Archive for investigación y guerra

Invertir en industria militar es elegir la opción menos rentable para crear empleo

Fuente:  Infodefensa.

El sector de la industria de Defensa en España tiene mucha importancia.  Y más que va a tener salvo que por parte de la sociedad hagamos algo para evitarlo.

Por ejemplo, algunos ministerios están altamente militarizados:

El sector industrial de la defensa ha continuado siendo un sector al que desde el extinto Ministerio de Industria Energía y Turismo, hoy Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, ha dedicado un volumen importante de recursos. En el marco de la colaboración que mantenemos desde hace 20 años con el Ministerio de Defensa para la financiación de los programas especiales de armamento, se han prefinanciado 23 de estos programas con unas aportaciones de 15.000 millones de euros.

Habría que añadir que la prefinanciación ha sido a interés 0.

También habría que añadir que al anterior ciclo inversor (PEAS I) ahora se une otro (PEAS II):

Asimismo, tenemos que constatar el efectivo inicio de un nuevo ciclo inversor en la industria de la defensa alrededor de los programas tecnológicos para la futura Fragata F-110 y los vehículos blindados 8×8.

La infografía que ofrecen y reproducimos aquí abajo resume los principales datos de la industria armamentística española:

Y todo parece idílico salvo que se contraste con algún otro punto de vista.  Nosotros proponemos el de la infografía siguiente que nos dice que invertir en lo militar es ruinoso, con respecto al trabajo que crea:  por cada mil millones de dólares invertidos en industria militar se crean 8.555 trabajos.  Sin embargo, por igual inversión en

  • Sanidad:  12.883
  • Educación:  17.687

 

El despilfarro militar: no a HOMSEC 2017

Penosamente hoy, 14 de Marzo se inaugura la feria de armas HOMSEC en Madrid.

Queremos protestar contra tan grave atentado a la paz recordando un trabajo reciente en el que hablábamos del despilfarro militar y que fue apoyado por 15 organizaciones.

A muchos ciudadan@s nos parece que lo militar es un despilfarro continuado que no nos podemos permitir cuando somos la primera generación que, por ejemplo, tiene en sus manos, por ejemplo, acabar con el hambre en el mundo.

El texto empezó queriendo ser una breve recopilación de las noticias que teníamos sobre despilfarro militar y que se pueden visitar en este enlace.

Pero acabó siendo mucho más:  una introducción que versa sobre el concepto de despilfarro militar, una caracterización del despilfarro militar con 12 aspectos que lo pueden describir, un capítulo sobre su conexión con las decisiones políticas y con las conexiones delictivas.  Todo ello va trufado de ejemplos de despilfarro puntual, habitual y estructural, lo cual nos llevaba a definir lo militar como un despilfarro per se.

También hemos intentado una aproximación cuantitativa al despilfarro militar español:

Despilfarro puntual:  41.087.029 €

Despilfarro habitual:  38.261.609 €

Despilfarro estructural:  18.424’77 millones €

TOTAL DESPILFARRO MILITAR (detectado para este trabajo):  18.504’11 millones de €

El texto que hoy recomendamos su lectura acaba con un análisis propositivo en el que se buscan alternativas políticas que puedan ser aplicadas y que nos libraría de la lacra del despilfarro militar.

Destruir armas, nuevo negocio de los fabricantes de armas

Imagen de Policía Nacional de los colombianos

Fuente:  Infodefensa.

La verdad es que es una noticia agridulce totalmente.

Por un lado nos alegramos de que se destruyan armas.

Pero no lo hacemos tanto de que sea un fabricante de armas quien se lucra destruyéndolas.  Ganan dinero doblemente, cerrando el círculo vicioso.  Y no es especulación nuestra denuncia.  Aquí van dos noticias que lo confirman:  Expal se adjudica contratos para suministro de granadas y minas por 10’2 millones de €, Expal suministrará al Ejército granadas para mortero de 81 mm por 2’7 millones de €,  Expal suministrará sistemas de mortero al ejército italiano por 20 millones de €.

La protagonista es EXPAL y los hechos ocurren en Bielorrusia.

Tras la firma de la Convención de Ottawa por parte de Bielorrusia, este país se ha visto obligado a destruir sus minas antipersona (técnicamente, munición cluster de tipo PFM-1).  Como no tenía tecnología para hacerlo, decidieron hacerlo a través de un concurso internacional de la Unión Europea que ganó la española EXPAL.  El proyecto tiene financiación europea.  El programa estaba valorado en 3’9 millones de €.

Ya se han destruido 3.000.000 de las 3.400.000 minas antipersona de Bielorrusia.

Que un países de menos de 10 millones de habitantes disponga de una mina antipersona para cada tres nacionales nos hace sospechar que en el mundo debe de haber una cantidad ingente de estas minas.  ¿Cuántas habrá en España?  ¿Cuántas se habrán destruido?  ¿Cuánto nos habrá costado?  ¿Por qué no se informa de todo esto?

Expal tiene “fábricas para la desmilitarización” en España (El Gordo, Cáceres), Italia, Dinamarca, Bulgaria, Estados Unidos y Brasil.

Visto el volumen de armas que hay en el mundo, quizá sea necesario asumir como ineludible que las empresas de armas primero han de transformarse en empresas de destrucción de armamento antes de ser reconvertidas a empresas civiles que fabriquen útiles socialmente beneficiosos.

¿Exenciones a las empresas militares de los PEAS?

Imagen de .Bambo.

Como nos viene pasando habitualmente en los temas de Defensa, no salimos de nuestro asombro.

Leemos en Defensa.com que Cospedal ha conseguido algo que nos parece un nuevo privilegio militar:

Si bien, ha habido otra noticia en materia económica digna de mención:  Defensa ha conseguido que el Gobierno imponga una excepción fiscal a las empresas de Defensa adjudicatarias de los 18 PEAS con el fin de evitar que sean embargadas por Hacienda.  El Ministerio amenazaba con esta medida extrema ante la imposibilidad de aquellas para hacer frente a sus obligaciones con el Ministerio de Industria por los retrasos en los pagos, a su vez, del Ministerio de Defensa.

Vemos que cita a otra fuente y recurrimos a ella:  El Confidencia.com, que en su noticia “Cospedal, ‘cautiva y desarmada’ ante Hacienda para pagar compras de Defensa” subtitula:

El Gobierno ha impuesto una excepción fiscal para evitar embargos contra las empresas públicas de armamento que deben a Industria lo que Defensa no les paga a ellas

Hemos buscado en

Y no hemos encontrado tal norma.

¿Lo están haciendo en secreto?  ¿Es un globo sonda?  ¿Es un bulo?  ¿Es un error?

Si fuese realidad, habría que leer tal norma para ver:

  • cómo fundamentan este nuevo privilegio a la industria militar
  • qué conceden a la industria de la muerte, en concreto.

Por ahora no hay noticias claras. Todo muy extraño.

Las guerras como I+D (ojalá en 2017 rompamos el círculo vicioso)

Image de Santiago Stucchi Portocarrero

Fuente:  El País.

Mientras la población siria sufre los estragos de la guerra, el militarismo ruso se haya de enhorabuena:  con su participación en la guerra siria han conseguido:

  • probar más de 160 nuevos armamentos (un 84 % pasaron las pruebas que suponen combates reales)

Por ejemplo:

el 9 de diciembre de 2015, dispararon desde un submarino que estaba en el Mediterráneo una serie de misiles Kalibr, que, según el Ministerio de Defensa, habían demostrado un alto grado de precisión al dar contra los blancos del Estado Islámico. Esos misiles crucero tienen un alcance de unos 2.000 kilómetros.

  • foguear, entrenar a los aviadores militares que desde hace años tenían poca experiencia en acciones de combate real
  • despertar en una serie de países el deseo de comprar armas rusas

Como se ve, no sólo los yankis y los europeos nos aprovechamos de las guerras en el Tercer Mundo.

Así pues, las guerras son altamente funcionales para el primer mundo.  Gracias a ellas:

  • podemos investigar nuevos armamentos y pagar a los investigadores,
  • podemos exportar armas y pagar a los empresarios exportadores,
  • podemos probar los armamentos y pagar a los militares que lo hacen,
  • podemos fomentar la emigración de los que sufren las guerras y pagar a los militares que vigilan nuestras fronteras,
  • podemos fomentar el odio hacia nuestros nacionales por nuestras políticas intervencionistas y pagar a los militares y guardia civiles que nos protegen,
  • podemos fomentar el terrorismo y sentirnos amenazados y pagar a los militares que nos cuidan
  • podemos pagar a los medios de comunicación que nos venden una realidad cínica y aséptica en la que las guerras sólo son imágenes y no sufriemiento
  • podemos pagar a un Jefe de Estado militar y militarista, garante de los negocios militares
  • podemos pagar, también, a tanto político militarista que protege a quienes nos protegen

También, podríamos en 2017 romper el círculo vicioso del militarismo y las guerras y construir un círculo virtuoso basado en la Seguridad Humana.  Deberíamos.

El fondo europeo de inversión militar se pone en marcha.

President+Tusk+on+the+ASEM+Summit%2C+14-15+July+2016%2C+Mongolia

Por European External Action Se

Fuente: El  País.

Dice el País que la presidencia de Trump en EEUU “fuerza” a Europa a adoptar definitivamente su proyecto de fondo de inversión para gastos militar. Con mayor rigor podríamos decir que las brabuconadas de Trump son la excusa que ahora utiliza la Comisión Europea para intentar legitimar con un nuevo discurso (tan infumable como los anteriores) su apuesta por aumentar el gasto militar y por apoyar una industria militar europea enfocada a la agresión, el rearme y la exportación de armas.

Y decimos esto porque el proyecto ni ha surgido ahora, ni se ha impulsado más por el hecho de que Trump haya ganado a Hillary. Llevan más de un año con esta idea y estaba previsto de antemano (al menos desde Septiembre) aprobarlo el miércoles 30 de noviembre, como ya hemos explicado aquí en otras ocasiones, ya sea cuando hablamos de los “eurobonos de defensa” pensados por la UE en la cumbre de Bratislava, .. o cuando en Octubre el Parlamento Europeo aprobó unos presupuestos para la UE que contemplan ayudas millonarias a la industria militar europea, o hace unos días, cuando se oficializó la idea de crear este fondo en el que Europa lleva años estudiando el cómo hacerlo.

el hecho es que el 30 de noviembre el fondo para el gasto militar consigue carta de naturaleza por su aprobación por la Comisión Europea

¿En qué consiste el fondo?

Segun Juncker, cuenta con dos “ventanas”:

  1. “activos en defensa”, nutrida con dinero público y de inversores privados para desarrollar proyectos comunes de fabricación de armas (drones, etc.). Estos activos, según Bruselas, prevén movilizar, sólo en 2017, unos 5.000 millones de euros.
  2. proyectos de “investigación y desarrollo militar”, de la que no dan cifras. A esta segunda “ventana” se unen además las partidas destinadas en los presupuestos de la UE  destinan a I+D militar: 25 millones de “experiencia piloto” en 2017 y 500 millones anuales desde 2018 hasta 2020, cantidades que variarán en los próximos presupuestos que se elaboren a partir de 2020.

Otra particularidad de el dineral que los estados pondrán para este “fondo” es que dichas cantidades no computarán:

  1. en las cuentas nacionales (en los presuùestos de cada país, con lo que no “sumarán” al gasto militar de cada uno de ellos
  2. y dichas partidas estarán excluidas de la regla de austeridad con el déficit, al no computar como déficit en las cuentas públicas, dado que Europa considera que el gasto  militar no es gasto, sino inversión.

Por tanto, los estados, tan austeros para el gasto social y para la inversión en bienes públicos, podrá “incumplir” la regla de déficit en el dinero que destine a este fondo militar, una buena prueba de la remilitarización indecente de esta Europa de los ricos.

Además de las aportaciones de los Estados y privadas, Europa reforzará el fondo con aportaciones del presupuesto comunitario y, cómo no, con la implicación del Banco Europeo de Inversiones, creado como se sabe para impulsar proyectos productivos y de empleo que sacaran a Europa de la crisis.

Con ello, parece que Europa quiere decirnos que la salida de la crisis, nuevamente, es militar y militarista, y que la inversión y el empleo de futuro es militar. Que nos traguemos este sapo ya es cosa de la propia estulticia humana, capaz de todo tipo de creencias indecentes.

Total, ue estos tipos tan listos nos la quieren dar con queso, aprovechando el desconcierto general y el silencio cómplice de los grupos políticos que se dicen alternativos pero guardan silencio ante esta peligrosa pendiente emprendida por sus lideres más a la derecha.

Despilfarro militar en EE.UU.: 58.000 millones de $ en programas de armamento fallidos

Imagen de EFE

Imagen de EFE

Fuente:  Infodefensa.

Es de alabar, en ocasiones, la transparencia de USA en temas defensa.  Han publicado un informe titulado:  “Performance of the Defense acquisition system.  2016.  Annual report“.

En él identifican la existencia de 23 programas de desarrollo de armamento que han fracasado tras gastarse 58.000 millones de $.

8 de los 23 programas consumieron todo el dinero destinado a ellos antes de ser descartados.  7 de los 23 gastaron más dinero del presupuestado antes de ser eliminados.

  • El programa llamado Sistema Futuro de Combate (tanques) fue, durante 6 años, el programa de armamento más importante de USA.  Se canceló en 2009, tras haber gastado 20.000 millones de $.
  • El programa RAH 66 Comanche, un helicóptero de reconocimiento y ataque, se despilfarraron 9.800 millones de $.
  • El satélite NPOESS, despilfarró 3.700 millones de $.
  • El helicóptero presidencia VH-71 despilfarró 2.700 millones de $.
  • Los dirigibles de defensa aérea JLENS despilfarró 2.500 millones de $.

Todo ese gasto es una aberración y debe censurarse sin paliativos.

Pero, al menos en esto, los americanos tienen algo que en la política de defensa española no existe ni en pintura: son más transparentes en sus datos, incluso cuando muestran cagadas monumentales como esta que comentamos.

¿Cuándo será posible un ejercicio de autocrítica con datos semejante en España?  ¿A qué tiene miedo el Ministerio de Defensa para no publicar datos sobre este tema?

Es imprescindible una auditoría seria e imparcial de los gastos de Defensa.

¿Puede un país en grave crisis como España permitirse el despilfarro militar?

La protección de los leones marinos y el derroche militar

Skye+Sea+Lions

lacajadezapatos

Fuente: EMAD

La campaña del militarismo por encontrar nuevas justificaciones a su injustificado argumentario general no tiene límites y todo vale.

Esto incluye la defensa de los leones marinos, que al parecer debe realizarse (también) manu militari y con el derroche de recursos que podrían destinarse mucho mejor a instituciones diferentes a los ejércitos.

Tal vez por eso los centros especializados en la defensa de la naturaleza, pero con menos recursos económicos y peor trato institucional, se ven tentados de dejarse usar por la propaganda militar para conseguir unos mínimos que de otro modo no conseguirían.  Es una perversión, que a veces se redobla cuando otras empresas privadas entran en el estrecho lazo de complicidades.

En nuestro caso, el ejército acaba de suscribir un convenio con la Fundación Oceanografic, la empresa de la Comunitat valenciana Ciudad de las Artes y las Ciencias SA, y la empresa AVANQUA, nada menos que para el cuidado de los leones marinos.

El convenio responde a un proyecto que ya es llamativo en su nombre, “Leones Marinos Asistencia Social y Conservación de la Especie” y tiene un doble objetivo

Por un lado, el programa pretende evaluar el potencial de esta especie como asistentes en labores de rescate acuático y en otras actividades de relacionadas con la protección de vidas humanas, búsqueda, salvamento, rescate, lucha contra la contaminación marina y otras acciones que puedan mejorar la capacidad de respuesta en la gestión de emergencias.

Es decir, que lo que se pretende es militarizar a los leones marinos, que es el único argumento que entienden los militares.  De otro modo no estarían dispuestos a hacer algo por ellos.

En este caso, no acabamos de ver qué pinta el ejército en este convenio. Según se dice

La colaboración de las Fuerzas Armadas se realizará mediante la participación en convenios específicos derivados de este Convenio Marco con el MINISDEF. La naturaleza, términos y alcances de esta cooperación se determinarán por acuerdo entre las partes, resaltando las diversas actividades que puedan contribuir a mejorar el cumplimiento de las misiones encomendadas a las Fuerzas Armadas, especialmente en el ámbito de las emergencias.

No queda claro en qué consiste, fuera de la propaganda, la actividad que desempeñará el Ministerio de Defensa, ni el gasto que supondrá todo esto, pero de lo que no nos cabe duda es de que  para proteger a diversas especies marinas, entre ellas el león marino, es preferible aparcar la idea de defensa militar y destinar recursos a la protección civil de la naturaleza, y sobre todo, a las ONGs ecologistas que son las que mejor y más han defendido la biodiversidad en nuestro país.

Lo demás es ganas de marear la perdiz y mera propaganda militar.

La militarización del espacio exterior

Saturday+Night

Bethany Weeks

Fuente: Blog realelcano

Lo hemos explicado aquí en múltiples ocasiones. Asistimos a una creciente militarización y expansión de la obsesión militarista por apoderarse de la idea de seguridad en todos los planos. También, y cada vez más, la militarización del espacio exterior.

Ahora reflexiona sobre este aspecto el Real Instituto Elcano en un artículo donde parte de la afirmación de que la competencia espacial de las superpotencias es, desde su inicio, sobre todo una competencia bajo el enfoque militar.

Pero, dice, ahora el cambio es cualitativo

El proceso, en todo caso, ha ido madurando hasta el punto de que hemos llegado probablemente al inicio de una nueva etapa en la que especialmente Estados Unidos y China van tomando la delantera

Para EE.UU. el dominio del espacio exterior es parte de su estrategia de hegemonía mundial, su gran aportación cultural, junto con el jazz, y el cine, al desarrollo de la humanidad.

Washington, que ya habla abiertamente del “control espacial”, el espacio exterior es una de sus principales vulnerabilidades en la medida en que para defender sus intereses y ejercer su hegemonía global es el país más dependiente de los múltiples sistemas de C4ISR (Command, Control, Communications, Computers, Intelligence, Surveillance and Reconnaisance) que allí ha ido desplegando. Suyos son, por ejemplo, 549 de los 1.355 satélites que estaban operativos en agosto de 2015 (seguido por China, con 142, y Rusia, con 131, junto a otros doce países que tienen al menos diez satélites operativos).

Por parte de China el dominio del espacio también parece levantar pasiones

… contando ya con cuatro centros espaciales (Taiyuan, Xichang, Jiuquan y Wenchang), se ha planteado una nueva misión lunar tripulada para 2020 (lo que ha propulsado inmediatamente el programa estadounidense para hacer lo propio con el nuevo cohete Ares 1-X) y acaba de lanzar el pasado 27 de junio el cohete Larga Marcha 7, el más potente de todos los construidos en China hasta la fecha. Tanto o más significativo es que ese cohete ha colocado en órbita el satélite Aolong-1, capacitado para atrapar basura espacial. Con solo dar un paso más allá, el Aolong-1 puede convertirse también en un sofisticado sistema ASAT, atrapando, en lugar de eliminando (para no aumentar una basura espacial que también perjudicaría a China) satélites de otras potencias.

Parece que otros competidores se sitúan a la estela de las grandes potencias. No quieren ser menos

De este modo se va acelerando una carrera en la que también están presentes Rusia, Israel y Japón y en la que la Unión Europea presenta, al menos de momento, una imagen de claro contraste.

No aporta el artículo, fuera de estas vagas explicaciones, datos del enorme dineral que las diferentes potencias están soltando para conseguir ese dominio del espacio exterior que, lejos de ayudar al avance del género humano, buscan la plena dominación de unos pocos sobre el resto, aunque sea a riesgo de la completa depredación y degradación del planeta, y convierten al planeta azul en una especie de cárcel blindada al servicio de sus intereses.

Y es que la voracidad del militarismo no tiene freno, al menos en los de arriba, y no parará de expandirse si no la paramos los pies.

¿Se desmarca INDRA del polo militar industrial?

la UCIII e iNDRA crean una cátedra conjunta de Ciberseguridad

Universidad Carlos III e INDRA crean una cátedra conjunta de Ciberseguridad

Fuente: hispanidad.com

A lo largo de estos años hemos venido narrando cómo el empeño del Ministro en funciones de Defensa, Pedro Morenés, ese hombre de la industria militar, por consolidar un engendro al que llamaba “polo militar industrial”, se iba haciendo cada vez más difícil y lleno de obstáculos.

Morenés quiso tirar de las empresas punteras participadas por la SEPI, como INDRA,  para su proyecto estrella de contar con el complejo militar industrial “made in Spain” tan ansiado por él y por sus amigos.

Volviendo a INDRA, el Ministro de Defensa maquinó todo lo que pudo en sus órganos rectores para ponerla al servicio de Defensa y de sus intereses propios.

Hasta logró que la presidiera Fernando Abril Martorell, pasando a cuchillo tanto al anterior jefe del tinglado, Javier Monzón, como a los aspirantes a sucederle menos proclives al interés militarista del Ministro.  Confiaba en la sumisa aquiescencia de Abril Martorell para hacerle el trabajo sucio.

Pero Don Fernando le ha salido rana al ministro y precisamente ahora, que se atisban nuevos aires ministeriales menos plagados de puerta-giratorias (o al menos el riesgo de que el segundo rajoinato, si se fragua, se desprenda al menos de los ministros más escandalosos y escorados a defender los intereses de la casta), nos sale con la idea de que ni segregará la división militar de “INDRA”, ni tirará la casa por la ventana para hacer de INDRA la empresa europea puntera en “ciberdefensa”, ni se someterá a los deseos militaristas de utilizarla como mascarón de proa de su invento industrial-militar, ni permitirá la fusión Indra-Navantia, ni hará nada de lo esperado por Morenés.

Gana tiempo, mientras tanto, Abril Martorell y reconoce en la junta de accionistas de INDRA que Morenés le ha presionado y le ha pedido un plan, a lo que él, ahora que Morenés está que se va, le ha dicho que sí, que lo hará.

Gana tiempo Abril y promete al Ministro a punto de desministrarse que elaborará un “plan” a futuro sobre el sector militar de INDRA, pero parece que más bien se da una tregua a la espera de ver qué aires corren en el nuevo gobierno que al parecer acabaremos teniendo antes o después (por aquello de ir al aire que mejor sopla).

Nos queda la incógnita de si el que viene no será el mismo (o parecido, muy parecido) del que se va y si la mezcla de intereses política-militar-industriales de nuestra casta extractiva no acabarán imponiendo ese complejo militar industrial como nuevo invento para su enriquecimiento constante y nuestra miseria moral.

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed