Archive for militarismo y salud

Seguridad Ecológica: 17.000 armas nucleares en el mundo

Imagen de Pierre J.

Fuente:  Público.

Kuniko Kimura y Mashasi Leshima recorren Europa recordando el horror de Hiroshima y Nagasaki, protestando por la presencia, aún, 70 años después, de 17.000 bombas nucleares en el mundo.

Es como si en plena locura (después de 120.000 muertos en el acto y 120.000 muertos en los días posteriores) cada año tras las tragedias no hubiésemos aprendido nada y hubiésemos fabricado 243 bombas atómicas.

la visita de la delegación japonesa ha servido para volver a traer a colación los riesgos que trae consigo la presencia de bases militares en territorio español de países que utilizan la tecnología atómica con fines bélicos: EEUU y Reino Unido.

Además,

el Convenio de cooperación de Defensa con EEUU no prevé ningún mecanismo para garantizar que los buques y los aviones que pasan por las bases no portan armamento nuclear y además también existe la práctica administrativa de no preguntar qué tipo de armamento llevan los buques y aviones que pasan por las bases

Actualmente se tiene seguro que hay armas nucleares en 9 países:

  1. Estados Unidos.  Durante la Guerra Fría, llegó a poseer unas 35.000 armas atómicas. En la actualidad (2012) los Estados Unidos disponen de unas 2.150 ojivas nucleares activas (1.950 estratégicas y 200 tácticas) más otras 2.800 en reserva y unas 3.000 almacenadas para desmantelamiento, para un total de aproximadamente 8.000
  2. Rusia.   Actualmente (2012) dispone de unas 4.430 ojivas nucleares activas (2.430 estratégicas y 2.000 tácticas) más unas 5.500 almacenadas para desmantelamiento, lo que totaliza unas 16.000
  3. Gran Bretaña.  Mantiene la flota Trident de submarinos nucleares equipada con algo menos de 160 ojivas nucleares activas, sobre un total de 225.
  4. Francia.   El Charles de Gaule es actualmente el último portaaviones con armas nucleares desplegado en un país. En 2008, el presidenteNicolás Sarkozy anunció que Francia disponía de 300 armas nucleares en total, de las que 240 serían estratégicas y 60 tácticas.
  5. China.   Se estima que en 2011 disponían de unas 240 ojivas nucleares, de las que aproximadamente 178 se encontrarían activas.
  6. India.  En 2010 se estimaba que India disponía de entre 60 y 80 armas nucleares.
  7. Pakistán.  En 2011 se estimó que Pakistán posee entre 90 y 110 armas nucleares.
  8. Corea del Norte.  se le estimaron un máximo de 10 ojivas atómicas disponibles.
  9. Israel.  Posee alrededor de 200 a 500 armas nucleares

En cuanto al listado de ensayos nucleares, las cifras también son colosales:

1054 realizados por USA hasta 1992 en Nevada, Alaska, Colorado, Missisipi y Nuevo Méjico.  Desde 1963 todos los ensayos han sido subterráneos.

La Unión Soviética ha realizado 715 pruebas nucleares entre 1949 y 1990.

Francia ha realizado 210 pruebas nucleares entre 1960 y 1996.

China 45 ensayos nucleares.  De Gran Bretaña y los demás países no hay datos.

Es decir, al menos, 2024 ensayos nucleares han liberado radiactividad a atmósfera, hidrosfera y geosfera.

En cuanto a los daños que causó, causa o causará una bomba atómica podemos destacar:

  • Muerte inmediata en la zona cero.
  • Pulso de radiación ionizante.  Una bomba de 1 megatón alcanzaría hasta los 15 km alrededor
  • Pulso electromagnético.  Parece que no afecta a los seres vivos, pero sí a las infraestructuras, aparatos y vehículos que utilicen componentes electrónicos.
  • Destello luminoso.  Cegará temporalmente a toda persona que se encuentre mirando hacia la dirección de la explosión en un radio de 500 km.
  • Pulso térmico.  Para una bomba de 20 megatones cualquier persona en 45 km a la redonda sufrirá quemaduras de 2º grado.
  • Onda de choque.  Corre a 1.224 km / h.
  • Lluvia radiactiva local que se propaga por el viento
  • Oscurecimiento radioeléctrico.

Efectos retardados:

  • Incendios
  • Contaminación radiactiva
  • Invierno nuclear
  • Destrucción de la sociedad

Y aún así seguimos cuidando que estén a pleno estado de producir una catástrofe nada más y nada menos que 17.000 bombas nucleares.

Nuestra cultura es militarista y violenta, propia de seres dementes. Nuestros gobiernos que apoyan y fomentan las armas nucleares son culpables de todos y cada uno de los accidentes y muertos.  El gobierno español debería emprender una política internacional activa contra las armas nucleares.

¿Cuántos millones de € habrá malgastado la humanidad en esta locura?

Share

Seguridad Humana vs. defensa militar

Fuente:  El País.

Señalaban que el gasto por habitante en educación y en sanidad se ha recortado un 21 % durante la crisis.  Además, también se recortó en un 2’7 % entre 2009 y 2013 el gasto en protección social, que incluye los gastos en prestaciones por desempleo y pensiones, junto con políticas de dependencia, de vivienda y contra la exclusión.

Imagen de BBVA-Ivie

En conjunto, el gasto real por habitante de todas las Administraciones, en lo que el Ivie (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas) cataloga como «servicios públicos fundamentales», retrocede un 10,1% entre 2009 (6.933 euros per cápita) y 2013 (6.230), años en los que se concentró el recorte del gasto

Sin embargo, para comparar, ofrecemos el siguiente gráfico, muy formativo:

Año
Créditos iniciales (presupuesto)Créditos finales (liquidación)Desviación (millones)%
2002 6.322’6497.068’805+746’156+ 11’80
2003 5.827’6816.566’027+ 738’346+ 12’67
2004 6.746’7737.613’345+ 866’572+ 12’84
2005 6.990’7807.892’320+ 901’540+ 12’89
2006 7.416’5458.571’345+ 1.154’800+ 15’57
2007 8.052’7609.340’087+ 1.287’327 + 15’98
2008 8.494’1139.810’790 +1.316’677+ 15’50
2009 8.255’7729.344’213+ 1.088’441+ 13’18
2010 7.649’8598.715’197+1.020’338+ 13’92
2011 7.156’3728.301’096+1.144’724+ 15’99
2012 6.316’4419.066’293+ 2.749’852+ 43’53
2013 5.913’65 7.867’099+ 1.930’094+ 33’03
20145.745'7717.696'658+ 1.950'887+ 33'95
20155.767'7818.102'266+ 2.334'485+ 40'47
TOTAL
(14 años)
96.680'214116.661'364+ 19-981'15+ 20'66

Parece ser que dinero sí que hay.  Pero nuestros políticos eligen que sea para lo militar en lugar de ser para los gastos sociales.  Eligen, conscientes, que una media de 1.300 millones al año se dediquen a reforzar lo militar mientras nos convencen de que es imposible subir las pensiones, dar cobertura médica a los extranjeros, contratar un sólo profesor más.

¿Qué modelo de defensa nos convence más?  ¿Aquél que defiende la patria, las instituciones, las fronteras, la nación;  pero que impide que aumenten nuestros gastos sociales?, o ¿aquel que defiende nuestra sanidad, nuestra educación, la vivienda, la lucha contra la exclusión, pero nos priva de cazabombarderos, fragatas, portaaviones?

¿Seguridad Humana o defensa militar?  ¿Cañones o mantequilla?

Share

Todo ventajas para los irakíes: España construye una base militar en Irak

Imagen de Daniel Lobo

Fuente:  Infodefensa

España lleva ya dos meses construyendo una base militar en Irak para 300 españoles, 50 estadounidenses y 30 portugueses.  Ahora nos enteramos.  ¿Esto es transparencia?

La están construyendo 70 efectivos militares.  Penoso.  Nada de mano de obra del país.  En nada se beneficiarán los irakíes.

Se quejan los militares de que hay pocos materiales de calidad adecuada para realizar su obra.  Patético:  Irak, un país en continua guerra que no ha sido suficientemente reconstruido, con la población pasando penurias desde hace muchos años y los materiales que tienen un mínimo de calidad van a ser utilizados para construir una base militar extranjera.

También van a utilizar 8 potentes generadores de energía eléctrica y 1 planta potabilizadora de agua.  Para uso conjunto hispano-luso-norteamericano.  Los irakíes seguirán pasando sed, bebiendo agua insalubre, sin luz, sin aire acondicionado, etc.

45.000 metros cuadrados.  Defendido por las armas.  Ya no territorio nacional irakí, de facto.  En las proximidades de Besmayah, a 60 kilómetros al sur de Bagdad.

Como ven, todo son ventajas en la intervención española y multilateral en Irak.  ¿Cómo pueden no estar contentos los irakíes?  ¿Cómo no desean que les militaricemos más su sociedad?

Se quedarán mirando, pasmados, al otro lado de las vallas, fuera del límite de seguridad.  Acalorados y sedientos, soñando con los extranjeros que beben cervezas y agua fresquita en barracones con aire acondicionado.  De noche, de lejos, disfrutarán del espectáculo gratuito de ver la luz eléctrica brillar en la base.  Y, casi seguro, que soñarán que es la luz que en la noche atrae a la libertad y a la prosperidad que les prometemos al invadirles.

Muchos soñarán con disfrutar las migajas que les caigan de las bases. Quizá algún empleo eventual para reparaciones o trabajos no especializados, quizá algún sueldo como intérprete al precio de jugarse la vida por colaboracionista, quizá algún dinero extra vendiendo sexo a los esforzados luchadores por la libertad.

Nos venderán que contribuimos decisivamente a mejorar el nivel de vida de los irakíes, porque la paz es la antesala del desarrollo.  Pero los irakíes aprenderán duramente la lección:  es nuestro desarrollo y es su guerra a la que llamamos operaciones de paz.

Entre tanto, aquí, en España, no sabremos nada.  Y ojos que no ven, corazón que no siente.  Viviremos bien.  Ni siquiera nos imaginaremos el impacto negativo en la ecología, en la economía, en la vida de los irakíes.

¿Cuánto costará la construcción de esta base?  ¿En qué partida del presupuesto de Defensa nos lo colarán?  ¿Con qué gasto extraordinario se cubrirá?

Share

Antimilitarismo y elecciones municipales y autonómicas

Hasta ahora cuando llegaban las elecciones municipales y autonómicas se solía pensar que no era el momento del debate militarismo-antimilitarismo.  Se veían mucho más claro centrar este debate en los comicios generales y en las propuestas generalistas que «ofertaban» los partidos en liza (por cierto siempre referidas a pequeñas reformas cosméticas pero sin entrar en el nucleo de preguntas que el antimilitarismo formula a la sociedad.

Sólo algunos grupos intentaban que se reconociesen como importantes temas muy locales y pegados a sus preocupaciones habituales:  campos de tiro próximos, campamentos militares que molestaban, etc.  Pero un debate más general y pormenorizado no lo habíamos abordado con intenciones de trascender a la agenda de los partidos políticos con fuerza.

Hemos querido ofrecer un material que desvela que lo militar sí afecta al ámbito local y autonómico en gran medida.

Además, con la propuesta que os ofrecemos pensamos que cubrimos, al menos en parte, porque todo es susceptible de ser mejorado, el aspecto propositivo que ha de caracterizar al antimilitarismo y a la noviolencia.  Por ello hay un capítulo de 8 páginas que hemos titulado «Cultura de paz» en el que hay muchas propuestas para construir la paz desde municipios y Comunidades Autónomas tanto antes como durante y después de una guerra.

Como siempre, esperamos que os guste.

Además, agradeceríamos comentarios, enlaces con informaciones de nuevos temas a tratar, propuestas y correcciones para mejorar este trabajo.

Y también quedamos a la espera de que a algún grupo le interese el debate mediante una charla específica con los partidos de su zona.

Antimilitarismo y Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 by Colectivo Utopía Contagiosa

 

 

 

 

 

 

 

Share

Invertir nuestro Gasto Militar escondido en luchar contra 17 enfermedades

Imagen de Pepe Alfonso

Fuente:  El País.

En 2014 se gastaron 300 millones de dólares, 263’7 millones de € en luchar contra 17 enfermedades que hacen miserables las vidas de más de 1.000 millones de personas en 149 países.

Son, claro, enfermedades tropicales que no afectan en demasía al primer mundo.

Sería necesario multiplicar la inversión por 10 para que tuviesen una cobertura universal en 2030.  En total 2.637 millones de €.

A cualquiera de nosotros esta cifra nos parece inalcanzable, sin embargo, si miramos nuestro informe de Gasto Militar para 2015, veremos qué fácil es llegar a esta cifra:

  • Ministerio de Presidencia (CNI):  223’68 millones de €
  • Ministerio del Interior:  2.600’68 millones de €
  • Ministerio de Exteriores:  171’53 millones de €
  • Ministerio de Industria:  604’76 millones de €
  • Ministerio de Fomento:  0’22 millones de €
  • Ministerio de Empleo y Seguridad Social:  0’5 millones de €
  • Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente:  16’81 millones de €
  • Ministerio de Hacienda:  39’14 millones de €
  • Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad:  0’3 millones de €
  • Ministerio de Economía y Competitividad:  4’8 millones de €
  • Ministerio de Educación, Cultura y Deportes:  0’3 millones de €
  • Otros organismos:  Centros Universitarios de la Defensa:  14’43 millones de €

En total 3.677’15 millones de € dedicados en 2015 para el Gasto Militar por ministerios diferentes al de Defensa.

Sólo con esta cifra, sin quitar nada al Ministerio de Defensa (para no quedarnos indefensos según la propaganda al uso), podríamos hacer una contribución inolvidable para 1.000 millones de personas.

Además, hay que tener en cuenta que gracias al actual cambio climático, algunas de estas enfermedades tropicales ya no lo son estrictamente y que invertir en su control es una manera concreta de defender nuestra Seguridad Humana.

Por otro lado, esos 149 países cuyos 1.000 millones sufren estas enfermedades seguro que iban a estar muy agradecidos y para ellos España dejaría de ser un país militarista, violento e intervencionista para convertirse en un adalid de su salud.  Con ello bajaría nuestro índice de peligrosidad internacional y no seríamos considerados tan enemigos por muchos países.  En definitiva, estaríamos más seguros.

Queda claro que es una cuestión que no depende de la existencia o no de dinero, sino de la voluntad política.

Los militares cuando mejor social hacen y mejor nos defienden es cuando se disuelven.

Share

¿Qué queremos defender?: la lucha contra la hepatitis C

En la imagen que encabeza este artículo se pueden ver los datos generales sobre la hepatitis C.  Hemos recogido la información de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C.

Es de destacar que en este tema hay múltiples aristas:

  • Una es la propia responsabilidad del Estado:  Gran parte de estos cientos de miles de enfermos de hepatitis C en España de los que ahora  el Estado no se hace cargo fueron infectados en los hospitales públicos. Este virus no se transmite con facilidad. Se contagia por vía sanguínea: intercambio de jeringuillas, uso de material médico no esterilizado y, por supuesto, las transfusiones de sangre. Y durante décadas en España, hasta 1992, no fue obligatorio analizar las bolsas de sangre para detectar si el donante estaba infectado. Hay enfermas, como Aurelia G., que fueron contagiadas en hospitales públicos por medio de transfusiones de sangre contaminada cuando daban a luz.

Hemos escuchado decir a alguno de los afectados que este comportamiento del Estado se puede calificar de terrorismo de Estado.  Y pensamos que estamos de acuerdo.

  • Dos, el negocio.  Una píldora, fabricada por la empresa estadounidense Gilead vale 1.000 dólares.  Un tratamiento completo de 12 semanas oscila entre 84.000 y 168.000 dólares, en España entre 50.000 y 100.000 €.

 

Imagen tomada de smp.newshq.businesswire.com

 

Las ventas de su pastilla milagro contra la hepatitis C supondrán solo este año 1.277 millones de euros para Gilead. Tratar a todos los enfermos del planeta al precio actual de Sovaldi costaría más de 8 billones de euros, una cifra equivalente a la suma del PIB anual de Alemania, Francia, España, Reino Unido e Italia. ¿El coste real de producción del medicamento? Entre 50 y 100 euros por paciente: mil veces menos de lo que cobran por él. Aún incluyendo la inversión en la patente –un dato que Gilead no quiere dar– el sobreprecio sigue siendo disparatado.

Evidentemente, las empresas tienen derecho a recuperar lo invertido en sus investigaciones, pero ¿es ético y socialmente justo que el beneficio sea tan alto?  Gilead se convierte, en nuestra opinión, como una empresa que genera muchísima violencia directa y estructural.  Pensamos que el Estado debe legislar en estas situaciones para que prevalezca el derecho humano a la salud, a la vida.

Otros países, como India, ya han anunciado que fabricarán genéricos sin respetar la patente –a diferencia de España– porque lo primero es la salud de su población.

Denuncian que el Ministerio de Sanidad, con Ana Mato al frente,

Ha presentado una partida de gasto para la compra del fármaco de 125 millones de euros. Con esta cifra de gasto aprobada – dado que cada tratamiento que usted ha negociado con el laboratorio Gilead ha sido fijado en 25.500 €, – sólo van a poder ser tratados 4.902 enfermos. Es decir, el 1,63% de los afectados diagnosticados.
Es decir, si los 125 millones sólo alcanzan para el 1’63 % de los afectados, el total que se requiere es de 7.669 millones de €.  Como se ve una cifra muy importante, pero que supondría la defensa sanitaria de las 300.736 personas que sufren la enfermedad y no sólo del 1’63 % del que se va a ocupar el PP.  El PP lo considera inasumible.
Pero los afectados denuncian, con mucha razón, que otros gastos no les han parecido inasumibles:
Ustedes están empleando el dinero público para rescatar a la Banca con 60.000 millones de euros, las autopistas de peaje con 2.400 millones de euros, a la empresa ACS con 1.350 millones de euros por el almacén de Gas Castor y así una lista de rescates cuyo coste supera con creces los 80.000 millones de euros. Mientras estos rescates se llevan a cabo, el Ministerio que usted preside, deja al 98,37% de los afectados por Hepatitis C sin el tratamiento que científicamente ha demostrado que cura al 95% de los afectados por Hepatitis C.

Por nuestra parte, les comentamos a la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C que hay otros gastos superfluos e, incluso, socialmente perjudiciales, como los gastos militares, que se podrían reconvertir a la lucha contra la hepatitis C:

  1. Sólo los intereses que debemos abonar los españoles por la deuda contraída por nuestro militarismo en 2015 será de 171 millones de €.
  2. Para los Programas Especiales de Armamento, el Ministerio de Defensa, fuera de los Presupuestos Generales del Estado, para esconder este gasto tan antisocial, gastará en 2015, 950 millones de €.
  3. Dedicaremos a misiones militares en el exterior la friolera de 800 millones de € durante 2015.  Sin que ninguna de ellas mejore un ápice el nivel de vida, político o social de los países intervenidos.
  4. Una buena parte de los 17.606 millones de € ocultos del Gasto Militar para 2015 se podrían utilizar para la lucha contra la hepatitis C.  Aún así, sobrarían más de 10.000 millones de € para el militarismo escondido.
  5. A nadie le han consultado si queremos gastar en militarismo 502’5 € al año por persona.  Posiblemente si nos preguntasen si estamos dispuestos a gastar los 170’4 millones de € cada español en 2015 para luchar contra la hepatitis C, la respuesta sería muy solidaria.

Para terminar otra reflexión que nos lleva a plantearnos el caso en dos de sus aspectos más generales:

Sovaldi es solo el principio. En los próximos años es muy probable que lleguen nuevos medicamentos milagro contra el alzhéimer o el cáncer. Si nada cambia, su precio dependerá del máximo beneficio, no del coste de desarrollo ni menos aún de la competencia porque una patente médica es un monopolio en un mercado donde el consumo no es una opción. Es la bolsa o la vida: ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por no morir?

Por otro lado, deberíamos preguntarnos, con carácter de urgencia, qué queremos defender.  ¿La patria, las fronteras, el status quo? o ¿la salud, la vivienda, el medio ambiente y los cambios hacia un mundo mejor?  ¿Cañones o mantequilla?  ¿Gastos militares o gastos sociales?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed