Archive for Mariano Rajoy

Retos para Cospedal en Defensa

Imagen de Gobierno de Castilla La Mancha

Imagen de Gobierno de Castilla La Mancha

Fuente:  Infodefensa.

Infodefensa, desde su perspectiva militarista (nosotros añadimos algunos comentarios desde nuestra perspectiva pacifista, para completar el análisis) nos cuenta que son 10 los principales retos a los que se enfrenta María Dolores de Cospedal, nueva ministra de Defensa:

1.-  Los Programas Especiales de Armamento (PEAS).  Después de que el Tribunal Constitucional negase la legalidad de pagar los PEAS mediante créditos extraordinarios que se firmaban en verano, para ocultar los 1.000 millones que suponían en 2016, queda por ver cómo hará el PP para pagar estos programas innecesarios y que, a la vez, están hundiendo al Ministerio de Defensa en la bancarrota.  Hay que recordar que quedan por pagar 21.300 millones de deuda arrastrada.

2.-  Elaboración del Presupuesto para 2017.

¿Seguirá ocultando la mayor parte del gasto militar anual en otros ministerios y otras partidas presupuestarias?  Hay que tener en cuenta que según nuestro informe «Gasto militar 2016«,  se presupuestó para el Ministerio de Defensa un gasto de 5.787’89 millones de €, y según nuestros cálculos el gasto militar para 2016 va a acabar siendo más de 30.928’86 millones de €.  Es decir, se esconde, ni más ni menos que 25.140’97 millones de €.

¿Seguirá gastando en Defensa más de lo que se presupuesta?  Hay parte del gasto militar que no se presupuesta.  En concreto, el sobregasto en Defensa entre 2002-2016 ha sido de 19.981’15  millones de € (un 20’66 % más de lo presupuestado)

¿Seguirá aumentando la deuda militar?  La deuda militar para 2016 la hemos calculado en 16.127’63 millones de €.

3.-  Para no aburrir, englobamos en este punto todas las demandas de armamento ultramoderno que piden los tres ejércitos:

  • Para la Armada:  submarino S-80, sustitución de los aviones de caza de despegue vertical Harrier, adquirir nuevas fragatas F-110, comprar nuevas lanchas de desembarco.
  • Para el Ejército de Tierra:  el nuevo 8×8, las Brigadas Orgánicas Polivalentes.
  • Para el Ejército del Aire:  aviones no tripulados (RPAS), aviones de transporte militar A-400M, nuevos aviones de reabastecimiento en vuelo, aviones para entrenamiento.
  • Reordenar la Dirección General de Armamento y Material, que pretenden que, de una vez por todas, sea una Agencia de Adquisiciones centralizada.

Como se ve, si los PEAS ya han sumido en la miseria al Ministerio de Defensa y al de Industria, ahora el plan es que suman en la miseria al resto de departamentos económicos y al Estado en pleno.  Una locura.

4.-  El relevo de la cúpula militar, para dejarla a gusto de la nueva ministra.

5.-  El mercado europeo de la defensa.  Aquí, para los militares vienen épocas de vacas gordas tras el anuncio de la decisión europea de dedicar fondos para potenciar la industria militar.

6.-  Relaciones militares con USA.  No nos preguntamos si se militarizarán más el sur de España con fuerzas armadas yankis, lo más certero será preguntarse cómo lo harán.  Rota, Morón, Canarias serán los pacientes sufridores de ser la plataforma de lanzamiento de ataques hacia África y hacia Oriente Medio.

7.-  Intervenciones en el extranjero.  ¿A qué cifra llegará el nuevo record intervencionista español?  Suponemos que Dolores no se dejará amilanar por Morenés y superará la cifra de 2.300 efectivos fuera de nuestras fronteras.

Otras cuestiones, muy importantes.

Siendo muy importante todo lo anterior, también lo son las cuestiones que desde nuestra óptica proponemos para debate:

¿La Directiva de Defensa Nacional seguirá redactándose sin hacer participar al Parlamento y a la sociedad española?

¿Seguiremos con una política de personal en el Ministerio de Defensa que haga que nuestros ejércitos sigan estando sobredimensionados, sobre todo en cuanto a oficiales y mandos se refiere?

¿Seguiremos militarizado la I+D+i?

¿Seguirán existiendo los inútiles y duplicadores de gasto Organismos Autónomos militares?

¿Seguirá militarizada nuestra política exterior?

¿Se informará al Parlamento sobre cuestiones de Defensa de manera tal que se favorezca el debate pausado y profundo, y que se tengan en cuenta sus propuestas?

¿Para cuándo una auditoría del Gasto Militar?

¿Para cuándo abolir la justicia militar?

¿Se seguirá hurtando a la ciudadanía la decisión sobre temas de defensa?

¿Se abordará la reducción paulatina del gasto militar?

Share

El generalato de la Guardia Civil quiere asumir directamente el mando de la Dirección General de la Guardia Civil del Ministerio de Interior

duque de ahumada

Por tras la nube de ort

Fuente: Publico

Los generales de la Guardia Civil quieren, en este nuevo tiempo de «profundización en las reformas» anunciado por Rajoy, que les entreguen el mando político (no sólo el operativo, que lo ostentan actualmente) de la Dirección General de la Guardia Civil, y dejen de nombrar a civiles para el cargo de Director General.

Para lograr este gran avance en sus aspiraciones, que no tiene por qué coincidir con la idea civil de avance, proponen al General José Luis Ulla, bastante identificado él con el anterior Director General del cuerpo, el dirigente del PP Arsenio Fernandez de Mesa, quien se ha encargado en la pasada legislatura de remilitarizar todo lo posible a la Guardia Civil.

No nos extrañaría que la jugada del generalato tuviera en Fernández de Mesa un aval importante. No en vano, su identificación militarista de toda la vida con la Guardia Civil  más «pata negra»  le lleva al absurdo de posar para un retrato suyo en el que aparece como los generales del Siglo XIX, con bastón de mando y todo, cuadro que, nos dice La Vanguardia, no ha sido encargado ni pagado por Interior, sino que es un regalo (¿de quién?)

Las asociaciones corporativas de «guardiaciviles», que claman desde hace tiempo por su homologación con los policías civiles y buscan edulcorar todo lo posible su entraña militar y su pertenencia a los ejércitos (aplicación de ordenanzas militares, de normas disciplinarias y penales militares, búsqueda de normas de conciliación familiar y de índole laboral civiles, etc), braman de furia y anuncian algarada en el caso de que los generales se salgan con la suya.

En suma, los generales quieren mandar, cosa que se les supone de antemano, sin interferencias y a su viejo estilo; y la apolillada clase política y el anticuado gobierno parece que pueden estar por la labor de dejarles hacer, cosa por otra parte poco sorprendente si tenemos en cuenta en carácter tancredista del presidente de Gobierno, con quien  parece que no van las cosas que pasan (y que terminan pasando de largo):

Share

Los acuerdos PP-C´s y el compromiso militarista

Mariano+Rajoy+i+Albert+Rivera+2.++Foto%3A+Xavier+Vallbona+%28ACN%29.

La Veu del País Valencià

Fuente: El Periódico

Hemos accedido al texto del acuerdo «150 compromisos para mejorar España» que es el acuerdo PP-Ciudadanos con el que pretenden ser investidos, en la persona de Mariano Rajoy, en la presidencia del gobierno.

Estos acuerdos hablan de lo militar, como no podía ser menos, y hablan con bastante claridad como para ponernos en alerta.

Lo hacen de forma específica cuando se refieren, en su «bloque 5» (págs. 39 y siguientes, medidas 144 a 150) a «España en Europa y en el Mundo».

Veamos:

1.- Una Europa más militarizada

Medida 144.-Apostar de manera decidida por una mayor profundización en el proceso de integración de la Unión Europea en todos los ámbitos: económico y monetario, fiscal y bancario, comercial, político, social, y seguridad y defensa.

Destacamos esta medida porque propone, nada menos, que la apuesta por la construcción de una Europa de la defensa, lo que implica el refuerzo de las políticas militaristas ya en pié en Europa y camina probablemente hacia la profundización de sus principales ejes:  una agresiva política de producción y venta de armas, una política exterior militarizada e intervencionista, la «militarización» creciente de espacios hasta ahora tratados desde otra óptica (problema migratorio y de flujos humanos, medioambientales, alimentarios, políticas comerciales y de conocimiento, etc.), un mecanismo de construcción de un más elevado gasto militar europeo y de estructuras tendentes hacia un ejército europeo.

A su vez, la medida 147 señala

Contribuir activamente al proceso abierto por la nueva Estrategia global de la UE en materia exterior y de seguridad
Estrategia claramente intervencionista y militarizada que plantea como logros la capacidad de proyección de tropas en cualquier lugar del mundo, el aumento de la producción de armas europeas y de su comercialización y el aumento del gasto militar para ser un «actor relevante» como UE en el escenario internacional.

2.- Una política migratoria y de fronteras más militarizada

La medida 146 especifica de manera concreta esta vuelta de tuerca militarista en lo referido a la política de fronteras que ya se ejerce desde una óptica militar, lo que equivale a que España se alinea definitivamente en el bloque militarista de la política de fronteras europea.

Dice así la medida:

Continuar impulsando la política común de gestión de fronteras que combine la máxima seguridad con la mayor agilidad y facilitación del movimiento fronterizo.
3.- Asumir un compromiso intervencionista y de injerencia militar de España en el seno de la política agresiva de la OTAN
Dos medidas destina a este gran objetivo larvado.
La 148 dice:
Mantener un papel activo de España en la OTAN y comprometidos con la Política Común de Seguridad y Defensa asumiendo las responsabilidades internacionales acordadas con nuestros socios y aliados para garantizar la seguridad y promover la paz y la estabilidad.
Traducido a idioma no oficial, quiere decir que pretenden que España esté involucrada «activamente»  en las intervenciones OTAN «acordadas con nuestros socios» y que actualmente mantiene desplegado al ejército español en nada menos que 17 escenarios militares y que desde Felipe González a la fecha actual nos ha involucrado ya en 79.
La medida se complementa con la 149, destinada al nuevo enemigo vaporoso del occidente, el «terrorismo internacional» y la «radicalización violenta».  Dice así
Asegurar el compromiso firme y la unión de los demócratas en la defensa de nuestras libertades y contra el terrorismo, sobre la base de los pactos políticos ya  alcanzados, la cooperación internacional en este ámbito, la eficacia del Estado de  Derecho y la memoria de las víctimas del terrorismo.

– Mantener una estrategia integral contra el terrorismo persiguiendo a los terroristas y colaboradores donde se encuentren, denunciando y persiguiendo cualquier acto de enaltecimiento u homenaje a los terroristas, e impidiendo con todos los medios posibles la propagación y difusión de su ideario, con un permanente reconocimiento a la memoria de todas las víctimas del terrorismo, como ejemplo de la defensa de la libertad y la democracia.

– Impulsar el pleno desarrollo del Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la  radicalización violenta, con el objetivo de actuar con determinación contra el yihadismo, reforzando la cooperación policial y judicial

4.- Un enemigo interno potencial

Como no podía ser menos, y en consonancia con las doctrinas de la derecha que considera a la sociedad como un potencial enemigo al que combatir, la medida 150 propone retocar la ley de seguridad ciudadana, embadurnando el texto de promesas de garantismo, pero para conseguir más eficacia y especialmente frente a las amenazas más graves.

Lo dice así

Con el fin de conseguir la mejora del marco normativo dedicado a proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades públicas y a garantizar la seguridad de los ciudadanos, se promoverá una revisión de la ley orgánica de protección de la seguridad ciudadana para mejorar diferentes aspectos de su regulación, intensificando las garantías y promoviendo una mayor eficacia, especialmente frente a las amenazas más graves.
5.-  ¿Y el gasto militar, la deuda militar, los programas de armamento, la sobredimensión del ejército, la corrupción militar y otros aspectos clave del militarismo?
Ninguno de estos aspectos forman parte del acuerdo explicitado por el PP y Ciudadanos. No se dice qué compromiso de gasto militar, qué ocurre con el despilfarro, con la ingente e impagable deuda militar, con la prohibición por efecto de la reciente sentencia del Tribunal Constitucional de habilitar más créditos extraordinarios y extrapresupuestarios para «sobredotar» al gasto militar español, ni sobre ninguno de los aspectos económicos y políticos que más afectan a los ejércitos.
En declaraciones a la prensa PP y C´s han coincidido siempre en «consolidar los presupuestos militares» (es decir, prohibir que estos puedan bajar), en asumir el pago de la deuda militar y en fortalecer las inversiones para modernizar y profesionalizar el ejército (es decir, aumento de gasto militar).
Los pactos ahora expuestos necesariamente implican aumento del gasto militar, pues así se recoge en la doctrina OTAN y de la UE y así se desprende de la afirmación de una mayor actividad de España en los «compromisos» militares adquiridos y a adquirir.
Forma por tanto parte de la letra pequeña el cómo y el cuanto del refuerzo del militarismo pactado por PP y Ciudadanos.
Share

La afinidad militar de PP, Ciudadanos y PSOE ¿clave para el nuevo gobierno?

Jorge+Amado

Landahlauts

Fuente: Infodefensa

Si hacemos caso de lo que propone el medio de difusión de los intereses de la industria militar española, Infodefensa, el Documento con el que el PP quiere seducir a Ciudadanos y PSOE para que le ayuden a gobernar otra legislatura incorpora propuestas para fortalecer el polo militar y los intereses financieros del militarismo.

Llama, en primer lugar, la atención que este sea un punto del pacto que se propone cuando, en la opinión pública, el tema militar/militarista es silenciado, pasa desapercibido y parece que ni existe.

Sin embargo, que forme parte de los puntos de dicho pacto resulta, cuando menos, muy llamativo y algo esclarecedor.

Dice el pacto, según refiere Infodefensa, que hay que buscar un marco estable a la financiación del gasto militar a corto, medio y largo plazo, lo que traducido al idioma normalizado de la gente de a pié quiere decir que quieren garantizarse pasta y más pasta para ahora y para siempre en inversiones en militarismo.

Llama la atención la justificación que hace el PP; una justificación que, de no ser porque la consideran compartida, no realizarían, porque les saldrían de inmediato a contradecirla: «existe coincidencia con PSOE y Ciudadanos» al respecto, destacándose entre los aspectos de este consenso de piedra aspectos variopintos como:

1.- El intervencionismo en el que nos hemos embarcado con la argucia de las «misiones internacionales de paz»

2.- Asegurar el nivel de gasto y privilegios militares actuales en lo que llaman «necesidades de personal y movilidad de las FAS» (no se plantean, por ejemplo, que sobran militares a mansalva, o el despropósito de contar con 1´7 efectivos por cada mando, contra toda lógica.

3.- Realizar una nueva ley de seguridad nacional que nos imponga nuevos compromisos y cargas indelebles con el aparato de defensa y preparación de la guerra

4.- La manida «lucha contra el terrorismo», ahora reconvertida en nuevo discurso sobre el «enemigo» para justificar el militarismo brutal que padecemos y parece que se quiere reforzar

5.- Y mimar mucho más la industria militar con la retórica argumentación de ampliar la competitividad y eficacia de este «sector estratégico»

Más o menos la vieja idea de la casta de sacar adelante su programa de máximos en militarismo y de que la política de defensa es una política de estado que no admite variaciones ni críticas y que hay que resguardar y proteger incluso de las veleidades democráticas de una población «desinformada» y «poco comprometida con la defensa».

Total, que pretenden cerrar la posibilidad de todo debate acerca de qué  entendemos por seguridad (si seguridad militar o seguridad humana) o sobre qué queremos defender (si esos valores difusos y patrióticos que la casta pretende ser tan dignos de valor o cosas más mundanas como la calidad de la sanidad, la educación, el derecho a trabajo y otros logros sociales escatimados por estos «defensores» de pacotilla); pretenden impedir toda crítica a las puertas giratorias de la defensa o al gasto y deuda militar a la que nos han arrastrado estas políticas.

Y es que esta pretensión del PP, al parecer con la aquiescencia de Ciudadanos y PSOE, nos hurta la soberanía en materia de defensa, nos «sobrerepresenta» en función de una supuesta legitimidad que nadie les ha otorgado en esta materia y que ha servido para que los de arriba nos impongan, con sus políticas de lucro y de defensa de sus intereses exclusivos, nuestro empobrecimiento y dependencia de lo más nefasto del militarismo.

Quieren cerrar el debate, antes de que lo haya, porque no quieren debate ni cuestionamiento de sus malas políticas, sino resignación y miedo, como hasta ahora, para que puedan seguir haciendo lo que les venga en gana.

Share

La valoración del ministro de Defensa

Imagen de Cristina Cifuentes

Fuente:  Estrella Digital.

Recomendamos la lectura del artículo titulado «Medallas de un gobierno descontrolado», de Carlos Penedo.  Nos ha gustado por su fino humor y por el análisis político:

En el mundo genial del consejo de ministros, con sus bandejitas y jarras de agua individuales de alpaca y cuadros de Miró, un ordenador extraplano ha sustituido al tradicional ejemplar de la Constitución -o del Código Penal- que tenían delante. El marco ha mejorado, aunque la alpaca y Miró no combinan bien. En ese mundo feliz se sientan ya cinco ministros que han despreciado al Parlamento, no han acudido a la convocatoria formal del Congreso para comparecer e informar a los diputados y al país de algunos de sus asuntos. Los ausentes han sido Pedro Morenés, ministro de Defensa; Ana Pastor, ministra de Fomento; Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior; José Manuel Soria, ministro de Industria; e Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura.

Lo anterior era por citaciones concretas, lo último es que la sesión semanal de preguntas al Gobierno se ha celebrado sin ministros. El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, y la subsecretaria, Irene Domínguez-Alcahud, han plantado también a sus señorías, dos cargos que en teoría no están en funciones.  El Congreso ha llevado al Gobierno por estos motivos al Tribunal Constitucional.

Por tanto, Gobierno sin control, descontrolado; o irresponsable, que no impide que siga tomando decisiones. Buen momento para detenerse tres minutos sobre cómo valoran los españoles a sus ministros, algo que el Centro de Investigaciones Sociológicas pregunta trimestralmente en su Barómetro. Tocaba hacerlo en enero, pero el CIS se ha olvidado de preguntar a los ciudadanos por los ministros. No ha ocurrido en tres décadas, probablemente justificado por la situación inédita de la larga interinidad del Gobierno tras las elecciones, pero en cualquier caso a los sociólogos y a los estadísticos les gustan las series largas y homogéneas de datos, que en este caso se han roto

Comenta Penedo lo que venía siendo norma, en la valoración ministeril:

los ministros tradicionalmente mejor valorados, independientemente del inquilino, eran Interior, Economía, Exteriores y Defensa. Hasta ahora.

Sí resulta más sorprendente que tras cuatro años de ejercer el cargo el 54% de los encuestados no es capaz de identificar al ministro de Defensa, Pedro Morenés, no lo conocen.

En cuanto a la valoración, del actual Gobierno en funciones la mejor nota es para la vicepresidenta, Sáenz de Santa María, con un modesto 3,60, seguida de García Margallo (Exteriores, 3,52) y empate entre Alfonso Alonso (Sanidad) y Ana Pastor (Fomento, 3,21).

La peor valoración corresponde al ministro más conocido tras la vicepresidenta, Cristóbal Montoro (Hacienda, 2,28, incluso medio punto por debajo de Leire Pajín -Sanidad- en 2011), seguido en los puestos de cola por Méndez de Vigo (Educación), el renunciado Soria (Industria) y Pedro Morenés (Defensa, 2,64)

Morenés es valorado con un 2’64.  Un muy deficiente.  Y eso que un 54 % no le conoce.  Si le conocieran, nos atrevemos a afirmar que su nota sería aún peor, dada su nefasta gestión.

Como las comparaciones son odiosas, aquí va una, de regalo a Morenés en estos momentos de despedida:

En el último Gobierno de ZP el miembro más valorado era precisamente la titular de Defensa, Carme Chacón,con un 4,40, que comparando con su sucesor parece hasta una notaza.

Chacón lo hizo rematadamente mal, pero es que Morenés…

Share

Un año más de intervencionismo militar. El círculo vicioso de la agresividad exterior española

Imagen de Cristina Valencia

Fuente:  mundo.sputniknews.com

Un nuevo regalo envenenado que deja Rajoy a quién le sustituya en el gobierno:  España ha prorrogado durante todo 2016 sus intervenciones militares en el extranjero.  Así, condiciona la política exterior y de defensa de quienes entren a gobernar.  Rajoy, al estilo franquista, lo deja todo atado y bien atado.

Podía haber esperado y tenido en cuenta que la decisión afectará gravemente a sus sucesores pero ha pensado que la política de Defensa es una política de Estado y este razonamiento le ha convencido de que todo debe seguir igual, permanezca él en el gobierno o no.

Participamos según la fuente consultada, nada más y nada menos, en 12 operaciones militares en el exterior:  Sin embargo, las cuentas del propio Ministerio de Defensa son diferentes y llegan hasta 15 operaciones militares en el exterior:

  1. Bosnia y Herzegovina
  2. Líbano
  3. Somalia
  4. Uganda / Somalia
  5. Senegal
  6. Malí
  7. República Centroafricana
  8. Apoyo a Irak en la lucha contra Daesh
  9. Afganistán
  10. Turquía
  11. Líbano
  12. Euronavformed.  Operación en el Mediterráneo para luchar contra las redes de tráfico de personas y prevenir flujos de emigración irregular
  13. Fuerzas Navales permamentes de la OTAN, operación Active Endeavour
  14. Agrupación Táctica de la OTAN de Muy Alta Disponibilidad, que se inician en 2016 y España lidera.  Contarán con un  componente terrestre, una base militar en Bétera (Valencia), una brigada y 6 aviones F-18, 1 avión C-130 Hércules y un avión C-295
  15. Operación de la OTAN, Baltic Air Policing, en Lituania, con un destacamento desde el 1 de enero hasta el 1 de mayo de 2016, con un destacamento del Ejército del Aire compuesto por 4 aviones C-16 Eurofighter, y 130 efectivos de apoyo.

Si cupiesen dudas sobre la militarización extrema de nuestra política exterior, habría que leer el siguiente párrafo:

Este acuerdo prorroga también, hasta el 31 de diciembre del año próximo, la autorización de despliegue de un máximo de cincuenta observadores o monitores militares, oficiales militares de enlace y asesores militares, a solicitud del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, para contribuir a determinadas misiones de ayuda humanitaria, operaciones de paz y gestión de crisis que realicen aquellas organizaciones internacionales a las que España pertenece.

Con 15 intervenciones militares en el exterior, ¿cómo nos pueden ver los países intervenidos?  ¿Pueden considerarnos pacíficos?  ¿Pueden sentirse agredidos?

¿Qué política de respuesta podemos esperar de ellos?  ¿Tiene algo que ver con el terrorismo internacional?

Sembramos vientos y nos extrañamos de recoger tempestades.

Share

Jura de bandera para los trabajadores de RTVE

Protesta+del+MPJD+el+24+de+Febrero+en+la+ceremonia+de+izamiento+de+bandera+encabezada+por+calder%C3%B3n

POr M.Peinado

Fuente: ElPeriódico

El Presidente de RTVE ha sido llamado a explicar al Congreso de los Diputados una de las brillantes ideas de las que ha hecho gala la televisión oficial bajo la batuta del Partido Popular: conminar a los trabajadores de RTVE a que «juren bandera» en el cuartel del Regimiento de Transmisiones 22, del Ejército de Tierra, contiguo a las dependencias de RTVE en Madrid.

La manipulación informativa de RTVE es inaudita y, a su vez, proporcionada a la cada vez más creciente bajada en sus índices de audiencia y en la credibilidad de la televisión estatal.

Que el Rajoinato, sucesor ideológico del Aznarato, nos devuelva la idea de la televisión como propaganda y adoctrinamiento neofranquista es, por más que deleznable, una consecuencia lógica de la ideología perenne de la derecha castiza y avasalladora.

Ahora, que en su expansión de valores hueros quieran además obligar a jurar bandera a los trabajadores de RTVE huele a algo mucho peor y expande un tufo militarista que, a la larga, nos puede salir caro a toda la sociedad si a estos tipos no les paramos los pies a tiempo.

Se extiende, por lo que vemos, la mancha de la creciente militarización social y debemos prepararnos para la respuesta.

Esperamos mucha insumisión a las atroces ideas militaristas que nos quiere imponer la facción más negra y nostálgica de la derecha de siempre.  Es la única manera de demostrarles, como antaño, que no nos vamos a dejar amedrentar por el estrépito de las botas militares y su quintacolumna de mediocres censores.

A ver cómo justifica su brillante idea el director de RTVE en el Parlamento, pero, sobre todo, a ver cómo le rebaten los que (aún) sigan pensando en la libertad como bandera de nuestra anodina oposición.

Share

Rajoy, Morenés, vous êtes hypocrites

Fuente:  eldiario.es

Muy pocas veces nos hemos visto en la oportunidad de no tener nada más ni nada menos que decir.  Completamente de acuerdo con Ruth Toledano.

Magnífica, Ruth.

Recomendamos leer el enlace.

Share

Si nos escandalizan las imágenes de la militarización de la policía yanki en Ferguson, ¿qué diremos de la Guardia Civil?

Imagen de Light Brigading

Fuente:  Rebelión.

El análisis que hay que hacer es bastante sencillo y directo, cuando se militariza la policía de cualquier país los que pierden son sus ciudadanos y sus libertades y derechos:

“Que no quepa duda, la policía en EE.UU. se está militarizando. Y en muchas comunidades, particularmente las de color, el mensaje es recibido con absoluta claridad: ‘Sois el enemigo’”, escribe Tom Nolan , quien trabajó durante 27 años en el Departamento de Policía de Boston. “Muchas comunidades ahora ven a la policía como un ejército de ocupación, sus calles recuerdan más a Bagdad o Kabul que a una ciudad de EE.UU.”

Todo ello está planeado desde antiguo:

Detrás de esta militarización está el “programa 1033” del Pentágono, creado en la Ley de Autorización de la Defensa Nacional para 1997, que posibilita que el Departamento de Defensa suministre excedentes de equipamiento militar a un coste fuertemente reducido a departamentos locales de policía. El programa fue expandido después del 11-S , y ha llevado a la distribución de 4.200 millones de dólares en equipamiento. Departamentos de policía en todo el país utilizan ahora unos 500 aviones militares, 93.763 armas de asalto y 432 vehículos militares “Protegidos contra Emboscadas, Resistentes a las Minas” – que nuevos cuestan cerca de 700.000 dólares, y que son vendidos a los departamentos por solo 2.800 .

¿Cuándo llegarán estas mejoras en bloque y a lo grande a España?

Nos imaginamos que dentro de poco, si es que no han ido llegando ya, como suele hacer el gobierno de Rajoy, a la chita callando.

No en vano, Interior gasta este verano más de medio millón de euros en material antidisturbios, o, como firmaba en 2012 Marcelino Ollé, el gobierno pretende controlar las protestas de los empleados públicos, incluso hasta el límite (muy interesado, por parte de Rajoy, de intentar mediante circulares obstaculizar las protestas de los funcionarios ante la Moncloa).  Así las cosas no nos extraña que la Voz de Galicia titule que la Policía Nacional tiene el triple de antidisturbios que de investigadores.

 586.608 euros en dotar a las Unidades de Intervención Policial (UIP)con nuevo material antidisturbios.

Durante los tres meses de estío, el Gobierno ha adquirido 400 cascos por valor de 156.816€ y448 chalecos de protección antigolpes por 154.492,80€ a la empresa FEDUR, S.A; 1.395 protectores de piernas a Total Control Handcuffs, SLU por 162.043,20€ y 1.248 escudos a ECOYMA por 113.256€.

Para Rajoy el enemigo está claro: somos nosotros, los ciudadanos contrarios a su estrategia de poder.

Y, además, hay que recordar que una buena parte de la policía, es decir, la Guardia Civil, ya está militarizada en sus estatutos, como indica su propia página web.  Y el gobierno del PP no ha parado en sus intentos de remilitarizar a la Guardia Civil y a los ciudadanos, como ya indicábamos en un post previo.  Pero estamos tan acostumbrados que de estos detalles ni nos damos cuenta y no los analizamos con la atención que merecen para incluirlos en nuestras agendas políticas.

Es de destacar la alternativa que presentan en la noticia sobre Ferguson:

Un paso en la dirección correcta después de la violencia policial en Ferguson sería desmilitarizar las fuerzas policiales de EE.UU. Como recientemente un residente anónimo de Ferguson dijo a la BBC sobre los agentes de la policía de su ciudad: “Es poder. Tienen el poder, sienten que nosotros no lo tenemos. Por eso hacen las cosas que hacen. Lo que hicieron al joven Michael Brown, fue innecesario. Es violencia innecesaria.”

Y esto también es válido y necesario para España, civilizar a los militares.

Share

Rota es clave para el imperialismo yanki

Imagen de Marlon Trujillo Montaño

Fuente:  El Confidencial Digital.

Desde hace algún tiempo estamos intentando hacer un seguimiento exhaustivo de las novedades de Morón, Rota y el escudo antimisiles porque nos parecen claves para la configuración próxima de la política de defensa española, sobre todo lo que tiene que ver con las imposiciones yankis.

Nosotros aquí no nos enteramos de mucho y nuestros político quizá de menos.  Ellos sólo han de ser anuentes con las decisiones del imperio, sobre todo en temas de Defensa:

Estados Unidos continúa apuntalando su apuesta por España como aliado estratégico en la zona mediterránea.  Los planes del Pentágono para las bases de Rota y Morón de la Frontera incluyen aumentar su nivel de prioridad e inversión para convertirlas en referentes europeos.  Todo viene descrito en un documento llamado ‘Global En Route Strategy’.  Coloca a la base española al nivel de Ramstein (Alemania) y Hickman (Pearl Harbor, Hawaii)

Parece que los vientos guerreristas se desplazan desde Italia hacia España y todo porque Italia comienza a dar problemas y en España ni nos enteramos ni reivindicamos nada ni ponemos peros:

Los planes de Estados Unidos pasan por convertir a España en aliado preferente en el sur de Europa. Un lugar que en las últimas décadas ha ocupado Italia, donde el aparato militar estadounidense dispone de 113 instalaciones. Una hegemonía que podría estar en peligro por los problemas que están surgiendo entre Washington y el nuevo gobierno de Roma a raiz de un ambicioso proyecto de comunicaciones en Sicilia, el proyecto MUOS.

¿Qué es lo que ocurre con este Proyecto MUOS?

Fuentes militares españolas consultadas por ECD apuntan a que Washington quiere mostrar su malestar con Roma tras la llegada de un nuevo equipo de gobierno liderado por Matteo Renzi, que ha provocado ya algún encontronazo diplomático al ponerse en cuestión ciertos planes militares de Estados Unidos en Italia.

Esta información ha sido contrastada con otras fuentes diplomáticas del gobierno español, que dicen conocer el origen de dichos desencuentros. La pieza clave central es la ambigüedad con la que el nuevo gobierno italiano ha recibido uno de los proyectos más ambiciosos del Pentágono.

Se trata de la instalación en Sicilia de una gran base de antenas, enmarcadas dentro del nuevo sistema MUOS de comunicaciones militares por satélite, cuya construcción –ya finalizada- se ha llevado a cabo pese a la gran oposición política y social en la zona.

Según explican las fuentes consultadas, Estados Unidos teme la posición nueva ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti –que militó en el Partido Comunista italiano antes de su disolución- sobre este aspecto. Se especula incluso con un posible bloqueo del proyecto.

El MUOS (siglas inglesas de Mobile User Objective System) es un ambicioso proyecto de comunicaciones de defensa estadounidense, cuyo coste económico asciende a los 6.000 millones de dólares. Una de las apuestas de futuro más ambiciosas del Pentágono en la última década, encargado al gigante Lockheed Martin.

El sistema está formado por cuatro satélites –dos ya están en órbita- y otras cuatro estaciones terrestres con grandes antenas, que permitirán a las tropas estadounidenses la comunicación y el envío de audio, vídeo o datos en tiempo real desde cualquier lugar del mundo. Lo hará a una velocidad 16 veces mayor de lo que lo hace el sistema actual. Servirá, además, para multiplicar la capacidad operativa de los drones de la fuerza aérea estadounidense.

Las cuatro estaciones terrestres están ubicadas alrededor del globo: en Virginia, Hawai (EE.UU), Australia y Sicilia (Italia). En este último caso, la pequeña población de Niscemi se encuentra a pocos kilómetros de la ubicación de las tres antenas que formarán el componente europeo del proyecto MUOS.

La apuesta del Pentágono por este sistema es decidida, y la base de antenas de Niscemi ya está construida desde hace meses. Sin embargo las críticas por contaminación medioambiental, y ciertos estudios que apuntan a que las ondas que emite podrían dañar la salud humana, han frenado su puesta en funcionamiento. Además, se alega que se ha construido en un espacio natural protegido.

El informe antedicho, Global En Route Strategy, opta por Rota por muchas razones:

El GRS, elaborado por el Mando de Movilidad Aérea del Pentágono, analiza la situación actual y capacidades de todas las bases estadounidenses en el mundo, categorizándolas por nivel de importancia. Además, propone reforzar o rebajar el nivel según su peso geoestratégico.

Las conclusiones sobre Rota son claras: antes de 2025, la base gaditana debe estar situada entre las tres bases claves del planeta –denominadas Tier 1, actualmente ocupa Tier 2- . Eso supondría situarla al nivel de Ramstein, en Alemania, o de Hickman (Pearl Harbor, Hawaii).

En el informe se incluyen una descripción de las características que hacen de Rota una base “única en el mundo”:

–Es la única base en Europa que está operativa las 24 horas los 365 días al año.

–Tiene un puerto de aguas profundas, lo que permite atracar grandes buques.

–Permite múltiples capacidades logísticas: aire-mar y viceversa.

–El combustible y armamento para las aeronaves llega por mar directamente a la base. De esa forma se reduce el gasto y la fuerza de protección necesaria para trasladarlo de un puerto alejado de la base aérea militar (algo que ocurre en la mayoría de las bases).

–Su pista de aterrizajealternativa está muy próxima, en Morón de la Frontera. Lo que permite operaciones de gran envergadura.

Cada vez va quedando más meridianamente claro que los planes españoles sobre defensa sólo son un complemento de los yankis y que la misión que éstos nos ofrecen es ser su mamporrero en África.

Sería importantísimo que la sociedad debatiese sobre estos planes.  Para ello es imprescindible que los conozcamos y, por lo tanto, que nuestros políticos los pidan al Ministerio de Defensa para que, también, se debatan en el Congreso.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed