Archive for Operatividad Fuerzas Armadas

Cospedal duplicará las maniobras militares en Cataluña en 2018

Imagen de Armada Española

Fuente:  Ok diario.

Parece que volvemos a utilizar el Ejército como en tiempos de la dictadura:  teniendo presencia en los distintos territorios para vigilar y amedrentar al enemigo interno.  Y es que se anuncia que Cospedal quiere duplicar las maniobras del Ejército en Cataluña en 2018.

Hace poco se anunciaba que para final de año se replegarían las fuerzas policiales y militares de la Guardia Civil que se habían desplegado en Cataluña durante meses.

Eso sí, Cospedal, en el ejercicio continuo de cinismo que acostumbra, explica que duplicar las maniobras del Ejército en Cataluña es volver a la normalidad.  Con ello deja clara su idea de normalidad:  militarización de cualquier conflicto político-social.  Feliz año 2018 a tod@s, como se ve nuestra política militarista se verá recrudecida no sólo fuera de nuestro territorio sino dentro.

Para contribuir personalmente a esta normalidad, Cospedal ha participado en las maniobras Eagle Eye en las que

  • el Ejército de Tierra ha contribuido con una unidad de defensa antiaérea y una compañía del Regimiento Príncipe nº 3,
  • la Armada con la Fragata Juan de Borbón, y
  • el Ejército del Aire con 6 Eurofighter.

La ministra sobrevoló la zona de Reus escoltada por dos Eurofighter para comprobar sobre el terreno las actividades militares.

¿Qué aportó la ministra estando en vuelo en las prácticas militares?  Nada, sólo un poquito de turismo militar con el ingrediente añadido de adrenalina al ir en un caza.

En 2014 las maniobras militares en Cataluña fueron 80, es decir, 6’6 al mes.  Una pasada.  Sin embargo y, debido según la versión oficial a los recortes, en 2016 fueron 52 y en 2017 sólo 27.

En total casi 390 prácticas militares en Cataluña en 5 años.  Demasiado.

¿Cuántas se harán en el total del territorio español?  ¿Miles, decenas de miles?

Share

Otra prueba de que lo militar no es serio

Imagen del Ejército del Aire

Fuente:  Defensa.com

¿Despilfarro, principios de locura, descaro total, estar totalmente fuera de la realidad?  Ustedes juzgarán.

Resulta que una tripulación del 333 Escuadrón de la patrulla Marítima de la Fuerza Aérea noruega ha realizado una visita al Grupo 22 del Ala 11 de la Base Aérea de Morón.

¿Qué hacen ahí?  ¿Cuál es la utilidad del viaje?  ¿Tiene algo que ver con la defensa nacional de Noruega, o de España?

Nuestro Grupo 22 aprovechó que pasaban por ahí los noruegos para explicarles algunos planes de modernización de sus aviones P-3B y, también, en qué operaciones en el exterior están enfrascados.

¿Qué les puede interesar a los noruegos de estas explicaciones para hacer un viaje tan largo?  Nada.  Nada, por supuesto.  Nada militar.  Nada lógico.

Resulta que en un viaje que hicieron los españoles a Noruega en 1998 como parte de los intercambios de patrulla marítima realizados a raíz de la adquisición de los aviones P-3B a la Fuerza Aérea Noruega se extravió una roca Elmer “The Rock”.

Lo del extravío no queda claro si fue un error al cargar el avión de vuelta o si la patrulla española lo afanó en un descuido.  Todo indica que es un juego entre diversas fuerzas aéreas mundiales, que además les ayuda a hacer turismo.

Elmer es una roca islandesa de varios miles de años dice la noticia (en realidad que una roca tenga miles de años de antigüedad es como si una persona tuviese unas horas de antigüedad, es decir, muy poco, por lo tanto, suponemos que querrán decir unos cientos, al menos, de millones de años).

Resulta que Elmer fue adoptada por un escuadrón B-24 americano en la Segunda Guerra Mundial.  Desde entonces, Elmer se ha extraviado sucesivamente por varios lugares del mundo, incluso en Corea y Vietnam.

La roca provoca problemas en el centro de gravedad de las aeronaves que la transportan, pero nuestro Grupo 22 la ha llevado a diversos vuelos de operaciones nacionales e internacionales.

¿Se imaginan lo seria que es nuestra defensa militar, lo concentrados que están nuestros militares, lo que se juegan la vida por nosotros, lo que nos defienden de todos los males del universo, y lo concentrados que están nuestros aviadores en defendernos, jugando con la piedrecita?

Una verguenza.

Suponemos que en esta estúpida historia habrá intervenido el espionaje noruego para ubicar a Elmer, y suponemos que nuestro contraespionaje, nuestro CNI habrá hecho todo lo posible para que no pudiesen localizarla.

Mientras esto pasa, se multa a lo manifestantes pacifistas por criticar a la industria del armamento.

El mundo está loco.  Que paren el mundo, que nos queremos bajar.

Share

El cuartel de Loiola en San Sebastián

 

Imagen de Pablo BD

Imagen de Pablo BD

Fuente:  El Diario.

Las primeras declaraciones de la nueva ministra de Defensa, Cospedal, señalan, bien a las claras, su cinismo.

Ante la polémica en Donostia sobre el Cuartel de Loiola, que en múltiples ocasiones ha visto como pedían su cierre en San Sebastián, tanto por Bildu como por el ex alcalde socialista, Odón Elorza, la ministra ha declarado:

su intención de abrir un diálogo con el Ayuntamiento de San Sebastián sobre el cuartel de Loiola, pero ha advertido de que esta instalación es “indispensable” y necesaria” para la defensa nacional

Es decir, van a dialogar a troche y moche pero sin negociar nada y sin mover su posición ni un ápice, lo que se dice estilo PP.  Dialogar para marear la perdiz, no para llegar a acuerdos.  ¿Eso es cinismo?.

Ahora ha sido un diputado del PNV quien ha preguntado a Cospedal sobre el cuartel porque:

Por su parte, el diputado del PNV ha subrayado que la gestión de la zona en la que se ubican los cuarteles es una de la cuestiones más importantes para el Ayuntamiento, ya que se trata de su principal recurso para su extensión y desarrollo urbanístico.

Tras aclarar que se trata de 17 hectáreas para crear un nuevo barrio con más de 1.600 viviendas, Legarda ha criticado que pese a que el Ayuntamiento de San Sebastián intenta negociar con Defensa desde 2003, las conversaciones no se han iniciado.

El PNV lleva años proponiendo el cambio de la actual ubicación de los cuarteles de Loiola de la capital donostiarra y edificar viviendas en el terreno.

Fíjense en las cifras:  17 hectáreas, un nuevo barrio con todas su edificaciones sociales y comunitarias, 1.600 viviendas.  Todo ello es, mejor diríamos no es, un cuartel.

El militarismo afecta de maneras muy diversas a las personas, también lo hace en el ámbito municipal como hemos intentado comentar en estas entradas del blog.  Sobre todo, nos parece importante repasar los datos y denuncias que hacíamos en nuestro estudio:  “Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas“.

Por otro lado, El Confidencial Digital nos recuerda que son muy distintas las verdaderas razones que hacen que Defensa considere esencial el acuartelamiento de Loiola:

una de las razones clave de esta negativa está relacionada con la lucha antiterrorista, concretamente con las labores de control del terrorismo etarra que dirige el Centro Nacional de Inteligencia en San Sebastián y en la provincia de Guipúzcoa.

Las fuentes consultadas aseguran que el cuartel de Loyola “es clave, indispensable” para la obtención de información sobre ETA en el País Vasco. Estas voces explican, discretamente, que las instalaciones son necesarias para la infraestructura comunicativa del Centro, y llevarlas a otro lugar complicaría las tareas de información.

Además, Defensa alude al importante coste económico que supondría el traslado de las dependencias militares a la zona de Antondegi, en el barrio de Martutenecerca del centro penitenciario-. Serían, en total, cerca de 88 millones de euros más el coste del arrendamiento del terreno –o en su defecto, la adquisición de él-.

Y ahora entendemos la noticia en su verdadero contexto.

Es decir, el interés es la lucha contra ETA.  Algo que hace 5 años largos ya no es una realidad.  El ejército sigue en aquella época como si nada hubiera cambiado.  El interés es el espionaje y el control de la población propia.

Por cierto, nos gustaría más que aquellos que piden el cierre del cuartel de Loiola lo hicieran por el interés popular y por la desmilitarización de Guipúzcoa, no para conseguir dar nuevos pelotazos inmobiliarios.

Share

Defensa destinará 823 millones de € a hacer propaganda de Navantia en Australia

Imagen de la Armada Española

Imagen de la Armada Española

Fuente: Contextos.  Blog de Carlos Penedo.

Una y otra vez el Ministerio de Defensa y los militares nos avisan de que, por la crisis, están sufriendo una desinversión que les tiene al límite para garantizar la defensa de España.

Sin embargo, noticias como la que comentamos nos hacen no sólo dudar, sino desmentir, sus continuas y lastimeras quejas.

En los primeros días de enero de 2017 España enviará su buque de guerra más avanzado y moderno, la fragata F-105 Cristóbal Colón, nada menos que a las antípodas, donde permanecerá hasta agosto alquilada a la marina australiana, incluidos sus 200 tripulantes, en un acuerdo entre armadas del que poco sabemos ni ha sido autorizado por el Parlamento ya que no se trata de una participación militar en el exterior al uso. Al parecer, el presupuesto australiano pagará el gasoil, que en expresión del almirantazgo es “mantener su operatividad a coste cero”.

Evidentemente, el personal, las averías y reparaciones las pagaremos todos los españoles con nuestros impuestos.

8 meses en los que las costas españolas van a estar “desprotegidas” desde la óptica militar que sirve para “justificar” los armamentos que poseemos. .

¿Tiene Australia necesidades de defensa acuciantes que le obliguen a alquilar el buque de guerra español?  No.

Es tan sólo una operación comercial.

Una operación que consiste en acercarles el muestrario de las naves que construye Navantia para que se animen a comprar algunas unidades en el futuro.  O quizá no, porque nadie nos asegura que comprarán.

Recordamos que la F-105 Cristóbal Colón nos costó 822’99 millones de € y se construyó en Ferrol por Navantia.  Fue ordenada su construcción en mayo de 2005, fue botada en noviembre de 2010 y se entregó a la Armada, tras dos años de pruebas en octubre de 2012.

4 años después podemos prescindir de ella y puede ir de vacaciones a aguas australianas.

Otras de sus actuaciones en la defensa de España son comentables:

  • En 2014 partió para defender a España de la piratería en las aguas del Océano Índico en la operación Atalanta.  Es decir, esta actuación no tuvo como misión la defensa de nuestras costas, sino la defensa del sector atunero español, allende nuestras fronteras.  Además, en esta misión, su actuación dio lugar a un incidente diplomático:

Tras relevar a la Álvaro de Bazán en Yibuti, y mientras se encontraba en el puerto de esta ciudad africana, el 16 de marzo de 2014 se produjo un disparo accidental del cañón de 127 mm, cuyo proyectil cayó al mar tras sobrevolar un hotel y una mezquita, incidente que obligó a las autoridades diplomáticas españolas a pedir disculpas

  • Su siguiente misión tampoco tuvo que ver con la defensa de España, sino con la defensa de un barco estadounidense:

El 26 y 27 de junio de 2014 dio escolta al crucero estadounidense USS Vella Gulf contra amenaza aérea convencional en su travesía por el Mediterráneo, ya que el buque de la Armada de los Estados Unidos se encontraba configurado con un sistema de combate para interceptar blancos balísticos fuera de la atmósfera terrestre.

  • Su tercera misión fue de entranamiento con naves españolas:

El 11 de julio de 2014 regresó a su base en Ferrol, y se aprovechó su llegada, y el que los otros cuatro buques de la clase se encontraban en su base en Ferrol, para que por primera vez, las cinco fragatas de su clase realizaran ejercicios de adiestramiento conjunto como parte de la 31.ª Escuadrilla de Escoltas de la que forman parte.

  • Su cuarta misión se realizó en Estados Unidos, muy lejos de las costas que debería defender:

A mediados de julio de 2016 certificó en Estados Unidos su sistema de combate en Norfolk junto al destructor estadounidense USS Arleigh Burke

  • Su quinta misión también fue de exhibición en lejanas costas de un país aliado:

Realizó una escala en Halifax, Canadá para apoyar las opciones comerciales de Navantia en un concurso para la construcción de quince fragatas

Con estos datos tenemos claro que:

  • La F-105 Cristóbal Colón no es necesaria para la defensa de España y, por lo tanto es un nuevo ejemplo de despilfarro militar,
  • Va a tirarse un año:  desde agosto de 2016 a agosto de 2017 sirviendo de escaparate para la venta de fragatas a Navantia.
  • La construcción de fragatas en Ferrol y Cádiz es sólo una forma de que los empresarios de la muerte ganen dinero.  No tiene nada que ver con la defensa de España.
  • El sector de defensa de Navantia queda muy en entredicho.
  • La guerra es un negocio.  Y para muchos, es exclusivamente un negocio.
  • Los gestores del Ministerio de Defensa deberían responder ante esta situación irregular.

Si lo anterior es una vergüenza, es necesario señalar que es un vergüenza estructural, que afecta a la forma de hacer del Ministerio de Defensa en su ejercicio habitual:

El despliegue de la fragata en Australia, fuera de casa durante ocho meses, no es una novedad absoluta. Durante todo el año 2013 el Ministerio de Defensa permitió o bendijo que la Armada desplegara en el mismo país el buque de aprovisionamieno de combate Cantabria: se trata de un tremendo buque logístico, 170 metros de largo, puede almacenar en su interior líquidos equivalente en volumen a 10 piscinas olímpicas, construido en los astilleros de Navantia en Puerto Real (Cádiz), entró en servicio en 2010 y costó 300 millones de euros.
Un tercer ejemplo de lo que ya es una costumbre se refiere al Patiño, buque antecessor delCantabria, que estuvo desplegado en Canadá a comienzos de año y en septiembre ha vuelto para allá para integrarse en la Marina Real Canadiense hasta fin de año.

Share

Política de defensa de Alemania

Imagen de Javier Blesa Martínez

Imagen de Javier Blesa Martínez

Fuente:  Ministerio de Defensa.

El Ministerio de Defensa, a través de su Instituto Español de Estudios Estratégicos ha publicado su Cuaderno de Estrategia 179 titulado “Análisis comparativo de las capacidades militares españolas con las de los países de su entorno”, de 271 páginas.

Concretan con las capacidades militares de 5 países:  España, Gran Bretaña, Alemania, Francia, e Italia.

Nos parece una gran iniciativa porque así podremos comparar, con números en la mesa, nuestra política con la de los demás países europeos que marcan la pauta en política de defensa.  Pero, …, tenemos que tener en cuenta la visión sesgada y promilitar del informe.  No sabemos si los datos que ofrece van a ser rigurosos y reales, sobre todo, teniendo en cuenta el despropósito informativo de nuestro Ministerio de Defensa.  Tengamos en cuenta que ellos sólo reconocen, como explicamos en nuestro informe:  “Gasto Militar 2016” 5.787’89 millones de € y nosotros demostramos que el gasto militar español para 2016 llegará, al menos a 30.928’86 millones de €.

Los contenidos los estructuran en

  • La política de defensa.
  • Capacidades terrestres.
  • Capacidades navales.
  • Capacidades aéreas.
  • Capacidades económicas e industriales.
  • Conclusiones finales.

Iremos resumiendo las características de cada uno de los países en una serie de publicaciones.  Hoy nos centramos en Alemania.  El análisis está firmado por el coronel y analista de IEEE Ignacio Fuente Cobo.

En cuanto a la política de defensa alemana, la primera idea que analizan es la del contraste entre su habitual línea débil en política de defensa

la política de seguridad y defensa de Alemania, el primero de los países considerados, se ha venido caracterizando desde el final de la Segunda Guerra Mundial por mostrar una identidad muy débil. Hasta fechas muy recientes, Alemania ha constituido la expresión tenaz de la continuidad ideológica reflejada en una cultura de contención militar extrema, con independencia de la tendencia política del partido en el Gobierno en cada momento. A diferencia de otros campos del poder nacional —como es el económico— en el que no ha rehuido ejercer el liderazgo europeo, Alemania se ha refrenado de hacer lo mismo en el campo de la seguridad.

por un interés reciente en potenciarla y convertir a Alemania en un, o en el, líder en cuestiones de defensa en Europa y en la OTAN, llegando, incluso, a decir que

Alemania debe hacer más para garantizar una seguridad que otros le han proporcionado a ella durante décadas.

Las causas de esta situación pueden encontrarse en:

la repercusión sociológica de la derrota en la Segunda Guerra Mundial, que configuró una Alemania educada durante generaciones en la aversión al militarismo y el expansionismo militar, al tiempo que sometida a numerosas restricciones legales en cuanto al uso del poder militar.

Puede, por tanto, afirmase que los efectos traumáticos de la Guerra Mundial, junto con el profundo pacifismo de una sociedad que conserva el estigma de las atrocidades del pasado, se han traducido en un bajo interés por los temas de seguridad y defensa

El lenguaje, y las ideas, guerreristas e intervencionistas se reflejan en este análisis del IEEE, en el que no es la idea de defensa lo que domina, sino las ansias por utilizar el instrumento militar para avanzar en los intereses nacionales.

Las líneas básicas de la política de defensa alemana han sido:

Alemania siempre ha sido firme partidaria del multilateralismo en las relaciones internaciones y particularmente en las intervenciones armadas, siempre en el marco de la OTAN o, aún mejor, de la Política Común de Seguridad y Defensa de la Unión Europea

Es de destacar que en Alemania existe una institución, peculiar en el entorno europeo, llamada Comisionado Parlamentario para las Fuerzas Armadas, una especie de Defensor del Soldado con jurisdicción específica y responsabilidad de supervisión sobre las Fuerzas Armadas que no depende del Gobierno, sino del Parlamento (https://www.bundestag.de/htdocs_e/ bundestag/commissioner, donde pueden encontrarse igualmente sus últimos informes anuales, el último de fecha enero de 2015).

La reticencia alemana al intervencionismo se puede ejemplificar en que

durante la crisis de Libia de 2011, en la que Alemania se abstuvo de votar favorablemente la resolución 1973 del Consejo de Seguridad que autorizaba una intervención limitada en este país, o en el escaso apoyo que prestó a la intervención francesa en Malí durante la operación «Serval» en enero de 2013.

Los fundamentos de la política de defensa alemana.

No obstante, los dos pilares fundamentales de la política de defensa alemán (OTAN y Unión Europea) permanecen inmovibles, hasta el punto que más que una política de seguridad y defensa propiamente alemana se puede hablar propiamente de dos políticas diferentes, una para cada organización. La primera, atlántica, desempeña el papel de la defensa clásica y constituye el marco preferido de acción militar para Alemania, mientras que la segunda, europea, está orientada más bien a la gestión de crisis. Esta ambivalencia en cuanto a su seguridad, unida a los cambios que están experimentando ambas organizaciones, hace que la política de defensa alemana siga siendo más reactiva que proactiva.

Alemania tiene un Libro Blanco de la Defensa de 2006, actualmente en vigor, pero los problemas en Ucrania y la opción militarista de Rusia le han llevado a estar tramitando uno nuevo en la actualidad.  El proceso del nuevo Libro Blanco se ha iniciado en febrero de 2015 y en él están participando no solo militares, sino expertos civiles, representantes de diferentes ministerios, de partidos políticos y las empresas de armamento germanas.  Parece ser que esta nueva versión opta por

  • remilitarizar las acciones en el exterior.  Berlín decidió el aumento del número de sus instructores militares en la misión de la Unión Europea en Malí (de 180 a 250, y el apoyo con capacidades de transporte a la misión de la Unión Europea en la República Centroafricana.  Aunque sigue manteniendo no traspasar la línea roja de no mandar tropas de combate y parece más probable que se decida por apoyos financieros para librarse de la presión de contribuir militarmente.  Pero parece claro que, poco a poco, Alemania va dando pasos para el intervencionismo militarista, como pone de manifiesto que desplegará 6 aviones Tornado y un satélite SAR, además de una fragata que escoltará al portaviones francés Charles de Gaulle en el Mediterráneo oriental. También aportará 1.200 militares en una misión contra el Daesh. La misión costará 134 millones de euros hasta finales de 2016.
  • remilitarizar el Este de Europa para hacer frente a Rusia.

La reforma de la defensa alemana.

En 1994 el Tribunal Constitucional Federal fallaba que

el fallo del Tribunal Constitucional Federal en 1994, que declaraba legales los despliegues operativos de las Fuerzas Armadas alemanas (Bundeswehr) fuera del territorio nacional

ello ha permitido a la Bundeswehr transformarse, pasando de ser una fuerza orientada exclusivamente a la defensa del territorio nacional, muy numerosa, pesada y basada en el servicio militar obligatorio, a una entidad totalmente profesional, mucho más reducida, ligera y orientada a las operaciones de proyección.

Esta profunda transformación del modelo militar alemán ha tenido lugar en medio de un prolongado recorte presupuestario, junto con un colosal esfuerzo para integrar simultáneamente las Fuerzas Armadas de la antigua República Democrática Alemana (RDA) como consecuencia de la reunificación. En este sentido las Fuerzas Armadas de la República Federal se convirtieron en uno de los pilares fundamentales de la unificación nacional, por lo que no es de extrañar que Alemania optase por esperar hasta el año 2011, una vez el proceso de reunificación estuviese consolidado y más de un decenio después de países como Francia o España, para transformar sus Fuerzas Armadas en totalmente profesionales y voluntarias.

En el año 2010, Alemania lanzó la que puede considerarse la mayor reforma de sus capacidades de defensa desde el establecimiento de la Bundeswehr, una reforma que debe estar concluida en 2017

Respecto al nivel de ambición, declaraba:

  • su disposición para convertirse en nación marco de una organización operativa multinacional con capacidad de integrar fuerzas de otros países, para lo que necesitaba contar con fuerzas capaces de operar en todo el «espectro del conflicto».  Alemania pretende ser la nación marco que ofrece el esqueleto al cual se enganchan los países más pequeños para hacer sus contribuciones específicas. Aquí Alemania ve una oportunidad especial de compensar las reducciones, integrando dentro de sus estructuras marco a los países de su entorno, con especial preferencia por los cuatro de Visegrado (República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia), Nordefco (Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia) y Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo). Además, el trabajar en ámbitos militares multilaterales da a la defensa un carácter políticamente más aceptable ante la sociedad alemana, que las iniciativas militares unilaterales germanas.
  • El objetivo de «fuerza desplegable» y «sostenible» en diferentes operaciones de gestión de crisis se cifraba en diez mil efectivos.  A diferencia de Reino Unido y Francia, no identifica explícitamente un «esfuerzo máximo temporal» de Fuerzas en operaciones de alta intensidad. Se significa que el actual ciclo de disponibilidad alemán implica despliegues operativos de cuatro meses seguidos de un período intermedio de descanso y adiestramiento hasta un nuevo despliegue en veinte meses, incluyendo seis meses previos de adiestramiento pre-despliegue.
  • Mientras el anterior Nivel de Ambición del año 2003 contemplaba una fuerza desplegable de 14.000 para un total de 245.000 que formaban la Bundeswehr, el actual Nivel de Ambición prevé reducir este número a 10.000 soldados en operaciones para un total de 185.000.
  • Alemania prevé también reducir sus presupuestos de defensa centrándose en las misiones más probables de prevención de conflictos internacionales y de gestión de crisis, es decir, en lo que ha venido a denominarse operaciones de estabilización.
  • La idea fuerza que subyace debajo de este concepto es la de mejorar el sostenimiento y mantener las capacidades críticas, actuando en marcos multinacionales, en las que otros países cubren las carencias propias, y realizando un planeamiento de la defensa combinado con otros países.

Posteriormente, en junio de 2012, se concretaron los planes de implementación de la reforma que están actualmente en desarrollo, estimándose que tres cuartas partes de los objetivos deberían haber sido alcanzados ya en 2015.

Las opciones alemanas en cuanto a personal son las siguientes:

  • el objetivo es disponer en 2017 de 185.000 militares en activo y 55.000 empleados civiles (reduciendo 75.000 militares y 20.000 civiles respecto de las cifras de personal de 2010).
  • El ejército quedaría reducido a unos 57.000 soldados, junto a 23.000 militares del ejército del aire (Luftwaffe) y unos 13.000 marinos.
  • Respecto a las reservas, la aspiración es de disponer de 6.000 reservistas organizados en doce unidades, si bien la reorganización de las fuerzas en activo ha retrasado la implementación de la reserva.
  • Optan por una logística conjunta, el «Servicio de Apoyo Conjunto», que comprende 36.000-46.000 efectivos, y un servicio médico conjunto con 15.000-19.000 efectivos.

El problema presupuestario.

Alemania se muestra dispuesta a aumentar su gasto en defensa de acuerdo con las directrices de la OTAN de alcanzar el 2% del PIB y para lograrlo el Gobierno federal ha acordado irlo aumentando gradualmente desde el actual 1,2%, uno de los menores de Europa, de acuerdo con su actual ciclo de planificación financiera previsto hasta 2019, según las cifras del siguiente gráfico:

proxima-evolucion-presupuesto-defensa-aleman

Pero es de destacar que esto no es más que un modelo de planificación y no tiene carácter vinculante.

Alemania parece haber descubierto, al igual que otros países antes que ella, que la sustitución del servicio militar obligatorio por un ejército profesional, algo imprescindible para la realización de operaciones expedicionarias de proyección de fuerzas, no implica un ahorro presupuestario sino todo lo contrario

Alemania, como España tiene problemas con los suministros armamentísticos que reciben de la industria militar, que destaca nuevamente por sus bajísimos niveles de calidad:

Es de señalar que a finales de septiembre 2014 salieron a la luz informaciones que indicaban que los principales sistemas de armas del ejército alemán estaban en un nivel de operatividad muy bajo y que Alemania apenas podía cumplir sus compromisos con la OTAN.  Los principales problemas se referían a plataformas aéreas, como los aviones de transporte C-160 Transall y helicópteros como el terrestre NH-90 y los navales Sea King y Sea Lynx, aunque la descripción general de todos los sistemas de armas era alarmante. Respecto a medios terrestres, solo 280 de 406 vehículos de combate (VCI) Marder y 70 de 180 vehículos blindados Boxer fueron calificados como «operativos y desplegables», en la misma categoría solo entraban 10 de los 31 helicópteros de ataque Tigre y 8 de los 33 NH-90.

La combinación de este cambio hacia políticas más intervencionistas y la nefasta gestión de la industria militar ha provocado algunos cambios de tendencia apreciables:

el Gobierno germano haya decidido en abril de 2015 incrementar su fuerzas acorazadas de cuatro a seis batallones, a fin de aumentar su capacidad de disuasión. Es la primera vez en muchos años que Alemania en lugar de reducir sus fuerzas las aumenta y puede ser un indicio de lo que depara el porvenir y de un proceso que se presenta también inevitable en el resto de socios europeos. Como signo del cambio de tendencia, en noviembre de 2015 el Bundestag aprobó un incremento de 1,32 billones de euros para el presupuesto de Defensa de 2016 y, en respuesta a los recientes problemas en el campo de los programas de armamento, la ministra Von del Leyden anunció que, para remediar las carencias detectadas, se gastarían unos 130 billones de euros hasta 2030 en este campo

 

Share

El BAC Cantabria no ha sido nunca necesario para la defensa española

Imagen de armada.mde.es

Fuente:  Infodefensa.

El Cantabria, buque de aprovisionamiento en combate (BAC) va a prestar servicio próximamente a la marina de Canadá.  La razón, los canadienses se han quedado sin capacidad de abastecimiento a sus barcos en alta mar.  La previsión es que el apoyo se haga en periodos discontinuos a lo largo de 2016.

Según los militares esto contribuirá a expandir el prestigio de nuestra armada.

Actualmente se están negociando los detalles sobre el acuerdo técnico.  ¿Qué diputado preguntará al Ministro de Defensa para que informe a la ciudadanía?  ¿Se debatirá su papel en la Comisión de Defensa? Suponemos que no, como siempre.

Los militares y los militaristas españoles no dejan de sorprendernos.  Ahora están de acuerdo en utilizar el segundo buque en tamaño de la Armada española  en Canadá, sin que ello socave la seguridad española.  Si es así, y el BAC Cantabria puede estar de un lado para otro durante 2016 es que, realmente, no lo necesitamos para defendernos y, por lo tanto, es un despilfarro más de nuestros ejércitos.

Parece que más que la seguridad lo que interesa es el dinero que se pueda recaudar.  No hay que olvidar que el BAC Cantabria estuvo en Australia desde febrero a noviembre de 2013 para mostrar lo buenos que eran los barcos de Navantia.  Lo cual nos reafirma en que es totalmente innecesario para la Armada española.  En Australia, además de las excusas que ofrecen los militares para justificar allí su presencia, su función principal era exhibirse para que la Armada australiana se decantase por este modelo español cuando ampliasen su flota.  Recordamos que en tan inútil trabajo se desplazó durante 77.700 km., lo cual supone unos gastos en combustibles inmensos y a cargo del erario público  y una huella ecológica tremenda, sobre todo para no contribuir en nada a la defensa nacional.

Es decir, el BAC Cantabria no ha servido durante una buena parte de su existencia para consolidar la defensa española, pues no está pensado para esto, sino que ha tenido como función ser un representante internacional de la industria militar española.

Los BAC cuestan 183 millones de € por unidad.  Cuenta con una dotación de 164 marineros.  Demasiado dinero y demasiado personal para tirarlos en auxilio de otras flotas y para que sea un anuncio navegante de la industria militar.

Share

Trident Juncture: invasión total

 

Imagen de www.castelvetranoselinunte.it

Todos los medios se lanzan, con entusiasmo, a anunciar que entre el 3 de octubre y el 6 de noviembre de 2015 se realizará en España el ejercicio de la OTAN Trident Juncture (Coyuntura Tridente).

Los medios afines al militarismo titulan que seremos anfitriones, que se confía en nosotros, que qué ilusión.

El proceso de planificación ha sido largo, comienza en enero de 2013, son 34 meses de preparativos, como se ve en este gráfico:

No es, en contra de lo afirmado, una reacción a la crisis ucrania, sino algo que previamente se había decidido ya.  Es decir, la crisis ucrania y todo lo que ocurre en los países árabes no son más que meras excusas para desarrollar el militarismo OTAN.

Ya se informaba de ello en la Revista Española de Defensa en septiembre de 2014:

En el otoño de 2015, España y Portugal, con el apoyo aéreo de Italia, acogerán el ejercicio Trident Juncture, el primero de una serie de maniobras con las que la OTAN pretende mantenerse en forma para afrontar los retos del futuro. Dirigido por el Mando de Transformación, será un ejercicio de «alta intensidad y alta visibilidad» que permitirá a los aliados materializar en acciones concretas la Iniciativa de las Fuerzas Conectadas, cuyo objetivo es que las tropas de la OTAN sigan preparadas para reaccionar frente a una crisis tras el fin de las operaciones en Afganistán a finales de este año.

Es decir, como ahora no entrenamos tanto a nuestras tropas en Afganistán, hay que hacerlo en algún país que se le parezca:  España.

En el ejercicio se pondrán en práctica las capacidades de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (Nato Response Force, NRF) de cara a 2016, año en el que España tendrá a su cargo el componente terrestre. Además, podría servir de banco de pruebas a la nueva fuerza de intervención rápida definida en la cumbre de Gales como Punta de Lanza de la OTAN, una fuerza compuesta por hasta 5.000 efectivos capaz de desplegarse en 48 horas para atender situaciones de crisis en el Este y en el flanco sur de la Alianza. El ejercicio Trident Juncture se desarrollará en la zona del Estrecho y estará ambientado en un escenario adaptado a las nuevas amenazas, como la ciberdefensa, incorporando al mismo las lecciones aprendidas en dos décadas de operaciones en Afganistán, Kosovo y otros escenarios. A las fuerzas sobre el terreno se sumarán capacidades aéreas, marítimas y de operaciones especiales, así como elementos de inteligencia y de vigilancia y reconocimiento. En total, podrían participar más de 20.000 militares, cifra que aún pueden variar en función de las aportaciones de los países. En cualquier caso, será el mayor ejercicio llevado a cabo por la OTAN desde el fin de la Guerra Fría.

Como se ve, tras un año de preparativos la cosa va a ser aún peor de lo que pintaba:

El macroejercicio constará de dos fases: una de ejercicio de puesto de mando, del 3 al 16 de octubre, y otra “real”, del 24 de octubre al 6 de noviembre. En esta segunda fase, según ha explicado Morenés, se desarrollarán diferentes operaciones terrestres, marítimas y aéreas: operación ofensiva terrestre, desembarcos anfibios, lanzamientos paracaidistas, acciones en ambiente urbano, actuación de fuerzas de operaciones especiales e intervención en ambiente NRBQ, entre otras.

Se llevará a cabo en 16 escenarios distribuidos en España, Italia, Portugal y aguas del Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Ello supondrá el despliegue en suelo español de unos 20.000 militares que se repartirán en ocho ubicaciones, entre ellas San Gregorio (Zaragoza), Chinchilla (Albacete), Sotomayor (Almería), Sierra del Retín (Cádiz), Base Aérea de Albacete, Base Aérea de Son San Joan (Palma de Mallorca), Base Aérea de Torrejón (Madrid) y Base Aérea de Zaragoza.

España aportará unos 8.000 efectivos, de los que más de 4.702 son de Tierra, que contarán con 23 carros de combate, 93 blindados y seis helicópteros. Otros 2.650 efectivos son de la Armada y contarán con 13 buques, cuatro helicópteros y dos aviones.

Y otros 516 del Ejército del Aire, que llevarán 29 aviones (12 Eurofighter, 12 F-18, dos C-295, un C-235, un C-130 y un Falcon 20/EW) y dos helicópteros. El ejercicio servirá para evaluar y certificar la Fuerza de Respuesta de la OTAN que liderará España en el primer semestre del próximo año.

Con sede en Bétera (Valencia), España asumirá el mando del componente terrestre, con una fuerza de reacción de tres brigadas multinacionales, que podrá actuar como “punta de lanza” de la OTAN.

A pesar de que todo es destacable, queremos hacer hincapié en algunos aspectos:

  • Nada se informa de dónde serán los desembarcos anfibios, la operación ofensiva terrestre, los lanzamientos de paracaidistas, las acciones en ambiente urbano, (sí, sí, leen bien, en ambiente urbano, hemos de interpretar que alguna ciudad española habrá sido elegida para ser intervenida militarmente, suponemos que será alguna con alcalde nuevo no demasiado afecto al militarismo), etc.  Este detalle informativo es importante porque, suponemos, algo tendrán que decir ante el avasallamiento militarista de la OTAN aquellas personas que estén tomando el sol en la playa desembarcable, los ciudadanos cuyas actividades se vean interferidas por tan bestial despliegue.
  • ¿Dónde estarán los 16 escenarios militares?  ¿Por qué se han elegido estos sitios?  ¿A quién han consultado o pedido permiso?  Habrá poblaciones, sitios naturales, etc., que pasarán a ser “escenario militar”.  ¿Con qué compensaciones?  ¿Con qué controles?  ¿Con qué cortapisas para no perjudicar la normal vida de los civiles y la naturaleza?  ¿Quién se hará cargo de los impactos medioambientales que provoquen?  ¿Cuál será la huella ecológica?  ¿Quién se hará cargo de las interferencias que se hagan con la aviación civil?

La aportación española será bestial:

  • España aportará unos 8.000 efectivos,
  • de los que más de 4.702 son de Tierra,
  • que contarán con 23 carros de combate,
  • 93 blindados y
  • seis helicópteros.
  • Otros 2.650 efectivos son de la Armada y contarán con
  • 13 buques,
  • cuatro helicópteros y
  • dos aviones.
  • Y otros 516 del Ejército del Aire, que llevarán
  • 29 aviones (12 Eurofighter, 12 F-18, dos C-295, un C-235, un C-130 y un Falcon 20/EW) y
  • dos helicópteros.

Casi 8.000 efectivos y 172 aparatos de guerra.  Pero, además, habrá que sumar las aportaciones de los demás países.  Durante más de 1 mes, aunque lo peor tendrá lugar entre el 21 de octubre y el 6 de noviembre.

La primera fase, fase de puesto de mando, tendrá lugar entre el 3 y el 16 de octubre

y tiene por finalidad la evaluación y certificación de la estructura de mando de la Fuerza de Respuesta de la OTAN para 2016. Los lugares en los que se desarrollará será en varias unidades militares de Alemania, Bélgica, Canadá, España, Holanda, Italia, Portugal, Reino Unido, y en aguas del Atlántico y Mediterráneo.

La segunda fase, fase real,

del 24 de octubre al 6 de noviembre, tendrá lugar diversas operaciones terrestres, marítimas y aéreas, y se ubicará en 16 lugares distribuidos en España, Italia, Portugal, y aguas del Atlántico y Mediterráneo.

También nos parece curioso lo siguiente:

Debido a la entidad de la fuerza que desplegará en el territorio nacional, se prevé la asistencia de observadores internacionales. Además, como consecuencia de las responsabilidades adquiridas por España como Estado firmante del documento de Viena de 2011 sobre Medidas de Fomento de la Confianza y Seguridad de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), España invitará a todos los países de la organización.  (…)  Este ejercicio contará también con la participación de observadores de la Unión Africana y de naciones amigas, entre las que se encuentran -a petición de España- Brasiol, Colombia, Marruecos y Túnez.

¿Se supone que, también, hemos de correr con sus gastos de desplazamiento y estancia, ya que somos anfitriones?  ¿Cuál es la partida presupuestaria en la que figuran estos gastos y todos los de la Trident Juncture?

¿Quién pagará esto?  ¿Quién lo controlará y auditará?

Sólo sabemos que:

ha sido programado por el Mando Aliado de Transformación, con sede en Norfolk (Virginia), y será dirigido por el Mando Aliado Conjunto, con sede en Brunssum (Holanda)

Lo cual no nos deja mucho más tranquilos.

Además, por si todo esto fuera poco, habrá otros 10.000 efectivos fuera de España, en Portugal e Italia.  En total participarán soldados de 30 naciones.

Los objetivos serían:

  1. Mostrar fuerza ante los riesgos que nos pueden llegar tanto del Este como del Sur.
  2. certificar la plena capacidad operativa de la Fuerza de Respuesta Rápida (NRF) de la OTAN, cuya “punta de lanza”, la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF) liderará España el próximo año 2016. Esta punta de lanza (compuesta por hasta 6.000 militares, de ellos unos 3.500 españoles) tendrá la capacidad de desplegarse en cualquier rincón del mundo en un máximo de 72 horas.

¿Qué deuda nos generarán estos entrenamientos militares?

Suponemos que Rajoy no convocará las próximas elecciones nacionales en estas fechas, con un país multiintervenido, pero, nunca se sabe.

Share

La estructura de la Defensa

Fuente:  Estado Mayor de la Defensa.

El Estado Mayor de la Defensa ha sacado un material muy bien editado y muy claro sobre la estructura de la defensa.  Les felicitamos por ello, sobre todo teniendo en cuenta que habitualmente no se dedican a difundir sus entresijos a la población civil de forma clara ni transparente

Es lógico que no estemos de acuerdo en algunas de las funciones que se autootorgan las Fuerzas Armadas, como, por ejeplo, ser instrumento eficaz en la acción exterior del Estado.  Tampoco estamos de acuerdo en la habitual indefinición de las labores y objetivos de las FAS, donde nos dicen de forma un tanto vacía: “a las amenazas tradicionales se han unido otras”

Bajo el epígrafe de “Fuerzas Armadas equilibradas y responsables” hablan de que las FAS “son responsables ante la Sociedad del cumplimiento de sus cometidos“, sutil manera de no decir nada disimulando que están hablando.  Curioso.  Nunca consultan a dicha sociedad para definir los objetivos de las FAS, ni lo que se debe gastar en ellas, ni lo que hay que defender ni cómo, pero ellos son responsables bla, bla, bla.

Aunque el material está muy bien editado, hay que reconocer que los militares no ponen especial cuidado en ser entendidos.  Usan muchísimas siglas para cualquier cosa. Siglas que distraen más que informan:  así, el MOPS es el Mando de Operaciones, y lo componen:

  • el MCCD:  el mando de Ciberdefensa,
  • el MCOE:  mando de Operaciones Especiales,
  • la UME:  Unidad Militar de Emergencias,
  • la MVSM:  mando de Vigilancia y Seguridad Marítima,
  • el MDOA:  mando de Defensa Aérea,

Luego nos dicen que:

El empleo de las Fuerzas Armadas se materializan mediante la actuación de la Fuerza Conjunta, dispuesta para ser empleada en cualquier momento y lugar, de acuerdo a los intereses nacionales.

Se componen de 67.000 efectivos.  27.000 en el núcleo de Fuerza Conjunta y 40.000 como reserva para asegurar rotaciones.

Del núcleo de Fuerza Conjunta hay 12.000 efectivos permanentes para cometidos de la Defensa Nacional (vigilancia marítima, defensa aérea, ciberdefensa, inteligencia, reconocimiento y vigilancia, colaboración con autoridades civiles, …) y 15.000 para contingencia o reacción rápida.  De ellos 5.000 son de reacción (actuaciones fuera del territorio nacional) y 10.000 para actuaciones combinadas con aliados (en dos escenarios: alta intensidad limitada en el tiempo, y baja-media intensidad de duración sostenida).

Parece, pues, que con 67.000 efectivos nuestras FAS estarían servidas.  El resto es sobredimensionamiento y despilfarro, dado que no hacen nada ni nada tienen previsto.

Por cierto, quedaría por divulgar cuántos mandos, oficiales, suboficiales y tropa hay en cada uno de estos núcleos de la Fuerza Conjunta. Nos sorprendería.

Esta infografía es complementaria del BOE de 21 de Enero de 2015 por el que se desarrolla la organización básica de las Fuerzas Armadas.

fuerza conjunta

 

 

 

 

 

Share

10.000 kg de bombas contra Bardenas Reales

Fuente:  Por Tierra, Mar y Aire.  Abc.

Creemos recordar que hace algo más de un año el Ministro de Defensa, Morenés, se descolgaba con la tontería de que las maniobras militares en Bardenas Reales deberían ser consideradas como gasto social.

Pues parece ser que durante esta última semana de mayo han vuelto a reventar el Parque Natural y Reserva de la Biosfera con más gasto social.  Detallamos:

  • Participaron 20 F-18, 2 Eurofighter y 2 F-5.  En total 22 aviones, de todos los escuadrones de España.  Pensamos que Morenés lo podría catalogar de democrático y con alta participación de todas las Comunidades.
  • Se lanzaron 32 bombas (10.000 kg de explosivos).  Pensamos que Morenés puede argüir que hubo gasto social para todos.

Nos impresiona la sangre fría del militarismo:

Al acto asistieron el jefe de Estado Mayor del Aire (Jema), general Javier García Arnáiz, y el comandante del Mando de Operaciones (CMOPS), almirante Teodoro López Calderón, entre otras autoridades militares.

Al acto.  ¡Al acto!  Parece una obra de teatro al aire libre, un espectáculo al que se va a disfrutar, un solaz para la gente de las cercanías de Bardenas, otro esfuerzo más del Ministerio de Defensa para dejar clara cuál es su acción social para esta comarca: lanzale 10.000 kg de explosivo.  Además, se debió invitar a un nutrido grupo de periodistas afectos a la causa del militarismo.  Todo un espectáculo.

Como se puede comprobar hubo muchos objetivos en este acto:

El objetivo de este ejercicio, como explicó el propio Jema, es «mejorar el adiestramiento de pilotos y armeros con material explosivo, así como la capacidad de los equipos de desactivación y comprobar el estado de los lotes de bombas y armamento». Además, evaluar las capacidades de los diferentes sistemas de armas, en la suelta y precisión del armamento real empleado.

Algunas pruebas del acto:

 

Además, este es el más grande de los ejercicios que se hacen en Bardenas en un año, no el único.  A continuación reproducimos un vídeo de 2014 en el que el costosísimo pero malísimo armamento militar se encasquilla en plenas maniobras.

 

¿Cuantos kilos de bombas ha de sufrir Bardenas para dejar de ser polígono de tiro? ¿Compensa recibir un canon para permitir estos desmanes?

 

Share

La OTAN presiona a Defensa

Imagen de Jos van Zetten

Fuente:  El Confidencial Digital.

1.-  La OTAN presiona a Defensa por la baja operatividad de nuestras fuerzas armadas:

La advertencia más severa la recibió el Ministerio de Defensa a finales de 2013, tal y como publicó El Confidencial Digital. En informes anuales sobre el estado de operatividad las fuerzas aliadas, España figuraba al borde de la inoperatividad.

El balance que hacía la Alianza sobre las Fuerzas Armadas españolas apuntaba que, en caso de mantenerse los recortes, la capacidad operativa quedaría por debajo del ‘estándar’ exigido por la OTAN. Una cuestión “preocupante” aseguraba entonces fuentes militares con acceso a documentación reservada.

Entre las cuestiones que más habían despertado la atención de la Alianza se encontraban los recortes en materia de formación –salidas al mar, maniobras con fuego real, horas de vuelo de entrenamiento- y en materia de mantenimiento de armamento y vehículos –carros ‘hibernados’, unidades dadas de baja prematuramente…-.

2.-  La OTAN tiene información reservada sobre la operatividad de nuestras fuerzas armadas.  Los parlamentarios no, la sociedad tampoco.  Parece ser que los que pagamos nuestras FAS no tenemos derecho a saber nada de ellas porque se lesionaría la seguridad nacional, sin embargo, los militares y altos cargos de otros países sí.

3.-  Algún partido político con parlamentarios debería pedir dichos documentos y hacerlos públicos para que fuesen analizados democráticamente por las Cortes y la sociedad.

4.-  ¿Cuáles son los criterios de operatividad que esgrime la OTAN?  Se deberían conocer públicamente.  No debería de haber secretismo en un tema tan importante.  Deberíamos poder opinar si son correctos  o no, asumibles por nuestra realidad social y económica o no, correctos para nuestros intereses internacionales o no.

5.-  ¿Quién determina los niveles de operatividad de las FAS españolas?  ¿La OTAN?  Entonces, ¿no somos soberanos?

6.-  Quizá la OTAN también tenga algo que decir sobre los habituales despilfarros en nuestras fuerzas armadas.  Pueden consultar nuestro blog, donde las entradas sobre el tema del despilfarro militar ya son bastantes decenas.  Y quizá se les ocurra relacionar estos despilfarros a manos llenas con la operatividad de nuestras fuerzas armadas.

7.-  También se nos ocurre que la OTAN puede estar mal informada.  Un ejemplo:  el Estado alardea de un gasto en defensa de 5.767’77 millones de €, cuando la realidad es muy distinta, según nuestros cálculos, siguiendo criterios OTAN, el verdadero gasto militar es de 23.373’93 millones de €.  Es decir, Defensa oculta el 75’32 % del Gasto Militar.  Un 5’31 % de todos los presupuestos y un 2’19 del PIB (ojo, hay que tener en cuenta que la OTAN pretende que subamos a un 2 % de gasto militar con respecto al PIB, y ya lo hemos sobrepasado).

Quizá, Defensa tampoco les tenga muy bien informados en el tema de la operatividad.

Y quizás sea todo una patraña para reclamar a nuesta desinformada y proclive casta parlamentaria más recursos para el creciente militarismo de la OTAN.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed