Archive for partidas plurianuales

Partida plurianual para comprar botas

Goretex

Por Juantiagues

Fuente: Infodefensa

Tenemos los presupuestos de defensa para 2017 sin aprobar y el Ejército ya se lanza, como si supieran que en todo caso se los van a aprobar sin rechistar, a convocar concursos para todo tipo de cosas.

Ahora le ha tocado el turno al programa de Apoyo Logístico, desde el que se convoca un concurso para dotar de botas a los ejércitos españoles.

Se trata de un gasto plurianual, es decir, que compromete gasto para el ejercicio 2017 y para el ejercicio 2018, por valor de 436.400 euros cada año, con lo que, de entrada, ya contamos con otra partida más que compromete esta buena gente de gasto militar sin saber si el año entrante seguirán gobernando los mismos que ahora.

La práctica de las partidas plurianuales es muy frecuente en el Ministerio de Defensa  y se ampara en esa curiosa idea de la “Política de Estado” que viene a significar que lo cocinado bajo la mesa entre PP y PSOE va a misa y no se pude rebatir, gobierne quien gobierne.

Cascos y fundas para el Ejército en 2017

Bald+Eagle+watching+over+The+Passage

Dan Diffendale

Fuente: lqtdefensa

Nuevos cascos de combate y fundas serán una de las partidas que podemos llamar “de menudeo” del nuevo gasto militar 2017.

A lo largo de 2017 y hasta 2019, los militares recibirán hasta 40.000 nuevos cascos COBAT-1, comprados en el último ejercicio para sustituir a los actuales, mucho peores al parecer.

Junto con los cascos irán unas fundas textiles para cubrirlos que, por sus características, nos han arrebatado:

bolsillos posteriores para introducir contrapesos o accesorios, velcros para fijar parches o tiras reflectantes (tipo “ojos de gato”), trabillas para colocar elementos naturales que mejoren el mimetizaje con el entorno, luces químicas o elementos electrónicos de identificación, aberturas para el paso del correaje del sistema de visión nocturna, así como un tejido más resistente, incluyendo refuerzo frontal para evitar el desgaste que pueda producir el sistema de acople de las gafas de visión nocturna”.

¿Quién, dentro del contingente guerrero, no va a querer una de esas fundas al estilo Inspector Gadget, Ironman y otros grandes iconos de la imaginería antimalos?

De modo que nos podemos apuntar, en el capítulo de chorradas dignas de computar como despilfarro militar, otros 40.000 cascos y fundas de casco más.

Esto es un suma y sigue.

Otro Consejo de Ministros para el gasto militar

Colegas

avilas.es

Fuente: Consejo de MInistros

Si hay algo que nunca falla es bucear en los acuerdos del Consejo de Ministros para encontrar aumentos del gasto militar. Sobre todo si se trata de semanas en las que no se prevea novedad gubernamental alguna y parezca previsible que no pase nada.

Y así, el pasado Consejo de Ministros del 9 de diciembre ha servido para que Rajoy y sus ministrillos nos colaran, como de costumbre, nuevos acuerdos para contraer más gasto militar.

El primero de ellos es un acuerdo para gastar en los dos próximos años 25,4 millones de euros en el mantenimiento de componentes de las aeronaves del Ejército del Aire T19/D4 (CN-235), T12 (C-212) y T21 (C-295), una pequeña parte de los aviones de Defensa.

Y el segundo es otro acuerdo de importe 14,87 millones de euros en cuatro anualidades, de 2017 a 2020, para transporte de carretera de ganado equino, vehículos y otro material (no se especifica) del ejército de tierra, porque, según reza el acuerdo, cuando salen de maniobras

en numerosas ocasiones la demanda es tan alta con ocasión de maniobras o ejercicios que no se pueden atender con medios militares, o su caso no es rentable. Por ello los servicios a realizar deben ser prestados por compañías que operan en todas las áreas geográficas.

De modo que nos endiñan otra autorización de créditos plurianuales, el primero a dividir en dos años (12,7 millones por año en 2017 y 2018) y el segundo en cuatro (3,7 por año entre 2017 a 2020).

Suma y sigue, que aún no ha acabado el año.

Otros 106 millones para combustible y 16,7 para comida de lata. Consejo de Ministros de 21 de octubre

Serbatoio+carburante+del+motore+di+sinistra+%2F+Port+engine+tank

Luigi Rosa

Fuente: Consejo de Ministros

Daría la impresión de que la entente de la farsa que forma el ministro de Defensa en funciones y el ejército en activo está, como quien dice, ansiosa y encabritada y no quiere dejar la sensación para el nuevo gobierno que vendrá dentro de una semana de que sus primerísimas acciones son aprobar gasto militar a mansalva.

Prefiere irlo aprobando de escondidas ahora, mientras el gobierno está en funciones y el panorama de escandaleras del PSOE, las elecciones, los juicios y otros asuntillos saturan a los medios de comunicación y les ponen a mirar para otro lado.

Al menos esa es la explicación a que nos lleva el haber publicado en los últimos meses una importante serie de “aprobaciones” de gasto militar en los Consejos de Ministros de los viernes y durante todo este tiempo de interinidad gubernamental.

Ahora, es decir, el viernes 21 de octubre, han aprobado la friolera de 106 millones de euros, por dos años (2017 y 2018) prorrogables, para compra de combustible para los motores diesel de la Armada.

¿Era imprescindible, urgente tal vez, necesario o quizás, hasta oportuno aprobar este gasto precisamente cuando se sabe que la semana que viene habrá gobierno mondo y lirondo? ¿No podían esperar a ese momento?

La respuesta obvia es que depende. Si se trataba de pasar el gasto de hurtadillas, como parece que se intenta, lo mejor era aprovechar el momentos de chascarrillo y ruido del PPSOE y no aplazar el asunto.

Sobre todo porque quién sabe, a lo mejor la semana que viene tenemos un parlamento dispuesto a pedir cuentas y prefieran los gobernantes de la defensa que no se pregunte mucho por sus gastos.

Y, ya que estamos, el mismo Consejo de Ministros ha aprobado otro gasto que al parecer no admitía demora para la adquisición de “raciones de campaña” por importe de 16.715.760 euros, destinados a alimentar a los ejércitos cuando realicen maniobras o estén en operaciones en el exterior.

Dos gastos que, cuando poco, podían haberse dejado estar a que un nuevo gobierno, con plenitud de facultades (es una metáfora que no debe tomarse en ningún caso al pie de la letra) decidiera lo apropiado y se dejara controlar con cierto disimulo, como hasta ahora.

El Consejo de Ministros permite más gasto militar

323%2F365

Congreso TIG

Fuente: Consejo de Ministros.

El Consejo de Ministros del gobierno en funciones lo ha vuelto a hacer.

Aprovechando la reunión del Consejo de Mnistros de 16 de septiembre, ha aprobado autorizar más gasto militar.

Por una parte autoriza a un gasto militar de 25,5 millones de euros para que el INTA, organismo autónomo dependiente de Defensa, instale a costillas del presupuesto  unas antenas para la NASA que irán en la estación de Robledo de Chavela.

El contrato se basa en la prórroga de la enmienda del Acuerdo de Cooperación Científica entre el Reino de España y los Estados Unidos de América sobre la mencionada estación, suscrito el 28 de enero de 2003, y tiene por objeto el suministro de dos antenas multifrecuencia, del tipo Center-Fed Beam Waveguide Azimuth-Elevation (BWG) de 34 metros de diámetro, capaces de operar en el rango de frecuencia de 2-40 Ghz. Se busca con ello dar soporte a las nuevas misiones robóticas que la NASA y la Agencia Espacial Europea desarrollarán en los próximos cuatro años.

25’5 millones en antenas de evidente uso militar. No está mal. Sobre todo para los EE.UU. que endosan inicialmente este gasto al presupuesto general en virtud de un convenio para el funcionamiento de la estación de Robledo de Chavela que, al parecer, no puede esperar a que un nuevo gobierno verifique la urgencia de dicho gasto.

Según el acuerdo,

La NASA financiará completamente el gasto, de tal forma que no suponga un desajuste financiero para el INTA. En concreto, transferirá la cantidad de ocho millones de euros en el ejercicio económico 2016 y de cinco millones de euros en 2017. La cantidad restante irá transfiriéndola a medida que el INTA vaya justificando el grado de avance en el suministro hasta su conformidad definitiva

Es decir, los 25,5 millones de euros los irá devolviendo la NASA a medida que el INTA vaya justificando  la instalación de la antena en los cuatro años que tiene para ello, pero en 2016 transferirá 8 millones (de los 25´5 previamente desembolsados por el presupuesto español) y en 2017 otros  5 millones, dejando los otros 11,5 para mejor momento.  Ya veremos.

No es el único gasto autorizado.

El Gobierno, para solventar la orden que dio hace unos días de congelar todo gasto no comprometido ya, ha acordado “exceptuar” de la congelación dos partidas,

  • una por importe de 115.926.094,56 euros, para “la prestación del servicio de restauración colectiva a las bases, acuartelamientos y establecimientos del Ejército de Defensa, y de los servicios de auxiliares de servicio y control en determinadas instalaciones del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos” (osea, gastos de comida de los militares y funcionarios de los organismos autónomos militares, que comen a cuenta del presupuesto).
  • Otra por importe de 1,56 millones de euros para “auxiliares de servicio y control en determinadas instalaciones del Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos” (osea vigilantes de garita).

Las justificaciones de estos gastos son asombrosas.

En cuanto a la primera, se trata de garantizar los pagos de 4,02 millones de euros que costaría en lo que queda del ejercicio 2016 (4,02 millones de 115,92 millones que se autorizan de golpe) para comedores militares porque hay que

asegurar la alimentación del personal del Ejército de Tierra con arreglo a los criterios de calidad, necesidades dietéticas, seguridad nutricional e higiene establecidos por la normativa vigente y el Ministerio de Defensa, además de regular la prestación del servicio ajustado a las situaciones derivadas de la movilidad del personal militar, como son la formación y el adiestramiento, la realización de ejercicios y maniobras o el traslado de unidades, entre otras situaciones particulares del Ejército de Tierra.

Y la segunda porque el anterior adjudicatario ha debido montar alguna y han tenido que resolver el contrato con el mismo, por lo que necesitan (en vez de contar ante esta eventualidad con personal militar de vigilancia que no cuesta nada) contratar personal de vigilancia. Lo explican así

La contratación de estos servicios se venía realizando al amparo del Acuerdo Marco de servicios de Vigilancia y Control autorizado por el citado Consejo de Ministros del 18 de octubre de 2013. La vigencia concluyó el pasado 31 de agosto y no se ejercitó la posibilidad de prórroga debido a razones de interés público como consecuencia de problemas financieros de la empresa adjudicataria que impedían la normal prestación del servicio.

Como se ve, la improvisación, la chapuza, el descontrol presidiendo actuaciones bien previsibles o que se pueden resolver de otro modo, pero que nos llevan ahora a un gasto añadido de 25,5 millones de euros del presupuesto (que cuando vuelvan volverán al INTA, no al presupuesto) más otros 117,5 millones de euros de excepciones a la congelación de gasto.

Y es que con la nefasta gestión de este ministerio de Defensa, siempre pagamos los mismos.

El gobierno no descansa (ni está en funciones) para el gasto militar

King+OFF+freedom

Lucas Toscani

Fuente: BOE

Aunque nuestro perenne gobierno se encuentra en funciones y al menos en la teoría debería no adentrarse en decisiones que ya no le competen, Rajoy es un tipo de convicciones fijas y en lo que se refiere al gasto militar y decidió hace tiempo pisar a fondo el acelerador y aumentar, día sí, día también, el gasto de armas.

Por eso ahora, aprovechando un consejo de ministros vacacional y de pura rutina, acaba de colarnos tres autorizaciones de nuevos contratos para armas, por importes de 32, 35 y 30 millones de euros (sin incluir el IVA), o que equivale a otros 97 millones de euros de vellón para la suma del gasto militar.

Los acuerdos en cuestión son los siguientes

  • ACUERDO por el que se autoriza la celebración del Acuerdo marco para el sostenimiento de los motores de helicópteros Puma (HD.19), Superpuma (HD/HT.21), Sikorsky (H.24), Cougar (HT.27) y Colibrí (H.25), por un valor máximo estimado, IVA no incluido, de 32.000.000 de euros, así como los contratos que se adjudiquen basados en el citado Acuerdo.
  • ACUERDO por el que se autoriza la celebración del Acuerdo marco para el sostenimiento de los avionesTM-11 (Falcon 20), T-18 (Falcon 900) y T.20 (Cessna Citation V) por un valor máximo estimado, IVA no incluido, de 35.000.000 de euros, así como los contratos que se adjudiquen basados en el citado Acuerdo.
  • ACUERDO por el que se autoriza la celebración del Acuerdo marco para el sostenimiento de los aviones T.22, por un valor máximo estimado, IVA no incluido, de 30.000.000 de euros, así como los contratos que se adjudiquen basados en el citado Acuerdo.

Se trata de acuerdos que permiten gastos plurianuales hasta 2020 (los dos primeros programas) y hasta 2018 el tercero y que, cómo no, disfrazan el gasto militar de modernización de los aparatos de guerra dividiéndolo en varias anualidades para dificultar su control y cuantificación como gasto militar.

Un dinero que, se dice, no hay para las necesidades sociales y que, como hemos explicado tantas veces, acaba generando una inmoral e impagable deuda militar de la que nadie de los que la generan nos pide opinión.

Ya lo ven, estos acuerdos autorizan a celebrar otros acuerdos que, estos sí, acordarán pagar la pastaflora de 97 millones de euros (con el IVA la broma se pone en 117,3 millones de euros) para motores de los diversos aviones del ejército del aire. Puede parecer un poco Marxiana (de Groucho) tanta palabrería para decir que se van a gastar ester dineral por la cara, pero es lo que tiene el alambicado lenguaje de un registrador de la propiedad venido a más, que es puramente retórico, surrealista y superfluo en una gran proporción.

A nuestro juicio, el Rajoinato con plazo de vencimiento ya cumplido en que nos encontramos se atreve a tal gasto, sin que nadie rechiste, porque precisamente tienen pasteleado el futuro y en esto no cuentan con oposición alguna.

O, dicho de alguna manera, que el gasto militar demuestra la continuidad de las (futuras) políticas militares (gobierne nominalmente quien gobierne y lo haga por activa, pasiva o circunfleja) y las periclitadas (pero vigentes, férreas e indiscutidas) políticas de antaño.

O, si se quiere, desvela que el pacto está ya labrado y bien labrado en lo que a los ejes de la política a desarrollar se refiere, a pesar de su pésima escenificación.

El PP benefició a la militarista Indra antes de irse (a medias)

Imagen de Feans

Fuente:  Indra.

Indra es propiedad de la SEPI en un 20’14 %.  Además, la SEPI pertenece al Ministerio de Hacienda.

Según la propia empresa,

Indra se ha hecho con contratos por un importe global de unos 200 millones de euros dentro de los programas adjudicados en el pasado mes de diciembre por el Ministerio de Defensa con el respaldo del Ministerio de Industria y Turismo para la modernización de las Fuerzas Armadas Españolas.

Y sí, lo han leído bien.  Con el respaldo del Ministerio de Industria y Turismo.  Así de claro.  El que tiene buenos padrinos consigue buenos contratos.  Es el mundo de las finanzas, del amiguismo, del enchufismo y de las puertas giratorias.

Lo ha conseguido en tres programas distintos:

1.-  La fragrata F-110.

Dentro de la UTE que ha formado con Navantia, Indra participa en los programas tecnológicos asociados al desarrollo del sistema de combate de las futuras fragatas F-110, habiéndose hecho con contratos por valor de 94 millones de euros con un plazo de ejecución que se extiende hasta 2020.  (…)  Dentro del programa F110, Indra se responsabilizará del desarrollo de los sistemas radar y de defensa electrónica y de infrarrojos.

2.-  Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR 8×8)

dentro de la UTE que forma con GDELS-SBS y SAPA trabajará en programas tecnológicos asociados al desarrollo del futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR 8×8) por valor de 28 millones de euros y un plazo de ejecución hasta 2018.  (…)   la compañía desarrollará todos los sistemas electrónicos (infrarrojos, visión perimetral, dirección de tiro, sistema de gestión de combate, protección electrónica y gestión de comunicaciones) de estos vehículos. El Ejército de Tierra español planea adquirir un mínimo de 500 vehículos de este tipo a partir de 2018.

3.-  Helicóptero de combate NH90.

El sistema de simulación del helicóptero NH90, que Indra se ha adjudicado íntegramente por 77 millones de euros y plazo de ejecución hasta 2020.  (…)  que estarán situados en la base de helicópteros de Agoncillo (La Rioja) y operarán integrados con los simuladores de helicópteros, también desarrollados por Indra, que se encuentran en las bases de Colmenar Viejo (Chinook, Cougar y H135) y Almagro (Tigre). En su conjunto estos simuladores funcionan de un modo completamente integrado y constituyen el centro de simulación militar de helicópteros más avanzado de Europa.

Como se ve, una característica que es importante resaltar es que todos estos contratos se han dado con dos rasgos comunes:

  • En el último mes de la legislatura del PP.  Es decir, el PP antes de irse, y por si acaso, ha intentado dar un buen impulso a Indra y a la industria militar española.
  • Todos los 200 millones se conceden a finales de 2015, pero se seguirán pagando en 2016, 2017 y 2018.  Algunos llegarán a pagarse hasta 2019 y 2020.  Con ello se logran dos propósitos:
    • Hacer más difícil su seguimiento y control.
    • Hipotecar a quién gobierne en los próximos 5 años.  Así, nadie en la industria militar echará de menos al militarismo del PP.

Por último, señalamos que Indra es una de las empresas más importantes en el Complejo Militar-Industrial español, lo cual lo ratifica

 

la propia compañía con las siguientes palabras:

Indra es una compañía de referencia en el mercado mundial de la Defensa y Seguridad que participa en los programas de defensa europeos y españoles más avanzados, tales como el desarrollo del Eurofighter, A400M, helicóptero Tigre, sistema de posicionamiento global Galileo, desarrollo de satélites de observación de la Tierra Paz e Ingenio y los buques más avanzados de la Armada española, entre otros. Sus sistemas de defensa aérea protegen, dentro del mando de la OTAN, el flanco sudoeste del continente europeo. La compañía suministra sus radares 3D a países de los cinco continentes.

Casi nada.

Otros 263,6 millones de euros para construir armas

Almanach+des+Postes+et+des+T%C3%A9l%C3%A9graphes%2C+registre+de+1889+-+Des+soldats+effectuent+diff%C3%A9rentes+t%C3%A2ches+%C3%A0+l%27int%C3%A9rieur+de+la+caserne.+Dans+une+gu%C3%A9rite%2C+un+soldat+monte+la+garde

Nacho

Fuente: Consejo de Ministros

Ha sido el Consejo de Ministros de 19/6/2015 el que ha autorizado al Ministerio de Defensa para que con cargo a presupuestos de años posteriores, comprometa gasto por importe de otros 263,6 millones de euros para financiar los nuevos programas de fragatas de combate F110, los vehículos de combate 8×8 y helicópteros de combate NH-90.

Se trata de un regalo económico que condiciona los presupuestos del futuro, gane quien gane las elecciones, para adquirir nuevos programas de armamentos (PEAS) para potenciar el segundo ciclo de rearme y apuntalar los NH-90 del primer ciclo de Peas.

La justificación del Consejo de Ministos para desembolsar estos 263,6 millones de euros para armas es que

Los citados Programas Especiales tienen unas características de financiación particulares que suponen la realización de continuas adaptaciones durante su desarrollo. En la actualidad, se van a iniciar dos nuevos Programas Especiales (Fragatas F-110 y VCR 8×8) y se reajustan los importes de las anualidades del programa de Helicópteros NH-90, que implican variaciones en las cuantías de los compromisos autorizados por el Consejo de Ministros en el año 2014.

Las Fragatas F110 son el programa más costoso de los que ahora se amplían. En la nota del Consejo de Ministros se señala que

Se propone la realización, vía I+D, de una serie de prototipos tecnológicos que permitan incorporar nuevos sistemas y equipos de origen nacional en futuras plataformas con un grado de madurez técnica adecuado. Para este programa se prevén unas necesidades de financiación de 174.364.424 euros, IVA incluido, cuyo pago se realizará por parte del Ministerio de Defensa en el año 2021.

Los Carros de combate se amplían en 89.298.000 euros y será financiada por el Ministerio de Defensa en el año 2018.

Por su parte, los helicópteros quedan establecidos en 29.608.847,28 euros.

Es muy curioso que mientras el gobierno sigue recortando derechos y prestaciones sociales y llamando a la austeridad, la austeridad  que se predica no tenga la más mínima incidencia en el ejército y en el gasto creciente para adquirir armas innecesarias y que sólo benefician a la industria de la muerte.

EL PP resuelve el dilema “cañones o mantequilla” optando claramente por los cañones, tal vez para reprimir a los que quieren mantequilla. Muy en linea con su liberalismo de toda la vida.

Una vez más, la prensa, hasta ahora, no ha dicho ni pío de este nuevo aumento del gasto militar comprometido.  Tampoco el resto de los partidos políticos.

Suecia también se reama

Imagen de Marc Bres

Fuente:  El País.

El gobierno socialdemócrata sueco ha decidido:

  • mandar 150 soldados a la isla de Gotland, donde no había militares desde hace una década
  • aumentar su gasto en Defensa en 6.700 millones de euros para los próximos cinco años.  Estos fondos adicionales se gastarán, fundamentalmente, en el destacamento de Gotland y en operaciones submarinas.  En 2012 Suecia gastó 5.100 millones de € en Defensa.
  • aumentar la acumulación de efectivos en las fronteras, en lugar de dedicarlos a participar en operaciones internacionales.  Aunque en este último aspecto no descartan movilizar 142 millones más.
  • Hacía 5 meses habían desplegado 200 efectivos en helicópteros y barcos para vigilar el Báltico.

Las razones son la inestabilidad de la región, la multiplicación de las actividades rusas en el Báltico y la guerra de Ucrania.

Todo ello, como en España, basándose en la política de estado, que hace que tanto el centro derecha como el centro izquierda hayan acordado cooperar en asuntos de defensa y seguridad.

Pero, parece, no todo son malas noticias:

Hace unas semanas, Suecia —duodécimo exportador mundial de armas— anunció que cancelaba un importante acuerdo de suministro de material militar con Arabia Saudí debido a la preocupación por los derechos humanos en ese país.

Al menos, el gran exportador de armas y conflictos tiene algunos límites éticos que los dirigentes españoles no poseen.

El Gobierno aprovecha diciembre para aumentar el gasto militar de nuevo

MB+for+RCJ+Trans+and+MAN+Units+of+BLTB

ROBERT HUFFSTUTTER

El Consejo de Ministros de primeros de de diciembre ha servido para que el gobierno vuelva a privilegiar el gasto militar como prioridad número 1 de la política de inversiones.

Por la primera de las decisiones, el gobierno destinará un aumento de 2.266 millones de euros extra a financiar la construcción de 27 unidades del avión A400, según podemos ver en Infodefensa. Estos 2.266 millones de euros “extra” amplían los que se han aprobado con antelación y convierten la cifra de compra de este tipo de armas en sideral. Se podrán gastar desde aquí a 2029, lo que quiere decir que el PP consolida una factura a futuro para que, gane quien gane las próximas elecciones, tengan una deuda asumida con la industria militar.

Por el segundo de los acuerdos, el gobierno permite destinar otros 1.375,2 millones de euros más para mantener los aviones de combate Eurofighter 2000 del Ejército del Aire, lo que de nuevo, hace que la factura de estos chismes se convierta en estratosférica.

Según reseña Infodefensa, la justificación de este segundo gasto es

La cantidad se autoriza como contribución a la agencia internacional de la OTAN encargada de la gestión de los programas Tornado y EF-2000 (NETMA) para, como se ha señalado, financiar el apoyo logístico integrado del programa.

Y la tercera, también señalada por Infodefensa, por importe de otros 333,48 millones de euros, para Navantia.

Según el Consejo de Ministros estos 333,48 millones servirán para

La construcción de los nuevos buques incorporará novedades tecnológicas que serán realizados por Navantia y por la red de empresas que como colaboradores o subcontratistas participan en el desarrollo y suministro de equipos y sistemas para los buques”

La financiación se realizará mediante créditos del Ministerio de Industria a interés cero a Navantia.

Si suma os todas las cantidades, resulta que Diciembre les ha traído a las industrias militares un buen regalo de navidad, con 3.975,68 millones de euros más a sumar a los otros suculentos negocios ya comprometidos.

Podemos hacer una última observación:

Se trata de compromisos a largo plazo contraídos en beneficio de unos pocos, de forma poco transparente, y por políticos comprometidos en las industrias militares, al haber actuado como puertas giratorias entre Defensa y dichas industrias.

Contrasta con la realidad de mayores recortes en los sectores sociales más urgidos y con la desatención escandalosa de las necesidades sociales por parte del poder.

¿Se trata de deuda ilegítima? Nosotros pensamos que sí y que hay que negarle el pago, para rescatar a las personas, no a las industrias militares.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed