Archive for Israel

España apoya descaradamente al militarismo israelí comprando sus misiles contracarro SPIKE

Imagen de Pan American Defense

España desarrolla unos Programas Especiales de Armamento (PEAS) que están provocando una deuda gigantesca para el Ministerio de Defensa y para el Estado Español.

Hay muchas críticas a estos PEAS y a la forma que tiene el Ministerio de Defensa de proveerse de armas para sus impulsos intervencionistas en el extranjero.

Unas de ellas son la ética y las implicaciones internacionales de nuestras políticas.

Analizamos hoy la compra de 260 puestos de tiro y 2.600 Misiles contracarro de alcance medio SPIKE por un precio total de 364’69 millones de €, según Wikipedia el coste total será de 394 millones de €.  Se calcula que el coste de cada unidad ronda los 100.000 dólares USA.

En la hoja de servicio de este misil se declara que ha sido usado contra la Intifada.

Dicho programa adolece de uno de los defectos generales de los PEAS, el prolongadísimo periodo desde la toma de decisión, inicio del diseño, inicio de la producción, avatares varios que retrasan la fecha de entrega, etc.  Así, todo el proceso se dilata, en este caso desde 2005 a 2024.  Ello provoca, habitualmente, unos sobrecostes enormes.

Otro de los defectos habituales en los programas de Defensa, sobre todo en los PEAS, es el de que los pagos se suelen realizar por medio de partidas plurianuales, lo que supone un escondite perfecto para su seguimiento.

Una breve historia de los recorridos de esta colaboración militar hispano-israelí se pueden resumir así:

  • En 2002 General Dynamics – Santa Bárbara firma un acuerdo con Rafael por la que la contratista española se convertiría en el contratista principal de las ventas del Spike si era finalmente elegido.
  • En el Consejo de Ministros del 24 de noviembre de 2006, presidido por Zapatero, del PSOE, se decide invertir en el programa:  260 lanzadores y 2.600 misiles MR (Medium Range).  Se informaba que la industria nacional asumiría el 60 % del trabajo y que el pago se repartiría en 15 anualidades desde 2008 a 2022.
  • El 30 de noviembre de 2007 el Consejo de Ministros decidió comprar más Spike, versión ER (Extended Range), destinados a los helicópteros de ataque Tigre:  44 lanzadores y 200 misiles por 44’027 millones de € prorrateados entre 2007 y 2012.
  • El 29 de mayo de 2009 se entregaron al Ministerio de Defensa los primeros misiles.

Las empresas que participan en este programa de armamento son:

  • Global Dynamics/Santa Bárbara sistemas,
  • Rafael,
  • Tecnobit

Imagen de Dvircom

 

La empresa Rafael,  o Raphael, es una empresa que fabrica armas del Ministerio de Defensa israelí.  Tiene más de 7.000 empleados y se fundó en 1948.

Durante el principio de los años 1990 Rafael operó con pérdidas (con un pico en 1995, con pérdidas de $120 millones sobre una facturación de $460 millones); entonces se decidió reestructurar la organización para empezar a operar Rafael como una compañía. Inicialmente se crearon tres divisiones diferenciadas; cada una operando como un centro de beneficios, con una hoja de balance separada, a presentar al nuevo consejo de dirección.

La restructuración fue completada en 2002 cuando Rafael fue formalmente incorporada como sociedad limitada (a pesar de ser una empresa estatal), manteniendo sus capacidades tecnológicas a través de extensos programas de inversión en I+D (en torno al 10% de la facturación). En su primer año como sociedad limitada, Rafael obtuvo 37$ millones de beneficio sobre $830 millones de ventas.

Rafael tiene multitud de empresas subsidiarias en el mundo.  En Europa, a través del Holding ERCAS, de la que posee el 100 %, domina dos secciones militares:  Dinamit Nobel Defense (con el 100% de las acciones) y PAP Tecnos (con el 100 % de las acciones).

Una compra tan grande de misiles SPIKE supone un apoyo decidido al militarismo israelí y hace rentable a una de sus principales empresas armamentísticas, con lo que da alas a la política represiva de Israel sobre Palestina.

Nuevamente una decisión militar que influye en nuestra política exterior, que en principio se define como de apoyo a una solución negociada y no violenta en el conflictos israelo-palestino.

Damos con una mano lo que quitamos con la otra.

Share

Israel se empobrece por su guerra perpetua

Boicot+a+los+productos+israel%C3%ADes

Por Landahlauts

Fuente: El País

Son muy variadas, e interesadas, las noticias que hablan del poder económico de Israel, un estado subsidiado y apoyado hasta la nausea, a pesar de su nefasta política militarista y de desprecio a los derechos humanos, por Occidente.

Pero no es oro todo lo que reluce.

La guerra y la política agresiva en que se empeña el estado israelí lastra su economía, advierten algunos economistas, como el profesor Joseph Zeira, de la universidad de Jerusalén,

“Israel pierde cada año un 5,7% de su PIB a causa del servicio militar obligatorio”

La razón que esgrime es inapelable

Los jóvenes acceden al mercado laboral tres o cuatro años más tarde que en otros países y, en consecuencia, el capital humano de Israel tarda más tiempo en desarrollarse

Pero la inversión en políticas de guerra también empobrecen a la población por sí mismas

El coste directo del mantenimiento de las Fuerzas Armadas ronda el 6% del PIB. Pero existen otros costes adicionales, como la reserva de una parte de territorio para las necesidades de Defensa, la contratación de guardas de seguridad (en los puestos de control) o la construcción de habitaciones aisladas (frente a ataques con gases tóxicos) en las nuevas viviendas, entre otros gastos similares que suman otro 4% del PIB. Si se añade al 20% de prima de riesgo que implica el conflicto por sí mismo, se constatan unos costes muy significativos del conflicto para la economía israelí

Otro experto habla del valor de la paz

Tres años sin un conflicto armado, desde la guerra de Gaza del verano de 2014, han contribuido a mejorar el clima de los negocios en la actualidad, aunque en plena recesión internacional Israel mantuvo el listón del 2,5% de crecimiento en 2009

La desigualdad a que las políticas militares de Israel somete a la población, tanto árabe como israelí, es otro de los grandes problemas, advierte un tercer experto

La desigualdad es un grave problema, y no solo por las minorías árabe y ultraortodoxa, sino sobre todo por la política fiscal. Se concentra en especial en la renta disponible, después de impuestos y subvenciones, lo que significa que el sistema de redistribución de la renta aplicado por el Gobierno ha fracasado. Ello se debe al recorte del gasto público y a la rebaja en la recaudación de los impuestos directos, cada vez con menor peso frente a los indirectos.

La elección de prioridades que tienen poco valor añadido y mucho de derroche militar es un problema más. Y ello sin contar con la enorme deuda militar que genera la inversión en armas y guerra.

La política de guerra, en suma, es un salto al vacío que nos mete en una espiral de nefastas consecuencias, pues acaba supeditando todo a la estrategia de guerra y trastoca las prioridades, lo que supone pérdida de oportunidades de desarrollo para el conjunto de la sociedad y progresivo empobrecimiento y colapso de su economía.

Igual que Israel, un ejemplo claro de que la ganancia para unos pocos que supone la guerra no es sino pérdida para el conjunto, podríamos mirar la política de EE.UU, que ha hecho del gasto militar un pilar económico en detrimento de la propia seguridad humana y el desarrollo que haga más justa y saludable a su sociedad.

O también la de otras potencias occidentales, que se apresuran a hacer del tirón de lo militar la piedra de toque de su economía.

Un viejo error en el que ya han recaído antes otras potencias e imperios que hicieron de los militar el tirón de su propio desarrollo, sin darse cuenta de que era, a su vez, el voraz agujero por donde éste se venía abajo.

Una piedra con la que se puede tropezar dos veces.

Share

Deserción en el ejército israelí

Imagen de Israel Defense Forces

Fuente:  Resumen Medio Oriente.

7.000 soldados israelíes huyen del Ejército israelí al año.  La cifra es enorme, asombrosa.

Argumentan pretextos médicos y psicológicos.  No nos extraña después de ver, día sí y día no, las múltiples imágenes de soldados israelíes abusando de la población palestina, incluidas mujeres y niños.

Los datos indican que el 22% de los soldados reclutados decide abandonar el ejército durante el servicio, desglosado en un 14,6% o hombres y un 7,4% de  mujeres.

Quizá sus argumentaciones no sean pacifistas, pero sí que queda claro que las actividades que realiza el Ejército israelí no son compartidas por una buena parte de sus integrantes, tal vez por los de mayor sensibilidad moral.  Parece que, incluso, el Ejército israelí se convierte en el principal enemigo para sus propios soldados, que han de abandonarlo para poder sobrevivir psicológicamente.

Es una de las características de la violencia institucional:  provocar el hastío hasta en las personas que la tienen que ejercer.  Estas personas se ven obligadas por múltiples campañas culturales en las escuelas, en los medios de comunicación, y sufren presión de grupo por sus allegados.  Sin embargo, es normal que un ejército obligado a realizar acciones inhumanas acabe generando espacios privados y sociales de autocrítica que creen mala conciencia e, incluso, desafección.

Hace tiempo publicábamos una entrada en la que informábamos que los estudiantes israelíes también se declaraban objetores al servicio militar y al ejército israelí.

Ellos sí publicaban sus razones, que muy posiblemente, coincidan con muchos de los desertores:

  • están ocupando otro pueblo, el palestino,
  • chicos palestinos no pueden ir al colegio por culpa de los puestos de control israelíes,
  • ni tener servicios sanitarios,
  • y van a la cárcel sin ningún motivo,
  • o han sido asesinados,
  • o sus hogares demolidos,
  • Porque no se creen que estas políticas, como dice su gobierno, les mantengan a salvo,
  • porque piensan que negar los derechos humanos a los palestinos les pone en peligro a todos,
Share

Israel también usa la educación de los palestinos como arma de guerra

From+Tabung+Haji+to+America

Por Sham Hardy

Fuente: Público

Israel, con un sistema de elecciones y otros mecanismos de democracia formal, se nos aparece como un claro ejemplo, quizás de los más claros, de que las aspiraciones de paz y de justicia universal de los pueblos poco o nada tienen que ver con las soflamas democráticas basadas en los sistemas de democracia formal y pregonadas por los políticos y sus medios de adoctrinamiento.

Si partimos de la pretendida excelencia de los ideales que están en la base de la justificación de las democracias conocidas, lo mínimo que podemos decir es que la democracia que conocemos da con una mano (como promesas vaporosas) lo que quita con la otra (como prácticas de exclusión y perpetuación de la violencia). De ahí el inconformismo y la creciente indignación de los pueblos ante las políticas que nos presentan como democráticas los de siempre o los que nos quieren echar un nuevo jarro de agua fría con propuestas de cambio de los collares de los perros que llevan ladrando siglos.

Y el caso de Israel se nos aparece, entonces, como un claro ejemplo de los límites de la democracia. Sobre todo cuando democráticamente (es decir, con la puesta en práctica de los intereses de las élites pero legitimadas por el cautivo voto de los “ciudadanos”, que a eso se reduce la legitimidad democrática al parecer) se lucha, como es el caso israelí, por dejar en entredicho la sustancia de la democracia, lo cual ocurre, en el caso que comentamos, extendiendo a todas las esferas de la vida la guerra de tierra quemada impuesta por el democrático militarismo sionista contra el pueblo palestino.

Israel utiliza en su guerra sin cuartel todos los medios a su alcance y con el objetivo final, como mínimo, de la sumisión absoluta de los palestinos a sus intereses propios.  En alguna de las entradas de este blog hemos explicado cómo distribuye el agua, el territorio o los demás recursos de forma que privilegie a los intereses israelíes y asegure el exterminio final de los palestinos.

Podríamos resumir, lo hace la noticia que comentamos, que hay cinco grandes estrategias de guerra por otros medios que usa Israel en su ilegítima guerra contra los palestinos:

 1) restricción de la construcción de viviendas, 2) draconianas medidas para los permisos de residencia que se da a los palestinos, 3) cierre de Jerusalén mediante el muro, 4) expropiación de terrenos y 5) colonización.

Pero, sobre todo, ahora podemos decir que Israel también extiende su estrategia de guerra a las escuelas, convirtiendo la educación en otra trinchera de su guerra sin cuartel.

En el sector ocupado de Jerusalén existe una desproporcionada carencia de aulas. Según la ONG israelí Ir Amim, faltan 2.247 aulas, 750 más de las que faltaban en 2007, lo que es una pequeña muestra de la presión que existe en la zona ocupada y de la actitud del gobierno de Benjamín Netanyahu que prefiere tener a millares de niños sin escolarizar a construir escuelas que no sigan el currículo de estudios israelí.

Y no sólo se trata de la discriminación en el acceso, sino, sobre todo, en el adoctrinamiento militarista que la política de guerra israelí y sus democráticas decisiones impone a los Palestinos con vistas a su eliminación cultural.

El propio ministro de educación Israelí, un tipo sin pelos en la lengua lo deja claro

Mi política es clara: quiero impulsar el proceso de israelización”

Señala al respecto el ex presidente del Comité de Padres de Alumnos palestinos

“Estamos ante algo que no es un programa educacional sino un programa político que la mayoría de los palestinos rechazan”

¿Cómo podemos llamar a esto? No se nos ocurre ni una sola buena razón para definirlo y sí muchas para censurarlo.

Pueden nuestros políticos occidentales cacarear hasta la extenuación que Israel es una democracia (ya hemos visto de cuáles) y que es un aliado. Se pongan como se pongan, si Israel es una democracia y sus decisiones deben gozar de una legitimidad ética o política, todo ello dice muy poco de la idea de democracia, incluida la de los países que apoyan esta práctica “democrática” de Israel, lo que nos lleva a la idea de que debemos indignarnos ante la democracia con la que las élites nos atizan.

Existe, en tal caso, un vergonzante cortocircuito en la propia democracia y no se nos ocurren muy buenas razones para aprobar la democracia “real” ni de Israel ni de quienes le homologan.

Afortunadamente, en Israel a la par que crece y abunda la mala hierva del militarismo, también crecen las espigas de la resistencia a la guerra y la reivindicación de la paz y el hermanamiento de los pueblos, como demuestran los grupos de objetores que se niegan a participar en la política de guerra promovida por el Estado de Israel.

Share

La guerra duplica el cáncer en Gaza

Imagen de Zeroincondott★

Fuente:  Nueva Tribuna.

Los tumores cerebrales se multiplican en Gaza por los gases y el uranio lanzados por Israel.

En estos momentos el cáncer es la segunda causa de muerte en la Franja de Gaza. Los expertos opinan que en los próximos años las cifras se pueden duplicar

La guerra es un desastre ecológico que contamina el agua, los suelos, el aire:

Jean François Fechino, consultor en temas de Medio Ambiente de Naciones Unidas, ha llegado a la conclusión, tras numerosos estudios, que decenas de toneladas de uranio empobrecido se encuentran en el subsuelo y en las aguas de Gaza. Las muestras de tierra que analizaron tras su última visita a Gaza demuestran la presencia no sólo de uranio sino también de cesio, amianto polvo, tungsteno u oxido de aluminio.

La asistencia sanitaria de cierta calidad en Gaza es inexistente y los afectados dependen de que Israel les conceda (contados) permisos para tratarse en un centro médico luterano de Jerusalen.

“Nuestro principal hospital en la Franja  sólo funciona al 50% por falta de personal y material” explica a El Confidencial Usama Said Aklouk, director del Hospital de Al Shifa, formado en España, con impotencia ante las dificultades con las que trabajan.

En un recorrido por el Centro podemos ver como de seis quirófanos, sólo funcionan  tres. Los restantes no tienen camas de operaciones y en cuanto a las habitaciones tan sólo están ocupadas la mitad, mientras en el despacho de Usama S. Aklouk no paran de entrar ciudadanos quejándose de las listas de espera que pueden llegar en algunos casos a los dos años. El resumen es que la sanidad gazatí está al borde del colapso.

Como en toda la Franja de Gaza, el Hospital vive condicionado por los cortes de luz que pueden suponer seis horas de duración o más. El suministro  la controla Israel que da una cantidad diaria para la Franja y debe ser el Gobierno de Hamas  quien la suministre. Como es escasa debe ir cortándola para dar servicio al millón ochocientas mil personas que viven en la Franja.

Parece que Israel está innovando continuamente en su forma de masacrar a los palestinos y:

El profesor de la Universidad de Oslo, Erik Fosse, que lleva años trabajando en Gaza, mantiene que Israel estaría empleando armas que provocan cáncer. En concreto los médicos apuntan que podría tratarse de los denominados explosivos de metal inerte denso (DIME, por sus siglas en inglés), un arma de tipo experimental cuyo radio de acción es relativamente pequeño, pero cuya explosión resulta extremadamente potente. Segín Fosse y su compañero Mads Gilbert dichas armas ya se utilizaron en los ataques de 2009.

Pero los ecosistemas muchas veces devuelven a los humanos los impactos que estos les causan.  Se conoce como “efecto bumerang” y acabará perjudicando, a través del agua, de los suelos y sus cultivos, del aire, a … los israelíes.

Share

Estudiantes israelíes se declaran objetores

Los jóvenes israelíes de este vídeo, estudiantes de bachillerato se declaran objetores de conciencia al ejército israelí porque:

  • están ocupando otro pueblo, el palestino,
  • chicos palestinos no pueden ir al colegio por culpa de los puestos de control israelíes,
  • ni tener servicios sanitarios,
  • y van a la cárcel sin ningún motivo,
  • o han sido asesinados,
  • o sus hogares demolidos,
  • Porque no se creen que estas políticas, como dice su gobierno, les mantengan a salvo,
  • porque piensan que negar los derechos humanos a los palestinos les pone en peligro a todos,

Saben que van a ir a la cárcel por negarse a ir al ejército y nos piden su apoyo

 

 

Aunque el vídeo ha sido publicado en diciembre de 2015, se remiten a una campaña de 2012.

Puede ser una historia vieja, pero nos ha conmovido cómo la cuentan.  La sencillez, la claridad, la rotundidad y la decisión con la que analizan la complicadísima realidad de la guerra y la coherencia con la que deciden luchar de manera noviolenta y asumiendo los riesgos.

Ejemplar.  Alentador.

Share

El ejército israelí reprime a una ONG de veteranos militares

Fuente:  Público.

Cómo será de inhumano el militarismo en Israel cuando hasta los propios militares lo denuncian desde hace años.

La organización no gubernamental Rompiendo el Silencio (Shovrim Shtika) ya no podrá acudir a las actividades de puertas abiertas que realiza el ejército. Así lo ha ordenado el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, a través de las redes sociales, una medida que pretende apartar del sistema a este grupo de veteranos israelíes que durante once años han denunciado los abusos de los soldados en los territorios ocupados.

El argumento:

“hipocresía y falsa propaganda contra los soldados del ejército y el Estado de Israel en el marco de una campaña de deslegitimación” internacional.

Con todo ello, lo que ha logrado el Ministro de Defensa de Israel es que nos interesemos por Rompiendo el Silencio.  Si diésemos la palabra a la otra parte, a Rompiendo el Silencio, encontraríamos vídeos como

 

O, también esta serie de siete vídeos cortos hechos en una charla realizada en Sevilla:

 

 

 

 

 

 

Share

Judíos contra la ocupación israelí de Palestina

Imagen de Auntie P

Fuente:  Los otros judíos.

Ni los medios de comunicación ni los libros de historia suelen hacerse eco de otras maneras de enfrentar los conflictos, ajenas a la violencia y a la opresión.

Sin embargo existen.  Con motivo de los recientes enfrentamientos, denuncian la violencia directa, estructural y cultural del enquistado conflicto:

Como miembros de comunidades judías del mundo, estamos horrorizados con la violencia que arrasa las calles de Palestina/Israel y que ha costado las vidas de más de 30 personas, tanto palestinos como israelíes, solo en las dos últimas semanas.

El miedo se ha apoderado completamente de las calles de Jerusalén, el epicentro de esta violencia. Israelíes que disparan a manifestantes palestinos dentro y en los alrededores de Jerusalén Oriental. Palestinos que apuñalan y disparan a civiles israelíes y policías en el medio de la calle. Palestinos que tiran piedras a los automóviles que pasan. Multitudes de israelíes que les pegan a los palestinos o llaman a la policía para que les disparen. Cacheos humillantes a los palestinos en las calles. Todo esto se ha transformado en hechos cotidianos en la ciudad en la que nos enseñan a rezar por la paz y también en otros lugares de Israel, Gaza y Cisjordania.

Mientras la violencia es visible en las calles, también ocupa la mente y corazón de la gente. El miedo saca lo peor de las personas y la demanda de que sea derramada más sangre, como si eso reparara la sangre derramada. La retórica racista y el miedo hacen la situación más intensa. Una vez más el gobierno israelí responde a nivel militar: ha habido centenas de arrestos; el acceso de los palestinos al complejo de la mezquita de Al Aqsa ha sido limitado; han sido cerradas partes del Barrio Musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén a la entrada de palestinos; han sido cambiadas las reglas para abrir fuego para permitir que francotiradores disparen a niños y niñas; ha sido introducida una sentencia mínima para aquel que arroje piedras, lo que incluye a más de 150 niños arrestados en Jerusalén Oriental solo durante las últimas semanas; y ahora se habla de imponer un toque de queda o incluso el cierre de Jerusalén Oriental.

Además, señalan la lógica del militarismo y la violencia, generar más violencia y más sinsentido en el conflicto:

Todo esto constituye un castigo colectivo a toda la población de Jerusalén Oriental  de más de 300.000 personas. En el pasado, estas medidas probaron ser inefectivas para terminar con la violencia. Décadas de expoliación, ocupación y discriminación son las principales razones para la resistencia palestina. Más represión militar israelí y la actual ocupación y bloqueo nunca acabarán con el anhelo palestino por paz ni enfrentarán las causas de la violencia. En realidad, es probable que las acciones emprendidas por el gobierno israelí generen más violencia, destrucción y consoliden la división. Solo la justicia y la igualdad para todos traerá la paz y tranquilidad para los residentes de Israel y Palestina.

Y afrontan el conflicto de una manera novedosa, mirándose a sí mismos, buscando qué es lo que pueden hacer para acabar con la violencia, dejando de echar la culpa a los demás:

Como un grupo de judíos del mundo creemos que debe haber un cambio inmediato por parte del gobierno israelí y los israelíes. Corresponde a todos los judíos del mundo presionar al gobierno israelí —y a todos lo que siguen sus acciones y discurso— para que cambien el enfoque. La represión militar debe cesar inmediatamente; los palestinos deben tener acceso a la total libertad de movimiento. También es responsabilidad de l@s judí@s del mundo forzar a que los países donde vivimos cesen inmediatamente el apoyo militar y económico a la ocupación israelí de Palestina y el bloqueo a Gaza.

Llamamos a todas nuestras comunidades, judías o no, a insistir públicamente para que se le ponga fin a la violencia, la ocupación y la respuesta militar y en su lugar exigir igualdad y libertad para el pueblo palestino y justicia para todos y todas.

Lo firman judíos de todo el mundo.

Nosotros, ateos convencidos y practicante, también lo firmamos porque como dicen en el subtítulo de su blog porque los derechos humanos están por encima de los lazos sanguíneos, étnicos, religiosos, etc.

Ánimo, amigos, en vuestra valiente lucha contra la violencia.

Salam, shalom, paz.

Share

Seguridad Ecológica: 17.000 armas nucleares en el mundo

Imagen de Pierre J.

Fuente:  Público.

Kuniko Kimura y Mashasi Leshima recorren Europa recordando el horror de Hiroshima y Nagasaki, protestando por la presencia, aún, 70 años después, de 17.000 bombas nucleares en el mundo.

Es como si en plena locura (después de 120.000 muertos en el acto y 120.000 muertos en los días posteriores) cada año tras las tragedias no hubiésemos aprendido nada y hubiésemos fabricado 243 bombas atómicas.

la visita de la delegación japonesa ha servido para volver a traer a colación los riesgos que trae consigo la presencia de bases militares en territorio español de países que utilizan la tecnología atómica con fines bélicos: EEUU y Reino Unido.

Además,

el Convenio de cooperación de Defensa con EEUU no prevé ningún mecanismo para garantizar que los buques y los aviones que pasan por las bases no portan armamento nuclear y además también existe la práctica administrativa de no preguntar qué tipo de armamento llevan los buques y aviones que pasan por las bases

Actualmente se tiene seguro que hay armas nucleares en 9 países:

  1. Estados Unidos.  Durante la Guerra Fría, llegó a poseer unas 35.000 armas atómicas. En la actualidad (2012) los Estados Unidos disponen de unas 2.150 ojivas nucleares activas (1.950 estratégicas y 200 tácticas) más otras 2.800 en reserva y unas 3.000 almacenadas para desmantelamiento, para un total de aproximadamente 8.000
  2. Rusia.   Actualmente (2012) dispone de unas 4.430 ojivas nucleares activas (2.430 estratégicas y 2.000 tácticas) más unas 5.500 almacenadas para desmantelamiento, lo que totaliza unas 16.000
  3. Gran Bretaña.  Mantiene la flota Trident de submarinos nucleares equipada con algo menos de 160 ojivas nucleares activas, sobre un total de 225.
  4. Francia.   El Charles de Gaule es actualmente el último portaaviones con armas nucleares desplegado en un país. En 2008, el presidenteNicolás Sarkozy anunció que Francia disponía de 300 armas nucleares en total, de las que 240 serían estratégicas y 60 tácticas.
  5. China.   Se estima que en 2011 disponían de unas 240 ojivas nucleares, de las que aproximadamente 178 se encontrarían activas.
  6. India.  En 2010 se estimaba que India disponía de entre 60 y 80 armas nucleares.
  7. Pakistán.  En 2011 se estimó que Pakistán posee entre 90 y 110 armas nucleares.
  8. Corea del Norte.  se le estimaron un máximo de 10 ojivas atómicas disponibles.
  9. Israel.  Posee alrededor de 200 a 500 armas nucleares

En cuanto al listado de ensayos nucleares, las cifras también son colosales:

1054 realizados por USA hasta 1992 en Nevada, Alaska, Colorado, Missisipi y Nuevo Méjico.  Desde 1963 todos los ensayos han sido subterráneos.

La Unión Soviética ha realizado 715 pruebas nucleares entre 1949 y 1990.

Francia ha realizado 210 pruebas nucleares entre 1960 y 1996.

China 45 ensayos nucleares.  De Gran Bretaña y los demás países no hay datos.

Es decir, al menos, 2024 ensayos nucleares han liberado radiactividad a atmósfera, hidrosfera y geosfera.

En cuanto a los daños que causó, causa o causará una bomba atómica podemos destacar:

  • Muerte inmediata en la zona cero.
  • Pulso de radiación ionizante.  Una bomba de 1 megatón alcanzaría hasta los 15 km alrededor
  • Pulso electromagnético.  Parece que no afecta a los seres vivos, pero sí a las infraestructuras, aparatos y vehículos que utilicen componentes electrónicos.
  • Destello luminoso.  Cegará temporalmente a toda persona que se encuentre mirando hacia la dirección de la explosión en un radio de 500 km.
  • Pulso térmico.  Para una bomba de 20 megatones cualquier persona en 45 km a la redonda sufrirá quemaduras de 2º grado.
  • Onda de choque.  Corre a 1.224 km / h.
  • Lluvia radiactiva local que se propaga por el viento
  • Oscurecimiento radioeléctrico.

Efectos retardados:

  • Incendios
  • Contaminación radiactiva
  • Invierno nuclear
  • Destrucción de la sociedad

Y aún así seguimos cuidando que estén a pleno estado de producir una catástrofe nada más y nada menos que 17.000 bombas nucleares.

Nuestra cultura es militarista y violenta, propia de seres dementes. Nuestros gobiernos que apoyan y fomentan las armas nucleares son culpables de todos y cada uno de los accidentes y muertos.  El gobierno español debería emprender una política internacional activa contra las armas nucleares.

¿Cuántos millones de € habrá malgastado la humanidad en esta locura?

Share

Palencia se enorgullece de exportar muerte

Imagen de Álvaro Remesal Royo

Fuente:  Infodefensa.

El 1 de Octubre de 2015 se ha “celebrado” el 75 aniversario de la fabrica de Armas de Palencia.  Es decir, fue creada el 1 de Octubre de 1940, en el régimen franquista, poco después de que triunfase la sublevación militar de derechas y ganasen la guerra civil.

Fabricar armas y haber sido inaugurada en el régimen dictatorial parecen cosas que más bien mueven a avergonzarse.

Pero nuestra estupefacción aumenta cuando nos enteramos de que en un acto reciente se entregó la medalla de oro de la ciudad a la fábrica de armas.

Muy mal ha de andar la ética palentina y sobre todo, nos imaginamos, la economía palentina para que se hagan alharacas de producir armamento que matará personas.

Al acto acudieron el Ministro de Defensa, Pedro Morenés, autoridades locales, autoridades de Castilla León, otras autoridades civiles y militares, el director de la fábrica de armas y representantes de la firma armamentística noruega Nammo, que gestiona la fábrica de muerte desde 2013.

Resulta que en 2014 Pedro Morenés decidió elegir a la armamentística israelí IMI (Israel Military Industries Ltd) frente a la firma palentina para un contrato de suministro de 60 millones de cartuchos para el ejército español por contrato de 41 millones de €.  Entonces el Ministerio de Defensa fue duramente criticado por:

  • su insolidaridad con los trabajadores palentinos
  • su solidaridad con una empresa armamentística de un país que respeta tan poco los derechos humanos como Israel.

Así, a mediados de marzo de 2015 transcurrió por las calles palentinas una manifestación de unas 500 personas solidarizándose con los 250 trabajadores que veían peligrar su trabajo en la fabricación de muerte (por cierto, poco apoyo nos parece que cada trabajador de la armamentística sólo llevase a otro amigo a la manifestación), además de la solidaridad que mostraron con más de 12.000 firmas que pedían garantizar la carga de trabajo.

Lo que reivindicaban los exportadores de muerte era:

que, por un lado, no se adjudique a la empresa estatal israelí el contrato de 60 millones de cartuchos 5,56, y por otro que los próximos pedidos salgan como concurso y no como subasta, para poder tener opciones de competir.

“Queremos que los dos contratos que quedan por adjudicar estén antes de final de año porque en las Elecciones puede pasar cualquier cosa”, ha señalado Collantes.

En este sentido ha recordado que el ministro de Defensa se ha comprometido a sacar esos pliegos antes del 20 de noviembre y a hacerlo por concurso y no por subasta, como ha sucedido en la última adjudicación, “para que se tengan en cuenta los méritos y no solo el coste económico”.

Es decir, los trabajadores piden, descaradamente, trato de favor: que los próximos pedidos salgan como concurso y no como subasta.  Imaginamos que tampoco querrán publicidad, ni competencia.  Demuestran que sólo les interesan sus habichuelas y al precio ético que sea.

Tampoco nos parece muy ética la posición de CCOO y de UGT:

pidieron hoy al Ministerio de Defensa que dé la posibilidad a la Fábrica de Armas de Palencia, propiedad del grupo noruego Nammo, de retracto para igualar la oferta que presentó la empresa israelí IMI al proceso de la adjudicación de un contrato marco para la fabricación de 60 millones de cartucho para que la carga de trabajo se quede en la planta palentina, cuya viabilidad corre peligro.

Indició, además, en que el ahorro de 600.000 euros para el Ministerio de Defensa que supondría la adjudicación a la compañía IMI “no es verdad” porque conllevaría en la fábrica de Palencia una bajada de las nóminas que tendrían su reflejo en descensos en las cotizaciones a la Seguridad Social, en Hacienda, no se pagaría el IVA de los materiales y en caso de que la empresa decidiera un ERE o un ERTE el Gobierno tendría que pagar prestaciones por desempleo.

Los representantes sindicales también pidieron a los parlamentarios que cumplan su compromiso de mediar ante el Ministerio de Defensa

En la celebración del 75 aniversario, la Junta de Castilla León también se comprometió con la fábrica de armas:

Martínez-Zulaica ha pedido también el apoyo del Gobierno Regional para poder ser más competitivos, a lo que la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, presente en el acto, se ha comprometido, asegurando que “la Junta de Castilla y León seguirá apostando por la viabilidad de esta empresa”.

Nos sorprendió que en este ambiente de enfrentamiento Pedro Morenés, en los actos de celebración, hiciera un discurso conciliador y pelotillero en el que decía que los trabajadores aportaban con su presencia humana un valor añadido a las armas, lo que le hacía entender que la viabilidad de la fábrica de armas de Palencia está asegurada por las personas que trabajan en ella.

Pensábamos que no iba a colar, pero luego nos hemos enterado que Morenés había explicado hace meses que:

la empresa es “viable, precisamente porque fue este Ministerio el que aprobó y fomentó su viabilidad en 2012 y 2013. La fábrica de armas es viable porque mantiene una cartera de negocios del Ministerio, la mayoría conseguidos en contratos abiertos de casi 39 millones entre 2010-2014

Además, en enero de 2015 se sabía que Defensa había adjudicado dos contratos a Nammo Palencia por valor de 412.500 €.

Uno de ellos supone la entrega de 3.000 disparos del calibre 20×128 mm AEI-T. Este contrato ha sido adjudicado a la empresa palentina, filial de la nórdica Nammo, por medio de una licitación negociada sin publicidad, manteniendo el precio máximo propuesto por el Ministerio de Defensas y cifrado en 280.500 euros.
De igual forma se resolvió el otro contrato ya firmado entre el Ministerio dirigido por Pedro Morenés y la propietaria de la Fábrica de Armas de Palencia.
En concreto se trata de un suministro mayor en lo que se refiere a material, pero con un precio que supone la mitad que el anterior. En concreto el de suministro de 40.000 disparos de cartuchos del calibre 12,7 x 99 mm 33 eslabón M9, con un precio de 132.000 euros.

Además, Nammo se ha beneficiado por otras vías de sus “trabajadores rehenes palentinos” y ha conseguido:

contratos procedentes del exterior (…) Cuatro de ellos por un importante montante que alcanza los  6,5 millones de euros, aunque pueden haberse fabricado en otras factorías del grupo.

Esas cuatro adjudicaciones fueron para el suministro de  cartuchos eslabonados 7,62 x 51 mm;  disparos de 35 x 228 mm SAPHEI-T , otro de 12,70 x 99mm M8/M20 por valor de 2.540.000 euros y uno más por 2.541.000 euros para el suministro de cartuchos de 5,56 x 45mm ordinarios

En todo este berenjenal de tratos de favor y militarismo rancio nos ha sorprendido muy positivamente el comunicado de CNT-AIT Palencia que lamenta la pérdida de puestos de trabajo, pero

esta “desgracia” la debemos enfocar a una escala social, de solidaridad internacional y antimilitarista por lo que no debemos cegarnos en los números y dejar de denunciar el carácter antisocial de este tipo de actividad productiva armamentística.

Además nos recuerda el origen del problema:

La situación de la fábrica de munición de Palencia no cae del cielo. El proceso privatizador que dejó a tantos trabajadores en la calle o les condujo a peores condiciones laborales, también afectó a la fábrica de armas Santa Bárbara. Privatizada en 20013, sus fábricas de Oviedo, Trubia, La Coruña, Granada, Sevilla y Palencia fueron cedidas a General Dynamics a cambio de un canon de uso anual quien presentó un plan industrial para el periodo 2001-2006 que contemplaba el mantenimiento de la totalidad de la plantilla del Grupo y de sus condiciones laborales durante cinco años. En los acuerdos se consignaba que en 2006 se acababa el contrato como suministrador preferente de las Fuerzas Armadas españolas. De los polvos de esos acuerdos los lodos presentes.

CNT-AIT prosigue denunciando que

Defender los puestos de trabajo es prioritario para esos trabajadores pero no todo vale. Es cuando menos llamativo que el Comité de empresa argumente, con el objetivo de hacer cambiar de opinión al Gobierno para que el contrato recaiga de nuevo en Palencia, que la empresa israelí IMI, adjudicataria en 2015 del contrato de Defensa para la fabricación de munición en perjuicio de la planta palentina, haya vendido munición a dictaduras o que haya sido condenada por sobornos  -como si eso debiera sorprendernos en los “oscuros” negocios de la industria armamentística-. Pero el Comité de empresa obvia que IMI es suministradora de la propia Israel, país que es en sí una dictadura ocupante que somete y masacra a la población palestina desde 1948.

Y obvia también el Comité de empresa en su interesada consideración ética que Nammo, el actual patrón de la fábrica palentina, es la fabricante, en otras factorías situadas en países de la OTAN, de, entre otros casos, de la munición y armamento utilizados por Israel contra el pueblo palestino, donde se ha demostrado el uso, en la invasión de Gaza de uno de sus productos, como es el cohete-granada propulsado M72 A9 ASM.

Las distintas filiales de Nammo son suministradoras habitual de armamento a Israel siendo uno de sus últimos contratos el de octubre de 2014 por el que destina 63 millones de dólares a la compra de nuevos lanzacohetes M72.  Esta colaboración de Nammo con Israel es objeto de acciones de denuncia por parte de los movimientos solidarios con Palestina y la campaña internacional BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones)

CNT-AIT acaba:

CNT-AIT Palencia quiere dejar claro que no se deben mantener algunos sectores productivos antisociales como son todos aquellos relacionados con la industria militar. Ser trabajador no consiste en trabajar a cualquier precio sino que deberíamos ser conscientes de las repercusiones que nuestro trabajo origina. Si trabajamos en la creación de munición o en cualquier otro sector relacionado con la industria militar, nuestro trabajo originará guerra, muerte y destrucción, cuyo objetivo es siempre el defender los intereses de la clase dominante Estatal y capitalista, ya sea con la venta del propio material bélico o mediante el ataque de países argumentando cualquier excusa. Ante esto, la clase trabajadora no debemos dejarnos engañar: no merece la pena mantener este tipo de puestos de trabajo que a la larga nos perjudican a nosotros y en lo inmediato a nuestros compañeros y compañeras de clase de otros países.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed