Archive for INVIED

Furor inmobiliario

Por Börkur Sigurbjörnsson

Fuente: El Confidencial

En su consabida puesta en venta de patrimonio militar para hacer cuartos, Defensa ha sacado a la venta en pública subasta dos parcelas, por las que se han interesado alguno de  tiburones de nuestro panorama inmobiliario-especulativo.

El primero, en Alcalá de Henares, cuenta con 14.400 metros cuadrados, y 44.700 de edificabilidad (en alturas se entiende). Por ella ha puesto encima de la mesa 27´5 millones de euros Realia Business (unos activos de 1.204 millones de euros, según aparece en El Economista)  dedicada a la especulación en patrimonio e inmobiliaria,

Al parecer piensan hacer 500 viviendas sobre ese solar.

Una segunda parcela, por la que han obtenido un pelotazo más, está en Vicálvaro, también en Madrid y cercana al aeropuerto de Barajas, con 13.700 metros cuadrados y una edificabilidad de algo más de 19.000 metros. Aquí han pujado dos compañías, Vía Célere y Pryconsa, que es la que ha ganado el concurso por 15´12 millones de euros y pretende construir 240 pisos más.

Madrid cuenta con un impresionante problema de suelo, y Defensa ha salido en auxilio de los tiburones inmobiliarios, poniendo a su disposición nada menos que 28.100 metros cuadrados que no usaban para nada, por el módico precio de 42,62 millones de euros que pasarán a engrosar las arcas del INVIED para la compra de infraestructuras militares y armas, que sumar a otras ventas de terreno en Madrid, como el pelotazo por 111 millones de euros que  dio Defensa a finales de 2014, al vender terrenos en la calle Raimundo Fernández Villaverde de Madrid.

Por no hablar de los 25 millones que piensan sacar, también en Madrid, por subastar en antiguo hospital militar del aire, según informa Infodefensa.

 

 

Share

La “Castellana del Sur” vuelve a fracasar y el pelotazo del Ejército se retrasa

desconch%C3%B3n

Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

Fuente: Vozpopuli

Desde tiempos de Joaquín Leguina (PSOE) como presidente de la Comunidad de Madrid se viene preparando el pelotazo de la famosa “operación Campamento”, teóricamente un desarrollo urbanístico para la ciudad de Madrid que afecta a más de 221 hectáreas de terreno. De ellas más del 80% son propiedad del Ejército (que, por cierto, piensa hacer una importante caja con la venta de sus propiedades en torno a la autopista A-5, de Extremadura, para comprar con ello armas y equipamientos militares),

Los planes han pasado por todo tipo de locuras fastuosas, desde casinos, hoteles privativos y centros de ultralujo para turistas enloquecidos por tener una especie de Las Vegas en el Sur de Europa, hasta todo tipo de especulaciones urbanísticas para hacer de esta zona una especie de “Castellana del Sur” con su milla de oro y todo.

El caso es que la especulación de Campamento cuenta, entre otros, con el rechazo de los vecinos y de grupos sociales y ecologistas, que ven en el megaproyecto una nueva agresión social y medioambiental.

Por su parte, los diversos interesados en apostar en estas inversiones y en comprar los terrenos de Defensa, un tal Adelson, el grupo chino Wanda y otros grupos por el estilo, han ido, poco a poco, saliendo escaldados al saber que sus leoninas y denigrantes condiciones para generar la inversión que prometen son más propias de una república bananera (es decir, más bananera aún) y no eran asumibles para nuestros políticos de uno u otro bando, sensibles como son al cabreo ciudadano y a que se pongan luz y taquígrafos sobre los negocios militares.

El caso es que el PSOE, interesado como se ha mostrado en general al desarrollo urbanístico de la operación Campamento, ha preguntado al equipo de Manuela Carmena por el tema, en una de las últimas comisiones de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

Y así se ha conocido que el Ayuntamiento de momento no baraja reactivar esta operación porque a pesar de que han intentado establecer una mesa de concertación con el Ministerio de Defensa para aclarar el panorama, dado que el interés de defensa es muy otro al de ordenar este territorio y, menos aún, permitir un desarrollo urbano sostenible, como reza la comisión susodicha, ya que

“la intención de Defensa sigue siendo subastar el terreno y, a partir de ahí, hay poco que dialogar

Pues eso, Defensa quiere hacer caja como sea con unos terrenos que no sabemos bajo qué título y legitimidad adquirió o expropió y posee sin utilidad razonable alguna y en una situación de cada vez mayor deterioro medioambiental. No le importa nada más y no pretende nada menos que la pasta.

Y así no hay quien pueda.

Share

Transarme, una propuesta utilizando inmuebles de Defensa

Imagen de Carlos Soler

Fuente:  El Economista y El País.

Supongamos que queremos hacer una política de defensa alternativa, dentro del paradigma de cooperación-noviolencia, defendiendo los principios de Seguridad Humana.

¿Cómo la financiamos sin aumentar ni un € el gasto en defensa actual?

Pues muy fácil, del mismo modo en que financian los militares sus rearmes y otros gastos:  utilizando el patrimonio en fincas y bienes inmuebles que posee el INVIED en todo el territorio nacional.

Ahora mismo la noticia es:

El Ministerio de Defensa busca desprenderse de un total de 189 activos inmobiliarios por un valor inicial de 44 millones de euros. Las operaciones las realiza el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de Defensa (Invied) que tiene como principal función la enajenación de los bienes inmuebles que sean desafectados por la Administración que actualmente encabeza María Dolores de Cospedal.

De un lado, el Invied tiene previsto sacar a subasta próximamente, concretamente entre abril y mayo, un total de 89 locales, 14 garajes, 11 solares y tres edificios por un precio inicial total de 22,4 millones de euros. Además, y por otro lado, el organismo también tiene ya puestos en venta directa otros 50 locales, 12 garajes y 10 solares que suman un valor total de 21,65 millones de euros. Según explica la propia página web del Instituto de la Vivienda del Ministerio de Defensa, los inmuebles que actualmente se ofrecen en venta directa son los que han quedado desiertos en subastas anteriores. Del mismo modo, algunos de los bienes inmuebles que se ofrecen en subasta ya han pasado por primeras pujas en las que han quedado desiertos y esperan una segunda oportunidad.

Lo sacan a subasta ahora que el precio de los inmuebles está subiendo y hay más oportunidades para vender.  El dinero que consiguen hace que el Ministerio de Defensa sea el segundo ministerio que más ingresa.  Pero estos ingresos no los comparte con el resto de los ministerios o el resto de las administraciones del Estado (ayuntamientos, comunidades autónomas), sino que lo usa para sus financiar sus objetivos armamentíticos.

Pero esta política podría ser de otra manera, para ello hacemos uso de la noticia de El País, que nos habla de que una antigua fábrica de bombas hidráulicas va a pasar a ser:

  • un centro cultural donde promocionar el arte moderno y contemporáneo,
  • y un centro social de atención a los niños vulnerables del barrio,
  • además de un centro de referencia en la investigación de enfermedades raras, sobre todo la de Wilson.  Todo ello en Valencia.

¿Buena idea?  Claro que sí.  Si se puede hacer en el ámbito privado, ¿no se podría hacer también en la esfera pública?  Seguro.

Daría nuevos servicios al barrio, nuevos empleos, directos e indirectos, proyección a la ciudad en diversos ambientes culturales, bienestar a la vecindad del barrio, etc.

¿Mejoraría la Seguridad Humana?  Por supuesto, los objetivos del proyecto lo harían por sí solos, no habría que añadir nada más.

Pero es que, además, se podrían usar los fondos obtenidos con estas ventas de inmuebles a otros aspectos políticos que mejorasen las posibilidades de solución de conflictos armados, como ya decíamos en las conversaciones de paz de Sudán de Sur, o muchos otros pequeños objetivos de paz a lo largo del mundo.

Tres son los grandes solares (Muruarte de Reta, en Navarra; Son Olivaret en Menorca;  y Lorán en Estartit, Gerona) de los que se quiere deshacer Defensa, en cada uno de ellos se podrían iniciar actividades diversas que promocionasen el barrio o pueblo, diesen empleo a la gente de la localidad y generasen bienestar al barrio:

De manera desglosada, entre los 11 solares que saldrán de forma inminente a subasta destacan el antiguo Campamento El Carrascal, ubicado en la localidad navarra de Muruarte de Reta y con una extensión de 231.434 metros cuadrados, la vieja instalación de artillería situada en Son Olivaret (Menorca) de 307.300 metros cuadrados o la base de Lorán, ubicada en Estartit (Gerona), de 351.800 metros cuadrados.

Es sólo una cuestión de voluntad política y de apostar por un mundo de paz en lugar de apostar por la violencia y el militarismo.

Share

Defensa no cede a los ayuntamientos ni los túneles que no usa desde hace décadas

Imagen de Heimlich

Fuente:  ABC.

¿Quién estaría dispuesto a comprar una extensa red de túneles?

Ya, ya, Gallardón, para soterrar la M-40 de la capital.  O, si los venden por kilómetros, Valladolid para enterrar sus vías de tren y hacer la ciudada más paseable y comunicada.

No, en serio, ¿quién estaría dispuesto a comprar una extensa red de túneles hábilmente situados en el término de Calatayud?

¿¿¿???

Y por sólo 387.000 €.

Sabíamos que Defensa es el segundo terrateniente nacional, sólo por debajo de RENFE.  Pero desconocíamos que el pique hubiese llegado a tanto y ahora reclamen ser el segundo mayor tunelador de España.

Los túneles en cuestión, una red de cinco oscuras galerías de considerable extensión, formaron parte durante décadas de la lista de enclaves de acceso restringido por su carácter militar. Un valor defensivo que perdieron hace más de treinta años. Desde entonces, son testigos mudos de un pasado en el que estos túneles fueron utilizados como robusto almacén de munición, armas y materiales explosivos.

Funcionaron como polvorines durante décadas. Desde el exterior, poco delata su presencia, salvo los peculiares respiraderos -asemejan la forma de los viejos búnkeres- que asoman en lo alto del cerro y que servían para airear el interior de los túneles que se extienden por las entrañas de este monte del paraje bilbilitano de Campiel.

La propiedad en cuestión no solo incluye esta singular red de viejos túneles militares -300 metros cuadrados-, sino también la amplia extensión de terrenos en las que se enclavan y que pertenecían al Ejército. En total, 184.790 metros cuadrados de terreno. Eso sí, de escasas posibilidades a efectos inmobiliarios, porque se trata de suelos rústicos y, además, en una zona protegida por su valor medioambiental, el entorno de las Hoces del Jalón.

Esta zona del término municipal de Calatayud está catalogada en la Red Natura 2000 de la Unión Europea como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

¡Qué desilusión!  Leyendo la noticia nos damos cuenta de que, quizá, como mucho, son 100 metros de largo de túnel por 3 metros de ancho.  Bah.  Y el terreno no tiene mucha pinta de poder ser llenado de inmuebles.  Menudo engaño.

Por supuesto, Defensa no quiere ni oír hablar de cesión al ayuntamiento para uso comunitario o social.  ¡Faltaría más!  Aunque parece que llevan muchos años intentando engañar a alguien para que lo compre, pero nadie pica.  Y eso que han hecho ímprobos esuferzos bajando lentamente el precio del agujero:

El precio en el que el Estado ha tasado estos curiosos túneles es sustancialmente inferior al que aspiraba obtener hace menos de diez años. Según ha explicado el actual portavoz municipal del PSOE en Calatayud, Víctor Ruiz, en 2008 -cuando él era alcalde- planteó al Ministerio de Defensa la posibilidad de que cediera esas galerías al Ayuntamiento, pero en aquel momento les contestaron que el Estado no estaba dispuesto a darlas gratis: en aquel momento pidió más de 400.000 euros por esta propiedad.

Nada.  Que algo en el ADN militar impide soltar a los ayuntamientos cualquier terreno, mueble o inmueble, rústico o urbano, aunque no lo usen desde hace décadas.  Esta es la famosa acción social del ejército, la famosa solidaridad de los militares con los civiles.

Esperan sacar 387.000 euros para invertirlos en armamento, nunca en mantequilla.

Share

Defensa vuelve a intentar el pelotazo de la operación Campamento

20121105-007234

Por Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

Fuente: el País

Nos informa El País de la intención de Cospedal de hacer caja con la ya varias veces fallida operación Campamento, en la que el Ministerio de Defensa pretende vender terrenos de propiedad del ejército en uno de los pelotazos de terreno más ingentes que se recuerdan.

Si hacemos memoria, la operación Campamento es un esperpento que solo busca lucrar a Defensa, como denunciamos en 2013. En 2015 se intentó colocar una millonada de metros cuadrados a un grupo empresarial chino para hacer una zona recreativa, y anteriormente a otro empresario estadounidense para hacer casinos, pero la operación fracasó en ambos casos.

Ahora se pretende sacar a la venta una “fase I” compuesta por 2,1 millones de metros cuadrados, pero, al parecer, encuentran reticencias en el Ayuntamiento para permitirles dicha venta.

Cospedal se ha comprometido, en el Senado y a preguntas de un senador del PSOE, a sacar adelante el pelotazo pese a quien pese (ella en realidad ha dicho “por encima de los colores políticos” que es la forma fina de decir que porque le sale de las mismísimas narices), tal como publica La Vanguardia.

Para demostrar que en esta materia los colores “políticos” no importan gran cosa, el senador del PSOE, mostrando su singular y secular sintonía con el PP, ha pedido a la ministra que se “cargue las pilas y haga realidad un proyecto que necesitan millones de madrileños”, lo que demuestra no tanto las necesidades de los madrileños (que no pasan precisamente por el lucro del ministerio de Defensa) como la igualdad de ideas del PP y el PSOE en esta materia.

Para PSOE y PP lo de la Operación Campamento no debe mezclarse con la política, justo lo contrario de lo que parece que le interesa a la ciudad de Madrid.

Y es que son como hermanos siameses.

Share

Polémica por el convenio de Ferrol y Defensa

Imagen de José Manuel García

Imagen de José Manuel García

Fuente:  La Voz de Galicia.

En julio de 2013 nos hacíamos eco de que El Ferrol:

En el mes de agosto se firmará el convenio por el cual el Ministerio de Defensa cederá al Ayuntamiento de Ferrol más de un millón de metros cuadrados que actualmente posee allí a cambio de una contraprestación de 500.000 euros, que irán a parar, como ya anunció el INVIED, a pagos de los programas de armamento que nos han endeudado por 30.000 millones de €.

(…)  Pero, al parecer, el acuerdo tiene una letra pequeña (ya nos extrañaba a nosotros) que no viene en el mismo: Según parece, a cambio de esta cesión, el ayuntamiento se había comprometido (y ahora ratifica su compromiso) a recalificar los terrenos del antiguo cuartel Sánchez Aguilera (más de 100.000 metros cuadrados) para permitir que Defensa pueda construir viviendas allí.

Al menos, durante dos décadas los ediles de Ferrol se ven obligados a negociar con Defensa la devolución de instalaciones militares al municipio para que puedan realizar planes civiles.

También La Voz de Galicia nos informa de

El Concello de Ferrol firmó en 2015, aún con el anterior gobierno municipal, la última versión del acuerdo. En ella, a diferencia de en los textos anteriores firmados por los dos ejecutivos precedentes, se incluía una contrapartida económica que la administración local debía pagar al ministerio. Lo hacía a cambio de la inclusión de dos parcelas: la del observatorio de Monteventoso -incluida en convenios anteriores pero que posteriormente se retiró del listado de propiedades a ceder- y, especialmente, la antigua estación de radio de Mandiá. Por ello, se debían pagar 560.000 euros, una parte en el momento de la firma y la restante, cuando se sucribieran oficialmente las escrituras de compraventa.

Así, el Ayuntamiento ha pagado ya a Defensa 140.000 euros. ¿Qué pasará con ese dinero si finalmente se desiste y no se lleva adelante el convenio? Responde el alcalde: «Se consideramos que os informes de Intervención son os correctos e as valoracións son tamén correctas, pagarase o segundo prazo», aseguró. En caso contrario, «se consideramos que non é beneficioso para os intereses da cidade de Ferrol, terá que ser demandado o reembolso desas cantidades», advierte. «Estamos a falar de case 500.000 -concretamente 420.000- e queremos saber se corresponde pagalos ou non», apunta.

Parece que los desacuerdos abarcan a ambas partes:

Después de que trascendiese un escrito del ministerio en el que advierte de que podría denunciar el acuerdo por el retraso en la aprobación de la reparcelación del Sánchez Aguilera, el alcalde, Jorge Suárez, dejó la puerta abierta a desistir de ese convenio si se considera que no es beneficioso para la ciudad.

El regidor expresó varias dudas sobre el convenio «que hai que clarificar e ter ben claro o que se acorda antes de dar ese paso». En concreto, mostró la disconformidad municipal que ya había avanzado hace meses respecto a las tasaciones realizadas por Defensa de las propiedades y los informes de fiscalización.

Apuntó que la valoración realizada por el ministerio es «unilateral» y sin justificar «en base a que criterios se fai». Incide en que se trata de una decisión que compromete una cantidad importante del erario público y también «parcelas para edificar no centro da cidade». Por ello, reclama que se clarifiquen esos extremos y que una vez aclarados «ver se ese convenio é bo para os intereses da cidadanía de Ferrol».

En todo caso, Suárez mantiene que hacerse con la propiedad del antiguo acuartelamiento Sánchez Aguilera es «fundamental» para la recuperación de la ciudad, pero «resúltanos difícil de entender esas taxacións unilaterais». El Concello ha encargado una asistencia técnica a la empresa Entyl para que realice una valoración propia de los bienes «para determinar se é adecuada ou non conforme aos intereses de Ferrol».

Share

El trato del Ministerio de Defensa a los discapacitados

Imagen de Landahauts

Imagen de Landahauts

Fuente:  Diario Militar.

A todo joven en paro los militares le animan a alistarse. Una de sus razones es que Defensa siempre les cuidará, que nunca les abandonarán, como en la propaganda de  las películas yankis de marines.

Sin embargo, parece ser que la realidad muestra una cara mucho más horrible, al menos con parte de los militares, aquellos que sufren cualquier tipo de discapacidad en el desarrollo de su trabajo en filas:

Lo que han vivido los discapacitados militares en las Fuerzas Armadas ha sido un silencioso genocidio laboral. Fueron, y todavía son, poco a poco exterminados del mundo militar en un comportamiento infame y execrable. Para tal genocidio laboral ha sido necesaria la participación de la cúpula militar en su totalidad; el respaldo de los jurídicos militares, cuando no su asesoramiento, sus susurros al oído; la ejecución por parte de la medicina militar en los infames tribunales médicos; y la connivencia de los partidos (PP y PSOE) y los políticos (Bono, Alonso, Chacón y Morenés, junto a portavoces de Defensa como López Garrido -PSOE- o Vicente Ferrer -PP-).

Según la noticia

Las víctimas han tenido que pasar por un verdadero calvario y se cuentan por miles entre 2006 y 2015 (según OATM): 4.259 militares expulsados por expedientes psicofísicos (de los que 675 fueron militares con más de 6 años de antigüedad por resoluciones del contrato de larga duración y 3.584 militares con menos de 6 años de antigüedad por no renovaciones del compromiso inicial por lesión). Sabemos que los militares de tropa redujeron su número en casi 10.000 efectivos desde que llegó la crisis y sabemos, por tanto, que los discapacitados militares, la kafarna o la escoria, que diría un buen militar, uno de los patriotas, fueron los que asumieron el grueso de la política de reducción de efectivos.

La actuación del Ministerio de Defensa ha estado perfectamente orquestada y ha contado, como no podía ser menos, con su base legal correspondiente:

Como en la mayoría de los casos, en la expulsión de los discapacitados se cumple un patrón. La clave, jurídica, se encontraba en asignar una discapacidad inferior al 25%, un 24% como máximo, lo que suponía la expulsión del militar discapacitado en cuestión con una bajísima indemnización (menos de un año de trabajo) en lugar de una pensión de por vida. La situación llegó a un extremo que la argucia legal no solo valía para expulsar a los discapacitados que no podían continuar sus labores en las fuerzas armadas, sino para reducir el número de efectivos de tropa para desahogar los presupuestos y que estos despidos pudieran sostener el excedente de oficiales y los privilegios como los campos de golf o las residencias de veraneo para oficiales.

¿Entrega, compañerismo, solidadridad?  Todos estos valores están muy lejos de lo militar, sobre todo, de la cúpula militar, ya sea civil o uniformada.

Que lo tengan en cuenta l@s jóvenes que se ven atraídos por los cantos de sirena militares.

¿Continuará esta política la nueva ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal?

Share

Las ayudas a la vivienda de los militares y el privilegio militar ante la tributación

Impuestos

Andrés Nieto Porras

Fuente: One Magazine

Queremos poner de manifiesto el trato de favor que se da a los militares en cuanto a las ayudas que reciben para la adquisición de vivienda por parte del INVIED, organismo autónomo militar dependiente del Ministerio de Defensa.

La Ley 26/1999 de 9 de julio, de medidas de apoyo a la movilidad geográfica de las Fuerzas Armadas, en su redacción vigente desde octubre de 2011 en que fue reformada, consagra una serie de privilegios destinados a incentivar la movilidad geográfica (cambio de lugar de trabajo que implique cambio de ciudad) de los militares, por medio de tres grandes lineas de actuación que se establecen en su artículo 1:

  a) Facilitar una compensación económica para atender las necesidades de vivienda originadas por cambio de destino que suponga cambio de localidad.   

b) Asignar en régimen de arrendamiento especial las viviendas militares en los casos singulares que se contemplan en esta Ley.  

c) Proporcionar ayudas para el acceso a la propiedad de vivienda.

Y, del mismo modo añade otro objetivo más

… racionalizar el uso y destino de las viviendas militares, estableciendo, en particular, las normas para la enajenación de todas aquéllas que no se destinen a los fines señalados en el presente artículo.

Dentro de el elenco de medidas que se dispone están las ayudas directas (subvenciones) a los militares para adquirir vivienda propia, un régimen que no se contempla en otros muchos cuerpos civiles de la administración del estado y que no cuenta, fuera de este estado permanente de privilegiar a lo militar, con apoyo por medio de dinero público.

Pues bien, precisamente para reforzar este carácter privilegiado de dicho régimen  y evitar que estén sujetas a retenciones legales (como sí ocurre en otros tipos de ayudas), el artículo 3.2 de la norma fija que

La compensación económica, sin perjuicio de sus efectos fiscales, no tiene carácter retributivo”

Dado el carácter no retributivo de esta “ayuda” muchos fiscalistas aconsejan a los militares que perciben estos ingresos que o bien no declaren este ingreso en sus declaraciones de Hacienda o bien, para evitar una declaración paralela de Hacienda, declaren el ingreso pero acto seguido pidan a Hacienda una devolución por considerar que la ausencia de carácter retributivo de dicho ingreso supone una renta exenta.

Lo cierto es que Hacienda, por criterio general, considera que se trata de una renta declarable, pues es un ingreso que se otorga por un “segundo” pagador  (el INVIED, a pesar de pertenecer a Defensa, tiene identificación fiscal autónoma y funciona aparentemente como si fuera otra cosa, tal vez para disfrazar mejor el gasto militar español) y no estar sujeto a retención.

Sin embargo, la intención de la norma y la recomendación fiscal que suelen usar los beneficiarios de estas “ayudas” es la de intentar no tributar por esta ayuda que, como decimos, es atípica en otros cuerpos de funcionarios a los que no se incentiva la movilidad geográfica de este modo tan curioso.

¿Cuestionamos estas ayudas?

En cuanto que el derecho de toda persona a ser ayudada en conseguir una vivienda digna, por supuesto que lo deseable sería extender y garantizar el derecho de vivienda a todos y todas. Pero en cuanto que una prestación que implica un agravio comparativo de privilegio al estamento militar respecto a las necesidades de vivienda o incluso de movilidad funcional del resto de los mortales, es evidente que es más que criticable. No se nos ocurre ninguna buena razón que pueda invocarse a favor de este apoyo a los militares que no sea predicable del esfuerzo, abnegación, interés social del resto de los mortales. Y por último, es evidentemente cuestionable que estas ayudas pretendan exonerarse del pago de impuestos.

Y eso que sólo hablamos de las ayudas a la vivienda consistentes en prestaciones económicas, aunque la norma habla de otros tipos de ayudas militares a la vivienda que, igualmente, deben ser consideradas como un agravio comparativo respecto de otras profesiones y cuerpos de funcionarios.

Share

El pleno de A coruña contra la especulación militar con la abstención de la casta

Curso+de+vela

Por iteijeiro

Fuente: La opinión A Coruña

El pleno municipal del Ayuntamiento de A Coruña votó la propuesta llevada al Consistorio por un colectivo ciudadano (Comisión aberta do defensa do común) que pedía reclamar al INVIED la paralización de la subasta de terrenos militares en A Maestranza y su cesión a fines sociales del municipio.

La subasta de Defensa pretende obtener una cantidad de más de 24 millones de euros de beneficio por unos terrenos que les costaron cero euros, que no tienen ningún sentido militar y que pueden servir para fines sociales más adecuados.

La moción ha sido aprobada con los votos a favor de BNG y Marea Atlántica, pero, en esa especie de abrazo particular que el PSOE y el PP se ofrecen mutuamente en todo lo relacionado con el ejército, con la abstención del PP y el PSOE.

A pesar de las enormes resistencias, la crítica y lucha ciudadana contra el militarismo se va poco a poco abriendo paso. Esperemos que el ejemplo cunda y poco a poco vayamos reduciendo el peso del militarismo.

Share

Suelo de Defensa a subasta por 35 millones de euros

Plano 1

en la Pagina web de INVIED

Fuente: Infodefensa

El INVIED ha hecho otra de las suyas: ahora saca a subasta en Madrid y A Coruña 65.000 metros cuadrados para uso residencial por valor de 35 millones de euros que se quieren embolsar para compra de nuevas infraestructuras militares y armas.

En el caso de Madrid el lote es parte de la antigua Operación Campamento, y supone 58.493 metros cuadrados, uno de los planes de pelotazo que ha venido arrastrándose desde que intentaron lo del casino de Adelson.

Concretamente, la parcela en venta cuenta en su perímetro con una boca de metro y todo, lo que convierte el terreno en más que codiciable.

Que sepamos, los partidos políticos que “nos representan” en el municipio no han efectuado ningún tipo de valoración de este nuevo pelotazo, lo cual da que pensar.

Hasta la fecha no parece que Carmena vaya a pedir ningún tipo de explicación a esta importante venta, lo cual no despeja la duda del papel que el Ayuntamiento quiere jugar respecto de los intereses del militarismo en la ciudad.

En cuanto a A Coruña, lo que se saca a subasta son tres solares de uso residencial en el Paseo Marítimo, por algo más que 25 millones de euros, lo cual también suena bastante a pelotazo, sin que tampoco sepamos la postura que adoptará ante todo esto el nuevo alcalde de la ciudad.

NO a la especulación militar.

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed