Archive for personal en defensa

La estructura de la Defensa

Fuente:  Estado Mayor de la Defensa.

El Estado Mayor de la Defensa ha sacado un material muy bien editado y muy claro sobre la estructura de la defensa.  Les felicitamos por ello, sobre todo teniendo en cuenta que habitualmente no se dedican a difundir sus entresijos a la población civil de forma clara ni transparente

Es lógico que no estemos de acuerdo en algunas de las funciones que se autootorgan las Fuerzas Armadas, como, por ejeplo, ser instrumento eficaz en la acción exterior del Estado.  Tampoco estamos de acuerdo en la habitual indefinición de las labores y objetivos de las FAS, donde nos dicen de forma un tanto vacía: «a las amenazas tradicionales se han unido otras»

Bajo el epígrafe de «Fuerzas Armadas equilibradas y responsables» hablan de que las FAS «son responsables ante la Sociedad del cumplimiento de sus cometidos«, sutil manera de no decir nada disimulando que están hablando.  Curioso.  Nunca consultan a dicha sociedad para definir los objetivos de las FAS, ni lo que se debe gastar en ellas, ni lo que hay que defender ni cómo, pero ellos son responsables bla, bla, bla.

Aunque el material está muy bien editado, hay que reconocer que los militares no ponen especial cuidado en ser entendidos.  Usan muchísimas siglas para cualquier cosa. Siglas que distraen más que informan:  así, el MOPS es el Mando de Operaciones, y lo componen:

  • el MCCD:  el mando de Ciberdefensa,
  • el MCOE:  mando de Operaciones Especiales,
  • la UME:  Unidad Militar de Emergencias,
  • la MVSM:  mando de Vigilancia y Seguridad Marítima,
  • el MDOA:  mando de Defensa Aérea,

Luego nos dicen que:

El empleo de las Fuerzas Armadas se materializan mediante la actuación de la Fuerza Conjunta, dispuesta para ser empleada en cualquier momento y lugar, de acuerdo a los intereses nacionales.

Se componen de 67.000 efectivos.  27.000 en el núcleo de Fuerza Conjunta y 40.000 como reserva para asegurar rotaciones.

Del núcleo de Fuerza Conjunta hay 12.000 efectivos permanentes para cometidos de la Defensa Nacional (vigilancia marítima, defensa aérea, ciberdefensa, inteligencia, reconocimiento y vigilancia, colaboración con autoridades civiles, …) y 15.000 para contingencia o reacción rápida.  De ellos 5.000 son de reacción (actuaciones fuera del territorio nacional) y 10.000 para actuaciones combinadas con aliados (en dos escenarios: alta intensidad limitada en el tiempo, y baja-media intensidad de duración sostenida).

Parece, pues, que con 67.000 efectivos nuestras FAS estarían servidas.  El resto es sobredimensionamiento y despilfarro, dado que no hacen nada ni nada tienen previsto.

Por cierto, quedaría por divulgar cuántos mandos, oficiales, suboficiales y tropa hay en cada uno de estos núcleos de la Fuerza Conjunta. Nos sorprendería.

Esta infografía es complementaria del BOE de 21 de Enero de 2015 por el que se desarrolla la organización básica de las Fuerzas Armadas.

fuerza conjunta

 

 

 

 

 

Share

Plazas en la policía reservadas para militares

Carro+prisi%C3%B3n+de+la+Polic%C3%ADa+Nacional+de+Colombia

Por Julio González

 

La policía ha convocado 1.299 plazas nuevas, porque el funcionariado dedicado a lo militar o al control social sigue creciendo a pesar de los recortes en otros sectores, que una cosa es recortar las prestaciones de los pobretones y otra muy distinta los servicios debidos a los ricachones.

De estas plazas, 130 tienen la curiosa particularidad de que se reservan a militares que quieran cambiar de frente de lucha y que lleven cinco años de experiencia militar (lo cual muestra lo convalidable que es el trabajo en unos y otros cuerpos, que no parece que se necesite otro conocimiento que el mamporrero para pasarse del uno al otro).

Con ello la policía se asimila  a los militares y no hace sino demostrar la creciente militarización de las supuestamente diferentes funciones policiales respecto de las de los ejércitos  y la cada vez mayor confusión de militarismo y policía.

Y todo esto sin preguntarnos a la gente del común si queremos esta abrumadora ratio de funcionarios destinados a las armas o si preferimos que la gente se dedique a oficios más creativos y menos peligrosos (sobre todo para nuestros derechos).

Share

La Guardia Civil no quiere ser militar, un paso más para el transarme

Imagen de Aitor Méndez

Fuente:  Público.

Tres de cada cuatro agentes de la Guardia Civil (el 75,77 por ciento) se pasarían a la Policía Nacional, y la mitad de ellos alega como razones fundamentales para ese cambio el régimen disciplinario del instituto armado y su carácter militar.

Son las conclusiones de una encuesta que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria en el cuerpo, ha realizado entre los agentes para pulsar su opinión después de que el Ministerio del Interior haya propuesto en el proyecto de ley de personal de la Policía una «pasarela» para que puedan acceder a ella agentes de otras fuerzas de seguridad, entre ellas la Guardia Civil.

Por lo tanto, parece claro que los guardias civiles, de manera masiva, están más por las labores policiales que por las militares.

Las razones son el carácter militar y el régimen disciplinario derivado de dicho carácter que siguen manteniéndose en el cuerpo.  Más claro agua.  Lo militar no gusta ni tan siquiera en la Guardia Civil.  Es mucho decir.

Tamaño desinfle nos hace pensar que quizá la militarización de muchas actividades que podrían ser perfectamente civilizadas tampoco son agradables para los guardias civiles ni a la sociedad española.

El SEPRONA (servicio de protección a la naturaleza) podría ser tranquilamente civil y no chuscamente militar, la labor en las carreteras otro tanto, la lucha contra el narcotráfico podría también civilizarse un poco, como la labor de vigilancia de  aeropuertos y otros espacios similares, que  podrían también civilizarse sin ninguna reticencia social.  Si esto es así, lo único que falta es la voluntad política y demilitarización al canto.

Confiamos en que en la peregrinación a Lourdes de la Guardia Civil para este 2015, sufragada con el dinero del erario, por supuesto, encuentren la inspiración necesaria para progresar en su desmilitarización.  Nosotros, sorprendentemente para ellos, les apoyaremos en esa rogativa, aunque se ahorren el viaje.

En nuestra agenda política figura el término transarme.  Se basa en la progresiva desmilitarización y en la construcción paralela de una alternativa noviolenta de defensa.  Una de las objeciones que nos suelen poner es la poca gracia que les haría a los militares.  Sin embargo, esta encuesta nos hace ver algo más posible la consecución de la desmilitarización de la Guardia Civil sin que hayan ruido de sables ni peligro de involución al franquismo.

Share

30 guardias civiles hacen trabajos de recaderos, camareros, limpiadores, …

Imagen de Contando Estrelas

Fuente:  El Confidencial Digital.

En la Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona hay 30 guardias civiles que están haciendo las siguientes labores:

— Un guardia civil electricista.

— Tres guardias civiles fontaneros.

— Dos guardias civiles carpinteros.

— Tres guardias civiles pintores.

— Cuatro guardias civiles limpiadores.

— Cuatro guardias civiles cocineros.

— Seis guardias civiles camareros.

— Un guardia civil ayudante de cocina y para otros recados.

Al frente están:

un sargento primero, responsable de esta treintena de agentes del “núcleo de destinos”, un cabo primero, encargado del bar y la cocina, y otro cabo primero al frente del grupo de mantenimiento.

Ciertamente son minoría, 30 contra los 1.000 agentes que componen la Comandancia.  Y también se ha respetado el pedir voluntarios para estas misiones.

En total 9 oficios que se ahorran y casi 30 puestos de trabajo.  Así ahorran dinero para la Benemérita.  Así se solidarizan con los parados del sector civil.

Nos recuerda aquellos tiempos, pensábamos que ya olvidados, en los que los soldados de reemplazo eran utilizados para similares labores y a toda la sociedad, salvo a los militares, nos parecía un desprecio y un abuso.

Parece ser que

El grupo parlamentario de Izquierda Unida, así como UPyD, están planteándose preguntar en el Congreso al ministro del Interior por esta situación en la comandancia de Pamplona.

Nos tememos que cuando dé explicaciones, si es que acaba dándolas, serán reseñables dada las formas poco corteses y democráticas del Ministro apodado Mordaza.

Share

Envejece el Ejército de Tierra: un nuevo callejón sin salida de nuestras FAS

Imagen Marcelo Sanhueza

Fuente:  El Confidencial Digital.

Desde el año 2001 el MADOC (Mando de Adiestramiento y Doctrina) realiza una serie de investigaciones sobre el proceso de reclutamiento y de permanencia en el Ejército de Tierra para saber si van a poder cumplir, en el aspecto de personal, con los objetivos que les encomienden.

Las conclusiones del estudio son bien curiosas:

i. La elevada tasa de permanencia (0,9518), unida a la decisión de convocar únicamente las plazas de nuevo ingreso necesarias para reponer y mantener la fuerza en torno a los 53000, sigue constituyendo, al concluir el año 2013, el principal obstáculo para el correcto funcionamiento del sistema profesionalización de nuestro Ejército.
ii. Con el modelo de profesionalización establecido por la Ley 08/2006 previsto para una fuerza de 60000 con un 20 % de tropa permanente, se asumía un considerable envejecimiento de la tropa respecto a las situaciones anteriores.
iii. La alta retención unida a la escasa reposición y a la reducción de la fuerza ha adelantado en el tiempo este envejecimiento que se ha amortiguado en cierta medida al reducir la tropa permanente al 13%.
iv. De mantenerse la permanencia en el 95% la reposición anual deberá ser pequeña y por lo tanto se reducirán los menores de 26 años, aumentarán los comprendidos entre esta edad y los 39 años. Por encima de esta edad en cualquier caso quedara aproximadamente el porcentaje que se establezca como permanentes.

v. La consecuencia más grave de la alta retención es que habrá que cesar anualmente a muchos soldados por cumplir los 45 años de edad sin adquirir la condición de permanentes, con las implicaciones económicas, sociales y políticas que esta medida tiene.
vi. No contribuye al rejuvenecimiento el hecho de que el reclutamiento llevado a cabo durante 2013 en condiciones de muy alta demanda (42000) para pocas plazas (1500) haya propiciado que los seleccionados tengan una edad superior a los de los procesos anteriores, pese a que la edad de ingreso es una de las pocas variables controlables por la organización.
vii. El aumento de la tropa con edades entre los 26 y 39 años no debe comprometer el cumplimiento de las misiones encomendadas, si se conserva la condición física con buenos sistemas de entrenamiento y las debidas medidas de seguridad e higiene en el trabajo.
viii. En compensación, la organización debe estar preparada para aprovechar la experiencia de estos soldados que se encuentran en la llamada “edad de oro de las personas”

Y la conclusión general es de lo más contundente:

Es necesario tomar medidas que propicien la salida de aquellos que aún no hayan firmado contratos de larga duración y también de aquellos que ya lo hayan hecho y reducir progresivamente la permanencia, con la finalidad de poder ofertar mayor número de plazas para nuevo ingreso, renovando y rejuveneciendo la clase de tropa y reduciendo los ceses forzosos al cumplir las condiciones establecidas por la ley.

Es decir, quieren un E.T. formado por soldados jóvenes y para ello están dispuestos a despedir a todos aquellos que lo impidan, tengan el tipo de contrato que tengan.

La publicación analiza los datos del año 2013 y, por primera vez, se fija especialmente en el envejecimiento de la tropa.

Los datos que ofrece el estudio son muy claros:

  • Si bien en 2001 salían 9.688 soldados del E.T. y entraban nuevos 5.834, en 2009 (tras un año, más o menos, del inicio de la crisis económica) salieron 3.686 soldados y entraron 9,600 (aunque un año más tarde comenzó a notarse lo duro de la crisis en la reposición y sólo entraron 1.429 soldados.
  • En el año 2013 los datos fueron:  2.629 soldados que salieron del E.T. (sólo un 27’1 % con respecto a los de 2001) y entraron 1.152 (sólo un 19’74 % con respecto a 2001).

La crisis ha logrado que los soldados no abandonen las Fuerzas Armadas y la misma crisis ha impedido que se repongan las FAS con nuevos soldados jóvenes.

En palabras del MADOC:

la mayoría de nuestra tropa pretende alargar al máximo su tiempo de permanencia, confiando en que la institución proporcione una profesión otrabajo de por vida.

Por ello, una de las soluciones propuestas es recurrir a las “cesantías forzosas” de aquellos militares que tengan firmado un compromiso de larga duración, así como favorecer la entrada en la tropa de aspirantes menores de 24 años.

“El problema esencial radica en que la voluntad de ampliación de compromiso escapa al control del mando, que se ha de enfrentar, por un lado, a una protección jurídica garantista hacia el derecho del soldado profesional a ampliar su contrato.

Share

Otro privilegio militar: las oposiciones para Policía Municipal y el SAPROMIL

Imagen de la Policía Nacional de los Colombianos

Fuente:  vlcnoticias.com ¿Por qué se reservan un 20 % de las plazas para acceder a la Policía Municipal a los militares? Se nos podrá decir que porque están mejor preparados y nosotros replicaríamos que si es así, que lo demuestren en las propias oposiciones a este cuerpo.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella han firmado hoy una adenda al protocolo de colaboración suscrito en 2005 entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Madrid que permitirá, por primera vez, a través de la Ley de Coordinación de Policía Local de la Comunidad de Madrid, reservar hasta un 20% de plazas de los cuerpos de Policía Local de la región para que sean ocupados por militares de tropa y marinería con cinco años de antigüedad en las Fuerzas Armadas. Tras la firma de la adenda, los alcaldes de los Ayuntamientos de Alcorcón, Móstoles, Leganés, Getafe, Alcobendas, Coslada, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, San Sebastián de los Reyes, Collado-Villalba, Pinto y Villaviciosa de Odón han firmado los Protocolos de Adhesión a dicho convenio.

Con ello se busca hacer más atractiva la entrada en los ejércitos a los parados. También se va a producir una militarización de las Policías Municipales, ello se notará en el trato a los civiles, sobre todo.  No les basta la Guardia Civil, ahora quieren militarizar a las Policías Municipales.

Todo ello se encuentra encuadrado dentro del plan SAPROMIL, creado en 2013, que es una especie de portal del empleo del Ministerio de Defensa:

gestionará salidas profesionales para personal militar de cualquier ejército, cuerpo, escala, especialidad y empleo que voluntariamente decida participar en este proyecto.

Actuará sobre su currículo, perfil profesional, formación específica dirigida a su acceso al mercado laboral, y lo confrontará con las ofertas de empleo ofrecidas por empleadores tanto públicos como privados.

En algunos casos proporcionará orientación laboral y gestionará ofertas de formación, tanto internas del Ministerio de Defensa como externas, que puedan existir para complementar el currículo del demandante de empleo y mejorar las condiciones en las que este personal militar vaya a acceder a las ofertas de empleo que se ofrezcan. SAPROMIL será, en alguna manera, un portal de empleo del MINISDEF.

Es en este entorno donde se ha firmado la reserva de plazas que anteriormente citábamos.

Una de las actividades que organiza el SAPROMIL es un Foro de Empresas para difundir sus objetivos y hacer propaganda entre las empresas.  Dicho foro estuvo albergado en la Universidad San Pablo CEU.  Además, también ha organizado un curso de búsqueda activa de empleos para escala de Tropa.  En estos cursos y foros han estado invitadas 18 instituciones civiles:

conjunto de 18 instituciones civiles invitadas a participar en el mismo, provenientes de diferentes sectores de la economía, Nuevas Tecnologías, Seguridad, Automoción, Navieras, Comercio, etc., y otras del ámbito delTransporte y la Logística, entre las que se encontraba la CETM, como principal representación sectorial.

Aunque parece que este SAPROMIL también ha causado críticas entre los militares:

Por eso hay que reconocer que el tema presenta múltiples aristas. La más inmediata —y seguramente inevitable— es la tentación de ligar la medida con un interés del Ministerio por reducir plantillas. Yo no creo que esa sea la finalidad perseguida. Al menos, no parecería ser la principal. Pero es innegable que su potencial efecto podría ser tal reducción. Una segunda dificultad —no menor— es de orden normativo. Consistiría en cómo posicionar, con respecto a las FAS, al personal que optara por cambiar de profesión. ¿Quedaría en una situación de reserva? Difícil. Hoy por hoy, los pases a la reserva están medidos con cuentagotas. Y en el caso de favorecer el pase voluntario a tal situación, simultáneamente con la obtención de un contrato de trabajo civil, habría seguramente que re-legislar sobre ello. Porque en la reserva se sigue estando sometido a la jurisdicción militar. ¿Cabrían dos tipos de reserva (voluntaria y forzosa)? También se podría crear alguna nueva situación, quizás de excedencia especial o, simplemente, pasar a la situación de retirado al obtener un empleo civil a través de Defensa.

Share

Nueva prueba de falta de democracia y transparencia en Defensa

Fuente:  AUMEEl Faro Digital.es

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha elevado una queja a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, por:

la denegación del Ministerio de Defensa de celebrar un pleno extraordinario del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, pedido por las asociaciones integradas en ese órgano.  El pasado 11 de febrero las asociaciones militares Asfaspro, Aume, Amtm y Atme pidieron la comparecencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, ante el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, en un pleno extraordinario, para que informase sobre la política de personal que recoge el proceso de transformación de las Fuerzas Armadas.  Estas asociaciones muestran «gran preocupación» ante el anuncio efectuado por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, sobre el próximo proceso de transformación de las Fuerzas Armadas, que en su opinión «puede llevar a una gran conflictividad en materia de personal».

Esta noticia nos da la imagen de democracia, participación y transparencia que quieren transmitir y transmiten las Fuerzas Armadas y sus dirigentes del Ministerio de Defensa:  nula.  Parece ser que la democracia aún no ha entrado en la sede que habita Morenés.

De tal manera, la cartera que dirige Pedro Morenés se ve en una situación que nunca antes había visto: ser inspeccionada por la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Parece que el Ministerio de Defensa sí da información a EL PAÍS, en concreto a Miguel González, que nos informaba de algunas de las características de esta reestructuración de las Fuerzas Armadas, que ya el 30 de enero nos contaba:

El ejército planea reordenar sus fuerzas en Euskadi, Aragón y Cataluña.  Debe plasmarse en los próximos meses en la creación de las llamadas Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP).

A diferencia de las actuales brigadas específicas (mecanizada, ligera o paracaidista), las nuevas BOP combinarán la potencia de combate de las fuerzas pesadas con la capacidad de proyección de las ligeras, para lo que dispondrán de ambos tipos de unidades aunque, como hay que partir de lo que ya existe, algunas serán predominantemente de cadenas y otras, de ruedas, según fuentes militares.

Tampoco sobra dinero para traslados masivos, por lo que se trata de minimizarlos en la realidad y maximizarlos sobre el papel, reasignando regimientos y batallones sin moverlos de sus acuartelamientos. Y, además, reduciendo a ocho las 10 brigadas que forman la fuerza terrestre.

Además, en la noticia se informaba de algún aspecto que parece que es lo que preocupa a los militares:

El Ejército de Tierra no ha revelado cuáles serán las dos brigadas disueltas, pero fuentes militares aseguran que se trata de la Brigada de Infantería Ligera San Marcial, desplegada en el País Vasco, y la Brigada de Caballería Castillejos, con base en Zaragoza. Ello no significa en absoluto que desaparezcan las unidades de combate que dependen de ellas. Es decir, el Ejército mantendrá sus guarniciones en Araca (Vitoria), Loyola (San Sebastián) o Mungia (Bizkaia); a lo sumo, se suprimirá el cuartel general de la brigada. Los batallones vascos pasarán a depender de otras brigadas; previsiblemente de la acorazada y las dos mecanizadas, que se completarán así con unidades ligeras.

Por su parte, los regimientos de caballería de la brigada Castillejos pasarán a reforzar brigadas ligeras como la Paracaidista. El Ejército baraja la idea de crear una nueva brigada Aragón, que reuniría las tropas de montaña desplegadas en Jaca (Huesca), Aizoain (Navarra), Sant Climent Sescebes (Girona) y El Bruch (Barcelona), a las que se sumaría una unidad de caballería de Zaragoza. El País Vasco, Aragón y Cataluña serán así las comunidades autónomas más afectadas por la reorganización del Ejército, aunque fuentes militares niegan cualquier motivación política. No habrá retirada del País Vasco, ni reforzamiento en Cataluña, alegan.

 

Parece ser que la información sí que se da a algún periodista amigo, pero no se quiere compartir con los propios militares, aunque lo más ajustado sería decir que no se quiere debatir con ellos y menos se quieren tener en cuenta sus necesidades y sugerencias.

Parece que Morenés piensa que ha cumplido suficientemente con la formación del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas y que no está dispuesto a que tenga ningún papel efectivo en la política de Defensa.  Bueno, no les debería extrañar mucho, si tienen en cuenta el nulo papel que juega, por ejemplo, la Comisión de Defensa del Congreso en dicha política.

 

 

 

 

 

 

 

 

Share

Gastos militares de los conflictos bélicos. Intervención de Arcadi Oliveres.

Nos hacemos eco por el enorme interés que tiene y la habilidad expresiva de Arcadi de su charla.  Esperamos que disfrutéis de la hora de buen análisis antimilitarista.

Gracias, de nuevo, Arcadi, por tus enseñanzas.

Share

Francia presenta la reducción de sus ejércitos en 34.000 efectivos

Armada+Francesa

Fuente: noticias terra

Cuando en España el Ministerio de Defensa cacarea la imposibilidad de reducir el gasto militar y los efectivos de los ejércitos patrios, el país vecino, Francia, anuncia la reducción de sus efectivos nada menos que en 34.000 (12% de su personal destinado a la defensa) y del dinero destinado a gasto militar en 60.000 millones de euros en los próximos cinco años (a razón de 12.000 millones por año).

Francia también va a «desinvertir» en otras partidas de gasto militar, al disminuir el número de pedidos de aviones de combate, con un ahorro de unos 824 millones de euros al año y una entrega de sólo cuatro aviones Rafale en vez de los 11 que recibía por año hasta ahora.

El ejemplo francés es elocuente, pero sobre todo, es uno más de los que se van produciendo en nuestro entorno, donde, en contra de las políticas llevadas a cabo por el gobierno Rajoy, todos los países empiezan a realizar drásticos recortes de su potencia militar y no sólo por austeridad, sino sobre todo por la inutilidad de ese potencial militar acumulado que lastra a la sociedad y deslegitima a los gobiernos.

Mientras esto ocurre a nuestro alrededor, el Ministro español de Defensa y el alto escalafón de ese ministerio opaco se prodigan en proclamar que aquí hay que aumentar el gasto militar (a pesar de todo el que ya aumentan de forma clandestina y ocultan de los presupuestos año tras año) y en intentar meter miedo con lo indefensa que está España. Miedo con el que pretenden por una parte generar el consenso mediático favorable a los intereses militares y por otra, ilustrar con sus mantras a la desinformada y abúlica clase política española (la única a esta alturas capaz de creerse a pies juntillas las trolas de la defensa) para que no hagan excesiva crítica en el parlamento al gasto militar.

Share

Las críticas de un almirante al secretismo militar y a los gastos militares y de interior

Fuente:  Atenea Digital.

Nos han parecido muy curiosas e ilustrativas las declaraciones del ex Almirante Ángel Tafalla.  Salvo las discrepancias lógicas achacables a las posiciones políticas tan distanciadas que tenemos, nos hacen pensar que nuestras críticas al militarismo español y a los dirigentes políticos que lo promueven y sostienen no están desatinadas para nada, incluso para un militar.

Algunos de sus puntos de vista son:

1.-  Los medios informativos quieren que las FAS estén financiadas más dignamente, es decir, más ampliamente.  Aquí no podemos estar de acuerdo en absoluto porque a los casi 7.000 millones del Presupuesto del Ministerio de Defensa hay que añadir los 1.000 millones de gastos extrapresupuestarios que se aprobarán en verano para pagar parte de la deuda de los Programas Especiales de Armamento, un aumento del 15’6 %, de tapadillo.  Además, nosotros calculamos que el Gasto Militar total es de 28.897 millones de €, cuatro veces más de lo que explica el Ministerio con su habitual política opacidad informativa sobre los gastos militares (la cual reconoce el almirante, muy consciente).

2.-  Nos obligamos a entrecomillarla y citarla sin cortes porque nos parece muy importante reseñar la hondura de las críticas del militar:

El presupuesto del Ministerio de Defensa, desde tiempos inmemoriales y sin importar el color del gobierno de turno, viene siendo cubierto por espesas cortinas de humo que la protegen de aquello de luz y taquígrafos. A base de ocultar, año tras año, lo que de verdad costaba mantener unas FAS como las que teníamos, se ha acumulado una llamada «deuda de Defensa» de grandes proporciones. El último secretario de estado de Defensa socialista se despidió apocalípticamente de su puesto revelando que esta «deuda» se elevaba a unos 37.000 millones de euros y no tenía ni idea de cómo afrontarla.

Si desmontamos parte de la ingeniería presupuestaria por la cual otro Ministerio -el de Industria- ya ha pagado unos 15.000 M y se renegocian, como ya ha hecho el gobierno del PP, los contratos firmados, lo que queda en realidad por pagar, de los compromisos adquiridos, son unos 8.000 M que el secretario actual ¿por qué será que siempre les toca dar las malas noticias a estos y no a los ministros de turno? pretende abonar en cómodos plazos de 1.000 M anuales por el procedimiento, poco transparente, de los créditos extraordinarios.

Es decir, critica la falta de transparencia de los presupuestos militares, la deuda de Defensa y la gestión económica de socialistas y populares.

3.-  Aunque vuelve a quejarse de las migajas con las que sobreviven las FAS, cosa en la que no estamos en absoluto de acuerdo y que es lo que motiva al almirante a escribir su artículo, no se da cuenta, o sí, de que, en el fragor de la batalla dialéctica, también critica la nula predisposición política desde el inicio de la democracia en disminuir el gasto en personal, de lo cual los mandos son el principal problema como hemos denunciado en este blog desde hace mucho:

Las FAS sobreviven actualmente con un 60% de los fondos que corresponden a las necesidades propias de la estructura heredada. Además, los gastos de personal absorben un 70% de estas migajas, cuando la proporción sana de unos ejércitos eficientes sería 50-50 entre material y personal. Falta claramente la voluntad política de corregir estos desvíos y adecuar estructura a financiación.

4.-  Critica abiertamente y con datos en la mano la cada vez mayor militarización de la Guardia Civil:

Pero es que hay algo más, grave y persistente. Como dice nuestro profesor de sociología, Díez Nicolás, existe una percepción de los españoles excesivamente optimista de la seguridad exterior -como si nada malo nos pudiera llegar de allí o fueran otros los responsables de arreglarlo- mientras que la seguridad correspondiente a la situación interior es juzgada como peor de su realidad objetiva. El Ministerio de Interior tiene consecuentemente mayor facilidad para obtener fondos que los que la situación interior demanda, especialmente tras la suspensión de los atentados de ETA y con un cuarto del territorio nacional cubierto por policías autonómicas prácticamente independientes. Esto favorece que la Guardia Civil -pletórica de medios humanos y materiales- se dedique últimamente a misiones de seguridad exterior en una progresión exponencial. Este benemérito cuerpo policial de estructura militar, originalmente dedicado al ámbito rural, ya tiene más efectivos que el Ejército de Tierra, a la vez que cuenta con buques oceánicos, centros de fusión de datos, aviones, helicópteros y dentro de poco hasta «drones». Despliega efectivos en África y Asia que claramente superan su carácter policial, y por lo tanto, interno español. Hace tiempo que han dejado atrás las fronteras pues su financiación tiene menos trabas que la de la impopular Defensa y su entidad se lo permite; vamos que solo les quedaría hacerse cargo de la defensa aérea del territorio para cerrar el círculo.

Luego, cuando criticamos la militarización total de la Guardia Civil, parece que no hacemos otra cosa que describir la realidad.

5.-  Por otro lado, también estamos en desacuerdo con su idea de que Defensa tenga que ser parte de la acción exterior del Estado Español.  Pensamos que no se ha de militarizar nuestra política exterior y que todos los intentos que hagamos por persistir en su militarización van a provocar que tengamos más enemigos a corto, medio y largo plazo.

En una palabra estamos pagando con fondos supuestamente dedicados a interior una acción exterior del Estado mientras que regateamos a Defensa y a Exteriores -los verdaderos intérpretes de ella- la financiación adecuada.

En conclusión, parece que un debate civil-militar sobre temas de defensa también podría darse con argumentos y sosegadamente y lo que es más importante, desde la coincidencia en un punto de vista más crítico del que los responsables de la política de defensa propagan.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed