Archive for intervenciones militares en el exterior

Armas alemanas para Yemen y crítica de las iglesias alemanas

GKKE+Forum+R%C3%BCstungsexporte

Por Oliver Ponsold

Fuente: DW.com.

En su informe número 21, la GKKE (siglas de la Conferencia Conjunta Iglesia y Desarrollo, órgano de la Iglesia Católica Alemana) se cuestiona la venta de armas alemanas a Arabia Saudí y su probable uso en la guerra Yemení.  Critican que Alemania colabore con esta guerra de forma indirecta,

La guerra en Yemen se lleva también a cabo con armas alemanas

y

La exportación alemana de armas contribuye así a la catástrofe de refugiados

Critican también la venta de armas a otros países de la región, como Egipto, Qatar, los Emiratos Árabes, Argelia y Turquía, todos ellos involucrados en confrontaciones militares que, curiosamente, alimenta el armamentismo de los países exportadores de armas, entre los que  nosotros no podemos dejar de mencionar a España, en este caso en posición bastante similar a la que critica la iglesia alemana.

Seguro que en Alemania también cabría decir, como en España, que si no fabrican armas, repercutirá en el mercado laboral propio (¿pedirán también los sindicatos y partidos políticos alemanes, como en España, carga de trabajo para su industria militar de forma machacona y acrítica?), pero al parecer este detalle no lleva a la iglesia católica alemana a tirar la piedra y esconder la mano, sino que su crítica a la venta de armas se mantiene por encima del posibilismo patético con la que los agentes sociales y partidos políticos en España, por ejemplo, piden hacer fragatas para vender a Arabia Suadí.

Por cierto que no conocemos interés similar de la Iglesia Española, o de su Conferencia Episcopal u otros organismos propios, por el comercio de armas; ni reflexión escrita de ninguna de sus estructuras que afeen al gobierno la mala práctica de vender armas Made in Spain a troche y moche, fomentando la guerra. No hemos oído prédica alguna de nuestros jerarcas religiosos  llamando a su grey a capilla por estos temas y para que presionen al respecto. Deben estar nuestras eminencias más preocupados por filtrar el mosquito de la parábola, lo que les impide preocuparse de la viga del militarismo.

En esto imitamos poco a los alemanes. Ni en lo religioso ni en lo civil nuestras autoridades levantan la voz contra el militarismo. Y no será por no haberlo padecido al menos con similar intensidad que ellos.

Share

El silencio de Letonia

Infografía de misiones en el exterior.

Por Ministerio de Defensa

Fuente: Público.

Siempre nos ha resultado sorprendente el argumento esgrimido por Defensa y sus aplaudidores de que España se defiende mandando tropas a miles de kilómetros a guerras incomprensibles y que no tienen que ver con nuestra situación, como es el caso de los soldados en Mali (por cierto, ahora han decidido triplicar la presencia militar” para luchar contra el Yihadismo, eso sí, sin contar con nadie), o en Afganistán, o en los 20 conflictos en que mantenemos tropas (uno de los países con mayor esfuerzo bélico exterior,  por número de operaciones, del globo).

¿Defender nuestros intereses y nuestra seguridad equivale a mandar soldados por doquier?

Pues vemos que sí. O al menos lo que los de arriba entienden por nuestros intereses y nuestra seguridad, un híbrido amorfo que se confunde cabalmente con sus intereses (contra los nuestros y los del resto del globo) y su peculiar idea de seguridad (generadora de inseguridad humana).

Lo dice así Público, con crudeza no exenta de malos augurios:

…la última sesión (de la Comisión de Seguridad Nacional del Congreso de los Diputados) sirvió para que, por primera vez, quedara registrado en acta parlamentaria parte del precio que el Gobierno español ha pagado para que la comunidad internacional respondiera con silencio a la declaración de independencia de Catalunya.

y

… El responsable de revelar esta información, que hasta ahora los miembros del Ejecutivo se han esforzado en ocultar ante las preguntas de la prensa y de la oposición, fue el diputado del PP Manuel García Margallo, presidente de la citada comisión. El conservador, ministro de Exteriores de 2011 a 2016, explicitó que Mariano Rajoy compró la posición de Letonia a favor de la unidad de España con un contingente de combate de 313 militares y 80 vehículos para la frontera rusa, en una respuesta al diputado de En Comú Podem Felix Alonso Cantorné.

Es asombroso. Cambiamos soldados y tanques Leopard para intimidar a los rusos por el silencio letón ante el proceso soberanista catalán. Agitamos un verdadero avispero con tintes prebélicos para conseguir aplastar un avispero con tintes autoritarios.

De paso hacemos negocio. Al parecer nuestro despliegue ha despertado interés  entre los responsables militares letones y del contingente internacional, dispuestos a comprar nuestros sistemas de armas al comprobar in situ su utilidad para los fines que dichos ejércitos se proponen.

Y es que nuestro militarismo pata negra no da una puntada sin hilo.

Eso sí, en lo que se refiere a salvaguardar nuestra seguridad humana…

Share

El penúltimo Consejo de Ministros del año también incrementa el gasto militar

British+Soldier+Training+Malian+Soldiers

Por Defence Images

Fuente: Consejo de Ministros.

Parece que el Gobierno no quiere acabar el año sin incrementar sus políticas militares.

En el Consejo de Ministros de 22 de diciembre, penúltimo del año, han tomado acuerdos relativos a la participación española en operaciones militares en el exterior hasta diciembre de 2018. Concretamente para prorrogar la participación española en tropas de guerra fuera de España. El listado es abrumador y demuestra nuestro intervencionismo.

Operaciones con la UE:

  • Mantenimiento de la Operación “EUFOR ALTHEA”, en Bosnia y Herzegovina
  • Operación EUTM-Mali, como su nombre indica, en Mali.
  • Operación EUTM-RCA, en República Centroafricana.
  • En el cuerno de África, operación EUNAVFOR ATALANTA.
  • En Somalia, Operación EUTM Somalia.
  • En el mediterráneo para “evitar la piratería”, EUNAVFOR MED Sophia.
  • Integrando la “Fuerza de Reacción Rápida” de la UE, liderando un Battle Group (EUBG).

En total siete operaciones de guerra.

Operaciones con la OTAN:

  • En la fuerza de la OTAN “Presencia Avanzada Reforzada” (e-FP), en Letonia.
  •  En el Flanco Sur, dentro del Plan Permanente de Defensa Aérea “Persistent Effort” de la OTAN, con el despliegue de misiles Patriot en Turquía y con su contribución a la “Operación OTAN de Policía Aérea en el Báltico” (“Baltic Air Policing”) en Lituania u otro país Báltico (es decir, aunque se da como una única operación, en realidad hay dos, una en Turquía y otra en el Báltico).
  • En el Mediterráneo, en la operación de seguridad marítima “SEA GUARDIAN” de la OTAN.
  • En Afganistán, en la misión “Resolute Support”, con presencia en Kabul y un cuartel en Kandak.
  • Y manteniendo unidades militares a disposición de las Fuerzas de Respuesta de la OTAN y de las Fuerzas Navales Permanentes aliadas (SNMG, de escoltas, y SNMCMG, de cazaminas), aportando buques de la Armada en diferentes periodos

Total, cinco operaciones (seis en realidad) más.

Coalición contra el DAESH:

  • España mantendrá su compromiso con este esfuerzo internacional y potenciará su liderazgo de la Base de Besmayah, en Irak.

Una operación más a sumar a las doce ya glosadas.

Operaciones de la ONU:

  • Misión “UNIFIL” en el Líbano.
  • Misión de observación en Colombia.
  • Despliegue de la Unidad Militar de Emergencias en situaciones de catástrofe.
  • Despliegue de un máximo de cincuenta observadores/monitores militares, oficiales militares de enlace y asesores militares para contribuir a determinadas acciones (véase lo indefinido del asunto) de ayuda humanitaria.

Otras cuatro misiones, lo que nos sitúa en un total de 17 misiones, cifra que no coincide con las 21 misiones (Túnez, Senegal, Mauritania, Golfo de Guinea) que el propio Ministerio de Defensa reconoce en su página web.

Es llamativo que la propia nota que realiza el Consejo de Ministros permite pensar que va a aflorar en los Presupuestos Generales del Estado el importe de ese desmesurado apartado de presencia militar española en el exterior. Lo dice así:

Los gastos derivados de la participación española en estas operaciones se financiarán con cargo a la rúbrica presupuestaria “Participación de las Fuerzas Armadas en Operaciones de Mantenimiento de la Paz”.

Aumento de tropas en Mali.

El Consejo de Ministros ha aprovechado para añadir otro acuerdo relativo a la injerencia española en las guerras emprendidas en interés de la actual geopolítica de dominación de la que formamos parte.

Lo dice así

incremento del número de efectivos en la participación de las Fuerzas Armadas en la misión de entrenamiento en Mali de la Unión Europea hasta un máximo de 292 efectivos, desde los 140 actuales.

La guerra en Mali debe ir mal, aunque no es esa la noticia que nos llega. De otro modo no se explica la necesidad de aumentar la tropa.

En todo caso, un aumento de tropa implica además un mayor gasto militar, lo que tendrá su reflejo probablemente en las cuentas de 2018.

Y otros 39´9 millones de euros más de gasto autorizado.

¿Les parece poco? Nunca es poco para la voracidad militar.

El propio Consejo de Ministros ha autorizado una partida más de gasto militar, esta vez por la nada despreciable cifra de 39.926.000 euros, para vigilantes de seguridad.

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del Acuerdo Marco que posibilitará la prestación de los servicios de seguridad, vigilantes con y sin armas, para el Ministerio de Defensa y sus organismos autónomos, con un valor estimado de 39.926.000 euros.

De nuevo, impresionante el despilfarro en vigilantes para vigilar a nuestros propios vigilantes. Parece una inocentada, pero no estamos aún en el día apropiado, por lo que la broma se torna un escándalo.

Eso sí, un nuevo escándalo que no hará mover una pestaña a nuestra flamante casta política, que no tiene costumbre de incomodar al Ministerio de Defensa con minucias como el brutal y creciente gasto militar, el despilfarro descarado que esconde y la falta de control político de este tipo de medidas. No se les vaya a indigestar el espíritu navideño.

 

 

Share

Movimiento feminista contra la guerra

Por Sinkuartel

Fuente: Público.

No ha tenido la publicidad que tiene la guerra. La guerra vende, la lucha por la paz molesta.

No ha sido portada en casi ningún medio, pero el 16 de diciembre el movimiento feminista vasco partió de Santurce hacia el puerto de Bilbao, bajo el lema “Feministok gerraren aurka. Armagintza eta armasalmenta eten”, más o menos (que nos perdonen los vascos por nuestro desconocimiento del idioma y por acudir a un traductor) “feministas contra la guerra. Interrumpamos el armamentismo”.

Denunciaban el papel que juega el puerto de Bilbao en la venta de armas Made in Spain a países en guerra o que la están preparando.

La guerra empieza aquí, entre nosotr@s. La empiezan nuestros intereses sin escrúpulos y nuestras élites sin vergüenza. La comienza nuestro modo de vida, cimentado sobre una cadena de dominaciones en la que somos partícipes por acción y omisión.

Leemos una explicación de la acción en la página amiga Sinkuartel

Alrededor de mil feministas han salido desde Santurtzi esta mañana para denunciar la utilización de este puerto para el transporte de miles de toneladas de armas con destino a Arabia Saudí. En esta marcha, las mujeres se han pronunciado en contra de la guerra, la destrucción y la muerte y nos han hablado del valiente posicionamiento de las mujeres en los momentos de conflicto, así como de la necesidad de la presencia del feminismo en la construcción de la paz.

En su manifiesto denunciaban

la utilización de este puerto, mes tras mes, para el transporte de miles de toneladas de armas con destino a Arabia Saudí, donde su régimen dictatorial las usa para reprimir los derechos humanos de su propia población (especialmente las mujeres) y para alimentar guerras como la de Yemen, en la que la población civil está siendo masacrada”.

Deunciaron con nombre y apellidos a las empresas vacas implicadas en la venta de armas, tales como SENES, ITP o SAPA.

El feminismo, desde sus orígenes, se ha comprometido por la lucha por la paz. Hoy en día protagoniza muchas de las resistencias a la guerra más importantes (igualmente ninguneadas por los dueños de los medios de comunicación, alineados con los intereses del militarismo en su casi totalidad) Nos vuele a decir Sinkuartel:

Y, partiendo de todas esas luchas valientes y pacíficas, las mujeres hoy reunidas también han querido valerse de la resistencia pacífica para hacer su reivindicación. Mientras la marcha transcurría junto a las instalaciones del Puerto, han colocado un misil orientado hacia Yemen, símbolo de las armas que se envían desde nuestro pueblo y alimentan allí una guerra que está masacrando a la población civil. Además, al paso de la manifestación, ha habido mujeres que se han tirado a la carretera al paso de la manifestación, como muertas, para visibilizar la invisibilidad de las mujeres y el papel de víctimas al que son continuamente relegadas en los contextos de conflicto. “En las guerras el heteropatriarcado se multiplica exponencialmente hasta el infinito, convirtiendo nuestros cuerpos en campos de batalla y en parte del botín de guerra”, han declarado. Por último, también ha habido mujeres que se han encadenado a las vallas del Puerto. Así como las mujeres del Greenham Common bloquearon en su día la base de la OTAN, las mujeres antimilitaristas han tomado hoy el Puerto de Bilbao.

Es elocuente la asociación de feminismo y antimilitarismo, como la es la del militarismo y el patriarcado. No se comprende, en cambio, la postura distante de tantas organizaciones de izquierda y radicales hacia el antimilitarismo y la causa de la paz.

Una buena noticia para cerrar este mes.

 

Share

Noticias del Congo

Beni%2CNorth+Kivu%2CDR+Congo%3A+The+Deputy+Special+Representative+of+the+United+Nations+Secretary+General+in+the+DRC%2CDavid+Gressly+pays+tribute+to++fallen+Tanzanian+Peacekeepers+killed+in+action+in+Beni.

MONUSCO Photos

Fuente: ABC.

Llevamos un tiempo sin noticias de la República Democrática del Congo (RDC).

Mientras el drama de la guerra siria nos bombardea la sensibilidad y es ampliamente difundido por todo tipo de medios, el silencio del drama de RDC es asombroso.

Son cuatro millones de desplazados, según el Consejo Noruego para los Refugiados, que ha publicado el informe 2017 Africa Report on Internal Displacement donde así lo afirma. Un promedio de 5.500 personas al día, en un conflicto que cuenta con más de 70 grupos armados enfrentados y en una escandalosa guerra por los grandes recursos y materias primas codiciadas por todos.

La Directora del Consejo Noruego para los refugiados, señala

Es una megacrisis. La escala de personas que huyen de la violencia está fuera de lo común, superando a Siria, Yemen e Irak

Las cifras africanas son espeluznantes, con 12´6 millones de desplazados en 2017. El país que encabeza el ranquing es la RDC.

Los datos son, sencillamente, inadmisibles y los casos que se exponen descorazonadores

«Lo que hemos visto de primera mano en la provincia de Tanganyika es más que horrible. La semana pasada encontramos una iglesia que albergaba a más de 80 personas que habían huido de los ataques en septiembre, familias amontonadas en absoluta miseria. Niños durmiendo en suelo mojado, cubiertos por sacos de azúcar vacíos

o bien

La violencia ha impedido que muchas familias accedan a su tierra para mantener el sustento, lo que ha derivado en hasta 7,7 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria grave, un 30 por ciento más que el año anterior.

Además, la falta de acceso al agua potable ha provocado un brote de cólera que ha acabado con la vida de unas 600 personas.

A una situación tan dramática, además, le ocurre que RDC es el “segundo” país con menor financiación de los que auspicia la ONU ante la grave crisis y hambruna de África. Lo vuelve a denunciar la Directora del Consejo Noruego de Refugiados

La fatiga de los donantes, el desinterés geopolítico y las crisis en competencia han llevado al Congo a una posición muy remota en la lista de prioridades para la comunidad internacional. Sino logramos avanzar ahora, el hambre se extenderá y la gente morirá

Congo no interesa. Lo que allí se juega en una interminable guerra de más de 20 años cuenta con el beneplácito de las grandes potencias, que sacan tajada del desbarajuste y precisan nuestra desinformación y nuestro silencio como parte de su estrategia de dominación.

Congo no es Siria, ni ninguno de los países donde los medios de comunicación necesitan vendernos una versión del conflicto que nos alarme y nos induzca a presionar a nuestros gobernantes a actuar (luego ellos verán cómo “actúan”, casualmente haciendo coincidir su intervención presurosa con sus intereses de siempre; unos intereses que no suelen coincidir con los de las poblaciones de esos países).

Share

La imagen exterior de España y las operaciones de paz

Resultado de imagen de gila

Por EP

Fuente: La Vanguardia.

Mucho se preocupa nuestra élite política en transmitir una imagen de España como una democracia avanzada y uno de los mejores sitios del mundo.

Mucho mal ha hecho esa idea casposa de la Spain is different ideada por el Ministerio de Información y Turismo cuando lo dirigió el Ministro Fraga Iribarne y tan bien retrató Gila. Pero para enmendar aquello, el gobierno se inventó este nuevo ingenio de la Marca España, con la que se promueve otra versión en el mundo.

No creemos que entre las lindezas de esta nueva España se encuentre enseñar español cantando karaoke o dar cursos de aprender a hacer tortilla de patata, aunque nunca se sabe, que contamos con noticias de algún juez que, en el examen que estableció para dar la nacionalidad española a extranjeros, llegó a preguntar por la receta de la tradicional tortilla y hasta del cocido madrileño.

Es por eso que nos parece fuera de lugar la noticia que ofrece La Vanguardia, referida a las actividades que realiza la tropa española en Afganistán, para enseñar al contingente internacional destacado allí las esencias de lo español.

Militares españoles desplegados en Afganistán han comenzado a enseñar español al contingente multinacional de la misión Resolute Support, con clases que abarcan desde karaoke hasta la preparación de una tortilla de patata.

Lo hemos leído varias veces a ver dónde está el truco. Pero no lo tiene.

¿Es esta la ayuda humanitaria que presta España enviando sus tropas a Afganistán?, ¿se le puede llamar humanitaria?, ¿se le puede tildar de ayuda?

Nuestros soldados no hacen al tuntún estas actividades: responden a un objetivo, como indica la noticia

El objetivo de esta iniciativa es, a través de la lengua, fortalecer y estrechar más si cabe los lazos de unión y amistad entre todo el personal de los países que componen el contingente de la misión Resolute Support.

A las clases, tres días por semana y duración de una hora diaria, asisten soldados de EE.UU., Reino Unido, Italia, Holanda, Hungría, Islandia, Finlandia, Georgia y, como no, Afganistán.

Ya no estamos en los tiempos aquellos de la letra con sangre entra.  Las clases, dice la noticia de nuevo,

abarcan de forma divertida e informal la enseñanza con visualización de vídeos promocionales, textos cortos literarios, vídeos musicales, karaoke e incluso la preparación y elaboración durante una clase de un plato español tan típico como es la tortilla de patatas.

Solo les falta ver un partido de futbol o enseñarles los lances precisos del toreo para abarcar todo lo que le puede ser útil a cualquiera para enfrentarse a la idiosincrasia española por excelencia. ¡Para estrechar lazos!

¿No les parece que tal vez utilizar a la tropa para estos menesteres es un despilfarro y una hipocresía monumentales? Y la propia misión en Afganistán ¿no les parece un despropósito al que ahora sumamos este segundo despropósito?

Si Gila levantara la cabeza…

Share

Nuevo gasto militar encubierto: 92´37 millones de € para operaciones militares en el exterior

Por Saulo Cruz

Fuente: La Moncloa.

Pues ya lo teníamos anunciado. Habría que estar atentos a los próximos Consejos de Ministros para ir descubriendo más gasto militar extrapresupuestario y escondido. Y así ha ocurrido de nuevo.

Ahora han aprovechado el Consejo de Ministros del 17 de noviembre para incrementar el gasto militar en otros 92´37 millones de euros.

Esta vez es un gasto no presupuestario de 92,37 millones de euros a imputar al ejercicio actual, 2017. Lo dice así la nota del Consejo de Ministros

…se autoriza una ampliación de crédito de 92.379.850 euros para gastos por la participación de las Fuerzas Armadas Españolas en operaciones de mantenimiento de la paz, correspondientes al tercer periodo del ejercicio 2017

Un dineral a sumar al gasto militar que, para colmo, tiene como finalidad mantener el militarismo agresivo español, con tropas militares en 18 conflictos internacionales y una vocación de militarizar las relaciones exteriores que espanta.

De nuevo, con un gobierno con presupuestos prorrogados y tremendas críticas de los propios organismos de control del gasto público de la propia administración por este uso desmesurado y frecuente de los créditos extrapresupuestarios para incrementar por la puerta de atrás el gasto militar anual.

Esto es un no parar, pero todavía quedan más Consejos de Ministros para que nos esquilmen.

Share

Legionarios para instruir al ejército irakí. ¿Nuestra mejor carta de presentación internacional?

Ejército del Aire Ministerio de Defensa España

Fuente: Europa Press

Aprovechando esta época de excesivo ruido mediático y de focos puestos en otro lado, el ejército utiliza el claroscuro para mandar 350 legionarios como instructores militares a Irak, donde, dice la noticia, van para “instruir y adiestrar al ejército iraquí para contribuir en su lucha contra el yihadismo”.

No tenemos claro si se trata de un reemplazo del último contingente destinado a esta misión de entrenamiento en Irak (365 militares pertenecientes en su gran mayoría a la Brigada Guadarrama XII con sede en “El Goloso”, Madrid) o si se trata de un refuerzo al contingente desplegado allí.

En uno y otro caso, la falta de claridad en la información es bastante censurable.

El general jefe de la Brigada de La Legión, Juan Jesús Martín Cabrero, presidió el acto de despedida de los legionarios destinados a Irak, en el que ha aprovechado para mostrar su orgullo porque dos contingentes de la Legión estén desplegados de forma simultánea en dos escenarios: Mali e Irak, lo que convierte a la legión en una punta de lanza de nuestros ejércitos en escenarios internacionales.

El acto ha servido también enterarnos de que la guerra en Irak no va todo lo bien que desean nuestras autoridades, pues aunque, dice el Coronel Cepeda, que está al mando de la misión, que la seguridad ha mejorado mucho y que el Daesh prácticamente ha sido derrotado en Irak (lo que nos haría algo inexplicable para qué se necesita entonces adiestrar a los militares iraquíes en la lucha contra el yihadismo), añade que siguen existiendo focos y células durmientes, por lo que la amenaza sigue vigente y no se pueden descartar ataques de la insurgencia (con lo cual parece que no está tan claro que los hayan derrotado).

En todo caso, lo que no resiste comparación es nuestra aportación a la causa irakí por parte del militarismo, en contraposición con la grave situación humanitaria de Irak.

Según el informeEstrategia de contexto 2016-2017. Siria e Irak” de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID), la situación de conflicto en Irak conlleva 3´4 millones de desplazados por la guerra (en una población de 37 millones de personas), junto con 3´2 millones de personas en comunidades de acogida, 300.000 personas en campos de desplazados, 3 millones de personas en zonas de difícil acceso, 230.000  personas refugiados en países vecinos, y 8´6 personas con necesidades de protección humanitaria.

Las partes en el conflicto están cometiendo violaciones generalizadas de DDHH y DIH, en especial en el norte y centro del país, entre las que se incluyen ejecuciones, incluidas las de menores, raptos, tortura, detenciones arbitrarias, tráfico de seres humanos y violaciones. Las minorías étnicas y religiosas son particularmente perseguidas; sus ciudades, patrimonio cultural, lugares de culto, propiedades y formas de vida destruidos. La población en zonas de combate está directamente afectada por la violencia y restricciones de movimiento, que les impiden el acceso a servicios y bienes básicos.

No parece que, en esta situación, la aportación militar española esté resultando especialmente eficaz para la paz en Irak y, desde luego, no parece que tenga un enfoque que priorice las verdaderas necesidades de la población irakí.

Por otra parte, no conocemos la cifra que destina la Ayuda humanitaria española a Irak. De hecho el documento “Estrategia de contexto 2016-2017. Siria e Irak” antes referido, establece indicadores pero no indica qué cantidad económica aporta.

Por noticias aparecidas en prensa conocemos, a título de ejemplo, que la acción humanitaria, uno de los sectores de la Ayuda, acumula un recorte presupuestario del 90% desde el 2009, cuando se destinaron 465 millones de euros. En 2015, esta partida fue de tan solo 46,5 millones (para todos los países) con lo que se convierte en la política pública más recortada durante la crisis.

Nos sorprende el mimo de la ayuda militar a Irak y la poca presencia de la cooperación y de la ayuda eficaz a Irak.

Share

Foro AESMIDE 2017. Los militares quieren cariño y más dinero

Drakhart

Fuente: Infodefensa

La Asociación de empresas AESMIDE, constituida en 1984 por empresas contratistas con la administración pública, principalmente en el ámbito de la seguridad y defensa (según detalla su propia publicidad institucional) ha celebrado su tradicional Foro del mes de Octubre (vamos por la XVI edición, una por año), esta vez destinado a “Inversión, contratación pública y empresa: analizando el presente, mirando el futuro“.

El Foro celebrado en 2014, por ejemplo, se centró en la “Colaboración con las administraciones: internacional (OTAN), nacional, regional y local“. El de 2015 fue inaugurado por el Secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles, y versó sobre los “Procesos de elaboración de los presupuestos generales del Estado“. Acudieron más de 300 empresas contratistas principalmente de los sectores de Defensa y Seguridad. Participaron en sus ponencias personajes del estilo de Julián García Vargas, ex ministro de Defensa; o el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Juan Antonio Carrasco y el Almirante Jefe de la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada. El de 2016, sobre “La contratación pública hoy. Modelos de gestión y ejecución” fue inaugurado por el Ministro de Defensa Pedro Morenés, y contó, entre otros, con el Director General de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa, Vicente GImeno; o con el Jefe de la Jefatura de Apoyo a la Guardia Civil, del Ministerio del Interior.

El de 2017 ha contado en su inauguración con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, del Ministerio de Fomento, y su conferencia inaugural “Planeamiento de capacidades militares” la desarrolló el Jefe de la División de Planes del Estado Mayor Conjunto (EMACON), contraalmmirante Benigno González-Aller. Han participado también el Director General de Política Comercial y Competitividad (Ministerio de Fomento), el Secretario de Estado de Comercio (Ministerio de Economía y Competitividad), Antonio García Rebollar, quien habló de “el apoyo a la empresa en los nuevos escenarios económico-políticos”; y el Director General de Patrimonio del Estado (Ministerio de Hacienda y Administración Pública) que se extendió sobre “La nueva ley de contratos del sector públcio”.

Sorprende este foro elaborado por AESMIDE, en realidad una asociación de empresas, principalmente contratistas con el sector de la defensa y la seguridad, que actúa a su vez como un verdadero lobby. Se trata de un foro de carácter anual trufado de militares y autoridades relacionadas con la defensa entre los ponentes principales y cuya “reflexión” se centra en la contratación y en los presupuestos.

Otro foro militar y de intereses y negocios militares al que Madrid le presta su hospitalidad, aunque esta vez, a diferencia de la feria de armas de HOMSEC; al menos no cuenta (que sepamos) con apoyo institucional municipal.

En la edición del foro de 2017, el contralmirante González-Aller arrojó la consabida reclamación de más dinero para inversiones militares y dejó caer que la OTAN ha dado un nuevo tirón de orejas a España por no invertir lo pactado en defensa. Un argumento de autoridad que a los militares les parece definitivo a pesar de dejar en muy mal lugar la soberanía en temas relacionados con esta materia: hay que invertir más en defensa porque lo dice la OTAN.

Para el Contraalmirante los militares no sólo necesitan cariño

Recibimos mucho cariño, pero no sólo necesitamos cariño, necesitamos apoyo económico. Esta institución está mal financiada y por eso estamos en estos foros, para que se nos conozca más

Pero al margen de esta anecdótica explicación, el Contraalmirante contó que se ha producido un cambio en el ciclo del planeamiento para garantizar lo que el militar llama estabilidad presupuestaria en materia de Defensa.

Hasta ahora los militares hacíamos una propuesta la Ministerio que era como una carta a los Reyes Magos porque nunca se podía satisfacer. En el nuevo planeamiento contamos con una previsión de recursos para que el resultado del proceso sea aplicable.

Hasta ahora el ciclo de planeamiento se inauguraba con cada gobierno a partir de la Directiva de Defensa Nacional, donde el Presidente de Gobierno fijaba las prioridades políticas para una legislatura. Una vez dictada esta Directiva, el ciclo tenia un plazo de cuatro años para ir planeando las “necesidades”. Y aquí venía la “Carta a lo Reyes Magos” que dice el contraalmirante, porque, para que el planeamiento tuviera en cuenta sus preferencias, necesitaban (previamente a la Directiva) influir en ésta para que las tuviera en cuenta, y cabía la posibilidad (en realidad más teórica que real, a juzgar por la política de defensa continuista de los gobiernos del PP y PSOE) de que un gobierno poco motivado empezara a romper con la lógica de gasto militar existente.

El nuevo ciclo intenta evitar esto, y se articula no en torno a cuatro años, sino en torno a seis años, con lo que las prioridades ya no dependen de las directivas gubernamentales, sino que las define el propio “ciclo”, que se inicia cuando el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) determina en un documento los escenarios posibles, las capacidades que van a  hacer falta para enfrentarlos. Luego este documento va a ser complementado por otros dos: uno que hace el Secretario de Estado de Defensa (SEDEF) en el que se establece el dinero disponible; el otro el que elabora el Subsecretario de Defensa, que establece cuánto personal va a necesitarse. Es aquí, dice el Contraalmirante en su explicación, cuando entra en juego la industria militar, proponiendo soluciones reales y asumibles para llevar a cabo los requerimientos de estos documentos.

De la lista de propuestas que se hace, el resultado es que el Ministerio elige las prioridades que pueden asumirse y comprometerse, asegurando así que, salga el gobierno que salga, éstas necesidades y prioridades queden garantizadas.

Desde luego este sistema pretende, se ve a las claras, desvincular las inversiones y el gasto militar de la orientación del gobierno que pueda salir y consolidar un gasto militar a gusto de los militares y, dicen ellos, “estable”, es decir, a resguardo de bajadas y que permita abordar sin problemas tanto las inversiones en armas, como el mantenimiento del conjunto de la defensa.  En otras palabras, con este nuevo ciclo de planeamiento los militares se desvinculan del poder político, se hacen independientes.

Se nos ocurren maneras mucho más creativas de cumplir con unos requisitos lógicos que garanticen inversiones necesarias y mantenimiento, como por ejemplo, reducir el secular e injustificado gigantismo de nuestro ejército, suprimir la reserva que consume más de 500 millones de euros para pagar a unos 15.000 militares que no hacen nada, o redefinir la política de injerencia militar en el exterior que nos obliga a mantener un armamento de agresión y ataque innecesario para una estricta defensa (lo que obliga a mantener unos programas de armamento que nos endeuda por décadas) y de paso nos ahorra los otros 1.000 millones de euros que gastamos en operaciones en el exterior.

O podríamos abordar en serio y profundamente toda la política de defensa y emprender un camino de transarme hacia un modelo de defensa basado en la seguridad humana y para el que tal vez no sea necesario el aparato militar desmesurado que tenemos y se pueda ir reduciendo hacia su eliminación y transformación hacia una defensa alternativa y noviolenta.

Claro que esta manera creativa exigiría no hacer caso a lo que dice la OTAN y definir la política de defensa desde otros parámetros más enfocados a ver qué queremos defender en vez de qué quieren gastarse los militares.

Share

El imperialismo yanki en dos imágenes: ¿es violencia directa, estructural y cultural?

Dicen, muchas veces, que una imagen vale más que mil palabras.  Cierto.  La siguiente imagen nos muestra los países que tienen, o sufren, fuerzas militares de Estados Unidos:

Realmente la imagen impresiona.  Se aprecia, claramente, que el imperialismo existe y que el esfuerzo militar de USA es total.

¿Se puede considerar este militarismo intervencionista como un ejemplo de violencia directa, estructural y cultural?  ¿Viola Estados Unidos los derechos humanos de los demás países?

En la siguiente imagen, además, se ve una aproximación al número de soldado que tienen en cada país.

 

Ambas imágenes sobrecogen.  España está en ellas.  En colores oscuros en la segunda, lo que significa que somos uno de los países mundiales con más tropas yankis, es decir, uno de los países mundiales más intervenidos militarmente por la superpotencia.

¿De qué nos queremos defender?  ¿Qué significan las fronteras?  ¿Estamos invadidos?  ¿Esto es la paz?  ¿Es esto terrorismo de Estado?  ¿Somos soberanos en materia de Defensa?

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed