Archive for interés para la defensa

INDRA cabrea a Cospedal

Bienvenidos%21%21

Por Baldiri

Fuente: Hispanidad.com

En el interminable sainete de nuestros políticos de pro y su idea de crear un «polo militar industrial» de relumbrón, ya tenemos, y no ha hecho más que empezar, a otra ministra de defensa cabreada.

Y es que una de las patas del proyecto, que no acaba de fraguar, de construir este engendro lo constituye INDRA, una empresa participada por la SEPI y que Defensa considera imprenscindible en su estrategia de promocionar la industria militar española y la venta de armas. ¿Será porque, a diferencia de las otras de las que cuenta ese «polo» INDRA parece saneada? ¿Será porque, después del fiasco de los submarinos que no flotan, los «productos» de INDRA van a pasar a ser los más demandados de nuestra industria militar?

El caso es que INDRA es un gallinero, como la propia SEPI y la idea de poner la industria pública al servicio de la venta de armas.

Aprovechando que la SEPI, socia mayoritaria de INDRA, no cuenta actualmente con presidente y camina como pollo sin cabeza, el actual presidente de INDRA (recordemos que el anterior Ministro de Defensa ya maniobró, aunque fracasó en su empeño, para que nombraran presidente de INDRA a alguien más afín a sus intereses de volcar a esta empresa al militarismo de forma total) ha hecho oídos sordos a los cantos de sirenas militares y se ha dedicado a formalizar compromisos para diversificar su actividad hacia campos ajenos a lo militar, adquiriendo acciones de Telecom y cabreando con ello a Cospedal, que ve disolverse cual azucarillo la megalomanía del polo militar industrial español.

Y en estas nos encontramos ahora con que ya son tres los ministros, cual trío calaveras, cabreados por el asunto de la SEPI y su orientación futura: el de Hacienda, con Montoro al frente, que se las ingenió la pasada legislatura para hacer depender la SEPI de su ministerio y no del de Industria donde antes estaba; el de Economía, con De Guindos que a su vez es ministro de Industria y que reclama que le devuelvan a Industria (y en este caso le entreguen a él) el dominio de la SEPI, y el de Defensa, con Cospedal furibunda, porque al anterior ministro de Defensa le prometieron que la orientación hacia la Defensa de las principales y más estratégicas sociedades dependientes de SEPI la ostentaría Defensa, y ve ahora cómo va a ser que no.

Parece, con todo, que todos tienen demasiados intereses en mangonear la SEPI. ¿Por qué será?

Share

La misión más estrambótica del ejército: Operación Antártica

Melchior+Island

Por Benjamín Dumas

Fuente: El Heraldo de Aragón

Nunca llegamos a sospechar que las inclemencias archiconocidas de la capital maña, donde cuando se pone hace un aire brutal y un frío que pela, fueran a ser tan buena escuela para nuestros soldados.

Ha hecho falta un insustancial artículo del Heraldo de Aragón para conocer, con todo el orgullo baturro del periódico, que es precisamente uno de Zaragoza el que dirige la misión militar más austral y estrambótica de nuestro aguerrido ejército. Nada menos que la Antártida, donde, como si de verdad existiera allí un escenario que requiera militar alguno, se despliega un contingente de nuestro glorioso (y polar) ejército para dar protección y seguridad a los ateridos científicos que realizan la campaña de investigación anual.

A algún desaprensivo le puede parecer un tanto excéntrico mantener una base militar y un destacamento, año tras año, de soldados para, se dice, dar soporte logístico y garantizar la seguridad de los científicos que en el verano polar realizan sus experimentos científicos en la Antártida. ¿Defenderlos de qué?, ¿darles seguridad frente a quién?

Tal vez si los militares, pongamos por ejemplo, dejaran de comprar material sofisticado del que se usa en la Antártida , o si el que tienen se transfiriera a la ciencia, sería protección más que sobrada y más barata para las arcas públicas, porque, en realidad, si el despliegue militar de España en 17 escenarios actuales no tiene razón de ser alguna, la mayor sinrazón de todas es la de este destacamento dispendioso e ilógico de militares yendo a pasar frío al Polo.

Para elegir el contingente antártico de militares se cuentan ciertos méritos que no nos dejan indiferentes por su desatino

De media, estos militares tienen 39 años de edad y casi 19 de experiencia militar en al menos cinco destinos diferentes. Este último aspecto es uno de los criterios que más pesa a la hora del proceso de selección. También se tienen en cuenta la formación específica, méritos profesionales y tener un buen nivel de inglés, además de capacidades añadidas en francés e italiano.

El comandante baturro, de nombre Daniel Vélez, afirma con gallardo porte militar que es un orgullo para él mandar este destacamento y afirma, para mayor irrisión, que ésta es la mayor experiencia de su vida profesional.

Según El Heraldo, a nuestro Comandante polar le acompañan en su trascendental misión otros tantos militares «aragoneses», como son el subteniente Luis Lavilla, nacido y destinado en Zaragoza; el brigada David Salvador, que nació en Lérida (lo cual no le convierte en aragonés en sí) pero que está destinado en Zaragoza; el brigada Fernando Suárez, natural de Oviedo y destinado en Jaca; y el sargento primero Pedro Portillo, nacido en Madrid y destinado en Zaragoza.

Para el buen fin de su acción militar, una vez designados estos militares se entrenan específicamente para su importante contribución a la seguridad nacional con ejercicios de montaña que realizan en Benasque y ejercicios acuáticos que hacen en la costa gallega.

El plan que van a realizar resulta cuando menos un pitorreo

A principios del mes que viene, los integrantes de la misión volarán hasta Buenos Aires en un vuelo convencional. Allí pasarán unos días reuniéndose con altas esferas del ejército argentino, que por cercanía será un gran aliado ante cualquier imprevisto. Desde la capital argentina se trasladarán a Punta Arenas, la ciudad más al sur de Chile, para viajar en un avión militar (aún no se sabe si será de las fuerzas armadas chilenas o brasileñas) hasta una isla llamada Rey Jorge, donde ya afrontarán el final de su largo viaje. Será el buque Sarmiento de Gamboa, del CSIC, el que les llevará a isla Decepción, el que será su hogar durante 85 días.

El encuentro con el personal investigador se producirá en esta última parte del trayecto, en Punta Arenas. Allí se pondrán cara por primera vez. Estos científicos pertenecen a la élite, tienen un nivel altísimo.

El Heraldo de Aragón, en su ingenuidad, nos da una clave hasta ahora no muy publicitada de las razones de esta misión militar.

Los miembros del CSIC no serán los únicos que recogerán datos: también los militares desarrollarán sus propias investigaciones para el Ejército, que están relacionadas con resistencia de materiales y comunicaciones, entre otros campos del saber

Es decir, no van a dar seguridad a nadie, sino a experimentar para sus intereses militaristas. Lo demás es encubrimiento y mera pantalla.

En todo caso, una misión militar más, que se encubre bajo el supuesto disfraz del CSIC, que esconde gasto militar, que militariza la ciencia, que detrae recursos que podrían tener un mejor uso científico si no se gastara en mandar militares y que nos cuesta un riñón.

Y ellos tan contentos.

Share

La remilitarización en Egipto y sus lecciones para España

Imagen de Kalasniblog

Imagen de Kalasniblog

Fuente:  El País.

Ya en agosto de 2013 nos hacíamos eco de que la remilitarización de Egipto era el peor negocio para la población.  Entonces titulábamos el artículo de esta manera:

Los militares egipcios y el militarismo yanki agravan el conflicto egipcio.

Más de 3 años después se confirman los funestos augurios:

Casi seis años después de la Revolución, la economía egipcia todavía no levanta cabeza: su crecimiento es anémico, la deuda se expande a un ritmo galopante y los consumidores padecen escasez de algunos productos básicos. En cambio, los negocios de las Fuerzas Armadas van viento en popa. A pesar del halo de secretismo que envuelve las actividades empresariales de la institución, algunos informes apuntan a que ha ampliado de forma notable su presencia en varios sectores durante los últimos años, bajo la presidencia del mariscal Abdelfatá al Sisi.

El grado de dependencia militar de la economía egipcia es considerable y muy preocupante:

Los proyectos económicos de las Fuerzas Armadas se realizan normalmente a través de cuatro partes: los proyectos de servicios Autoridad Nacional, dependiente del Ministerio de Defensa, la Autoridad Nacional de Producción Militar, dependiente del Ministerio de la Producción Militar y la Organización árabe independiente para la industrialización, los tres de los cuales son responsables de  un gran número de fábricas y empresas. La cuarta parte es la Autoridad de Ingeniería de las Fuerzas Armadas, dependiente del Ministerio de Defensa, que se dedica a proyectos de infraestructuras civiles y militares.

En Egipto son continuas las noticias de que diversos ministerios (Ministerio de Dotaciones, Ministerio de Fomento, Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano, …) renuncian a sus competencias para que sean desarrolladas por cualquier organismo militar paralelo.

El Ministerio de Defensa no sólo construye las carreteras, sino que además, dado que consideran a las carreteras como áreas estratégicas de importancia militar, Al Sisi les ha asignado la propiedad de sus laterales (en 2 km de profundidad):

En junio pasado Sisi emitió el Decreto 233/2016, que asigna los tramos de terreno a ambos lados de las carreteras construidas por el Ministerio de Defensa, que mide 2 km de profundidad, a las Fuerzas Armadas. El Ministerio considera que estas áreas estratégicas de importancia militar que no puede ser transmitida a la propiedad privada. Veintiún carreteras se vieron afectados por este decreto.

Pero esto no es todo, también una agencia dependiente del Ejército egipcio es la que fabrica los medicamentos oncológicos, otra se encarga de la importación de leche para lactantes, así como de la importación de diversos productos sanitarios.

En el mundo de la educación, el Ejército Egipcio también ha construido colegios y han sido elegidos para supervisar los servicios de alimentación y vivienda para los estudiantes.

En el sector energético, también hay actividad de las Fuerzas Armadas de Egipto:  así, han firmado acuerdos con China para construir planta de producción de energía solar y otro para producir unidades de aire acondicionado.

También ha habido 3 decretos para encargar a los militares, dotándoles de tierras públicas, de construir 3 piscifactorías.

Al menos 3 proyectos de restauración de su patrimonio cultural han sido realizados por los militares.

Pero no acaba aquí la militarización de Egipto.  Ahora empezamos con los privilegios militares:

En estos últimos años pasados, las actividades económicas de las Fuerzas Armadas han disfrutado de una serie de privilegios legislativos. En abril de 2012 el Parlamento aprobó las enmiendas a la Ley Militar Judicial 25/1966 que identifican la justicia militar como la única autoridad encargada de investigar los casos de ganancias ilícitas por parte de agentes militares, ninguno de los cuales han sido investigados antes de su retiro.

Sobhy emitió un decreto en junio pasado la exención de 574 instalaciones militares de impuesto sobre bienes inmuebles, incluyendo 52 clubes, 29 hoteles, 18 estaciones de verano y ocho salas de cine y teatros, además de una serie de edificios, espacios, sucursales de supermercados, mataderos mecanizados, edificios residenciales y villas .

En diciembre pasado Sisi emitió el Decreto 446/2016 tierras regulación desocupadas por las Fuerzas Armadas, ordenando que sus ingresos se utilizarán para la construcción de nuevas zonas militares.

Este decreto permitió a las Fuerzas Armadas para que establezcan empresas, ya sea por sí solo o con capital nacional o extranjero. También permitió la Compañía Nacional de Desarrollo de Recursos de pescado, afiliada a la Autoridad Nacional de Proyectos de Servicio, para establecer una empresa conjunta piscicultura con un inversor de Arabia Saudita y una empresa alemana especializada en la cría de peces de atún, (Compañía Internacional de Productos Marinos).

Las Fuerzas Armadas también goza de una ventaja competitiva adicional, ya que la mayor parte de su fuerza de trabajo se compone de los reclutas que no están sujetos a las leyes de trabajo civil.

Toda esta vorágine remilitarizadora está consiguiendo dos cosas:

  • Aumentar escandalosamente el PIB militar egipcio:

“No hay forma de conseguir una estimación correcta del volumen de la economía militar… Pero yo lo situaría entorno al 4% o al 5% del PIB, incluyendo solo las compañías que poseen formalmente”, sostiene un reputado economista egipcio que prefiere guardar el anonimato a causa de la sensibilidad del asunto.

  • Como decíamos al principio del artículo:  estancar la economía egipcia y empobrecer a sus ciudadanos.

¿Son necesarias más pruebas para demostrar la hecatombe que supone militarizar la economía?

La práctica políticas militaristas de Egipto nos suenan muy lejanas y antiguas.  Muchos podéis pensar que en España ya no ocurre eso.  Sin embargo, estaría bien que os dieseis una vuelta por nuestro informe Gasto Militar 2016 para comprobar que en España, al menos, ya se dedica un 2’7 % del PIB  a lo militar y que 12 de los 13 ministerios actuales esconden gasto militar.

¿Son necesarias más pruebas para que España y los ayuntamientos y provincias más militarizadas:  Ferrol, Cádiz, Cartagena, Zaragoza, Madrid, se den cuenta de que poner en manos militares la economía, la educación, la sanidad, la industria, …, es la peor apuesta de futuro que se puede hacer?

Share

El lobby militar hace negocio en la UE: crece la militarización

DIA+DE+EUROPA+IZADO+BANDERA+ACTIVIDADES+INFANTILES+AGORA+%283%29

Contando Estrelas

Fuente: Público

Pues sí, amigos y amigas. Se ha hecho realidad tangible y oficial, que es la certificación última de lo que hasta ahora era evidente pero se escondía: laUE proveerá de pasta a la industria armamentística de forma oficial y a las claras.

Y es que el Parlamento Europeo, esa tribuna de tribunos de nadie que representan al capital y a sus beneficios, acaba de aprobar apabullantemente (y en materia militarista no nos queda más remedio que decir que el consenso es apabullante y terrorífico) el dotar de presupuesto comunitario a la industria militar y al lobby de empresas de sangre que lo compone.

De momento, y para el presupuesto comunitario de los años 2017 a 2020 y en el capítulo nuevo de los mismos que se llamará «Preparatory Action for Defence Research»  habrá 25 millones de euros al año (100 en el cuatrienio) para financiar específicamente a la industria militar europea en proyectos de i+d militar.

¿Es todo lo que recibirá el lobby militar del presupuesto comunitario? no, porque hay que recordar que hace dos años autorizaron a que los fondos europeos de i+d genéricos también pudieran servir para la industria militar.

Si a este «empujón» comunitario sumamos además lo que cada país destina en sus propios presupuestos a la i+d militar, podemos decir que el lobby militar está de enhorabuena, es un ganador del nuevo orden mundial y de la nueva política europea.

Pero no acaba ahí. Europa prevé en el período 2021 a 2027 aumentar la aportación al i+d militar en la suma nada moderada de 3.500 millones de euros.

Y podríamos preguntarnos ¿cómo es posible esta vuelta de tuerca tan abrumadoramente militarista de la Europa que se dice (cierto que cada vez con la boca más pequeña) «de los derechos humanos»?

Pues en parte se lo debemos a personajes siniestros con nombres y apellidos, el lobby militarista que condiciona nuestra vida hacia lo peor y más negro de nuestro reciente pasado. Nombres como el de Fernando Abril-Martorell (de la española Indra), Tom Enders ( de la multinacional Airbus), Ian King (de BAE Systems), Håkan Buskhe (de la sueca Saab), Mauro Moretti ( de la italiana Finmeccanica), Antoine Bouvier (de MBDA, una de las empresas líderes a nivel europeo) o Arndt Schoenemann (de la alemana Liebherr-aeroespacial). Todos estos pájaros forman parte del grupo de personalidades que tanto bien hacen al negocio macabro de las armas. Estos tipos forman parte del «Grupo de alto nivel» creado por la Comisión Europea para asesorarla.

Para colmo, y según una portavoz de la «Red Europea contra el Comercio de armas», de nombre Laetitia Sadeou,

En teoría, la Comisión Europea no está obligada a aplicar las recomendaciones del Grupo, pero en la práctica sabemos que para conseguir una mayor participación de las compañías de armas en esta iniciativa, la Comisión seguramente sentirá que necesita complacerlas lo máximo posible

Osea, blanco y en botella.

Un nuevo y ahora visible giro de tuerca hacia la militarización de la política europea y una regresión a los años más negros del pasado siglo.

Share

Movilización en Sant Climent contra el campo de tiro

ICIP

Fuente: TV3

Da noticia la televisión catalana de la concentración de vecinos contra el campo de tiro de Sant Climent Sescebes (Gerona) provincia de  y las permanentes molestias de los militares a la pacífica población civil.

El 12 de octubre más de quinientas personas han acudido a la protesta convocada contra estas maniobras. Un nuevo ejemplo de la movilización de la gente contra las molestias constantes de la preparación de la guerra.

Nos parece importante poner en valor, precisamente porque la coincidencia de intereses entre los señores de la guerra y los dueños de los medios de comunicación resulta palmaria, estas cotidianas y frecuentes acciones de la gente común en protesta contra la preparación de la guerra.

Share

En Bizkaia se hartan de las maniobras del ejército

Parque+natural+de+Urkiola

Fernando Cuenca

Fuente: El Correo

Como en tantos otros puntos de la geografía peninsular, el Ejército decidió realizar unas maniobras militares en el Parque Natural de Urkiola sin dar cuenta previa (ni posterior) a las autoridades civiles.

No es ninguna novedad, porque es lo que vienen haciendo, cuando se les pone en sus marciales sitios, en los diversos lugares de la geografía, como es el caso de Doñana, donde pasan del gobierno claudicante del PSOE, o de Cataluña, donde pasan del más levantisco de Cataluña, o de Bardenas Reales, donde no les parece relevante la declaración de Patrimonio de la Biosfera del enclave y permanentemente hacen maniobras de entrenamiento con fuego real como antesala de la intervención en el exterior,  o en cualesquiera otros lugares donde se les apetece.

Lo diferencial, en este caso, es que frente al modelo PSOE de Andalucía de  agachar la cerviz, la Diputación de Bizkaia (PNV) ha exigido a los militares el respeto de la legalidad y la no presencia en enclaves naturales especialmente protegidos.

¿Quién tendrá razón: los militares y sus acciones agresivas hacia la naturaleza o quienes se oponen a ellos y a sus sinrazones lógicas?, ¿quienes se movilizan para entrenarse en la guerra o quienes lo hacen para desarrollar la paz?, ¿quiénes actúan en defensa de la sociedad: los que arrasan con los espacios naturales con sus absurdos y depredadores juegos de guerra o quienes luchan por la defensa de una naturaleza sostenible y al servicio de la sociedad?

Parece evidente. Y tan evidente que la población empieza a alzar su protesta, como ocurre en Barbate, o en la sierra de Aitana, o en Sant Climent de Sesebes, o en la Ribera del Ebro, o en Rota y Morón, o en  tantos otros lugares donde la población quiere paz y no armas y maniobras militares

Claro que parece también que los militares están dispuestos a pasarse la evidencia por el arco del triunfo alegando sus sinrazones de «interés para la defensa nacional».

Share

¿Recuperación de terrenos militares para San Fernando (Cádiz)?

camposoto

José M. Ruibérriz

Fuente: La Vanguardia

San Fernando viene reivindicando desde hace más de 14 años la recuperación de terrenos militares para las necesidades del municipio, pero hasta ahora Defensa se ha negado a ello. Hace ya tiempo nos hicimos eco de esta situación.

Hace unos días Defensa comunicó que se aviene a negociar, y propone entregar las instalaciones en desuso del Centro de Formación de Tropa número dos y el Regimiento de Artillería de Costa número cuatro, por no tener ya actividad.

El municipio no quiere este caramelo envenenado y reivindica otra zona de Camposoto,  fuera del área de alta actividad militar y con «mayor capacidad de desarrollo real».

Donde el municipio reclama terrenos para el desarrollo local, Defensa busca un negocio fácil y desprenderse de una obsolescencia que no les sirve para nada y en una zona de ínfimo aprovechamiento social, pues no en vano está en el meollo del área de alta actividad militar y afectado por el famoso «interés para la defensa» que limita al capricho militar los usos del terreno.

Esperemos que la presión social haga que los intereses de los militares queden, por una vez, doblegados por las necesidades sociales.

Share

La afinidad militar de PP, Ciudadanos y PSOE ¿clave para el nuevo gobierno?

Jorge+Amado

Landahlauts

Fuente: Infodefensa

Si hacemos caso de lo que propone el medio de difusión de los intereses de la industria militar española, Infodefensa, el Documento con el que el PP quiere seducir a Ciudadanos y PSOE para que le ayuden a gobernar otra legislatura incorpora propuestas para fortalecer el polo militar y los intereses financieros del militarismo.

Llama, en primer lugar, la atención que este sea un punto del pacto que se propone cuando, en la opinión pública, el tema militar/militarista es silenciado, pasa desapercibido y parece que ni existe.

Sin embargo, que forme parte de los puntos de dicho pacto resulta, cuando menos, muy llamativo y algo esclarecedor.

Dice el pacto, según refiere Infodefensa, que hay que buscar un marco estable a la financiación del gasto militar a corto, medio y largo plazo, lo que traducido al idioma normalizado de la gente de a pié quiere decir que quieren garantizarse pasta y más pasta para ahora y para siempre en inversiones en militarismo.

Llama la atención la justificación que hace el PP; una justificación que, de no ser porque la consideran compartida, no realizarían, porque les saldrían de inmediato a contradecirla: «existe coincidencia con PSOE y Ciudadanos» al respecto, destacándose entre los aspectos de este consenso de piedra aspectos variopintos como:

1.- El intervencionismo en el que nos hemos embarcado con la argucia de las «misiones internacionales de paz»

2.- Asegurar el nivel de gasto y privilegios militares actuales en lo que llaman «necesidades de personal y movilidad de las FAS» (no se plantean, por ejemplo, que sobran militares a mansalva, o el despropósito de contar con 1´7 efectivos por cada mando, contra toda lógica.

3.- Realizar una nueva ley de seguridad nacional que nos imponga nuevos compromisos y cargas indelebles con el aparato de defensa y preparación de la guerra

4.- La manida «lucha contra el terrorismo», ahora reconvertida en nuevo discurso sobre el «enemigo» para justificar el militarismo brutal que padecemos y parece que se quiere reforzar

5.- Y mimar mucho más la industria militar con la retórica argumentación de ampliar la competitividad y eficacia de este «sector estratégico»

Más o menos la vieja idea de la casta de sacar adelante su programa de máximos en militarismo y de que la política de defensa es una política de estado que no admite variaciones ni críticas y que hay que resguardar y proteger incluso de las veleidades democráticas de una población «desinformada» y «poco comprometida con la defensa».

Total, que pretenden cerrar la posibilidad de todo debate acerca de qué  entendemos por seguridad (si seguridad militar o seguridad humana) o sobre qué queremos defender (si esos valores difusos y patrióticos que la casta pretende ser tan dignos de valor o cosas más mundanas como la calidad de la sanidad, la educación, el derecho a trabajo y otros logros sociales escatimados por estos «defensores» de pacotilla); pretenden impedir toda crítica a las puertas giratorias de la defensa o al gasto y deuda militar a la que nos han arrastrado estas políticas.

Y es que esta pretensión del PP, al parecer con la aquiescencia de Ciudadanos y PSOE, nos hurta la soberanía en materia de defensa, nos «sobrerepresenta» en función de una supuesta legitimidad que nadie les ha otorgado en esta materia y que ha servido para que los de arriba nos impongan, con sus políticas de lucro y de defensa de sus intereses exclusivos, nuestro empobrecimiento y dependencia de lo más nefasto del militarismo.

Quieren cerrar el debate, antes de que lo haya, porque no quieren debate ni cuestionamiento de sus malas políticas, sino resignación y miedo, como hasta ahora, para que puedan seguir haciendo lo que les venga en gana.

Share

Colaboración con el militarismo desde el Ministerio de Educación

Chryslus+Rocket+%7C+PMC+41

Por jeici1

Fuente: BOE.

Los diversos ministerios y sus organismos adscritos, como hemos dicho en otras ocasiones, colaboran de múltiples formas con el militarismo:  una es encubriendo partidas económicas en sus presupuestos destinadas a financiar actividades militares, pero no es la única.

Un ejemplo de colaboración del Ministerio de Educación, en este caso por medio de su «Instituto de Fusión Nuclear» lo encontramos en el convenio de colaboración publicado en el BOE y firmado entre dicho Instituto y el Ministerio de Defensa.

El instituto en cuestión se compromete a promover varias conferencias a cambio de una cantidad de dinero que Defensa le facilita (15.000 euros) con cargo a la partida 14.01.121M2.226.06 de los presupuestos de 2016.

Las charlas/mesas redondas donde según el compromiso el Instituto debe ensalzar la política de seguridad de Defensa son

– CBRNe (Chemical, Biological, Radiological and explosives) Summit Europe 2016,del 2 al 4 de marzo, en París (Francia).
– NCT (Non convencional Threat) CBRNe USA, del 3 al 5 de mayo, en Washington(Estados Unidos).
– CBRNE Applied Science and Consequence management World Congress, del 30 demayo al 3 de junio, en Tbilisi (Georgia).
– Gobal Initicave to Combat Nuclear Terrorism (GITNT), del 15 al 16 de junio, en LaHaya (Países Bajos).
– Otras reuniones de la misma naturaleza, todavía sin confirmar, que pueden celebrarse durante este año 2016, así como encuentros preparatorios o de evaluación de conclusiones con personalidades españolas o extranjeras en España.
– Una Mesa Redonda, en las instalaciones del Instituto de Fusión Nuclear, para personal del Ministerio de Defensa, previamente seleccionado por la Secretaría General de Política de Defensa, hasta un máximo de 25 asistentes, a celebrarse durante el mes de octubre, en fecha concreta aún por determinar, con el título de «Amenazas nucleares y riesgos para la Seguridad: identificación de los retos a la seguridad nuclear».
– Una segunda Mesa Redonda, en las instalaciones del Ministerio de Defensa por motivos de la seguridad de los contenidos reservados propios de la materia, para personal del Ministerio de Defensa, previamente seleccionado por la Secretaría General de política Defensa, hasta un máximo de 15 asistentes, a celebrarse durante el mes de noviembre,en fecha concreta aún por determinar, con el título de «Capacidades defensivas NRBQ
¿Valen para algo estos encuentros en lo que se refiere a la seguridad nacional?  Para nada en absoluto, pero es una bonita manera ideada por Defensa para vender la moto e ir implicando instancias de todo tipo en su «sensibilización» militarista.
Share

El arresto de una piscina

Totem+1+%28izq%29

Por Joslud1

Fuente: Público

Nos informa uno de los blogs de Público de una costumbre militar que hunde sus raíces, esto lo decimos nosotros, en ancestrales concepciones penales que han pasado sin revisión crítica alguna en el ejército, esa institución tan remisa al cambio.

Y es que los militares, seguramente que imbuidos aún en el espíritu animista de otras épocas, siguen siendo capaces, sin que se les mueva una pestaña de sonrojo, de arrestar a un ladrillo y pintarlo del infamante amarillo de los relapsos de la inquisición, si todo un rey se tropieza con él; o de una piscina, a la que precintan y dejan «seca» si muere ahogado alguien en ella, como pasaba en la Edad Media, cuando se quemaba una viga en castigo y para que aprendieran las demás, si se caía sobre un trabajador o un marino.

Hay miles de historias, de antes y de ahora, por el estilo que relatan absurdos castigos a las cosas o a las personas cosificadas en el ejército, aunque en realidad ninguna norma jurídica recoja, ni pueda recoger que se sepa, semejante cuadro de sanciones animistas.

Los objetos, queridos militares, no tienen alma:  no pueden tampoco gafarnos, ni aprender de sus errores. Ni siquiera (y esto ocurre también en cierta categoría de personas y de profesiones) piensan ni pueden conmoverse. Su castigo no tiene sentido, en cierto modo como casi todo lo que tiene que ver con el atavismo propio de los ejércitos, que deberían, igualmente, empezar a integrar los anaqueles de los museos y los libros de mitos y leyendas.

Pero, ya que estamos, pasemos a un segundo plano de este pensamiento mágico que impregna el militarismo y el ejército. Daría la sensación de que la misma cadena de razonamientos que le llevan a un militar a arrestar a una silla, le llevan también a consagrarse la obediencia ciega, a proclamar el amor a ese vacío de sentido que es la «patria», la «bandera» o el «honor», a creer a pies juntillas en el celo en la aplicación del régimen y la «cadena» de mando, o a aplicarse ciegamente en el ridículo de hacer de la violencia y de la guerra el intento de solución de los problemas de la humanidad.

El animismo, da la impresión, es parte de la concepción simplista y mágica con la que el militarismo concibe el mundo y pretende «someterlo a control».  En fin, la cultura militar…

¡Con todo lo que ha llovido…!

Share
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed