Archive for Mariano Rajoy

¿La venta de armas se salta la legalidad?

Imagen de Kurtxio

 

Comentábamos en un artículo previo  que nos parecía advertir un mecanismo muy artero que tenía como consecuencia saltarse la ley sobre control del comercio exterior del material de defensa y de doble uso. En concreto el Real Decreto-ley de 25 de mayo de 2012 de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, en concreto de su Título II sobre «apoyo a la exportación de material de defensa por el Ministerio de Defensa».

1.-  El que hizo la ley …

El Ministerio de Economía y Competitividad tiene una Secretaría de Estado de Comercio en la cual se informa de las peculiaridades sobre la exportación e importación de material de Defensa y de Doble Uso.  Existe una La Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y Doble Uso (JIMDDU) que se constituyó en 1988 y se reúne una vez al mes, con representación del Ministerio de Presidencia, Asuntos Exteriores, Defensa, Economía, Hacienda, Interior e Industria.  Esta Junta es la que concede autorización para la venta de armas al exterior.  Por ley la JIMDDU tiene que velar por el cumplimiento del Código de Conducta de la UE, código que ha quedado recogido por la misma Ley. Este código establece que no deben venderse armas a países sancionados, inestables, en conflicto armado, que vulneren los Derechos Humanos, que no condenen el terrorismo o que tengan un nivel de bienestar delicado, según Melero y Font en un artículo de 2007 que denuncia que sus deliberaciones y decisiones son secretas.  Esto deriva en falta de control social y parlamentario.

En la Ley 53/2007 sobre el control del comercio exterior del material de defensa y de doble uso se dice, además, que el gobierno enviará semestralmente al Congreso de los Diputados la información pertinente sobre las exportaciones de defensa y de doble uso.  El encargado será el Secretario de Estado de Defensa y éste comparecerá ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados.  Luego, la Comisión de Defensa emitirá un dictamen con recomendaciones de cara al próximo año, y Secretario de Estado de Comercio informará, en su comparecencia anual de las acciones derivadas de dicho dictamen.

2.-  … hizo la trampa.

La liebre nos saltaba con la noticia sobre la corrupción en Defex:

Los directivos de Defex y el mencionado Cueto maniobraron para desviar casi un tercio del importe del material militar pagado por el Gobierno de Angola. Al tratarse de un acuerdo intergubernamental, el contrato no pasó el control de la Junta Interministerial de exportación de material de defensa (Jimdef), que controla la exportación de armas y material de doble uso y rinde cuentas semestralmente al Congreso de los Diputados.

Imaginamos que a mucha gente se le pasó la gravedad de que, además de toda la corrupción de la que hablaba la noticia, se hubiesen saltado a la Junta Interministerial.  ¿Cómo era posible saltarse la ley y no pasar por el control de la Junta Interministerial y evitar informar al Congreso de los Diputados?

Nuestra primera idea, bastante ingenua, fue que existirían algunas excepciones a la hora de pasar por la revisión de la Junta Interministerial.  Por ello acudimos al Real Decreto-Ley que pretende ayudar al Ministerio de Defensa a vender más armas para buscarlo.

En dicho Real Decreto-Ley se argumenta que:

El título II añade un nuevo mecanismo de apoyo a la exportación a los ya existentes en el ordenamiento jurídico español. El mecanismo aprobado por este título pretende desarrollar las capacidades del Ministerio de Defensa en materia de gestión de programas de material de defensa con destino a la exportación. La inexistencia, hasta este momento, de mecanismos que permitieran una participación más activa del Ministerio de Defensa en la gestión de programas destinados a la exportación ha supuesto una desventaja competitiva para nuestra base industrial y tecnológica, la cual se ha visto obligada a competir en el mercado internacional en desigualdad de condiciones contra ofertas procedentes de bases industriales extranjeras que gozaban de un respaldo mucho más proactivo y eficaz ofrecido por sus Gobiernos de origen.
Las medidas que se aplican en este real decreto-ley y que, en definitiva, fundamentan la urgencia y necesidad de la norma, tienen como objetivo fundamental afrontar las carencias advertidas en esta etapa crucial para el sector español industrial de la defensa, caracterizada por la contracción del gasto español en este sector esencial de la actividad económica del país, el aumento de la demanda internacional de material de defensa, la
creciente competencia internacional en los procesos de adjudicación de grandes programas por ciertas potencias emergentes, y la existencia de un interés declarado y actual, por parte de las mismas, en que sea el Gobierno español su único interlocutor en procesos de adquisición de material de defensa que, teniendo en cuenta su envergadura, no admiten demora.

Además, se nos informa de la estructura con la que se harán las exportaciones:

La puesta en marcha de este mecanismo oscila sobre dos relaciones jurídicas; una horizontal, de Gobierno a Gobierno, entre el Gobierno solicitante y el Gobierno español, y una vertical, entre el Gobierno español (por medio del Ministerio de Defensa) y una o más empresas suministradoras.La relación horizontal, se asienta sobre la celebración de un contrato entre el Gobierno de España y otro Gobierno extranjero, tal y como se prevé en el artículo 7.1.g) de la Ley 24/2011, de 1 de agosto, de contratos del sector público en los ámbitos de la defensa y de la seguridad. En virtud de dicho contrato, el Gobierno extranjero solicita al Gobierno de España que realice todas las actividades de gestión precisas para que un determinado material o tecnología de defensa le sean transmitidos por un contratista español. El negocio jurídico del mandato inherente a dicho contrato tiene las ventajas de que el bien suministrado no se integra en el patrimonio de las administraciones públicas, de que no se modifica la normativa vigente en materia de control del comercio exterior de material de defensa y que permite transmitir de manera directa entre los contratistas y el Gobierno extranjero las responsabilidades y riesgos derivados de los contratos.
Por su parte, la relación vertical se desarrolla mediante las actividades que, en virtud del encargo anterior, realizará el Ministerio de Defensa en el tráfico jurídico interno aplicando los mecanismos vigentes de contratación administrativa del sector público, así como el régimen de control de la gestión económico-financiera y el régimen sancionador previstos en la normativa presupuestaria.

Es decir, parece ser que todo deriva de la necesidad de seguridad que tendrían los presuntos compradores de armas de tratar no con una empresa sino con un gobierno.  Por ello, el Estado español, siguiendo el ejemplo de otros como Estados Unidos, se interpone entre comprador e industria armamentística española para gestionar con su seriedad y solvencia habituales la venta de armas con beneficio para las dos partes y sin lucrarse en nada.  Nos pareció entonces que las intenciones del gobierno, representados por el vendedor de armas Morenés, no eran otras que primar el comercio armamentístico español y con ello, potenciar su megalómana idea de crear un polo militar industrial español potente.

Sin embargo, lo que ahora parece también, es que lo que busca la venta de armamento «gobierno a gobierno» es eludir el control y las preguntas indiscretas que podrían venir por la obligación de que las armas y material de doble uso vendidos desde las empresas, eludiendo la obligación de informar a la Junta Interministerial de conseguir la autorización y de que, además, de paso, se eluda la información que el Secretario de Estado debe dar al respecto ante el Congreso de los Diputados.

¿Podría ser que algún diputado preguntara por tan enojosos y jugosos contratos que no tienen por qué cumplir con tanto trámite y escrúpulo?. Lo más seguro es que no, pues la mayoría militarista de la diputadesca es aplastante y las preguntas que se formulan, más bien, tienen que ver con aspectos menos enjundiosos. Pero cabe el riesgo.

Un ejemplo práctico: Los tanques de Arabia Saudí.

 Pongamos por caso el más controvertido, a nuestro modo de ver, que es el de la venta «estado a estado» que se está cocinando entre España  y Arabia Saudí de 250 tanques Leopard fabricados en España y que el reino saudí quiere comprar.

Debemos aclarar que previamente se los quiso comprar a Alemania, país de donde procede la patente de los tanques, aunque el Parlamento alemán no autorizó el negocio por las características poco santas del comprador.

Al parecer, al Gobierno español la operación no le parece tan poco ética como a los alemanes y, ante la perspectiva de lograr un negocio redondo de más de 2.000 millones de euros, ha hecho lo posible por solventar las posibles objeciones. ¿cómo? Pues pidiendo a los alemanes la autorización de venta, por una parte, y creando la norma que permite la venta «país a país» para eludir los controles.

Arabia Saudí es un muy buen cliente para España. No en vano, como explica otra noticia, ha reportado suculentos beneficios a DEFEX, la comercializadora de armas del ejército

En sólo un año, en 2012, ha multiplicado por tres sus beneficios, ha realizado ventas por valor de 95 millones de euros, ha suscrito contratos por 50 millones y ha completado el ejercicio con una cartera de pedidos de 173 millones, convirtiéndose Arabia Saudí en el principal cliente de España en el sector

 

Share

Las bases militares generan dependencia económica y paro

Fuentes:  Diario de Morón y 20 minutos.

Desde hace años venimos defendiendo en este blog que la existencia de bases militares en una región, lejos de ser la panacea para el empleo con la que se presentan, es una fuente inagotable de dependencia económica y de paro.  Ahí va el ejemplo gaditano:

El comité de empresa de «Vinnell-Brown & Root Spain» (VBR), la empresa gestora del mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera, cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha aprovechado la reciente visita a Sevilla del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para entregarle en mano un informe sobre el conflicto que sacude a la plantilla española de estas instalaciones militares, a cuenta del despido «masivo» de trabajadores españoles pese al repunte de la actividad castrense.  (…)  y su sustitución por personal estadounidense. Y es que en los últimos años, recordémoslo, «Vinnell-Brown & Root Spain» ha consumado dos expedientes de regulación de empleo (ERE) con unos 185 despidos y la plantilla teme una tercera reestructuración.

Parece que EE.UU. pone el personal militar:

Todo ello en un marco en el que Estados Unidos amplió el año pasado su contingente con el despliegue de 500 marines y ocho aviones en la base de Morón y ahora ha acordado con el Gobierno de España un nuevo incremento de su presencia militar hasta sumar 850 infantes de marina y 17 aeronaves de transporte, repostaje y apoyo.

y, también, quieren poner el personal civil.  Entonces, España pone el suelo patrio y nos ofrecemos como escudo de los ataques que se quieran realizar contra la política imperialista yanki.  Un negociazo.

Lo que más debería preocupar a los trabajadores es que Morenés, un conocido girapuertas que está, fundamentalmente, al servicio de la industria armamentística, haya dado buenas palabras a los trabajadores:

Según los trabajadores, el ministro de Defensa ha argumentado, en el marco de este encuentro, que «ha mantenido cinco reuniones con su homólogo, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, y le ha comunicado la preocupación del Gobierno español por los despidos y le ha pedido su paralización, así como una mayor sensibilidad en materia laboral«. «Morenés nos ha pedido paciencia e indica que estudiará con detenimiento nuestro informe y velará por nuestra estabilidad laboral«, concluyen los trabajadores españoles de la base aérea de Morón, ubicada no obstante en el término municipal de Arahal.

Seguro que de un hombre tan ético como este industrial de la muerte se fían todos.

La estrategia militar es muy clara.  Lo primero es conseguir que una comarca entera dependa económicamente de ellos.  Luego imponen sus condiciones en todos los ámbitos.  Entre tanto, van imponiendo el modo de vida militar en la zona y van creando la cultura de que son imprescindibles.  Como ya no hay alternativa porque ellos significan el mucho o poco empleo que hay en la zona, tampoco es lógico que haya protestas.  Al final es un ejemplo más de microimperialismo militar y económico.

También es curioso que nuestro rey viajero (para vender armas a los países del Golfo Pérsico) no haya movido ni una muleta por la cuestión del paro en Morón.

Share

Morenés se queja de nuestra «conciencia de defensa»

Mafalda+in+San+Telmo

Fuente: Revista Española de Defensa. 

La revista de propaganda del Ministerio de Defensa del mes de diciembre de 2013 hace una entrevista al Ministro de Defensa español en la que éste repasa y refuerza todos y cada uno de los tópicos de nuestro rancio militarismo, afirmando que necesitan más admiración y más pasta.

Este mantra de nuestros ministros del ramo no resulta muy novedoso, pero no queremos dejar de comentar uno de los aspectos que más cabrea a nuestros políticos militares: la falta de cariño, la falta de «conciencia de la defensa» que tenemos, disolutos y olvidadizos como somos, y que se traduce en lo reacios que somos a que gasten más.

Dice Morenés

El ciudadano opina en las encuestas que las Fuerzas Armadas son una institución creíble y respetable, pero cuando luego le preguntan: ¿de dónde recortaría usted?, dice: en defensa. Esa extraña manera de entender las cosas es muy propia de nosotros; se respeta a una institución, pero si no existe tampoco pasa nada.
Es una actitud muy irresponsable, no solo de la sociedad, sino también de la clase política, que debería entender que en sus mensajes fundamentales tiene que estar la seguridad.

Reconoce el Ministro que los españoles no desean gasto militar. ¿quiere decir que tienen poca conciencia de la defensa, o que tienen una conciencia de la defensa que no pasa por el militarismo?, ¿Es falta de conciencia todo lo que no sea pensar como ellos quieren?, ¿Es irresponsable preferir políticas noviolentas y desmilitarizadas a lucrar los intereses violentos de unos pocos?, ¿En realidad pasa algo si desaparecen instituciones caducas y perniciosas, pongamos por caso el ejército, aunque se nos ocurren otras cuantas?

En lo que se cuela Morenés es en eso de que la casta política no pone toda la carne en el asador para dotar de prebendas y privilegios a los  militares. Si hay una política que goza de continuidad, falta de crítica, opacidad y consenso de la casta política, es la política militar. Todos ellos saben quién les defiende los intereses y el corralito.

¿Cuál es la receta de Morenés para que los propagandistas del régimen nos disciplinen en temas de defensa?.

«señalar el valor de la seguridad y transmitir que es clave para que una sociedad sea capaz de generar libertad, paz, justicia y bienestar. Solo hay que pensar donde se irían, por ejemplo, las inversiones, nacionales y extranjeras, en una situación permanente de desorden social y de inseguridad. Por eso conviene saber que la seguridad tiene un precio y que, además, es un prius a cualquier otro desarrollo de la sociedad»

No podemos afirmar que este pensamiento Morenesiano sea ni original ni brillante precisamente, pero además es que contiene una serie de falacias dignas de enmarcar.

Primera, vincular, como presupuesto de nuestras libertades y de la justicia, la «seguridad» militar. No se nos ocurre un solo caso en el que los ejércitos y el montaje económico y político montado en torno a ellos haya traído ni justicia ni paz, ya sea aquí o en otros lugares. ¿Cuántos Estados han dejado de ser invadidos o de invadir a otros desde que tenemos ejércitos?, ¿Cuánta paz basada en la justicia tenemos ahora que estamos armados hasta los dientes?. Si algo podemos afirmar con todo lujo de ejemplos es precisamente lo contrario de lo que Morenés señala. Tenemos privilegios, quietud, poder, pero seguridad en el sentido de seguridad humana, de mayor justicia, de disminución de la violencia estructural, de mejora del orden mundial, etc. … no. Los ejércitos no sirven para garantizar esa seguridad basada en la justicia.

Segundo, el tema del precio: Es que el montaje de la defensa militar, amen de ofrecer solo protección a los intereses de los que mandan, tiene un precio inasumible. En concreto para 2014 más de 27.300 millones de euros (casi 8 de cada 10 ocultos), una cifra que contrasta con los cuantiosos recortes que padecemos y restringen nuestros derechos en nombre de la supuesta seguridad y la racionalidad del mercado.

Tercero, el temita de las inversiones extranjeras. Según Morenés, un sistema que no tenga la garantía del orden armado detrás, expulsa a los mercados. ¿Quiere decirse que la lógica del modelo capitalista implica dominación y amenaza militar como ratio final?, ¿Es ese un modelo apetecible?. En nuestro criterio hay determinados mercados, precisamente los que son éticamente limpios y viables para el respeto con el planeta, que crecen mejor sin militarismo, mientras que hay otros, depredadores e inhumanos, que prosperan con el militarismo. Si Morenés se refiere a amenazarnos con que se irán los chorizos si no ven un ejército capaz de defender su depredación, nos da una razón de más para preferir otra lógica económica y la desmilitarización de la defensa.

Por otra parte, el argumento de que sólo se invierte donde hay «seguridad militar» choca con la realidad de cada día: ¿Cuántos países inseguros se benefician de nuestra «inversión» en venderles armas y en los créditos que les damos para ello?¿Cuántos se benefician de la «des-regulación» y «des-localización» de nuestras industrias? El caos es siempre bueno para el militarismo y su lógica; la justicia es lo que no le conviene tanto.

En resumen: nos quieren disciplinar con una especie de recetario de palo y zanahoria tendente a que traguemos con el indeseable militarismo que sirve para mantenernos firmes.

Lo suyo es que, en nuestro propio beneficio, desobedezcamos.

Share

Polo Industrial Militar: fusión de Indra, Navantia e Isdefe, amparados por la SEPI del Ministerio de Hacienda

Fuente:  Hispanidad.com

No estamos, claramente, de acuerdo con Hispanidad.com en lo que dice que Morenés es más industrial que militar y que por ello ha aceptado las restricciones de Montoro al Presupuesto de Defensa para 2014.

Pensamos que hemos demostrado lo contrario en nuestro artículo:  «Avance del Gasto Militar en 2014«, donde, con los datos en la mano, queda claro que el Presupuesto Militar de 5.745’77 millones, acabará convirtiéndose en un Gasto Militar de 25.843’84 millones de €, con la participación de 12 de los 13 ministerios actuales.

Sin embargo, nos parece muy interesante el cuerpo de la noticia:  el Polo Industrial Militar, en palabras de Morenés, que parece que vuelve a la caduca terminología franquista.

El proyecto sería unir la división militar de Navantia y la ingeniería militar Isdefe, ambas estatales, con la privada Indra, donde la SEPI compró un 20% a Bankia.

Ahora bien, el proyecto es difícil, sobre todo en cuanto fusión pura y dura. Indra está en beneficios, Navantia en pérdidas. Indra cotiza en bolsa, y hay privados que poseen cuatro quintas partes de la empresa. ¿Qué pensarían los March o los Del Pino, accionistas de Indra con la mezcla? Probablemente no les gustaría.

Además, Indra no sólo se dedica a Defensa sino también a tecnologías de la información, y está presente en los cinco continentes.

Otrosí: el poderoso titular de Hacienda del Gabinete, Cristóbal Montoro, ya ha advertido que el proyecto Morenés le parece estupendo pero que no le puede costar un euro al Estado. El déficit fiscal es prioritario.

Pero según El Confidencial, las negociaciones entre la SEPI, por parte del Ministerio de Hacienda, y el Ministerio de Defensa están mucho más avanzadas de lo que parecen y el objetivo sería:

garantizar el suministro de las Fuerzas Armadas permita también el desarrollo tecnológico en un sector especialmente intensivo de capital

Y supone un punto de inflexión en las ansias privatizadoras de los gobiernos del PP.

el Gobierno ha apretado el botón de la SEPI para que actúe como guardaespaldas de excepción y ampare a todas esas empresas que operan al servicio de los cuarteles generales de las Fuerzas Armadas. El Ministerio de Defensa tiene también intereses industriales muy legítimos que han de ser preservados por encima de cualquier tentación mercantil, incluso de aquellas que están inspiradas en causas de fuerza mayor como pudiera ser el propio rescate bancario y los consiguientes pactos con la Comisión Europea, el BCE y el FMI.

Es decir, el Polo Militar Industrial va a ser intocable.  Ni las decisiones políticas, ni las económicas nacionales o internacionales de la Comisión Europea, el BCE y el FMI.  Nadie va a poder decir nada, ni contradecir, ni obligar a nada al Polo Militar Industrial.  Sería el sueño de los militares y de los políticos-industriales militaristas.

El conglomerado militarista sería importantísimo:

Las capitulaciones del matrimonio de conveniencia que están ultimando la SEPI y el Ministerio de Defensa apuntan a la configuración de un grupo accionarial estable encargado de cobijar las posiciones financieras que los distintos organismos del Estado mantienen dispersas en empresas del sector. Además de la citada participación de referencia en Indra, la futura cúpula societaria incluirá a Navantia y su filial Sainsel así como también a Isdefe, esta última sociedad de ingeniería del Ministerio de Defensa y por cuya auditoría técnica pasan todos los programas supranacionales de carácter militar en los que participa España. También se integrarán bajo la misma unidad de gestión los poderes derivados del 4% de EADS y el 9% de Hispasat con su filial de defensa Hisdesat.

Además, no somos originales, ni en el fondo ni en la forma:

El modelo de negocio que se trata de aplicar es análogo al que vienen desarrollando otros países europeos, como Francia y Alemania, donde la industria de defensa se mira pero no se toca. España no quiere ser menos y, salvando las distancias, el Gobierno pretende armarse con voz y voto para demostrar la recuperación de soberanía en un sector inequívocamente estratégico para la política y la economía de cualquier país.

Nuestra preocupación es máxima, por la premura en las fechas:

El objetivo de Mariano Rajoy es presentar en sociedad el proyecto ante los líderes europeos y ministros de Defensa en el próximo Consejo Europeo previsto para el 19 y 20 de diciembre.

Share

Otra vez los créditos extraordinarios para Defensa

08-52+el+enga%C3%B1o

Durante la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado el Ministro de Defensa del reino de España, don Morenés «puerta giratoria» compareció en el Parlamento para decir en la Comisión de Defensa a Sus Somnolencias que, una vez aprobados los presupuestos, deberían llegar a acuerdos extrapresupuestarios para «cumplir» con los compromisos de pago hacia la industria militar y darles un pellizco de pasta (pasta que no estaba prevista en los presupuestos pero que de algún lado va a salir).

Ahora Morenés dice a sus voceros de la prensa que nos vayan preparando para la mordida y que el gobierno planea aprobar un crédito extrapresupuestario de 1.000 millones de euros para los señores de las industrias de guerra.

Si esta partida se hubiera incluido en los presupuestos, el capítulo de Defensa habría sumado 8.098 millones, con un aumento del 16,88% respecto a 2011, en vez de reducirse el 8,84%

Defensa sabía al realizar los presupuestos que estaban presupuestando por lo bajo en lo concerniente a la deuda militar de 32.000 millones de euros que mantiene con la industria militar.  Ello nos habla de mala práctica política, nos habla de engaño deliberado a la sociedad y de engaño continuado porque es elsegundo año vez que el Gobierno de Rajoy realiza esta práctica.

El año pasado se usó el mismo truco para dotar «extrapresupuestariamente» a las industrias militares con más de 1.700 millones de euros y todo indica que este año vamos a hacer algo parecido.

A estas alturas a nadie le sorprende que la diputadesca apruebe, como aprobarán, este pastoncio al gasto militar inmoral, a la par que aprueban la ley para acabar de apuntillar a los hipotecados, la reforma laboral en  lo que aún queda por recortar, el recorte de los restantes derechos sociales, la subida de impuestos para abordar el déficit presupuestario que están generando con las políticas de ajuste a los de abajo y tantas otras, a la vez que nos pegan con sus guardias de la porra y nos acusan de terroristas y violentos por preferir la lucha social noviolenta a la resignación inmoral. El gasto militar es bueno para sus políticas regresivas y para los intereses de los oligarcas.

No hemos oído el suficiente ruido de la izquierda ante este nuevo chalaneo. ¿Será que les ha pillado de puente?¿Será que el encargado de las izquierdas plurales de esta materia en el parlamento sigue sin querer saber nada?¿Será que les importa un pito?¿Será que, tal como aparentan, en realidad no tienen política alternativa en materia de defensa? Por si sirve de algo, recordemos que mil millones para armas son mil millones menos para justicia social, para solidaridad, para ecología, para necesidades sociales. A lo mejor alguien lo pilla.

 

Share

Otro ejemplo del despilfarro en Defensa: el catering de los altos cargos

Fuente:  El Mundo.

Espectacular el despilfarro en Defensa para dar de comer al Rey, a la Casa Real, a Rajoy y a los ministros en sus viajes oficiales con los aviones de Defensa del Ala 45.

Defensa presupuesta para este año, por ejemplo, hasta 250 euros para el kilo de jamón ibérico de denominación de origen y 100 para el kilo de jamón ibérico de cebo. No obstante, estos productos puntúan menos en la licitación que ellomo ibérico de origen, para el que prevé hasta 120 euros por kilo.

Otros platos son el cochinillo a la segoviana (20 euros la unidad), el medallón de cordero lechal (20 euros la unidad), la lubina a la bilbaina (19 euros) o la mousse de pato con lomo ibérico (15 euros).

Otros platos más ligeros son el melón con jamón ibérico (22 euros por unidad), la ensalada de pasta con roast beef (14 euros la unidad) o la bandeja de sándwiches (25 euros).

Para desayunar, Defensa pide zumo de naranja natural (8 euros el litro), bandejas de bollería (20 euros), flanes de huevo (4 euros la unidad) y fruta de la estación cortada en rodajas (cuatro euros la unidad).

Además,

Ante la «especial naturaleza de los usuarios finales del producto», la empresa tendrá que garantizar que sus trabajadores «no generen ninguna situación que pudiera representar una amenaza» para ellos. El 45 Grupo se guarda el derecho de exigir la sustitución del empleado «rehusado» por mal comportamiento o falta de rendimiento.

Esta situación no es nueva, pues ya el el 24 de septiembre de 2012, Interviú publicaba que:

«Presidente del Gobierno:  Extra de whisky y vino en los Falcon y Airbus».  Esta es una de las instrucciones que tiene el Grupo 45 del Ejército del Aire cuando Mariano Rajoy usa sus aviones para un viaje oficial.  Con fondos públicos – del Ministerio de Defensa- se paga el kilo de jamón ibérico a 200 euros para las meriendas.  Las facturas de licorería y vino pueden pasar de los 1.000 euros en cada vuelo.  Los recortes del Gobierno no llegan a los menús que se sirven en los aviones de las autoridades del Estado.

Mil euros costó la cena de Mariano Rajoy a bordo del Falcon 900 que le llevó a él y a cinco colaboradores a Gdansk (Polonia) el pasado 10 de junio para presencia el primer partido de la selección española de fútbol en la Eurocopa

En 2011 se gastaron solo en cáterin para los vips 342.693 euros;  y hasta junio de 2012 se han gastado 128.402 euros.

El Grupo 45 del Ejército del Aire, que actualmente se dedica en exclusiva al transporte de autoridades, está compuesto actualmente por 2 Airbus A 310 y 5 Falcon 900 B.  Nos parecen exagerados 7 aparatos para el transporte de autoridades. ¿O es que cuando se dice que se van a tranportar se llena hasta la bandera de acompañantes el asunto hasta que se acaban el jamón? Hay que recortar y de aquí sería un buenísimo sitio.  La opción solidaria de los ejércitos con los afectados por la crisis queda, una vez más, muy clara, así como su constante generación de violencia estructural.

Share

Margallo defiende una política internacional de halcones y cruzados

-PUNTO DE + + VISTA-2-

Fuente: ABC

El ministro de Asuntos Exteriores de Spain se llama Margallo, más concretamente García Margallo. Lo aclaramos por si alguien se cree que el ministro es el Cardenal Cañizares, o Don José María el innombrable, o una mezcla de César Vidal y Jiménez Losantos, todos ellos líderes de la recalcitrancia.

Margallo ha dicho una burrada. Una de las burradas que por desgracia se empiezan a oír con cierta frecuencia y con muy mala leche: España está a punto de ser la frontera con Al Qaeda, si no combatimos el terrorismo internacional: ««Si el integrismo no se corta —a través incluso de una intervención militar coordinada, según dijo— puede desestabilizar toda la zona y llegar a convertir a España en límite de Al Qaeda».

Esto lo ha soltado don Margallo en el Foro Las Provincias y se ha quedado tan pancho justificando una nueva intervención militar española ahora que saldremos por pies de Afganistán, donde las cosas iban rematadamente mal para los objetivos supuestamente pacificadores y generadores de democracia y derechos humanos de nuestra ayuda humanitaria.

Don Margallo tal vez esté obsesionado con el aire cruzado que exhala su secta favorita, el Opus Dei, a la que se siente tan próximo, aunque es posible que tampoco él mismo se crea esta burrada y que simplemente se haya limitado a dar una justificación burda para una decisión inmoral: la de ayudar a invadir Malí.

Algo nos hace temer que lo que persigue Margallo no es restaurar la paz en Malí, pues en el mismo foro ha dicho que la primavera árabe representa para nosotros una «enorme oportunidad de negocio».

Eso sí, el uso del espíritu cruzado (que por otra parte vemos incrementarse en la estrategia renacionalizadora y nacionalcatolicista que han emprendido los ministros con su Presidente a la cabeza) y del ardor guerrero para convocar a las huestes más sentimentales de la derecha franquista está siendo un gran argumento de nuestras políticas públicas. ¿Nos llevará al desastre, como casi siempre, este iluminismo reaccionario de nuestra derecha recalcitrante?

¿No debería destituirlo Morenés, el Ministro de Defensa, por hablar de política, tal cual el general ese al que han quitado del medio por sus opiniones anticatalanas?

Share

Morenés planea llevarnos a la ruina (por segunda vez).

Fuente:  Ideal. es.

Nos resulta curiosa la noticia de que Morenés anuncia que se va a dejar aconsejar por los británicos para reducir su deuda militar y para ordenar las cuentas de su ministerio, buscando una mayor eficiencia de los recursos disponibles.

Argumenta Morenés que:

  • A los británicos la actual crisis también (les) ha obligado a recortar el gasto en defensa.
  • la amplia experiencia del Reino Unido, el país europeo que más invierte en defensa, en la búsqueda de «las mayores eficiencias por propia responsabilidad», aspecto en el que España «debe aprender»

Hace poco, mayo de 2012, hacíamos un artículo explicando cómo han conseguido los británicos reducir su deuda militar:

  •  ”han realizado importantes recortes en programas de equipamiento, personal y capacidad“.
  • Un ejemplo de la seriedad británica:  ”La decisión, anunciada la semana pasada, de abandonar el proyecto de adquisición de aviones de combate F-35C, de despegue y aterrizaje convencional, para volver a la intención inicial de comprar F-35B, de despegue corto y aterrizaje vertical, ha sido el último paso para lograr este equilibrio, según el Ejecutivo. La versión F-35C exigía un cambio en el diseño de los portaaviones Queen Elizabeth Class, cuya construcción ya está en marcha, que podía suponer un desembolso extra de hasta 2.000 millones de libras (2.500 millones de euros)“.
  • Según teinteresa.es el ejército británico va a despedir a 20.000 soldados.  Esto significa que el ejército pasará de 102.000 efectivos a 82.000.
  • regimientos con un número significativo de soldados de la ‘Commonwealth’ van a suprimirse o fusionarse

Estos esfuerzos reales de desmilitarización del Reino Unido son importantes, aunque no somos ingenuos y sabemos que no lo hacen por pacifismo sino porque esta crisis a la fuerza ahorca.

Pero nos tememos que Morenés no va a hacer caso a las anteriores medidas (muy plausibles para la gran mayoría de la ciudadanía española), sino que se va a fijarse, sobre todo, en las demás ideas británicas, que ya comentábamos en el post citado:

  • Pero es difícil que la gestión se continúe en el futuro con la misma seriedad:  ”Hammond ha anunciado que el presupuesto de equipamiento básico comprometido para los próximos 10 años de ese “nuevo capítulo” es de casi 152.000 millones de libras (cerca de 191.000 millones de euros)“.
  •  Además, “El secretario de Defensa ha ofrecido estas cifras en una comparecencia en el Parlamento británico en la que ha especificado que, además del gasto previsto para los próximos años también se han previsto 8.000 millones de libras para asignar a programas que aún no se encuentran en el núcleo del programa comprometido. De este modo, el plan de equipamiento para los próximos diez años suma un total de 160.000 millones de libras (más de 200.000 millones de euros).  Esos 8.000 millones de libras adicionales, según el secretario de Defensa, se emplearán en función a la evaluación que hagan los militares de las prioridades en cada cada momento.
  • De acuerdo con la información de Defense News, en esos 152.000 millones de libras también se han previsto, por primera vez, 4.000 millones para hacer frente al impacto de posibles retrasos en los futuros programas o la aparición de posibles problemas técnicos”.

Lo cual, en resumidas cuentas significa que lo que están replanteándose en mucho más gasto militar y armamentismo a medio y largo plazo.

Parece que Morenés, que ya nos embarcó en el programa PEAS que ha generado una deuda de 31.000 millones de euros (el 31 % de la deuda total española, 101.000 millones de euros), ahora pretende dejarnos como legado de futuro una nueva remilitarización que nos arruinará ya definitivamente.

Share

El 42’6 % de los encuestados consideran que el gasto en Defensa es demasiado.

El último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre Opinión Pública y Política Fiscal da los siguientes resultados:

¿Qué os parece la tabla precedente?

Los números cantan, un 42’6 % de una encuesta del CIS opina que se gastan demasiados recursos públicos en Defensa.

¿Por qué los gobernantes no hacen caso a la gente y dejan de gastar en el antiético gasto militar?  ¿Por qué nunca nos preguntan si queremos un nivel tan alto de militarismo con el que sufrimos y nos hacen caso en nuestra respuesta negativa?

Cada vez va siendo mayor la brecha existente entre los gobernantes y los gobernados, unos abogan por propiciar el gasto militar mientras los otros promovemos los gastos sociales.

Nos llama la atención la contundencia de  los resultados de la encuesta, sobre todo porque

  • nos parece que la gente aún no conoce mucho que lo que se presupuesta para el Ministerio de Defensa es sólo un tercio de lo que realmente luego acaba siendo el gasto militar total.
  •  Tampoco se conoce demasiado que una gran parte de los gastos militares están ocultos en otros ministerios, como por ejemplo:  Exteriores, Interior, Casa del Rey, Fomento e Industria.
  • También es bastante desconocido que el 31 % de la deuda del Estado Español es deuda militar (31.000 millones frente a 101.000 millones).

Esperemos que la sociedad vaya imponiendo su cordura a los gobernantes y una buena parte del gasto militar se reconvierta en gasto social.

Share

El verdadero gasto militar español en 2012.

El 30 de septiembre, la Sexta emitió un capítulo de Salvados dedicado a hablar sobre el gasto militar.  Mucho felicitamos al equipo de Jordi Évole por hacerse eco de un tema que durante muchísimos años ha permanecido ocultado por los medios de comunicación de masas.

Pensamos que era necesario un programa como este para que el gran público pudiera ver  qué es lo que se cuece en el mundo de lo militar y los gastos en defensa.  Luego vendrá el debate social y la toma de postura.

Por nuestra parte queremos dar difusión al vídeo y también colaborar en el debate aportando nuestro punto de vistas, porque según nuestras cuentas, el verdadero gasto militar es mucho mayor del que se manejó en el programa de Salvados, como podréis comprobar con la lectura de la tabla que sigue al vídeo.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed