Archive for minas antipersonales

Destruir armas, nuevo negocio de los fabricantes de armas

Imagen de Policía Nacional de los colombianos

Fuente:  Infodefensa.

La verdad es que es una noticia agridulce totalmente.

Por un lado nos alegramos de que se destruyan armas.

Pero no lo hacemos tanto de que sea un fabricante de armas quien se lucra destruyéndolas.  Ganan dinero doblemente, cerrando el círculo vicioso.  Y no es especulación nuestra denuncia.  Aquí van dos noticias que lo confirman:  Expal se adjudica contratos para suministro de granadas y minas por 10’2 millones de €, Expal suministrará al Ejército granadas para mortero de 81 mm por 2’7 millones de €,  Expal suministrará sistemas de mortero al ejército italiano por 20 millones de €.

La protagonista es EXPAL y los hechos ocurren en Bielorrusia.

Tras la firma de la Convención de Ottawa por parte de Bielorrusia, este país se ha visto obligado a destruir sus minas antipersona (técnicamente, munición cluster de tipo PFM-1).  Como no tenía tecnología para hacerlo, decidieron hacerlo a través de un concurso internacional de la Unión Europea que ganó la española EXPAL.  El proyecto tiene financiación europea.  El programa estaba valorado en 3’9 millones de €.

Ya se han destruido 3.000.000 de las 3.400.000 minas antipersona de Bielorrusia.

Que un países de menos de 10 millones de habitantes disponga de una mina antipersona para cada tres nacionales nos hace sospechar que en el mundo debe de haber una cantidad ingente de estas minas.  ¿Cuántas habrá en España?  ¿Cuántas se habrán destruido?  ¿Cuánto nos habrá costado?  ¿Por qué no se informa de todo esto?

Expal tiene “fábricas para la desmilitarización” en España (El Gordo, Cáceres), Italia, Dinamarca, Bulgaria, Estados Unidos y Brasil.

Visto el volumen de armas que hay en el mundo, quizá sea necesario asumir como ineludible que las empresas de armas primero han de transformarse en empresas de destrucción de armamento antes de ser reconvertidas a empresas civiles que fabriquen útiles socialmente beneficiosos.

Share

El Supremo dicta sentencia contra Instalaza (y Morenés)

Imagen de Infodefensa.com

Fuente:  Telecinco.es

La noticia tuvo mucha retranca.  En 2008, 107 países, incluida España, ratificaron el tratado internacional de Oslo que prohibía el uso, desarrollo, fabricación, adquisición y almacenamiento de bombas de racimo.

En mayo de 2011, Instalaza demandó al Estado, con Morenés aún consejero de la empresa, por lucro cesante en su actividad de promover la muerte.  Y, claro, segun los expertos,  tenían parte de razón, dado que la industria armamentística es una más, tenía encargos en firme y, además, está muy subvencionada por el gobierno de turno.

Sin embargo, en 2013, la Audiencia Nacional rechazó esta reclamación (cuando Morenés ya era ministro de Defensa) alegando que

el interés público superior de la protección de la vida humana y el Derecho Internacional Humanitario” y que la moratoria no tenía por objeto “una privación de derechos específica a la reclamante, sino una modificación de un régimen existente por otro más acorde con el interés público.

A todos nos va a sonrojar leer las siguiente frases con las que Morenés reclamaba sus derechos:

En su recurso ante el Supremo, Instalaza aseguraba que la moratoria en la fabricación de municiones de racimo no afecta por igual a todos los sujetos de la regulación y denunciaba el perjuicio que le causa a esta empresa en concreto “por estar dedicada en cuerpo y alma a la producción y comercialización” de este tipo de municiones.

No obstante, el Supremo considera que

la industria armamentística está sometida a “un régimen que puede cambiar” y que el cambio que se produjo tras la aprobación de la moratoria “no pudo sorprender” a Instalaza, sobre todo a raíz de la Conferencia de Berlín sobre la destrucción de las municiones de racimo y de la Ley sobre el control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso que aprobó el Parlamento español en el año 2007.

Además de rechazar su recurso, el Tribunal Supremo también impone a Instalaza en su sentencia el pago de las costas del procedimiento tras la imposición del recurso, que el tribunal establece en 4.000 euros más IVA.

Ahora que, quizá, Morenés se despide del Ministerio de Defensa y que, quizá, hará girar una vez más las puertas giratorias, no está mal esta despedida legal contra los intereses que realmente ha representado este infausto ministro durante los últimos 4 años.

Share

Minas antipersona, pobreza, zonas expulsoras, riqueza y militarismo, diversos mimbres de una misma cesta

gervasio+s%C3%A1nchez

Por Rubén Díaz

Fuetne: United Explanations

Si leemos la información que facilita esta página web

Se calcula que puede haber entre 65 y 120 millones de minas antipersonales plantadas en unos 70 países alrededor del mundo, causando unas 4.000 víctimas anuales. Además, se estima que pueden existir 50 millones más de MAP almacenadas y al año se colocan dos millones más. El mundo está siendo minado.

Estas minas han sido fabricadas por empresas bastante discutibles desde el punto de vista ético. Una de ellas, queremos recordar, la dirigió un actual Ministro de Defensa de un país civilizado. ¿Un contrasentido?

Por otra parte, estas minas han sido financiadas en su producción por bancos considerados honorables, autorizada su exportación por departamentos públicos considerados decentes, protegida su comercialización por leyes de libre mercado y, sobre todo, consentidas en su uso militar por gobiernos teóricamente democráticos que supieron mirar a tiempo para otro lado.

Además violan el derecho internacional. ¿Se han dejado de fabricar a pesar de ellos? Parece que no, y que su reguero de peligro y muerte crece día a día a la par que los conflictos bélicos.

Veamos algunos de los efectos de las minas antipersonas, según la página que leemos

Estos artefactos generan problemas tan diversos como la contaminación de territorios, la limitación a la movilidad o daños directos a sus víctimas. Una zona minada se vuelve improductiva, intransitable e inhabitable para la población civil, por lo que son necesarias acciones de tipo integral que puedan afrontar el problema desde distintas perspectivas. Según datos de 2013 de Landmine Monitor, el 79% de las víctimas son civiles

Al parecer, las minas antipersonas se encuentran sobre todo en países de los denominados “subdesarrollados” y dentro de estos en zonas rurales, donde causan estragos y pobreza para los habitantes de las mismas por generaciones tras el fin de la contienda militar, por lo que

 contribuye a perpetuar las situaciones de pobreza y exclusión tanto de sus víctimas directas como de las poblaciones donde se encuentran.

Se puede por tanto trazar una correlación entre minas antipersonas y pobreza, como se puede trazar otra entre zonas de expulsión migratoria y minas antipersona y, en general entre militarismo y migración.

de hecho, también el tratamiento de los desplazamientos humanos cada vez cuenta con más énfasis en el enfoque basado en la seguridad nacional y en las soluciones militarizadas, trastocando y pervirtiendo toda la parafernalia del derecho internacional sobre los derechos de los inmigrantes y sus familiares, de los refugiados y de todas las categorías de migrantes forzados.

Share

Los tejemanejes de Defensa son el cuento de nunca acabar

PHOTO_1008

vasse nicolas,antoine

Fuente: Público

Ahora es Europa quien se queja de los tejemanejes de la contratación del Ministerio de Defensa.

En concreto la Comisión Europea estudia demandar a España ante el Tribunal Europeo por el trato de favor y la ilegalidad de dar información privilegiada a determinadas empresas contratistas para que, contra la norma de libre competencia, pudieran conseguir las licitaciones.

Concretamente se habla de 190 millones de euros dados de esta forma tan poco limpia a empresas amigas del Ministerio.

Defensa ofrecía esta información con carácter previo a la convocatoria de licitación para que sus empresas amiguitas del alma pudieran preparar los pliegos, de maravilla, una vez salía el concurso y que todo pareciera limpio.  En España hay una ley que prohíbe esto, pero no parece que la misma sea un riguroso obstáculo para Defensa.  En Europa hay una directiva, la 2004/18/EC, que también lo prohíbe y parece que la Comisión no tiene tanta reverencia ni ganas de cuadrarse ante los mandamases de Defensa en España.

Además de eso, nos recuerda la noticia que el titular del Ministerio de Defensa, Pedro Morenés, ha otorgado a la empresa que él mismo presidió antes de ser ministro, la famosa fabricante de minas anti-persona Instalaza, más de 32 contratos de compra de armas desde que el susodicho es Ministro.

Da la impresión de que el Ministerio de Defensa ha instalado un sistema opaco de ayuda mutua entre vendedores de armas y Defensa y todo hace presagiar que el cuento va a acabar muy mal para las arcas públicas.

No parece el ejemplo de gestión de lo público más honesto y presentable que puede avalar al PP del neorajoinato en esta nueva fase de “re-cambio” con la que amenazan a los votantes de aquí a las próximas contiendas electoreras.

Es lo que pasa por no poner un pastor a cuidar de las gallinas.

Share

El Ministerio de Defensa adjudica contratos por más de 17 millones de € a la empresa de la que fue consejero el Ministro de Defensa

Grito+Rock+Po%C3%A7os+de+Caldas+2013

Montecruz Foto

Fuente: Infolibre

Pero mira que requetebién está actuando el Ministerio de Defensa en su política de compras. Todo es imparcialidad y transparencia, como debe ser.

Ahora hemos sabido que durante este período en que el ex Consejero Delegado de Instalaza (la que fabricaba antaño minas antipersona que ahora están desperdigadas por diversas regiones del planeta y de esas que han segado las piernas a miles de personas) ha sido Ministro de Defensa, el Ministerio que dirige el susodicho ha adquirido material de guerra de dicha empresa por más de 17 millones de euros.

No es nada raro que Instalaza sea uno de los proveedores habituales del Ministerio de Defensa, pues ya lo era en tiempos del gobierno de ZP. Lo que resulta un poco más cuestionable es que hagan ministro del ramo precisamente al Consejero Delegado de dicha empresa, en una especie de puertagiratorismo descarado. Y si se nos apura, que éste admita que se creen sombras de duda sobre su imparcialidad permitiendo que durante su mandato de Ministro, la empresa que dirigía siga optando a contratos cuantiosos con el Ministerio que dirige ahora.

A la sospecha no le beneficia tampoco el hecho de que el mismo Ministro que antes era presidente de la empresa de armas, haya autorizado que el Ministerio que dirige indemnice a dicha empresa y que le reconozcan unos pagos por daños y perjuicios que, precisamente, se deben a que con la prohibición internacional de comerciar con minas antipersona Instalaza perdió su negocio de venta de estas minas al ejército español y que Morenés, el Ministro-Ex Consejero Delegado, fuera el mismo que, cuando llevaba el otro cargo encima, reclamara la indemnización al Ministerio.

Como se ve, todo queda en casa y nadie pone orden en la susodicha.

Share

Bombas españolas contra el pueblo libio

%40HK-MP5_x-rayFuente: El Pais

Por expertos independientes se ha podido comprobar el uso de bombas de racimo por parte del ejército libio de Gadafi en sus ataques a la ciudad de Misrata, en manos de los “rebeldes”.

Las bombas de racimo son altamente mortíferas e indiscriminadas en sus efectos y están prohibidas, tanto en su uso, como en su fabricación y almacenamiento por una convención internacional, lo que sitúa a Gadafi ante otro argumento que desvela sus intenciones y su despiadado empeño de pasar por encima de su propio pueblo.

Ahora bien, ¿Cómo consiguió Gadafi estas bombas con las que ahora amenaza a la ciudad de Misrata?

Pues muy sencillo, se las vendió la empresa española Instalaza con la aquiescencia del gobierno de ZP.

Hasta ahora, al parecer, no había evidencia del uso de este armamento en Libia, pero sí del uso de otro armamento también de fabricación de los principales países de la coalición antigadafi, por lo que podíamos decir que el coronel libio mataba a sus enemigos con el armamento occidental. Ya tenemos, por tanto, identificados a algunos de los principales cómplices o, si se quiere, colaboradores necesarios de esta tropelía: las empresas armamentistas, los canales del comercio internacional de armas, los gobiernos que autorizaron estas ventas y los que sabían de todo ello y miraron para otro lado.

Ahora, en el caso español, tenemos identificados, por esta lógica, a los principales actores de crímenes de guerra nefandos: la empresa Instalaza, que vendió estos medios de muerte a Gadafi para enriquecer sus arcas, y los funcionarios españoles que permitieron esto.

Y puesto que, en nuestro caso, aparecen personas con rostro concreto, tenemos también la posibilidad de actuar contra estos culpables y no dejarlos pasar desapercibidos. Hay que señalarlos con el dedo. Podemos protestar frente a Instalaza y su accionariado (lo que incluye bancos y otras corporaciones igualmente protagonistas del escandaloso reparto de la tarta en la crisis económica actual) y exigirles las reparaciones debidas al pueblo libio, porque, según un antiguo dicho, el que ensucia debe pagar por el daño. Si alguien quiere saber más de las complicidades de Instalaza y el ejército español puede consultar aqui  y si quiere conocer algunos nombres relacionados antes o ahora con Instalaza, lo puede hacer aquí.

Y también, por la misma lógica, podemos exigir responsabilidades al gobierno que autorizó este tipo de negocios de sangre. La guerra debe parar ya.

No se pueden ir de rositas.

Share

entre 1980 y 2005 Colombia gastó 140 billones de pesos en la guerra.

La+teoria+de+la+moralidad+relativa+en+Colombia

Fuente: Radio Nacional de Colombia

El actual ministro de Hacienda Colombiano, el gasto en la guerra de Colombia entre 1980 y 2005 ha sido 140 billones de pesos. Esto es escandaloso, porque 140 bollones de pesos durante 15 años podrían haber cimentado un desarrollo con justicia realmente apreciable en Colombia.

Pero también es escandaloso porque marca las prioridades de un gobierno: la militarización social, y de una élite política que ha hecho de la guerra un negocio bien lucrativo.

Si tenemos en cuenta que Colombia es el primer país mundial por número de desplazados (por encima de Irak y otros países), que el índice de violencia en Colombia es de los más altos del mundo, que la desposesión de tierras por parte de los paramilitares a sus justos titulares sitúa a Colombia entre los lugares más arbitrarios, la penetración de la corrupción en la clase política durante el mandato del anterior presidente Uribe, la vigencia de grupos paramilitares, la existencia de una diáspora colombiana de mas de cuatro millones de personas que viven fuera del país y un sinfín de datos que son desobra conocidos, podemos comprobar para qué sirve un gasto miltiar tan excesivo y a quién beneficia.

Share

Tropas españolas desarrollarán un operativo para liberar a treinta tipos de la ONU

Se lleva un tiempo preparando esta acción heroica. De los datos desvelados por el Teniente General Vicente Señudo hemos sabido que la operación durará una hora y quince minutos aproximadamente y se tiene prevista la hora de inicio (hora “H” en terminología castrense), aunque no nos atrevemos a desvelarla por si se entera el enemigo.

La acción de guerra tendrá lugar en el “pico del mono”, cercano a un caudaloso río (más caudaloso al parecer antes que ahora) y comenzará con el lanzamiento de paracaidistas de la escuadrilla de zapadores del ejército del aire. A esta seguirá la llegada de paracaidistas de tierra (suponemos que saltarán de un avión y no desde un cañón aunque sean de tierra) y de infantes de marina que irán en seis lanchas rápidas.

Una vez toda esta fuerza aísle la zona (y suponemos que sorprenda al enemigo), unos F 18 darán apoyo al operativo y amedrantarán a los malos.

Puede ser un momento crítico, sobre todo si los malos son despiadados y se cargan a los 30 onuenses, pero suponemos y hacemos votos por que no; por que, como en el cine, sólo los malos palmen.

En ese momento, con la rapidez propia del glorioso ejército español, elementos mecanizados, acorazados y motorizados de la Brigada Extremadura 11 (XI en números romanos) entran en acción para despejar el escenario y apoyar el operativo de rescate. Es posible que los malos se centren en estos y los cañoneen (suponemos un arsenal de armamento enemigo amplio porque no se justificaría el amplio despliegue en otro sentido), entrarán por retambufa un helicóptero “Cheenok” y otro “Tigre” que aplastarán la resistencia enemiga y contribuirán al punto álgido de la liberación de los treinta desgraciados, mientras un Harrier hará unas pasadas finales para expurgar de malos el escenario y dar el parte de victoria total.

Nuestros efectivos en este operativo serán más de 400 de los más preparados y selectos militares de nuestras fuerzas conjuntas. Sólo falta, en nuestro criterio, dar algún protagonismo a la Guardia Civil, que ahora va a las guerras que España promueve, y un cuerpo de legionarios, principalmente la cabra, que luce mucho, para dar al acto el realce que se pretende y que demuestra nuestra intensa preparación de ejército humanitario. Tampoco estarían de más unas cuantas enfermeras y un par de médicos para certificar los desaguisados colaterales que se prevé puedan ocurrir.

Todo esto pasará el próximo día 29 de Mayo y nada menos que en Badajoz, en un simulacro que muestra, una vez más, ese espíritu entre burlesco y cínico de los fastos militares con los que nos quieren lavar el cerebro, año tras año, estos del ministerio de la guerra.

Seguro que la ministra llora (como siempre) de emoción y le susurra a Su Majestad unas tiernas palabras que le animan en su convalecencia última.

Share

Obama no firmará el tratado contra las minas antipersona

se+salta+questa+america+grassa+non+possiamo+saltare+pure+noi%3F

La Vanguardia

El nobel de la Paz Barac ha decidido que Estados Unidos no firmará el tratado de prohibición de minas antipersona.

El argumento no es sencillo en un pacifista como él: firmarlo no responde a los intereses militares de Estados Unidos.

Así se ha expresado la portavocía del Departamento de Estado por medio de Ian Kelly (de los Kelly & Mcarra): “Hemos revisado la política y hemos decidido que si firmásemos el convenio no seríamos capaces de afrontar nuestras necesidades militares de defensa ni nuestros compromisos de seguridad con nuestros amigos y aliados“.

Esperemos que a Barac nunca le de por pisar una mina de esas con las que sus soldaditos han ayudado a mutilar a tanta gente. Eso si, ojalá pise una mierda.

Share

El tratado contra las bombas de racimo tiene truco

En los días anteriores, y a bombo y platillo, se ha publicitado el borrador del tratado por el que más de cien países se proponen acordar la prohibición de uso, producción y almacenamiento de bombas de racimo. España se ha adelantado a manifestar que va a suprimir estas bombas de sus arsenales y de su producción.

El tratado será firmado, si todo va bien, en diciembre, y entrará en vigor a los seis meses de su firma.

Pero con ser buena noticia, trae, como todas, su letra pequeña: El tratado no prohibirá todo lo que la prensa dijo.

Primero, deja fuera de su aplicación las bombas de racimo superinteligentes que contengan menos de 10 submoniciones y que respondan a otros criterios (por ejemplo las armas modelo Smart 155 alemanas que al parecer son de las más solicitadas)

Segundo, el tratado permite la cooperación militar con países no firmantes y, en esta medida, legitima una producción y venta de estas armas “por encargo” y manchándose las manos los que no lo firmaron.

Tercero, Ni Estados Unidos, ni Rusia o Israel (los países que más las usan en la actualidad) han firmado ni están dispuestos a firmar. Según un portavoz de Estados Unidos estas armas han demostrado su eficacia militar y su eliminación sería grave porque pondría en riesgo la vida de los soldados americanos (casi ná). Poco les parece importar la muerte o las amputaciones que sembraron los estadounidenses en Laos donde lanzaron 2 millones de toneladas de bombas de racimo (más que todas las bombas estadounidenses de la II Guerra Mundial)y que se han cobrado más de 12.000 víctimas. Tampoco parece importarles a Israel, que, según la ONU, lanzó en 2006 4 millones de bombas de racimo sobre Líbano.

En España fabrican armas de estas dos empresas principales, la vasca Expal y la empresa Instalaza, dos empresas a las que conviene hacer seguimiento.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed