la malaria. Un aspecto crucial de D2H es que el dinero procede de los propios países en los que se implementarán los programas. Según explica Benn, será el Ministerio de Economía de cada uno de los países africanos el que transfiera estos importes al presupuesto de la cartera de Salud. A partir de 2018, cada ministerio de sanidad implementará el proyecto correspondiente con el apoyo y la supervisión del Fondo Global, uno de los principales movilizadores de fondos en la lucha contra las tres epidemias en el mundo.

Este mecanismo de financiación innovador moviliza los recursos existentes en los países en vías de desarrollo y los canaliza hacia programas de salud nacionales que podrán mantenerse más allá del acuerdo de cancelación de deuda. Para este experto, un enfoque “mucho más sostenible que donaciones externas que se acaban en un momento dado”.

Las tres partes salen ganando, los países en desarrollo, el primer mundo y las agencias internacionales, veamos:

Dicho esto, el éxito de estos acuerdos trilaterales se basa en los incentivos que aportan a cada una de las partes. Un acreedor como España, por ejemplo, puede computar este canje como Ayuda Oficial al Desarrollo(AOD); donar unos recursos que de otro modo serían difícilmente recuperables, e implementar compromisos políticos en materia de salud global. Por su parte, los países beneficiarios reducen su deuda de inmediato y, como es el caso del presente acuerdo, pueden recibir un descuento en el importe a desembolsar como contrapartida. Además, pueden pagar en moneda local; aumentan la inversión nacional en salud pública y obtienen el estatus de donantes del Fondo Mundial. Este último también sale ganando en tanto que aumenta y diversifica los recursos disponibles para la lucha contra el sida, tuberculosis y malaria.

¿Se podrían multiplicar estas políticas?  ¿Se nos ocurre alguna manera más de llevarlas a cabo para lograr un mundo mejor?

  • Intercambiar armas que serían destruidas por inversiones en programas de salud, ecología, educación, medio ambiente, vivienda, en países en guerra o que han sufrido un conflicto bélico.  Esto supondrían una efectiva desmilitarización de muchos países, una bajad notable en los niveles de violencia y, por otro lado, defender lo que realmente se quiere defender en la sociedad:  salud, ecología, educación, …  Un mundo más desmilitarizado y con menos armas conllevaría un mundo más seguro para todos, incluidos nosotros.
  • Lo anterior conllevaría que nuestra indecente industria militar rebajaría sus ventas.  Ello también se puede tratar con este mecanismo, pero haciéndolo con carácter interno:  por ejemplo, destinar el millar de millones que anualmente gastamos en PEAS (Programas Especiales de Armamento) para que las empresas militares reconvirtiesen sus producciones hacia otros campos más sociales:  ecología, salud, educación, vivienda, …

Como se ve, no se piden imposibles, ni políticas que no estén adecuadas a la realidad social que vivimos, lo que se pide es un cambio de políticas que deja beneficios sociales para nosotros y para el Tercer Mundo, escenario elegido para probar nuestras armas en combate y poder venderlas a mejor precio.

Share

La opacidad del Ministerio de Defensa en sus gastos publicitarios

Por Alejandro

Fuente:  Confilegal.

El Ministerio de Defensa y sus Organismos Autónomos correspondientes van a estar obligados a facilitar los datos económicos de sus campañas publicitarias porque se lo ha impuesto una sentencia del 22-11-17.

La sentencia en cuestión desautoriza al Ministerio de Defensa y a su pretensión de correr un tupido y turbio velo sobre los gastos de sus campañas publicitarias, algo muy revelador, por lo que parece, de la política informativa tan manipuladora del Ministerio de Defensa.

Es el caso que una persona, al amparo de la ley de transparencia, pidió  que el Ministerio de Defensa le proporcionara información del listado de campañas realizada y presupuesto ejecutado tanto por el Ministerio de Defensa como por sus Organismos Autónomos, en el período 2012 a 2015, desglosado por medios de comunicación y solicitando los datos por año, presupuesto ejecutado, organismo, campaña, número de inscripciones, tarifa y medio de comunicación.

Defensa quiso impedirlo, dictando resolución el 15 de noviembre de 2016 en la que denegaba la mayor u daba una larga cambiada:

Se informa que el acceso a la información que se solicita, relativa al listado de campañas realizadas, organismo y presupuesto ejecutado del Ministerio de Defensa para los años 2012-2015, es público y se encuentra disponible en los planes e informes anuales de publicidad y comunicación institucional del Portal de Transparencia

y

La información solicitada relativa al número de inserciones, tarifa y medio de comunicación se encuentran incluidas en los planes de medios de las campañas de publicidad institucional difundidas en el mencionado periodo, para conseguir información con mayor detalle que el ofrecido en las páginas mencionadas, sería necesaria una acción previa de reelaboración, labor que implicaría la inadmisión de esta parte de la pregunta conforme al artículo 18.1 e) de la Ley 19/2013, de Transparencia, Acceso a la Información pública y Buen Gobierno (LTAIBG).

Por otro lado, el acceso a otra información distinta a la publicada en el Portal de Transparencia o en las páginas indicadas podría suponer un perjuicio a los intereses económicos y comerciales de las empresas afectadas por los contratos, por lo que nos encontramos ante el supuesto del artículo 14.1.h) de la LTAIBG

El ciudadano despachado con un no tan insólito, recurrió al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, que por medio de su Presidente le dio la razón, ante lo que Defensa instó un recurso ante el Tribunal Central de lo Contencioso Administrativo, del que ha salido la sentencia que le enmienda la plana.

¿Por qué Defensa no quería proporcionar estos datos?, ¿es que había algo imperdonable en facilitar información tan lógica?

El juez, en su sentencia, da la razón al Presidente del Consejo de Transparencia,  y ratifica que la razón invocada por Defensa no es razonable, es un mero invento sin base legal:

En el presente caso, la resolución dictada por el MINISTERIO DE DEFENSA carece de toda motivación relativa a la aplicación de la indicada causa de inadmisión más allá de la mención a que la considera de aplicación

Ello por varias razones

No se puede entender que sea necesario volver a elaborar algo cuando ha quedado demostrado por lo indicado en los apartados anteriores de esta resolución que la información que pide el solicitante sobre los planes de medios es información que la empresa encargada de la campaña debe proporcionar al organismo responsable que, además, también debe informar detalladamente de la ejecución de la campaña

y

El derecho de acceso a los registros y documentos administrativos constituye un derecho de los ciudadanos de los llamados de la tercera generación. Está enraizado en el principio de transparencia administrativa, el cual responde a una nueva estructuración de las relaciones entre la Administración y los ciudadanos. Este derecho está reconocido por la Constitución en el artículo 105 b) […] El Tribunal Constitucional, considerando su valor sustantivo, ha estimado, en aplicación del principio de la fuerza normativa directa de la Constitución, que dicho precepto es directamente aplicable sin necesidad de esperar a su desarrollo legislativo

3) Resulta, pues, evidente, que, en aplicación directa de la norma constitucional, este derecho exige, con el fin de respetar su núcleo esencial integrado por el haz de facultades que lo hacen reconocible y la efectividad de los intereses del administrado a que responde, que se haga en un grado razonable asequible a los particulares, superando las limitaciones derivadas de su posición de inferioridad material frente a los poderes públicos, el adquirir conocimiento de los datos y documentos que puedan legítimamente interesarles, sin otras limitaciones que las que el propio precepto constitucional contempla («en lo que afecte a la seguridad y defensa del Estado, la averiguación de los delitos y la intimidad de las personas») y las derivadas de las normas generales de procedimiento y de los principios de proporcionalidad, racionalidad y buena fe a que debe sujetarse el ejercicio de todo derecho.

De este modo, Defensa no tiene un derecho absoluto a limitar su información y salvo que exista una causa de suficiente entidad relacionada con la intimidad de otras personas, la averiguación de delitos o los intereses generales, la regla es que debe proporcionarse la información, por mucho que moleste al burócrata de turno.

Y en cuanto a los límites, explica el juez una cuarta argumentación

La aplicación de los límites será justificada y proporcionada a su objeto y finalidad de protección y atenderá a las circunstancias del caso concreto, especialmente a la concurrencia de un interés público o privado superior que justifique el acceso.

Sigue la sentencia con otras consideraciones jurídicas que se refieren a la aplicación de las normas y de los procedimientos concretos, que igualmente señalan lo irrazonable de negarse a proporcionar información escondiéndose detrás de reglamentos y argumentos puramente formales, para añadir que la ley no sólo no prohíbe, como quiere Defensa, sino que justifica la aportación de esa información que Defensa se niega a dar.

Es lógico que se obligue a la administración a ofrecer información a los ciudadanos y a hacer transparentes unos gastos que no hay razón justificada para ocultar.

La sentencia tiene una especial importancia en lo que se refiere al Ministerio de Defensa, precisamente porque Defensa, y no sólo con los gastos de publicidad, es un agujero negro especialmente opaco.

Opacidad que, no en pocas ocasiones, viene acompañada de malas prácticas y una escandalosa situación.

Ejemplo de ello es el gasto militar, disperso y oculto en casi todos los ministerios y criticado no sólo por la sociedad civil o por grupos como el nuestro, sino también por la IGAE, por el Tribunal de Cuentas o por el propio Tribunal Constitucional.

A partir de ahora se redoblan las justificaciones para exigir a Defensa la transparencia de la que carece y demandar la información que con tanta fortuna se empeña en mantener en el limbo.

 

Share

Nuevo ente en el Ministerio de Defensa: Dirección de Comunicación Institucional de la Defensa

Imagen del Gobierno de Castilla La Mancha

Fuente:  Estrella Digital.

Antes era, simplemente, la Oficina de Comunicación del Ministerio de Defensa, ahora va a ser la Dirección de Comunicación Institucional de la Defensa.  Nombre mucho más rimbombante y, esperan, más de acuerdo con la nueva categoría:  Subdirección General.  Además, se va a crear un gabinete y un gabinete técnico para el JEMAD.

La nueva Dirección de Comunicación Institucional de la Defensa va a estar al mando, directamente, de la ministra Cospedal.  Nos alegramos porque estamos seguros de que ello le va a dar emoción, no en vano aún no acabamos de dar crédito al último alarde comunicativo de Cospedal con los dos humoristas rusos que la tomaron el pelo a base de bien, con ella, toda una ministra de Defensa, asumiendo cuantas trolas le querían contar, por muy increíbles que pareciesen.

Ahora, la Dirección de Comunicación Institucional de la Defensa aunará bajo su mando todas las cuestiones concernientes a comunicación que antes estaban dispersas por las diversas estructuras del Ministerio de Defensa y de sus Organismos Autónomos Militares.  También asumirán las campañas de publicidad.  Es decir, serán los nuevos portavoces oficiales del Ministerio de Defensa.  Isabel Gil estará al frente de la nueva Dirección.

Son muchos los aspectos que hay que mejorar en el Ministerio de Defensa, pero esta es la primera reforma institucional que hace Cospedal, parece que lo que más le preocupa no es la eficacia de su ministerio, sino lo bien o mal que se venda.

¿Mejorará la transparencia informativa sobre el gasto militar del Ministerio de Defensa o será sólo un mero retoque publicitario?  Ya veremos, pero mucho nos tememos que …

Share

Maniobras antiaéreas en Tarragona

Por Armada Española

Fuente: La Vanguardia.

Durante el próximo mes de Diciembre, Defensa ha tenido la feliz idea de programar una nueva operación ‘Eagle Eye’ , que se realizará en la provincia de Tarragona, con participación de los tres ejércitos (Tierra, Armada y Aire) y con el objetivo de entrenarse en una “defensa antiaérea” para cumplir la “función permanente de vigilancia y defensa del espacio aéreo nacional“.

A comprobar la eficacia de estas maniobras “antiaéreas” tan inoportunas va a acudir la Ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, tal vez para dar más realce y empaque a las maniobras.

En las mismas participará lo más granado de nuestros aviones de guerra, los aviones EF-2000 del Ala 14, y de nuestra Armada, que llevará la  fragata ‘Almirante Juan de Borbón´ (¿por aquello de que el tal Borbón era Conde de Barcelona?).

Es llamativo que en plena resaca restauradora del discurso más nacionalista español, artículo 155 de la Constitución y todo en marcha, y en plena campaña electoral del PP en Cataluña, se realicen estas maniobras militares extemporáneas que, a todas luces, no parecen una necesidad vital ni, mucho menos, responden a una urgencia de ningún tipo, y coinciden con un momento crítico en la vida civil catalana. ¿O es que hay algún riesgo de necesitarse una defensa antiaérea sobre Tarragona?

Nuevamente, el uso político del Ejército como propaganda aparece como un elemento más del pintoresquismo propio de nuestra derecha más a la derecha y como otro nuevo ejemplo de su uso partidista de las Fuerzas Armadas, mascarón de proa de una política renacionalizadora y de estrechas miras que funciona como una apisonadora de las sensibilidades plurales que pululan por los pueblos ibéricos.

Una publicidad ésta de la Defensa Antiaérea sobre Cataluña que, dicho sea de paso, no sabemos cuánto nos va a costar, ni qué molestias va a suponer para los pueblos y su cotidiana vida pacífica, ni qué malas consecuencias nos va a acarrear. Como siempre.

Share

Defensa no prevé de momento gastar en los F-35 americanos

untitled

C Watts

Fuente: Agencia Europa Press.

A raíz de las noticias difundidas por diversos medios de comunicación con motivo de la visita de Rajoy al Presidente de EE.UU., afirmando que España tenía interés en comprar los carísimos F-35 para la Armada y el Ejército del Aire, una diputada de PDeCat hizo una pregunta parlamentaria, cuestionando esta supuesta inversión multimillonaria.

La respuesta del Ministerio de Defensa, como tantas otras que hemos visto antes, no tiene desperdicio y es un claro ejemplo de la falta de claridad con la que contestan a las pretensiones de control por parte de los diputados:

El planeamiento de recursos financieros y materiales del proceso de Planeamiento de la Defensa no contempla actualmente la inversión que se refiere.

Una respuesta que nos deja perplejos, pues en realidad responder, lo que se dice responder, responde. Pero eso sí, responde sin decir nada claramente, que es tanto como no responder.

Veamos:

  • ¿El hecho de que el planeamiento de recursos financieros no contempla este gasto, quiere decir que no es un gasto previsto?, ¿qué no es un gasto contemplado en algún otro sitio del Ministerio de Defensa?
  • La palabrita “actualmente” ¿quiere matizar la respuesta negativa?; ¿no lo contemplan actualmente, pero sí a futuro?
  • En definitiva, ¿se piensan gastar estos señores tan burocráticos y opacos en sus respuestas seis mil millones de euros (6.000 millones, que se dice pronto) en aviones de combate F-35?
  • ¿Han contado con alguien sensato para tal dispendio?

De los aviones F-35 ya nos encargamos en julio de este mismo año en una entrada de este blog, en la que denunciábamos los engaños y turbiedades que existían en las negociaciones y presiones para que las Fuerzas Armadas españolas se hagan con estos sofisticados, defectuosos y carísimos aparatos.

Ahora el Ministerio ha decidido zanjar el asunto (sobre todo para la opinión pública, para el debate social y para el Parlamento) “de momento”.

Inquietante.

Share

6.494.000 € de sobregasto extrapresupuestario para Defensa para las partidas plurianuales

Imagen de Ferruccio Zanone

Fuente:  Infodefensa.

Mientras todos los Ministerios están temblando porque no podrán aumentar sus presupuestos en 2017 para cubrir sus necesidades por motivo de la prórroga que ha decretado Rajoy al no tener apoyos para elaborar unos nuevos presupuestos para 2017, el Ministerio de Defensa se frota las manos.

Ahora son los programas plurianuales en los que participa Defensa, un total de 7 programas que aumentarán su gasto en 6.494.000 €.  De ellos:

  • 385.200 € serán para 2017,
  • 2.375.300 para 2018,
  • 2.643.500 para 2019,
  • y 1.090.000 para 2020

Son varios los aspectos que queremos comentar de esta noticia:

1.-  La mala planificación, habitual, en el Ministerio de Defensa, que necesita 385.000 € para cuadrar las cuentas de 2017 en los gasto plurianuales.  Deben ser tantos estos gastos y de tan difícil seguimiento que ni ellos mismo se aclaran de qué y cuándo han de pagar.

2.-  Vemos lógico que si hay que pagar gastos plurianuales para el 2018, año en que parece que vamos a funcionar con presupuestos prorrogados, se dediquen los 2.375.300 € necesarios, pero nos parece ilógico que Defensa reciba un adelanto de los años 2019 y 2020.  ¿Por qué, si aún no es necesario realizar los pagos, si faltan 1 y 2 años, respectivamente?  Nos parece ilógico que Defensa disponga de esos 3.733.500 € durante todo el 2017.  ¿Qué va a hacer con ellos dado que no van a tener que pagarlos hasta 2019 y 2020?  Posiblemente sacar intereses de algún banco, o utilizarlos para pagar armas, o utilizarlos para tapar cualquier pufo del Ministerio.  ¿Quién sabe?

3.-  Los programas que se beneficiarán de esta subida del gasto militar serán tanto nacionales como internacionales:

  • European Secure Software Radio (ESSOR), que tiene como objetivo definir y desarrollar a nivel europeo la arquitectura del software básico de las radios tácticas mediante software (SDR).  Participan España Finlandia, Italia y Polonia.
  • Programa ETAP (European Technology Acquisition Programme)
  • El proyecto nacional Munición Aca 155 Altas Prestaciones para desarrollar diversos proyectiles de artillería de calibre 155 mm para el Ejército de Tierra
  • Cyber Situation Awareness Package (Cysap).  Programa de la Agencia Europea de Defensa que pretende proporcionar a los oficiales y otros responsables de la toma de decisiones información para desarrollar una comprensión clara del abanico de amenazas existentes en el ciberespacio.  También pretende dotar de personal competente, procedimientos efectivos y plataformas tecnológicas para gestionar riesgos en una operación militar.
  • Siramis II (Signature Response Analysis of Multiinfluence Mines).  Para mejorar el entendimiento de la interacción entre buques y minas anti-influencia.  También de la Agencia Europea de Defensa, realizado por Alemania, España, Francia, Holanda, Noruega, Polonia y Suecia.
  • Apos.  Programa de la Agencia Europea de Defensa para la navegación en ausencia de señal en entornos urbanos.
  • Demostrador Instrumental de Firma Infrarroja (DIFI), un sistema de medición de firma infrarroja de buques y aviones.
Share

Nuevos datos corregidos sobre Gasto Militar en el Estado Español

La realización anual del estudio sobre el Gasto Militar que llevamos haciendo desde 2012 es un trabajo arduo por varias causas:

  • La dificultad de encontrar datos en el maremágnum de cifras que son los presupuestos
  • La dificultad de entender los presupuestos en sus múltiples presentaciones y con la terminología técnica que se utiliza
  • La voluntad política de ocultación de una gran parte del Gasto Militar
  • La falta de referentes políticos y económicos con criterios contrastados y consolidados. Dicho de otro modo, muchas veces pensamos que estamos abriendo brecha y que es muy fácil que cometamos errores.

Hoy tenemos que pedir disculpas por un error grave de concepto que ha supuesto que durante años, sin intención, nos equivocáramos con las cifras que hemos ofrecido.

Mucha gente ha confiado en nuestros análisis y criterios y nos sabe mal habernos equivocado.

El problema ha sido parte de la contabilización de la Deuda Militar.  Durante muchos años hemos defendido que el Estado genera Deuda Militar no sólo con las actividades del propio Ministerio de Defensa, sino con las de otros ministerios y partidas presupuestarias que contribuyen al Gasto Militar evaluado con criterio OTAN.  Ahora lo seguimos defendiendo.

Sin embargo, hemos de reconocer que hemos cometido un error de concepto al contabilizar como parte del Gasto Militar anual uno de los tres tipos de Deuda Militar que hemos descrito y cuantificado habitualmente.  Seguimos defendiendo que se deben computar en el Gasto Militar anual la deuda militar extraordinaria porque estos gastos se realizan fuera del presupuesto y, por lo tanto, han de sumarse a los gastos presupuestados.  En uno de ellos el Tribunal Constitucional nos ha dado la razón y, por ello, el Ministerio de Defensa se ha visto obligado a aflorar los gastos en PEAS (Programas Especiales de Armamento) en su presupuesto de 2017.  También consideramos que se debe incluir en el Gasto Militar la parte militar de los intereses que genera la deuda que cada año es necesaria para poder ejecutar los presupuestos.

En cambio, pensamos que nos hemos equivocado al sumar también la que nosotros denominamos Deuda Militar Ordinaria porque ésta es la cuantía en la que nos hemos de endeudar para poder abordar los gastos presupuestarios de Defensa, con lo que queda reflejada en los gastos presupuestarios.

Resumiendo, e intentando solventar los errores que hemos cometido, os ofrecemos un resumen de las principales cifras del Gasto Militar español de los años 2015, 2016, 2017.  Y pedimos a toda la gente que ha confiado en nosotros disculpas, confiando en que, con juicio crítico, sigan valorando nuestro trabajo.

Una vez subsanado el error se puede comprobar que las cifras sobre Gasto Militar siguen siendo igualmente escandalosas y hacen necesario un control parlamentario y una auditoría independiente.

He aquí los datos corregidos:

Share

Legionarios para instruir al ejército irakí. ¿Nuestra mejor carta de presentación internacional?

Ejército del Aire Ministerio de Defensa España

Fuente: Europa Press

Aprovechando esta época de excesivo ruido mediático y de focos puestos en otro lado, el ejército utiliza el claroscuro para mandar 350 legionarios como instructores militares a Irak, donde, dice la noticia, van para “instruir y adiestrar al ejército iraquí para contribuir en su lucha contra el yihadismo”.

No tenemos claro si se trata de un reemplazo del último contingente destinado a esta misión de entrenamiento en Irak (365 militares pertenecientes en su gran mayoría a la Brigada Guadarrama XII con sede en “El Goloso”, Madrid) o si se trata de un refuerzo al contingente desplegado allí.

En uno y otro caso, la falta de claridad en la información es bastante censurable.

El general jefe de la Brigada de La Legión, Juan Jesús Martín Cabrero, presidió el acto de despedida de los legionarios destinados a Irak, en el que ha aprovechado para mostrar su orgullo porque dos contingentes de la Legión estén desplegados de forma simultánea en dos escenarios: Mali e Irak, lo que convierte a la legión en una punta de lanza de nuestros ejércitos en escenarios internacionales.

El acto ha servido también enterarnos de que la guerra en Irak no va todo lo bien que desean nuestras autoridades, pues aunque, dice el Coronel Cepeda, que está al mando de la misión, que la seguridad ha mejorado mucho y que el Daesh prácticamente ha sido derrotado en Irak (lo que nos haría algo inexplicable para qué se necesita entonces adiestrar a los militares iraquíes en la lucha contra el yihadismo), añade que siguen existiendo focos y células durmientes, por lo que la amenaza sigue vigente y no se pueden descartar ataques de la insurgencia (con lo cual parece que no está tan claro que los hayan derrotado).

En todo caso, lo que no resiste comparación es nuestra aportación a la causa irakí por parte del militarismo, en contraposición con la grave situación humanitaria de Irak.

Según el informeEstrategia de contexto 2016-2017. Siria e Irak” de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID), la situación de conflicto en Irak conlleva 3´4 millones de desplazados por la guerra (en una población de 37 millones de personas), junto con 3´2 millones de personas en comunidades de acogida, 300.000 personas en campos de desplazados, 3 millones de personas en zonas de difícil acceso, 230.000  personas refugiados en países vecinos, y 8´6 personas con necesidades de protección humanitaria.

Las partes en el conflicto están cometiendo violaciones generalizadas de DDHH y DIH, en especial en el norte y centro del país, entre las que se incluyen ejecuciones, incluidas las de menores, raptos, tortura, detenciones arbitrarias, tráfico de seres humanos y violaciones. Las minorías étnicas y religiosas son particularmente perseguidas; sus ciudades, patrimonio cultural, lugares de culto, propiedades y formas de vida destruidos. La población en zonas de combate está directamente afectada por la violencia y restricciones de movimiento, que les impiden el acceso a servicios y bienes básicos.

No parece que, en esta situación, la aportación militar española esté resultando especialmente eficaz para la paz en Irak y, desde luego, no parece que tenga un enfoque que priorice las verdaderas necesidades de la población irakí.

Por otra parte, no conocemos la cifra que destina la Ayuda humanitaria española a Irak. De hecho el documento “Estrategia de contexto 2016-2017. Siria e Irak” antes referido, establece indicadores pero no indica qué cantidad económica aporta.

Por noticias aparecidas en prensa conocemos, a título de ejemplo, que la acción humanitaria, uno de los sectores de la Ayuda, acumula un recorte presupuestario del 90% desde el 2009, cuando se destinaron 465 millones de euros. En 2015, esta partida fue de tan solo 46,5 millones (para todos los países) con lo que se convierte en la política pública más recortada durante la crisis.

Nos sorprende el mimo de la ayuda militar a Irak y la poca presencia de la cooperación y de la ayuda eficaz a Irak.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed