Archive for militarismo y vivienda

Cada año Defensa desahucia unas 60 personas

untitled

Fuente: Bez

Denuncia esta página un sorprendente apagón informativo de la memoria del INVIED (Instituto de la Vivienda, Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa, del propio Ministerio de Defensa).

Concretamente se refieren a que, a diferencia de las memorias de años anteriores, esta vez, la memoria de 2014 (publicada hace pocos días) no refleja el número de desahucios que el INVIED ha practicado en dicho año a personas hasta entonces en alquiler en viviendas militares. Normalmente se trata de viejecitas y/o ancianos militares jubilados que disfrutan de viviendas en alquiler que ahora se han vuelto golosas para la especulación.

En la memoria relativa al ejercicio 2012, reflejaron 63 desalojos. En la de 2013 se efectuaron 60. Durante 2014… no se ha publicado, aunque se tiene constancia, dice la página, porque se publican en el BOE y se han rastreado varios de estos.

¿A qué responde este apagón informativo? ¿No resulta una información relevante conocer a cuánta gente echan de sus casas los militares?, ¿no será que en período preelectoral prefieren no hacer ruido?

¿O tendrá que ver con el escándalo de los intentos de desalojo de cerca de ciento cincuenta ancianos que ahora el INVIED quiere desahuciar de una colonia (antes en las afueras de Madrid) en la hoy muy bien situada calle Maudes, en la que en su día se construyeron viviendas para los trabajadores del «taller de artillería de precisión»  por parte de la «Obra Sindical del Hogar» y que ahora pertenecen al INVIED?

Parece mentira el grado de cinismo del INVIED y la voracidad especulativa con la que arrasan con todo.

Share

Israel destruye metódicamente la cooperación europea en Palestina

Imagen de José M. Ruibérriz

Fuente:  Rebelión.

Excelente artículo, y muy aclarador, de Antoine Besson.

La situación del territorio palestino en Cisjordania es harto complicada:

La división de Cisjordania en tres zonas se debe a los Acuerdos de Oslo de 1993. La zona A comprende las principales ciudades palestinas y depende de la Autoridad Palestina, la zona B cubre una gran mayoría de los 450 pueblos palestinos y la soberanía se comparte entre la Autoridad Palestina para las cuestiones civiles y administrativas, y el gobierno israelí, responsable de la seguridad. La zona C, que abarca más del 60% de Cisjordania, permanece bajo exclusivo control de Israel hasta ser transferida a la Autoridad Palestina, transferencia que se debería haber hecho antes 1998, pero que a día de hoy sigue sin tener lugar.

Por consiguiente, actualmente el Estado hebreo conserva todo el poder sobre el desarrollo de la zona C, rica en recursos naturales y en tierra agrícola. En teoría, la menor instalación, desde las viviendas a las infraestructuras, debe ser aprobada por el Coordinator of Government Activities in the Territories Unit (COGAT), la institución israelí que coordina las actividades en estos territorios. Pero cuando los palestinos solicitan permisos de construcción, un 98,5% de los casos se deniega.

Por lo tanto, construir sin autorización es la única opción de tener acceso a los servicios básicos y a nuevas viviendas o de desarrollar una actividad económica que tienen los 300.000 palestinos que residen en la zona C o poseen tierras en ella. Resultado: Israel se precipita a destruir las instalaciones ilegales. Según el último informe de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), aproximadamente 13.000 estructuras están actualmente amenazadas de demolición y otros cientos de ellas se destruyen o confiscan cada año [1]: viviendas, depósitos de agua, refugios para animales, etc. En 2014 la administración israelí llegó incluso a embargar el columpio de una escuela del campo beduino de Khan Al-Ahmar por considerar que se trataba de una instalación que requería una autorización del COGAT.

Parece ser que en los periodos en los que no han sido noticias los asesinos ataques del ejército israelí sobre Gaza, ha seguido la guerra por otros medios, tan violentos como los anteriores:  impedir que los palestinos puedan tener acceso al agua, a la vivienda, a la educación, etc.

Según la Comisión Europea, de 2001 a 2011 destruyeron los proyectos de desarrollo por valor de 49 millones de euros, 29 de los cuales provenían de la Unión Europa y de sus Estados miembros. Cuando los buldóceres destruyen estructuras en la zona C financiadas por los financiadores internacionales lo que se esfuma es el dinero público de la ayuda humanitaria. Según fuentes diplomáticas, actualmente estarían amenazados más de dos millones de euros de fondos europeos.

Todo ello está forzando a que la situación sea inaguantable:

los indicadores socioeconómicos ahí son los más bajos desde 1967. Para esta agencia de la ONU se trata de una situación de «des-desarrollo», «un proceso por el que no solo se ponen trabas al progreso, sino que se invierte». Según calcula el Banco Mundial, los obstáculos al desarrollo de la zona C representan unas pérdidas de más de 3.000 millones de dólares para la economía palestina.

Ante esta situación caben tres opciones por parte de los gobiernos y de la Unión Europea:

  • Mirar para otro lado y seguir con la política actual de invertir en ayuda que será destruida sin hacer nada para evitarlo.
  • Dejar de colaborar con Palestina, lo que supondría dar la razón a Israel y aceptar la derrota diplomática contra el militarismo israelí.
  • Plantar cara a Israel.  Por supuesto, noviolentamente.  ¿Cómo?

Existen muchas posibilidades:

  1. Exigir reparaciones a Israel por cada construcción europea que destruyan.
  2. Retirar embajadores.
  3. Protestas oficiales sistemáticas ante las destrucciones israelíes.
  4. Protestas públicas en los medios de comunicación.
  5. Exigir el avance en la transferencia de la zona C Cisjordana a la Autoridad Palestina.
  6. Boicotear las industrias armamentísticas israelíes, que mantienen contratos con muchos países europeos, entre ellos España.  Es destacable que sin la exportación de armas a Europa, sería muy difícil la supervivencia de la industria militar isarelí.

 

Share

Reflexiones pacifistas sobre la Operación Campamento para el Ayuntamiento de Madrid

Imagen de Icavot

Fuente:  entorno inteligente.

La noticia a la que hacemos referencia deja claras varias cosas:

  • La Operación Campamento está parada porque no hay interés por parte del inversor chino Wang Jianlin en comprar a Defensa parte de sus terrenos del barrio madrileño de Campamento.
  • Defensa quiere conseguir liquidez para financiar sus dispendios en construcción de armas
  • Morenés echa las culpas de todo a … Carmena, alcaldesa de Madrid.

Por otro lado, existe una Plataforma Ciudadana Salvemos Campamento que

denuncia el abandono que sufre el barrio desde hace años con situaciones que afectan gravemente a la calidad de vida, a la salud y al bienestar general de los vecinos.

Hay que tener en cuenta que el Ministerio de Defensa está interesadísimo desde hace tiempo en conseguir deshacerse de parte de su ingente patrimonio inmobiliario para obtener dinero con el que seguir refinanciando a la industria armamentística patria y para seguir comprando armas por medio de más Programas Especiales de Armamento (PEAS) que le están llevando a la ruina.

Por ejemplo:

En efecto, el Ministerio de De­fen­sa, que dirige el exempresario armamentístico Pedro Morenés ha desplegado un sorprendente movimiento inmobiliario, tanto por número de inmuebles como por actividad. Re­cien­temente vendió el Taller de Precisión y Centros Electrónicos de Artillería, con una superficie de más de 14.000 m2, en la calle Raimundo Fernández Villaverde número 50 de Madrid, por 111 millones de euros a la gestora de viviendas DOMO, que ya está ofertando 355 viviendas y locales comerciales en esa parcela.

Que Defensa está dando el pelotazo inmobiliario del siglo en Madrid lo demuestran, además de las anteriores, las siguientes cifras:

  • En los últimos años ha vendido los edificios de Gran Vía, 18 y 3 por más de 26 millones de euros,
  • Plaza Chamberí, 8 por 40,
  • así como un inmueble de 728 m2 en Atocha por algo más de un millón de euros,
  • y edificios de oficinas en la calle Miguel Ángel, 28 y en la Plaza de San Martín, 4 por unos 3,5 millones de euros cada uno.
  • Por el edificio del Registro de la Conse­jería de Edu­cación, Juventud y Deporte, en Gran Vía, 20, ha amasado 20 millones de euros.
  • Y otros 35 millones por dos edificios, uno en Embaja­dores, 181 y otro en Vía Lusitana.

En total sale algo más de 240 millones de €.  Pero lo que le puede suponer la Operación Campamento es otra pellizco muy importante.

Quizá el Ayuntamiento de Madrid debería reflexionar que si se permiten estas operaciones meramente especulativas que no subsanan ninguna de las deficiencias que sufren los barrios y que sólo van a significar el enriquecimiento de terceros y la financiación de la industria militar española y el rearme, mejor sería, más ético y más coherente, no plegarse a las necesidades bélicas del Ministerio de Defensa.

Los terrenos militares de Campamento, además, fueron adquiridos por el Estado (no por Defensa, que no existía) a precio irrisorio. ¿No debería ahora revertir en las necesidades sociales lo que se cobre por los pelotazos?

¿Pueden nuestro ediles idear alguna alternativa a la militarización de los terrenos municipales de Madrid?  ¿Sería justo y necesario?

Share

Seguridad Humana vs. defensa militar

Fuente:  El País.

Señalaban que el gasto por habitante en educación y en sanidad se ha recortado un 21 % durante la crisis.  Además, también se recortó en un 2’7 % entre 2009 y 2013 el gasto en protección social, que incluye los gastos en prestaciones por desempleo y pensiones, junto con políticas de dependencia, de vivienda y contra la exclusión.

Imagen de BBVA-Ivie

En conjunto, el gasto real por habitante de todas las Administraciones, en lo que el Ivie (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas) cataloga como «servicios públicos fundamentales», retrocede un 10,1% entre 2009 (6.933 euros per cápita) y 2013 (6.230), años en los que se concentró el recorte del gasto

Sin embargo, para comparar, ofrecemos el siguiente gráfico, muy formativo:

Año
Créditos iniciales (presupuesto)Créditos finales (liquidación)Desviación (millones)%
2002 6.322’6497.068’805+746’156+ 11’80
2003 5.827’6816.566’027+ 738’346+ 12’67
2004 6.746’7737.613’345+ 866’572+ 12’84
2005 6.990’7807.892’320+ 901’540+ 12’89
2006 7.416’5458.571’345+ 1.154’800+ 15’57
2007 8.052’7609.340’087+ 1.287’327 + 15’98
2008 8.494’1139.810’790 +1.316’677+ 15’50
2009 8.255’7729.344’213+ 1.088’441+ 13’18
2010 7.649’8598.715’197+1.020’338+ 13’92
2011 7.156’3728.301’096+1.144’724+ 15’99
2012 6.316’4419.066’293+ 2.749’852+ 43’53
2013 5.913’65 7.867’099+ 1.930’094+ 33’03
20145.745'7717.696'658+ 1.950'887+ 33'95
20155.767'7818.102'266+ 2.334'485+ 40'47
TOTAL
(14 años)
96.680'214116.661'364+ 19-981'15+ 20'66

Parece ser que dinero sí que hay.  Pero nuestros políticos eligen que sea para lo militar en lugar de ser para los gastos sociales.  Eligen, conscientes, que una media de 1.300 millones al año se dediquen a reforzar lo militar mientras nos convencen de que es imposible subir las pensiones, dar cobertura médica a los extranjeros, contratar un sólo profesor más.

¿Qué modelo de defensa nos convence más?  ¿Aquél que defiende la patria, las instituciones, las fronteras, la nación;  pero que impide que aumenten nuestros gastos sociales?, o ¿aquel que defiende nuestra sanidad, nuestra educación, la vivienda, la lucha contra la exclusión, pero nos priva de cazabombarderos, fragatas, portaaviones?

¿Seguridad Humana o defensa militar?  ¿Cañones o mantequilla?

Share

Todo ventajas para los irakíes: España construye una base militar en Irak

Imagen de Daniel Lobo

Fuente:  Infodefensa

España lleva ya dos meses construyendo una base militar en Irak para 300 españoles, 50 estadounidenses y 30 portugueses.  Ahora nos enteramos.  ¿Esto es transparencia?

La están construyendo 70 efectivos militares.  Penoso.  Nada de mano de obra del país.  En nada se beneficiarán los irakíes.

Se quejan los militares de que hay pocos materiales de calidad adecuada para realizar su obra.  Patético:  Irak, un país en continua guerra que no ha sido suficientemente reconstruido, con la población pasando penurias desde hace muchos años y los materiales que tienen un mínimo de calidad van a ser utilizados para construir una base militar extranjera.

También van a utilizar 8 potentes generadores de energía eléctrica y 1 planta potabilizadora de agua.  Para uso conjunto hispano-luso-norteamericano.  Los irakíes seguirán pasando sed, bebiendo agua insalubre, sin luz, sin aire acondicionado, etc.

45.000 metros cuadrados.  Defendido por las armas.  Ya no territorio nacional irakí, de facto.  En las proximidades de Besmayah, a 60 kilómetros al sur de Bagdad.

Como ven, todo son ventajas en la intervención española y multilateral en Irak.  ¿Cómo pueden no estar contentos los irakíes?  ¿Cómo no desean que les militaricemos más su sociedad?

Se quedarán mirando, pasmados, al otro lado de las vallas, fuera del límite de seguridad.  Acalorados y sedientos, soñando con los extranjeros que beben cervezas y agua fresquita en barracones con aire acondicionado.  De noche, de lejos, disfrutarán del espectáculo gratuito de ver la luz eléctrica brillar en la base.  Y, casi seguro, que soñarán que es la luz que en la noche atrae a la libertad y a la prosperidad que les prometemos al invadirles.

Muchos soñarán con disfrutar las migajas que les caigan de las bases. Quizá algún empleo eventual para reparaciones o trabajos no especializados, quizá algún sueldo como intérprete al precio de jugarse la vida por colaboracionista, quizá algún dinero extra vendiendo sexo a los esforzados luchadores por la libertad.

Nos venderán que contribuimos decisivamente a mejorar el nivel de vida de los irakíes, porque la paz es la antesala del desarrollo.  Pero los irakíes aprenderán duramente la lección:  es nuestro desarrollo y es su guerra a la que llamamos operaciones de paz.

Entre tanto, aquí, en España, no sabremos nada.  Y ojos que no ven, corazón que no siente.  Viviremos bien.  Ni siquiera nos imaginaremos el impacto negativo en la ecología, en la economía, en la vida de los irakíes.

¿Cuánto costará la construcción de esta base?  ¿En qué partida del presupuesto de Defensa nos lo colarán?  ¿Con qué gasto extraordinario se cubrirá?

Share

Material: Elecciones municipales y autonómicas 2015

Hemos elaborado un material descargable para descargar y poder reivindicar un cambio de políticas municipales hacia lo militar, basada en la idea de la desmilitarización y de promoción de una cultura de paz.

Esperamos poder contribuir con ello a la articulación de propuestas horizontales y desde abajo para lograr la desmilitarización de los pueblos, ciudades y del territorio afectado por la avasalladora presencia de lo militar y de la cultura militarista.

Tríptico Antimilitarismo y Elecciones Municipales y Autonómicas by Colectivo Utopía Contagiosa

Share

Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas

Hasta ahora cuando llegaban las elecciones municipales y autonómicas se solía pensar que no era el momento del debate militarismo-antimilitarismo.  Se veían mucho más claro centrar este debate en los comicios generales y en las propuestas generalistas que «ofertaban» los partidos en liza (por cierto siempre referidas a pequeñas reformas cosméticas pero sin entrar en el nucleo de preguntas que el antimilitarismo formula a la sociedad.

Sólo algunos grupos intentaban que se reconociesen como importantes temas muy locales y pegados a sus preocupaciones habituales:  campos de tiro próximos, campamentos militares que molestaban, etc.  Pero un debate más general y pormenorizado no lo habíamos abordado con intenciones de trascender a la agenda de los partidos políticos con fuerza.

Hemos querido ofrecer un material que desvela que lo militar sí afecta al ámbito local y autonómico en gran medida.

Además, con la propuesta que os ofrecemos pensamos que cubrimos, al menos en parte, porque todo es susceptible de ser mejorado, el aspecto propositivo que ha de caracterizar al antimilitarismo y a la noviolencia.  Por ello hay un capítulo de 8 páginas que hemos titulado «Cultura de paz» en el que hay muchas propuestas para construir la paz desde municipios y Comunidades Autónomas tanto antes como durante y después de una guerra.

Como siempre, esperamos que os guste.

Además, agradeceríamos comentarios, enlaces con informaciones de nuevos temas a tratar, propuestas y correcciones para mejorar este trabajo.

Y también quedamos a la espera de que a algún grupo le interese el debate mediante una charla específica con los partidos de su zona.

Antimilitarismo y Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 by Colectivo Utopía Contagiosa

 

 

 

 

 

 

 

Share

Reconvertir los Programas Especiales de Armamento (PEAS) en ayudas a los desahuciados

Carlos Huerga nos cuenta en Asaltar los suelos que:

Desde enero de 2008 hasta septiembre de 2014, se han ejecutado 360.125 desahucios.

Además, nos informa de que el Vivero de Iniciativas Ciudadanas junto con PAH Madrid ha creado un mapa en el que se recoge toda la actividad que esta última ha venido desarrollando desde su creación en el año 2011.  Magnifica aportación.

Y nos advierte de que el gráfico es incompleto porque no se tienen en cuenta los desahucios ejecuados entre 2008 y 2011 (los peores años).  En definitiva, nos advierte, todo lo representado no representa más que el 2 0 3 % de la realidad.

Nos gustaría saber cuál es la cuantía total de lo que adeudaban los desahuciados.  Sería una millonada, o quizá no tanto.  Muchos nos dirían que recatar a las personas sería inasumible para ningún poder público.  Los políticos agacharían la cabeza y con caras tristes nos confesarían que aunque ellos quisieran ayudar no sería posible porque no hay dinero, que esta crisis cruel ha dejado las arcas vacías.

Seguramente todos moveríamos las cabezas indignados pero resignados porque no adivinamos de dónde sacar el dinero para rescatar a las personas.

Queremos, otra vez, proponer una idea:  elegimos mantequilla en lugar de cañones.  Usar los 10.000 millones de € que se han comprometido a finales de 2014 para un nuevo ciclo de compra de armas.  Es decir, cerca del 1 % del PIB español.  Con ello se pretende conseguir

  • 5 fragatas F-110, de los que cada unidad sale a más de 800 millones de €
  • al  menos 350-400 blindados 8X8, por un coste de entre 1.000 y 1.500 millones de €
  • 3 aviones cisterna de reabastecimiento en vuelo A 330-MRTT, por 200 millones de € cada uno.
  • 4 drones que saldrán por entre 200 y 300 millones de €
  • 1 nuevo submarino S-80 que nadie sabe por cuánto saldrá pero que seguro que subirá de los 2.100 millones de €

Ahora bien, si dividimos estos 10.000 millones de € dedicados, en plena crisis económica, al armamentismo patrio, entre los 360.125 familias desahuciadas, obtendremos la nada despreciable suma de 27.778’13 €.

 27.778’13 € para cada familia desahuciada sería una ayuda magnífica y se podrían reconocer, como los créditos a la industria militar, a interés cero.  Para no discriminar.

A muchas personas y familias les cambiaría la vida.  Totalmente.  Cuántas vidas se cambiarían, cuánto dolor se evitaría, cuánto bien común se fomentaría.  Además de no verse en la miseria, podrían consumir, invertir, emprender, crear riqueza para los demás.  Los deudores cobrarían sus deudas, el índice de bienestar humano aumentaría exponencialmente.   Se podrían hacer políticas sociales positivas en lugar de tener a los ciudadanos en la miseria.

Se evitaría la violencia directa y estructural que suponen los desahucios.  Se comenzaría a emprender el camino que nos llevaría a la alternativa de la actual violencia cultural que nos impide ver alternativas al sufrimiento de nuestros iguales, se comenzaría a defender lo que realmente es importante para la gente y dejaríamos, en parte, de ser un país agresivo, violento y militarista.

Nos parece sorprendente, increíble.

Ganas nos dan de no escribir ninguna noticia más y sólo replicar esta hasta el infinito.  Hasta que todo el mundo se entere y lo asimile.  Hasta que se cambien las cosas por fin.

Es una cuestión de elección, de voluntad política.

Pero también de conocimiento ciudadano, de concienciación política de lo que realmente está suponiendo el militarismo y el armamentismo.

Elije entre cañones y mantequilla.  Haz objeción fiscal al gasto militar.  Denuncia el ocultamiento del gasto militar y su sobredimensionamiento.

Share

El coste de la guerra de Siria en imágenes

Fuente:  New York Times.

Debieron pensar que una imagen vale más que mil palabras.

Recientes análisis de imágenes satelitales por UNITAR-Unosat, una agencia de las Naciones Unidas, revela gran devastación en varias ciudades de Siria desde la guerra civil que comenzó hace casi cuatro años. Las cuatro ciudades a continuación son algunos de los analizados por el organismo, que examinó las imágenes tomadas antes y durante el conflicto.

Nos proponen varias imágenes de antes y después de la guerra.  Elegimos Homs.

Antes de la guerra:

Y después de la guerra:

Ni los edificios, ni los parques, ni las carreteras.  Ni siquiera los descampados son iguales, también están bombardeados y echados a perder.

Con estas imágenes no extraña que haya más de 1 millón de refugiados de la guerra siria.

Share

303 ametralladoras pesadas equivalen a 104 personas libres de hepatitis C, o 1.083 personas con renta básica, o 2.363 familias con un alquiler social anual

Imagen de El_Enigma

Fuente:  Defensa.com

Defensa comprará 303 ametralladoras pesadas M2 por 7’8 millones de €.  Por lo tanto cada ametralladora pesada saldrá por algo más de 25.742 €.

Es difícil para los profanos saber si esto es mucho o poco, excesivo o absurdo.

Nosotros les proponemos algunas comparativas:

Si dividimos los 25.742 € entre los 275 € que costaría, de media, un alquiler social para personas desahuciadas, nos da que con una ametralladora se podrían pagar 93’6 meses de alquiler, es decir 7’8 años para una familia, o el alquiler durante 1 año para casi 8 familias.

¡Sólo con una ametralladora!  Con las 303 ametralladoras el monto total serían un alquiler social anual de 2.363’4 familias.

  • Otra perspectiva.  Si lo relacionamos con la renta básica, con una cuantía de 600 € al mes.  Las 303 ametralladoras pesadas darían para 13.000 meses o, lo que es lo mismo, para una renta básica de un año para 1.083’3 personas.
  • Otro comparación más, con la hepatitis C.   Hace tiempo publicábamos que un tratamiento completo de 12 semanas podía costar en España entre 50.000 y 100.000 €.  Las 303 ametralladoras pesadas supondrían salvar la vida a 104 personas, de media.

¿Qué preferimos, 303 ametralladoras pesadas o 104 personas libres de hepatitis C, o 1.083 personas con renta básica, o 2.363 familias con un alquiler social anual?

Es decir, ¿qué queremos defender?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed