Archive for Ministerio del Interior

La Guardia Civil no quiere ser militar, un paso más para el transarme

Imagen de Aitor Méndez

Fuente:  Público.

Tres de cada cuatro agentes de la Guardia Civil (el 75,77 por ciento) se pasarían a la Policía Nacional, y la mitad de ellos alega como razones fundamentales para ese cambio el régimen disciplinario del instituto armado y su carácter militar.

Son las conclusiones de una encuesta que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria en el cuerpo, ha realizado entre los agentes para pulsar su opinión después de que el Ministerio del Interior haya propuesto en el proyecto de ley de personal de la Policía una «pasarela» para que puedan acceder a ella agentes de otras fuerzas de seguridad, entre ellas la Guardia Civil.

Por lo tanto, parece claro que los guardias civiles, de manera masiva, están más por las labores policiales que por las militares.

Las razones son el carácter militar y el régimen disciplinario derivado de dicho carácter que siguen manteniéndose en el cuerpo.  Más claro agua.  Lo militar no gusta ni tan siquiera en la Guardia Civil.  Es mucho decir.

Tamaño desinfle nos hace pensar que quizá la militarización de muchas actividades que podrían ser perfectamente civilizadas tampoco son agradables para los guardias civiles ni a la sociedad española.

El SEPRONA (servicio de protección a la naturaleza) podría ser tranquilamente civil y no chuscamente militar, la labor en las carreteras otro tanto, la lucha contra el narcotráfico podría también civilizarse un poco, como la labor de vigilancia de  aeropuertos y otros espacios similares, que  podrían también civilizarse sin ninguna reticencia social.  Si esto es así, lo único que falta es la voluntad política y demilitarización al canto.

Confiamos en que en la peregrinación a Lourdes de la Guardia Civil para este 2015, sufragada con el dinero del erario, por supuesto, encuentren la inspiración necesaria para progresar en su desmilitarización.  Nosotros, sorprendentemente para ellos, les apoyaremos en esa rogativa, aunque se ahorren el viaje.

En nuestra agenda política figura el término transarme.  Se basa en la progresiva desmilitarización y en la construcción paralela de una alternativa noviolenta de defensa.  Una de las objeciones que nos suelen poner es la poca gracia que les haría a los militares.  Sin embargo, esta encuesta nos hace ver algo más posible la consecución de la desmilitarización de la Guardia Civil sin que hayan ruido de sables ni peligro de involución al franquismo.

Share

La militarización y el intervencionismo de la Guardia Civil

Imagen de Escalepade

Fuente:  Estrella Digital.

Jugosísimo el artículo de Carlos Penedo en la Estrella Digital.

1.-  Sobre la militarización de la Guardia Civil.

La Ley Orgánica de la Defensa Nacional de 2005 establece en su articulado la necesidad de definir las misiones militares de la Guardia Civil, que las sitúa bajo la autoridad del ministro de Defensa. En concreto, el artículo 23 de la Ley Orgánica 5/2005, de 17 de noviembre, de la Defensa Nacional, establece que la Guardia Civil es un Instituto armado de naturaleza militar, dependiente del ministro del Interior en el desempeño de las funciones que se le atribuyen por la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y del ministro de Defensa en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que se le encomienden.

La determinación de las misiones de carácter militar y la consecuente dependencia del ministro de Defensa de los miembros de la Guardia Civil que las desarrollen están regulada en un Real Decreto de noviembre de 2010, que no aclara gran cosa en el apartado internacional.

Otros datos y argumentos más para aquellos que niegan que incluyamos en el Gasto Militar anual a la Guardia Civil.

Y como dice Penedo, cada vez es más difícil distinguir entre actuaciones miliares y/o policiales:

En el campo de la seguridad cada vez es más complicado delimitar las amenazas y respuesta en el apartado de seguridad interior o exterior. Sobre el terreno, los contingentes militares de las Fuerzas Armadas muchas veces desarrollan tareas policiales en un escenario conflictivo, mientras que cuerpos policiales como la Guardia Civil van tomando competencias en seguridad dura.

La militarización de la Guardia Civil se realiza desde hace tiempo y cada vez es mayor, también su intervencionismo:

En los últimos años la Guardia Civil ha ido completando capacidades navales y aéreas desconocidas en su historia,actuando incluso a miles de kilómetros de territorio nacional en escenarios habitualmente competencia del Ejército del Aire o la Armada.

2.-  El intervencionismo de la Guardia Civil.

En mayor o menor medida, agentes de la Guardia Civil están destinados en este momento en escenarios como Líbano, Afganistán, Timor Leste, Guatemala, Haití, Níger, Israel, Kosovo, Gambia, Senegal, Mauritania, Cabo Verde o Guinea Bissau.

Es decir, nada más y nada menos que en 13 países.

3.-  La falta de control parlamentario de las acciones de la Guardia Civil en el extranjero.

Mientras el ministro de Defensa está obligado a comparecer para informar sobre las misiones de Defensa fuera de nuestras fronteras, el de Interior se libra de informar sobre estas 13 misiones militares en el extranjero.

4.-  El trabajo clandestino de la Guardia Civil en Mauritania.

La Guardia Civil patrulla en estos momentos por tierra, mar y aire, incluso a pie y hasta en solitario, las fronteras de Mauritania. Su labor es continuada desde hace ocho años, creciente, discreta y habitual, como lo muestra las imágenes que ilustran este artículo: elsacerdote local que ofició una misa el pasado 12 de octubre, día de la Patrona, en Nuadibú se puso el tricornio como homenaje a los asistentes a la ceremonia, en su mayoría agentes de la Benemérita, también del CNI y del Cuerpo Nacional de Policía.

La actividad de la Guardia Civil en Mauritania es seguida

en tiempo real desde el centro subterráneo de mando que la Guardia Civil ha construido en su sede madrileña de Guzmán el Bueno, una inversión de 20 millones de euros financiados en su mayor parte por Frontex, la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores.

Es decir, Frontex se convierte (ya lo decíamos) en parte del Gasto Militar anual.

5.-  Programas y financiación comunitaria de la Guardia Civil en África Occidental:

  • West Sahel II, el proyecto más reciente, con un coronel de la Guardia Civil al frente, contempla el desarrollo en los próximos años de actividades de formación con la Gendarmería mauritana, cesión de material y medios para el control de sus fronteras terrestres. Prevé la creación de un Centro de Cooperación Policial Internacional con sede en este país, un destacamento fluvial en el río Senegal y tiene un coste de 620.000 euros, 500.000 a cargo de la UE y 120.000 por España a través de la Guardia Civil. Contempla patrullas conjuntas con las gendarmerías de Mauritania, también Senegal y Malí. Este proyecto es la continuación del West Sahel desarrollado en años anteriores.
  • Red Seahorse, que ha establecido a partir de 2006 la conexión de centros de coordinación con Mauritania, Senegal, Malí, Guinea Bissau, Gambia, Níger, Cabo Verde, Portugal y Marruecos para el intercambio permanente de información. Una iniciativa similar a ésta se ha implantado en 2013 en el Mediterráneo.
  • Medios marítimos: dos patrulleras de altura de la Guardia Civil -30 metros de eslora-, más un buque oceánico incorporado este 2014, están destacadas de forma permanente en Mauritania desde 2006, con tripulaciones mixtas con la Gendarmería local, para patrullar sus aguas y controlar la salida de cayucos que ese año disparó su número hacia Canarias. En origen, con un coste de 180.000 euros, este despliegue fue financiado al 60% por la Comisión Europea en el marco del programa Atlantis.
  • Medios terrestres: el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, firmó el pasado mes de marzo un acuerdo con las autoridades mauritanas  sobre cooperación en el control de la inmigración irregular y «actividades ilícitas» que ha permitido la creación de patrullas conjuntas terrestres, y también en solitario.
  • Medios aéreos: el Servicio Aéreo de la Guardia Civil -SAER- se ha dotado recientemente de dos aviones de patrulla marítima C-235, estacionados habitualmente en Canarias aunque este noviembre uno de los aparatos se ha trasladado a Mauritania, donde opera en los aeropuertos de Nuakchot y Nuadibú. En esta última ciudad, en el límite norte del país, tiene como base un helicóptero Bo-105 de la Guardia Civil desde 2006.

Es decir:

Al menos 800.000 €, 2 patrulleras de altura, 1 buque oceánico, 2 aviones de patrulla marítima C-235, y 1 helicóptero Bo-105.

Formación, cesión de materiales y medios, patrullas conjuntas y patrullas en solitario, intercambio de información.

Y suponemos que etc. porque el excelente artículo de Carlos Penedo no habrá podido descubrir todo.

Share

Despilfarro en la Guardia Civil

Imagen de Rufino Lasaosa

Fuente:  Público.

El Ministerio de Interior tenía proyectados dos únicos nuevos cuarteles en 2014.  Uno de ellos será en Fitero y está diseñado para 15 agentes, pueblo natal del padre del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz:

localidad navarra de 2.000 habitantes de la merindad de Tudela, es también el lugar de residencia de su madre y la sede del balneario donde se reúne habitualmente el numeroso clan Fernández Díaz, formado por diez hermanos.

Varias son las razones que hacían altamente desaconsejable el nuevo cuartel:

  • Fitero contó con un cuartel de nueve agentes hasta 1991, cuando se decidió su cierre por falta de actividad.
  • Actualmente, la localidad navarra cuenta con dos dependencias del Instituto Armado a seis y nueve kilómetros, en los pueblos de Cintruénigo y Corella, respectivamente.
  • La construcción ha desatado las críticas de algunos vecinos así como de los propios agentes de la Guardia Civil, que lo consideran un gasto innecesario y «un capricho» del ministro.
  • «Es un despropósito que haya guardias civiles que no tenemos chaleco antibalas, vehículos con más de 300.000 kilómetros, que no son uno ni dos sino muchísimos, y cuyo mantenimiento es prácticamente inexistente… ¿Cómo levantas un cuartel nuevo cuando hay otros que se están cayendo a pedazos porque no tienen mantenimiento?», se pregunta Juan Antonio Delgado, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).
  • También hay críticas desde la AUGC a la «política de construcción de cuarteles» del Instituto Armado, que en su opinión debe tender a «suprimir todos estos minicuarteles y crear cuarteles grandes que funcionen y sean efectivos».
  • Antes de que Fernández Díaz decidiera utilizar el solar para edificar el cuartel que espera inaugurar en marzo, el Ayuntamiento de Fitero lo había cedido al Gobierno de Navarra para construir un consultorio médico, proyecto que quedó paralizado por falta de fondos.  Parece que los fondos que no existen para Sanidad aparecen, cual brotes verdes, para los verdes guardiciviles.
  • Varios vecinos han llevado el caso ante el Tribunal Administrativo de Navarra, al considerar que ha habido irregularidades tanto en la nueva cesión al Ministerio del Interior como en el uso del terreno, que en la ordenanza municipal aparece como «dotacional» y donde solo se contempla la construcción de una vivienda, en vez de las cinco que necesitará el cuartel.

Ha habido protestas de todo tipo e incluso preguntas en el Parlamento.  Aquí la respuesta brilló por no contestar a nada, por dejar claro que el Ministro hace lo que quiere y por no respetar el juego democrático en el que la ciudadanía tiene que ver, al menos, argumentadas las medidas del Ejecutivo:

En mayo, la diputada de Geroa Bai Uxue Barkos presentó una batería de preguntas al Congreso para que Interior justificara el gasto del cuartel. En su respuesta a las cuestiones, de tres párrafos, el Ministerio utilizó dos de ellos para explicar «conceptos básicos» de geometría y «el área del círculo».

Podríamos dedicar algunas palabras a comentar que los cuarteles de la Guardia Civil tengan que ser, a la vez, casas subsidiadas, lo cual no deja de ser un privilegio para los militares y una forma de mantenerles alejados de la población a la que han de reprimir en estos duros tiempos de Ley Mordaza.  Ello encarece mucho la obra del cuartel e implica un agravante más al despilfarro de construir un cuartel donde todos parecen juzgarlo innecesario.

Un nuevo ejemplo de despilfarro en la Guardia Civil y en lo militar.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed