Archive for Militarismo en la Comunidad de Madrid

El cañón nazi en Madrid (luces y sombras del Ayuntamiento)

Imagen de Gerald Davison

Fuente:  Público.

El 21 de septiembre de 2017 el concejal Carlos Sánchez Mato, responsable del área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, escribió una carta al Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra para preguntarle cómo y cuándo se podía devolver un cañón antiaéreo de fabricación nazi que había llegado a España con la división Cóndor alemana que ayudó al dictador Franco en su sublevación militar contra la República.

En dicha carta Carlos Sánchez Mato hace un recorrido histórico por los múltiples usos que se le dieron al cañón durante la guerra.

Ocurrió que dicho cañón nazi fue depositado sin cargos en manos del Ayuntamiento madrileño cuando lo regentaba Ana Botella (Partido Popular).  La entonces alcaldesa decidió que fuese utilizado como decoración de la plaza de la Artillería Antiaérea en el distrito de Fuencarral-El Pardo.

El cañón nazi, además, fue instalado entre múltiples irregularidades administrativas, según una investigación de la subdirección de Auditoría de la Deuda del Ayuntamiento de Madrid, dependiente del Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid

“Las obras de instalación se ejecutaron sin proyecto aprobado ni dotación presupuestaria”, recoge el informe al que ha tenido acceso Público, que denuncia que la glorieta fue inaugurado el 28 de abril de 2013, mientras que el proyecto que aprobaba la remodelación de la misma fue firmado el 31 de mayo, un mes después.

“Esto conllevó que los trámites necesarios para empezar la obra tuvieran fecha posterior a la ejecución de las obras”, recoge el informe, que recoge que las obras supusieron un gasto de 11.633 euros.

Otros 11.633 € a la basura, otros 11.633 € de despilfarro militar.

El contrato Defensa-Ayuntamiento de Madrid terminaba la primera semana de enero de 2018.  Por ello, el gesto de retirada a final de año ha sido poco más que un detalle.

Pero, al menos, no se ha renovado el contrato por otros 5 años.  Algo es algo.

Nos gusta el gesto, muy coherente y oportuno en un Ayuntamiento que dice que busca la paz.  Sin embargo, nos resulta incoherente que la rotonda siga llamándose de la Artillería antiaérea.  Existen muchos otros objetos y aparatos que lo merecerían antes, existen múltiples oficios que éticamente están por encima del arma de Artillería (antiaérea o no) y que tienen muchos más méritos para figurar en el callejero madrileño.

El nombre de una calle o rotonda no es cualquier cosa.  En su bautismo el Ayuntamiento responsable (y los ayuntamientos que, posteriormente, lo mantienen) dejan clara constancia de su ideología y de qué es lo que quieren celebrar y honrar con un nombre callejero.

Saludamos que la pieza de artillería haya vuelto al interior del cuartel, pero pensamos que, por coherencia, el ayuntamiento debería cambiar el nombre de la rotonda por otro más pacífico y menos violento.  Si no es así, el gesto habrá sido meritorio pero muy parcial.  Y Madrid poco habrá avanzado en ser capital de paz como pretende Carmena.

Una propuesta razonada y detallada (que cuenta con más de 14.000 visitas) para hacer de Madrid una ciudad de paz la podéis encontrar pinchando aquí.

Share

Defensa subasta 28 locales en Madrid por un total de 10 millones de €

Fuente:  Infodefensa.

Ya es sabido que Defensa es el segundo terrateniente español.  Y de ello se aprovecha para, poco a poco, según se va recuperando el mercado inmobiliario, ir sacando tajada de cara a poder invertir  más en armamento.

Ahora es el caso de Madrid:  Defensa va a subastar 28 locales en Madrid por 9’903 millones de €.  Se trata de locales comerciales y fincas que han quedado en desuso.

¿Se les podría dar un uso social cediéndolas a otros Ministerios como Vivienda, Sanidad, Educación, etc.?  Sí.  Pero eso sería bueno para la sociedad y no para la industria militar.

El goteo de millones para Defensa no para.  Así, el pasado octubre Defensa vendió dos locales a Realia y Pryconsa por 40 millones de €, uno situado en Alcalá de Henares y otro en Vicálvaro.

No estaría mal que estas ventas del Ministerio de Defensa tuviesen un impuesto madrileño dedicado a que el ayuntamiento promoviese la paz a través de una política de paz propia y continuada.  Ideas como esta hacen falta y una muestra de ellas está en nuestro Plan de Paz para Madrid.

Share

Plan de paz para Madrid

Fuente:  Plan de Paz para el Ayuntamiento de Madrid.

¿Sería útil que los ayuntamiento españoles tuviesen un plan de paz entre sus políticas habituales?

Desde Utopía Contagiosa hemos hecho una primera propuesta con la que buscamos abrir el debate y que este sea concreto y creativo.  La propuesta la podéis encontrar en el enlace anterior o podéis verla aquí abajo:

No nos cabe duda que dada la simbiosis entre los Estados actuales y el militarismo, es necesario que no sólo desde la sociedad y las ongs se trabaje de manera alternativa por la paz, sino que también es imprescindible que lo hagan otras instituciones con criterios distintos a los estatales y más próximos a las ideas de Seguridad Humana, que realmente defiende lo que interesa a las personas.

Como se ve en la propuesta, no abogamos por una opción de trabajo cualquiera, sino por algo comprometido y que promueva la participación social.  Nuestra opción es por promover las labores de paz tanto en Madrid municipio como en el extranjero y para ello presentamos 18 objetivos con 104 propuesta políticas en total.

Esperamos que sea de interés general y que nos lleguen comentarios con cambios, proposiciones, mejoras, etc.  Todas ellas serán bien recibidas para iniciar este camino de paz en el municipalismo.

Share

Furor inmobiliario

Por Börkur Sigurbjörnsson

Fuente: El Confidencial

En su consabida puesta en venta de patrimonio militar para hacer cuartos, Defensa ha sacado a la venta en pública subasta dos parcelas, por las que se han interesado alguno de  tiburones de nuestro panorama inmobiliario-especulativo.

El primero, en Alcalá de Henares, cuenta con 14.400 metros cuadrados, y 44.700 de edificabilidad (en alturas se entiende). Por ella ha puesto encima de la mesa 27´5 millones de euros Realia Business (unos activos de 1.204 millones de euros, según aparece en El Economista)  dedicada a la especulación en patrimonio e inmobiliaria,

Al parecer piensan hacer 500 viviendas sobre ese solar.

Una segunda parcela, por la que han obtenido un pelotazo más, está en Vicálvaro, también en Madrid y cercana al aeropuerto de Barajas, con 13.700 metros cuadrados y una edificabilidad de algo más de 19.000 metros. Aquí han pujado dos compañías, Vía Célere y Pryconsa, que es la que ha ganado el concurso por 15´12 millones de euros y pretende construir 240 pisos más.

Madrid cuenta con un impresionante problema de suelo, y Defensa ha salido en auxilio de los tiburones inmobiliarios, poniendo a su disposición nada menos que 28.100 metros cuadrados que no usaban para nada, por el módico precio de 42,62 millones de euros que pasarán a engrosar las arcas del INVIED para la compra de infraestructuras militares y armas, que sumar a otras ventas de terreno en Madrid, como el pelotazo por 111 millones de euros que  dio Defensa a finales de 2014, al vender terrenos en la calle Raimundo Fernández Villaverde de Madrid.

Por no hablar de los 25 millones que piensan sacar, también en Madrid, por subastar en antiguo hospital militar del aire, según informa Infodefensa.

 

 

Share

¿Es promoción del militarismo la rehabilitación de las fortificaciones de la guerra civil en la Comunidad de Madrid?

Imagen de PhotosNormandie

Fuente:  El Confidencial.

Los debates son interesantes porque mezclan historia, turismo, cultura de defensa versus cultura de paz, educación, negocio y ética.

La Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid ha identificado 462 bastiones de la Guerra Civil en 68 municipios madrileños.  Estas fortificaciones militares se encuentran actualmente protegidas desde 2013 como Bienes de Interés Cultural por la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Cristina Cifuentes quiere iniciar un ambicioso plan para identificar, rehabilitar y promocionar turísticamente muchas de las fortificaciones de la Guerra Civil que aún se conservan

Y es que la guerra sirve para todo.  También para sacar dinero mediante el turismo.

El debate cultural:  cultura de defensa o cultura de paz.

Pero la noticia es preocupante desde el ámbito cultural porque nadie nos dice qué versión de la guerra venderán, ¿la de los republicanos, la de los franquistas?  Y la cuestión es importante dado que nadie duda de la honestidad e imparcialidad de Cifuentes y del PP.  ¿Se hablará de las tropelías de ambos bandos, o sólo de las de un bando, según sea el gobierno regional de turno?  ¿Serán los búnkeres de la Guerra Civil usados como propaganda del militarismo actual?

Porque, suponemos, en ningún caso promocionarán una visión pacifista, antimilitarista y antibélica; una visión que nos haga aprender de la maldad intrínseca de todas las guerras.  ¿Se divulgará el movimiento antiguerra durante la guerra civil?

El objetivo es la promoción, la difusión turística. La Dirección General de Patrimonio Cultural ya ha incluido en sus rutas patrimoniales los restos ya restaurados de la Guerra Civil que forman parte del Frente del Agua, en la sierra norte, un recorrido circular de nueve kilómetros, transitable a pie y en bicicleta, que recorre 27 fortificaciones. Una importante zona estratégica por la que lucharon republicanos y nacionales, entre Paredes de Buitrago y Prádena del Rincón, que incluye nidos de ametralladora, amplios refugios de tropas y puestos de mando, líneas de trincheras y fortines republicanos (ladrillo revocado y techado con hormigón) y bastiones del bando nacional (hormigonados al completo). Un ejemplo de lo que se quiere hacer en todo Madrid, una especie de ‘paquete turístico’ para disfrutar de una parte de nuestra historia.

Así, sin más, paquete turístico para disfrutar de una parte de nuestra historia.

¿Disfrutar?  ¿Sin ninguna crítica a las guerras, a su uso por lo militares que se alzaron, a los miles y miles de muertos que produjo, a la represión de 40 años de dictadura y militarismo a ultranza que siguieron?

Ni los hechos acaecidos fueron neutros, ni lo serán las formas que tengamos de enseñar a nuestros jóvenes y turistas lo que fue, es y serán las guerras.

El debate económico y su importancia para establecer el Gasto Militar.

Pero el cultural no es el único punto de preocupación.

Hasta la fecha, el Ejecutivo autonómico ha invertido 353.700 euros en varias actuaciones, como la rehabilitación del Frente del Agua, 27 fortines, búnkeres y nidos de ametralladora situados en Paredes de Buitrago, que cuenta ya con un centro de interpretación que visitan los escolares madrileños; y en el Blockhaus número 13, un gran refugio de hormigón que hoy sigue vigilando la carretera de Colmenar del Arroyo hacia Navalagamella, en el oeste de la región.

Y he aquí otro debate.  Si la inversión deviene en ensalzar el militarismo y la guerra, en no criticarlo, en, de otra manera más, presentarlo como inevitable, en presentarlo desde sólo sus aspectos técnicos (cómo se construía, cómo se conectaban los búnkeres, cuáles fueron las estrategias militares, etc.) y no desde aspectos más humanitarios, críticos, antimilitaristas y antibélicos, lo primero nos hace considerar que la inversión de 353.700 € por la Comunidad de Madrid es Gasto Militar encubierto esta vez en una Comunidad Autónoma, y lo segundo nos haría variar nuestra postura.

Pero ni Cifuentes ni el PP dejan duda, mucho nos tememos que es una nueva partida de Gasto Militar.

Y eso esperando que no esté la Comunidad de Madrid haciendo el caldo gordo al Ministerio de Defensa, acondicionando restos históricos militares que no sabemos si son de su propiedad.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed